Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Mensaje por Maggie Craig el Vie Ago 25, 2017 5:43 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Habían pasado ya unos días desde que mi vida había dado un giro de 180 grados, y es que noches atrás conocí un joven ilusionista que arriesgó su vida por salvar la mía. En agradecimiento por ello, le ofrecí un trato que jamás se me hubiese pasado por la cabeza hacer con ningún otro. Y es que de forma curiosa, habíamos terminado convirtiéndonos en compañeros de habitación.
No negaré que cuando salía del hostal por las noches para irme de caza y pensaba en todo lo sucedido, no me recriminaba la insensatez que había cometido al dejar entrar de esa forma tan impulsiva  a un desconocido en mi vida. Pero las horas iban pasando, el recuerdo de su sonrisa y su particular forma de ser venían también a mi mente, y entonces un extraño sentimiento de bienestar afloraba en mí.

Fueron pasando los días, con sus respectivas noches, y lo que para mí siempre habían sido largas veladas de caza hasta el amanecer, fueron acortándose cada vez más. Y es que cuando todavía faltaban unas horas para la llegada del alba, volvía a esa humilde habitación que compartíamos para, con la excusa de que la noche no había sido del todo fructífera, dormir unas horas a su lado. Poco a poco las pesadillas que arrasaban todo mi ser cada noche fueron menguando, y aunque no habían desaparecido del todo me bastaba con abrir los ojos y saber que no estaba sola; aunque el miedo de no saber si aquel inmortal volvería alguna noche a terminar lo que empezó mantenía mi alma en vilo, especialmente porque si Kalen se encontraba cerca en esos momentos también podría pagar las consecuencias.

Esa mañana, además, acepté el plan de levantarnos temprano e ir al mercado para abastecernos de alimentos. Al parecer la noche anterior había sido rentable para el joven ilusionista, y para que negarlo, los pequeños trabajos que me iban encargando esposas despechadas iban cada vez mejor. Así que, habiendo dormido solo unas horas, pero ilusionada de pasear por la calle al lado de Kalen, ambos nos encaminamos hacía aquel lugar que probablemente estaría abarrotado a esas horas.

-Creo que es la primera vez en mi vida que voy acompañada a hacer la compra.- apunté con una pícara sonrisa, al mismo tiempo que sentía como la timidez ruborizaba mis mejillas. Desvié la mirada, incapaz de mantenérsela más tiempo y que viese el brillo de mi mirada, hacia el resto de viandantes con los que nos cruzábamos, fijándome particularmente en una pareja de enamorados que no dudaban en mostrar  su amor en público con dulces caricias. Suspiré contrariada volviendo a centrar mi atención en mi acompañante.- ¿Has pensado que es lo que quieres comprar? Conozco varios puestos donde trabajan mujeres a las que ayudé y nos harán buen precio.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 316
Puntos : 253
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Mensaje por Kalen Gremory el Mar Oct 16, 2018 12:45 am

Kalen, estaba ya en un estado bastante agotado vio aquel hombre viniendo hacia el, este apretó su mano tratando de pensar en ese momento un hechizo que pudiera matar al rival que venia hacia el , aunque este pudo sentir como el hombre estaba cargando un encantamiento también, elevo la ceja al ver como la chica lo mataba con una facilidad tremenda, haciendo que el hechicero dejara caer sus manos viendo como la joven se desplomaba a su lado y luego sonrió amplia mente al ver que ella había logrado salvarle, aunque le dolía todo ya que había abusado de la magia, viendo como ella cae a su lado y se busca inclinarse sobre ella para cerrar los ojos, y de esa forma toco la frente de ella realizando un ultimo hechizo antes de terminar quedando inconsciente.

- fenix addictis, vita renuevale


Aquellas palabras realizado por el brujo hicieron que la joven pudiera sentir como las energías volvían a su ser, como las heridas en ese momento desaparecían y se sentía como si hubiera pasado descansando mas del tiempo que esperaba pero en realidad no había pasado nada de ello, mientras que Kalen si se desplomaba a su lado ya que uso todo su poder para realizar ese conjuro que no podía ser usado en si mismo, sino tenia que ser usado si o si en otra persona. El muchacho estaba preocupado ya que en realidad el no quería que ella supiera lo que estaba pasando, por que se había vuelto perseguido por aquellos brujos que no temían en usar sus hechizo mas violentos y sanguinarios con tal de lograr su objetivo, que era la captura del muchacho... Pasaron las horas y el despertó finalmente cuando sintió una brisa fría en su cuerpo se notaba que el sol ya había terminado de descender y ambos estaban en algún lugar, que en ese momento el no era capaz de identificar donde estaba, solo podía sentir la brisa mientras sacudía su cabeza tratando de darse cuenta donde estaba y si era capaz de localizar a la chica, miro su brazo derecho donde ahora tenia un tatuaje de un ave que brillaba con una tonalidad azulada y el se toco esta quejándose levemente y buscando algo para cubrirla rápidamente y poder encontrar a Maggie por quien realmente estaba preocupado.


avatar
Kalen Gremory
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 66
Puntos : 69
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 16/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Mensaje por Maggie Craig el Sáb Oct 20, 2018 3:23 pm

Exhausta aunque totalmente satisfecha eran las dos palabras que podían definir mi lamentable estado en ese momento. Había resultado ser una cruenta batalla donde todos habíamos dado lo mejor de nosotros mismos, siendo consciente de que si no hubiese sido por el gran potencial oculto de Kalen a esas horas no estaría viva. Todavía me sorprendía que aquel chico tímido e introvertido que había conocido semanas atrás en el bosque, resultase ser un poderoso hechicero; aunque si había algo de particular en él es que desde que nuestros caminos se cruzaron casualmente, no había dejado de sorprenderme ni un solo día. Apenas podía abrir los ojos del abatimiento al que estaba sometida fruto del cansancio y los golpes recibidos de una forma u otra, más pude sentir como el hechicero se movía despacio hasta apoyarse delicadamente sobre mí. Sonreí dichosa, sorprendiéndome la sensación de protección que sentí al percibir la calidez que emanaba su cuerpo junto al mío, esa especie de felicidad incontrolable cuando estaba a su lado, mezcla de una paz y tranquilidad inexplicables. Entrelacé nuestras manos, acariciando suavemente con mi pulgar el dorso de la mano del hechicero. Necesitaba tener ese contacto con él, ese que demostrase que las cosas estaban bien entre nosotros.

Negué con la cabeza, esbozando una pícara sonrisa tras escucharle pronunciar unas extrañas palabras en un lenguaje que juraría que era latín, preguntándome que estaría tramando en esos momentos el joven brujo. ¿Sería eso lo que me sucedía con él? ¿Me habría hechizado con algún conjuro? Ladeé ligeramente la cabeza depositando con cuidado un suave beso en la mejilla, recordando entonces el encuentro que había tenido lugar entre nuestros labios por accidente por culpa de ese zorro sinvergüenza, notando como el rubor subía de nuevo a mis mejillas. Y aunque no se lo reconocería, durante parte de la contienda fue el sabor de ese beso el que me había dado fuerzas para luchar incluso cuando sentía que desfallecía.- ¿Qué está sucediendo?- susurré cuando sentí una especie de hormigueo que recorría todo mi cuerpo, consiguiendo que este se recuperase de forma acelerada. Parecía como si cada célula de mi cuerpo tuviese la energía suficiente para librar mil guerras más sin la necesidad de haber descansado, y mis heridas fueron cerrándose a ritmos vertiginosos, rompiendo toda la lógica del espacio tiempo.

Me erguí extrañada, y profundamente desconcertada mientras Kalen perdía totalmente el conocimiento. Cada vez tenía más claro que cada vez que usaba su magia era como si todas sus fuerzas desapareciesen, pero desconocía la razón. Apenas sabía nada de hechiceros ni de sus pagos por usar la magia, pero sería algo que averiguaría tarde o temprano. Más sin duda alguna, cuando usaba su magia, ésta le absorbía por completo como precio a pagar. Suspiré preocupada, acariciándole con suavidad su hermoso rostro que entonces parecía descansar. Tenía que sacarlo de allí antes de que la Inquisición llegase hasta el lugar alertado por algún vecino, y ocultarnos durante un tiempo en un lugar seguro hasta que comprobásemos que no habían más hechiceros que nos persiguiesen.

Con un sonoro silbido llamé a mi montura, que estaba más que acostumbrada a vigilar mis pasos por si teníamos que salir de alguna contienda con prisas. Sonreí al verla aparecer por el sendero con paso seguro y negando con la cabeza; probablemente pensaría que era un imán para meterme en líos, y no le faltaba mucha razón.- Necesito que lleves a Kalen a la cabaña del cazador que hay en el bosque norte de París y lo protejas hasta que yo llegue.- acaricié el hocico de mi caballo, obsequiando su valor con una dulce manzana.- No tardaré en reunirme con vosotros, solo voy a coger algunos útiles de supervivencia y antes de que anochezca estaré allí.- Con ayuda de mi montura que se inclinó para que entre tirones pudiese subir a Kalen sobre la silla y sujetarle firmemente, en pocos minutos el hechicero partió inconsciente hacia un lugar del bosque donde nadie nos encontraría. Era una pequeña cabaña legado de quien fue mi maestro antes de que marchase a tierras lejanas, y donde me sentía protegida.

No tardé en recorrer algunos puestos del mercado para recuperar todas las compras que se habían quedado dispersas cuando comenzó la contienda, esbozando una tímida sonrisa con el comentario de alguna vendedora y amiga que optaron por darme su opinión sobre la pareja tan bonita que hacíamos Kalen y yo. Sonrojada por sentirme feliz al escuchar esos comentarios, continué recogiendo enseres hasta que llegando al herrero le pedí prestado una pequeña mula que me serviría para llevar todo hasta la cabaña. Conocía secretos de éste que sabía que era mejor que siguiesen siendo secretos, así que en lugar de la mula me ofreció su corcel sin ningún problema. Así que minutos después, y tras haber cogido algo de ropa y armas de nuestra habitación del hostal, partí hacia el lugar que esperaba que tanto mi caballo como Kalen estuviesen esperando.

Con cautela, y sorprendiéndome de que no estuviesen esperando en la entrada, recorrí sobre la montura el perímetro de la casa, sonriendo al ver que mi caballo había decidido esconder a Kalen en un cobertizo cercano. Tal vez fuese una buena idea de que nadie nos viese entrar allí, así que en lugar de entrar por la puerta principal, escogí la puerta trasera para entrar a la cabaña, mientras esperaba que mi corcel se acercase con Kalen hasta allí para ayudarme a acostarlo en uno de los sofás del interior. –Ahora deberíais iros al cobertizo y cerrar las puertas, luego iré yo a echaron agua y ver si estáis bien.- le expliqué a mi caballo, dándole un terrón de azúcar. – De momento te he traido un nuevo amigo para que no te aburras, cuídalo.- y tras bajar todos los enseres y alforjas de ambos caballos, comencé a ordenar la casa en la que esperaba que nos mantuviésemos un tiempo ocultos.

Cerré todas y cada una de las contraventanas de la cabaña, atrancando con hierros las ventanas para que nadie pudiese acceder a ellas ni viese luz desde el exterior. Solo la puerta trasera sería la que usaríamos para entrar y salir, y ventilar la pequeña cabaña de madera. Me acerqué hasta la sala de estar donde Kalen descansaba, tapándolo con una cálida manta y prendiendo a escasos metros de donde se encontraba la chimenea. Durante el verano me dedicaba a cortar madera y llevarla allí, de modo que no pasaríamos frío durante varios días. Así como todo tipo de comida en conserva que me iban regalando y que llevaba hasta ese lugar por si en alguna tormenta me pillaba desprevenida. Aquella cabaña se había convertido en mi refugio cuando quería huir del resto del mundo, o cuando quería estar sola. Con la diferencia que en esta ocasión quería estar con Kalen alejada del resto del mundo.
Tras acariciar con suavidad su rostro y darle un cálido beso en la frente, comencé a ordenar todos los útiles que había llevado, a preparar la comida y adecentar un poco el lugar esperando que Kalen mientras tanto despertase de su largo trance.






Maggie:


With you by my side everything makes sense:


Our last dance. Kenner y Maggie:






Me encanta Jean, muchas gracias ♥️:

Gracias Gael, ♥️. Furious pomeranian:
avatar
Maggie Craig
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 316
Puntos : 253
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 13/11/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Mensaje por Kalen Gremory el Mar Nov 06, 2018 5:11 pm

Aquello había costado a Kalen prácticamente todo lo que quedaba de su energía y parte de sus heridas, heridas que ella había recibido ahora estaban sobre el cuerpo del brujo estas se abrieron casi de forma instantánea y quedo dolorido, estaba sudando un poco, tenia sus heridas propias por el hecho de a ver usado a la naturaleza para arrebatarla la vida a un ser vivo, era una de las leyes que el jamas podía romper cuando se trataba de usar magia arcaica de chamanes diseñada para ayudar a la naturaleza y colaborar con el usuario en mejorar la vida, no para asesinar o causar actos de violencia como el hizo en ese momento, sus manos y torso estaban heridos, el abrió los ojos de forma violenta, tenia en este in liquido verdoso como si su sus lagrimas se habían vuelto verde. Este con algo de dificultad se puso de pie y miro a maggie tomando su mano rápidamente menciono mientras aquello viscoso salia de sus ojos.

-Preciso... preciso romero y equinácea, algo afilado y una tinaja grande para vomitar rapido...

Dijo el hechicero mientras tomaba lo afilado que era lo primero que llego a sus manos, ya que ella siempre andaba armada y el lo sabia, tomando aquello se hizo heridas en la parte contraria de sus palmas, la primera fue la mas fácil aunque se veía dolor en su rostro, ya que era un lugar sensible de su mano por las venas, y lo mismo hizo en su otra mano eran dos runas distintas terminando aquello choco sus puños haciendo que una imagen runica se formara por la unión de ambas.


Ciallaíonn Freya mo chuid wounds agus cuireann sé mo mhoire, agus mé ag iarraidh do reitheanna.

Recito en voz baja y la sangre que brotaba por sus heridas brillo en una tonalidad blanca, mientras a el le venia una arqueada y vomito el liquido blanco, que seguía saliendo por su boca este miraba a su chica y de escupitajo a escupitajo le mencionaba.

-Tranquila tengo que pagar el pecado de mi acción contra la naturaleza, cof cof cof

Dijo vomitando nuevamente en aquella tinaja, manteniendo sus manos unidas le dolía y se le cansaban, pero se esforzaba en mantenerlas así.


avatar
Kalen Gremory
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 66
Puntos : 69
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 16/04/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi tempestad y mi calma [Privado Kalen Gremory]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.