Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org




La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Miér Oct 11, 2017 7:15 am

Recuerdo del primer mensaje :

Por fin todo ha terminado, por fin podía decir que era libre de aquella maldición que durante dos meses había ido debilitando mi cuerpo, extendiéndose por este dejando unas marcas y unas runas extrañas que no hacían otra cosa que marcar mi piel y consumiéndose a mí paso. Sabía que si no hubiera sido por aquel engaño que me hizo el vampiro en el que quiso compartir la maldición, y que al final acabé compartiendo con Joe, mi final hubiera llegado mucho antes de lo que hubiera siquiera imaginado. Eso nos había hecho ganar el tiempo necesario para ir al norte y buscar a aquella bruja, sabía que el vampiro tramaba algo y no supe cómo no me di cuenta de lo que pretendía hacer pero perderlo frente a mis ojos fue algo que me dolió demasiado, por suerte había podido encontrar a Joe a tiempo para ir en busca de ese templo, encontrar a esa diosa, bajar al infierno y recuperar al vampiro porque no iba a dejarlo allí por haberse sacrificado por mí, aunque no hubiera sido por eso habría ido sin dudarlo en su búsqueda para sacarlo y que volviera conmigo, me había dado cuenta de que lo necesitaba más que nunca, mis días –o mis noches- no eran lo mismo si él no estaba a mí lado y ese mes que pasé lejos del vampiro fue la prueba fehaciente de que lo necesitaba como un vampiro puede necesitar la sangre para vivir, no concebía la idea de no tenerlo conmigo y después de todo lo que habíamos pasado si de algo tenía claro es que habíamos sido unos completos idiotas al perder tanto tiempo con aquel juego que nos traíamos durante siglos, al final no habíamos podido evitar lo que los dos en parte temíamos, porque si él temía el tener una relación conmigo yo temía que el vampiro no sintiera nada por mí... pero las cosas habían sido bastante más diferentes de lo que una vez pudimos siquiera pensar o imaginar.

Atrás quedaba esos dos meses infernales que habíamos pasado, ahora que estaba libre de toda maldición y que había rescatado al vampiro lo que quería era pasar un tiempo tranquila con él, solos, disfrutar de esa eternidad que teníamos por delante sintiendo que los lazos que nos unían eran más fuertes, todos aquellos obstáculos no habían hecho sino que fortalecer nuestra relación, supuse que si le quedaban alguna mínima duda al vampiro de lo que sentía por él después de haber bajado al infierno se hubiera disipado, de hecho todavía me costaba creer que me hubiera pedido que me casara con él, en el viaje al norte pensé que lo había hecho para darme un motivo más por el que luchar, sin embargo cuando reiteró que quería casarse conmigo y que su proposición seguía en pie me di cuenta de que iba totalmente en serio. Sabía cómo era el vampiro, cómo le costaba demostrar sus sentimientos o al menos decirlos, pero yo sabía leer entre líneas y aunque él no se diera cuenta con muchas de sus acciones, con la forma en que tenía de mirarme o incluso de acariciarme me decía mucho más que un posible “te quiero” de sus labios, sabía que le costaba y yo no le instigaba a que me lo dijera, me gustaba que lo hiciera pero quería que fuera porque él me lo decía a porque yo se lo pedía.

Habíamos decidido irnos de viaje por un tiempo, alejarnos de París y de todo lo que ello conllevaba y habíamos puesto rumbo a Rumanía. Lo cierto es que ya había estado una vez hacía unos siglos en aquel lugar, aunque fue en una época en la que Assur y yo estábamos distanciados y en la que si me hubiera encontrado con el vampiro lo habría matado puesto que fue después de traicionarme y de venderme a la  Inquisición, sim embargo quería que me mostrara aquel país en el que sabía que había vivido durante muchos siglos allí, tenía parte de sus residencias allí y no dudaba de que después de la boda de su hermano, a la cual tendríamos que volver para que el vampiro me viera coger el ramo aunque yo pensaba más que quería ver como acababa con las demás humanas, volvería a Rumanía. No me importaba estar en París o quedarnos en Rumanía o en cualquier otro lugar siempre y cuando estuviera junto al vampiro, como ya le había dicho una vez siempre había viajado por el mundo sin tener un lugar fijo donde quedarme. El viaje fue bastante agotador porque nada más volver de París a los dos días ya partimos hacia Rumanía, como no sus esclavas nos acompañaron para poder alimentarnos en esos días y finalmente llegamos de noche, el frío se notaba algo más en aquella ciudad que en París y la gente iba más tapada. Un carruaje nos acercó hasta uno de los lugares de residencia que tenía allí el vampiro, un castillo por el cual pasé de lejos cuando estuve en la ciudad pero que no quise buscarlo porque mi odio en ese momento era demasiado visceral.


-¿Sabes que una vez estuve aquí? –Pregunté buscando la mirada del vampiro todavía en el carruaje mientras nos acercábamos y el castillo cada vez se hacía más grande- pasé un tiempo en esta ciudad hace ya algunos siglos, recuerdo pasar por este mismo lugar aunque no llegué a entrar ni quise hacerlo tampoco... por esa época te odiaba hasta tal punto de querer matarte –sonreí de lado buscando sus labios con los míos- y ahora mira, siglos después vuelvo para entrar contigo de tú mano, ¿quién me lo iba a decir? –Besé sus labios de forma lenta con una sonrisa acariciando su rostro con una de mis manos hasta que el carruaje paró y me separé mordiendo su labio inferior sin dejar de mirarlo. Fue él quien bajó primero tendiéndome su mano como un caballero para ayudarme a bajar y me quedé mirando el impresionante castillo que se alzaba frente a mí- tal y como lo recordaba, digno de un demonio como tú –comenté con cierto tono divertido dejando un mordisco en su cuello- ¿vamos? –Pregunté enlazando mis dedos con los suyos, lo cierto es que estaba un pelín nerviosa y no sabía bien por qué, además ahora era él quien jugaba en casa.  


Última edición por Sunshine Denveraux el Mar Dic 05, 2017 12:45 pm, editado 2 veces




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Miér Feb 21, 2018 7:16 am

No necesitaba leer su mente para saber que algo le inquietaba a Sun, ladeé la sonrisa ante su pregunta, obvio era que sabría que había ido a visitar a la egipcia, mas tampoco era mi intención ocultárselo, simplemente prefería..no preocuparla mas de lo esperado.
-¿así que ahora le lees la mente a mi servicio? -pregunté buscando sus labios tratando de eludir una conversación que a todas todas parecía venirme de frente.

Enarqué una ceja contra su boca cuando su pregunta afilada como ninguna otra llegó a mis oídos.
Lo primero que hacen los monstruos es ponerse a la defensiva y exactamente fue eso lo que encontró al enfrentar sus pardos contra mis aceros.
-¿y esto es pro haber ido a ver a Cleopatra? -pregunté con cierta incredibilidad netas de que Sun, que ya me conocía muy bien, calmara las aguas bravas con sutiles palabras.

Medité en silencio lo que me decía ¿quería casarme? Pues no lo sabia...yo nunca había ligado mi vida a la de nadie, bien era cierto que quería a Sun, compartir mi vida con la suya el tiempo que se nos permitiera, pero ¿estaba preparado para dar el paso?
-No lo se -confesé viendo dolor y decepción en su mirada. Mi petición nada tuvo que ver con calmar a una mujer medio muerta, créeme. Te lo pedí porque si quiero estar contigo, si te deseo y intento ser mejor para ti, mas es cierto que no he logrado todavía decir esas palabras que para mi están malditas. Yo no he sido educado para formar una familia si no para ser caos, muerte, para reinar en la oscuridad y mi padre aunque no lo creas hizo bien su trabajo con todos y cada uno de sus hijos no engendrados.

Me encogí de hombros mirándola.
Todos acabamos huyendo de aquello que pueda hacernos sentir Sun. Mi hermana ha dejado a Sahale ir porque no es capaz de redimirse y yo tampoco Sun, siempre seré un monstruo, no soy tan distinto al demonio que me creo ¿crees poder ser feliz con alguien como yo? No estoy muy dado a la felicidad si no a los juegos de tronos en los que siempre salgo ganando.

Me acerqué al mueble bar para servir sendos vasos de bourbon y regresé nuevamente a ella, tomando asiento a su lado. Mis dedos rozaron su gélida piel, dejandole uno de los vasos en su mano.
Deslicé mi nariz por su cuello, sintiendo el paso de la sangre desaforada por su cuello.
-Si hubieras visto lo que yo, si hubieras vivido el paso de las eras entenderías a lo que me refiero..susurré contra su piel erizando su bello con mi aliento.




Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Vie Mar 16, 2018 10:51 am

De hecho aunque pensara lo contrario no me hacía falta leer la mente del personal para saber lo que había pasado cuando se fue, aunque de haberlo querido saber no me hubiera costado mucho encontrar al humano y hondear en sus pensamientos... sin embargo no había hecho falta porque estos eran bastante fuertes y aunque no hubiera querido leerlos habría sido imposible, con el paso del tiempo había aprendido a no leer en la mente de los demás porque podría ser bastante ruidoso y molesto en grandes aglomeraciones, pero cuando unos pensamientos gritaban tan fuerte era difícil no escucharlos. Assur lo tenía más fácil porque si él no quería que le leyeran la mente con su bloqueo era más que suficiente, bastaba para que ningún vampiro pudiera leérsela... pero los humanos no tenían esa habilidad y sí, había escuchado los pensamientos del humano que había ido con él, y no, no lo había hecho por propia voluntad. Sabía que no iba a querer mantener su conversación pero lo cierto es que yo llevaba dándole vueltas varios días y no me lo había podido quitar de la mente. Ya no era solo el hecho de que apareciera una antigua amante suya que quería verlo muerto, entendía que él era un vampiro milenario muy antiguo que con el paso de los milenios se habría ganado enemigos por doquier, eso lo entendía perfectamente... la aparición de Cleopatra había sido inesperada sobre todo en ese viaje en el que buscábamos un poco de paz después de los meses que habíamos pasado, porque aunque para él su estancia en ese infierno fuera como si hubiera pasado horas yo me había tirado todo un mes en su búsqueda para encontrarlo y necesitaba algo de calma, por eso le había pedido que me llevara a Rumanía. Sin embargo no había podido evitar pensar y preguntarme si era lo que realmente quería el vampiro porque, desde que me lo pidió, no habíamos hablado demasiado del tema y tampoco me había regalado nada, algo que me hiciera pensar que quería continuar hacia adelante. Si a eso le sumaba que conocía al vampiro y que no era de los que se ataba de esa forma, y que le costó bastante aceptar que teníamos una relación... pues las dudas aumentaban. Pero yo quería saberlo y pensaba que merecería saber si él quería, o no, seguir adelante con los planes de casarnos. Después de todo merecía saberlo.

Aunque en cierto sentido ya conocía la respuesta cuando formulé la pregunta, no era tonta y lo conocía demasiado para saber cómo era el vampiro, aunque esperé por su respuesta aun cuando ya la sabía. Y mis sospechas se confirmaron tras sus palabras, “no lo sé” había dicho confirmando algo que llevaba tiempo pensando pero que él no se había atrevido a decirme aunque no entendía tampoco el motivo para callarse. No pude evitar que el dolor se viera reflejado en mis ojos aun cuando sabía la respuesta, y de hecho seguía pensando que su proposición fue lo que yo había dicho y no lo que él pretendiera hacerme creer. Decía que quería estar conmigo, me deseaba e intentaba ser mejor para mí pero no me decía lo que yo realmente quería escuchar, sabía que le costaba y no le presionaba o forzaba para que lo dijera pero de vez en cuando aunque no fuera siempre sí necesitaba de oírlo. Se escudaba en que no había sido educado para formar una familia sino para ser caos y muerte, me quedé callada y no dije nada dejando que siguiera hablando y que dijera todo lo que tuviera que decir. Decía que no era dado a ser feliz ni a la felicidad sino más bien a esos juegos de tablero que había llevado toda su vida, se levantó para servir un par de copas volviendo de nuevo a sentarse a mi lado y aunque me entregó la copa no hice ademán de beber de ella porque no me apetecía. Siguió diciendo que si hubiera visto lo que él con el paso de las eras podría entenderlo, pero el caso es que no lo hacía. Sentí su nariz deslizándose por la piel de mi cuello susurrándome aquellas palabras que me erizó el vello por su cercanía. Hasta ese momento no había pronunciado palabra alguna así que cuando terminó de hablar fue que me separé de él y me levanté buscando un poco de distancia para aclarar mi mente, dejé el vaso en el mismo sitio de donde él lo había cogido sin dar siquiera un trago y me quedé frente a la ventana observando por esta dándole la espalda al vampiro. El tiempo había cambiado y esa noche había tormenta, podía ver como las gotas chocaban contra el cristal de la ventana y el viento movía las ramas de los árboles. Alcé una de mis manos llevando la yema de mi dedo al cristal para seguir el trazo de una de las gotas de lluvia bajando por este, la tormenta era como un irónico símil de cómo me sentía en esos momentos en los que mi cabeza iba a mil por hora y miles de pensamientos surcaban mi mente, era un caos y me alegré de que el vampiro no pudiera leerme la mente en esos momentos. Cerré los ojos un par de segundos y los volví a abrir antes de decir siquiera una palabra.


-Entonces creo que lo mejor es cancelar esos planes -¿qué sentido tenía si él dudaba en si casarse o no? Yo tenía las cosas muy claras pero, si él no las tenía, tampoco quería seguir adelante- mejor que sea ahora y no más adelante para hacerlo –me mordí el labio mirando todavía por la ventana- esto no significa que no quiera casarme, solo que no es el mejor momento –me giré para mirarlo y dejarlo claro- para estar conmigo no es necesario casarnos, y no quiero hacerlo si tú tienes dudas. El día que sepas que es lo que realmente quieres hacer y no tienes dudas al respecto entonces hablaremos de ello, no quiero que lo hagas dudando porque es un paso importante –o yo al menos lo veía así. Había hecho referencia a que todos huían de lo que sentían, que eran monstruos que no podían ser felices y que él mismo dudaba de que yo lo pudiera ser en algún momento estando a su lado- ¿sabes? Creo que realmente no te das la oportunidad siquiera de intentar ser feliz, que piensas que es algo como una lacra de la que debes deshacerte y quizás sea por influencias de tú padre, pero a veces tengo la sensación que no te permites serlo y que ni siquiera lo intentas... quizás porque para ti es más fácil escudarte en el hecho de que con juegos de tronos es más que suficiente. También pienso que si no me das la oportunidad de averiguar si puedo o no ser feliz a tu lado, ¿cómo lo voy a saber? Te saqué de ese maldito infierno, fui a por ti sin tan siquiera pensarlo porque no soportaba la idea de perderte... ¿qué más tengo que hacer para que te des cuenta de que quiero estar contigo? –Me mordí el labio y aparté la mirada hacia un lado sin saber cómo explicarme, qué decir o hacer para que lo entendiera- tampoco comprendo por qué no me lo has dicho, por qué te has callado tus dudas y no las hemos hablado.... –lancé un suspiro y luego lo miré- sé que te cuesta expresarte y decir las cosas, nunca te he presionado para decir esas palabras que según tú “están malditas”, pero al menos pensé que había confianza para decir las cosas –hice otra pausa- sé que tenemos otras preocupaciones más importantes en las que centrarnos, como esa vampira, pero ahora mismo no estoy para nada... necesito despejarme –dije antes de salir por la puerta dejándolo allí, mi cabeza era un torbellino de pensamientos y necesitaba despejarme porque aunque no quisiera mostrarlo delante del vampiro me había dolido que me dijera eso, así que puse una distancia que necesitaba y bajé dirigiéndome a la puerta donde a pesar de que me avisaron que estaba lloviendo y que no debía de salir no hice ni caso, aparté a uno de los criados y salí dejando que la lluvia me mojara, no me alejé de la mansión pero sí dejé que el viento y la lluvia me despejaran.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Mar Mar 20, 2018 1:54 am

No podía negar que todas y cada una de sus palabras estaban tan llenas de verdad como de dolor, no se esperaba que reconociera por primera vez desde que nos prometimos que no sabia si quería o no casarme. Cuando estuve cerca de perderla se lo pedí, no lo hice por pena, si no porque de verdad no imaginaba, no imagino, mi vida sin ella, eso no había cambiado, si echaba la vista atrás, siempre había estado con ella de una forma u otra con ella. Yo no estaba hecho para amar, era un demonio, un ser de la noche condenado a la infelicidad, así me había hecho mi padre, así había sido educado y ahora estaba condenado a no permitirme ni siquiera claudicar.

Permanecí en silencio sepulcral, porque de alguna manera no podía contestar, era cierto, jamas me permití ser feliz, peor porque la utopía te convertirte en un ser débil, contra mi conspiraba demasiada gente como para poder bajar la guardia y vivir un cuento de hadas.
Hanía se dio cuenta y salió corriendo, chica lista, peor Sun permanecía allí, frente a mi, y su dolor de algún modo me traspasó, aunque incapaz de mostrar mis sentimientos me lo guarde.

La inmortal escapó, no espero que la detuviera, no lo hice tampoco, me limité a seguir su estela con mis ojos rojos.
Fue en ese instante cuando desperté, atajé la distancia corriendo escalaras abajo y dándole caza en el exterior.
La detuve del brazo esperando que sus acuosos pardos me devolvieran la mirada, pero no estaba la luz que de normal la acompañaba.
Una lluvia primero fina como caricias y después plagada de tormentas se cernió sobre nosotros, no había frio, pero si vació.
-Sun, no soy el mejor de los inmortales al que puedes enlazar a tu vida, a mi lado nunca hallaras la paz, soy complicado, peligroso, creo que nunca podré hacerte feliz, pero si de verdad me quieres vas a tener que tirar de mi en esto, soy incapaz de hacerlo solo.
Me encogí de hombros, estaba siéndole sincero, no creía que jamas estuviera preparado para atarme, para el compromiso, porque me aterraba el amor en todas y cada una de sus formas.

El agua se acumulaba en mis pestañas, resbalaba por mi pelo goteando sobre mi rostro y muriendo en mis labios. Atajé la distancia que me separaba del curvilíneo cuerpo de la inmortal, la tela de las ropas se pegaba a su cuerpo.
-Soy experto en hacer daño a aquello que quiero -susurré contra su boca. Mi frente se pegó a la ajena, nuestros labios entreabiertos se acariciaban etéreos - ¿estas segura de querer ligar a un ser como yo tu inmortalidad?
Conocía a Sun, siempre hizo lo que quiso, como yo, ninguno conocía secretos en lo referente a la pasión, yo por contra apenas gateaba con esto del amor -¿estas segura Sun?


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Jue Abr 12, 2018 11:07 am

I let it fall, my heart
And as it fell, you rose to claim it
It was dark and I was over
Until you kissed my lips and you saved me
My hands, they're strong
But my knees were far too weak
To stand in your arms without falling to your feet
So I set fire to the rain







Sabía perfectamente cuáles iban a ser las palabras del vampiro antes siquiera de que me las dijera realmente, porque aunque era cierto que le había preguntado sobre el hecho si quería casarse de verdad o no yo conocía la respuesta antes siquiera de que me la hubiera hecho él. Porque había sido algo que había estado pensando durante un tiempo y, aunque lo dejé pasar, sí que era cierto que me tenía en cierto sentido preocupada que no me dijera nada sobre la boda, que no hiciera comentario alguno como si nunca hubiera existido una petición por su parte. Y es que todo aquello no podía hacer que evitara pensar que en realidad su petición había sido por lo que había dicho; darme ánimos en un momento en el que mí no-vida colgaba y pendía de un hilo. Había sido uno de los peores momentos de mi vida porque realmente llegué a pensar que no saldría con vida de allí y que no lo lograríamos, que hasta aquel momento llegaba mi existencia justo cuando más ganas había tenido por continuarla por haber empezado algo por el vampiro. El que él no me dijera nada acerca de la boda o siquiera me hubiera dado algún anillo, algún collar o algo era lo que me hizo pensar que no quería casarse y ese pensamiento fue cobrando fuerza conforme fueron pasando los días y las noches sucediéndose en el tiempo. En esos momentos nada tenía que ver que una antigua amante suya apareciera con intenciones de querer matarlo y de acabar con su existencia condenando, de esa forma, también la mía porque era cierto que yo no podía vivir sin el vampiro y demostrado había quedado en aquel horrible, tortuoso y eterno mes que pasé sin él. Cierto que me preocupaba el hecho de que apareciera cuando habíamos ido a Rumanía con la intención de pasar una temporada tranquila tras todo lo que nos había pasado, también me preocupaba que quisiera acabar con su existencia pero en esos momentos en los que me atreví a dar el paso y hacerle esa pregunta mi mente era como si se hubiera bloqueado. Porque sabía la respuesta a mi pregunta y porque no me sorprendieron sus palabras en absoluto, ¿dolieron? Como miles de estacas atravesándome el corazón sin piedad alguna... y aunque ya sabía que el golpe iba a ser duro igualmente eso no restó para que no me doliera como me dolió escuchar sus palabras. Me había tenido que apartar de él acercándome a la ventana quizás también para que no viera el dolor que se reflejaba en mis ojos mientras mi mente iba a mil por hora y miles de pensamientos cruzaban mi mente, y no todos ellos debía de decir que fueran buenos por lo que me alegré enormemente que no pudiera leerme la mente, que no tuviera esa habilidad.

En esos momentos aunque sabía que había organizado un baile lo cierto es que no tenía demasiadas ganas de asistir a nada, aunque me había preparado para el golpe dolió más de lo esperado y me había dejado en una situación más que jodida. No veía motivo alguno por lo que seguir con esa “idea” de boda así que lo mejor era aplazarlo todo por un tiempo indefinido hasta que las cosas se calmaran y se solucionaran, no pensaba dar un paso como ese si él no estaba convencido. Quise reponerme pero lo cierto es que me sentía demasiado mal como para poder hacerlo y mucho menos en su presencia, necesitaba tomar el aire porque sentía que me estaba asfixiando aun incluso cuando yo no necesitaba ni precisaba del aire para respirar. Me fui y me alejé de la habitación incapaz de permanecer en esas paredes frente a su presencia con esa distancia en la que ninguno dábamos el paso por acercarnos aun cuando en el fondo de mi ser sentía que era él quien debía de darlo, pero no lo hizo y ver que se quedaba sentado en la cama sin hacer nada fue más de lo que podía soportar en esos momentos. Me largué porque necesitaba un espacio que en la habitación no podía encontrar y porque necesitaba espacio también con el vampiro hasta que al menos pudiera calmarme un poco, bajé las escaleras y pasé de las advertencias de los criados avisándome de que fuera estaba lloviendo y que no debía de salir, aparté a uno de ellos con la mandíbula apretada reteniendo las lágrimas que pugnaban por salir hasta que de un golpetazo abrí las puertas y salí al exterior del castillo donde la lluvia caía sobre mi cuerpo, mojando mi pelo, mi rostro, mi ropa ciñéndola a mi cuerpo... y no me importó, de hecho, era como un símil de cómo me encontraba en esos momentos. Comencé a andar por el exterior del castillo sin rumbo fijo pero manteniéndome dentro de la propiedad, ni siquiera me percaté de que el vampiro vino tras de mí hasta que no sentí que tomaba mi brazo y paraba mi avance para girarme en lo que la tormenta seguía descargando sus gotas sobre nosotros. Mis pardos, apagados y llenos de lágrimas, subieron hasta los suyos en lo que él me contemplaba, su tacto en mi brazo quemaba pero de una forma muy diferente al que me hubiera gustado que quemara y lo aparté liberándolo de su agarre, dolida en lo más profundo de mi alma. Escuché sus palabras y desvié mi vista hacia otro lado dejando que las lágrimas corrieran libres y se mezclaran con las gotas de lluvia que caían por mi rostro, seguía con el mismo pensamiento de siempre y no se daba cuenta de que en parte eso también me dolía, que no creyera ni en él, ni en mí. Me pedía que tirara de él para que lo ayudara pero ahora mismo sonaban como palabras vacías, ¿no le había dicho ya hacía tiempo que lo ayudaría, que tiraría de los dos?



-¿Por qué no en lugar de poner las cosas más fáciles, no dejas de poner trabas en el camino? ¿Crees que no soy capaz de decidir por mí misma lo que es mejor y peor para mí? Déjame que tome mis propias decisiones y si al final tus palabras son ciertas al menos sabré que lo he intentado –hice una pausa- Joder, no entiendo por qué pones más muros en vez de ayudarme a quitarlosmis ojos fueron de nuevo a los suyos observando como las gotas de lluvia caían por su rostro, perfilándolo, hasta que morían en sus labios o bien caían por su mentón hasta el suelo- no puedo ayudarte, no puedo tirar de ti y guiarte porque simplemente no me dejas hacerlo... –mordí mi labio y ladeé ligeramente mi rostro hacia un lado, cuando él acortó la distancia ni siquiera me moví y permití que acortara la distancia que nos separaba en lo que mis ojos fueron de nuevo a los suyos cuando habló- solo porque creas que es así no significa que no puedas cambiarlo, pero no te das la oportunidad para el cambio y ni siquiera lo intentas –su frente se apoyó en la mía y sus labios rozaban mis labios cada vez que hablaba reduciendo la distancia a la nada, aun así, todo quemaba y aunque estuviera a una distancia tan ínfima sentía como si un abismo se hubiera abierto entre nosotros. Sus preguntas no es que me dejaran mucho más tranquila de lo que ya estaba, podía entender en cierto sentido que él tuviera dudas, pero no entendía cómo a esas alturas él podría tener dudas con respecto a mí- ¿sabes lo que más me duele de todo Assur? Tus dudas –dije con firmeza- tus dudas con respecto a mis sentimientos y a lo que yo quiero, ¿acaso no te ha quedado claro lo que siento por ti? ¿Acaso no te ha quedado claro después de todo lo que he hecho de que quiero estar contigo? –Cerré un momento los ojos intentando buscar una tranquilidad que en ese momento no encontraba- me duele muchísimo que dudes de mis sentimientos y de lo que realmente quiero, puedo entender que tengas dudas con respecto a ti pero ¿con respecto a mí? No lo entiendo... y quema, y duele... –abrí los ojos mientras la tormenta seguía descargando sobre nosotros sus implacables gotas con fuerza- ¿Sabes lo que creo? Que realmente no quieres ser feliz, que ni siquiera haces por intentarlo porque crees que lo que tu padre hizo con vosotros es lo verdaderamente correcto, haceos tan fríos e impersonales para que siempre albergarais dudas sobre posibles sentimientos, para siempre os quedarais cerrados en banda.... pero yo creo te has acostumbrado tanto a esto, a no sentir nada por nadie y a no intentar ser feliz que te aferras a ello como si fuera tú salvavidas, porque te da miedo cambiar y ¿qué? ¿Darte un posible batacazo? Joder Assur... de verdad que no lo entiendo –hice una pausa en la que mordí mi labio- me dices que luche por ti, que tire por ti cuando tú no puedas hacerlo pero... realmente siento que no quieres que lo haga... y es que no sé qué más hacer para que te des cuenta de lo que realmente siento por ti, de que mis deseos es estar contigo... ¿crees que si no fuera así hubiera ido a por ti al maldito y jodido infierno? –Di un paso atrás- es que no sé qué más quieres que haga o que diga para hacerte ver te quiero a ti, y de que te quiero en mí vida.... pero no puedo hacerlo si solamente piensas que no puedes hacerme feliz porque así es que ni siquiera parece que vayas a intentar cambiar eso. Dime, ¿qué diablos he de hacer para que te quede claro de una maldita vez? ¿Poner en el límite de la muerte mi existencia para que así veas que yo no tengo dudas? –Alcé mi rostro dejando que las gotas de lluvia impactaran contra mi rostro y aparté un par de mechones- me duele que no creas en mí después de todo lo que hemos pasado, después de todo lo que he hecho por tenerte aquí conmigo... y eso solo me hace preguntarme si de verdad sientes por mí o es la falsa ilusión de un sentimiento. He esperado paciente porque sé que no es fácil para ti, porque sé que te cuesta pero... ahora solo puedo dudar –mordí mi labio observándolo- al fin y al cabo todavía sigo perdida en el desierto de tu cobardía, y no quiero darme por vencida... no porque mis sentimientos por ti son tan fuertes que el simple pensamiento de alejarme me quema, no puedo ni quiero vivir sin ti... pero necesito algo Assur, algo para poder tirar de ti y de hacerte ver que tú padre se equivoca porque puede errar como han errado otros, algo que me de el motivo que necesito para saber que tú quieres que me quede, que tire de ti y que dejarás que te ayude, que vas a intentarlo –acorté el paso que había dado y quedé de nuevo como estábamos pegando nuestras frentes dejando que nuestros labios se rozaran- te sigo queriendo y estoy dispuesta a prender fuego a la lluvia, ¿a qué estás dispuesto tú?




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Vie Abr 13, 2018 6:33 am

La lluvia caía sobre nosotros tempestuosa como nosotros mismos, no sentía el frio, francamente había sido educado para no sentir nada, ni siquiera el dolor de la tortura mas profunda, eso es lo que Sun no comprendía y era capaz de ver en sus ojos la desesperación mas absoluta porque estar con alguien como yo debía ser aterrador.
Sus palabras golpeaban mis labios, eran mis manos las que intentaban afianzarla contra mi cuerpo mientras las lagrimas anegaban sus ojos y yo solo podía ver como la destruía poco a poco, seguramente porque era un cobarde al que le aterraba ser feliz.

Se apartó de mi y sentí vació, uno profundo y frio, padre había hecho un gran trabajo conmigo porque en mi mente sobrevolaba la idea de que todo lo que tocaba lo destruía y Sun ardería en mi presencia si no me iba.
Aun así estaba allí, bajo la lluvia contemplando sus dos tormentas, las promesas eran ciertas, claro que sabía que me quería, pero ¿suficiente? Aguantaría caminar de la mano de un demente abocado al caos eternamente.

Guardaba silencio porque no había nada que rebatir, nada que no supiera ya o no se atreviera a decir, nunca me había casado, nunca ate mi vida a mujer alguna, ella era lo mas cerca que había tenido a una relación y me cocía, durante siglos la empujé de mi lado, por los dioses, hasta interpuesto a la inquisición entre ambos para alejarla del monstruo que era yo.

Como una ráfaga de viento regreso, impetuosa me encaro, escasa la distancia entre nuestros cuerpos y sin medias tintas, sin juegos de palabras y no esperando de mi medias verdades, me pidió que le dijera hasta que punto estaba dispuesto a perder o ganar porque para tirar de mi necesitaba algo mas que un “no lo se”
-Yo...- como si esas dos palabras quemaran en mi garganta, como si fuera lava o yo un demonio al que de agua bendita lo bañan me sentía incapaz de pronunciarlas.
Cerré los ojos y dejé mi frente caer sobre la suya de forma cansina.
-Yo necesito que no te alejes de mi por difícil que te lo ponga, se que te estoy pidiendo algo complicado, difícil...

Tiré de ella para que no se fuera, para que me entendiera, peor creo que estaba lejos de comulgar con mi propuesta.
-Yo, necesito que me quieras -era la mas cerca que había estado de doblegarme ante una mujer y claro que la quería, sol oque temía decirlo y que en ese momento fuera débil, vulnerable y me abandonara dejándome herido de muerte, yo era un primogénito, hijo de Cain, no podía sufrir por amor, ni sentirlo en mi corazón, o era imperturbable como el tiempo, libre como el viento y sin embargo desde que la tome no lo hice con otra ni lo intenté ¿no bastaba eso? No era suficiente prueba de lo que mis palabras callaban pero que mis actos narraban en voz alta.
-No puedes irte Sun, no puedes dejarme -quizás mi voz sonó a mandato a orden, mas lejos de la realidad solo le pedía otra oportunidad...


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Lun Mayo 07, 2018 11:02 am

Miles de pensamientos corrían por mi mente en esos momentos en los que no sabía muy bien lo que debía o no de hacer, lo cierto es que estaba bastante dolida y aunque me había salido y alejado del vampiro para buscar un poco de espacio él me había interceptado por el camino alcanzándome a unos metros de la entrada del castillo mientras la lluvia seguía cayendo sobre nosotros, mientras las gotas saladas corrían por mis mejillas al igual que lo hacían mis lágrimas que se camuflaban cayendo por mi rostro, la lluvia empapaba nuestras ropas como si no nos importara en absoluto mojarnos de esa forma y es que en verdad nos daba igual, nuestros cuerpos ya estaban fríos y en esos momentos me daba exactamente igual mojarme, igual que como si nevara porque el dolor lo llevaba por dentro y por muy fuerte que cayera la lluvia no sería capaz ni lograría borrar o disipar lo que sentía quemándome por dentro. Siempre supe a lo que me exponía cuando decidí dar un paso más e intentarlo con él, sabía cómo era en su forma de ser y de actuar, lo frío que era en cuanto a relaciones ya que nunca había tenido una, su concepto o idea sobre lo que significaba estar con otra persona... lo había sabido desde el principio pero incluso así no me había importado porque yo lo que había querido era estar con él y dejar de jugar al gato y al ratón. Incluso para que nos distanciáramos y siguiéramos con ese juego que a él le venía bien puesto que así no se arriesgaba a cruzar esa línea que él había interpuesto durante toda su existencia, me había entregado incluso a la Inquisición. Ahora todo eso parecía bastante lejano después de todo el camino que habíamos recorrido, sabía que le costaba mucho decir ciertas cosas y hacer concesiones en cierto sentido, que tenía una línea muy marcada y definida en cuanto a sentir algo por otra persona... aunque sinceramente no pensé que después del tiempo que llevábamos juntos le siguiera costando tanto, pensaba que poco a poco iría cediendo porque si él decía que no sabía nada de relaciones yo estaba a la misma par que él. Me dolían sus dudas como si no fuera capaz de pensar que yo quería estar junto a él, si no quisiera estarlo ¿por qué haber hecho todo cuanto hice en su momento? Pero parecía que no era suficiente, y no sabía si algún día lo sería. Tampoco le había pedido que me dijera lo que tanto le costaba decirme y que yo, al contrario, ya había expresado varias veces... más bien lo único que le había pedido es que me diera una razón, un motivo, por el cual me hiciera creer o pensar que me dejaría tirar de él y mostrarle, pero si él no se dejaba ¿qué podía hacer yo?

Sus titubeos, su incapacidad de decir siquiera un “voy a intentarlo” era lo que a mí más dudas me creaban, no por mí, sino porque ni él mismo parecía tener claro lo que quería o al parecer lo que sentía. Tan solo le había pedido que me diera algo por lo que me hiciera ver que él estaba dispuesto a intentar y ni siquiera había recibido una mísera respuesta, si quería hacerme daño sin duda alguna debía de darle la enhorabuena porque lo estaba consiguiendo con creces, lejos de despejar mis dudas solo hacía más que aumentarlas y que crecieran. Cerró los ojos tras ser incapaz de decirme nada y su frente se apoyó contra la mía, podía sentir su respiración dar contra mis labios mientras yo me rompía un poco más por dentro. Me pedía que no me alejara de él por muy difícil que me lo pusiera, que él sabía que me estaba pidiendo algo complicado porque aunque no le estaba diciendo que me dijera lo que sentía, sí necesitaba saber que lo intentaría y que estaba dispuesto a ello. Lancé yo también un suspiro mientras la lluvia seguía cayendo sobre nosotros en forma de tormenta, algo que se asimilaba quizás a cómo estábamos los dos en esos momentos. Al abrir mis ojos se encontraron con los suyos, su agarre se había intensificado entorno a mi cuerpo como si no quisiera dejar que me fuera, sus palabras sonaron contra mis labios pidiéndome que lo quisiera pero, ¿acaso no lo estaba haciendo ya? ¿Acaso no le había dejado claro lo que sentía por él y que quería estar con él? Sentí que lo que me estaba pidiendo era un tanto egoísta por su parte, porque aunque me pidiera que lo quisiera –aun cuando ya lo estaba haciendo- ¿qué había de mí, quién me quería a mí? No se daba cuenta que si él lo necesitaba, sentir eso, yo también lo necesitaba en igual medida... entonces, ¿con qué debía de conformarme? Si eran con las pocas migajas que pudiera darme no sabía si podría contentarme con ello. Me decía que no podía irme y que no podía dejarme, mordí mi labio porque le había dicho que precisamente no iba a hacerlo y que pensaba quedarme, ¿acaso había escuchado lo que le había dicho? Tan solo le había pedido que me diera una razón, un motivo, algo a lo que aferrarme para saber que me quería allí con él. Ya no sabía cómo decirle las cosas o cómo explicarme para que me entendiera mejor, dejé que pasaran unos segundos en los que ninguno de los dijo nada mientras la lluvia caía sobre nosotros, sentía mis ropas pegadas por completo a mi cuerpo, podía ver como las gotas caían por su rostro dibujándolo y me dieron envidia de que ellas pudieran recorrerlo de esa forma tan libre aunque fuera de manera efímera.


-Dices que no puedo irme y que no puedo dejarte... ¿por qué no, Assur? –No sabía de dónde lo hacía pero al final acababa encontrando las fuerzas que necesitaba para seguir y continuar, por muy jodida que estuviera. Mi pregunta no era otra que darle la oportunidad de, alguna forma, que él me dijera que me necesitaba con él... y no porque no pudiera “irme”, algo que ya le había dicho que no haría- dices que necesitas que te quiera, pero yo ya lo hago, ¿no te basta con eso? No sé tampoco nada de relaciones, no sé cómo funciona todo esto porque no tengo ni la más remota idea... pero al menos sí sé que quiero intentarlo contigo. Yo no te pido que me digas algo que no puedes si te cuesta, pero sí necesito al menos oír que vas a intentarlo, que de verdad vas a dejarme tirar de ti, a dejar que te guíe aunque yo también me equivoque porque no soy perfecta en esto –mi mano subió de forma lenta por su pecho sintiendo su ropa pegada a su piel igual que pasaba con mi vestido- yo ya te quiero, igual que quiero quedarme aquí pero la pregunta es, ¿quieres tú que me quede? No aquí, no en Rumanía –dije alzando mi vista al cielo y al castillo que teníamos tras nosotros para bajar mis ojos a los suyos- sino contigo –dije llevando mis dedos a su nuca- dame algo a lo que aferrarme Assur, tan sólo necesito saber que me quieres contigo y que vas a intentarlo... no te pido nada más –nos quedamos contemplándonos durante unos segundos y, tras suspirar notando su aliento gélido dar contra mis labios, terminé por pegar mi cuerpo al suyo y lo abracé, lo hice tan fuerte como si quisiera fundir nuestros cuerpos en uno, mi rostro en su cuello sintiendo su esencia envolverme los sentidos, sus brazos pegándome a su cuerpo con algunos dedos enredados en los mechones de mi pelo negro, ahora mojado por la lluvia. Sabía que no sería fácil y que tendríamos muchas cosas por recorrer, pero tenía claro que  amaba al vampiro y quería quedarme con él, y eso podía con todo lo demás. Tras aquel largo abrazo que nos habíamos dado separé ligeramente mi rostro de su cuello elevándolo para quedar cerca del suyo, nuestros labios a tan escasa distancia que parecía que abrasaban el uno contra el otro, subí mis manos tomando su rostro cuando se rozaron nuestros labios para luego besarlo, de forma sentida y lenta para que viera que mis palabras no eran vanas, que sí sentía por él y que pudiera notarlo. Solo sentimientos puros en aquel beso enredando mi lengua con la suya, transformándose en algo más salvaje y pasional a medida que pasaban los segundos y seguíamos besando, acabé separándome apresando su inferior entre mis dientes, lo miré a los ojos y sonreí soltando su labio- no quiero seguir peleándonos ni discutiendo, decidimos hacer este viaje para disfrutar los dos solos ¿no era así? –Pregunté pegando mi frente a la suya, sabía que esa noche no sacaríamos nada en claro así que dejar que pasara el tiempo y ver cómo iban las cosas- ahora lo único que quiero es volver dentro, quitarnos la ropa, darnos un baño y meternos en la cama –mis dedos se enredaron en su pelo- has organizado esta fiesta y quiero acudir a ella, además, tengo listo el vestido perfecto para esa noche y quiero que lo veas –sonreí levemente por ello- volvamos dentro –mi otra mano bajó por su costado hasta enlazar nuestros dedos, ya bastante teníamos con todo lo que se nos había echado encima como para además estar mal entre ambos.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Lun Mayo 07, 2018 2:50 pm

“¿Por que no Assur?” acaso tenía respuesta para esa pregunta, medité a cámara lenta esas palabras mientras seguía hablando ella ¿podía irse? Podía ¿quería que se fuera? No ¿estaba preparado para una boda? Tampoco. Yo era un demonio, uno que había caminando por este mundo desde que los hombres eramos hombres, había tenido otras “compañeras” de viaje y si algo había descubierto es que siempre terminaban abandonándome. Daba igual fueran mortales, vampiros, nada prevalecía por encima de mi mismo. Supongo que eso era lo que padre trataba de mostrarme, que solo había llegado a este mundo y solo debía por el seguir andando, que la senda era larga, empinada, pero que era mía.

Sun se aferró a mi cuerpo, cerré los ojos, la abracé.
-Si te he hecho daño no ha sido sin quererte si no sin querer -confesé tomando su rostro con mis manos -pero no soy el hombre que esperas, ni siquiera soy un hombre, solo quiero que sigas a mi lado, que dejemos de pensar y caminemos sin mas. Si vas a quedarte, que sea conmigo, si vas a irte, hazlo mejor hoy, no me destroces mañana.

Sus labios acallaron mis palabras, parecía dispuesta a luchar, me pedía fe, esperanza algo a lo que aferrarse para seguir tirando de mi sin mas porqués.
Nuestras bocas se anclaron, lenguas ansiosas que corrieron por el filo de la navaja de nuestros labios.
Me mataba el miedo, ella buscaba un para siempre que necesitaba encontrar y yo era incapaz, buscaba el modo de compensar mis errores, pero ahí estaba el demonio frente a una mujer que solo quería dejar de pensar.

Yo se que odiaba mi libertad, y una parte de mi se adentraría en su jaula de cristal, pero no sabía como hacerlo sin que le miedo me atenazara antes de hacerlo. Quería que siguiera conmigo, tener sus curvas en mi lecho, que me guiara a base de besos y silencios.
Mis manso recorrieron su figura y sin mas de un tirón sus piernas se enroscaron en mi cintura, anclada a mi me prometió un día mas y para mi eso era bastante ya, los dos sonreímos y entre besos y caricias, con las  gotas de agua bañando nuestros rostros y con las ropas mojadas nos adentramos de nuevo en mi infierno personal.

Allí, tras un cálido baño nuestros cuerpos se buscaron, la habitación se lleno de jadeos, de gruñidos y gemidos, mientras nuestros dedos entrelazados y nuestras miradas rojas como el fuego hablaban en silencio.
En unos días llegaría la esperada fiesta...


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Lun Mayo 28, 2018 2:07 pm

Las cosas habían cambiado un poco desde que habíamos llegado a Rumanía, para empezar, la inesperada intromisión de una de sus antiguas amantes con una clara amenaza para el vampiro era algo que no me gustaba en absoluto, y todavía si tenía en cuenta de quién era dicha amante y los milenios de antigüedad que llevaba a su espalda, aunque nada que ver con los milenios que tenía el vampiro y aunque sabía que esa situación podíamos manejarla juntos no quería que lo hiciera él todo, si estábamos juntos lo estábamos en todos y cada uno de los sentidos y no pensaba dejar que lidiara él solo con la vampira, entre otras cosas porque no me fiaba de ella en absoluto y no quería que el vampiro acudiera a solas con ella, no después de la clara amenaza que había dejado hacia el vampiro en la que quería acabar con su vida. El motivo se veía que estaba claro y no quería entrar en detalles del mismo, porque nuestro viaje a Rumanía había sido por un motivo totalmente diferente que era encontrar algo de calma y de paz después del infierno que, literalmente, habíamos pasado ambos para salvar nuestras vidas y sobre todo para sacarlo del infierno donde había permanecido por mi culpa. Sin embargo parecía que el estar tranquilos era algo que no iba demasiado con nosotros porque no hacíamos más que encontrarnos con problemas allá donde fuéramos, y eso no quería decir que hubiera influido en el cambio de pensamiento del vampiro sobre nuestro compromiso. Me seguía doliendo el que tuviera dudas después de haber sido él quien me lo había propuesto, quizás no fuera capaz de saber el daño que me había provocado con el cambio de decisión, uno que había intuido con el paso del tiempo pero que había querido esperar a que él diera el paso y lo dijera, pero viendo que no se atrevía como siempre tuve que ser yo quien sacara el tema a relucir terminando como lo habíamos hecho, yo necesitando un espacio por unos momentos que el vampiro me había negado. Hacía tiempo que no sentía lo que era llorar por algo, la última vez había sido cuando encontré al vampiro tan mal herido por nuestra discusión que casi había perdido la vida por ello, y ahora de nuevo las lágrimas habían copado mis ojos por el mismo hombre, ese que tenía frente a mí y que pese a todo me era imposible alejarme de él porque mis sentimientos eran fuertes por él, pensar en alejarme era algo que no concebía incluso cuando estábamos mal, pero si nos vencíamos a la primera de cambio entonces nada tenía sentido. Yo necesitaba que me diera un motivo, por pequeño que fuera, un mínimo incentivo de que quería que estuviera allí con él, de que si me quedaba dejaría que lo ayudara a seguir avanzando en la relación que teníamos porque yo tampoco era perfecta, yo tampoco sabía qué caminos debía de tomar o cómo hacerlo, para mí también me era grande pero sí tenía claro que si no era juntos no íbamos a poder hacerlo, que solo podíamos avanzar en la misma dirección pero juntos, tomados de la mano.

Sentía sus brazos rodeando mi cuerpo abrazándome, pegándome a él mientras cerraba los ojos y dejaba mi rostro en su cuello escondido sintiendo su esencia y dejándome envolver por esta. Sabía que sus palabras eran ciertas, porque sabía que si el vampiro quería hacerme daño realmente era muy capaz de hacerlo, no solo eso, sino que sabía muy bien cómo debía de hacerlo y qué decir para hacerme el daño que buscase... sin embargo entendía y comprendía que, en su falta de conocimiento y de proceder, sus equivocaciones eran simplemente eso: una manera equivocada de decir o hacer las cosas. ¿Qué me dolían? Claro que lo hacían, pero entendía que no lo había hecho con la intención de clavar una estaca en mi corazón por más que yo sintiera que así era, como lo sentía en mis sentimientos. Dejé que sus manos tomaran mi rostro, una de mis manos se posó sobre una de las suyas mientras la lluvia caía sobre ambos mojándonos aún más, mis ojos fijos en los suyos escuchando sus palabras, nuestros alientos rozándose de una forma tentadora. Lo que él no entendía, o no comprendía, era que yo sabía perfectamente que no era un hombre como los demás aunque no sabía o entendía lo que él creía que yo esperaba de él, sin embargo era su petición sincera lo que me hizo sonreír levemente porque era lo que buscaba, ese incentivo que me hiciera quedarme o ver que él quería que me quedara más bien, la confirmación de que íbamos a andar juntos y que él iba a dejar que lo guiara sin ponerme más traba en el camino, más muros... estaba cansada de que lo hiciera pero aún me quedaban fuerzas para seguir derrumbando esas barreras que él tenía. Iba a quedarme con él, estaba claro, y era más que evidente que no iba a irme. Nuestros labios sellaron esas palabras como una promesa de que íbamos a intentarlo, de que él iba a dejar que lo guiara aun cuando yo tampoco tenía mucha consciencia pero sí sabía lo que quería, y era precisamente estar con él. Ninguno habíamos tenido nada serio antes y siempre habíamos pasado de amantes en amantes, sin tener nada serio, para ambos era nuevo y nadie dijo que sería fácil y sencillo pero sin embargo las cosas que realmente valían la pena no lo eran, por lo que estaba convencida de que saldríamos adelante de todo lo que se nos pusiera por delante, pero solo si caminábamos juntos en la misma dirección. Su lengua contra la mía en un beso necesitado donde sin palabras intenté que supiera lo que sentía por él, sus manos recorrieron mi cuerpo y cuando llegó a mis nalgas de un movimiento me alzó provocando que yo rodeara su cintura con mis piernas, mis dientes mordieron su labio inferior y mis colmillos acabaron haciendo una pequeña herida de la que manó un par de gotas de sangre que me encargué de lamer con mi lengua, en una pasada por estos, mis brazos se enroscaron en su cuello y mi mano fue a su pelo mientras él me sujetaba pegándome a su cuerpo. La lluvia seguía cayendo sobre nosotros en aquel beso que nos estábamos dando, al separarnos acabé sonriendo contra sus labios, rozándolos todavía mientras mis dedos recorrían su nuca en lentas caricias.


-No pienso irme a ningún lado Assur, quiero y deseo quedarme aquí contigo... bueno, más bien contigo allá donde tú vayas –volví a besar sus labios recorriendo su espalda y su brazo con mi mano enredando mis dedos de la otra en su pelo en lo que él sin bajarme de su cuerpo como si no le pesara nada, y suponía que así era, comenzó a andar de vuelta al castillo para darnos ese baño que le había pedido y poder meternos en la cama, sin dejar de besarnos y de acariciarnos me llevó de vuelta hasta la habitación para dejarme de pie sobre la bañera que teníamos, nos desvestimos entre lentas caricias para darnos un baño para restar la lluvia de nuestros cuerpos como si no estuvieran ya fríos de por sí, cuando terminamos de bañarnos la cama acogió nuestros cuerpos donde de nuevo fueron estos mismos los que buscaron el cuerpo del otro, donde volvimos a ser uno solo entregándonos mutuamente entre jadeos y gemidos que llenaron la habitación, donde de nuevo el vampiro me hizo suya, nuestros dedos entrelazados en aquel momento tan íntimo donde nuestras miradas se anclaron, quizás diciendo más de lo que nosotros mismos decíamos realmente hasta que acabamos alcanzando el orgasmo juntos para finalmente caer enredados nuestros cuerpos y buscar el descanso, sabíamos que en unos días sería la fiesta y habían cosas que organizar hasta el momento. Los días en el castillo fueron pasando y el ambiente entre ambos había cambiado ya con las firmes promesas y sabiendo que los dos queríamos continuar el camino juntos, como si lo que pasó aquella noche hubiera sido un momento que dio paso al cambio, al menos en lo que a mí se refería ya que estaba de mejor humor y suponía que por el vampiro igual. Entendía que para él no era fácil pero quizás si veía que daba muestras de querer seguir, de dejarse guiar por mí y para mí eso bastaba... así se fueron sucediendo los días en los que la vampira no dio señales por el momento y era algo que no me tenía demasiado tranquila, no porque intuía que en la fiesta podría aparecer y de hecho es que no dudaba de que lo hiciera. Lo mismo le había comentado a Assur al respecto y aunque sabía que ese hombre siempre tenía las cosas bajo control y nada se le escapaba intuía que la vampira sabría también de esto y, por eso mismo, haría por eludir los posibles controles que el vampiro tuviera, así como los guardias en aquella fiesta. Las invitaciones habían sido mandadas y el vestido ya lo tenía preparado y listo, algo muy diferente a lo que se solía ver y además bastante atrevido, pero yo simplemente había cumplido con las exigencias del vampiro. Y por fin llegó la noche tan esperada, decir que estaba nerviosa era decir poco porque estaba de los nervios, jamás había sido presentada en sociedad de esa forma y quería que la noche fuera perfecta, sobre todo por lo perfeccionista que era Assur en cuanto a todo lo que hacía. Ya los invitados empezaban a llegar al castillo y él lo había dispuesto todo para que fueran atendidos en lo que yo terminaba de colocarme el vestido y ver que todo estaba a la perfección, el vampiro me esperaba en la habitación mientras que yo estaba ultimando los retoques en el inmenso aseo observándome al espejo. Mordí mi labio esperando que al vampiro le gustara el vestido que llevaba porque atrevido era para los que llevarían las demás mujeres, mi pelo caía en un semi recogido en ondas, apenas un poco de maquillaje resaltando mis ojos y mis labios rojos cual carmín, lancé un suspiro y me decidí a salir para que el vampiro me viera antes de bajar con los invitados en lo que estos llegaban. Abrí la puerta del baño para encontrármelo parado en la habitación con aquel traje elegante que llevaba, hecho a su medida, que le quedaba demasiado bien y que hizo que me mordiera el labio ante lo atractivo que se veía con dicho traje, otra cosa no pero el vampiro tenía una clase especial que a muchos les gustaría tener. Di unos pasos hasta quedar a un par de pasos para que pudiera ver el vestido a la perfección- me pediste un tipo de vestido para la fiesta y creo que las modistas han hecho un trabajo perfecto, nada como lo que se ha visto por aquí me parece –comenté con cierto tono jocoso. El vestido era principalmente negro pero tenía algunos toques en rojo que contrastaban y que quedaban muy bien con el negro, era un vestido largo pero tenía la particularidad de que en algunos puntos la tela se transparentaba y solamente cubría el trozo de piel como mis senos cubiertos con pedrería, así como al principio de mi vientre que bajaba hasta un algo más arriba de la mitad de mi muslo tapando mi sexo, y por detrás antes de llegar al final de mi espalda de nuevo la pedrería. Di un giro para que pudiera mirarme desde todos lados hasta que volví a quedar frente a él- ¿y bien, te gusta? –Pregunté mordiéndome el labio esperando la reacción del vampiro quien, por unos segundos, apenas dijo nada e hizo que ladeara ligeramente la cabeza observándolo mientras él hacía lo mismo conmigo- ¿seguro que quieres que baje así? Seré el centro de todas las miradas.... pero si quieres tengo más vestidos que ponerme, dame un par de minutos y puedo cambiarme –tenía muchísimos vestidos, podía cambiarme de ser necesario- pero por dios dime algo y no te quedes callado... –pedí mordiéndome el labio sin saber qué pasaba por la mente del vampiro.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Miér Jun 06, 2018 8:47 am

Aquella noche no tocamos mas el tema, no era necesario, creo que los dos habíamos expuesto nuestra postura, sabía sobradamente que yo no era un hombre fácil, posiblemente ni siquiera me la merecía, peor casarme con ella era un error, no estaba preparado para un compromiso, me acojonaba el compromiso, supongo que padre supo bien convertirnos en lo que eramos, unas bestias sanguinarias despojadas de todo sentimiento humano que pudiera llevarnos a tener na vida “normal” de algún tipo.

Nos dimos un baño caliente, la espuma acarició nuestra piel y el vaho blanquecino emergió de la tina convirtiéndose en la niebla de nuestros cuerpos.
Entre risas, caricias y muchos besos hablamos de todo y de nada, de lo nerviosa que estaba por la presentación en sociedad y de lo sumamente “bonito” que era su vestido.

Hicimos el amor sobre las sabanas, nuestros cuerpos se buscaron prendiendo la llama y pronto los jadeos cada vez mas rápidos quebraron el silencio de la cámara. De carmesí se tiñeron las blancas sabanas, ambos bebimos del otro en un acto placentero, necesitado y que decía mucho de nosotros. Bajo el abrigo de nuestras propias pieles acogimos el día para dejar al astro rey coronar el cielo.

La noche nos convirtió en los reyes de las horas venideras, frente mi estaba ella con un vestido que dejaba entrever mas de l oque había previsto, mis ojos se deslizaron por su cuerpo escultural, la verdad es que sería la mas bella del lugar y era mía, algo que esperaba o se le ocurriera olvidar.
Me dijo que si me parecía mal se cambiaría ¿mal? ¿estaba de coña?

La detuve afianzando con mi zurda la muñeca de su diestra tiré de ella hasta que nuestros labios se encontraron en un beso ardiente como el fuego y frio al mismo tiempo.
Bajé yo primero para recibir a los invitados mientras las doncellas la ayudaban a adecentarse el pelo y tras una media hora descendió por las escaleras acaparando las miradas de todos los allí presentes, incluso se hizo un silencio, roto por los cuchicheos.

Me acerqué al final de la escalera para recibirla y extendí mi diestra con galantería y un mezcla de orgullo que delataba lo bonito que era aquello que lucia de mi mano.
-Estas preciosa -susurré en su oido dejando un casto beso en su mejilla -mientras caminábamos hacia el centro de la sala y la gente se iba apartando hacia los lados para hacernos hueco y admirarnos.
-¿Bailamos?





Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Mar Jun 19, 2018 6:50 pm

Por fin había llegado la noche en la que daríamos aquella fiesta y Assur me presentaría ante la sociedad vampírica rumana, no podía decir que estuviera tranquila en esos momentos porque jamás había asistido a un baile de esos donde yo era la que sería presentada frente a cientos de pares de ojos que me observarían sin perder detalle, y eso con el vestido que había mandado a hacer para la ocasión requerida no sería una tarea demasiado complicado como para perderme de vista. El vestido había sido encargado a varias modistas que habían tenido apenas unos cuantos días para confeccionarlo y hacerlo conforme yo lo había pedido. Al principio se mostraron bastante reticentes de hacer un vestido como el que les había pedido pero lo cierto es que solo cumplía exigencias del vampiro, lo único en realidad que me había pedido con respecto al vestido que quería ver cumplido y desde luego que no podría quedar decepcionado cuando lo viera puesta. La suma de dinero cuantiosa había sido un aliciente para que las modistas tuvieran el vestido en el día acordado tal y como lo había pedido, de hecho había quedado mejor de lo pensado y fue por eso mismo que había decidido darles un pequeño incentivo extra por el trabajo que habían hecho en tan poco tiempo, el vampiro quizás se había precipitado un poco para la fecha de la fiesta pero cuando a ese hombre se le metía algo entre ceja y ceja era demasiado complicado hacer que cambiara de opinión cuando ya la tenía más que tomada. Solo quedaba que llegara la noche y ponerme el vestido para que él me diera su aprobación, sabía que los invitados hablarían y la verdad no me importaba en absoluto, la única opinión que me importaba era la suya y cuando llegara la noche comprobaría si le gustaba el vestido o por el contrario tendría que cambiarme con otros muchos que tenía en el armario pero que sin duda no cumplían con sus exigencias. Antes de que llegara la hora mientras los invitados empezaban a llegar al castillo y él lo había dispuesto todo para que fueran atendidos en lo que yo terminaba de colocarme el vestido y ver que todo estaba a la perfección, el vampiro me esperaba en la habitación mientras que yo estaba ultimando los retoques en el inmenso aseo observándome al espejo. Me contemplé durante unos cuantos segundos antes de morder mi labio esperando que al vampiro le gustara el vestido que llevaba porque atrevido era para, mi pelo caía en un semi recogido en ondas, apenas un poco de maquillaje resaltando mis ojos y mis labios rojos cual carmín resaltándolos con mi piel cuando abrí la puerta y dejé que me viera con el vestido puesto y los tacones negros que me hacían un par de centímetros más alta quedando apenas un par de pasos de distancia con el vampiro. Podía sentir sus ojos observándome de manera fija, recorriendo mi cuerpo y observando cada pequeño detalle del vestido y aunque no llevara muchos, lo cierto es que lo más llamativo eran las partes que transparentaba la tela y dejaban ver mi piel bajo esta. Sus ojos no perdieron detalle del vestido en lo que yo mordía mis labios pensando que si no le gustaba o no quería que bajara así, porque además de ser la presentada en sociedad llamaría la atención de todos, podría cambiarme de ser necesario.

Ante su silencio, que no sabía cómo interpretar porque no sabía si le había gustado el vestido o simplemente estaba analizando la forma más “suave” de decirme; cámbiate, tomé yo misma la iniciativa pensando que lo mejor sería cambiarme y dejar el vestido, pero cuando iba a girarme en dirección al armario fue que paró mi avance y tomó mi muñeca con su mano para girarme hacia él en lo que yo lo miraba enarcando una ceja sin saber por qué me paraba cuando parecía que era evidente que debía de cambiarme. Sin decir nada tal y como muchas veces lo caracterizaba pegó su cuerpo al mío y sus labios tomaron los míos adueñándose de estos de esa forma que solo él sabía hacer, invadió mi boca hasta que su lengua se coló entre mis labios arrancándome un jadeo. Los dos podríamos ser dos seres de la oscuridad que estábamos hechos de “hielo”, de frialdad... pero cada vez que nos juntábamos el fuego ardía entre ambos en una combinación explosiva que siempre me dejaba por más. Solo necesité de ese beso abrasador que arrasó con todo para saber que no necesitaba cambiarme de vestido y que debía de bajar así tal y como estaba. Me dejó para que terminara de arreglarme en lo que él bajó para atender a los invitados concediéndome un tiempo extra, apenas veinte minutos más tarde estaba ya perfectamente arreglada y dispuesta para enfrentarme a ese momento y aparecer para ser presentada. Lancé un suspiro y empecé a bajar las escaleras con ese porte y seguridad que me caracterizaban notando enseguida las miradas puestas en mi persona, el silencio se hizo en el lugar por unos segundos y una sonrisa ladeada surcó mis labios mientras terminaba de bajar las escaleras; bien, misión cumplida con el vestido. Al pie de estas ya me esperaba el vampiro dispuesto a tenderme su brazo para recogerme en lo que los presentes cuchicheaban sin importarme lo que dijeran o pensaran, sinceramente de todos los presentes solo me importaba la opinión de una única persona y era el mismo que me tendía el brazo dejando un beso en mi mejilla asegurando que estaba preciosa, tomé su brazo en lo que nos habríamos paso entre la gente que se apartaba para ir al centro del enorme salón donde nos paramos en lo que él me giraba quedando frente a él para hacerme esa pregunta que sacó una sonrisa de mis labios soltando una leve risa por ello, su mano en mi cintura pegándome a él, la mía en su hombro y las otras manos enlazando los dedos cuando con un simple movimiento de cabeza era la señal adecuada e indicada para que la orquesta que había en el gran salón comenzara a tocar una pieza iniciando aquel primer baile que abriría la noche dándole por comenzada. Sin duda era el centro de atención y fuera de lo esperado no me sentí para nada incómoda o nerviosa con ello ya que al fin y al cabo, ¿por qué tendría que estarlo? Mis ojos observaron los del vampiro sin borrar la sonrisa que traía desde que bajaba las escaleras.


-Si es contigo, siempre –comenté preparándonos justo antes de que sonara la música en el lugar, una leve risa salió de mis labios al reconocer la pieza que tocaban y que no era la primera vez que bailábamos juntos- ¿un tango, Assur? ¿Pretendes mostrar tus buenas dotes de bailarín? –La música comenzó a sonar y, como en un tablero de ajedrez donde los movimientos estaban medidos a la perfección, el vampiro comenzó a guiar nuestros pasos sincronizados. Como dos engranajes que se movían a la perfección nos movíamos por la pista como si esta llevara nuestro nombre, lo peculiar de dicho baile es que se volvía más intenso conforme la música iba in crescendo y nosotros nos movíamos con gracilidad por la pista de baile.

Sonreí dejándome llevar por el vampiro que me giraba y me movía siguiéndole los pasos como si fuera nuestra peculiar y particular partida privada, volviéndose más intenso por momentos hasta que acabé con su brazo en mi espalda con mi cuerpo arqueado hacia atrás con él sosteniéndome, la música cesó en ese instante en el que el vampiro de un movimiento me puso de nuevo en vertical quedando nuestros cuerpos pegados y los rostros a escasa distancia con las respiraciones agitadas, mordí mi labio con mi mano en su nuca en lo que los invitados aplaudían en lo que finalmente era presentada por el vampiro en lo que yo tomaba su brazo y los invitados de nuevo volvían a sus conversaciones disfrutando de la fiesta. Tomé una de las copas que portaba uno de los camareros que pasó cerca y no tardaron en acercarse las primeras personas para entablar conversación y presentarse en lo que se fue sucediendo durante bastante rato ya que se acercaban curiosos por lo que aquella fiesta inesperada representaba. Tras un buen rato en el que pudimos descansar un poco de tanta presentación se acercó un vampiro de apariencia que rondaría los cincuenta años acompañado de una joven que, por la forma de latir su corazón, era una humana que lo acompañaba y que su posición sumisa para con el hombre indicaba que podría ser su esclava.


-Mi querido Assur, cuánto tiempo sin vernos –de todos los presentes que se habían acercado aquel era el que más trato había mostrado para con el vampiro, de hecho, era el primero que lo llamaba por su nombre. Parecía que se conocían de hacía mucho tiempo porque este esbozó una sonrisa ante su acercamiento y se saludaron de una forma un tanto más sentida que el resto, más políticamente correcta. Pronto entablaron conversación hechas las presentaciones poniéndose un poco al día ya que parecía que llevaban tiempo sin verse, la mujer quedaba a su lado sin emitir palabra portando un elegante vestido y con la mirada fija en un punto- ¿te importa si te la robo para el próximo baile? Prometo traerla de vuelta –rió entre dientes y mi mirada fue hacia el vampiro quien le hizo una seña con cierta diversión, dejó un beso en mi mejilla y con su mano en mi espalda apenas dio un leve toque permitiendo la petición del hombre. Lo acompañé hasta la pista donde ya bailaban otras parejas y fue ahí donde en apenas el tiempo que tuvimos me contó que conocía a Assur desde hacía más de dos milenios, él había sido alguien importante y su aspecto de edad media se debía a que no quiso convertirse hasta que la enfermedad casi lo mataba para poder seguir con su imperio. Me dijo que no era propio del vampiro hacer ese tipo de fiestas y que mucha de la gente había acudido por la curiosidad que tal evento provocaba- de todo el tiempo que lo conozco es la primera vez que veo presentar a una mujer, y debo admitir que es de muy buen gusto –reí entre dientes por ello en lo que ya había terminado la pieza, de una forma caballerosa tomó mi mano depositando un casto beso en el lugar- ha sido un placer conocerla señorita Denveraux, solo le pido que cuide de él y que no deje que soporte él solo la soledad que acarrea nuestra condición, ya lo ha estado durante demasiado tiempo y por complicado que sea no lo deje –se separó y de un gesto la mujer ya estaba de nuevo a su lado como si hubiera estado esperando el momento.

Ladeé ligeramente mi rostro por sus palabras y me giré para volver por el vampiro pero fui interceptada por varias mujeres que se acercaron para presentarse, cómo no, todas de la alta sociedad que curiosas habían acudido a la fiesta. De vez en cuando miraba al vampiro que conversaba con los invitados y cuando nuestras miradas coincidían le sonreía hasta que tras un rato por fin me vi libre para volver a su lado, donde hubo más presentaciones pero ninguno parecía atreverse a pedirle al vampiro que me concediera un baile, apenas un par de ellos. Sin embargo no fue hasta algo más adelante cuando un vampiro joven se acercó hasta donde nos encontrábamos, pude notar cómo le cambiaba la cara al vampiro por la presencia del otro volviéndose algo más serio de lo normal con su cuerpo ligeramente tenso.


-Assur –el vampiro apenas hizo un saludo adecuado ni apropiado, su voz sonó cortante y seca mientras se miraban el uno al otro de forma fija y yo me preguntaba quién sería y qué pasara- típico de ti organizar un evento como este, ¿los Black no os cansáis nunca de ser el centro de atención? –Fruncí ligeramente el ceño sin saber a qué venía aquello pero parecía que Assur no estaba demasiado entusiasmado con la presencia del vampiro, ¿rencillas del pasado? Podría ser pero no veía a nadie siendo tan estúpido como para presentarse así ante el vampiro- al menos veo que tus gustos han mejorado con el tiempo –su mirada pasó a recorrerme por entera para luego mirarlo a él- ¿puedo bailar con ella o también está vetada para que nadie pueda tocarla? –Aquello no me lo había esperado, y previendo que la cosa fuera a más y se caldera la situación coloqué mi mano en el pecho de Assur quien no parecía contento con su presencia ni con sus palabras. Su mandíbula estaba apretada y si asintió solamente fue por no montar un espectáculo en ese momento, dejé un beso en sus labios mirándolo y diciéndole un “no caigas en su trampa” mientras me alejaba para cumplir el dichoso baile y dar por zanjado el asunto. Sin embargo las cosas no iban a ser como yo pensaba- aún estoy dilucidando si eres muy ingenua, o simplemente estúpida –fruncí el ceño por sus palabras sin saber a qué venían- ¿acaso no sabes que todos los Black están malditos? Ah claro, que eso no te lo ha comentado... sí, típico de ellos mirar solo por sus propios intereses egoístas –no entendía nada de lo que me estaba diciendo, ¿por qué le tenía tanto odio que destilaba en sus palabras?- Si fueras lista y sensata lo dejarías y te apartarías de su camino... pero me temo que estás demasiado ciega para verlo y darte cuenta.... Al final irá apagando tú brillo, Sunshine –hizo alusión a mi nombre con esas palabras- hasta que solo quede oscuridad. Ellos no fueron educados para amar y entregar su corazón, son incapaces de hacerlo por mucho que te lo prometan, por mucho que te digan lo que estarían dispuestos a hacer por ti –ladeó ligeramente la sonrisa- dime, ¿qué es lo que te ha prometido para que sigas a su lado? ¿Te ha dicho ya que hará lo que sea necesario para que te quedes con él, aun sin importar lo que ocurra? –Sus ojos brillaron con un pequeño destello- mentiras, son especialistas en mentir y en engatusar... ¿cuánto crees que durará el capricho que ahora siente contigo? ¿Crees que no buscará a otra cuando se canse de ti? –Negó con la cabeza- solo saben causar y provocar dolor y sufrimiento, si no les rompes tú el corazón antes créeme que ellos lo harán tarde o temprano... porque un demonio jamás podrá ser capaz de amar.
-¿Y cómo es que sabes todo eso? ¿Por qué estás tan seguro de tus palabras? –Y lo más importante, por qué me lo decía justo en esa noche y en esos momentos.
-Porque yo una vez amé a un demonio y esta me rompió el corazón aun cuando me prometió que no lo haría nunca –sus palabras sonaron con fuerza, con un matiz de dolor tras estas que me hacía pensar que la causante de dicho dolor tenía por apellido el “Black” tras su nombre- yo puedo ofrecerte todo lo que él te haya prometido, ¿qué es lo que ha sido; dinero, joyas, propiedades...? Yo podría darte eso y mucho más, y te prometo que no sufrirás como lo harás si te quedas a su lado –la música acabó justo en ese momento, igual que lo hicimos nosotros bailando en lo que hacíamos una pequeña reverencia tras terminar y aplaudíamos a la orquesta que tocaba en mitad del gran salón- piensa en mí oferta, en todo lo que puedo darte que él no te dará. Esperaré ansioso tu respuesta Sunshine, sé que al final acabarás aceptándola –su mano fue con la intención de tomar la mía para dejar un beso en mi palma, sin embargo la aparté clavando mis ojos en aquel hombre que se había atrevido y osado a hacerme una oferta, en mitad de aquella fiesta, sin siquiera conocerme de nada y con la intención clara de hacer daño al vampiro.
-Ni en un millón de años aceptaría su oferta, señor. Para usted soy la señorita Denveraux, no sé de donde se saca unas confianzas que no se ha ganado y desde luego que no se va a ganar –aseguré dando un paso hacia atrás- llévese cuidado con sus intenciones o sus palabras, bien es sabido que en casa del demonio no se debe de jugar con este –porque conocía a Assur y sabía que, si se enteraba de esto, era capaz de descuartizarlo allí mismo y no dudaba que deseara hacerlo desde que se acercó para pedirme un baile- si me disculpa quisiera seguir disfrutando de la fiesta –lo bordeé para alejarme de él necesitando unos minutos para calmarme, de camino hacia uno de los balcones pasó un camarero con la bandeja llena y tomé una copa encaminándome hacia el balcón. No había nadie en este y cuando salí tomé aire mientras me apoyaba en la barandilla para intentar calmarme, había deseado matar a ese desgraciado por lo que me había dicho, por intentar ponerme en contra de Assur, por hurgar en una herida que intentaba sanar con el vampiro y que estábamos consiguiendo poco a poco. Joder, era una fiesta donde quería pasarlo bien y olvidarme de todo, disfrutar junto al vampiro y que ningún gilipollas viniera a joderlo todo. Bebí el contenido de la copa que dejé sumida en mis pensamientos no me di cuenta y la apreté con tal intensidad y fuerza, que el cristal se rompió clavándose algunos trozos en la palma de mi mano que comenzó a sangrar- Joder –maldije en voz baja apartando algunos cristales de mi mano justo cuando sentía la presencia del vampiro que se acercaba adentrándose en el balcón, me giré dejando la mano apoyada en la barandilla para que no la viera y diera tiempo a curarse las heridas cerrándose- ¿siempre son tan intensas las fiestas que organizas? Necesitaba un momento a solas, demasiadas presentaciones en tan poco tiempo –resté hierro al asunto aunque algo me decía que iba a preguntarme por aquel vampiro.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Vie Jun 22, 2018 12:37 pm

Todas las miradas estaban puestas en nosotros, ella porque estaba radiante y porque muchas eran las mujeres que se preguntaban como de cierta manera había conseguido cazarme, otros quedaban presos de su belleza, seguramente apiadándose del sino que correría en el lecho de un Black.
Fuere lo que fuere, para mi solo estaba ella y por la pista de baile nos deslizamos ambos marcando un inusual tango que no solo desató mas nuestras ganas si n oque dejo claro quien era el rey y la reina del tablero.
Jadeé contra sus labios con las ultimas notas y su sonrisa se ensancho al saber el estado en el que ella lograba ponerme con algo tan trivial como un baile.

La gente iba acercándose a nosotros, la mayoría podían pensar que era un monstruo y ella mi victima y no se equivocaban en lo primero y tal vez también en lo segundo, pero el caso es que mantenían las formas como la hacían con esa estúpida mascarada a la que rendían tributo.
Si bien era cierto yo prefería nadar entre tibias aguas, la inmensa mayoría de los Black creían en nuestra supremacía, en imponer un caos sobre los humanos y en usarlos a nuestra voluntad ¿acaso el lobo pide perdón al cordero por ser lobo? No entendía porque teníamos que vivir ocultos tras una apariencia de normalidad, peor Hector en París había impuesto su ley y quizás algún día necesitara que de nuevo visitara su consejo de nuevo.

Un viejo amigo se acercó a nosotros, no solo me felictó por la compañía si no por todo l oque hasta hoy había hecho, él me conocía y no dudaba en comulgar con m iforma de pensar, asi que supongo algun día cuando la rebolucion explotara estaría de mi lado sin dudarlo.
Pidió un baile, no que le concedí con gusto besnado antees la comisura de lso labios de mi bella acompañante para que disfrutara del baile.

Miso jos no dejaron de obserbarla, era inato en mi, en el mostruo que anidaba dentro, desocnfiado y hraño peor mientras ellso bailaban yo fu hablando ocn distintos invitados, muchos eran lso negocios que atender
Me la devolvió intacta, Sun parecía estar pasandolo bien y volvió a msi brazos feliz com odebia ser pero un vampiro mas joven, Charles osó no solo desafiarme en mi casa si no pedir un baile ocn quien no debía.
Le hubiera arrancado la cabeza, y si no lo hice fe mas porque Sun se escapó de entre mis dedos para ir con él y no quise dejarla en evidencia aunque era obvio que no me gustó y como un depredador di vueltas en circulo a su alrededor.

Acabado el baile Sun escapó a la balconada, camine tras ella no sin antes hacer una seña a dos de los míos que se encargarían de que ese vampiro no llegara a ver un nuevo amanecer, la vida de todos ellos dependía de mi voluntad y cuanto antes aprendieran a no ofenderme mejor les irían sus insulsas vidas.
Rodeé su cintura cuando esta trató de disimular su frustración, su mano sangraba manchando la baranda de piedra blanca y aun así no hice mas comentario que el de “hace una noche preciosa”.
Mis labios recorrieron despacio su cuello perdiéndose en su hombro hasta que Sun se giró para enfrentar mis ojos.
-¿que te ha dicho? -pregunté en ese instante esperando respuestas pues bien sabía que nada bueno saldría de esa boca.
-Es Charles, estuvo enamorado de mi hermana, pero ella se cansó y paso a otra cosa mejor, hace poco también dejó a Sahale, algunos hombres enloquecen ¿que le vamos a hacer? -dije quitandole importancia al asunto -mas te prometo no volverá a acercarse a ti nunca.

Tomé su mano para besar su palma, relamiendo las gotas de sangre que aun salían a borotones pues un cristal permanecía dentro hundido en su dermis.
-No dejes que esos de dentro noten tu turbación, no dejes que la ira, el miedo, el mayor te domine, estamos en una fiesta donde todo son las apariencias, sonríe, estas conmigo y no hay fisuras en esto ¿lo entiendes?



Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Vie Jun 22, 2018 8:04 pm

Los viajes siempre resultaban tediosos, y más si eran largos, pero por consejo de Eylith que insistió que un miembro de los Enhydra asistiera a esa fiesta, no solo por ser de alta cuna, si no por que también a pesar de tener mucha leyenda al rededor de la familia, los Enhydra destacaban por ser de las familias mas adineradas, "ridiculamente ricos" solía mencionar Wenkyel cuando se refería a la posición economicas, lo cual hacía que el dinero comprase favores y asegurase buena posición, más ahora en un cuidadoso viaje a Rumanía, donde se había procurado que durante el viaje la luz del día no estuviera ni minimamente cerca de conseguir rozar la palida piel de Bloondy, que muy a su sorpresa se tenía que codear ahora con una familia destacable, los Black, no conocía mucho sobre ellos, pero al parecer Eylith sí, y las instrucciones eran hacer acto de presencia por cumplir.
Asi que esta vez era Bloondy quien debería hacer por entrar en sociedad con los demas en el nombre de la familia, asi que iba a hacer un poco de relaciones publicas por el bien, y eso hizo, se hospedo en un sitio bien lujoso donde dejó las cosas y se arregló para asistir al evento.


Un vestido de terciopelo negro, una bonita gargabtilla y un poco de maquillaje para dar la fachada que deseaba, para que el carruaje la llevara al lugar, se sorprendió a ver el lugar y sonrió de medio lado. Eylith la mandó lejos intuyendo por el altercado con ese sarcofago que estuvieron en el museo. Se acarició la sien para calmar los susurros perturbadores que en su mente revoloteaban sin que ella diera la menor muestra de molestía, más las alarmas le llegaban de abrumadora forma, entrelazó sus palidos dedos tras la espalda antes de acercarse a la entrada donde mostraba la debida invitación antes de que le abrieran las puertas al interior del lugar para presentarse en la fiesta.


La vampirea cuando entró paseó la vista por el lugar mirandolo con cierto asombro, y también ciertamente abrumada por la inmensa cantidad de vampiros que había ahí, ahora entendía por que ni wenkyel ni Eylith fueron las envidadas, habrían sido la cena de todos y cada uno de los invitados en aquella fiesta. -Esto si que es un baile de mascarada.- Susurró de estraña y sinuosa forma, como si le hablara en voz baja a una persona que estuviera a su lado, pero nadie habia ni a la diestra ni a la siniestra de la mujer de cabellos y ojos tan negros como una noche sin luna.
La sonrisa de la vampiresa era amplia mientras atrapo agilmente una copa de uno de los camareros que ahí pasaban, olfateó la copa de vino antes de dar un sorbo comprobando cuan exquisito elixir, más miraba a todos aquellos cainitas que se esforzaban en preservar la mascarada, eso a la vampiresa le agradaba, má tenía una corazonada alarmante, que hacía que sus ojos paseasen por la sala como buscando algo.


Algunos de los invitados mostraban un evidente interes en ella, acercandosele con intenciones coquetas, Bloondy simplemente les devolvía una sonrisa amplia, incluso dulce, galanes que buscaban quizá encandilar a la vampiresa, algo que más de uno consideró sumamente facil dado a que se notaba que era de las vampiresas más jovenes que había ahí, por no decir que la que más con diferencia de años notables. Se mordia el labio inferior casi coqueteando con varios de los que se acercaban a flirtear, más en verdad la atención que les prestaba era nula, ya que su mente estaba astraida por los confusos susurros.
Más su atención se desvió cuando ingresaba a la fiesta un rostro conocido, sin decir ni adiós a su interlocutor simplemente se giró y se marchó dejandole con la palabra en la boca. Se rió mientras se acercó a una mujer con la que una vez hace casi un año compartió presa.
- Un rostro conocido en una fiesta de "mascaras", impresionarte volver a verte.- Dijo sonriendo ampliamente, más cuando dirigió la mirada a quien la acompañaba el rostro de Bloondy ensombreció de tremenda forma. -Más parece que el sol nocturno está acompañada con quien tiene la sangre de la perdidición, el que devorará a los vastagos, eres tú quien le invoca...- Dijo con tono de estar alarmada, "sol nocturno" asi llamaba a Sunshine cuando dijo que su nombre la recordaba a sol, por lo de Sun, pero como no podía tocarla ni ver el sol del día, la llamó sol de la noche, refiriendose a la luna con ese juego de palabras que tanto le gustaba a la inglesa vampiresa, más si que le alarmó la visión del vampiro, pues los susurros la pusieron en alerta de que su corazonada eran ciertas, claro que los ajenos no sabían a que se referia.



-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"
La noche cae, asi que vuelvo a la vida:



Enhydra & Malkavian:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 257
Puntos : 254
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Sáb Jul 07, 2018 11:36 am

Había más invitados a aquella fiesta de los que había pensado en un principio, sin embargo eso no hizo que yo me mostrara insegura o dubitativa cuando descendí por las escaleras de mármol que daban al hall principal donde estaban la mayoría de los invitados por no decir casi todos. Mis pasos sonaron seguros bajando descendiendo hasta el último escalón donde el vampiro me esperaba para de forma galante tomar mi mano y ayudarme, tampoco me pasó por alto el silencio que se hizo en el lugar roto únicamente por la orquesta que tocaba y que había contratado para aquella noche. Todas las miradas puestas en nosotros y especialmente en ese vestido que llevaba que acaparó la atención de los presentes, podía oír lo que decían y cómo se preguntaban la mayoría de las mujeres qué había hecho para cazar al vampiro, otros sin embargo mostraban el deleite del vestido que llevaba y lo que se dejaba entrever aunque eso era lo único que podrían hacer: verme. Porque yo pertenecía al vampiro y ninguno de los presentes me interesaba en lo más mínimo salvo para cumplir con el protocolo de esa clase de fiestas y presentarme en sociedad. Un tango fue el inicio de la apertura de aquella fiesta deslizándonos por la pista hasta acabar en el centro terminada la pieza con la mano del vampiro en mi cintura pegando un tirón a mi cuerpo para juntarnos aún más si es que eso era posible, sonreí consciente de cómo estaba con aquel baile pasional y sensual que nos habíamos marcado dando así el inicio de la fiesta. Muchos fueron los que curiosos se acercaron a conocernos presentándose, muchas las miradas en nosotros de los presentes donde se podía ver la forma en las que nos miraban; con deseo, con envidia, con curiosidad... todas y cada una de ellas diferentes en los que me sentí más observada que nunca gracias al vestido que llevaba y que si me lo había puesto había sido únicamente por cumplir un capricho del vampiro. Supuse que para él tampoco pasaron por alto algunas miradas que parecían comerme con los ojos, sin embargo estaba convencida de que eso no enfadaría al vampiro sino más bien lo contrario; estaría henchido de orgullo. Mientras no me tocase ninguno de ellos, y dudaba que alguien lo hiciera con el vampiro cerca y además en su propia morada, todo iría sin ningún percance. Conocí a un viejo amigo y al parecer el único con la suficiente confianza como para llamarlo por su nombre y bromear algo más de lo debido, pidiéndole que le concediera un baile conmigo que él concedió con una sonrisa dejando un beso en la comisura de mis labios. Me contó mientras bailábamos de qué lo conocía y no me pasó por alto la humana que lo acompañaba como si fuera su fiel esclava, tras dicho baile en el que las palabras de aquel hombre quedaron en mi mente sobre que pasara lo que pasara no me alejara del vampiro ni lo dejara vinieron más bailes, más presentaciones de curiosos que querían conocerme quizás por lo inesperado de aquella presentación. La noche iba de manera perfecta y sin ningún tipo de incidente, sabía que todos portaban una máscara casi como lo hacíamos el vampiro y yo, que aquello era presentarme y dejar claro de nuevo el dominio del vampiro imponiéndose sobre el resto... sin embargo un vampiro más joven fue el que vino para intentar estropearlo.

Más bien, intentar sabotear lo bien que iba la fiesta porque pude entender el tono con el que hablaba al vampiro, cómo Assur se tensaba a su lado quizás conteniéndose las ganas de hacerle algo por cómo le hablaba, la desfachatez que tuvo al presentarse de esa forma y dirigirse así hacia él. Pidió un baile conmigo y por la mirada de Assur supe que se lo iba a negar, sin embargo, me adelanté antes de que hablara y le dijera un claro y sonoro “no” poniendo una de mis manos en su pecho, una mirada de advertencia para que no cayera en su trampa, un beso en sus labios antes de alejarme a cumplir con aquella petición que hice porque no hubiera un problema, no por diversión o por gusto. Como había esperado el vampiro no tardó en hablarme y en hacerme ver que lo mejor para mí era dejar al vampiro, porque este era un demonio incapaz de amar y que al final acabaría por destruirme. No tuve dudas de que hablaba de la hermana de Assur y que algo había tenido con ella, podía sentir el rencor, la ira y la rabia en sus palabras y su oferta hizo que me cabreara más por ello. ¿Quién era él para atreverse a decir tales cosas? Terminada la pieza le advertí que no jugara con el diablo y me salí al balcón para respirar un poco aunque no me hiciera falta y estar unos momentos a solas que sí necesitaba. Acabé apretando con tanta fuerza la copa entre mis dedos que esta se rompió clavándose los cristales en mi palma, la sangre manó de la herida manchando la balaustrada de piedra blanca de un color rojizo en lo que maldije en voz baja. Fue entonces cuando noté la presencia del vampiro que se acercaba y yo, de manera rápida, escondí un poco la mano para que no la viera como si él no fuera capaz de oler mi sangre sin siquiera verla. Me había cabreado las palabras de ese imbécil y había tocado un tema espinoso, uno que quería superar con el vampiro y que había sido en parte la principal razón de algunas de las discusiones que habíamos tenido, sin embargo aunque no lo dijera yo sí veía ciertas acciones de él que me demostraban más que las propias palabras, pero que vinieran a tocar donde más dolía era algo que no me gustaba y si no le contesté ni causé una revuelta fue porque no quería enturbiar la fiesta que él había organizado. Sus manos rodearon mi cintura, sus labios fueron a mi cuello recorriéndolo de forma lenta hasta que llegó a mi hombro donde dejó un mordisco, un comentario banal y trivial sobre la bonita noche que hacía como si quisiera “romper el hielo” hasta que me giré escondiendo mi mano para enfrentarle, su primera pregunta dirigida a lo que me había dicho aquel vampiro, lo segundo fue decirme quién era y por qué estaba así confirmando que había tenido algo con su hermana hasta que esta le dejó y de ahí su resentimiento y su rencor, el odio de sus palabras hacia el vampiro. Lo miré de manera fija un par de segundos dejando que lo que él había provocado en mi interior se calmara y pasara.



-¿Acaso importa, Assur? –Pregunté sin apartar mis ojos del vampiro cuando me preguntó qué me había dicho porque quería saberlo. Hubiera dicho lo que hubiera dicho, aunque sí afirmaba que me había jodido un poco porque tenía una herida reciente que acababa de cerrar y la cual había tocado... yo tenía las cosas muy claras y no cambiaba nada en absoluto- estoy convencida de que sabes, a grandes rasgos, lo que me ha dicho sin necesidad de que te lo diga. Pero fuera de eso, ¿crees que me importa lo que haya podido decirme cuando tú no estabas cerca? Es más, ¿crees que no he notado el tono con el que te ha hablado cuando se ha acercado para hablar contigo? ¿Acaso no crees que he notado la rabia y el odio que desprendían sus palabras con la única intención de provocarte, de buscarte, o incluso el veneno que había en su voz y sus palabras? Oh, claro que me he dado cuenta de todo eso –hice una pequeña pausa- ¿por qué crees que he accedido a bailar con él? Si piensas que ha sido por gusto estás equivocado, lo he hecho porque sabía que le ibas a decir que no le concedías ese baile, que te estaba provocando para eso mismo y entonces reclamarte tu negativa y crear disturbia, ¿es eso lo que hubieras preferido? No creo que hubiera sido lo mejor Assur, y eso lo sabes. Has hecho esta fiesta para presentarme y pasárnoslo bien, no pensaba dejar que ese maldito imbécil lo estropeara todo y tenía toda la intención de hacerlo porque te estaba provocando para ello –mordí mi labio observándolo- nada de lo que haya podido decirme cambia en algo mi parecer o mi forma de pensar, incluso mis sentimientos hacia ti. Sé cómo eres, sé lo que ha costado llegar hasta aquí y lo hemos tenido que pasar... no voy a dejar que alguien que siente rencor por algo pasado con alguien de tú familia venga a cambiar las cosas. ¿Qué me ha jodido lo que ha dicho? Sí, porque ha venido con la intención de provocar, de hacer daño y de envenenar por puro placer y diversión... pero lejos de eso no me ha importado lo que me ha dicho, ni siquiera he pensado en nada de lo que me ha propuesto para alejarme de ti, o siquiera el intento de hacerme ver que soy una ingenua o una estúpida por estar a tu lado –todos pensaban que Assur era una bestia y un monstruo pero yo había mirado a esta de frente y había encontrado que me respetaba, algo que no muchos tenían el lujo de poder afirmar. Supe por su afirmación que ese vampiro iba a tener problemas, y de los grandes, y que su amenaza encubría una verdad más oscura que le aguardaba al vampiro- hagas lo que le hagas; se lo merece. Sin embargo no le tengo miedo al igual que tú no deberías de temer que pueda hacerme cambiar de parecer, o de sentir, con sus palabras emponzoñadas –tomó mi mano que tenía tras mi espalda para acariciarla, la alzó llevándola a sus labios para lamer la sangre que seguía manando dejando un beso en el lugar, un jadeo salió de mis labios por ello y mis ojos lo observaron de manera fija escuchando sus palabras- ¿no crees que llevo demasiados siglos jugando a una mascarada contigo, mi querido demonio? –Pregunté con una sonrisa- No van a notar nada en mí y mucho menos miedo, sin embargo sí he de decir que no estoy acostumbrada a tantas presentaciones... necesitaba un par de minutos –aseguré encogiéndome de hombros, más bien, porque ese maldito vampiro me había puesto así- en cuanto volvamos ahí dentro seré la digna reina que mereces –reí levemente entre dientes aún con su mano sosteniendo la mía- ¿esa es tú forma de decirme que me quieres? –Sonreí acortando la distancia con el vampiro- está bien Assur, a tú manera, a tú ritmo... solo decirte que estoy segura de lo que tenemos y en que no hay fisuras en esto –mi otra mano fue hacia su nuca acariciándola- te quiero y nada cambia ese hecho –elevé mi rostro para alcanzar sus labios, mi boca lamió estos limpiando el par de gotas que había para dejar un beso algo más profundo, disfrutando de las sensaciones que me provocaba el vampiro y la forma que tenía de hacerse con mi boca el dueño indiscutible de esta, al terminar mordí su inferior mirándolo con una sonrisa- volvamos a la fiesta mi rey, nuestros súbditos nos aguardan –reí sobre sus labios divertida por ello y enganchada de su brazo volvimos de nuevo a la fiesta donde más invitados se acercaron curiosos a presentarse mientras la orquestaba tocaba una música de fondo, la pista se llenaba de parejas bailando y todos disfrutaban. Mi máscara estaba puesta así como también la llevaba el vampiro, hasta un rato más tarde no fue hasta que una voz conocida hizo que me girara todavía del brazo del vampiro mientras sostenía una copa en mi mano que ya había cerrado hacía tiempo la herida, al girarme me encontré con el rostro de aquella peculiar vampira que había conocido en una noche de caza hacía ya casi un año, habían cambiado las cosas desde entonces y sin embargo aunque me extrañó verla allí, sonreí viendo a esa vampira y su forma tan típica de vestirse que tenía- ¡Bloondy!, qué placer ver una cara conocida en esta fiesta... desconocía que pudieras estar en Rumanía –sobre todo porque ella era de ascendencia Inglesa, aunque recordaba que también era de la alta clase- de haber sabido que vendrías te habría avisado para vernos antes y ponernos al día –sonreí mientras la saludaba- ¿te acuerdas de ese vampiro del que te hablé en su momento? Pues bien, ahora sí te lo puedo presentar. Bloondy, te presento a Assur Black –hechas las presentaciones alcé mi rostro para ver al vampiro porque seguramente me preguntaría de qué la conocía, sin embargo fueron las palabras de ella quien hizo que la mirara con el ceño fruncido- ¿la sangre de la perdición? ¿Devorar? –No entendía nada y aunque sabía que la vampira oía voces en su cabeza por su cara sabía que algo estaba pasando- ¿Invocar? No entiendo nada Bloondy... ¿de qué estás hablando? –no entendía nada y al parecer el vampiro estaba igual que yo.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Lun Jul 09, 2018 9:08 am

“Seré tu digna reina” aquellas palabras me complacieron, parecía ahora comprender que necesitaba que estuviera a mi lado pese a que no podía prometer amor, ese sentimiento era para mi complicado de dar y tomar pues padre me ensenó a odian no a amar, es por eso que a mi manera sabía que tenia por ella fuertes sentimientos, pero estos eran oscuros, no siempre puros, en un enfado la violé, en otro la mordí casi a punto de llevarla a la muerte, podía bien ser un hombre que detestara y por contra nadie mas que los propios Black me conocían por igual.

Una mascarada, no carecía de razón con esa afirmación, llevábamos siglos jugando al gato y al ratón y sin embargo aquí estábamos los dos mirándonos de frente.
-Sun, atravesamos tiempos complicados, el consejo esta últimamente mas activo, el mundo es un lugar peligroso, y yo soy un monstruo, espero que eso lo comprendas, no todo lo que escuches serán falacias y me gustaría decirte que me arrepiento de muchos de los crímenes que he cometido, de muchas de las guerras que he secundado, me gustaría poder hacerte creer que soy un buen hombre, pero te mentiría. No soy un hombre, no me arrepiento de nada, hice en cada momento lo que tuve que hacer por mi bien y por el bien de los cainitas, soy un monstruo y eso me convierte en alguien fuerte, alguien digno de ser temido, por eso no existe lugar en este mundo para ti mas seguro que yo.

Sus labios limpiaron la sangre de los míos, sus dedos se enredaban apasionados en mi pelo y nuestro beso se torno húmedo y tórrido, quizás en este lugar ella fuera junto a Hania las únicas que aun confiaban en que en mi existía algo de humanidad, era una pena tener que..defraudarlas.
-Vamos Sun, quiero lucirte, estas preciosa y quiero que todos los nobles vean lo que es mio y no pueden tocar.

Mi diestra se enredó en su cintura, tiré de ella llevándola dentro, a su paso todos se inclinaban o quizás era ante el mio, ladeé la sonrisa complacido, porque el miedo hacia temblar las rodillas de los presentes, seguramente porque olían la sangre de aquel que osó acercarse a quien no debía, tocarla, moverla por una pista de baile que también era mía.

Fue entonces cuando nos paró una “amiga” de mi preciosa acompañante, enarqué una ceja, sus palabras parecían dejarme claro que le faltaba un hervor, quizás dos, peor bueno, que me confundieran con el apocalipsis no era la primera vez que me pasaba.
-tranquila -dije besando la frente de Sun -déjala hablar ¿así que traeré el fin a la humanidad? No sabes cuanta razón tienes querida


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Mar Jul 10, 2018 4:14 pm

El sitio era realmente lujoso, la verdad es que el sitio era bonito, viajar siempre era una buena forma de espandir la mente, ver otros lugares y conocer gente distinta siempre era una puerta a ampliar las miras, y Bloondy era experta en divagar sobre lo que a su alredor acontecía sobre todo si le hablaban todos a la vez, aunque normalemnte era experta también en prestar atención a una conversación en concreto, y ahora mismo la bella vampiresa Sunshine tenía toda la atención, de hecho si que se alegraba de verla y habría estado muy bien unos minutos antes de la fiesta para hablar, ahora tocaba prestar atención a otros vampiros que ahí estaban, más sonreia ampliamente a la vampiresa, que le sorprendía que estuviera ahí en rumania, realmente para ser una inglesa que vive en París y ahora estaba en rumanía, la vampiresa entedía que a sunsine se le antojara extraña.
Más no era la unica cosa que sacó de lugar a Sunshine, que logicamente no entendió de que hablaba la vampiresa, logicamente la mente iba por un lado y Bloondy por otro muy distinto, pero no por eso tenía que ser descortes, y decidió responder las preguntas de la vampiresa por partes, asi que Bloondy movió la cabeza negando con la cabeza soltando una pequeña risa.


-Somos una familia con poder realmente y bastante repartida, solemos tener amistades con mucha gente, y a mi prima Eylith le pareció inteligente hacer acto de presencia, y menos mal que una servidora vino, o mi querida y dulce Eylith sería como un pastelito en una reunión en el palacio de París.- Dijo de manera ironica, refiriendose a la cantidad de vampiros que había en su lugar. - Aunque mi prima Wen y su aroma a polvora haria explotar aquí rapido a más de uno...pero no queremos eso.- Comentó divertida, mientras observó al vampiro cuando Sunshine le aclaraba quien era aquel alto hombre que la acompañaba, presentando un nombre que bien era conocido por los oidos de los vampiros.

La vampiresa hizo una muy elegante reverencia propio de las tierras de inglaterra, para disfrutar con sus confusas palabras para sacar a Sunshine de la presentación y desconcertarla, ciertamente le divertía mucho, ah que recuerdos, compartir una presa, dar caza a unos cazadores, gratos recuerdos que se abrían paso entre la mente de la vampiresa, más cuando su vista se deslizó al vampiro los susurros de la mente de Bloondy se callaron de golpe haciendo un silencio sepulcral que hizo que la vampiresa mirase a su alrededor preguntandose por que tanto silencio, practicamente se enmudecieron hasta las conversaciones ajenas, no por que hubiera silencio real en la sala, si no solo en la mente de la cainita, señal de tener su atención concetrada en ellos.


El vampiro se le antojo egocentrico, digno de su posición, dandole un beso en la frente a la vampiresa, ese beso a la vampiresa inglesa le decía muchas cosas, un beso en la frente era una clara señal de protección, Assur la estaba indicando que protegía a Sunshine, pero no, Sunshine no tenía nada que temer de Bloondy, de hecho facilmente era la más joven de la fiesta.
Apretó los labios observandole, sus ojos destellearon un segundo de color burdeos, pero apenas unas milesimas, solo en reacción al percibir el poder del vampiro, observó a Sunshine, antojandosele las palabras del vampiro cinicas, quizá solo teniendo en cuenta la locura, hay que mirar mejor. -Invocas, querida sol de la noche...eres quien atrae a un portador de la Gehena...¿verdad?- Sonreía si, pero estaba algo tensa, miró a Assur.- Hijo de Cain.- Musitó la vampiresa. -Eres el eco de la ira, el espejo en que la avaricia se refleja y eso te da poder, y asi fluir entre las vidas sin permitirles saber donde encontrar una salida.- Comentó la vampiresa, mientras se balanceaba ligeramente, se muerde el labio inferior y vuelve a mirar a Sunshine. - Y tu tienes prendado al hijo de Cain....- Se acercó a la vampiresa buscando protección frente al vampiro que le despertaba recelo. -pero eres mi amiga..Asi que quiero ayudarte, un sondeo rapido me hace ver lo que estas sombras piensan, y no levantais en algunos simpatias, puedo ver y oler sus celos y envidia.-Dice con un tono dulce y bajo para informar a Sunshine.



-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"
La noche cae, asi que vuelvo a la vida:



Enhydra & Malkavian:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 257
Puntos : 254
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Lun Jul 23, 2018 12:07 pm

Todavía en aquel balcón al que me había salido para buscar algo de aire como si realmente lo necesitara, algo que no era para nada así, fue donde me encontró el vampiro sumida en mis pensamientos escondiendo mi mano de su vista como si él no fuera capaz de oler la sangre de mi palma que caía por esta goteando hasta el suelo. Aquel maldito vampiro había tocado una herida reciente y había hurgado en ella con la intención de hacer daño, pero yo no pensaba siquiera en aceptar algo que procediera de él y más sabiendo lo que intentaba con ello. Era consciente de que Assur no había dejado de observarnos en aquel baile que hice más por cumplir que por decisión propia como pasó con su otro amigo, sabía que acabaría saliendo al balcón para preguntarme qué me había dicho y no tuve reparo en decírselo, ¿por qué habría que mentirle sobre ello? Como si él no fuera capaz de saber qué me habría dicho sin necesidad de que yo le dijera, sin embargo no pretendía tomar sus palabras ni aceptar nada que proviniera de él porque no lo quería ya que tenía todo aquello cuanto deseaba; Assur. Sabía de su vena posesiva, obsesiva y controladora en la que no podía dejar que nada escapara bajo su control y no dudé en que acabaría siguiéndome al balcón. Pero no tenía nada que temer si le preocupaba que yo pudiera escuchar o atender a razones con ese vampiro, porque no era así y así se lo dejé igual de claro. Y por si le quedaba alguna duda repetí lo que ya había dicho una vez en su día y que parecía que él era lo que más le costaba comprender y entender, que con él ya tenía todo cuanto anhelaba y quería, que nada podía hacerme cambiar de opinión por mucho que él me dijera e insistiera en que era un monstruo y en que no era bueno como si yo no supiera dónde me estaba metiendo. Nos conocíamos desde hacía muchos siglos, habíamos jugado al gato y al ratón muchísimo tiempo con nuestra propia mascarada, evitándonos, evadiéndonos para luego volver a encontrarnos de una manera inevitable para volver a separarnos, todo porque al principio nos era más cómodo esa situación que era huir en vez de afrontarla. Sabía cómo era, lo conocía porque él había sido quien me había mostrado un mundo más oscuro donde los vampiros se movían, un mundo que mi Sire no me quiso enseñar pero el cual aprendí de la mano de Assur en el que vi que en cierta forma estaba hecho también para mí. Se empeñaba en decirme que era un monstruo y que no era bueno, pero, ¿acaso yo le había dicho que no me gustaba ni lo quería tal cual era? Sabía que le costaba expresarse, que para él era complicado sin embargo Assur demostraba más con acciones y gestos que con palabras. Él pensaba que yo quería a un hombre que fuera bueno a mi lado, pero de quererlo no estaría con él porque ya lo conocía, porque había enfrentado a esa bestia que anidaba en su interior y no había salido huyendo; le había plantado cara y me había quedado haciéndole ver que no le tenía miedo... incluso creo que su bestia me reconocía eso. Mi mano subió hasta su rostro acariciándolo mostrando una sonrisa en mis labios, ¿se preocupaba quizás porque él creía que no era lo suficientemente bueno para mí, y que merecía algo mejor? Eso solo era decisión únicamente mía y de mí dependía el tomarla o no, y por el momento no la había tomado.


-Te empeñas en hacerme ver que no eres un buen hombre como si apenas te conociera Assur, ¿te olvidas de todos esos años que pasamos juntos donde me mostraste este mundo oscuro tan propio de los vampiros? ¿Olvidas acaso todo lo que causamos a nuestro paso; la muerte, la sangre, el placer...? Tú me enseñaste de tu mano este mundo desconocido para mí, y lo que vi me gustó como si siempre hubiera estado hecho para mí. Puede que seas un monstruo, ya he visto a la bestia que hay en tu interior y le he plantado cara, me arriesgaría a pensar y a decir que incluso me concede eso que pocos han hecho; quedarse y plantarle cara
–mi mano subió hasta su nuca- nunca he pedido que fueras un buen hombre, nunca he pedido que te arrepintieras de lo que has creado y causado porque yo también he sido partícipe de ello en algunas ocasiones. Me gustas tal y como eres Assur, si intentara cambiar algo de ti ya no serías tú y perdería toda la gracia. Oh, vamos mi pequeño demonio, me gustan las cosas arriesgadas y que conllevan todo un desafío... tú lo has sido por demasiado tiempo –busqué sus labios para besarlo dejando un mordisco en el inferior- yo no te temo Assur, te respeto muchísimo al igual que te quiero, pero no vas a conseguir que te tema –sonreí levemente- y sí, ya sé que contigo puedo estar segura de todo y ya lo has demostrado –volví a buscar sus labios y reí por sus palabras- oh, ahí está ese rey demonio que quería ver; vayamos a que me luzcas ante tus invitados –dejé que me llevara hacia el interior donde todos se inclinaban más bien hacia él que hacía mí hasta escuchar una voz conocida, una sorpresa enorme encontrarme con Bloondy en esa fiesta aunque tras sus palabras que pertenecía a la alta clase ya no me extrañaba tanto, recordaba que ella procedía por parte inglesa aunque no recordaba que me dijera que era de la alta clase. Sabía cómo era dicha vampira y lo peculiar que era, sin embargo me extrañaron y sorprendieron sus palabras porque no la entendía para nada y me hizo enarcar una ceja, mirar a Assur, y luego a ella frunciendo ligeramente el ceño sin entender nada. Él me pidió que la dejara hablar dejando un beso en mi frente, con su brazo rodeándome la cintura como si dejara claro que pasara lo que pasara iba a protegerme, pero yo sabía que de Bloondy no había nada que temer- entonces, ¿qué es lo que estás diciendo? –Pregunté esperando que hablara en lo que ella observaba a Assur, algo pareció no gustarle en él ya que llevó sus ojos de nuevo a los míos y sus palabras causaron más confusión. Aseguró que era yo quien era la que invocaba en lo que seguía sin comprender nada, me volvió a llamar “sol de la noche” en un juego de palabras de mi nombre y al hecho de que era vampira y solo podía salir en las horas nocturnas del día- ¿Gehena?Pregunté sin saber qué era eso y mirando de nuevo al vampiro como preguntándole sin decir nada si él entendía algo de lo que ella decía. La miré de manera fija cuando dijo que era un hijo de Caín notando en sus gestos que estaba tensa a la par que hablaba muy en serio. Sus palabras resonaron entre ambos y volví a mirar a Assur sin saber a qué se refería, quizás el vampiro pudiera ser de esa forma pero algo me decía que había mucho más profundo en sus palabras y que ella todavía tenía por decir como si solo fuera el comienzo de algo, algo malo por cómo estaba ella. Añadió que tenía prendado al hijo de Caín y me pregunté cómo es que ella podría saber eso, todos descendíamos pero él era descendiente directo, él junto a sus hermanos fueron de los primeros y que se refiriera así a él me hacía pensar que tras todo esto había mucho más que no nos estaba diciendo. Restó la distancia conmigo aunque más bien parecía que quería esconderse por un momento del vampiro utilizando mi cuerpo como barrera, su voz baja mientras miraba a todos lados en lo que yo la escuchaba intentando hilar lo que decía y encontrarle algún sentido. Sabía que era peculiar, pero si estaba así era porque algo debía de saber que yo desconocía y quería saberlo. Hablaba de sombras que podían ser una amenaza, lo cierto es que estar junto a Assur con todos los enemigos que tenía era algo que se debía de llevar también y que tenías que asumir, sabía que tenía enemigos pero, ¿quizás en la propia fiesta y que no se habían manifestado como ese imbécil vampiro? No lo descartaba, de hecho, era probable que hasta el propio Assur lo supiera y por eso tenía más seguridad en esa noche. Elevé mis manos para ponerlas en sus hombros y que me mirara, nada tenía que temer de Assur porque no le haría nada, pero tenía que tranquilizarla porque había pasado de estar bien a encontrarse de esa manera- tranquila Bloondy, no creo que sean tan estúpidos de atacar al demonio en su propia casa, de ser ellos yo no lo haría –sonreí levemente y mordí mi labio- pero necesito más información Bloon, ¿qué es la Gehena y por qué crees que yo invoco? ¿Por qué piensas que Assur es el portador de la Gehena? Somos conscientes de que no todos en esta fiesta son buenos y amables, ni tienen buenos pensamientos sobre nosotros... recuerda que puedo leer las mentes, sé lo que piensan algunos al respecto –me encogí de hombros restándole importancia- todos aquí están tras una mascarada y se comportaban como deben de hacerlo, pero no como realmente son. Relájate Bloondy, no va a pasar nada –aseguré mirándola de forma fija para que me creyera- y ahora, con más calma, por favor, ¿puedes explicarnos de qué se trata eso que has dicho y por qué crees que somos nosotros? –No habíamos invocado nada, de hecho, el ir a Rumanía era precisamente para evitar más problemas y desastres pero estos parecían que nos seguían allá donde fuéramos.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Jue Ago 02, 2018 2:00 pm

-Querida -dije con un tono un tanto pícaro en mi voz – te relacionas con amigas un tanto “extrañas” No encontraba bien la palabra que definía a aquella mujer excéntrica que aparentaba gozar con el don de la evidencia -La ghenea, si no me equivoco es algo así como el apocalipsis. Soy un cainita, como todos los presentes mujer, mas a diferencia de ellos yo fui el primero, así que es normal mi presencia te resulte abrumadora, todos los aquí presentes me odian y temen a partes iguales, muchos por contra me adoran como si fuera su dios..¿sabes? No me importa, el mundo seguirá dando vueltas y estos que presumen de su inmortalidad perecerán, yo soy un Black, prevaleceré a los tiempos y veré fines del mundo e inicios.

Tomé un par de copas que dejé en las manos de las dos amigas, mis dedos fríos se deslizaron por la espalda carente de ropa de mi acompañante.
-Estas preciosa -susurré con picardía en su oído antes de interponer un poco de distancia para permitirles hablar a ambas, mi presencia alteraba a su amiga, me temía y no era para menos.

Me puse hablar con un antiguo general, hacia poco que su cuarta esposa había muerto y andaba en busca de la quinta, según él la fragilidad de la humanidad era deliciosa pues le permitía experimentar el placer del amor durante siglos.
Ambos reíamos copa en mano hablando de todo y de nada ciertamente, mi amigo era un visionario, de estos que entienden nuestra superioridad sobre el ganado y lo usan a voluntad.
Aseguró que tenia una esclava joven que debería probar, sus artes amatorias eran increíbles.

Tras conversar un buen rato entró en escena Juana de Arco fue soldado al frente del ejército real francés, bajo el mandato del rey Carlos VII, que expulsó a los ingleses. Su final fue trágico ya que murió en la hoguera condenada por herejía debido a su sabiduría.
O eso es lo que se conoce según los anales de la historia, pues aun viva fue lanzada a una fosa común donde fue convertida.
-Mi señor -susurró con una reverencia antes de unirse a nuestra conversación.

Por el rabillo del ojo miraba a esas dos que conversaran tranquilas, seguramente Sun trataba de dar luz a las predicciones de su conocida.



Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Vie Ago 10, 2018 1:59 pm

La mirada de Bloondy bailaba de tal forma que parecía que sus negros ojos seguían a alguien con la mirada, mientras su oido y mente estaban puestos en los dos vampiros, Sunshine si mostraba interes, quizá comprensiese que las palabras de Bloondy habitualmente escondian más de lo que aparentaba ser una majaderia, el antiguo por el contrario parecía no estar atento o no interesar el mensaje oculto, la vampiresa en ese instante no sabría decir cual de las dos era exactamente, clavó su vista en alguien que al parecer la inglesa era la unica capaz de ver y dibujo en el aire con la punta de su dedo un cuadrado, para despues dar una pequeña y timida carcajada antes de clavar su mirada directamente en los ojos de Sunshine, que buscaba calmarla asegurando que no atacarian al cabeza de los Black, lo cual hizo que Bloondy solo enarcara una ceja y sonriera de una forma pilla, dando a entender que no estaba muy deacuerdo con esa afirmación y tocandose repetidas veces la sien.
Miró al antiguo vampiro cuando este intentó dar luz sobre que era la Gehena dando un resumen muy simple que con el meneo de cabeza de Bloondy dió a entendió que no estaba errado pero faltaban muchos detalles por explicar para ser más concisos.


Cogió la copa ofrecida por el vampiro y la miró como si intentara buscar algo anomalo en la copa. -Sangre de uva fermentada.- Comentó de un tono infantil y muy bajito, parecía ser una respuesta sarcastica a la nada, como si alguien hubiera dicho algo y ella hubiera respondido de manera cinica, volvió a alzar la vista y miró al vampiro.- Gracias Señor Black.- Respondió finalmente mientras observaba como este se giró a flirtear con Sunshine, cosa que hizo que Bloondy ensanchara una sonrisa que mostraba hasta los calmillos mientras que con el dedo dibujo un corazón en el aire, antes de desviar la vista murmurando algo a alguien que parecía que solo ella veía y dando un trago leve y lento a la copa.


Observó como este pareció preferir dejar a Sunshine con la excentrica vampiresa que inclinaba la cabeza de lado para buscar algo en su bolso, un espejo roto el cual observo unos segundos antes de alzar la vista y mirar a Sunshine. -Tu amigo es particular.- Aseveró repentinamente, mientras negó con la cabeza para dar algo de luz a las preguntas de Sunshine. -La Gehena es cuando los antiguos se alzan para deborar a los jovenes, una especie de purga, y él es de los más antiguos que ahí aqui, aunque bueno...eso no roba ideas de muerte para algunos.- Se tocó la sien en un amago y despues volvió a dejar salir una leve risilla mientras miraba a su izquierda como escuchando algo, despues volvió a mirar a Sunshine.- Veras, mi prima a estado trabajando junto o una mortal, ha venido la primera señal de Gehena un sarcofago con simbolos egipcios y griegos...sarcofago Ank, con una Ank rota gravada en su techo...yo creo que dentro hay alguna especie de demonio mesopotamico...es curioso que muchas reliquias y cosas oscuras vienen de mesopotamia, como...él.- Señala a Assur mientras este parece hablar con terceros.
-Tu le invocas..le gustas, le agradas, generalmente ese tipo de demonio solo se fijan en su ombligo y no levantan la vista por su antiguedad...- Se queda mirando al infinito como pensando. -Oigos susurros ajenos a los mios y algo estan tramando en esta fiesta.- Comento de repente de forma distraida, igual Sunshine se daba cuenta que se referia que por la telepatía Bloondy estaba sondeando pensamiento de algún vampiro sin el don del bloqueo que tramaba algo oscuro.


-El caso es que esas señales hay que mirarlas con lupa, y son como piezas de dominó colocadas en fila, algo curioso, primero el sarcofago, luego los movimientos de vampiros importantes, y los Black tienen fama, una oye cosas, solo hay que saber en que callejón oscuro ponerte y dejar que hablen.- Comentó Bloondy empezando al fin a relajarse, tomando su copa. Saboreo el caldo y arrugó la nariz.- Me gustan más dulce...- Fijo sus ojos en la hermosa Sunshine nuevamente.- Él es un demonio y tu su musa aunque eso es evidente eres preciosa, y algo me dice que la cosa se va a poner intensa, quiero proteger la mascarada, aunque esto parece un Elixeo de tanto cainita que hay, y todos más mayores que yo...demonios... la sangre de Malkav puede protegerme o eso espero, igualmente querida sol nocturna observa los movimientos sospechosos de esos dos vampiros del fondo, como te miran a ti y a él....y dime que no suenan las campanas de alarma.- Chasqueo la lengua y se rió divertida.- Mi antiguedad no es util con tanto vampiro, pues solo llevó 10 años con colmillos, pero puedo crear una buena distracción normalmente no tengo nada en contra de ponerme un bonito y corto vestido rosa brillante con unas buenas medias y un violaceo corsé y fingir ser la bufona de la fiesta para entretener.- Realmente no era una broma como casi lo pretendia, más dijo eso por que era consciente de que para muchos la verían como eso...una bufona, una arlequin que quizás divertiria más con ese trabajo en vez de de su vestido de alta clase. -Pero tu decides preciosa Sun.- Dijo coqueteando descaradamente con la vampiresa, mirandola de arriba a abajo, despues dió un paso a atras y miró alrededor.- Ya sé que somos vampiros, pero se me antoja algun bocadito de algo.- Protesto frunciendo el ceño.



-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"
La noche cae, asi que vuelvo a la vida:



Enhydra & Malkavian:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 257
Puntos : 254
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Lun Sep 03, 2018 10:24 am

Observé a Bloondy que seguía frente a mí tras haber tomado la copa que Assur nos había servido a ambas, podía sentir los dedos del vampiro descender ágiles pero lentos por mi espalda notando la caricia de este por la parte donde no cubría nada de tela mi cuerpo, dejando la piel al descubierto en un vestido más que atrevido tal y como él había pedido. Sonreí de lado cuando dijo que Bloondy era “extraña”, más bien yo pensaba que era una vampira bastante peculiar de las que no se solían encontrar en muchos siglos, rarezas únicas de nuestra raza de las que no abundaban demasiado. Sabía bien cómo era Bloondy y para mí no me era tan extraño como le parecía al vampiro, sin embargo no negaba que al principio sí que me había sentido igual cuando la conocí por primera vez aquella noche de caza que compartimos. Recordar esa noche y lo divertido que fue hizo que sonriera perdiéndome apenas unos segundos en mis propios pensamientos, volviendo de nuevo a centrar mi atención en ella. Assur, que al parecer había notado que ponía un tanto inquieta a la vampira, dejó un beso en mi mejilla y se retiró para permitirnos hablar algo más tranquilas, mis preguntas fueron hacia lo obvio porque no entendía cómo es que yo podía ser la causante de algo que ni siquiera conocía y quería respuestas, yo había pensado en un principio que el viaje a Rumanía iba a ser uno tranquilo pero, ilusa de mí, sabía perfectamente que estando con un Black la palabra “tranquilidad” no existía en sus vidas. No pude evitar soltar una leve risa cuando ella me dijo que Assur era “peculiar”, esa no sería la palabra que yo emplearía para definir al vampiro pero tampoco iba a rebatirle ya que era su opinión, agradecí que se centrara en responder a mis preguntas y enarqué una ceja cuando me dijo lo que significaba la Gehena, algo de lo que no había oído hablar en absoluto y que captó toda mi atención porque si lo decía con tanta seguridad es que pasaba algo. Antiguos que se alzaban para devorar a los jóvenes... una descripción en la que podrían entrar todos y cada uno de los Black que poblaban el mundo, los más antiguos de todos sin duda alguna. ¿Cuántas veces no había visto a Assur destruir, despedazar, a vampiros más jóvenes como si apenas le costara un esfuerzo? Muchas veces, era algo que formaba parte del vampiro y que no me sorprendía en absoluto. Una purga había dicho... eso no me sonaba demasiado aunque bien era sabido que cualquiera que molestara a un Black, como ese imbécil de antes, acababa convertido en ceniza. Sus siguientes palabras fueron enfocadas a que su prima, junto a una humana, habían descubierto lo que ella decía ser un sarcófago con símbolos egipcios y griegos y que tildaba como la primera señal de la Gehena. Aseguraba que en su interior había un demonio mesopotámico... tal y como lo era Assur. Mis ojos fueron en dirección hacia el vampiro que conservaba con otros invitados aunque, de vez en cuando, podía sentir sus ojos en nuestra dirección con ese afán controlador que tenía en donde no podía consentir que nada se le fuera de las manos.

Sí que era un tanto extraño que tuvieran la misma procedencia, pero si teníamos que en cuenta que esa cultura y civilización era de las más antiguas y que probablemente de ahí surgieran los vampiros... no es que fuera tan descabellado como se oía en un principio. Di un trago a la copa devolviendo mi atención a Bloondy, quería llegar al meollo del asunto para saber a qué nos enfrentábamos porque otra cosa no, Bloondy podría estar un tanto “loca”, pero si había ido hasta allí y me estaba advirtiendo era precisamente por algo que yo desconocía en absoluto y que quizás deberíamos de prestar atención. Assur tenía muchos enemigos, sin ir más lejos, una antigua ex amante suya que había vuelto a aparecer tras enterarse que tenía una relación conmigo, algo impensable para ser Assur ya que no se decantaba a tener nada con nadie más allá de líos de camas, y sin embargo, llevábamos meses juntos tras decidir dar el paso... o más bien, desde que yo me la jugué todo a una carta. No pude evitar negar con la cabeza, a la par que reírme entre dientes, cuando dijo que los demonios se solían fijar en su propio ombligo... y sí, la mayoría de los Black que conocía solían ser bastante egocéntricos y vanidosos, casi narcisistas algunos, aunque me había hecho cierta gracia la forma en que lo dijo. Seguía pensando que yo lo atraía y que le gustaba y que, por eso, es por lo que yo lo invocaba... pero no entendía lo que me estaba diciendo. Fruncí ligeramente el ceño cuando afirmó que estaba escuchando algo, algo que no era bueno, y lo cierto es que había estado sumida en mis propios pensamientos que no había utilizado mi poder para saber si corríamos algún peligro, algo que corregiría porque si ella podía escuchar algún pensamiento significaba que yo también podría hacerlo. Aseguraba que yo era la “musa” de Assur y que las cosas se iban a poner tensas, que ella era una vampira joven y que la mayoría eran vampiros más “viejos”. Volvió a llamare como solía hacer, haciendo referencia a mi nombre, para que me fijara en los dos hombres del fondo que ella aseguraba no dejaban de mirarnos a mí y a Assur. Disimuladamente me giré para coger una de las copas de otra bandeja, dejando la mía vacía aprovechando que pasaba un camarero, y sí me fijé en dichos vampiros que como bien había dicho no nos quitaban el ojo ni a mí, ni al vampiro. Pero aunque resultara extraño, ¿cómo confirmarlo? Había levantado revuelo cuando bajé por las escaleras al llevar ese vestido, sabía que no eran los únicos que me miraban y hablaban pero... sí, había algo más en todo aquello.


-Si es cierto lo que dices, si puedes leer sus planes significa que yo también podré hacer y así sabremos qué es lo que pasa aunque... me resulta un tanto extraño que lo piensen abiertamente sabiendo que todos somos vampiros, que los poderes están reunidos en esta sala y sobre todo, que no deben de molestar al diablo en su casa y más después de la pequeña demostración de antes, ¿por qué pensarlo abiertamente sin tener un bloqueo para ello? No tiene demasiado sentido –salvo que su objetivo fuera ese; que pensáramos que nada tenía sentido y desviar así la intención. Sonreí de lado tras sus últimas palabras, ¿estaba coqueteando conmigo? Que no se enterara el vampiro o, con lo celoso y controlador que era, íbamos a tener un problema. Solamente le sonreí por ello dando un trago a la copa pensando en lo que debíamos de hacer, sabía que la fiesta no iba a ser tranquila y hasta en cierto sentido esperaba ver allí a la ex amante de Assur, sabía que no lo dejaría estar así como así y si a eso se le sumaba lo que ella me decía... la fiesta iba a terminar de una manera totalmente diferente- mmm, ¿un bocado de algo? Podríamos prestarte un par de esclavos si lo deseas, no habría problema alguno si quisieras alimentarte, puedo pedir que lo organicen todo –reí mostrando los colmillos que tenía- creo que deberíamos de avisar a Assur para que sepa lo que ocurre, aunque me extrañaría mucho que él no pensara que algo así pudiera llegar a pasar con tanto vampiro junto y tanto enemigo que tiene –hice una mueca y dando un trago a la copa me acerqué donde se encontraba el vampiro para pedirle hablar un momento, lo alejé de donde se encontraba unos pasos pasando mi brazo por el suyo tomándolo- sé que quizás pienses que estoy loca, pero la creo al completo Assur, sé que Bloondy no me diría nada ni se inventaría las cosas. Algo pasa o está a punto de pasar, ¿ves a ese par de hombres del fondo? Tú no podrás leer sus pensamientos pero yo sí y créeme que no son nada buenos... no han venido a esta fiesta sin motivo alguno, lo tienen, y no precisamente para beber, bailar y disfrutar –aclaré acercando mi rostro al suyo, rozando nuestros labios intencionadamente, para que pensaran que no hablaba de algo grave como eso- no quiero que lleves a tus hombres y los saques, o que vayas tú en persona... siempre has dicho que todo es como un tablero de ajedrez y que cada uno somos las piezas que nos movemos por el juego, bien, dejémosles claro por qué no deben de meterse con el Rey, averigüemos qué es lo que quieren pero sin causar mayor revuelo –mordí su labio inferior lamiéndolo después- tengo un mal presentimiento Assur, sé que algo está apunto de ocurrir y que ni siquiera nos lo esperamos. En un principio pensé en tu ex amante –hice un mohín por ello- pero algo me hace pensar que va más allá de ella y que algo se cuece... creo que algunos vampiros quieren morir esta noche –sonreí de lado- ya sabes de qué juego te hablo, somos los reyes indiscutibles y se piensan que pueden con eso... Bloondy va a tener razón, algo me dice que va a pasar algo, no nos van a deja esta fiesta en paz. ¿Preparado para lo que venga, Assur?




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Lun Sep 03, 2018 11:46 am

Ladeé la sonrisa al sentir el cadencioso frio de los labios de Sun al rozar los míos, sin duda había aprendido al pasar milenios jugando conmigo sobre el tablero que todo requería un tiempo para ser descubierto y si bien contaba con que la fiesta llegara a su máximo apogeo no me mostraba especialmente preocupado por ello.
-Estas preciosa, como dice tu amiga, demasiado radiante para no ser admirada por todos y cada uno de los presentes.

Si, fue mi manera de dejarle claro que yo nunca le quitaba los ojos de encima y que todo lo que acontecía en aquel salón era información a mi disposición.
Deslicé mis dedos por su mejilla hasta colocar su onda de cuervo tras la oreja.
-Tranquila, no voy a matarla, entiendo lo que piensa, no hay hombre en este salón que no tenga pensamientos lascivos al mirarte, ni siquiera yo, la diferencia entre pensar y tocar viene dada porque perderán la cabeza y no precisamente en el sentido...figurado de la palabra.

Besé su frente un instante mientras su aliento golpeaba mi mentón, sabía lo que pensaba, que la noche iba a estallar por algún lado y yo también estaba seguro de que eso sucedería tarde o temprano.
-Besame -pedí como si no me importara.
Colé mi lengua en su boca disfrutando de un beso tórrido apasionado que suscitó las envidias de los presentes incluida seguramente su amiga.
-demosle tiempo, que crean que estamos felices y confiados y cuando todo esto estalle les haré comprender porque soy el rey.

La hice girar entre mis brazos y su cintura recayó sobre mi izquierdo al tumbarla para darle un profundo beso.
-Baila conmigo, concedeme ese capricho.
Pude ver como ensanchaba su sonrisa y se lazaba para perfilar mis labios con su lengua.
-Por cierto, tengo algo que contarte, lo haré al final de la noche cuando borrachos de sangre y alcohol acabemos de follar sobre nuestro lecho de perdición.


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Vie Sep 07, 2018 5:00 pm

Bloondy observaba como la pareja hablaba mientra entrelazaba los dedos a su espalda, no solo oia los pensamientos salir de las cabezas ajenas con su habilidad de telepatía, no, los susurros constantemente en su mente de vez en cuando callaban en su mayoría para oir susurros que daban información importante, que desvelaban misterios, pero claro, eso no lo iba a confesar, ya la tomaban por loca lo suficiente como para agravar la cosa, y decir que no escuchaba los planes por telepatía, si no que las propias voces de su mente, que rompen su cordura son las informantes, y cuando lo dicen de una forma concreta, los ojos de Bloondy bailaban en la instancia con la mirada perdida mientras Sunshine hablaba con el vampiro antiguo. Intentando escuchar con más atención los susurros, para mirar hacia donde estos le indicaban y ver como un vampiro desviaba rapidamente la mirada al percatarse que la joven Enhydra le estaba observando, quizá se alarmaron por codearse con tanta familiaridad con la compañera del anfitrión de esa fiesta, Eylith había acertado, venir aquí era productivo para los acertijos que su propia mente le proporcionaban para ser desvelados, una cosa siempre lleva a otra.
Bloondy observó a los dos vampiros, deslizando su mirada para observar las acciones del vampiro, primero enarcó una ceja, y despues una sonrisa de medio lado notablemente maliciosa, dando una pequeña carcajada por lo bajo mientras les observaba.


El juego del vampiro se desveló ante la neófita como un libro abierto y con dibujos, cosa que hizo que se llevara una mano a la boca para tapar su sonrisita, mientras los dos amantes se antojaban acaramelados, mientras Bloondy pasó a un pape de sujeta candelabros. No es que la molestase, pero la euforia de un loco hizo que se atreviese a hablar al antiguo. -Me alagais con vuestro comportamiento mi señor, habeís sido rapido como una sombra para ir a marcar territorio sobre lo vuestro, y restregarme que ella te pertenece.- Comentó Bloondy de manera lo suficientemente baja para que nadie ajeno a la conversación pudiera oirla. -Más es un honor para mí pensar que si siente esa necesidad es que ve en mí una potencial rival, eso sube mi ego señor Black, si usted siente la necesidad de hacer esto para marcar...más tengo que aclarar puntos, me gusta coquetear...hombres...mujeres...me es indiferente, sin entrar en parafilias...no al menos demasiado perturbadoras...- Se rie y niega con la cabeza. -No quiero ligar al sol nocturno...no se preocupe, y posiblemente coquetearía con usted de no ser por que la preciosa Sunshine se podría molestar y por que usted mismo me da mucho miedo.- La naturalidad de las palabras de Bloondy era arrolladora, más se cuido mucho de que esas palabras quedaran entre los tres, o desde fuera se vería como una soberana provocación, más simplemente fue un arranque de sinceridad que desperto en la malkavian.


Si, era muy posible que el lider Black echara humo por ello, de echo Bloondy se deslizó ligeramente hasta colocarse detrás de Sunshine, pues como dijo, Assur le daba mucho miedo. Más alzó las manos a modo de sumision ante el posible enfado, las voces se habían quedado en silencio ante el atrevimiento de Bloondy al decirle eso. Más miró a Sunshine nuevamente. -Aunque puedo cubriros mientras disfrutais de la dulce agonia de juegos de dormitorio, Bertram me puede ayudar.- Comentó encogiendose de hombros, antes de alejarse unos pasos de ambos. -¡¡oh!! ¡Vino!.- Atrapó una copa de la bandeja de un camarero y les volvió a observar para sonreir con cierta inocencia. -Tranquilos, tengo a Bertram y a Beckett inspeciconando la zona y dando una vuelta, ahora cuando vengan me diran lo que susurran estos pequeños murcielaguitos milenarios que hay en esta fiesta. -Les guiña un ojo antes de distraer su atención para mirar hacia afuera por el ventanal mas cercano mientra se humedecía los labios con el vino.



-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"
La noche cae, asi que vuelvo a la vida:



Enhydra & Malkavian:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 257
Puntos : 254
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Dom Sep 23, 2018 11:54 am

Desde hacía ya mucho tiempo que había aprendido como le gustaba al vampiro jugar y llevar sus cosas, tantear a la gente y deslizare por ese tablero donde él era el rey indiscutible y donde sabía que tarde o temprano dejaría claro a los demás por qué lo era como siguieran metiéndose donde no les llamaban. Lo conocía de sobra como para saber que, por el momento, les dejaba creer que no sabía nada al respecto cuando en realidad yo le había avisado y algo me decía que él también se había percatado de ello antes de que yo se lo dijera. Confiaba en las palabras de Bloondy porque ella no tenía por qué mentirme, es más, lo había leído en su pensamiento y sabía que me estaba diciendo la verdad. La mente de la vampira siempre era un caos, y esa noche no era menos. Me parecía un tanto “divertido” ver cómo era cierto que temía al vampiro, yo le había perdido el miedo hacía ya demasiado tiempo y aunque sí lo respetaba por lo antiguo que era me había puesto a su “nivel”, le había plantado cara y había visto al demonio y la bestia que habitaba en su interior, de alguna forma a esta le gustaba porque podría haberme hecho mucho más y no lo había hecho. Sabía que aquel baile no sería tranquilo porque nada con el vampiro lo era, que seguramente su ex amante se pasearía por allí para causar problemas, no lo descartaba todavía en absoluto. Assur tenía enemigos por todos lados y hacer una fiesta como esa, donde exponía su poder y su hegemonía, no era siempre bien recibido por todos. La envidia era demasiado mala y seguramente los dos vampiros que me había hablado Bloondy fueran a por él creyendo, en un pensamiento inútil, que podrían con él. Assur ya había dejado claro su postura, había matado a ese vampiro que había osado tocarme sin su permiso y todos habían entendido la amenaza, no entendía cómo después de eso siguieran pensando en atacarle, ¿esos vampiros estaban locos? Claro que mi querido demonio no es que no lo supiera y eso le divertía, sobre todo porque sabía muy bien cómo le gustaba hacer las cosas y yo me prestaba para ayudarlo a movernos por el tablero hasta que rey y reina diéramos el jaque mate que estaban buscando. Sus palabras, en las que repetía lo que me había dicho Bloondy me hicieron ver que él sabía perfectamente lo que habíamos hablado y que estaba al corriente de todo, siempre se enteraba de todo. Mis ojos lo observaron en lo que él deslizaba sus dedos por mi mejilla y colocaba un mechón de mi pelo tras la oreja, decía que no iba a matarla porque entendía su pensamiento y lo compartía, yo no era estúpida, podía escuchar pensamientos ajenos e iban encaminados hacia lo mismo que él me decía, pero todos sabían que si no querían morir era mejor mantenerse lejos.


-Y eso en parte te gusta, ¿verdad? Por eso me pediste que me pusiera un vestido así, para que todos puedan desear aquello que es solo tuyo –lo sabía, así era el vampiro. Dejó un beso en mi frente tras decirle que en algún momento tendríamos que prepararnos, no lo veía demasiado preocupado y eso hizo que soltara un bufido porque eso, más que nada, le divertía al vampiro. Me pidió que le besara, algo poco inusual pero ¿quién era yo para negarme? Ni siquiera me dio tiempo cuando ya era él quien me estaba besando, su lengua se abrió paso hasta dar con la mía en una batalla pasional en donde acabé dejando un mordisco en su labio inferior- eres un completo demonio –dije sobre sus labios con una sonrisa antes de que me moviera y dejara mi cuerpo suspendido solo apoyándolo en su brazo, momento en el que Bloondy llegó y yo me erguí escuchando lo que la vampira tenía que decir al respecto. Enarqué una ceja cuando le hizo saber que, si se molestaba Assur en marcar territorio, era porque la veía una rival.... si ya de por sí era complicado tratar con un demonio posesivo no lo era más si le sumábamos una vampira que le devolvía sus propias palabras. Aunque claro, Bloondy aclaró varios puntos y para decir que temía al vampiro, escondiéndose un poco tras mi cuerpo para no ver la posible ira de Assur, y soltó que más que fijarse en mí para “coquetearme” y “pretenderme” antes lo haría con él lo que me hizo girar para mirarla con un brillo en mis ojos y una sonrisa ladeada- oh Bloondy, te retaría a intentarlo pero antes de que pudieras poner un solo dedo en el vampiro estarías sin cabeza –comenté sin alterar el tono, normal, pero dejando claro que de no ser ella y ser cualquier otra también lo haría. Assur me prometía tras una noche de alcohol y sangre, típicamente nuestras, acabar en el lecho donde me daría una sorpresa y claro eso no pasó desapercibido para la vampira- no hace falta que nos cubras Bloondy, tengo la ligera sospecha de que el baile dará comienzo pronto ya que parece que algunos vampiros quieren morir –me refería por supuesto a los que ella había mencionado, aunque no eran los únicos de los que captaba algo parecido. Miré a Assur durante un segundo- ¿cuándo aprenderán que no deben de meterse con el rey de los demonios? Estoy segura de que todo es les desquicia y les da una envidia enorme, pero sabiendo cómo eres yo me mantendría al margen si quisiera conservar mi cabeza –sonreí de lado y miré a Bloondy- es posible que tus “mensajeros” no lleguen a tiempo, creo que la fiesta va a comenzar ya –veía a varios vampiros inquietos, lo que me hacía pensar que no iban a tardar en intentar arruinar la fiesta.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Assur Black el Vie Sep 28, 2018 3:00 am

Sun me conocía, yo nunca permitiría que nadie viniera a mi casa a insultarme ¿que tipo de demonio sería si no mostrara a todos que la ley del miedo era el único modo de doblegarlos a todos.
Blondy me hizo sonreír, no solo porque se ocultó tras Sun aterrada por mis reacciones, si no porque aseguró que yo le ponía mas que su curvilínea amiga.
-Despierto pasiones -me mofé contemplando las tormentas de Sun a la que no parecía haberle gustado el comentario.

Daban las ultimas notas de aquel ultimo baile acompasadas al coro de voces negras y desgarradas cuando elevé sendas manos, el techo se abrió, de el una indigente cantidad de sangre baño nuestros cuerpos, trajes y pelos, me relamí los labios escuchando pronto los gritos de aquellos que durante toda la fiesta habían pensado en como decapitarme.
La música ahora sonó rauda, violenta como la situación que se desató en la estancia, todos los allí presentes eramos inmortales, excepto algunos humanos que como rebaño nos eran fieles.
-Me disculpan señoritas -pedí antes de desaparecer entre el caos dispuesto a cobrarme mi parte.

Hundí mis colmillos en el cuello de uno de esos ingratos que invitado a mi mansión se había permitido el lujo de una traición, de un tirón le saqué la yugular dejando caer su cuerpo inerte al suelo mientras me relamía embriagado de sangre los labios en busca de mi siguiente victima, esas que ahora corrían como ratones en un mundo lleno de gatos.
Si algo debían aprender es que la lealtad era una evidencia para los Black y la ausencia de ella te condenaba a no ver ocultarse al astro un día mas.

El apogeo de la fiesta era ese, los invitados disfrutaban de la caza, hasta las mujeres se sujetaban las enaguas en un suelo resbaladizo de sangre tripas y vísceras.
-Esto sucede con aquellos que osan traicionarme aunque sea en pensamiento obra u omisión, espero quede claro a los presentes que si seguir en pie es solo porque así yo lo decido, soy un Black, el inicio de nuestra estirpe y como tal merezco ser temido y venerado.


Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 276
Puntos : 278
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Bloondy Enhydra el Sáb Sep 29, 2018 9:03 am

Pudo percibir como sus palabra formaron una tensión que la vampiresa no pretendía y fue mal interpretada por ambos, no quiso decir que le pusiera más Assur, quiso decir, que si no le diera este pavor, le habría entrado a los dos a la vez, claro que le parecía preciosa Sunshine, y con ese vestido que se puso sin duda para el vampiro daría para unas cuantas fantasias, pero Bloondy sabia donde estaban los limites, asi que cuando se escondió detras de Sunshine y esta se giró con los ojos rojos la vampiresa simplemente sonrie de manera afable y alzá las manos en señal de rendición, pues lo último que buscaba era pelearse con su amiga, pues asi la consideraba la vampiresa. Miró alzando una ceja a Assur cuando aseguró que levantaba pasiones a lo que ella sacudió levemente la cabeza antes de mirar nuevamente a Sunshine. De echo a pesar de haberse escondido detras de ella la mirada rojiza de Sunshine era destacable, fue por eso que alzó las manos a rendición, fue cuando Bloondy notó un tacto muy habitual por ella, Bertram el nosferatu que solo ella veía la había cogido por el hombro, Bloondy observó al nosferatu, desde fuera Assur y Sunshine vería como se giraba a mirar algo que no estaba ahi, Bertram se rió divertido "Tu boca te mete en lios psicotica, ya alterastes a tus amigos" Dijo con esa rasposa voz. -Si, me ha amenazado...- Respondió Bloondy arrastrando las palabras en voz baja, no dudaba de que podían oirla, pues estaba muy cerca de ellos, pero ellos verían como Bloondy estaba aparentemente conversando con la nada.
Miro a Sunshine y despues a Assur para finalmente responder a la primera. -Mi cabeza esta util en su sitio...- Respondió ella y echó las manos hacia atras algo tensa. Más se disipó rapidamente el tema, lo había entendido esas cosas no las permitian, ¿Que esperar del Cainitia primigenio y su invocadora? no le pilló tanto por sorpresa, realmente pocos le daban tanta manga hancha como sus propios familiares, sin embargo Bloondy dió tregua con sonrisa amable.


Sunshine aseguró que no hacía falta de que los cubriera, y que el baile iba a empezar, Bloondy entrecerró los ojos captando rapidamente a que se referia la preciosa vampiresa contraría que se giró a hablar con el vampiro jefe, mientras que Beckett aparecía acercandose al oido de Bloondy susurrandole los movimientos que estaban haciendo los que intentaban hacer una emboscada, y sin duda el plan parecían dispares, unos querían quedarse con Sunshine otros matarla, Bloondy arrugó la nariz y observó a la pareja que tenía frente a ella. Sunshine con sensuales palabras animó al vampiro jefe, y despues la observó diciendo que sus refuerzos no llegaran, Bloondy señaló a sus laterales como sorprendida que no los viera, "Ellos no pueden vernos jodida loca" Gruñó Bertram divertido, mientras la imagen de Beckett se disipaba en niebla. -Uhm...está ocupado..- musitó Bloondy.
Assur se disculpó para alejarse de ambas, Bloondy percibió el cambio de melodía y lo que se avecinaba. -Le gustas mucho al pomposo de 300 años de allí.- Dijo señalando a un vampiro al fondo con una copa mientras miraba a Sunshine. -¿Le conoces?- Sonrió de manera maliciosa la vampiresa. -Es uno de los que planea el ataque.- Le susurró a Sunshine volviendo a acercarse a ella.

Más el caos se desató y miró ojiplatica las acciones de vampiro jefe que se mostro bestial. -El señor Black da miedo..- Dijo en voz baja en el oido de Sunshine mirando con cierto susto lo que ocurría, el aroma a sangre la empezó a embriagar las fosas nasales, los negros ojos de Bloondy se volvieron rojos, Bertram ladea la cabeza "Grita por mi" pronunció antes de disiparse en la imaginación de Bloondy, uno de los traidores que planeaba el ataque se acercaba directos hacia ellas, Bloondy rasgó por la falda el vestido para obtener más libertad de movimiento y con una agilidad que nadie se imaginaría frenó su recorrido con una patada que le llegó directa al rostro, la vampiresa se rió y se retorció dando un grito digno de una banshee, sin duda la vampiresa estaba en frenesí incitado por el otro vampiro, levantó de los pelos al vampiro que pateó y le recibió con un tremendo cabezazo dejandole noqueado en el suelo, miró a Sunshine y la sonrió antes de buscar más.
Sunshine se encarga con elegancia de un par de ellos que osaron acercarse a ella, no saben lo que hicieron, mientras tanto Bloondy tiró a una vampiresa contra la mesa sacandole la mitad del torso superior por el filo de la mesa para dar un total de unos 6 rodillazos en sus costillas dejandola caer bruscamente, se puso sobre ella dandola un cabezazo y con sus garras empezó a dar zarpazos mientras gruñía y reia haciendo saltar a todos lados antes de inclinarse y dar una mordida en su cuello arrancando carne, desangrandola entera, Bloondy se levantó manchada de la sangre salpicada por el brutal ataque.


Se lanzó contra otro que intentaba huir usando sus uñas y sus colmillos para desgarrar su carne antes de finalizar su inmortal, para al acabar escuchar las palabras de Assur, mirandole sentada en el suelo, manchada de sangre saboreando los resquicisos de sus manos que habían cambiado a color rojo manchada entera de sangre, observó como Sunshine también habia marcado quien manda, sin duda más de uno se habría sorprendido de la brutalidad y la agilidad de Bloondy peleando, con su vestido rasgado para moverse rapido, y poder lanzarse sobre los vampiros a los que había sesgado la vida cruelemente. -Arrancaré las estrellas del cielo, la noche cae y vuelvo a la vida..- Dice en un acertijo dificil de entender, se mantiene en su posición, en el suelo, bañada en sangre, el rostro lleno de salpicones de sangre y la barbilla rebosante de sangre que bajaba por su cuello, claviculas, manchando entero su vestido, con los brazos tambien enteramente manchados apenas dejando visibles partes de su palida piel, se encogía en el suelo relamiendo sus dedos calma, pero aun con sus iris de color rojo. -Los primeros traidores han caido...pero hay más lo vi en sus mentes...me lo dijeron los susurros.- Le dijo a Sunshine cuando esta se libró de quienes pensarón que era una mujer indefensa. Miró seguidamente a Assur con cierta inquietud.



-"¡Locura, dices! ¿Me temes? ¿Tienes miedo de lo que podría hacer, de lo que podría decir? Qué reacción tan fascinante. ¿No la consideras algo molesta?"
La noche cae, asi que vuelvo a la vida:



Enhydra & Malkavian:


avatar
Bloondy Enhydra
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 257
Puntos : 254
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/03/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Sunshine Denveraux el Jue Oct 11, 2018 2:09 pm

Parecía que en apenas unos minutos la fiesta llegaría a su intermedio y llegaría en pleno auge, porque algo me decía que los que habían ido allí y Bloondy se había percatado que intentaban algo contra el vampiro no tardarían demasiado en dar un paso al frente y descubrirse. Sin embargo mientras ahí estábamos los tres hablando en mitad del lugar con la música sonando de fondo y la gente bailando a nuestro alrededor, las miradas curiosas no dejaban de sucederse constantemente y ya no solo por mi vestido que seguía siendo el objeto de las miradas de los presentes, sino seguramente por la extraña combinación que hacíamos los tres conversando en mitad de la pista. A pesar de las palabras de Bloondy sobre el vampiro, y esconderse a mi espalda, pude ver la sonrisa ladeada del vampiro por lo que ella dijo y enarqué una ceja porque me esperaba algo así por su parte, conforme era que dijeran esas cosas a él le divertía en exceso, sobre todo cuando al parecer lo que se pretendía decir es que también le tiraría al vampiro, hecho que me llevó a mirar a Bloondy con una ceja enarcada girando mi rostro con mis ojos brillantes de color rojizo, otra cosa no pero cuando del vampiro se trataba y sobre todo tenía relación con tocarlo no aguantaba ni una, aunque fuera un simple comentario como el que ella había dicho. Y en cierto sentido mis palabras no eran para amenazarla, no a ella porque sabía que no haría nada no solo porque le tenía miedo, sino porque sentía que entre ambas había o comenzaba a nacer una amistad y no veía a la vampira intentando algo cuando sabía que estábamos juntos. No, mis palabras no fueron para amenazarla a ella sino más bien expresar en voz alta lo que le pasaría a cualquiera que siquiera lo intentara... le retaría a intentarlo pero claro, estarían muertas antes siquiera de poner un dedo sobre el vampiro. En ese sentido me comportaba igual que el vampiro, ¿por qué? Porque no podía evitarlo aunque, quizás, incluso hasta me riera de los intentos de las demás porque nadie mejor que yo para conocer a Assur y saber cómo era, quizás en el pasado hubiéramos jugado a eso pero en el presente en el que vivíamos y con la relación que teníamos habíamos dejado claro que nadie nos tocaría en una exclusividad total por parte de ambos, y lo que era mí definitivamente era mío. Sin embargo levantó sus manos en señal de rendición como si supiera que mis palabras eran una clara amenaza y por el rabillo del ojo veía a Assur y la sonrisa que se gastaba, le sonreía a Bloondy para hacerle ver que no pasaba nada y que no hacía falta que se pusiera así porque contra ella yo no iba a hacer nada. Tampoco iba a entrar en el detalle de si Assur había “amenazado” o no a Bloondy, no porque lo conocía y era mejor dejar las cosas como estaban y centrarnos en el problema de los que habían acudido a la fiesta con la intención de acabar con el vampiro y, a su vez, conmigo. Sonreí por el comentario de la vampira y miré a Assur quien parecía que sabía, como yo, que la fiesta pronto daría comienzo y que las piezas iban a dar su primer movimiento en aquel tablero que era la fiesta que había organizado. Pero oh, cuán equivocados iban a estar cuando se dieran cuenta que con el rey no había que meterse, y mucho menos con la reina porque sus movimientos eran rápidos y libres moviéndose por el lugar, pero al parecer querían una lección y que él demostrara por qué era el rey. Bien, dejaría que Assur diera esa lección que yo había aprendido hacía ya demasiado tiempo, a leer las jugadas y los movimientos, había aprendido del mejor y es por ese mismo motivo que era la única que podía poner, de quererlo, en jaque al rey.

Antes de que hiciera nada, porque lo conocía demasiado como para saber que él no iba a pensar que algo como aquello iba a suceder en su fiesta, rodeé su cuello con mi brazo acortando la distancia mientras la vampira parecía hablar con alguien aunque yo no veía nadie a su alrededor, aproveché el momento para acercarme a él y hacer lo que mejor se me daba: a mí manera marcar territorio. Un beso en sus labios seguido de un mordisco en su inferior, una mirada profunda al vampiro y una sonrisa haciéndole ver que estaba preparada para el baile y dispuesta a seguirlo por aquel tablero improvisado. Con una disculpa el vampiro, tras el cambio repentino de música en el lugar, se alejó dejándonos solas y sonreí porque bien sabía lo que venía a continuación. Miré a Bloondy cuando dijo que a uno de los vampiros que estaban presente le gustaba mucho, en el fondo de la pista sosteniendo una copa en su mano. Enarqué una ceja por eso y emití una pequeña risa cuando dijo que era uno de los que planeaba el ataque, lo cierto es que no lo conocía pero ya sabía quién iba a ser mi primera víctima. Y cómo no, fue el vampiro quien dio el primer paso en aquel juego matando a los que parecía que se habían visto descubiertos en medio de todo aquel caos mientras mis ojos lo seguían allá por donde se movía, al parecer no era la única que lo veía porque Bloondy también seguía sus movimientos por el lugar mordiendo cuellos arrancando la yugular de un vampiro mientras el resto también disfrutaba de aquella caza como si en realidad toda la fiesta hubiera sido precisamente eso y se estaba esperando el momento oportuno y adecuado para que pasara. La gente se movía caótica a nuestro alrededor y yo mordí mi labio porque estaba acostumbrad a aquel caos que se había formado mientras los que en un principio habían planeado la muerte del vampiro o la mía propia intentaban huir sin éxito, pobres ingenuos, ¿acaso no sabían que con un demonio no debían de meterse? La única que podía salir ilesa de hacerlo era yo, y porque mi relación con el vampiro era una que ninguno de los allí presentes podría tener jamás en toda su existencia. Seguí sus movimientos que tan bien conocía moverse por el lugar sobresaliendo por encima de los demás, era todo un digno espectáculo admirable verlo y miré a Bloondy cuando dijo que daba miedo para sonreír de manera amplia. ¿Miedo? Sí, podía entender que desprendiera esa sensación con sus actos y porque ella no lo conocía como lo hacía yo, sin embargo yo lo veía de un modo totalmente diferente a como lo veía ella en esos momentos mientras seguía sus movimientos viendo que su rostro se había manchado con algunas gotas de sangre, de aquellos enemigos que habían pretendido atentar contra su vida.



-¿Miedo? –Pregunté dando un pequeño trago a la copa que llevaba en mano frente a aquel panorama que cada vez se tornaba más gore- sí, es posible que sin contar con su simpatía, su amistad o su alianza sientas eso mismo... pero ¿sinceramente? A mí me pone muchísimo verlo en acción –comenté mordiendo mi labio inferior y luego repasando mi colmillo con la lengua. Apenas un par de segundos y la misma Bloondy se vio seducida por aquel “baile” tan diferente al que se suponía iba a ser la fiesta y la presentación... algo tan típico de Assur. Mi mirada pasó del vampiro a buscar al que me había comentado la vampira que había pretendido empezar también y planear ir en contra de Assur, en cuanto lo localicé ladeé la sonrisa divertida- te tengo –dije mientras podía ver cómo intentaba escabullirse del lugar para que no fueran a por él, sin embargo ya tenía el objetivo fijado y con aquel vestido me moví entre los presentes con velocidad hasta quedar a unos pasos del propio vampiro quien puso sus ojos en mi persona- ¿me andabas buscando? –Pregunté observándolo y él supo el por qué había ido a por él, podía leerlo en su mente aunque tampoco me hacía falta. Pronto se abalanzó sobre mí quizás pensando que no le atacaría pero craso error, había aprendido del vampiro, ¿qué podía esperar sino? Sin duda alguna una damisela en apuros no, sabía defenderme y lo hice con la ventaja de que además podía saber cuál sería su movimiento pero igualmente parecía no estar tan curtido en ese “arte” mientras lo esquivaba y nos movíamos por la pista en un “baile” diferente con otra música distinta de fondo. No lograba alcanzarme porque seguramente no hubiera caído en que pudiera defenderme y eso me hizo reírme- ¿así es como pensabas matarme? Vaya, un cazador habría tenido más posibilidades que tú –incisiva con mis palabras hice que gruñera y se empeñara más en sus ataques, intercambiamos golpes hasta que vi que se acercaba un segundo vampiro para ayudarlo siendo un dos contra uno y enarqué una ceja por ello. El segundo apareció por mi espalda pasando sus brazos por delante de mi cuerpo para inmovilizarme y que fuera más fácil de atacar haciendo presión con fuerza como si quisiera romperme algún hueso de tanto que apretaba. El primero se acercó aprovechando el momento y me dio en el rostro que no pude esquivar porque estaba sujeta, gruñí alzando mi rostro pero si pensaban que iban a ganarme estaban equivocados. Enredó sus dedos en mi pelo y dio un tirón con fuerza de manera brusca para dejar mi cuello al descubierto y supe lo que planeaba hacer cuando mostró sus dientes. Sin embargo elevé mi pierna dándole una patada en el pecho para apartarlo, miré hacia atrás al vampiro que me sujetaba y con un- suéltame –en un tono seductor y bajo utilizando mis poderes no pudo evitarlo y lo hizo, aunque nada más soltarme el efecto pasó ya siendo libre y comenzamos a intercambiar golpes hasta que de uno de ellos logré tirarlo al suelo, ni lo pensé cuando cogí un trozo de cristal grande de algunas de las copas que se habrían caído al suelo y antes de que se levantara se lo clavé en la garganta con saña de donde comenzó a brotar la sangre, no lo mataría pero al menos sí le dolería y ya no podría decir nada por el momento. Sus manos fueron al cristal para intentar quitarlo pero aparté la mano con el pie y clavé el tacón en su palma atravesándola contra el suelo para que no se lo quitara mientras yo, de pie sobre él, dejaba en claro quién era la que mandaba. Me incliné para cogerlo por el pelo y al quitar mi pie alzarlo como si no fuera nada, en verdad, así era para mí y mientras el primer vampiro miraba mis garras fueron las que rebanaron su cabeza acabando así con su existencia mientras parte de mi rostro, y de mi vestido, se manchaba con su sangre. Ante eso intentó huir y reí por lo cobarde, lo perseguí hasta darle caza y fue entonces que frente a mí hundí mi mano en su pecho, tal y como me habían enseñado, sosteniendo su inerte y frío corazón entre mis manos. Sonriéndole me acerqué acortando distancias viendo su cara de terror- ¿nunca te han dicho que no debes de atentar contra el rey de los demonios, ni su reina, porque acabarías perdiendo la vida? Tarde para ti –comenté antes de arrancarlo de su pecho con su grito de dolor y cayendo inerte al suelo, volví a mancharme de sangre y el corazón que sostenía en mi mano lo dejé caer al suelo sin importancia para pisarlo con el tacón cuando avancé hasta Bloondy escuchando las palabras del vampiro. Elevé mi mano llena de sangre y lamí algunos dedos sin apartar mi mirada de la suya, volvíamos a las andadas como antiguamente y ese juego me gustaba, me excitaba que sacara ese lado oscuro que había en mí- sí, pero aún quedan más y algunos que han huido... tranquila, no quedarán libres y con vida por mucho tiempo –aseguré mirándola, sin embargo hubo un movimiento de una vampira que captó mi atención cuando sentí su mirada puesta en la mía, al alzarla se movió pero miraba hacia atrás comprobando que mi atención estaba puesta en ella, fruncí el ceño por ello- ahora vengo –dije sin mirar a Bloondy dejándola allí para seguirla entre la gente hasta que salió del lugar y entró a otro diferente, una pequeña sala donde no se celebraba la fiesta. Sabiendo lo que estaba pasando acorté la distancia y me adentré en la pequeña sala para encontrar a la figura femenina a unos pasos de distancia, dándome la espalda y supe sin necesidad de presentación quién era- vaya, así que al final no has podido resistirlo y te has presentado en una fiesta donde no estabas invitada. Cleopatra, ¿no es cierto? –La mujer se giró con una sonrisa en sus labios examinándome portando en su vestido, sujeto, una dalia negra que me hizo saber que era realmente ella. No negaría que era muy bella y hermosa, como tampoco negaría el motivo por el que estaba allí y que me buscara para que la siguiera: Assur.
-Oh, veo que mi fama me precede –comentó con una sonrisa burlona mientras ambas nos mirábamos, era consciente de su edad y de lo antigua que era, sin embargo no entendía cómo se había atrevido a presentarse- ¿y tú eres el nuevo juguete ahora?Chasqueó la lengua- admito que siempre ha tenido buen gusto, pero tampoco entiendo qué es lo que ve en ti –sonreí porque de algún modo supe que diría algo como eso, estaba dolida porque yo tenía algo serio con el vampiro y ella jamás pudo lograrlo.
-Quizás lo que no vio en ti o te faltaba –respondí sin perder la sonrisa porque la batalla la tenía ganada. Ella aseguraba que el vampiro jamás se quedaría conmigo porque no podía, porque ella lo había intentado y de todos los hombres con los que había estado el vampiro era el único que no había caído, algo que me hizo sonreír de lado porque bien sabía lo que le jodía- entonces a qué has venido, ¿a matarlo a él por despecho porque no tuvo nada serio contigo, salvo meros encuentros para pasar el rato? –Sabía que no debía de provocarla pero, la primera provocación, había sido suya al ir allí- ¿quizás quieras matarme a mí delante de él? Creo que no conoces al vampiro, si lo conocieras sabrías que cualquier opción quedará reducida a la nada y que después no dudará en matarte como me pongas un dedo encima –sin embargo su sonrisa se extendió, una carcajada sonó en la estancia y entonces cuando iba a irme porque no era estúpida de enfrentarme a una vampira tan antigua, sentí un pinchazo en mi cuello. Extrañada llevé la mano hacia el lugar para ver un dardo de donde salía un líquido al quitarlo, me dio un pequeño mareo y tuve que apoyar una mano en la pared como si me faltaran fuerzas- hija de... –no terminé la frase cuando caí al suelo mientras luchaba por mantenerme despierta, pero todo daba vueltas y costaba cada vez más estar lúcida. Lo último que oí fue un “lleváosla” antes de perder el conocimiento.




Mi querido demonio:
Gracias Niro:
Look At Me:







Fight Or Die: The Vampire's League:
avatar
Sunshine Denveraux
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 308
Puntos : 313
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 18/10/2015
Localización : París

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Nuit Des Démons ~ Privado [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.