Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Ir abajo

De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Lun Nov 13, 2017 1:18 pm

En algún lugar del Bosque Grís. 20:45 de la noche. Niebla densa.






El vial había caido al suelo cuyos restos dejaron numerosos cristales repartidos por el barro mojado de la noche anterior, junto a dichos cristalitos las pisadas de Valiont siguiendo las de otra criatura humanoide. El vial era de una de sus pociones de Cazador de Monstruos, en concreto la Poción Gato para poder ver en la oscuridad sin necesidad de forzar la vista en la densa niebla que poseía el bosque como defensa a lo que allí ocurría. El lugar era pantanoso pero sin llegar a ser un Cenagal propiamente dicho, sus olores, sus gases y sus plantas de todos los colores y sabores, y no solo las plantas eran numerosos así como las ramas desnudas de los arboles de corteza gris y dura, si no que contaba con el mismo número o más de todo tipo de Monstruos y criaturas.

Los ojos de Valiont se podían apreciar en el manto gris de la escena como dos orbes dorados, como si se tratase de una bestia. Algo huía de forma incesante de él, y era más rápido, muchísimo más. Los pies del noruego pisaron varios charcos de fango y le salpicaron, no contento con eso, unos extraños ruidos sonaron al rededor, a su derecha, a su izquierda y frente a él. -Mierda.. Ese sonido, ¿Por que tiene que ser ese sonido? ¿Por que no podía ser un nido de Mariposas? -Habló para sí mismo como era costumbre en el albino. Desenvainó con cuidado extremo su preciosa espada de Plata Alquímica con ciertas runas dibujadas que ahora brillaban al son del sonido de 'aquello'.
De la bruma salieron tres figuras, dos alargadas y la del frente, mas encorvada.  Pronto las figuras de los laterales se desvanecieron y la del frente se hizo mas grande, no mucho más, pero todo parecía indicar que lo que aquello fuera, absorvió el poder de los otros dos. Valiont gruñía, no le gustaba lo que olía y lo que presentía. -Por supuesto.. no podía ser un Sumergido normalucho y corriente. Tenía que ser... -Antes de acabar la frase un escupitajo de fango le alcanzó de lleno en la cara tan fuerte que su cuerpo salio despedido algo hacia atrás causándole una caida de espaldas y que diera con el trasero en el suelo. -...Una Bruja de agua. -La criatura era encorvada y un matojo de pelo sucio y estancado le bañaba los hombros tapando el collar de huesos que llevaba ataviado del cual colgaban varios brazos de esqueletos, probablemente humanos. La bruja de Agua iba desnuda y para desgracia de Valiont, no era muy guapa ni estaba de buen ver precisamente.


Spoiler:


Valiont lo sabía, estaba perdiendo demasiado tiempo y la criatura que debía darle caza era astuta y rápida, si quería alcanzarla, debía zanjar esto rápido. O matar o huir, pero la Bruja de Agua no le iba a dejar facilmente. Lanzó de nuevo otra bola de Fango mientras el Vampiro se quitaba la que ya había colisionado. La esquivó por poco y se puso de pie como pudo. La izquierda la tenía libre y de senda palma de la mano salió una onda de viento que hizo tambalear el cuerpo de escombro que poseía aquella vil criatura sin labios ni taparrabos. Momento en el que aprovechó para lanzar Igni, una de sus Señales de Cazador favoritas. La Bruja de agua estaba ahora ardiendo en pequeñas y molestas chispas y el Noruego no dudó más, hizo un corte elegante de media luna con la espada de Plata y un limpio corte en el pecho de la criatura para abrirla en dos. La sangre se esparció por todo el agua tiñiéndola de marrón teja. -¿Te gusta mi Plata, bicheja inmunda?

Con mala gana envainó su preciado tesoro plateado y volvió a ponerse en marcha. En una situación normal habría saqueado el cuerpo de la criatura, pero no tenía tiempo de eso. Silbó con fuerza mientras corría sin parar y tras algunos minutos sin que nada ocurriese, de la espesura y la bruma salió Slavia, su fiel Yegua. Valiont sonrió y esperó a que su equina amiga estuviese corriendo a su lado para dar un ágil salto y montarse en ella. -¡Vamos Slavia! -Su sentido de Cazador le mostraba el rastro a seguir. -Derecha. Izquierda. ¡Aqui! -Dijo finalmente. Slavia estaba muy cómoda con el olor de su dueño y su voz rasposa, de modo que hacía cuanta orden le diese Valiont.  





En algún punto del Bosque Grís. 21:14 de la noche.


Tras llegar a un cruce que dividía el camino en forma de Y notó la presencia cerca. Ya había derribado y herido a la criatura, pues llevaba tras ella 3 noches y luchando 2. Si algo tenía claro Valiont era que tras este contrato, se pegaría unos días de vacaciones de taberna en taberna jugando al Gwent al Mus y a las Mujeres de Compañia con buen Alcohol. Acarició a su buena amiga antes de saltar de ella sin previo aviso. Cayó en un aterrizaje de voltereta de evasión y siguió corriendo varios metros hasta que notó que tras el helecho estaba su criatura. Sacó de nuevo su orgullo de Plata y lo engrasó con mimo y tesón con un aceite especial. -Aceite para Vampiros. Debo de tener cuidado.. ser silencioso, o el Alpa podrá volver a escapar. Por suerte es un Alpa muy joven o recien convertida, de otro modo yo ya estaría en la otra vida. -Dijo reflexionando por última vez. Suspiró, se levantó y saltó como un lobo lo haría sorprendiendo a su joven e inexperto rival y presa, pero justo cuando iba a clavarle la estocada final, su metal chocó con algo..
Spoiler:
Alpa:


Última edición por Valiont de Skellig el Dom Feb 04, 2018 7:44 am, editado 3 veces


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Mar Nov 21, 2017 4:29 pm

Hacía unas semanas que estaban llegando informes a la sede sobre una zona conflictiva, era una zona supersticiosa llena de gente del campo que no sabía distinguir un vampiro de una hombre pálido, no le habían hecho demasiado caso, hasta que los informes empezaron a tener un tinte preocupante, como los datos no eran para nada precisos, se decidió mandar a Krystha a investigar, aun era una novata o, al menos, lo era para su padre, de modo que no le enviaba a grandes cazas ni a cumplir misiones demasiado peligrosas, a no ser que fuera en grupo.

La rubia se estaba ya cansando de esa actitud, pero la investigación era parte de su vida como cazador, aunque no fuera la que más le entusiasmase, al final tenía que practicar tantas ramas como pudiese si quería heredar alguna vez el cargo de su padre. En el pueblo descubrió versiones de lo que acechaba en los bosques, algunos hablaban de aullidos, otros de bestias deformes, otros alegaban que solo eran cuentos de niños, apariciones de demonios, estupideces varias, pero a medida que iba recopilando información se dio cuenta de que, fuera lo que fuera, algo había perturbado la vida de las gentes y cuanto más cercanas estaban las aldeas al bosque más trastornadas y más siniestras eran las gentes.

No debía hacerlo, las órdenes del Senescal eran bien claras, investigar, recopilar información y volver a la Sede. En principio era algo que cualquiera podía hacer y no debía adentrarse en el bosque ni en el foco del problema pero..Al final..no sabía a qué se enfrentaban, el informe estaba incompleto, si buscase pistas en el bosque tal vez hallaría lo que fuera que lo acechaba y si de casualidad se topaba con el bichejo pues tendría que matarlo. El hilo de pensamientos le satisfizo lo suficiente como para entrar ella sola.

La fuerza bruta no era su fuerte, así que entró con cuidado, procurando hacer mínima su presencia, tampoco era tan tonta como para meterse en una zona peligrosa completamente a ciegas. En un principio solo quería averiguar qué más había allí dentro, descubrió pistas, sangre espesa y extraña, bichos horrendos que le hicieron estremecer. Ella no estaba acostumbrada a ese tipo de monstruos, no cazaba seres sin conciencia, sino a aquellos que la tuvieran y a pesar de todo, causaban terribles tormentos a la humanidad. Allí se cocía algo y grande.

Mientras seguía rastros encontró uno en especial, uno que podía distinguir, como el de un vampiro, el olor era especial, la sensación también. Era una sanguijuela lo que se escondía en el bosque. No podía dejar a las gentes allí, pensó que bastaría con descubrir qué era y largarse, pero ¿Cómo iba a dejar a toda esa gente a merced de semejante animal? Si las historias eran ciertas, muchos habían muerto o desaparecido entre los árboles.

Escuchó un ruido y se escondió observando un movimiento no muy lejos de allí, entrecerró los ojos, intentando descubrir el origen de aquellos movimientos, aunque la niebla le impedía verlos. Los arbustos se separaron de pronto las ramas crujieron y algo se le vino encima. Como acto reflejo movió su espada que chocó ruidosamente contra el filo de otra, pero el impacto le había sorprendido tanto que le había lanzado contra el tronco del árbol más próximo. Miró a los ojos a la bestia que se le había llevado por delante, al principio solo vio un hombre, hasta que encontró unos ojos dorados. ¿Había más de una bestia allí?..¿Serían una manada? ¿Cómo se había equivocado? La fuerza del hombre le estaba aplastando y sin pensarlo dos veces inclinó al cabeza golpeándole la nariz con al frente, aprovechando para pegarle una patada en la espinilla y así poder alejarle.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Jue Nov 23, 2017 7:57 am

En algún punto del Bosque Grís. 21:14 de la noche.

Spoiler:



Valiont saltó en un ataque del todo o nada con la mayoría de sus fuerzas, normalmente le bastaba con eso para un ataque sorpresa como aquél pero un silbido cruzó de lleno y vaciló en el viento que de por sí era menudo. Su Plateada había chocado con otro metal, con otra ¿Espada? Sea como fuere, su golpe había tenido el impacto necesario como para hacer retroceder a la criatura hasta el tronco de árbol mas cercano. -Un momento.. Tu no eres una Alpa. -Dijo en un momento de claridad y lucidez. Pero aquello era prácticamente imposible, Valiont jamás se había equivocado antes en un objetivo, estaba seguro de que vio a la Alpa herida, de espaldas, era el momento perfecto de acercarse, atacar y cazar. Entonces, ¿Como era posible? ¿Es que el propio Alpa había hecho un hechizo que había creado una ilusión de una muchacha diestra en el manejo de la espada, tanto como para rivalizar con los sentidos agudizados y manipulados genéticamente del Albino Cazador? Debía de haber un error. -Definitivamente.. No eres una Alpa. -Dijo una vez mas, mientras la mantenía encerrada con su espada. No obstante Valiont cometió el segundo error de aquella noche. Hablar, esperar demasiado.

La mujer, muchacha, lo que fuera, aprovechó el momento en el que Valiont dudaba para realizar un golpe con la cabeza hacia la nariz del Mutante causandole sangrado. Acto seguido y de forma combada le propinó una patada en la espinilla, certera como el metal mas acertado Valiont retrocedió doliendose de ambos lados. -Movimientos precisos, poca duda y con los cojones cuadrados como higas de hueva. -Valiont se sentía confuso, esto era nuevo para él, debido al sangrado de su nariz no podía usar su olfato para inspeccionar a la nueva integrante del Acto y así verificar si era una ilusión o una sarta de malentendidos que él mismo comenzó. No tenía tiempo de ello, aquella muchacha seguía con sus ataques y Valiont comenzó a bloquearlos con la de Acero, esta vez. Sus orbes dorados de serpiente no estaban puestos en la batalla del presente si no en los numerosos árboles, todos y cada uno de ellos iguales a sus hermanos, buscando algún punto, alguna pista, pero ahora no tenía olfato y si activaba sus sentidos de Cazador le agotaría demasiado y perdería antes de comenzar. Viró la mirada hacia la contrincante pero fue demasiado tarde, las hostias le llovieron hasta por sitios que desconocía. Ahora era él quien chocaba contra el árbol y ella la que le aprisionaba, pese a que Valiont le sacara unas cuantas cabezas y pulgadas.

Esta vez fue él quien recurrió a una patada en el estómago para defenderse. Espada en la derecha, de acero con ciertas runas marcadas en la hoja. Le dio varias vueltas, preparándose para el inminente combate. Con la mano izquierda se desabrochó un poco los cordones de las hombreras. Le pesaban. Le molestaban. Necesitaba moverse con soltura. -Si es lo que toca..


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Jue Nov 30, 2017 11:32 am

Krystha se había percatado de su extraño color de ojos, de al fuerza descomunal que le había hecho estamparse contra un árbol y no estaba dispuesta a esperar y escucharle hablar, algo acechaba esos bosques, no eran solo habladurías de unos cuantos aldeanos, era real y tenía al culpable justo en sus narices, no iba a dejarle escapar y mucho menos morir en su primera misión absurda. Estrechó la mirada cuando le alejó de su cuerpo y balanceó la espada en su mano con agilidad, era realmente buena con ella y pretendía demostrar que todo su entrenamiento no había sido en balde, empezó a hacer un círculo, estrecho, porque el bosque le impedía la libertad de movimientos, pero estaba seria y no perdía de vista al ser ni por un momento, no se fiaba, no le infravaloraba, pero estaba muy confiada respecto a la esgrima.

De modo que empezó a usar el juego de movimientos del propio brujo para atacarle, moviendo sus pies y posicionándose según le convenía, no era tan fuerte como él, cada vez que sus armas chocaban era como golpear una roca maciza, pero eso no la detuvo, el hombre sangraba...Si sangraba...Podía herirle, si resultaba demasiado fuerte para ella, tampoco era tonta, buscaría la forma de evitarle y salir de allí con vida para luchar un día más, no era una cobarde, pero tampoco iba a sacrificar su vida en balde. Con una sucesión de golpes muy bien estudiados llevó al inmenso hombre a chocarse contra el árbol y quedarse acorralado, no tenía por costumbre hablar mientras luchaba, de modo que cuando recibió la patada se echó varios pasos hacia atrás. Notó el sabor de la bilis empapando su boca.

Le miró con rabia, los vampiros y otros seres jugaban con ventaja, pero ella se había preparado toda la vida para esto, si iba a morir, no lo haría con facilidad. No se echó atrás, volvió a lanzarse contra el enemigo, sus movimientos con al espada no eran nada erráticos, movía de una mano a otra, usaba las dos, daba giros, buscando sus extremidades, buscando cierta ventaja sobre él. La batalla era encarnizada y ella necesitaba obtener una ventaja cuanto antes porque en cuanto a resistencia, no tenía tanta como él, los seres sobrenaturales a menudo podían permanecer combatiendo días pero ella no tenía esa suerte, debía ser concisa, rápida y ese maldito podía moverse bien cuando se lo proponía.

Sus espadas chocaron una vez más y un grito le alertó primero, fue un sonido agudo y molesto, perdió la concentración en el brujo y miró ahcia un lado, cuando la Alpa se lanzó a por los dos, lanzando un mordisco a Krystha que únicamente pudo esquivar al dejarse llevar por el placaje, cruzó los brazos por encima de su pecho y levantó las piernas al caer al suelo lanzando a la bicha por encima de ella usando la propia inercia del asalto y la fuerza que la Alpa había impreso en el golpe. Krystha se levantó deprisa, con las marcas de arañazos en sus antebrazos y jadeando, cogió al espada con ambas manos y puso distancia, mirando a la Alpa y al desconocido, ora a uno ora al otro, si contra uno lo tenía difícil, contra dos iba a ser imposible, pero no moriría sin pena ni gloria, conseguiría la cabeza de uno de ellos, como que se llamaba Krystha Ebony Blackmore.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Jue Nov 30, 2017 3:48 pm

En algún punto del Bosque Grís. 21:34 de la noche.


Spoiler:



Las hombreras caían al suelo, el polvo se levantaba como una mota en la inmesidad del bosque. El silencio se cobraba los suspiros de ambos combatientes mientras que el cazador albino usaba sus ojos de serpiente para inspeccionar, para calcular cada paso cada movimiento, cada gesto en particular de aquella muchacha. Sonrió de medio lado mientras la sangre le goteaba desde la nariz hasta el último de los plateados pelos de su frondosa barba. Se movía, despacio, probando el juego de pies tanto el propio como el ajeno. ¡Ahora! Fue el momento de atacar, un placaje a la misma vez que la combatiente. El metal, los aceros chocando ruidosamente conforme las chispas saltaban a causa del encantamiento que tenía Valiont en la runa de su espada. Notaba que en el choque de cuerpos metálicos, ganaba él por la evidente fuerza que poseía.

Mas aquellos movimientos no eran nada erráticos, estaban tan bien ejecutados que cada acción propiciada por la cazadora era algo parecido a un dolor de testículos para Valiont. Cada choque, cada chasqueo. Era mucho más rapida que él y no era eso lo único que estaba en contra de su fuerza si no que era ágil como una pluma. La chica daba giros, florituras a la vez que Valiont las imitaba con gran acierto pero no con tanto como desease en aquél momento. La sangre volvía a hacer acto de presencia, salpicando el paisaje y el rostro de la rubia con gran pesar. Un corte, otro y seguidamente otro, sin reparo y sin aparente cansancio iban apareciendo en serie por los brazos, los hombros e incluso el abdomen del vikingo.

Valiont iba a retroceder para coger aliento y seguramente armarse de poder con una de sus Pociones de Cazamonstruos pero la cazadora no le daba tregua, no le daba nisiquiera un instante de respiro lo que acabó por atraerle, gustarle, incluso algo inusual en él: Sentir alta curiosidad por alguien que no sea un monstruo, pues estaba claro que ella no lo era, ni se le parecía. Abrió los ojos al completo, sus dorados titilaron con el brillo de la espada que venía a toda velocidad, apenas le dio tiempo a levantar el brazo y hacer que el acero chocase con el acero, sus rodillas se arrastraron apenas unos milímetros, pero espacio, a fin de cuentas. Un chillido, un grito, un vociferio fue lo que interrumpió aquella encarnicada batalla que se basaba en medir la habilidad de cada uno mas que la fuerza. Valiont esquivó algo que venía con la rapidez de un torpedo, no pudo ver que era hasta que estaba encima de la rubia. Esa piel gris, ese cabello que se movía como si estuviese buceando en el fondo del mar. -Tu... -Pronunció.

Spoiler:




Allí estaba, lo que venía a buscar. Herida de antes y de varios días atras con sendos cortes en las piernas y en el rostro. Valiont no se lo pensó ni por dos segundos. Agarró su cinturón eligió un Vial, la Sangre Negra se llamaba. Lo lanzó al suelo y acto seguido se tomó otro más: Rayo. Necesitaba multiplicar por diez su velocidad. Las venas se le comenzaban a marcar, el dolor era patente y un gruñido salió de su garganta. Pronto pasó y estaba listo para la batalla, para salvar a tan hábil combatiente y seguir probándola. Pero.. -Dammit... -El Alpa se había hecho invisible. El albino sentía el pesar en sus pies, ya no era un joven de 20 años y las heridas hechas por el viaje y por la cazadora pesaban. Así como la sangre en su nariz y en sus hombros. Cogió de su zurrón una Esfera plateada. -Una bomba de Polvo de Plata.. Es tu turno, pequeña. -La lanzó hacia la copa de un árbol cercano y al estallar, un millon de cristalitos diminutos plateados adornaban la imagen. Y por supuesto.. el cuerpo invisible de el enemigo ya no era tan invisible. Valiont necesitaba unos segundos para tomar aliento y que las pociones hiciesen efecto, pero podía usar... la ballesta mientras tanto.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Miér Dic 20, 2017 3:07 pm

La rubia estaba convencida de que él era el enemigo que andaba buscando, nada en él era normal, sus ojos, su postura, sobre todo sus malditos ojos. Concentrada como estaba, el polvo del suelo elevándose cuando las hombreas se cayeron fue como la señal de inicio. Se movió midiendo al contrincante, sabía que la estaba probando pero los años y las horas al día gastadas en la esgrima no eran en balde, Krystha sabía lo que se hacía, cuando él se movía ella se posicionaba en consecuencia y no solo eso, también usaba el nuevo movimiento para ganar ventaja y atacarle o defenderse según convenía.

Era muy perseverante y parte de la paciencia de su padre estaba arraigada en ella, sobre todo en combate, donde le habían enseñado que la ira no siempre era buena consejera. Al comprobar en las embestidas que él era evidentemente más fuerte, no perdió el tiempo midiéndose en ese campo, en cuanto los aceros chocaban y él intentaba abrumarla con su fuerza, ella respondía girándose y apartándose con rapidez, la agilidad era su fuerte y venía perfectamente bien en contra de alguien tan grande y tan lento, o a ella se lo parecía. Con el primer corte, sintió cierta satisfacción, lo cortaría a pedazos, poco a poco, no tenía ninguna prisa, era joven y tenía sed de gloria. Giró el arma en su mano, no con arrogancia, era parte de las fintas, del engaño que llevaban siempre consigo los duelos a espada.

Se movió con agilidad, jadeando y respirando a compás, nunca fuera de lugar ni cuando no se debía, castigaba cualquier error que el albino cometiera, sin pestañear, sin dudar, no iba a darle tregua, por lo que en cuanto vio que se llevaba la mano al cinturón no lo permitió y se abalanzó contra él golpeándole en la boca del estómago con su rodilla, hacia arriba, para afecta al diafragma con fiereza, aunque él parecía resistente, había zonas sensibles y alguien como ella, que por lo general siempre combatía contra seres que tenían ventaja física, había aprendido a aprovecharse de los puntos débiles. Usó la empuñadura de su arma para golpear la nariz del hombre y una vez hecho se alejó de él bufando, no iba a permitir que se tomara nada, que hiciera nada sospechoso.

En cuanto notó una presencia extraña, Krystha se giró y esquivó de milagro una dentellada, sobre todo porque la reacción del hombre le había alertado. Se puso en diagonal mirando a uno y a otro bastante agobiada por unos instantes. Arrugó la nariz mientras jadeaba, si uno ya era complicado, contra dos...Su padre iba a matarla si moría allí. Miró al albino entrecerrando los ojos, parecía afectado por el encuentro, se lo tenía bien merecido.

Cuando levantó aquella bola de plata, le recordó demasiado a su hermana..A Helen le habría encantado. Cuando vio la silueta recortada de lo que sea que fuese aquello, se tensó y se movió con rapidez hacia el cuerpo lleno de motitas plateadas. No dio apenas tiempo a que nadie reaccionase, se apoyó en el tronco de un árbol cercano para tomar impulso y saltar con fuerza moviendo el arma con las dos manos, intentando alcanzar el cuerpo de la vampira.


Entre los dos, alguien que se hacía invisible era su prioridad absoluta.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Sáb Dic 30, 2017 5:29 am



Garras en la noche.

En algún punto del Bosque Grís. 21:44 de la noche.





El lobo y la Luna:


El polvo de plata había dado de lleno en su objetivo, de ese modo el cuerpo se podía apreciar recortado en la oscuridad, brillando por motas en los reflejos que alcanzaba a lanzar la luna desde su lugar, los brillos eran blanquecinos queriendo ser plateados, incluso era una bonita escena si aquella Alpa no quisiera matarlos a los dos. El impacto de aquél artilugio del cual no tenía ni idea la criatura la enfadó muchísimo más que antes. -¡Que son estos juegos, albino! ¡Ven aquí y lucha como todos los de tu clase, Brujo! -Su voz era sensual, con cada palabra que arrastraba de su boca podría seducir a cualquier hombre, mujer y animal que se propusiera, pero pronto cambió de forma y sacó unas alas cubiertas por una membrana de color grisácea y sus colmillos se multiplicaron para salpicar toda la dentadura esta vez pareciendo la boca de un tiburón. Sus ojos cubiertos al completo por el iris de color rojo y sus cabellos fondeaban como si estuviese permanentemente buceando. -Primero me divertiré con tu amiga, mutante. Luego, quizá me beba tu sangre mientras hago que me penetres con tu sucia verga de Cazador. -Su voz se agudizó muchísimo a la vez que sonaba rasposa y gélida, la voz de un monstruo; El monstruo que en realidad era.

Pero justo cuando acababa su conversación con un Valiont malherido y moribundo posado sobre el tronco de un árbol a la espera de que lo demás surtiera efecto en su cuerpo, la Cazadora que antes parecía ser enemiga del Albino Cazador saltó con un tremendo impulso desde la rama mas cercana a aquella Vampira, con el arma en ristre y sobre las dos manos, alcanzando de lleno en un corte limpio el brazo izquierdo del Alpa, quien vociferó maldiciones en un idioma ya olvidado, volteándose de inmediato para ver a su agresora y cogerla a la velocidad del rayo por el cuello, gruñéndole en la cara. Seguramente le fuera a pegar un bocado, pero parece que el Alpa se lo pensó dos veces y sonrió de forma lasciva, relamiéndose los agrietados labios que bajo aquella forma poseía. -De modo que esta es tu putita.. eh Valiont de Skellig. Dime, ¿Que tal si ahora me vengo por todos los vástagos de mi prole a los que has dado caza indiscriminadamente, Mutante? -Una enorme y gruesa lengua que guardaba tremenda semejanza a una anaconda salía de la cueva de su boca para enroscarse en la tez de Krystha, lamiéndola, palpando cada poro impoluto de aquella piel que sin duda, guardaba secretos de la familia Blackmore. Enroscó la lengua en el cuello de ésta para comenzar a estrangularla poco a poco mientras sus manos, provistas en esa forma de garras, viajaban por el cuerpo de Blackmore acariciando su tripa y llegando a sus pechos, a los que sin pudor ninguno, el Alpa agarró con firmeza. Acariciaba la zona central del seno derecho de la cazadora mientras Valiont observaba, sintiéndose impotente por minutos. -Aguanta.. pequeña. Pronto podré unirme..

Por alguna razón, Valiont en su interior, sabía, quería saber, que aquella Cazadora tenía dones innatos, pues lo sintió conforme su combate tomaba forma. Aquella forma de danzar, de mover el acero, de mirarle a los ojos, no podía ser casualidad. Pronto fue cuando el cazador abrió los ojos perplejo, pues aquella chica se había zafado de una forma tan elegante como hábil, el mero hecho de contemplar el cómo lo hizo merecía la pena esperar. -Menuda maravilla.. Le han enseñado bien. -Pronunció Valiont, en un susurro casi inaudible, pues no quería sobrealimentar el ego de una Blackmore, él sabía que eso podía ser su perdición. Por ahora, gozaba contemplando aquella danza nocturna, como si Krystha fuera la luna y él fuera un Lobo que solo pudiese observar sin alcanzarla.

El Alpa estaba enfurecida, recibía los golpes de la Cazadora una y otra vez, repetidas veces y numerosos cortes que adornaban el suelo a sus pies de la sangre de la Vampira. Pero ésta no se rendiría tan fácilmente, pues ella era un Vampiro Superior, tan solo superado por un Nosferatu o un Vampiro mayor a 600 años. Sonrió. -¿Sabes, niña? Eres joven. En mi tiempo.. ningún Brujo o Cazador aceptaría un contrato por la cabeza de un Alpa. Te recomiendo que te marches ahora y me dejes al Albino solo para mi. Es a quien quiero. No tienes por que morir por un desconocido. Incluso puedo darte todo el poder que en el interior de tu corazón anhelas, pequeña. -Aquella criatura era ruin y astuta, sabía manejar las situaciones. -Los tiempos.. Cambian. -Valiont se puso en pie al fin. Los ojos del Alpa se engrandecieron y la escena comenzó a cambiar. Ya no había árboles y la noche se desvanecía como si quitasen el velo de una carcasa vacía. Los árboles cambiaron por sumideros latentes y sangrantes. El pasto verde y los helechos del suelo dieron paso a ríos de sangre y la tierra se transformó en piel pútrida y enferma cuyas pústulas se abrían y cerraban como la boca de un pez que trata de coger la comida del mar.  








En el interior del Velo. Hora inexistente.


-Su poder.. es increíble. Aún debilitada durante días, tiene suficiente maná como para invocar El Otro Lado.. -Buscó con la mirada a Krystha. Encima de la criatura, colgando de un techo que no existía, había una especie de capullo latiendo de forma desagradable y goteando sangre hacia el suelo. -¡Chica! ¡Esto se ha puesto aún más feo! Si queremos sobrevivir.. tendremos que luchar juntos. Luego, si quieres, nos partimos las piernas si así lo deseas, para ver quien se queda con la cabeza del Alpa, pero hasta entonces.. -Las pupilas doradas de Valiont se quedaron brillando y su Plateada ya estaba desenvainada y engrasada. Los elixires que se tomó antes ya habían hecho efecto, y estaba totalmente listo para la batalla. Se lanzó en un ágil salto sin pensárselo más, cruzando la hoja de su espada con aquellas enormes garras que la Vampira usaba como espadas. Ésta trataba inutilmente de lanzar bocados a la cara del Cazador. -Igni. -Lanzó aquél extraño hechizo que envolvió en tenues llamas el cuerpo del Alpa. Miró a Krystha. -¡Ahora!


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Vie Feb 02, 2018 2:44 pm

Krystha se movió ágil, pero no tanto como para evitar la garra de la Alpa, arrugó la nariz al sentir el aliento contra su cara y se estremeció por las ganas de vomitar que le dieron, además la criatura era soez hasta el extremo, nunca había entendido esa necesidad de soltar palabras de ese estilo. Miró hacia otro lado totalmente asqueada, el roce de aquella lengua asquerosa aumentaron sus náuseas. A pesar de todo intentó mantener la calma, ponerse histérica no serviría para nada en esa situación aunque le daban ganas de retorcerse pero sabía por experiencia que eso solo empeoraría las cosas. Miró a la Alpa entrecerrando los ojos, no iba a suplicar por su vida, no iba a golpearla, solo iba a esperar el momento oportuno.

Nunca pensó que pudiera sentir tanta repulsión, pero apretón sobre su seno le puso de muy mal humor, apretó la mandíbula por la falta de aire y la impotencia, al menos la condenada hablaba de más. Valiont de Skellig era un dato que desconocía, ni siquiera estaba familiarizada con el término mutante, pero también se guardó la información para ella esperando poder plasmarla en algún informe si salía de aquella. La Alpa había dejado de apretar alrededor de su cuello, más entretenida en saborear el cuero de su equipo, hecho que aprovechó, cuando estaba estudiando con atención sus ropas para averiguar cuál sería el mejor modo de quitársela, para mover la espada con habilidad, cambiándola de posición y levantar el brazo con todas las ganas contra su barbilla, le cerró la boca de golpe provocando que se mordiera la asquerosa lengua y que gritase como una perra.

La arpía no tuvo más remedio que liberarla y ella puso distancia de por medio mientras tosía y recuperaba el aliento, además de quitarse de encima la asquerosa sensación de su saliva. Ahora estaba decidida a combatir a la Alpa primero, por su orgullo. Combatió contra el ser, uno a uno, sin preocuparse en esos momentos por el otro vampiro que parecía tan en conflicto con ese ser como ella misma. Cortó la mejilla con la punta de la espada, si seguían así al final iba a dejarla como un rallador de queso, pero ahora quería disfrutar de su muerte, sentir cómo el filo de su arma profanaba su piel, igual que la lengua había manchado la suya.

Se detuvo en la cacería, jadeando, pero con determinación. ¿En serio estaba intentando engatusarla con poder? Por favor, ella era la primogénita Blackmore, iba a necesitar algo más que promesas vacías para conseguir que le dejase tranquila.- Primero te mataré a ti y luego a él, al menos puedes dejar este mundo con la certeza de que tu deseo de matar al albino se cumplirá, aunque no sea por tu mano.

Cuando el mundo cambió en frente de sus ojos krystha aflojó el agarre sobre su arma, ni siquiera con todo su entrenamiento supo enfrentarse a lo que ocurría. Se puso tensa, hasta se asustó y como si el filo del arma pudiera salvarle de todo mal apretó la empuñadura con las dos manos, mirando hacia todos lados, abrumada. Quería hacerle mil preguntas, pero esas ya vendrían después, cuando su vida no estuviera en pendiendo de un hilo. - Lo veo..Factible. Chico. - Lo segundo lo soltó como un eufemismo, era obvio que Valiont encaja en un “chico” tanto como ella en un “niña”, pero que le llamase así le tocaba la moral, no era una chica, era una mujer. Una mayúscula. Krystha rodeó estratégicamente tanto a Valiont como a la alpa, colocándose en una posición ventajosa esperando justo eso, el aviso. Se lanzó a por la bestia, levanto el arma con las dos armas con la idea de cercenarle el brazo que antes había ya herido.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Sáb Feb 03, 2018 1:42 pm



La luz se hizo Sangre.


La noche de los colmillos largos:


En el interior del Velo. Hora inexistente.



V
aliont había escuchado el monólogo de antes de la chica Blackmore para con la bestia sedienta de Sangre a la que enfrentaban, él no entendía por qué querría matarlo puesto que no sentía la necesidad de sentir ira, furia o egocentrismo pero sabía que ese Nombre, Blackmore, acarreaba ciertas cosas, entre ellas, quizá esa necesidad. En momentos como ese, daba gracias a las mutaciones que le desproveían de todo aquél sentimiento tan… ¿Humano?. Sin embargo, aquella energía con la que hablaba la mujer a la que no le gustaba que la llamasen chica si que le gustaba, casi tanto como la agilidad que presentaba y a la danza que ejecutaba minutos antes de entrar en este velo, resultado de un enorme poder.

-Soy incapaz de sentir ira o recelo, Mujer, pero si se cuando la ironía reina junto al resquemor. ¿Que molestia puede causar que te llame Chica? ¿Acaso tu edad supera los 30 veranos? -Todo esto lo comentaba entre jadeos y cansancio que pronto cobraría mas protagonismo. Valiont escupió algo de sangre. El alpa por su parte, presentaba la misma mutación que el resto de este mundo paralelo provisto de paredes de carne, como si realmente estuviesen en el interior de un Corazón palpitante y lleno de venas. Pero había una luna en el cielo falso, una Luna roja, llena de sangre. Ésta ardía por el Igni y estaba ocupada en el choque de “Espadas” con el Cazador de Monstruos quien avisó a su improvisada compañera en el momento preciso. Momento preciso en el que Krystha se abalanzó en un ágil salto que cercenó por completo el brazo herido del ser de la Oscuridad. La bestia tuvo que retroceder en una salva de gruñidos parecidos al de una bestia cuando vomita. Sus ojos ahora eran negros al completo y labios ya no tenía si no colmillos de 17 centímetros cada uno. Valiont observó a Krystha aterrizar con esa elegancia que solo un Blackmore sabe hacer gala. -No esta mal para una Chica. -Dijo, tratando de hacer una broma, fallida por supuesto por que él no sabía y aún intentaba camuflarse en el mundo que tenía que vivir. El de los humanos.

Instantes que la vampira aprovechó para desplegar aquellas monstruosas alas y crecerle un nuevo brazo de la forma mas asquerosa posible. Se había transformado totalmente en un bicho extraño, ya no tenía ojos en su lugar, el craneo parecía vérsele por completo y taparle las cuencas. Sus orejas eran enormes y largas, acabadas en punta. En medio de sus pechos desnudos y podridos había un sumidero latente que más que como corazón parecía actuar como orbe de poder. Levitó y zarandeó sus alas a la vez que extraños sonidos se adueñaban de la escena. -Y ahora.. mortales, si conocéis a algún dios. ¡Ya podéis empezar a rezar! -La sangre de la criatura parecía salir por su piel llegando a aquellas extrañas vainas de carne a las que les llegaba el líquido vital y se rompían, dando como resultado una veintena de extrañas criaturas compuestas por pinchos. Valiont se había quedado sumido en sus reflexiones, Habia escuchado anteriormente una frase parecida si no idéntica. -Si llegamos a matarla.. Mujer, tendremos que atenernos a las consecuencias, lleguen antes.. o lleguen después. El origen de esa frase no presagia nada bueno, al igual que el Apellido que la precede. -Arrugó el gesto, ya habría tiempo de hablar acerca de aquello, pero la última vez que escuchó aquella frase fue de la boca de un Blackbird.

Entre aquellas criaturas. -Alghuls… -había un par de necrófagos del más alto nivel, no por peligrosidad en combate si no por ser.. Kamikazes. Valiont casi se moría del asco puesto que el hedor que desprendían aquellos Necrófagos en concreto era tan nauseabundo que un humano medio moría antes por el olor que por que el demonio explotase. El albino se tapó la nariz pero apenas lo hizo los Alghuls se abalanzaron en manada sobre él y Krystha. Valiont trató de zafarse, no quería que le mordiesen pues.. guardaba eso para el Monstruo que ha creado esta realidad y que volaba de un lado a otro de la “sala” lanzando salvas de Sangre, que si bien eran algo lentas de canalizar, si impactase a alguno de los presentes, muy probablemente lo mataría en el acto. Buscó con la mirada a la Cazadora que odiaba que le llamasen Chica mientras ésta hacía lo que mejor se le daba, danzar con agilidad de formas que escapaban a la comprensión de Valiont. -Aard. -Musitó y una enorme onda expansiva emanó desde el interior del cuerpo de Peliblanco. Se acercó a la Blackmore. -Necesitamos matar como sea primero a los Demonios Podridos, esos necrófagos que parecen estar inflados de forma asquerosa. Si revientan antes de morir, estamos perdidos, ninguna poción ni ninguna de mis mutaciones puede contra ese gas tóxico. -Observó a los Alghuls. -Alghuls, hay que intentar matarlos de un solo golpe, de lo contrario recuperarán vida y se endurecerán cada vez más y más hasta que ya no podamos hacer nada mas que.. Rezar. -Viró la mirada a aquellas descargas de Sangre. -Mi nombre es Valiont de Skellig, soy un Cazador de Monstruos. Y esas descargas matan al instante. Que no te den, o tendremos más problemas de los que hacernos cargo además de discutir el premio cuando la matemos. Asi que.. Por si morimos en esta mierda.. ¿Cual es tu nombre, mujer? -Esta vez lo dijo serio, sin ápice de broma ni querer rencillas con ella por divertido que le pareciese. Pues la situación ahora era otra, y era vida o muerte.

Una vez dadas las indicaciones, Valiont lanzó Yrdeen sobre la plateada. Para tratar de paralizar a quien le diera un sablazo con ésta. Esperaba que Krystha hubiese entendido todo y dejase para cuando mataran a ese demonio alado en forma de mujer, sus rencillas divertidas. Tenían tres flancos, y necesitaban tener su atención en todos y cada uno de éstos.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Lun Feb 19, 2018 7:32 am

Krystha aun estaba recuperándose de la impresión, por suerte la vampira no les dejaba demasiada tregua, no le permitió analizar la situación como le hubiera gustado, todo estaba ocurriendo demasiado deprisa y se entretenía intentando racionalizar lo que estaba viendo acabaría muerta y no se lo podía permitir. ¿Cómo se había convertido una simple investigación de campo en algo como esto? Su padre iba a matarla, si no le mataban aquellas bestias antes.

No sabía dónde estaban y el olor le daban náuseas pero estaba asustada, ¿Para qué iba a negarlo? En la Orden nunca les entrenaban para combatir estos monstruos, ella estaba hecha para los vampiros y para los licántropos sobre todo, tenían nociones básicas para los cambiantes y especialistas en cada campo, pero no para estas situaciones. Krystha cada vez estaba más enfadada. El chica, mujer y las frases a modo de enigma, minaban su paciencia. - Si tienes algo que decir habla claro o cállate de una vez.- Dijo sin más antes de esquivar una de aquellas masas purulentas y apestosas. Esto tenía que ser una pesadilla.

Cogió aire para poder después aguantar la respiración, empezó a moverse fintando y esquivando, lo suyo no eran las armas a distancia, la experta en aquellas era su hermana más pequeña, pero desde luego no era una mujer mediocre, se quitó uno de los cuchillos que llevaba en una cartuchera rodeando su muslo y lo lanzó contra uno de los bichos. Se movió esquivando ,procurando respirar lo justo para no sucumbir a las arcadas que le estaban dando. Cogió aire y se lanzó a por los engendros, se le había ocurrido algo, no les hirió, solo les golpeó a base de patadas, alejándolos y arrinconándolos contra las paredes, se enfocaba en uno mientras esquivaba los demás y una vez lo tenía junto a la pared les clavaba a las paredes de carne con uno de los cuchillos dejándolos todos apilados contra la misma pared.

Finalmente, se quedó sin cuchillos, dio una patada con giro contra el cuello del último que lanzó contra el resto y esta vez, de la parte trasera de su cinturón sacó una pesada pistola, se escuchó el crujido del anillo al echarlo hacia atrás y acto seguido apretó el gatillo. La bala impactó en la cabeza del único que andaba suelto, si era verdad que estallaban esperaba que lo hicieran todos a la vez. Se dio la vuelta para alejarse lo más rápido posible, no fuera que le estallen en la boca.

No tenía tiempo para presentaciones, ni para florituras, quería salir de esa pesadilla y pronto.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Jue Mar 15, 2018 1:59 pm



Tan solo los restos.
















En el interior del Velo. Hora inexistente.



La batalla era una carnicería y no solo por el lugar al que les había llevado estando en las últimas aquella Alpa, si no por todo lo acontecido. Valiont mantenía la ballesta en ristre, apuntando a la vampira que volaba en circulos chillando y escupiendo aquella especie de habilidad que anteriormente el Cazador catalogó como mortal, muerte instantánea. -Dammit.. ¿Y si bajas a enfrentarte a mi? -¿Y perderme éstas fabulosas vistas de tu cuerpo? Claro que no.. encanto. -El gesto de Valiont era de sumo asco, pues la criatura hacía ya varios minutos que dejó de tener cualquier apariencia humana. Lanzó uno de sus pernos certeros dándole en la cola, aunque realmente apuntaba a una de sus rasgadas alas.

Algo le hizo quitar su atención inmediata del monstruo y fue el ruido que había próximo a él, a su espaldas, además de la frase seca y borde ahora mismo habitual en aquella cazadora Blackmore, lo que le sorprendió es como ésta última navegó ante todos los posibles planes para ir al que era totalmente una locura y carente de lógica alguna. ¿Enserio había conseguido apilar los cuerpos de los Alghuls mediante patadas? Aquellas criaturas se contaban entre las más ágiles de nivel medio de todo el bestiario conocido alrededor de todo el mundo, y aquella mujer… Estaba siendo más rápida. Él solo podía alcanzar aquella velocidad mediante pócimas y elixires, pues su cuerpo era demasiado voluminoso y grande como para andar de saltimbanqui. No contestó a la elocuencia pronunciada por Krystha por que estaba absorto en sus acciones, pues ahí no acababa la cosa.

Aprovechó el lado fuerte que tenía el monstruo conocido como “Demonio Podrido”, apilándolo también y disparándole con una pesada pistola, desencadenando así una temible explosión llena de lenguas de fuego que alcanzaron las paredes de esta dimensión hecha al completo por tejido carnoso y musculoso. La sangre caía del techo, dando como efecto una sanguinaria lluvia que mojaba a todos por igual. La criatura gritó al ver lo que había ocurrido y se lanzó directamente a por Krystha, quien parecía defenderse como podía. La Alpa saltaba entre Krystha y Valiont, combatiendo con ambos a la vez.

Valiont tenía su espada de plata aún hechizada por el Aard, de modo que cada golpe que lograba dar en el blanco, le hacía mucho daño. Se movía mas lento de lo deseado por el elixir que había decidido tomar al inicio del combate pero conseguía encajar los golpes del Monstruo y devolverlos en forma de patadas, un puñetazo y siguiendo el combo, lanzó tres sablazos encadenando así lo que él conocía como la Danza de Espadas. Dio la vuelta sobre sí mismo y aprovechando la fuerza y el impulso del giro, un corte de media luna rajó el vientre bajo de la criatura, comenzando a desparramar la sangre y trozos de vísceras. Krystha parecía apuntar de nuevo con aquella pesada pistola, lo que provocó que los ojos de Valiont se abrieran de par en par, esquivándolo por los pelos, mientras el Alpa también hizo lo propio. Todo ocurrió en cuestión de segundos, todo se quedó sin sonido, ni siquiera el corazón latente de la única humana en el lugar se escuchaba, todo parecía a cámara lenta. La inmortal lanzó una salva de esa peligrosa habilidad que escupía sangre, un golpe mortal. Directo a Krystha. Los huesos crujieron fuertemente por el modo en el que Valiont forzaba su cuerpo a hacer una acción muy por encima de sus posibilidades en este instante. Se lanzó, interceptando el proyectil con su cuerpo, quedando en medio de Krystha y la Alpa rugiente. El golpe de sangre impactó aunque no de lleno, en el lado izquierdo de su rostro dejándolo en carne viva. La sangre del albino salpicó y bañó por completo el rostro de la cazadora. -Maldita sea.. -Maldijo con voz queda.

-¡Como te atreves, miserable! ¡Me ocuparé de ti yo misma! -Ahora que Valiont estaba débil y en las últimas fue cuando el monstruo inició un vuelo en picado hasta quedar a la espaldas del Cazador de Monstruos, mordiéndole vorazmente de forma directa en el cuello, tragando e ingeriendo su sangre mientras sus ojos de pupilas dilatadas observaban a Krystha. El alpa se separó, sonriendo con triunfo mientras Valiont caía sobre ambas rodillas a la vez. -..Ahora es tu oportunidad, querida Cazadora… O la rematas.. o acabará contigo también.

El cuerpo de Valiont quedó inerte tumbado sobre aquél suelo ensangrentado y la vampira se retorcía, su boca se secaba, su cara comenzaba a agrietarse y sus ojos parecían no conseguir ver. Estaba ciega, débil y rota. -¡Que me has hecho, bastardo! -Preguntaba, alzando como podía el vuelo para atacar a Krystha sin pensárselo dos veces, lanzando sendas vorágines de murciélagos que iban directos a por la Cazadora. El elixir que había ingerido el cazador al inicio de la contienda, era algún tipo de ácido, para cuando, como buen vampiro; Ella le mordiese.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Sáb Abr 07, 2018 6:08 pm

Krystha no solo estaba centrada completamente en mantener el ritmo, cuando las cosas que ponían feas tenía el entrenamiento más duro, su tía y mentora la quería y no permitiría que su sobrina pasase calamidades ni deseaba ponerla en peligro, por eso no escatimaba en recursos para llevar a la cazadora al límite, al final eran seres humanos, corrientes y molientes, combatiendo contra monstruos, solo que tenían una ventaja primordial que el resto de seres, sobre todo los vampiros, no poseían y era el valor de su propia vida, el temor a la muerte. Despertaba en ella una visión de tunel en la que nada más importaba salvo conservar el latido de su corazón acabando con el resto.

Para ella era impepinable salir de allí con vida y aunque todavía era una mujer en entrenamiento y no una cazadora de pleno derecho, estaba muy cerca del último nivel y se notaba. Apenas parpadeaba, pero sus ojos se desviaban hacia la batalla de la alpa y el ser de ojos dorados, con solo unos segundos podía ubicarles y seguir con las bestias que habían explotado provocando la lluvia de sangre que empapó su piel blanca con finas gotas rojizas, al igual que su cabello rubio y la ropa, que le importó bastante menos.

Ya jadeaba cuando la criatura se avalanzó sobre ella y empezó a alternar ataques, apenas conseguía seguir el ritmo y rápidamente comprendió que era más fiable para ella esquivar que responder golpes, al menos por el momento, sacó la espada, eso sí y la manejó con una sola mano para poder maniobrar por la obra de carne, posicionándose al rededor del albino, intentando obtener ventajas del dos contra uno, claro que a la hora de la verdad él era tan enemigo como el monstruo y si tenía que usarle a él de carnaza que así fuera.

Mientras la alpa se entretenía sacudiendo al hombre, después de que ella rodara por el suelo para esquivar uno de sus esputos, levantó su otra arma, ya no le quedaban más pistolones, que eran de una sola bala. Apoyó el codo sobre su rodilla y colocó la mano apoyada en su propia muñeca para conseguir estabilidad y apuntar, necesitó un buen rato cuando se escuchó el click del martillo del arma al retirarse y poco después se disparó, con la única bala de plata que tenía. Pensando que el chorro de babas iba a darle, antes de que pudiera moverse intentó retirarse cuando vio al albino interceptar el salivazo, notó el olor de la piel abierta y quemada mucho antes de verlo sorprendiéndose por el hecho. Se quedó mirando la escena en silencio y por primera vez en todo el encuentro se tambaleó ligeramente al ver que la Alpa finalmente alcanzaba el cuello del hombre, que no solo succionaba, si no que desgarraba y bebía como un animal. La escena le impactó tanto que estaba sin aliento y sin saliva, con los ojos muy abiertos observando y los labios entreabiertos por la impresión. Estaba muerto. Muerto ante sus ojos.

Su tía sentía un odio especial hacia los de esa especie y ahora podía entender por qué, el horror, lo antinatura que era vivir a costa de la sangre de otros, era inhumano, una locura y una afrenta. Eran una amenaza, una plaga. Sus manos empezaron a temblar, al principio pareció en shock, el Harper’s cayó al suelo y segundos después, Krystha rugió de rabia y se lanzó hacia delante cogiendo la espada con las dos manos. No se paró a charlar, ni a considerar lo que estaba ocurriendo, el hombre cayó de rodillas justo frente a ella y la cazadora seguía con el arma levantada mientras corría hacia él como si quisiera rematarle, saltó apoyando el pie sobre el hombro de Valiont para impulsarse, usando su muerte-o lo que ella pensaba que era una muerte inminente y clara- para ganar fuerza en el salto y altura moviendo el arma directamente contra la musculatura que unía el ala de la bestia a su cuerpo y así separarla de su cuerpo. Krystha no volvió a gritar, pero si se veía una rabia exagerada en su rostro, pura determinación, su corazón latía a cien por hora, estaba al límite y exponiendo a su cuerpo a demasiada presión, pero nada de eso pareció importarle cuando atravesó el cuerpo del Alpa con su espada, dejó unos segundos la espada dentro, saboreando el momento, la resistencia que hacía su carne contra el filo de su espada, la sacó y nuevamente la hundió, pero estaba vez con un tajo descendente, buscando cortarle la maldita cabeza a base de golpes desesperados, como quien corta leña en una pica, gruñendo a cada bajada de espada.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Dom Abr 29, 2018 5:54 am



Tan solo la Esperanza.







En el interior del Velo. Hora inexistente.









Y krystha se lanzó al vacío. Sin mirar hacia atrás, sin pestañear. Sin pensar en lo que será, en lo que vendrá o en lo que podrá pasar. Kystha se lanzó catapultada directamente del cuerpo del Norteño que tras el acto, cayó al suelo quedando tumbado. El cuerpo de la Cazadora situado a la espalda de la criatura habiendo trepado levemente por el brazo izquierdo de ésta buscaba el golpe en el ala mientras que el Alpa alzaba el vuelo gritando en un idioma desconocido para la muchacha. -¡Isna rathok kalu’a ninngie! -Cuando hubieron llegado a lo mas alto que ambos cuerpos les dejaban, la vampira comenzó a dar desgarros en el aire tratando de llegar al cuerpo de la chica, pero tantos días en batida contra Valiont habían hecho demasiada mella en ella y se podía comenzar a apreciar por que el cielo artificial de este lugar comenzaba a desvanecerse lentamente.

Krystha movió con la agilidad marcada por su Casa la espada que poseía hasta casi arrancar el ala de la criatura de cuajo, de no ser por los últimos tendones de ésta, así hubiere sido. Ahora, ambos caían de nuevo en un tortuoso viaje hacia la muerte. El alpa no podía volver a emprender el vuelo puesto que su ala derecha estaba desencajada, herida y muerta, casi arrancada. Vociferaba a la vez que el rostro de la Joven cazadora se mantenía con la misma firmeza que un ejercito de mil hombres a las puertas de Alejandría, ¿Sus ojos? Eran las puertas a un mundo que aquella criatura jamás pensó que exploraría: La muerte en persona. Aquella débil criatura, aquella humana, estaba a punto de segar lo único que tenía de inmortal: Su alma.

El sonido hueco se hizo presente en la estancia, ambas habían caído y dado contra el suelo, el sonido de gotas de sangre y una espada que se clavaba en la dura carne. Cuando la niebla y el velo se desvanecieron, el cuerpo inerte de Valiont cubría el suelo junto al cuerpo sin vida del Alpa que había estado persiguiendo durante semanas. ¿Encima de la vampira? El cuerpo de Krystha, habiéndolo usado para amortiguar la mayor parte del golpe en la caida y aprovechando el impulso enorme de ésta para clavar de una vez y por todas, el acero en el cuerpo de la Inmortal. La dejó clavada durante varios segundos, saboreando la muerte. Una vez la hubo sacado, volvió a arremeter pero esta vez contra el cuello, buscando separar la cabeza de sus hombros en sendos tajos sin preocuparse por la precision. La cabeza rodó hasta dar contra el biceps izquierdo de Valiont, los ojos de la muerta criatura quedaron directamente mirando al Cazador.

Tras desvanecerse por completo el Velo, la noche real azotó a ambos cazadores y un frío invernal llenó la estancia, si Krystha no buscaba algo con lo que entrar en calor y algo de comida, aquella noche se convertiría en su última. Un brillo blanquecino y transparente emanaba ahora de la figura de la vampira, como una niebla que se fundía a su vez con el cuerpo de la Cazadora, dotándola de algo de energía renovada, -tampoco demasiada- y de… Adrenalina. Ganas de vivir. Ganas.. de segar mas almas malignas como fue aquella. La segadora había ganado aquella batalla.







¿Pero cual ha sido el precio? Valiont había muerto, y ella sola no sabría como salir de este lugar. ¿De verdad ese “monstruo” había muerto por salvarla? Lo viese o no Krystha, el dedo meñique izquierdo del Peliblanco se había movido durante un segundo, y apenas unos milímetros.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Miér Jun 06, 2018 2:36 pm

Krystha no sabía muy bien qué estaba ocurriendo, solo había tenido ganas de partir a la criatura en dos, de desatar su furia y de vengar al otro ser, aunque no se lo mereciera, la muerte era cruel y fea, siempre, no importaba de quién fuera. Se quedó tumbada en el suelo, aun con el arma en la mano y jadeando, todo había terminado y necesitaba recuperar el aliento, asimilar todo lo que había ocurrido y en lo que no le había dado tiempo a pensar mientras su vida corría peligro. Cerró los ojos y dejó caer la espada a su lado, llevándose las manos a la cara donde se ocultó el rostro por un largo minuto, la muerte era horrible, matar era horrible, pero más horrorosa era la sensación de que tu vida pendía de un hilo..De que alguien amenazase con desgarrar tu carne y tu alma. Aquella sensación de peligro, de alarma, no iba a poder olvidarla jamás.

El frío empezó a afectarle cuando la adrenalina abandonaba su cuerpo, cuando la realidad comenzó a golpearla. Cogió aire varias veces, agotada..Asustada y muy afectada todavía por lo que acababa de presenciar. No conocía a ese hombre de nada y se había puesto delante del ataque para que ella no lo sufriera. ¿Por qué lo había hecho? No se conocían. No era su deber. No tenía por qué. Abrió los ojos hacia el cielo manchado de estrellas y de pronto lo recordó. El hombre. Valiont. Hizo una mueca de dolor, porque con el frío sus músculos se habían encogido, advirtiéndole de que aquello iba a costarle una recuperación, que no se había enfrentado a una alpa sin consecuencias. Aun así se incorporó, rodando sobre su propio cuerpo y cogiendo nuevamente la espada que había dejado caer, gateó dolorida hasta el cadáver del brujo y contempló las horribles marcas de su mejilla y su rostro, un escalofrío le recorrió de pies a cabeza y se quedó mirándole sin saber que hacer.

Pensó, que debía darle un entierro meritorio, averiguar si tenía familia, devolverles su cuerpo o al menos decirles dónde lo había encerrado. Apretó los labios, impotente, había muerto por culpa de su inexperiencia, ni siquiera debía estar allí. Pero una voz seguía en su cabeza preguntándose el motivo, el por qué. Cogió aire notando que las lágrimas se le agrupaban en los ojos, era la primera vez que veía a alguien morir tan de cerca, por su culpa, por salvarla. Sin soltar aun el arma, que sostenía con mucha firmeza, vio su rostro marcado, quemado y apoyó una mano sobre su mejilla ilesa, apretó los labios conteniendo de esa manera las ganas irracionables de echarse a llorar, se sentía culpable y miserable por haberle permitido asumir ese riesgo. Inclinó la cabeza, hasta apoyar la frente contra la suya, con su mano temblorosa apoyada en su mejilla.- Lo siento.- Susurró. Ya era tarde, ya no le escuchaba, pero entre su propia congoja, notó algo. ¿Había sido una ligera brisa? ¿El viento?¿Su imaginación?

Se echó hacia atrás mirándole y al instante colocó la mejilla a la altura de su nariz, la espera fue una agonía pero minutos después notó la respiración chocando en su mejilla. Abrió los ojos, sorprendida, ¡Estaba vivo! Pero..¿Cómo..? Bajó la mejilla de su rostro a su pecho y apoyó allí la oreja, maldiciendo los ruidos de la noche y los animales nocturnos que no le ayudaban a descubrir el latido de su corazón, pero allí estaba. Esta vez si que las lágrimas estuvieron allí, una sola cayó sobre el cuerpo inerte del cazador y se incorporó, llevándose la mano aun temblorosa sobre su boca mirándole. Estaba vivo.

Separó los labios, porque necesitaba la bocanada de aire, de esperanza y se puso seria de nuevo. No más lágrimas. No más lamentos. Se guardó el arma en la espalda, pero a simple vista se podía notar que no iba a poder con su cuerpo. Se puso detrás de él y le cogió por detrás de los hombros, por las axilas y empezó a tirar de él con todas las fuerzas que le quedaban, se le escapaban sonidos por el esfuerzo, pero finalmente consiguió colocar su espalda contra un árbol, dejándole sentado. Apoyó una mano en su hombro, asegurándose de que estaba bien antes de salir ir en busca de su caballo, pero en vez de eso se encontró con un equino castaño asomándose entre la maleza. Se quedó callada, no llevaba jinete. ¿Sería de él?

Se puso en pie muy despacio y levantó ambas manos para que el animal notase que no tenía intención de hacerle daño. Se acercó muy despacio hasta cogerle firmemente de las riendas y suspiró aliviada.- Necesito que me eches una mano..-Murmuró, como si el equino pudiera entenderle pero le hizo varias señales, para ver si era capaz de colocarse de rodillas y así poder echar a Valiont sobre su lomo como si fuera un saco, pero bastante esfuerzo le supuso ponerlo allí, como para pensar en colocarle como era debido. Empezaba a notar sus fuerzas agotándose, así que dirigió a la yegua a paso vivo, pero con suavidad, ahora que iba sobrecargada.- Eso es chica..-Palmeó amistosamente el cuello del caballo, tenía que llevarles a un lugar seguro donde tratar las heridas de Valiont.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Vie Jul 06, 2018 6:29 am



A través de los Eones.









-Lo siento… Lo siento… Lo siento… -La voz de Krystha se escuchó en un susurro a través de los eones en el Tiempo imaginado por Valiont en aquél extraño estado parecido al Coma. -Lo siento.. lo siento.. lo siento.. -De nuevo en su cabeza, como si cada uno de los árboles que formaban el conjunto de aquél bosque tuvieran voz propia y cantaran en coro. -Lo siento.. lo siento.. siento.. iento… nto… to… o…










En algún punto del Bosque Grís. 6:44 de la mañana..




Slavia aguardaba a través de los arbustos con su mirada paciente, observando como volvían a reaparecer su mejor amigo y la chica a la que éste parecía haber perseguido, o algo parecido. El animal no había visto el encarnizado combate, pero lo había sentido en el aire. Lo había sentido en la tierra. Lo había sentido en su propio corazón, unido bajo un lazo espiritual tan fuerte que perduraría en la eternidad al de su jinete. Su mejor amigo. Valiont. Se acercó suavemente hasta la chica, mirando el cuerpo inerte y sin vida de su amigo. Valiont le había enseñado a ser fuerte hasta en los momentos de mayor debilidad, se acercó a olfatear su cuerpo tendido sobre las hojas esparcidas por el suelo, dándole con precaución en el torso con su morro. “No me abandones aquí.. Valiont. Me prometiste que estaríamos juntos para siempre. Me lo prometiste..” Dijo la voz interior de Slavia, aquella voz que Valiont desearía poder escuchar con claridad, entenderla y responderla, pero no en este momento, cuando no podía ni permanecer vivo completamente. “Te lo ruego.. Este mundo es demasiado cruel, y sin tí, amigo mío.. Todo estaría muy vacío.”

En Aquél momento, Krystha se acercó levemente a la Yegua y ésta se encaró con ella. Entendía a la perfección lo que la bonita voz de la chica le quería decir. “Vaya.. quiere ayudarte, grandullón. Me cae bien” y acto seguido, Slavia se colocó con sus rodillas a ras del suelo y el morro caído para que la chica Blackmore pudiese acomodar el cuerpo de su amigo sobre ella. Pudo observar cómo los ojos de la cazadora tenían restos de lágrimas y eso la enterneció, le dio ésta vez a Krystha con el morro de forma muy suave, indicándole que le caía bien y que confiaba en ella.

Estuvieron caminando durante muchos minutos, el sol debería haber salido ya pero no lo hizo, de forma extraña. Los árboles presentaban una formas acaracoladas y sus frutos un color tan vivo que parecían brillar. Había algunas casas repartidas en las copas de los árboles. Incluso el aire que se podía respirar.. se sentía diferente. ¿Por qué?.

Se escuchaba el meloso sonido de un arpa tocar, de forma concienciada, suave, metódica junto al cántico de algunos pájaros, ruiseñores quizá. Las hojas mecerse por el suave viento y algunas luciérnagas adornar el paisaje que pintaban. El sonido de la música cada vez estaba mas cerca, justo cuando Krystha era abandonada cada vez más las fuerzas. Mientras sus párpados pesaban cada vez mas y su mirada se desenfocaba, pudo apreciar unas formas al fondo.. que se acercaban, como si fuera una mística procesión con su musiquilla y todo. Unos faroles, sujetados por aquellas formas aún negras por no tener visión de éstas, dibujadas de forma extraña. El color de la luz de los candiles era de tonos anaranjados, daban cierta sensación de.. calor, hogar y.. Magia. Krystha se desvanecía, sus rodillas en el suelo pero sin quitar la mano del cuerpo de Slavia, la cual, la observaba preocupada.

Pronto, aquellas formas tomaron color y rostro, si es que se le podía llamar rostro a aquello, pues lo que Krystha pudo ver antes de desmayarse completamente era.. el cuerpo o los cuerpos de unos.. ¿Espantapájaros? Si.. ella juraría que sí, no tenían piel si no paja de tonalidades variopintas. El cabello tenía una forma extraña parecía a un sombrero de paja, sus rostros eran máscaras, horripilantes con una sonrisa dibujada y unos ojos grandes y naranjas que parecían poder penetrarte el alma, pero abajo, en el cuello, podía verse claramente que había un rostro tras aquello. Había mas formas.. y mas pequeñas, pero aquello fue aún más extraño y Krystha pensó que era fruto del extremo cansancio pues.. juraría que la piel de éstos últimos era totalmente de madera, como si unos pequeños troncos de árbol hubiesen sido moldeados y tallados. Unos ojos tristes orientados hacia abajo y de color naranja. No tenían boca, si no una formación del tronco, como si fuera un pequeño tubo o tronco tumbado. El torso era redondo y muy pequeño pero sus piernas y manos eran enormes, sus ropajes constituían rosas.. frutos y varias hojas.





En el poblado del Bosque. 23:00 de la noche.




Krysta conseguía despertar en una cómoda cama, pero la iluminación no era con fuego o velas, si no que daba la sensación de que dentro de aquellas lámparas con formas extrañas y preciosas había encerradas Luciérnagas, incluso.. ¡Hadas!. Valiont estaba en la cama de al lado, aún sin respirar, sin dar señales de vida, cuando de pronto abrió los ojos, vomitó sangre y se le cayeron las hojas que tenía puestas estratégicamente sobre el rostro, donde la enorme herida permanecía brillando. Unas hojas que parecían ser medicina. Valiont.. estaba vivo, pero no sabía donde estaba. Sus ojos se clavaron en los de Krystha. -...Gracias a los dioses, estás viva. -Lo primero que hizo fue sonreir. Sonreir lleno de vida.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Jue Sep 06, 2018 4:54 pm

Krystha tenía la mala manía de blasfemar como ninguna dama de la corte debería hacer, además, lo hacía en inglés por alguna extraña razón. La reacción de la yegua fue tan pasiva y tan altruista que le encantó el bicho en cuanto subió a él. Pretendía alejarse de aquel lugar maldito, llegar a un camino o a un pueblo, se conformaba con una cabaña de cazadores, con cuatro pilares, qué demonios, con un terreno despejado y seco donde poner dos ramas a arder. Pero ni siquiera duró tanto tiempo despierta, se esforzaba por mantenerse despierta, cuanto más caminaban más parecían adentrarse en el bosque, en vez de salir de él, ¿Habría escogido mal la dirección? Levantó la vista hacia el cielo, para intentar orientarse, los luceros en el fondo eran borrosos y no tenía claro si veía doble o triple o si las constelaciones habían cambiado, confusa y con los sentidos embotados volvió la vista hacia el camino.

Lo que encontró fue digno de un cuento para niños, algo tétrico, sobre todo el señor con el cuerpo de paja y el candil en la mano, si aquella era la muerte le apenó pensar que era tan ridículo como confuso. Los bichitos de paja y hojas, eran..No sabía lo que eran, estaba alucinando, o muerta o las dos cosas. Torció el gesto, confusa, aunque hubiera querido coger su espada de la espalda no hubiera podido.- What the f...

Lo siguiente que vio fue el techo borroso de madera de algún lugar extraño, su casa no era pero tampoco se extrañó, no era la primera vez que se levantaba en un lugar extraño, con la cabeza dándole vueltas y hoy le dolía como si se hubiera bebido el whisky más fuerte del club irlandés que frecuentaba. Su boca sabía a sangre y a rocío y olía a...¿Rosas? Frunció el ceño de nuevo, cuando la imagen de un ser hecho de rosales le vino a la mente y lo descartó. La juerga de la noche pasada debió ser de las míticas.

Se incorporó lentamente y necesitó unos minutos sobrecogedores en los que se esforzó por retener el contenido de su estómago, si es que tenía algo. Cerró los ojos para evitar que las vueltas que le daba todo afectaran a su mareado organismo y al abrirlos se enfocó en las luces que en principio le parecían poco más que velas, entrecerró los ojos cuando distinguió algo..Raro..Como brazos..Levantó una mano, como si quisiera parar el mundo con ese gesto y bajarse de él, lo ignoró, ignoró todo porque sabía que si no estaba muerta o loca, poco le faltaría para estarlo y si lo estuviera le daría igual.

Puso los pies en el suelo, era lo único que le faltaban, las botas y las armas, claro estaba, empezaba a mosquearse cuando escuchó la arcada de alguien, levantó la vista y se puso tensa en cuanto vio el chorro de sangre. Se puso en pie contemplando a Valiont..O lo que quedaba del pobre desgraciado. Le miró con cara de circunstancia, ella no era la que cosía, si tenía que hacerlo en una emergencia lo haría pero no era su especialidad ni estaba hecha para ello. Curiosamente, esas cosas se le daban mejor a su madre, como si poner remiendos, emplastos y hacer infusiones de sabores horrendos fuera su forma de compensar la falta de cualquier otra habilidad.

Aun así, recurrió a la lógica aplastante, si las hojas estaban ahí, sería por algo, así que las recogió y se las colocó con bastante suavidad sobre las heridas que le parecieron más impactantes en su rostro. Verle le hacía apretar la mandíbula.- ¿Cómo estás tú vivo?- Dando énfasis en el tú, porque que ella saliera viva de allí era cosa de magia o de suerte o más probable, estaban los dos muertos. Pero si la muerte traía también el resacón de pelea más basto de todos los tiempos entonces menuda mierda de muerte y de paz cristiana era aquella.

Cogió aire, decidida a ignorar su entorno y centrarse en lo único real que ocurría allí: Valiont desangrándose por la boca. Se movió lentamente, con la mano sobre su costado, sintiendo a cada movimiento las consecuencias de la pelea subrrealista, tal vez estaba muerta ya por aquel entonces o el Tío McKenzie se había pasado mucho con su "pastel especial" aquella noche. Buscó una forma de limpiarle la boca y el pecho de sangre, él parecía bastante más desnudo que ella, tal vez porque fue el peor parado de los dos, notaba que debía estar a pecho descubierto pero en su estado actual no estaba por la labor de fijarse en eso. Tal vez después, porque ya que estaba muerta en un lugar extraño con hadas en las lámparas, olor a rosas y un buen espécimen, pues qué menos que disfrutar de las vistas.- ¿Quieres enjuagarte la boca con agua? Tienes una pinta horrible...


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Mar Sep 25, 2018 5:48 am



Recuerdos fragmentados.







En algún punto del Bosque Grís. 23:32 de la noche








Los fragmentos de la batalla se adherían a su piel como cristales rotos de un recuerdo que no quieres albergar en él, iban pasando por la mente de Valiont en forma de imágenes borrosas y sangrientas, demasiado como para gustarle. Su boca sabía a sangre y sus ojos se levantaban como el rocío de cada mañana, de forma débil y pausada.  Pudo observar a la chica frente a él, con una sonrisa. El sonrió también. -Vaya.. estas viva. -No sabía bien por qué, pero se alegraba. Aquella mujer le daba buenas vibraciones, le hacía estar cómodo. Mas ella no articuló palabra laguna aún, tan solo se levantó a ponerle una toalla húmeda en la frente poniendo sus pechos frente a la nariz del Albino, quien no entendía bien que pasaba pero oye.. Él no se iba a quejar.

-Vaya.. Valiont, que calor hace en este lugar, sea donde quiera que estemos, ¿Verdad? -La chica estaba sudando, y sus ojos prístinos le observaban. Se cercioró de que la toalla estaba en su sitio y entonces, Krystha comenzó a desnudarse hasta quedarse en ropa interior. -...Señorita Blackmore, ¿Que..? -Ésta le puso el pulgar en los labios en señal de que se callase. Desabrochó su sostén mostrando aquellos jóvenes y hermosos pechos ante la atenta mirada del Brujo, quien con su mano alcanzó a acariciarlos. Estaban suaves, muchísimo. Y algo en el interior del Cazador comenzó a arder.

Ardía tanto que empezó a toser y toser, hasta abrir los ojos y manchar el suelo de nuevo de sangre.
Allí la vio, preocupada aunque vestida.
Se sintió extraño.



-¿..Vivo? -El albino notó que sus palabras eran complicadas de pronunciar, le dolía el pecho y el rostro le ardía. Contempló como la chica le hacía cuidados, le limpiaba la boca y el pecho, por supuesto.. Él se tumbó dejándose hacer. -Entiendo que he tenido pintas.. mejores. -Dijo, en un atisbo de ¿Humor? Aunque él no supiera hacerlo realmente. Sus heridas, menos la del rostro, cicatrizaban a una velocidad inusual, pues él no era un licántropo. Gracias a sus mutaciones, pronto estaría recuperado. Sonrió y asintió, bebiendo un poco de agua para enjuagarse, pero le dolía todo, en especial, la mandíbula y todo lo que era el rostro. La tez. Gracias a eso, se dio cuenta de que una de sus incomodidades era el olor que él desprendía, quizá también la chica, pero no lo sabía y de saberlo, por supuesto; No se lo diría.

-Me gustaría un baño.. ¿Donde estamos? Huele a.. -Echó un vistazo alrededor, la casa hecha de madera, presumiblemente en la copa de un arbol. Su olor a caoba mezclado con polvos y alguna droga, la magia impregnada en el lugar y las lámparas de Hadas, aquél sonido era inconfundible. -No tenía constancia de que en la zona de Paris hubiese poblados Deku.. -Dijo, con aquella voz grave y algo áspera a la vez que tranquilizante. Volvió su mirada a Krystha, quería ver que estaba bien. -¿Estás sanada de tus heridas, Lady Blackmore? -Intentó ponerse en pie, no era alguien a quien le gustase estar apalancado como un anciano a la espera de mimos y atenciones de una hermosa mujer. Si iba a tener esos placeres, prefería devolverlos y no solo dejarse hacer. -¿Cómo acabó el.. combate? No recuerdo nada. -Se acarició su herida permanente en el lado izquierdo de la cara.


Última edición por Valiont de Skellig el Sáb Oct 06, 2018 7:24 pm, editado 1 vez


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Sáb Oct 06, 2018 5:38 pm

Krystha no lo hubiera descrito como mimos ni mucho menos, le estaba devolviendo un favor, se sentía responsable por el estado de aquel hombre, que no conocía de nada y que sin embargo se había interpuesto entre la muerte y ella, esa forma de altruismo necesitaba una respuesta y lo más alcanzable en ese momento para los dos era cuidar del pobre diablo. Aun estaba curioso, a decir verdad, al principio parecía todo un sueño, solo le faltaba que la casa fuera de chocolate, que un cupcake cruzase la puerta ofreciéndose a sí mismo llenándolo todo de olores dulces y apetecibles, pero además de el calor, de la sensación de paz y de seguridad, también estaba todo lo demás: Dolor, olor a carne quemada, a sangre reseca, a sudor..Si estuviera muerta seguro que no escogería esos olores para el resto de su existencia, pero si se empezaba a plantear que eso era real, indagar sobre lo que estaba ocurriendo allí y dónde estaba sabía que perdería la cabeza para siempre.

Cuando el peliblanco se relajó y dejó que le mirase las heridas, le miró con cierta sorpresa.- ¿Cómo puede pensar en un baño cuando está vomitando sangre?- Era en parte incredulidad en parte enfado, le estaba regañando, entendía que el olor a...Mierda...Y a vísceras de a saber qué ser del averno no fuera agradable, pero ella solo quería beberse un litro de whisky y dormir durante un mes, al menos. Hizo una mueca, en parte de disgusto, siempre le llamaban lady Blackmore, pero no allí, no cuando estaba con la espada y con sus ropas de caza.- Puede llamarme Krystha, al fin y al cabo le debo la vida.

Comentó sin más, fijándose en él, poniendo más atención en las heridas, estaba segura de que le debían costar la vida, pero no había sido así, contemplar a simple vista que sus heridas regeneraban lentamente, le hizo pensar que era un vampiro. Sus ojos azules se clavaron en los ámbar, había visto colores de ojos insólitos pero aquello rayaba lo absurdo, lo paradójico, como si no fuera un simple color, como si escondieran un secreto. Cogió aire y enarcó una ceja.-..Estoy bien..Usted parece recién salido del culo de un mandril..-Agotada, herida pero empezaba a comprender que seguía viva..y que sus heridas no eran pena capital.- Poblados de..¿Qué?- No sabía si esas cosas podrían entender una palabra, pero la idea de un baño no le pareció tan disparatada en cuanto su cabeza empezó a sentirse más ágil. Buscó a una de esas criaturas con la mirada, se le ponía la piel de gallina, igual que la primera vez que vio la otra cara de la humanidad, a la que los cazadores entraban con los ojos bien abiertos, pero saberse débil y pequeño siempre le había hecho sentir inseguridad. La primera vez que comprendió lo poderosos que eran los vampiros, los licántropos y los cambiaformas en comparación a los humanos tuvo la misma reacción y en esos momentos lo estaba teniendo al ser testigo de una realidad que la mayoría desconoce.- ¿Puede una de estas cosas conseguir un baño?- Porque lo mismo él no estaba como para levantarse, pero infiernos, ella sí.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Valiont de Skellig el Miér Nov 07, 2018 6:05 pm



El Mayordomo.





En el poblado Deku, algún minuto del crepúsculo.




-¿Krystha? Un hermoso nombre de los que ya no acostumbran a haber por estos.. lugares. Puedes llamarme Valiont, o simplemente idiota. -Sonrió de forma debil aún para acto seguido, negar con la cabeza. -No me debes nada, Krystha. Necesitabas ayuda y yo accedí a ello. -Y ahí lo tenemos, ahí tenemos el por qué Valiont es mas pobre que los que viven en la Corte de los milagros. -De modo que no hace falta que pienses eso. Lo haría de nuevo, de darse el caso. -Dijo sin pudor ninguno. ¿Por qué? Pues ni él lo sabía, la verdad. Simplemente, era así de altruista y Krystha le daba esas buenas vibraciones. Es decir. Aún no le había escupido a la comida ni meado en su cerveza, así que era un avance social, desde luego.

Tras aquello no pudo evitar reir de nuevo, era cierto que ahora parecía salido del culo de un mandril aunque él personalmente no habría usado esa expresión, ni mucho menos. Le venía a la cabeza lo que habría dicho la basta de Magnhild, su aprendiz de Brujo y sonrió de nuevo negando con suavidad. Le dolía el costillar, estaba tardando en sanar y tenía la ligera sospecha que era por esa extraña herida que tiene en la cara. Habría seguido con aquél pensamiento y respondiendo de forma amena a la pregunta de Krystha respecto a los baños de no ser por el atrevimiento sin tacto ninguno de la joven Cazadora que absorbía almas de los caídos. -No te recomiendo hablar con ese tacto.. Krystha. Los Deku son muy nobles y exquisitos, ayudan a los viajeros que se extravían en sus bosques y les dan cobijo, son unas criaturas sumamente inteligentes que sufren una maldición, respecto a tu pregunta; Si, pueden conseguir un baño. -Respondió con educación y tacto, pues los Dekus eran bastante sensibles y se contaban entre las criaturas mas pacíficas del mundo mágico, pero también entre las mas poderosas de éste.

Con cierta dificultad Valiont se levantó, parecía estar desnudo pero poco le importó, no podía agacharse a ponerse la toalla por que entonces, ya no se levantaría. -Vamos, acompáñame al baño, te explicaré allí lo que son estas criaturas. -Giró su mirada al Deku que vino, uno muy larguilucho con un bigote enorme y sombrero de copa. Tenía un Smoking de cola de pingüino y traía una pequeña toalla y una copa de vino. -Que sean dos, por favor, Señor Mayordomo. -Dijo con soltura y éste aceptó de buena gana y sonrió. Ahora solo tenían que seguir al Deku pequeño que les hacía señas para llevarlos al baño. No había luz como en Paris, todo lo lumínico era o por magia o mediante pequeñas hadas que parecían entonar una agradable melodía.


La melodía del bosque.


Ya sabes.. de Cazador a Cazador.



Señorita Blackmore.. ¬¬ :
avatar
Valiont de Skellig
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 133
Reputación : 61
Fecha de inscripción : 27/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Krystha E. Blackmore el Miér Nov 07, 2018 6:17 pm

- Idiota me viene bien.- Dijo, sin más, porque estaba de mal humor, no por lo que pudiera parecer si no porque se suponía que estaba en una misión de campo muy sencilla, ir y recoger la máxima información posible para cazadores con experiencia, de pronto se había encontrado metida en aquel berenjenal, del que no sabía la mitad, si estaba muerta, soñando o en una pesadilla todavía no lo sabía, pero algo le dijo, por cómo llegó el bicho de palo vestido de etiqueta, que aquellos seres eran el menor de sus problemas.

Le vio levantarse y se puso tensa, pero le acompañó para ayudarle a caminar, a la vista estaba que no podía hacer demasiados movimientos. Rodeó su cintura, sin importarle verle desnudo, no sería al primero y de todas formas no estaba para momentos de lascivia precisamente. Necesitaba un momento a solas, pero la idea del vino no le pareció tan mala así que siguió al pequeño deku, en silencio y despacio, a un ritmo que el de ojos ámbar pudiera seguir sin dificultades.

Lo malo que tenía todo aquello era la sensación de estar perdida en un mundo que desconocía, precisamente por esa razón decidió que lo mejor sería fiarse de ese extraño hombre y mantenerse callada para no ofender a nadie. No se tenía por alguien faltón ni mucho menos, solía tener unos modales exquisitos propios de una lady de su altura, pero dadas las circunstancias tenía los nervios a flor de piel y cualquier cosa fuera de lo común le ofendía y respondía de aquella manera tan poco apropiada. Sin embargo, se intentó contener, hasta que llevó a Valiont hasta la bañera de la que parecía salir un vapor muy atractivo.- Vamos..-Le indicó, para ayudarle a meterse en la bañera, ella lo necesitaba y lo había pedido, pero segura como el infierno que el pobre cazador lo necesitaba más.

Buscó al instante dos copas de vino y el recipiente que lo contenía, sirvió dos y le tendió una cuando se aseguró de que estaba cómodo en el agua, luego buscó un lugar donde poder sentarse, contemplándole desde una distancia prudencial. Lo primero que hizo fue probar el vino y cerrar los ojos, porque le supo a manjar.- Explíqueme, entonces..¿Qué es lo que está pasando? ¿Quién es usted? ¿Qué hace aquí? Y...¿Qué es?- eran muchas preguntas y ninguna tenía más prioridad que otra en su mente, sentía una aberración especial hacia los vástagos y sus derivaciones, en cualquiera de sus formas, todo le indicaba que él era una de esas derivaciones, una muy bien hecha, con un corazón que latía, pero podía ser una simple quimera como cualquier otra para atraer a los incautos. Le intrigaba qué podía ser, pero también le asustaba cómo iba a reaccionar ella ante las respuestas.


Spoiler:

Spoiler:
avatar
Krystha E. Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 46
Puntos : 44
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De cazador a cazador. +18 (Krystha)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.