Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Masks of destiny | Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Vie Dic 01, 2017 12:26 pm

"Time will see us realign, diamonds reign across the sky.
Shower me into the same realm".







Ansioso. No existía mejor forma de describir al condenado que avanzaba por el borde fino de tierra, borde que separaba su cuerpo de la brisa, de las aguas. La luz del faro le iluminó un par de veces hasta que estuvo lo suficientemente cerca para que ésta solo se paseara por encima de su cabeza, haciéndole desviar la vista en ocasiones... A su espalda, sus costados, volviéndose uno con la oscuridad que rotaba incansable en el lugar. Las pálidas falanges del condenado sostuvieron la tela de la negruzca capucha que traía sobre su cabeza, mientras los bordes bajos de la capa ondeaban a diestra y siniestra, libres, silenciosos.

El trozo de pergamino que llevaba en el bolsillo de su abrigo contenía información difusa, pero precisa.


"Hay un grupo de Lycans, se reúnen en el faro cada noche. Ve y encárgate con ellos".



La luna nueva daba paso al inicio de su macabro trabajo, uno que él podría jurar, le devolvería el lugar que se había ganado después de tantos años sirviendo a los malditos clérigos que solo limitaban sus acciones. Tal parecía que no buscaban que el inmortal se volviera más fuerte, ¿Podría rebelarse contra ellos? Sí, ¿Lo haría realmente? Por supuesto que no. Después de todo ellos, y todos los seguidores se habían convertido en lo más cercano a una disfuncional familia, aunque las decisiones que se le habían impuesto, más las que él mismo se adjudicó a lo largo de los años, le habían ayudado a construir, a fin de cuentas, su propio camino.

Se detuvo justo bajo la torre luminosa, observando a su alrededor, juzgaba el silencio que solo era corrompido por las aguas que llegaban a estrellarse contra la tierra. Demasiado silencio, demasiadas mentiras, el engaño era tan latente como su presencia en el lugar. Le habían traicionado.
Hijos de puta.— el semblante del inmortal dio un vuelco rápido y siniestro, sus pupilas dilatadas producto de la rabia, que le hizo cerrar sus puños, enterrando las finas uñas en su carne.
No era la primera vez que le hacía algo así, lo alejaban de lo único que podría considerarse un gusto, el placer que le daba terminar él mismo con esas alimañas, ¿Acaso continuarían reprimiéndole por que consideraban que su manera de actuar era en demasía macabra?
Exhaló, dejando que su cuerpo se despojara de las gansias de salir corriendo tras de los espías que habían cumplido con la farsa, ya tendría tiempo para ellos más adelante. Bien que les gustaba hacerle perder el tiempo, Dimitry solo esperaba que ellos estuvieran disfrutado lo suficiente del que les quedaba a partir de ahora.

La diestra del castaño se abrió, dando paso a que las heridas provocadas en su palma comenzaran a sanar. Buscó un cigarrillo dentro de su bolsillo y antes de sostenerlo con sus labios soltó un par de improperios de más.
Dejó que el fuego quemara las hojas del tabaco. La primera exhalación de su boca estuvo cargada de frustración. Estaba ajeno a lo que ocurría en torno a él, excesivamente hundido de búsqueda de explicaciones.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Dic 01, 2017 4:17 pm

La sangre salpicaba sus ropajes y un poco su cuello y barbilla lo unico visible bajo la oscura capucha, hacía poco que había conseguido una buena victima, de la que le gustaban, que ofreció resistencia con uñas y dientes antes de caer, el frio de la noche le era sencillamente encantador a la rubia de ojos claros, que ahora tenía la mirada clavada la visión en sus ensangrentadas manos, quizás comida por la nostalgia de un pasado, un pasado que lejos ya quedaba, acero, sangre y nieve. El hogar...su mirada se levantó de las manos y visualizó el orizonte, de un mar negro con un cielo negro, la noche, de vez en cuando iluminado por el faro. La vampiresa estaba sentada en las rocas, olisqueando el mar, el aire, París olía distinto, muy distinto, nada que ver con el recuerdo que tenía de su tierra, de la costa, la vampiresa cerró los ojos degustando el olor a mar, y comparandolo con el recuerdo.

Más los ojos de la vampiresa repentinamente se abrieron, con la pupila dilatada y su claros ojos cernían rojizos como el rubí. Un aroma a sangre...no sangre de alguna pobre alma herida que llegaba como podía arrastrandose, no...era sangre de cainita, la vampiresa que coloco su capucha negra alzandola un poco para ampliar el angulo de visión, pues junto no estaba sola, alguien había llegado allí, la lejana silueta desprendía una humareda que pronto se pudo deducir que era por el cigarrillo, la vampiresa ladeó una maliciosa sonrisa y se acercó con sigilo, sin desear se descubierta.

Mientras se acercaba a ese cainita que en la lejanía vislumbraba sus pupilas se empezarón a contraer aguidizando sumamente su visión, cuando se fue acercando empezó a sentir una extraña sensación, manteníendose oculta en las sombras. -Pero qué....- Empezó a murmurar, pues cuando tuvo mejor visión del vampiro se paralizó al completo, mientras una sensación de Deja vu la dejaba sin habla, era él...¿era él? como podía ser...era igual que él. Las pupilas se volvieron a dilatar de sobre manera, sin poder quitarle la vista de encima, oculta en su oscuridad, si pensar en el olor a sangre fresca salpicada en ella, él no se movia, y ella permanecería detrás de él, acechandole, observandole, pues apenas daba credito a lo que veía, el asombroso parecido hacía que la vampiresa no pensase en nada más.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Dic 07, 2017 12:49 pm

"Time will lead us to the same realm.
I will lead us to the same realm".







Los minutos que dejó pasar buscando apaciguar su molestia, valieron la pena, no volvería a la iglesia con el semblante serio, no les dejaría ver siquiera un ápice de molestia en él, no pensaba darles el placer de aquello. Aunque su decisión de encargarse de ellos ya era un hecho, pero lo haría con una enorme y macabra sonrisa en sus gélidos labios. Se juraba así mismo que esta era la última vez que se dejaba engañar por esos bastardos, esas ratas que estaban al servicio de sus superiores, cada vez hacía de peor forma su trabajo, a final de cuentas les haría un favor a los suyos.

Terminó con su cigarrillo, lanzando un resto hacia las aguas viendo como desaparecía entre las olas. Rodó los ojos, sin saber en que ocuparía el resto de la noche, había dejado de lado algunas de sus misiones particulares para darle prioridad a una mentira.
Ya estaba hecho, no sacaba nada al continuar repartiendo maldiciones. Acomodó su capucha nuevamente, cubriendo sus facciones, el semblante de serenidad había retornado a él, en conjunto con su atención a todo aquello que lo rodeaba, solo ahí fue consciente, pero no se volteó, no buscó de donde provenía ese aroma a sangre fresca, después de todo si hubieran querido atacarle lo habrían hecho hace varios minutos antes, lo estaban observando, ¿Por qué?
Lo único que dio crédito a pensar es que era uno de los espías de la misma inquisición, pero el aroma no tenía sentido, ellos no cazaban cuando estaban en "servicio". Había otro ser con él, y no tenía más remedio que disipar las dudas.

Las manos del condenado se posaron en los bolsillos delanteros del pantalón, en donde guardaba un pequeño puñal, que si bien no le salvaría el cuello, quizás le daría ventaja en caso de que sus deducciones hayan sido erradas.
Comenzó a voltearse pausadamente, enfocando rápidamente su mirada en las sombras junto al faro. Producto de la luz intermitente, le costó más trabajo encontrarle, pero en segundos fue capaz de vislumbrar una menuda silueta oculta en ese lugar, la cual evidentemente le analizaba sin reparo alguno.
No me hagas ir por ti. Muéstrate.— le ordenó con voz firme y expectante. Si contaba con algo de suerte tendría un enfrentamiento después de todo, y si no, se conformaría con saber que motivaba a ese extraño a mantenerse acechante tras de él.

Esperó, palmeteando con sus dedos el interior de su bota, la paciencia no era lo suyo,
todos quienes lo rodeaban conocían ese insignificante detalle, y si aún después de sus palabras la silueta no abandonaba su lugar, él no iría a sacarla de ahí con delicadeza, si no que aprovecharía de desquitarse por lo de antes.
Lo que podría demostrar que el extraño ser había escogido un muy mal momento para acercarse al condenado.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Sep 27, 2018 10:22 pm, editado 2 veces


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Jue Dic 07, 2017 8:02 pm

La vampiresa le observaba desde la distancía, mientras la sensaciónde deja vu la dejaba perpleja, pues inclusive el aroma que desprendía le era sumamente familiar, seguía observandole con suma avidez, mientras veía como la humareda que desprendía por el cigarro que fumaba se perdía en la noche. Más los celestes ojos de la vampiresa centellearon levemente en color rubí por la avalancha de emociones que sentía, un escalofrio le recorrió la espalda para su sorpresa, pues hacía realmente mucho que no tenía esa sensación al ver a otro cainita. Seguía sin moverse desde su posición mientras observó que acababa el cigarro y lo lanzaba de vuelta al mar. La sangre fresca goteaba desde su barbilla al suelo, pero ni ese sonido la desconcentró de lo que ahora observaba, de hecho ella al contrario que él hizo retroceder un poco su capucha por su platina cabellera para ver mejor.

Si tuviera pulso se le abría acelerado y bastante cuando escuchó su voz, dió una orden firme, en otra circunstancia la vampiresa no abría movido ni un musculo, habría permanecido en su posición o incluso habría planeado una emboscada, pero ahora no podía, estaba en estado de autentico shock, era él, algo cambiado...algo más moderno, pero era él, sintió como si se viera obligada a obedecer la orden de su Sire, la chica sacudió la cabeza queriendo despertar de ese estado en el que había entrado, pero casi fue como si una mano invisible la obligara a salir a un sitio más visible, colocandose frente de él. -Aquí estoy....como has pedido.- Dijo casi de forma automatica, quedando algo desconcertada por su propía acción, el vampiro que había frente a ella podía apreciar sus ahora rojos ojos, como el rubí.

Podía notar la tensión, pero se sentía algo desconcertado y algo que le decía que ese vampiro tenía ganas de algo más belico. Ella se llevó la mano a la bota deslizando una daga desenfundandola sin molestarse en ocultar su movimiento. -¿Qu...quien eres tú...vampiro?.- Gruñó ella deslizando la daga entre sus dedos nerviosa, puesto la visión casi la paralizaba, tragaba saliba nerviosa, solo esperaba que aquel vampiro no se diese cuenta del estado de conmoción que se encontraba la cainita. Quizás asi podría perder ventaja si se enfrentaba a él, aunque notaba que aquel vampiro era mas joven que ella. No obstante se inclinó y mostró sus colmillos buscando la intimidación de quien frente a ella se mostraba.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Dom Dic 24, 2017 1:06 pm

" Shower me into the same realm.
Time will lead us to the same realm".






Se encargó de que su semblante se mantuviera intacto en cuanto la vio salir de las sombras que le ocultaban mismo gesto que finalmente le llamó más la atención la rapidez con que lo hizo que la forma, ya que estaba claro que hace muy poco se había alimentado y el aroma que antes había llegado hasta el condenado era precisamente esa linfa fresca que cargaba la rubia. Sus orbes se centraron en su rostro, parecía impactada y enfadada al mismo tiempo, sentimientos que se debatían visiblemente en su rostro.  

Se vio tentado a caminar hacia ella, lo hizo de forma lenta ya que no ignoró tampoco como la contraria ya se estaba preparando en caso de que él buscara atacarla, cosa que ya había descartado hace unos segundos, en cuanto su expresión le ganó a la molestia que le hizo sentir.
Me extraña que, al ser un desconocido para ti, seas tan obediente conmigo. — comentó en un tono cargado de serenidad, analizando el aura de quien se encontraba frente a él, y justo como sospechaba era más antigua, casi doblando los años que él tenía, situación que solo se volvía más y más confusa.

Los brazos del varón se cruzaron a la altura del pecho, sin siquiera hacer ademán alguno de querer imitar la posición de ataque que tenía la vampiresa, su ánimo había decaído notablemente cuando la ira se desvaneció de él, luchar en ese momento no era una opción para el condenado.
No voy a intercambiar identidad con una extraña que está lista para saltarme al cuello, cosa que, sería un grave error de tu parte. — le advirtió, solo por si aún no se había percatado de la situación en la que se encontraba. Él frustrado, ella visiblemente desconcertada, ninguno demasiado apto para dar el primer golpe.

Los siguientes movimientos del vampiro pudieron verse bastante imprudentes, cuando comenzó a acortar distancia nuevamente con ella, pero algo le aseguraba que lastimarlo era lo último que la inmortal haría en ese momento. Todo lo que realizaba tenía un trasfondo, en ese momento era algo tan simple como asegurarse de que no tuviera más armas encima, y que por supuesto se encontrara sola.
Si lo que quieres son formalidades tendrás que iniciar tú. — comentó con desdén, iniciando una suave rueda a su alrededor, hasta detenerse a espaldas de ella.
Era menuda, con un rostro que fácilmente -sin aquellas manchas de sangre - produciría ternura o la considerarían una belleza, pero ante los ojos del condenado solo veía un arma letal contenida en medio de ellos.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Sáb Sep 29, 2018 12:03 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Lun Dic 25, 2017 10:17 am

La vampiresa tenía un enorme conflicto interno, estaba acostumbrada a intimidar o mirar con desdén a aquellos vampiros más jovenes que ella, pero no podía evitar comportarse como si aquel hombre fuese un vampiro más antiguo que ella, este pareció comentar sin tapujos lo raro que se le hizo que aquella rubia vampiresa obedeciera esa orden sin más, Arikel seguía en una especie de estado de shock, separó los labios levemente para tratar de responder algo coherente. -Yo...yo, lo has..pedido...y no he...podido..negarme.- Titubeó, aunque casi al acabar esa escueta frase quiso sacudir su cabeza para escapar de ese estado de suma confusión que se encontraba de manera arroyadora.

Seguía observandole de arriba a abajo sin poder dar credito a ese tremendo parecido que el vampiro poseía, era como si estuviera soñando, pero era todo demasiado real, apretó más la empuñadura de su daga, una reacción más propia de la tensión que la invadia que como una amenaza real de ataque, reacción que no era de extrañar que provocase la desconfianza del vampiro que estaba ante ella. La vampiresa consiguió despertar relativamente cuando el afirmó que no se presentaria y lo errada que estaría si le atacase, Arikel bajó la vista a su mano observando la daga y luego a él. -Oh...si, eso..- Musitó aflojando el agarre a uno más sutil antes de enfundar el arma preguntandose por que demonios sentía la necesidad de complacer las peticiones. -¿Pero qué me pasa?.- Musitó enfadada consigo misma.

Ese vampiro sin duda le echó bastante valor, para acercarse tanto a ella, aunque la vampiresa no se iba a mover, estaba demasiado confusa y desconcertada como para hacerlo, pero eso el condenado no debería saberlo, o al menos eso era lo que creía Arikel, le miraba con la boca ligeramente abierta por el asombro como se aproximaba, a lo que ella no pudo evitar encogerse levemente como si la estuvieran riñendo. Escuchó sus palabras y se posicionó en una postura rigida, tensa, y estirada para tratar de ocultar el como se sentía.

-Soy Arikel, Arikel Voerman, un placer.- Respondió finalmente mientras le seguía con la mirada hasta que se posiciono a espaldas de la vampiresa, él era muy alto ciertamente, y aunque su recuerdo era de alguien más alto, era igual, hasta el timbre de su voz le recordaba al de su fallecido Sire, aunque era posible que no fuese el mismo. Pero la sensación de deja vú, la tenía casi paralizada, no se giró a dar la cara contra ese vampiro que hizo gala de atevimiento rondando la posición de ella y colocandose a su espalda, efectivamente estaba sola y no poseía mas armas que la de su fiel daga. -Ahora que sabes mi nombre, dime el tuyo..¿quien eres?.- En otra ocasión Arikel habría sido tajante, pero ahora sencillamente no parecía poder, y esa actitud del vampiro no le daba ocasión de imponerse.

Sentía escalofrios, y algunos no pudo ocultarlos, los ojos de la vampiresa estaban encendido de ese color rojo sangre, brillante, no pudo evitarlo, sencillamente practicamente se le escapó de los labios. -¿Por que eres igual que mi Sire?.- Gruño de manera algo feroz, sin girarse a observarle, solo apretando el puño haciendo señal clara de lo tensa que estaba, de lo desconcertada y perdida que se sentía, no pensó en las señales que estaba mandando al otro, pero quería una respuesta, y la quería ahora. Giró levemente la cabeza para percibir su posición.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Dic 28, 2017 8:33 pm

"Time will see us realign…
Diamonds reign across the sky".





Existían muy pocas situaciones que podrían desconcertar al vampiro, y precisamente ésta era una de ellas. Cada palabra que mencionaba en dirección a la rubia tenía efecto inmediato, las respuestas de su cuerpo, el cómo relajaba sus manos cuando había hecho alusión al arma que portaba la contraria sobre sus manos, misma daga que desapareció de sus orbes casi al instante.
Por su parte el condenado podía notar como ni ella misma lograba comprender lo que sucedía, situación que sin dudas le causo un alivio al saber que no era el único que se hallaba en demasía perdido.

Estaba asimilando la situación luego de la presentación de la vampiresa, a lo cual dio un visto bueno de que ella, al igual que él, no buscaría el combate, al menos por el momento que enfrentaban.
Dudó mucho de revelar su identidad, no se sentía cómodo haciéndolo y menos con una extraña que para su impresión cada vez dejaba a la luz lo confundida que se encontraba.
Las siguientes palabras terminaron por hacer que el inmortal frunciera el ceño, ya no le quedaba sospecha alguna; Ella estaba muy mal de la cabeza.
¿A tu Sire? — repitió, por si cabía la mínima posibilidad de que la rubia se hubiera equivocado en elegir sus palabras, pero por lo visto, había escuchado a la perfección.

Nuevamente se puso en movimiento, justo por el lado que la contraria le buscaba con la mirada, no quería incomodarla más de lo que ya estaba, todo su cuerpo expedía una confusión mayúscula y, por ende, se le notaba muy tensa.
Creo que estás muy confundida, Arikel. — se atrevió sin reparos a utilizar el nombre que ella misma le había otorgado minutos atrás, de ese modo le sería más fácil dirigirse a ella, justo cuando su cuerpo se plantó frente a la vampiresa y sus orbes buscaron los ajenos.
Solo para que aclaremos esto... Mi nombre es Dimitry Rudakov, y por si difícilmente aún no lo has notado, nuestra diferencia de siglos es la suficiente como para no provocar semejante confusión. — le habló con la voz más sosegada, ya que no sabía el tipo de reacción que podría aparecer ahora de los labios ajenos.

El inmortal no lograba armar el rompecabezas, la única explicación lógica para lo que mencionaba la rubia era sin duda que la vampiresa estaba en un estado de shock, pero no debía ser precisamente por él, o al menos Dimitry prefería pensar de esa manera.
Por otro lado, no podía empatizar con ella, la relación que él mantenía con su Sire era prácticamente nula e inexistente, ya que todo se había tratado de un acuerdo silencio que aún se mantenía oculto en las paredes de la santa Inquisición, todo se había resumido al momento de su conversión, cuando tuvo que seguir su camino sin llegar a forjar lazos de ningún tipo.

En la rubia se podía percibir la gran diferencia, ya que solo la forma que tenía de mencionarlo era diferente, lo veía en sus orbes, una mezcla de terrible confusión y un destello de falsa ilusión, ya que todo podría desmoronarse con un simple pestañeo.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Dic 29, 2017 10:04 am


La vampiresa le seguía con la mirada, con esa cuestión en la cabeza, ¿por qué se le parecía de esa terrible forma a su Sire? obviando detalles, un poco mas bajo, más acicalado, el pelo corto...por lo demás era un parecido que a la rubia le hacía plantearse que la reecarnación existía despues de todo. Más enarcó ligeramente una ceja cuando el otro vampiro repitió su última cuestión, sin dar credito a las palabras de la rubia vampiresa, que ladeó ligeramente la cabeza casi esperando que ese vampiro tuviera alguna respuesta coherente a su desconcierto, pero logicamente él tambien se encontraba absorto de la confusa situación que Arikel había cuestionado sin intención en realidad, ella solo estaba allí disfrutando de su propia nostalgía y degustando los resquicios de sangre del último que fue su comida.

Más alzó la vista con destellos rojizos cuando ese vampiro mencionó su nombre, despertando su desconcierto a una fase que se inclinaba a la perdida de casillas, los problemas de ira eran demasiado evidentes en la vampiresa y sentirse perdida no estaba en sus estados favoritos, el seguía a su alrededor hasta que se plantó frente a ella, la vampiresa no pudo evitar sentirse intimidada durante unos segundos, pero busco recobrar rapidamente la compostura y se cruzó de brazos mirandole, mientras levantaba levemente el labio superior mostrandole los colmillos y sus azules se volvían rojizos como el rubí.

Aunque la voz sosegada de ese vampiro conseguía calmar sus ansias belicistas que se habían encendido durante un momento mostrandole de manera involuntaría lo facil que era provocarla le miró fijamente. -Ruso...- Susurró reconociendo la nacionalidad rapidamente de ese vampiro que le habló como si estuviera mal de la cabeza. -Claro que he notado que soy mucho mayor que tú, mi Sire era muy poderoso y yo le dí muerte.- Gruñó de manera hostil, y se acercó buscando desafiarlo. - Tú no me durarías ni cinco minutos, soy más fuerte que tú, mucho, mucho más. - Su ego empezó a subir como la espuma de notable forma, quizás buscando que el otro vampiro adoptase una forma más sumisa frente a la rubia. - No creo que tú seas mi Sire tonto, lo que busco es saber por que demonios eres fisicamente igual que él, quizás algún tipo de parentesco....- Se acarició la barbilla bajando su ego y volviendo al estado de desconcierto.

Sacudió la cabeza momentaneamente y giró para mirar alrededor olfateando el aire y con sus ojos como el rubí mirando a todos lados, para despues fijarlos en los orbes ajenos. -¿Qué haces aquí tú solo?- Preguntó extrañada, buscando hacerse la dura nuevamente para parecer que toda la situación estaba en el más absoluto bajo control. -Es peligroso para un vampiro joven.- Dijo de forma altiva volviendo a alzar la ceja estirandose todo lo que podía para intentar parecer más alta, o por lo menos más intimidante.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Vie Ene 12, 2018 11:14 am

"When the coffin shakes...
And the needle breaks".







Absolutamente temperamental, no había mejor forma de describir a la vampiresa frente a él, la curiosidad totalmente implantada en sus orbes mezclada con una rabia que tal vez ni siquiera intentó ocultar, ya que solo con sus acciones y el simple hecho de desafiar la condenado, demostraba que buscaba desesperadamente tomar el control de una situación que ya estaba completamente perdida. Para ambos.
Dimitry no buscaría más provocación, pero también tenía un límite de tolerancia bastante reducido, así como su casi inexistente paciencia y la forma altanera en la que pasó a comportarse la rubia no ayudaba en nada a mermar su naturaleza.

La escuchó sin hacer ningún tipo de ademán en interrumpirla, tal vez esperando inútilmente que la vampiresa llegara a darse cuenta de que la situación no iría por un rumbo favorable, o al menos aquello no estaba en los planes del inmortal, ya suficiente había tenido con tener que plantearse una conversación con una inesperada intrusa en su camino.

Se cruzó de brazos y le observó con disgusto, a pesar de la enorme diferencia de años que era capaz de percibir, la fémina frente a él se comportaba como toda una adolescente, y una muy engreída que se vería en la obligación de poner en su lugar, poco le importaba ya si terminaba luchando con ella.
El ego terminará disolviendo tu lengua, no debes subestimar nunca a un posible rival, sin importar que tan encima del mismo te sientas. — comenzó a liberar sus palabras, firmes pero sin dejar de lado su actitud tranquila frente a la situación, no iba a caer en el mismo saco de confusión ajeno.
Tú eres el reflejo de que la sabiduría no se obtiene con los años. — finalizó sus referencias a ese tema, dejando que esas últimas palabras se incrustaran en la mente de la rubia.

Relajó su postura y sin darse cuenta ya había comenzado a acomodarse el abrigo, en su cabeza no existía la idea de permanecer en el lugar por mucho más tiempo, no tendría sentido alguno.
No creo que tenga parentesco ninguno con tu asesinado Sire, así que puedes ir dejando esa idea a un lado... Existen las coincidencias, acéptalo y vive con ello. — le dijo con frialdad, avanzando hacia el costado del faro, dispuesto a tomar el camino de regreso, para él había sido una noche larga y decepcionante.
Joven con casi quinientos años, me halagas... — no se contuvo de que el sarcasmo bordeara sus últimas palabras.

Las manos del inmortal buscaron la capucha, acomodándola sobre su cabeza, y avanzó con cautela, tampoco se confiaría con la rubia, estaba claro que se encontraba afectada aún por el suceso, por lo que sus pasos irían lentos y sin prisa hasta llegar a un punto en el que pudiera desvanecerse, y buscar -si aún contaba con tiempo - alguna nueva presa o algo que sirviera para liberarse de la frustración que no había logrado difuminar por completo de su mente.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Feb 22, 2018 2:00 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Ene 12, 2018 7:35 pm

Clavaba su mirada en el ruso, mientras se mantenía en ese estado en el que se notaba de demasiada escandalosa forma que se sentía perdida, desconcertada y sin saber como debía actuar de manera correcta, no podía dejar las manos quietas del nerviosismo de situación que escapaba a su poder, quizás eso le podría poner algo nervioso al vampiro rival que allí frente a ella se encontraba, más a pesar de que su ego creció de forma desmensurada, por sus propias palabras aquel otro vampiro tenía un poder que él no conocía, pero la rubia no iba a admitirselo ni de lejos, le miró cuando este arranco a responder a la soberbia que la rubia habia destilado con cada una de sus palabras que había intentado para aumentar el ego y quizá al condenado que frente a ella estaba.

Ella no conocía nada de ese vampiro, pero aun asi, se sentía de extraña forma, y cuando el otro habló la vampiresa tuvo la reacción más estraña de todas, su rostro se dibujó una expresión similar como la de una chiquilla reñida por su tutor, la cara que años atras había puesto Arikel cuando su Sire la había reprendido por algo indevido, como si esa exprensión compunjida la librara de un castigo que vendría a continuación de la reprimenda, retiró la mirad apagando sus rojos ojos volviendolos a ese azul cielo tan claro. -No soy estupida.- Dijo en un hilo de voz, casi inaudible para cualquiera que no fuese un vampiro, estaba claro que no era la personalidad de su Sire perdido, su sire habría tenido una feroz reacción que ahora Arikel estaría tremendamente lamentando, entonces algo se podría decir que despertó dentro de la vampiresa mirando al otro vampiro. Le miraba con esa cara de carnero degollado tras haber sido reñida, no entendía por que se sentía asi, era una sensación que la mantenía a la vampiresa soberanamente tensa, aturdida, confusa, observaba sus movimientos con suma atención, como si tuviera que estudiarle en muy poco tiempo.

observaba como se acomodaba el abrigo, como si ella tuviera que repetir al milimetro ese movimiento, y como la capucha, al igual que ella se tocó su capucha dejando sus platinos cabellos caer hacia alante, miraba como el vampiro ladaba y empezaba a andar, y como si una mano invisible la empujase, ella le siguió, empezando a calmar el animo, no por que ella quisiera, si no por que algo le ordenaba que lo hiciera. -¿Tienes hambre? se donde hay un buen sitio cerca...discreto...nadie nos verá- Dijo ligeramente, extrañada de ella misma que le invitase a cazar, le acababa de conocer, aunque si sabía por que lo hacia, había encontrado un Sire al fin, y algo le decía que no dejara que se fuera siendo solo una sombra pasar cerca y gruñirse, le miró la espalda mientras andaba detras de él, aunque estaba preparada para un posile feroz reproche por parte del otro vampiro que podía incomodarse.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Feb 22, 2018 2:01 pm

"Right away, outer space with me...
Once and for all".









Los pasos del inmortal solo consiguieron alejarlo unos cuantos metros de la vampiresa, más aun considerando la escasa velocidad con la que avanzaba, se dedicó a patear con pereza una pequeña piedra hasta que la voz femenina volvió a invadir el ambiente, mezcla de un tono absolutamente diferente en el cual podía escucharse más animada, algo que sin dudas logró confundir al inmortal, aunque no fue suficiente para que se detuviera, guardando silencio por unos minutos, tratando de comprender que se traía entre manos la vampiresa, para él todo era siempre motivo de desconfianza.

Terminó por bajar el pequeño acantilado donde se encontraba el faro y su andar lo llevó al borde de la playa y estando seguro de que su improvisada y no deseada compañera aún le seguía, exhaló.
No, rubia, no tengo hambre. — respondió secamente, y era cierto, todo el desenlace le había arrebatado su sed de una forma tajante.
Deberías ir a cazar tú y darme espacio, debes saber que en este momento mi humor no es el mejor, te lo aseguro. — le advirtió arrastrando cada palabra con una seriedad que finalmente ya era parte de su forma de ser, aunque desde afuera debía verse como si estuviera realmente enfadado.

Esperando que la fémina tomara en cuenta sus palabras, retomó su camino hasta escoger un lugar frente al océano y sentarse a observar el rompimiento de las olas, esperando que aquella portada y el sonido del agua lograra contribuir con su ansiada calma.

Los párpados cerrados consiguieron ignorar por un momento que la presencia ajena seguí ahí, observándole tal vez con la misma curiosidad de un inicio, como cuando sus orbes se cruzaron por primera vez, en donde la sorpresa ajena fue tal que por un momento Dimitry creyó la vampiresa había entrado a un estado catatónico. No la culpaba, pero no podía dedicar tiempo a una extraña ni mucho menos buscar que en él consiguiera esa perdida figura del ser que la arrastró a la inmortalidad, sus razones había tenido para no crear un vástago, su vida no era algo que le gustaría fuera recreada por quien sería lo más similar a su “descendencia”.

Al abrir sus ojos nuevamente, éstos se hallaban apacibles con el suave tono azulado que denotaba su tranquilidad interna, dejando atrás el episodio en el faro. La mirada del inquisidor busco la figura femenina y exhaló, ya que nada en ella mostraba las ganas de alejarse de él, al contrario.
La zurda del vampiro se adentró en uno de los bolsillos de su pantalón sacando un nuevo cigarrillo, encendiendo el mismo en sus labios, aunque tuvo que sostenerlo entre su índice y corazón para que sus palabras resonaran combatientes por sobre el sonido del mar.
¿Qué ganas con seguir aquí? — le interrogó sin tapujos, estaba claro que algo esperaba, o sencillamente estaba torturándose, eso era algo que ella debía argumentar.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Mar 29, 2018 7:00 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Vie Feb 23, 2018 5:47 pm

La vampiresa estaba aun nerviosa, pues ella no era de las que ofrecía compartir presa, ni siquiera compartir un momento de caza, pero él, había algo, ese parecído la hacía comportarse de esa "docil" forma en cuanto al trato con el vampiro, dentro de los limites que ella tenía, pues de normal ella era fria, amenazante por norma general, siempre buscaba intimidar, pero ahora..sencillamente no se sentía de aquellos animos, le observaba con aire tranquilo, enarcando una ceja cuando se negó a compartir una presa, por otro lado tampoco le sorprendía, le había ofrecido una desconocida cazar juntos, era normal que dijera que no, así que la joven simplemente aceptó la negativa clavando en él una mirada penetrante, con sus celestes ojos.
La chica escuchó sus palabras, parecía como si estuviera furioso, eso hizo que la vampiresa retirara la mirada, el otro vampiro le dijo que se fuera a cazar sola, que le diera espacio, pero la interpretación de la vampiresa no fue tal la que el vampiro hubiera deseado.

Le observó como se alejaba, y cuando estaba lo suficientemente lejos ella siguió el mismo rumbo que este había tomado, bajando por aquel lugar más cerca del agua, podía olfatear la brisa marina que presentaba la noche, le observó allí y ella simplemente se sentó en el suelo recogiendo sus piernas, quedando encogida de tal manera que apoyaba su mentón sobre sus rodillas, ahí espero alejada los suficientes pasos del otro vampiro, por alguna extraña razón se veía incapaz de hacerlo, se limitó a observar su espalda, totalmente absorta por el asombroso parecido, quizás le faltaba algo de altura, y la melena larga, pero por lo demas, era clavado, "no puede ser" se repetía mentalmente, con los labios ligeramente entreabiertos, era una mezcla temor y apreció, no sabía describirlo, pero le inquietaba mucho este hecho.
Su mirada se alzó cuando al rato el vampiro "despertó" de si mismo y pareció que la buscó con la mirada, ella alzó el rostro para observarle, pero sin acercarse, había pedido espacio y por motivos que se le escapaban reaccionaba como antaño con su sire, frunció el ceño mirandole, con cara de circunstancia, más le sorprendió la pregunta, no sabría como responder, se quedó algo confusa en cuanto a la respuesta.

-Es algo más complicado, no creo que lo entiendas, tampoco lo espero. - Dijo sin embargo la vampiresa sacando a relucir su orgullo, más chasqueó la lengua con ligero fastidio, quizá sí, quizá se estuviera torturandose asi misma con la visión del vampiro, con sentimientos contradictorios, ella misma hizo un movimiento cuando estaba a punto de perder su autocontrol, que era empezar a masajearse la sien, un acto reflejo que solia llamar a su calma. -Pero ya que tienes tanto interes....simplemente me calma tu presencia, es algo...extraño.- Respondió finalmente, no creía que ese vampiro malhumorado lo entendiese, era dificil de explicar, apenas ella lo entendia. -Es que...eres igual.- Dijo volviendo a revisarlo de arriba a abajo con la mirada, mientras se mantenía con el semblante notablemente serio.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Mar 29, 2018 7:06 pm

"When the coffin shakes,
and the needle breaks…
Come".







Las palabras que el vampiro soltaban al aire realmente no buscaban explicación alguna, ni siquiera formulaba preguntas concretas ya que en ese momento ya sentía que las mismas serían malinterpretadas de alguna u otra manera. La manera en que le observaba lograba que se formara una espacie de incomodidad para el inmortal, como si por si sola se pusiera frente a él como un posible enemigo al que debía eliminar, aunque era su apacible actitud la que a fin de cuentas conseguía anteponerse, quizás sin saberlo ella había escogido la mejor opción.

Intentó que su voz fuera absolutamente neutral, tomándose su tiempo igualmente para hablarle sin removerse de su posición, y solo la zurda del ruso buscó dentro de su abrigo un nuevo cigarrillo, y esta vez solo por vicio y no por tensión acumulada.
Decir que tengo "interés" sería demasiado, la verdad solo me frustra un poco tener tu mirada abrumada sobre mí todo el tiempo. — comentó con el ceño ligeramente fruncido, esperando que sus palabras consiguieran alejar los orbes ajenos de él.
A lo largo de tus siglos seguramente encontrarás a unos cuantos más que se le parezcan, y no por eso debes quedar tan expuesta... Eres demasiado emocional para ser una inmortal. — agregó, y en ese momento su tono fue claramente de regaño, aunque no lo buscó, solo nació de él.

Dijo todo lo que pensaba, y solo después de aquello se llevó el tabaco a los labios, tomando una pequeña roca junto a él para encender la llama de la cerilla y acercarla al inicio del cigarrillo, ansiaba sentir el amargo sabor en su paladar.
Por un momento un extraño recuerdo hizo presencia en su memoria. Ya había estado en ese lugar, pero con otra persona, una a la que no había podido sacar de su mente, sin importar los siglos que había pasado sin ella, en momentos como ese había llegado a extrañar la presencia de esa mujer en su vida.

La cabeza del inquisidor se movió rápido para quitarse la imagen, y volver al presente, en donde solo exhaló con frustración y el tabaco a la mitad salió volando de sus dedos al mar, mismo que pronto tendría al vampiro de pie frente a las aguas.
Oscuridad frente a él y una presencia que sentía como se aferraba a cada minuto que se mantenía ahí
No voy a cazar contigo, no voy a ir a ningún lado mientras sigas aquí. Lo mejor que podrías hacer es regresar por donde viniste, ¿Eres capaz de entender eso? — le interrogó ya con cansancio, volteándose para mirarla y por un momento logró percibir cual era el mayor detalle en toda la situación y porqué el del miedo de la rubia la primera vez que le vio.
Fuiste tú, ¿Verdad?.. Te encargaste de él. — le acusó con una seguridad intachable, ya que sus acciones le habían delatado mucho antes, y aún así Dimitry estaba tan sumido en su desconcierto que no fue capaz de verlo, pero ahora estaba absolutamente seguro de sus palabras, y esperaba que la rubia tuviera el valor para reconocérselo en voz alta.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Dom Jun 10, 2018 2:27 pm, editado 1 vez


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Jue Mayo 31, 2018 5:03 am

La rubia miraba al vampiro sentada en las rocas, más la escuchar que sentir su mirada le abrumaba automaticamente bajo la vista y jugó con las piedrecitas que había alrededor cogiendolas y dejandolas caer, escuchando el chocar de las piedras mientras escuchaba las palabras del condenado, enarcó una ceja ante esa afirmación y se cruzó de brazos acariciandose estos a la vez, mientras fruncía el ceño mirandole, aunque no con enfado, si no como si las palabras le resultaran crueles, y chasqueó la lengua algo inquieta. - He visto gente que se le perace....pero no tanto, que más da eso...- Dijo denotando la incomodidad que sentía en ese momento mientras seguía observando al condenando, ¿emocional? si lo sabía, pero nunca había sido capaz de controlarlo, aunque suponía que era un efecto secundario de haber sido transformada en adolescencia, o simplemente acompañaba a su forma de ser, aunque normalmente intentaba parecer más fria, pero a veces se le escapaba de las manos ese tipo de comportamiento.
Suspiró observandole mientras seguía encojida sentada en las piedras apoyando el mentón en las rodillas, mientras miraba al condenado con cierto refunfuño...pues notó como si este la estuviera regañando por dejarse llevar por las emociones.


Más pudo percibir como el condenado parecía sumirse en sus propios pensamientos y preocupaciones ajenos a lo que en ese momento estaban sucediendo, Arikel ladeó la cabeza percibiendo ese comportamiento estraño del condenado, más no le imterrumpio, simplemente le observó esperando a que él mismo volviera al presente, y el condenado se encontró con la mirada azul de la rubia cuando despertó de sus pensamientos. Más casi se despertó de sus pensamientos más cruel, las palabras que la dedicó a la vampiresa hizó que Arikel abriera mucho los ojos, e hiciera una mueca de disgusto por sus palabras, casi bajando la cabeza como a una niña que riñen cuando se ha portado mal. -Lo intendo...pero ya te he explicado, tu presencia es comoda, yo no estoy siendo cruel contigo ¿por que lo eres conmigo?- Buscó la explicacion del inquisidor, más este aun parecía quedar lejos de haber acabado con ella.


La mirada de la vampiresa se cargó de dolor ante la cuestión del ruso que se le antojo maliciosa, la vampiresa empezó a jugar nerviosamente con su mechon platino, en realidad le dieron ganas de salir corriendo, pero no quería hacerlo, simplemente se puso en pie. -Yo....yo...- Empezó a tartamudear, notandonsele nerviosa, el azul claro de sus ojos se tiñó de color rojo mirando al vampiro, y los colmillos asomaban por sus labios, desvelando la maxima incomodidad que sentía en ese momento. -Yo...le maté, me vengué de él, mató a mi familia delanté de mi, me hacia daño....y cuando pude...le maté, y me arrepiento, me arrepiento mucho y le extraño mucho....no creo que puedas entenderlo.- Había mucho transfondo en aquella acción que lamentaba desde el segundo despues de la acción, pero no creía que el condenado le intersase nada más de la acción en si, y ella se vió empujado a confesar la acción. -No me odie por eso.- Terminó la frase, casi como si tuviera que pedir perdon a él, como si é fuera el afectado, la rubía sacudió la cabeza y se encogió ligeramente observandole, como esperando que su ira explotase sobre ella.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Dom Jun 10, 2018 2:34 pm

"Time will see us realign.
Diamonds reign across the sky".







En su mente, Dimitry no buscaba ser cruel con ella, solo le exigía el espacio mínimo que necesitaba para estar tranquilo, ya que el compartir con otras personas, y más aún que en esta situación significaba ser una completa extraña, no era su fuerte en lo más mínimo. Menos cuando la rubia se empeñaba en tratarlo de una forma que le recodaba al mismo trato que él tuvo por un corto periodo con su propio Sire, aunque jamás llegaron a estrechar su relación, solo se trató de un intercambio por conveniencia.

Su mirada viajó por las facciones ajenas mientras de sus labios salía la confirmación a las acusaciones que había realizado antes, y solo en ese momento logró ver a la inmortal como una chiquilla asustada, aunque no comprendía del todo. Dimitry no era nadie para juzgarle por lo que había hecho, y sin duda tenía sus razones bastante claras, pero se arrepentía, también reconoció extrañarlo y fue ahí cuando entendió por qué no se marchaba del lugar.
¿Por qué tendría que odiarte? A mí no me has hecho nada más que irritarme con tu presencia. — respondió con agotamiento, llevándose ambas manos a los bolsillos de su abrigo, afianzando el mismo contra su propio torso.
Tomaste tus decisiones y ahora debes vivir, eternamente, con ellas, ¿Qué más podrías esperar? — continuó hablando con tranquilidad mientras se acercaba a la vampiresa, exhalando con pesadez cuando solo unos pasos les separaban.
Quedarte aquí conmigo no lo traerá de vuelta, yo no soy él. — palabras firmes, pero necesitaba que la contraria entendiera que no podía buscar en él algo que ella, ya había perdido hace tiempo.

Pasó por el costado del cuerpo ajeno, casi rozando su hombro, teniendo en mente la intención de dejar atrás el casual y sentimental encuentro que había tenido con ella, pensando que reflexión podría sacar de todo aquello.
Por su parte apoderarse de un humano para transformarlo en su vástago jamás fue opción para el inmortal, su trabajo era arrebatar vidas, no dar una eterna. Había ciertas cosas que no podría tolerar si llegaba a hacerlo, más cuando conocía perfectamente el lazo que es capaz de forjarse luego de hacerlo.

Se detuvo luego de unos pasos, volteándose para observar a la fémina con mucha más detención que antes, y por una milésima de segundo sintió lástima por ella. Claramente había sido transformada en una etapa muy poco asertiva, en donde comienzan los verdaderos cambios, y de seguro en un tiempo que habría descubierto el mundo realmente, explorar, aprender, crecer... Pero todo eso le había sido arrebatado sin ninguna consideración, dejándola como una angelical y hermosa adolescente para siempre.
Cuida tus pasos, Arikel, y procura ser más inteligente la próxima vez. Yo puedo ser un maldito, pero aún conservo algo de moral. — le advirtió casi por compromiso, aunque esperaba que alguna forma u otra acogiera sus palabras, finalmente la culpa no era solamente de ella.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Lun Jun 11, 2018 8:49 pm

La vampiresa le observaba, con el ceño fruncido, con dolor en su mirada, el restregaba que no era quien le había parecido, que a él solo le irritaba con su presencia, más la noruega no se daba por vencida, le miraba con esa mirada que indicaba desconcierto por estar ante la viva imagen, esa mirada que también albergaba cierta esperanza de que hubiera regresado, aunque sea para atormentarla, más ella vió como el condenado acortaba distancia hacia ella, y ha medida que se acercaba los escalofrios eran notables, pues el parecido era totalmente asombroso, más sus palabras son como un jarro de agua fria, como alguien que estaba regañandola, y de ser otro lo habría atacado, pero a él no podía, sencillamente no podía le recordaba a su Sire.
Arikel bajaba la cabeza aceptando la reprimenda pero no asi el hecho de vivir con consecuencias, muchos años arrepintiendose, y ahora él era igual, pero con mucho mejor caracter que su sire real, apretó los labios observandole, frunciendo el ceño.  Más alzó la mirada para fijar los celestes orbes de la vampiresa en los claros ajenos, había pocas diferencias con su sire, y la más notable es que no se lanzó a embestirla y golpearla.


El vuelve a remarcar que "no es él" pero hace que la vampiresa se muestre aun asi confusa, sin decir nada, mirandole con aire lastimero, doliendole aquellas palabras, que se restregaba en la desafortunada decisión que tomo atras, y bajó la vista para notar como este pasó apunto de chocar hombro con hombro, ella se encogió y bajo la vista unos segundos antes de girar a observarle como la miraba.
Ella entrecerró sus ojos observandole en silencio mientras una idea empezaba rondarle por la cabeza, mientras escuchaba lo que dijo, quizá interpretando de una manera muy libre, y no lo que aquel condenado seguramente estaba pretendiendole decir en realidad.


La joven entonces le mira con algo de despiste y corre en su dirección para colocarse delante de él. -Espera...escuchame..- suplica la rubia mirandole y colocandose en su frente, vuelve a mirarle de arriba a abajo incapaz de abandonarlo por ese increible parecido que tenía con su Sire real, Arikel se mostró nerviosa e hizo lo que para ella era impensable, y entonces entrelazó los dedos a modo suplica. -Por favor...dejame...hacerte compañía, solo eso...puedo ayudarte en lo que quieras, ser como un ayudante...solo, solo dejame estar cerca de ti, quiero una segunda oportunidad, fue un error.- Le da explicaciones, quizá buscando hacerle cambiar de parecer, aunque iba a seguirle si quería como si no. Sentía esa necesidad de estar junto a él, era como una segunda oportunidad, con su Sire otra vez, él estaba claro que no lo entendería y a Arikel le daba la sensación de que él aunque decía que tenía moral pero le parecía bastante inhumano por su condición de vampiro, que al contrario que ella se dejaba doblegar por las emociones.


-Vamos...se que nos acabamos de conocer pero...pero...siento ganas de agradarte, solo eso.- Baja la cabeza como si se hubiera humillado, de hecho no estaba muy distante de ello, se había mostrado de manera debil hasta un desconocido, pero la viva imagen para ella era como un shock que la mantenía en absoluta confusión, perdida, como en una ilusión donde se le daba una segunda oportunidad, y aunque era más joven que ella, este parecía ejercer un poder que ella reconocía como reconoció la sangre de su Sire como la del que manda en los dos, ella bajó la vista, y de haberse podido poner roja lo habria hecho. Le avergonzaba pedirle nada a nadie y menos algo como eso, como compañía.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Dom Jul 22, 2018 1:25 pm

"Once and for all…
Time will see us realign”.





Lo que para él había significado una despedida y retirada, para la vampiresa evidentemente fue todo lo contrario, y al parecer estaba dispuesta a no perder su oportunidad para conseguir algo que calmara el dolor que traía encima sin saberlo realmente, pero por su parte Dimitry no podía darse el lujo de aquello, no estaba ahí para eso.
En cuanto la rubia se le puso en frente, detuvo sus pasos antes de darse contra ella, y resopló, aunque no interrumpió sus palabras, analizándolas en silencio con la mirada fija en cada uno de sus movimientos, mismos que respaldaban la súplica en sus sílabas.

Dejó que la expectación y el silencio reinaran por un par de minutos, mientras por su parte ya había comenzado a ponerse en todos los escenarios posibles. No sabía cuan obsesionada o impulsiva podía llegar a ser la vampiresa, y nada le aseguraba que no le siguiera los pasos si él se retiraba a su residencia, por lo que volvió a plantarse en el suelo y frunció el ceño con desconfianza.
No tendrás una segunda oportunidad al quedarte conmigo, la historia de tu Sire contigo es algo totalmente ajeno a mí, entiéndelo. — repitió con más cansancio que antes, se frustraba al ver el comportamiento ajeno, y aunque tampoco era su intención hacerle daño, ella se empeñaba en cansarlo.
Que nos encontráramos aquí fue un malentendido y para mí, un puto cebo, ya que si hubiera sido por opción propia jamás habría terminado en este lugar. — agregó mientras a su mente regresaba la molestia que había sentido al descubrir la jodida distracción que le pusieron.

Ya como era característico del inmortal, removió la zurda en su bolsillo buscando algún cigarrillo, con el cual no tardó en dar y lo llevó hasta sus labios mientras se inclinaba buscando la piedra que le ayudaría a encender la cerilla y en cadena su tabaco.
No necesito compañía, ni la tuya, ni la de nadie. — liberó las palabras con una seguridad impecable, dejando que el humo escapara de su boca en cada articulación. Sentía muy reales esas palabras, después de todo, sus años desde que dejó de residir en la Santa Iglesia, siempre se había mantenido en soledad, estaba acostumbrado a eso, y no deseaba que viniera cualquier ser a modificar aquello, mucho menos, como si él lo necesitara.
Dio una larga calada antes de continuar, ya no sabía cuál sería la mejor manera de proceder con ella, era terca, característica que de seguro su adolescencia interrumpida le había dejado como regalo. Quizás con ella sobrarían las palabras, y al esforzarse en buscar las más adecuadas, solo terminaría haciendo que ella se convenciera aún más de quedarse junto a él.

Cambió su estrategia, guardó silencio y sostuvo la mirada ajena los segundos necesarios para propinarle un dolor tan fuerte como fugaz, un segundo en que la vampiresa sentiría como si su cráneo explotara y de seguro conseguiría aturdirla por un momento.
Lárgate de aquí. — Esa era su prueba, necesitaba conocer las reacciones de la rubia, todas sus acciones tendrían un trasfondo y si tanto se empeñaba por agradarle, debía mostrarse como era realmente con el inmortal.


Última edición por Dimitry L. Rudakov el Jue Sep 06, 2018 1:50 pm, editado 3 veces


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Miér Jul 25, 2018 2:10 pm

La rubia platina tenía sus celestes ojos clavados en los claros orbes ajenos, ese hombre era duro de roer, ya se había encontrado con gente que de normal hacer amigos no era lo suyo, pues ella pertenecía a esa base, aunque curiosamente en París lo que pudo ser un enfrentamiento acabo en una amistad de las que te vas a una taberna a emborracharte, pero ese vampiro para ella era distinto, quería agradarlo, era la viva imagen de su Sire caido por su propia mano, y aunque echaba de menos una reacción agresiva, pues su Sire ya la habría golpeado varias veces para dejar claro quien mandaba y quien obedecía, la vampiresa siempre fue cabezona, terca, más el regalo que le había dejado su temprana conversión, esa espina que en cierta forma su forma de ser hacía que no terminase de madurar, y era exasperante lo poco comprensivos que solían ser los vampiros, por eso manipular mortales para ella se había convertido en un juego, un peligroso juego que hacía que ella midiera de forma muy poco eficaz las verdaderas intenciones de los mortales, haciendo que cuando mostrasen un interes inapropiado se debiera a un fetiche por su aspecto y no algo más sincero, lo cual hacía que la vampiresa se viera en total libertad para una más que cruel reprimenda que terminaba por un mortal devorado y ella bañada en sangre.


Más ahora a quien tenía delante era a un inmortal, y estos eran los primeros que no se llevaban por las apariencias ajenas, pues ellos mismos eran una muestra de lo que se ve es solo una fachada, una mascara y detras solía haber mucha oscuridad, violencia y demas, suspiró cuando su suplica, por llamarla de alguna manera cayó en saco roto, los comentarío de él eran crueles y hacian que bajara la cabeza por la reprimenda, pero no por eso se rendía ni mucho menos, le miraba con ese gesto que indicaba que sus palabras a ella le sonaban a regaño, crueles incluso, claro que sabía que no era su sire, claro que sabía que él jamás volvería, y que nunca le recuperaría por mucho que lo desease, sentía una congoja dentro, ¿Por que restregaba lo evidente? ¿la tomaba por tonta? era consciente de que él jamás volvería, pero ese vampiro, y su aspecto, podía ofrecer un poco...solo un poco de consuelo a la vampiresa si la dejaba acompañar, solo pedía eso, sin intenciones ocultas, sin nada más que eso, un poco de consuelo a aquello que le lleva pesando tanto tiempo.
La herida era profunda en su no-vida, pero tambien necesitaba que se le consolase levemente, que la carga fuera menos carga, una palmada le bastaba, pero ese vampiro la observaba con su gelida mirada cruel, sin parecer querer acceder a nada de lo que ella pedía, ni aunque le ofreció lo que a nadie jamás le ofrecería, ser su ayudante.


Enarcó una ceja ante lo que le reveló, la vampiresa albina ladeó la cabeza mirandole.- ¿Un cebo? parece que alguien no obstante te a tomado el pelo, o peor te ha tomado por tonto...eso no es bueno..eso merece un castigo.- Aseveró con su tono calmado, casi relajado, mientras se preguntaba en que podría estar metido el vampiro para venir a un sitio por cebo, ¿le estarían dando caza la inquisición o un grupo de cazadores? o otro vampiro le ha vacilado y por eso su humor es turbio como una noche tormentosa, la vampiresa no insistió, solo puso cara de circunstancia cuando aseguró que no queria ni su compañia ni la de nadie mientras ella negaba con la cabeza suplicante por que no la echara de alli.


Le observó como nuevamente fumaba observandola, cruzando su mirada con la de él notando lo serio y pensativo que estaba. Guardó silencio cuando de repente sus ojos se abrieron ojiplaticos una fracción de segundo para despues ser cerrados con fuerza llevandose las manos a la cabeza, un muy corto grito agudo y el silencio, la joven está atudida por el dolor que sintió ese seguro, se tambaleó enfurecida abriendo sus ojos ahora del color de la sangre, rojos brillantes emitiendo un feroz bufido sobrenatural mirando al vampiro fuera de sí, un tremendo arranque de ira dió un paso pero al ver la figura del vampiro se detuvo sacudiendo la cabeza y restregandose con las manos los ojos cuando él dijo que se largara. -No.- Se negó nuevamente, acariciandose la melena para calmarse. -Me ha hecho daño..- dijo con un hijo de voz bajando la vista acariciandose la sien buscando consolar su aturdimiento, había aguantado el embite que había sentido, de haber sido otro ya estaría en una encarnizada pelea, pero con él se detuvo, su imagen le paraba los pies  y la obligaba a quedarse quieta, sin reaccionar al ataque como lo habría echo con otro.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Sep 06, 2018 1:54 pm

"When the coffin shakes,
and the needle breaks...
Come”.










Es justo lo que buscaba hacer, ingenua.— respondió al instante a la queja de la vampiresa. Sus intenciones habían sido muy claras, y no porque la contraria buscaba recalcarlo, lograría que el ruso tuviera algún sentimiento de culpa por sus acciones, aun sabiendo que realmente no se merecía aquella descarga, el escuchar el grito ajeno cuando el dolor le cruzó los sesos, sintió un ligero placer, ya que para él tampoco había sido agradable escucharle hablar tanto, y encima, estaba poniéndolo en una situación que no le correspondía.

Por otro lado, estaba gratamente sorprendido frente a la reacción ajena, por un minuto pensó que ésta se lanzaría a atacarle y, claro estaba, se encontraba listo para recibirle con ganas, pero en su lugar, se limitó a las propias caricias para calmar el malestar, bien podría decir que algo de inteligencia tendría.
Volvió a calar de su cigarrillo, dejando que el humo escapara hacia un costado, mientras le daba una vuelta al cuerpo ajeno, la acechaba en silencio, pensando si realmente podría serle útil.
Que lástima tu temprana conversión.— lanzó la frase en voz baja, sin buscar molestarla ni mucho menos, fue un pensamiento en voz alta y se encogió de hombros, lanzando la colilla del tabaco lejos de ellos.

Le estaba costando trabajo quitársela de encima, y para él sería demasiado, primero el humano ladrón y ahora la vampiresa desvalida, ¿Acaso estaba vestido de sacerdote? Su misión jamás involucraba ayuda a los desamparados, ¿En qué se estaba convirtiendo?
Mira Arikel, no me obligues a ser más infame contigo, ¿Estamos? — comenzó a gesticular, pensando muy bien sus palabras, esperando que ella no volviera a confundirse, ya que había demostrado un talento único para tergiversar para una de sus frases.
Yo no ando por la vida protegiendo a seres como tú, ni como nadie.— mintió, y la imagen del muchacho llegó hasta su mente de forma inmediata. Mas tarde dando paso a como le perdonó la vida también a la Lycan. Que gran mentiroso.
Es más, no sé que provecho podría sacar yo de todo ésto. Tú tendrías mi compañía y si yo no quiero la tuya en respuesta, ¿Qué mas tienes para darme?—  le interrogó con seriedad, se encontraba más tranquilo y sin ganas de continuar repitiendo las cosas una y otra vez.

Los brazos del inmortal volvieron a cruzarse, quedando de frente a la rubia y sonrió con algo de maldad, había formulado un plan, aunque no estaba seguro si sería lo más acertado, tal vez podría divertirse un rato con ella, ya que bastante tiempo había perdido en el lugar.
Muéstrame tus habilidades, pero...— sus tono de voz disminuyó hasta convertirse en un ínfimo susurró mientras se acercaba con determinación, inclinándose sobre el oído de la rubia.
Si me atacas a mí, no esperes a que me quede cruzado de brazos.— le advirtió, esperando más bien ser un espectador de los dotes ajenos, quizás en medio de eso, podría encontrar algún beneficio para si mismo.
Adelante.-


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Sáb Sep 08, 2018 5:55 pm

El vampiro la miraba impasible, cayendo la protesta por daño en saco roto, Arikel se acariciaba la sien y recuperaba la compostura, había sentido el fuerte impulso de reprochar de forma violenta lo que se había atrevido hacer, más cuando ella señaló el daño sufrido por el contrario, él respondió regodeandose de la acción hecha, llamandola ingenua, ella gruñó levemente, mientras sus ojos aun seguían coloreados del color del rubí, pero no se movió, bajando la mano una vez calmado la molestia que la atravesó la cabeza. El desconcierto fue cuando este despues de unos segundos empezó a comportarse como si realmente acechara a la vampiresa, si bien la rubia no dijo nada bien conocía ese comportamiento, ella sacaba uso de este con bastante fluidez, sobre todo en los momentos que estaban de caza. Más le sorprendió que hiciera aquello, mientras se permitia seguir el movimiento que hacía el humo cuando lo expulsaba.
Arikel bajo de nuevo la cabeza pensativa, mordiendose el labio inferior por tensión pura, mientras abrió los ojos con sorpresa ante las palabras de él, ella le observó grunciendo el ceño por ello, si, ya sabía que su conversión fue temprana, bastante, y eso a veces la reconcomía ligeramente.


Ella se observó asi misma alisando su vestido mientras, para despues volver a observarle, sin duda algo le rondaba la cabeza. Más cuando lo manifestó él mismo señaló el comportamiento que estaba teníendo con ella, lo cual hizo que la rubia entrecerrara los ojos con cierto recelo queriendo saber a donde quería llegar. -No, no estoy desvalida...no es eso..- No iba a seguir dandole vueltas a eso, estaba claro que el vampiro que tenía ante ella no lo entendía, los sentimientos encontrados de Arikel por observar la viva imagen de su Sire hacía que la vampiresa estuviera realmente perdida, sin poder responder como normalmente lo haría, queriendo y ansiando la mera compañía. La joven bajó nuevamente la cabeza. -Se cuidar de mí misma, asi que no me escondería bajo tus faldas.- Aclaró de manera rapida la vampiresa mientras jugaba con un mechon de su pelo.


Más cuando este pareció que su verdadera intención es permitir las peticiones de Arikel si ella le era util, por que la compañía de ella estaba claro que no le bastaba, la vampiresa se quedó algo sorprendida pero se mostró aun acongojada, más la última petición mientras le veía acercarse a ella lentamente hacía que la vampiresa se encogiese con desconfianza. Más lo que pidió le sorprendió, por fin una sonrisilla maliciosa se dibujaba en el rostro de Arikel, que le observó.
-Bueno... entonces no podré mostrarlo todo.- Respondió la joven de manera juguetona. - Puedo causar dolor como tú lo haces...y...- Levito durante unos segundos, antes de desenfundar una de sus viejas espadas que tenía escondida, manejandola con maestría entre los dedos antes de mostrar sus rapidos movimientos y su habilidad contra una piedra que sirve de muestra, y por ultimo usó su habilidad de confusión de manera leve con el vampiro, unos segundos para aturdirle antes de liberarle. -¿Que tal? ves, puedo ser una guardiana..¿eso te sería de más utilidad?.- Preguntó con cierto tono inocente, aunque empezó a preocuparse por la posible mala reacción del vampiro, eso la hizo retroceder.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Sáb Sep 29, 2018 12:06 pm

" Shower me into the same realm.
Time will lead us to the same realm".








Luego de su petición fue consciente que las cosas, o podrían salir muy bien o terminar siendo un desastre por parte de ella, pero aun así le daría la oportunidad, se estaba empeñando en seguirle de una forma que Dimitry no terminaba de entende. Si bien la rubia se había encargado de comentarle aquella aparatosa similitud con su fallecido Sire, sentía que su reacción era exagerada, mas cuando fue ella quien se encargó de asesinarlo, ¿En serio creía que estando a su lado sería una forma de enmendar el pasado? Tal vez.
El que sepas cuidarte a ti, no me asegura que seas un aporte beneficioso para mí, ¿No crees? — arremetió con sus palabras cuando le aseguró lo hábil que podía ser.

Aguardó paciente escuchándole, y hasta fue capaz de ver una chispa de entusiasmo al dar inicio a su explicación. El dolor, sin duda era un punto a favor de ella que compartieran aquel don, el inmortal disfrutaba en demasía usarlo, con quien fuera y si en algún momento se daba la oportunidad de que actuaran en conjunto, que ambos vampiros lo utilizaran harían del momento mucho más sádico y divertido.
La levitación no le causó mayor sorpresa, pero le agradó ver como se manejaba con las armas, lo cual le daba a entender que podrían tener un combate bastante decente entre ambos y de haberlo sabido antes, habría utilizado sus dagas antes que el dolor mental, al menos ella habría reaccionado de igual forma.

La confusión, que claramente la utilizó de forma mínima, también fue recibida de buena manera por el condenado, y si la rubia sabía como combinar el dolor mental y la confusión, era bastante sencillo volver completamente desquiciado a un pobre marginado. Bien por ella.
De acuerdo, creo que ha sido un espectáculo digno de ver, y no esperaba menos de una falsa anciana como tú. — lanzó sus palabras sin recato, pero en el fondo estaba casi satisfecho de lo que había apreciado de ella.
Siento que podemos llegar a un acuerdo. — dijo finalmente, aunque se mantuvo serio para evitar que la rubia se pusiera eufórica antes de tiempo.

Guardó silencio solo para asegurarse de que no iba a arrepentirse de sus palabras, porque sin dudas luego de abrirle la puerta, difícilmente podría quitársela de encima mas adelante. Frunció los labios, y finalmente exhaló, ya estaba decidido, pero antes que nada tenía que aclarar algunas cosas.
Sígueme. — por primera vez nació de él pedírselo, aunque de seguro ni siquiera habría sido necesario, ya que de alguna manera que no lograba entender, la vampiresa se movía por inercia tras de su persona.
Avanzó hasta quedar al borde de la playa, a pocos centímetros de que sus botas tocaran el agua y camino con tranquilidad, esperando que la fémina se ubicara a su costado, el que prefiriese.
No quiero verte todos los días, no quiero que me sigas a ningún lado, a excepción de cuando yo lo autorice, ya que no necesito guardianes ni protectores, no quiero que hagas más preguntas de las necesarias, y solo cuéntame situaciones que realmente deba saber, ¿Entiendes? — le observó atentamente , esperando que entendiera y acogiera sus palabras, ya que no volvería a repetirle nada.

Detuvo sus pasos y se giró hacia la vampiresa, por ende bajó la mirada para buscar la ajen, estaba claro que ella había entendido que ese era el paso para lo que buscaba, aunque tendría condiciones.
Si incumples alguna de éstas reglas o por otro lado, tienes el más mínimo intento por traicionarme, creo que ya te imaginarás lo que te espera, así que por tu bien, lo mejor será afianzarte a ellas. Y lo más importante, no me llames Sire, conoces mi nombre y quiero que lo uses... Es tiempo de que dejes ese recuerdo en el pasado. — finalizó llevándose las manos a los bolsillos.
Aun no estaba seguro de haber hecho lo correcto, pero así, quizás tendría a otra persona que le ayudara a salir de los problemas que acostumbraba a meterse, o en su defecto, le ayudaría a proteger al muchacho en caso de que a él le sucediera algo durante sus largas misiones. De alguna forma u otra buscaría un equilibrio para todo.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Miér Oct 10, 2018 4:22 pm

Los claros ojos de la vampiresa estaban fijos en los ajenos despues de hacer la demastración de las habilidades que poseía, había tenido mucho tiempo para perfeccionar sus habilidades, mucho...y eso se notaba, la vampiresa con gracia despues de mostrar al otro inmortal de que era capaz sonreía con cierta satisfacción personal, sin duda él debiera a su forma de ver quedar satisfecho, o esa era la mentalidad que tenía la platina vampiresa cuando despues de su demostración le observó, aunque no vino ni palabras amables ni nada que se le pareciese, aunque casi se lo esperaba, viendo la conducta que había llevado desde el segundo cero con la vampiresa, más ella alzó la ceja cuando él dijo antes de la demostración que el que ella supiera cuidarse asi misma no le beneficiaria, lo que hizo que Arikel sonriera de medio lado con un notable toque de malicia en el rostro. -como ves se más que defenderme sola, se defender a quien me interesa.- Dijo dandose importancia a ella, el parecido singular con su Sire caido la tenía ciertamente amedrentada, pero eso no era razón para que él otro vampiro la pisase la cabeza gratuitamente, no, ya sufrió eso en el pasado y aunque tanto le estrañara a su sire, todo tenía cierto limite, asi que apretó los labios observando al inquisidor.


El reconocimiento la verdad es que le llegó de manera muy inexpereda, lo que arrancó una sonrisa satisfactoria de los labios de la noruega. La verdad que encontró muy divertida la expresión "falsa anciana" pues era la realidad, su aspecto no reflejaba nada su verdadero ser, no dejaba de ser una peligrosa depredadora que acechaba en la sombras avida de sangre, Arikel miraba a Dimitry mietras ladeaba la cabeza pensativa. -Sabes tan bien como yo que las apariencias engañan...pues tu eres más joven que yo, pero no lo dejas exteriorizado.- Le admitió la vampiresa, mientras dejaba escapar una suave risita.
Más cuando pareció que por fin habían llegado a un punto que al contrarío pareció que finalmente daba su brazo a tocer de meticulosa forma, incluso Arikel sabía a esta alturas que ese vampiro no daba puntada sin hilo. Más tenía curiosidad por el tipo de acuerdo quería el vampiro de asombroso parecido con su sire original. Respiró profundamente mientras asentía con la cabeza cuando este pidió que le siguiera.


La vampiresa albina apretó el paso para seguirle mientras le observaba, Arikel dejaba una prudencial distancia que aseguraba que no invadiera el espacio personal del vampiro, mientras observaba el oscuro más y la espuma blanca de las olas llegar a la orilla expandiendose, volvió a mirar al vampiro cuando este empezó a dar instrucciones, sus reglas por soportarla, cosa que Arikel no puso ninguna objección, ella entendía que no les unía ningún tipo de vinculo, solo ese parecido, ella se sentía obligada a agradarlo, más no le interrumpió mientra él decia todo lo que tenía que decirla, y las miles de cosas en las que puso enfasis en el "no". Y solo informar de lo que el vampiro necesitase saber, supuso la vampiresa que más adelante le diría que era exactamente lo que pueda informarle. -Entendido..- Dijo finalmente la vampiresa mirandole, no tenía nada que discutir.


Más las ultimas palabras fueron algo dañinas de una manera retorcida hacia la vampiresa, más no dijo nada, solo le miraba con el semblante serio, se mordió el labio dejando ver uno de sus colmillos mientras bajaba la cabeza. -Se de sobra que no eres mi sire, no te voy a llamar sire.- Aseguró Arikel, el tema de dejar ese pasado muerto y enterrado se vería, cuando llegara la redención, quizá la redención llegaría cuando el vampiro la aceptase como una compañera, por el mero placer de la misma, compañia, y aunque el caracter de la vampiresa era feroz necesitaba una mano que guie la ruta entre las sombras. Arikel apretó los labios mirandole. -Esta claro, ahora guiame cual es el camino a seguir...por cierto...¿Decirte que estoy oliendo a perro mojado es de tu interes?- Preguntó Arikel frunciendo el ceño cuando su olfato empezó a captar un olor que no era de un canido corriente y moliente precisamente, pero le empezó a llegar hacía unos minutos.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Dom Oct 28, 2018 11:29 am

"When the coffin shakes,
And the needle breaks...
Come, run away with me, come on you'll see"










Todo parecía indicar que la rubia había comprendido sus indicaciones y se encontraba satisfecha. Por su parte Dimitry aún dudaba de estar haciendo lo correcto, ¿Realmente le serviría tenerla de aliada o simplemente era uno de sus caprichos? Independiente de sus razones y de lo mucho que lo analizaba, la vampiresa ya estaba ahí, caminando junto a él con una sonrisa que denotaba su inesperada victoria.
El inmortal mantuvo su expresión serena y estuvo atento a que ella terminara de hablar, comentando también lo de su nombre, ya que él no deseaba que existieran confusiones por ambas partes. Él nunca había convertido a nadie, porque por muy contradictorio que suene, respeta la vida humana y no le daría a nadie la opción de volverse un hijo de las sombras si tienen otra opción, jamás se conseguiría un vástago por el deseo de compañía.

El condenado hubiera seguido avanzando con tranquilidad, quien sabe hasta donde, pero un aroma le alertó y las palabras de la vampiresa solo le confirmaron y finalmente una sonrisa llena de maldad se asomó en los labios del inmortal, que rápidamente desvió sus pasos hasta el lugar desde donde provenía el aroma. Por ende, tuvo que regresar al faro. Quién diría que después de todo le había guiado al lugar correcto, solo debía ser paciente.
De mas estuvo decirle a la rubia que le siguiera, puesto que ésta venía a su lado con una expresión igual de ansiosa peor que él.
Los pasos del vampiro se detuvieron a varios metros, el viento soplaba en su favor, y debía utilizarlo para no delatarse antes de que el Lycan que estaba junto al faro se percatara de su posición.

Se habría lanzado por él con todas sus ganas y estuvo a punto, pero aprovecharía la oportunidad que le había puesto el destino por delante. Él sabía encontrar a esos seres con facilidad, y podría volver a toparse con otro, acabando con ellos como lo hacía desde hace tanto siglos. Fue por eso que utilizó el regalo que se les había dado y si funcionaba, sería altamente provechoso, y no solo para el vampiro, si no también para que la vampiresa terminara de convencerle.

Su rostro se giró a la fémina, conforme su mano retiró una daga que guardaba en un costado de su bota, y se la enseñó a la contraria.
Ésta es una de mis favoritas, no la pierdas de vista.— le susurró, y tomándola desde la afilada hoja la lanzó en dirección de la bestia. El arma voló dando giros hasta incrustarse en el centro de la espalda del animal que gruñó con furia, intentando sin éxito retirarla.
Recupérala, y no le dejes con vida.— fue una invitación macabra en medio de una orden sencilla que esperaba fuera cumplida con éxito. Una prueba que no tendría mayor complicación, solo si realmente ella lo suficientemente buena como le había dicho.

Fue paciente y esperó a brazos cruzados. Si la mujer aceptaba el reto, Dimitry terminaría de quitarse un par de dudas que aún amenazaban con hacerle retractarse de todo lo que había dicho antes, así de rápido podía cambiar de parecer.
Pero algo brilló en los orbes de la rubia, y el vampiro supo que fue la forma de aceptar la petición. Estaba ansioso por verla en acción realmente, y sería una oportunidad para que luciera a fondo sus habilidades, mismas que no pudo demostrar por completo con él anteriormente. Si fallaba, ni siquiera notaría cuando Dimitry desapareciera del lugar pero, por otro lado, si contaba con la suerte de su lado, el vampiro cumpliría su palabra con ella.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Jue Nov 15, 2018 8:24 pm

Arikel le observaba, el parecido era tal que la tenía desconcertada, era como una versión más suave de caracter que su sire, no veía esa profunda maldad que siempre vió en los ojos de su sire, él tenía ese toque distinto, ese nosequé que la decía que no era su Sire, ¿quizá una reencarnación? había pasado mucho tiempo, ademas por su forma de hablar...y de más quizá algún tipo de descendencia, la mente de la albina iba a toda velocidad, y estaba aturdida, había conseguido lo que quería, conseguir que él la dejara seguirle era una victoria personal para ella, una forma de redimirse, de pedir perdón por lo que hizo, no tenía muchas segundas oportunidades, eso era un bien que no solía ocurrir, su sire echo cenizas y ella arrepintiendose al instante de haberlo hecho. Lamentandose, oh, nadie jamás sabrá lo que ocurrió despues, es un momento que guardará para ella, ese comportamiento le diria a cualquiera que se comportó como una niña pequeña y desolada, y como Arikel ya tenía la apariencia de una adolescente eterna no quería que la asociaran a ello eternamente, si bien era verdad que a veces ella se permitia con la escusa de su apariencia comportarse como una niña, lo hacía la mayoría de veces por mera diversión, a veces era una siniestra diversión que hacía que tuviera los caprichos de una niña con colmillos y una glotonería increible por la sangre, sobre todo por la sangre masculina de hombres de unos 30 años, sobre todo de ojos claros, fetiches que una pequeña vampiresa tenía.



Ahora que lo pensaba le encantaban los ojos del vampiro, eran tan claros que hacían contraste con su pelo oscuro, eso hizo que ella ladeara la cabeza mientras le observaba y sonriera de medio lado. Su sire tambien los tuvo claros, pero no tan claros como el vampiro que había aceptado su compañia más cuando ella informó que olía al licántropo, y el por alguna estraña razón como si fuera un profesional de la caza se movió en dirección por donde venía el aroma, se movió rapidamente detras de él observandole, se movia rapido hacia el olor a licántropo, que ella tenía en su codigo genetico de vampiresa gritando en su interior enemigo, enemigo, que hacía que se mostrase recelosa, como dispuesta a abalanzarse de un momento a otro, sus ojos azules se habían encendido y ahora era del color del rubí, encendidos y rojos mostrando así su naturaleza.


Miró al vampiro, en alerta, fue entonces cuandó miró y vió esa bestia, ella abrió los ojos con sorpresa viendo a la enorme criatura, alzó la vista para mirar que había luna llena sobre París, mostrando el motivo de la bestia, se había acercado mucho sin ser detectada, eso hizo que Arikel observase con cautela y despues miró al vampiro abriendo mucho sus ojos en alerta, él en cambio parecía más calmo, se sacó una daga mostrandosela, la pidió que no la perdiera de vista antes de lanzarla contra la espalda de la bestía que rugió, el vampiro le pidió que le trajera la daga y eso pensaba hacer Arikel que miró nerviosamente a la bestia mientras bufaba mostrando sus colmillos. Sabía que quería ponerla a prueba, ella aceptó el desafio.


Miró al licano que tenía ganas de matar, sin duda, Arikel se envalentonó y se acercó a plantarle cara bufando de vampirizal forma, sacando su arma oculta, se lanzó contra él licano de frente, pero la estrategia fue descubierta tarde para el lobo, que creyendo que la rubia se lanzaría de frente, finteo en el ultimo instante esquivando así la peligrosa garra del licano, el contacto visual del lobo hacia ella que fue sufiente para que usara el daño mental, el licántropo hacía sonidos lastimero removiendose, cosa que aprovechó la vampiresa para acercarse y quitarle la daga del vampiro, y usar la propia para herirle más, pero fue sorprendida por la resistencia de la bestía que le alcanzó con un tremendo zarpazo en la espalda que arrancó un tremendo chillido de la vampiresa, que se movió para engancharse como un koala a la espalda sangrante del licántropo, y morder, sabía lo mal que era la mordida de un vampiro a un lobo y al reves, la bestia aulló de dolor, y ella rajó su garganta con la daga del vampiro, haciendo que la bestia cayera.
Arikel se levantó atudida y mareada por el dolor del zarpazo en su espalda, pero sacudió la cabeza y se acercó al vampiro algo tambaleante. -Tu daga...aunque algo manchada de sangre...- Comentó la vampiresa, mientras se cruzaba de brazos. -Espero que haya sido suficiente.- Se limpió un hilo de sangre que se deslizaba por la comisura del labio de algún golpe durante la pelea.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:



♥️ Familia ♥️:


Fight or die:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 203
Puntos : 225
Reputación : 45
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Dimitry L. Rudakov el Jue Nov 29, 2018 4:57 pm

"And the times would be bumping...
All our minds would be flowing "












Esperó la salida ajena para cruzarse de brazos y observar detenidamente cada paso que daba la rubia, como acechaba brevemente antes de abalanzarse con todo sobre el Lycan, primer error, y de haberlo analizado antes, le habría bastado un salto para acabar con el animal. Dimitry esperaba que solo fuera parte del nerviosismo al saber que él prácticamente le estaba evaluando y por lo mismo buscara impresionarlo de alguna manera.
Si bien sus movimientos eran rápido, el ser pequeña le daba mayor agilidad, si no lograba realizarlos de manera pulcra, no le servirían de nada y la ventaja que podría sacar sería nula.

Lo siguiente si fue acertado, como logró escabullirse para ahorrarse un zarpazo que venía con bastante fuerza hacia ella, y así logró ver el resplandor de su propia daga en las manos de la rubia, y de paso tener la visión de la forma en que prefería user sus habilidades, y cuales eran sus predilectas; Dolor. Al menos algo tenían en común en cuanto a eso.
Aunque ni siquiera aquello bastó para detener al hijo de la luna, y la herida que provocó en la vampiresa fue considerable, haciendo que el chasquido en su piel se oyera hasta el lugar en donde él se encontraba.

Lo siguiente sería el error mas serio por parte de ella, el morder a la bestia debió ser su último recurso, ya que usarlo requería saber lo que vendría en caso de beber un resto de la sangre. Situación que no dejaba de ser menor, pero que evidentemente careció de importancia cuando el cuerpo de Lycan cayó a tierra y la vampiresa se irguió triunfante, herida, pero cumpliendo con su insignificante desafío. Ahora debía pensar algo más grande para ella, ya que si insistía en quedarse junto a él, sería un desafío constante.

En cuanto le tuvo en frente ladeó la cabeza, observando las heridas y sin decir nada, recibió la daga, la cual limpió con un pañuelo que sacó de su bolsillo, para luego dejarlo caer al suelo y devolver la daga a su lugar.
Voltea.— le ordenó, y en cuanto obedeció, el inmortal se dedicó a observar mas detenidamente la herida. El sangrado era cada vez menor, era un daño profundo pero si se alimentaba pronto no sería un verdadero problema.

Iba a pararse frente a ella, justo cuando notó que un trozo de piel colgaba de su espalda, pero prefirió no alertarla y tiró del mismo, antes de la que la rubia pudiera moverse.
Bien, creo que eso fue lo peor y después de todo, regresaste en una pieza así que... Es todo. Nos vamos de aquí.— anunció, limpiando su mano en el borde de su pantalón, no dejó que su curiosidad por probar la sangre ajena le llamara, deshaciéndose de ella mucho antes.
Creo que lo más acertado para ti, es que busques a alguien para alimentarte, de lo contrario tardarás en sanar, y así malherida, no serás de ayuda.— comentó, caminando de regreso con dirección a la ciudad.

Esperaba no tener que decir una palabra más, ya había dejado claro el hecho de que aceptando su compañía, ahora era ella quien debía seguir sus pasos, mas ahora que ambos sabían que ella no se encontraba en la mejor posición, de toparse sola con un par de Lycans, o incluso con otros seres de la Inquisición, no perderían la oportunidad de atacarla, así que de alguna forma u otra el vampiro estaba sirviendo de guardián esa noche, mientras que la fémina había buscado todo a la inversa.


[ + I choose to live and to grow, take and give... And Kill + ]
Do what it takes to step through:




You're the reason of everything:
Thanks, Ari ~The family~:
avatar
Dimitry L. Rudakov
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 89
Puntos : 145
Reputación : 67
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Localización : Donde sea necesario.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Masks of destiny | Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.