Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


En las horas solitarias de la noche (privado)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Jue Mar 01, 2018 4:10 pm

Recuerdo del primer mensaje :

"La noche llora tristeza,
la sangre despertará mi amor.
Mi negro amor"




Observaba su reflejo, ahora cambiado, desde hacía unas pocas lunas, acercaba su rostro mirando la gris clara mirada, que le devolvia el espejo, su cara era mucho más paladia, igual que toda su tez ahora, con los cobrizos cabellos caer sobre sus hombros dibujando delicado tirabuzones, deslizaba su mano buscando el carmín para teñir los labios de su nuevo color favorito, tenía sed de sangre, ansiaba la idea de romper la piel de la garganta para robar ese preciado elixir, su creador no era cuidadoso, no se había molestado en enseñarla a cazar, a moverse, lo hacía por instinto, simplemente podía percibir las pulsaciones, el bombeo del corazón que ansiaba colapsar al vacíar de sangre sus arterias, esa sed que parecía no encontrar final.

Solo había unas pocas cosas muy claras en la mente de la neofita, y era, que su Sire es poderoso y venía bien seguirle, o eso era lo que decía el instinto, la siguiente era que ahora tenía mucha fuerza y los meros humanos no eran mas que corderos a elegir, y la tercera la facilidad con la que ahora se cumplian sus caprichos, pero aun así no había ue ser muy lista para saber que si la veían reventando una garganta no podía traer buena fama.


Se comprobó que su aspecto fuera impecable, sonrió de una forma ladina, era hora de cazar, de alimentarse, de desgarrar el siguiente gaznate, se acomodó el abrigo y salió de la casa donde se alojaba, abriendose paso por las oscuras calles, no sin antes atraer la mirada de alguno que otro que se cruzaba con ella, para ella devolver una sonrisa ladeada, mostrando quizá algo de egocentrismo, uno muy notable.

Ademas había aprendido hacía poco lo que podía hacer con la habilidad de seducción, al principio lo hizo inconscientemente, pero despues descubrió como hacerlo a drede, hacía que las presas fueran exageradamente dociles y casi ellos mismos ofrecieran sus yugulares para que ella pudiera devorarles de manera brusca, arrancando muchas veces el trozo de musculatura del cuello creando autenticas lluvias de sangre, y lo excitada que se encontraba al hacerlo, y el olor a sangre la inhundaba el olfato, era algo que sencillamente la parecía absolutamente maravilloso, un deseo incontrolable por segar vidas, no recordaba que en vida fuese alguien cruel, pero ahora mismo lo era.


Le gustaba jugar, tenía un sentido del humor curioso, algo macabro ahora mismo, veía tan divertidas sus acciones, era ahora peligrosa, mucho y con un Sire que desatendía las clases de educación que debía tener para comprender bien en lo que acababa de convertir, las calles de París disfrutaban de un depredador algo descontrolada, se adentraba por los callejones, disfrutando de la oscuridad que ofrecía estos, había descubierto que se sentía mucho más comoda en ella, se frenó con la vista clavada en un grupo de personas, notando el aroma de su suculenta sangre, detectando hasta los latidos, y sus auras, aunque aun se les escapaba que significaba esta, pero lo iba aprendiendo, más pudo detectar algo más tal vez, eso dibujo una maliciosa sonrisa, quizá un juguete con el que jugar antes de vacíar su ser de la preciada sangre, Se relamió de solo pensar en la sed que tenía, ignoró todo para seguir a un caballero que se adentraba para atajar a algun lugar, era alguien adinerado como ella, pero sin duda el rumbo que tomaba se encaprichaba turbio, dispuesto a ser la victima de ese momento.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Lun Sep 03, 2018 7:54 am

Tenía varios negocios que cerrar aquella noche. en la casa de Lor Delapont había una recepción, no era una gran fiesta, apenas unos pocos elegidos como invitados, algo que facilitaba las cosas a la hora de hablar de negocios. Las mujeres hablarían de vestidos caros mientras nosotros puro en mano hablaríamos sobre las prostitutas, nuestros vicios y virtudes y como no, sobre los negocios que nos llevarían a seguir siendo ricos y sumamente poderosos.

Mi pequeña adolescente soberbia bajó las escaleras uniéndose a mi en el gran salón, ya estaba con el traje puesto cuando me pidió un poco mas de vino.
-No, aun no, no quiero que te emborraches antes de tiempo...-enarqué una ceja mirando su aspecto -pareces una fulana y no una dama. Cambiate de ropa -ordené -tenemos una recepción. Quiero que asistas con la mejor de tus sonrisas y me demuestres que eres capaz de aparentar ser una joven de clase alta.
Fundete entre las mujeres, escucha y calla y sobre todo sonríe a los hombres, nada mas, seguro que seras capaz de cumplir con mi petición.

Deslicé uno de sus mechones de cuervo entre ms dedos ladeando la sonrisa.
-Date una ducha, ponte preciosa y baja al salón de nuevo. Si me complaces, al final de la noche te llevaré a alimentarte con dos de mi ganado y te mostraré como se hace ¿de acuerdo?
La pregunta no era realmente relevante, no buscaba su asentimiento porque haría lo que yo quisiera, ya que era ahora mi aprendiz y ningún hijo se rebela ante un padre sin pagar las consecuencias.
-Ve.

Me serví una copa de vino y tomé asiento en el sofá de dos orejas frente a la lumbre, dando pequeños sorbos sumido en mis pensamientos, últimamente tenía en demasiado que pensar.



Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Mar Sep 04, 2018 2:01 pm

La vampiresa se quedó mirando al vampiro cuando sus peticiones fueron totalmente ignoradas, Sally miraba a Varinäel con cierta impaciencia, pero cuando este abrió la boca naturalmente no hubo ni una puñetera palabra amable, tampoco es que la vampiresa la esperase, pero tuvo que hacer un esfuerzo herculeo para no deslizar una bofetada al rostro del vampiro jefe cuando este afirmó que parecía una una fulana, ella dió un bufido ahogado y mostró sus colmillos levemente, mientras este seguía con su verborrea de lo que quería que la neófita hiciera esa noche, ¿aparentar ser una dama de clase alta? ¿pero que demonios se creía? ella era de clase alta, ¿es que creía que había estado viviendo en el bosque asalvajada? eso parecía, ella le miraba con sus ojos azules tiñendose de rojizo por el enfado que este provocaba, más no salió ni una palabra de sus labios.
Con recelo observó como el vampiro tocaba sus mechones lo que provocó que la vampiresa se tensase notablemente, mientras seguía con sus ordenes, pensando quizá que si la ofrecía una "chuche" al final de las ordenes incentivaría a la vampiresa a cumplirlas, ella seguía con sus ojos rojos observandole, pero no dijo nada, giró sobre sus talones y volvió a arriba a cumplir con las peticiones dadas.


Sally subió rapidamente las escaleras para empezar quitarse sus ropa enfurecida casi rompiendo las costuras de esta, antes de encerrarse de un portazo en el cuarto de baño para darse una relajante ducha buscando que asi se calmara, y de hecho lo consiguió se vistió con un vestido más discreto, elegante y bonito de color negro con algún que otro toque violaceo. Hizo que su melena negra fuera peinada con tirabuzones que le daban más volumen, se acicaló dando los ultimos toques, dandole un aspecto de muñeca de porcelana a la vampiresa. Suspiró antes de bajar nuevamente esperando que no hubiera ahora pegas, sus tirabuzones rebotaban por sus pasos mientras ella entrelazaba los dedos con cierto nerviosismo.


-Mi señor..- Saludó de manera educada, mostrandole que cuando lo deseaba podía ser una autentica dama de clase alta. -...espero que esto sea de mejor gusto para vos que el anterior atuendo.- Musitó bajando la cabeza inclinandose ante él mientras este seguía sentado en ese sillón, apenas alzó la mirada unos segundos antes de bajar nuevamente la cabeza y retirarse unos pasos mientras se mordia el labio inferior por pura inquietud. -Podemos irnos en cuanto deseé.- dijo mientras jugueteaba con los dedos. Sus uñas estaban perfectamente cuidadas y algo afiladas, pero eso era dado a su vampirismo, dejó que fuera Varinael quien dijera la marcha, ya que él sabía donde era la dicha recepción, aunque Sally intuia que no iban a ser vampiros, lo cual iba a tener que poner a prueba la voluntad ante tanta tentación de corazones palpitantes, pero le mostraría a ese bocazas, que si podía ser una dama.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Mar Sep 11, 2018 2:15 pm

Sorprendentemente la joven neófita bajo bien vestida dada su posición, mi sonrisa se ladeo al instante y me relamí los labios paladeando las ultimas gotas del afrutado vino tinto antes de dejarlo sobre la mesita lateral del sofá para que una de las sirvientas la retirara sin mas.
-Bien, ahora hasta pareces una dama -apunté alzándome del sofá de dos orejas para extendiendo mi diestra invitarla a cogerla.

Pronto sentí el tacto frio de sus dedos tan helados como los míos, sabía que no le gustaba mi trato, pero ella me necesitaba, quería aprender y no lo haría si no era a la vieja usanza, con mano dura.
-El carruaje nos espera -dije al tiempo que la llevaba hacia el recibidor donde el engalanado mayordomo nos abrió la puerta deseándome a mi y a mi sobrina una velada agradable.

Dos golpes de bastón en el techo del carro bastaron para que el cochero pusiera rumbo a la dirección de la misiva, la chica parecía nerviosa, no era algo necesariamente malo pues era su primera vez entre tanto humano teniendo que comportarse no como una bestia sedienta de sangre si no como una joven noble que desea desposarse con un buen partido.
-Relajate, sonríe y piensa en el suculento bocado que te ofreceré tras la fiesta ¿de acuerdo?

Ella asintió con la cabeza, estaba inmersa en sus pensamientos, seguramente tratando de descubrir como comportarse sin sacar su airado carácter infernal en aquel lugar.
-Se que o me decepcionaras ¿verdad? -pregunté apeándome del carro después mientras le ofrecía la diestra para que bajara por la pequeña escalinata.

Así de la mano nos adentramos en el palacete lleno de lujos y champan, me detuve para conversar con varias doncellas acompañadas de sus maridos o hijos que pronto sintieron curiosidad por la joven que pendía de mi brazo.
-Es mi sobrina, mi hermano quiere que me encargue de su educación y si es posible de buscarle un buen partido -bromeé mientras todos reían como si hubiera sido un chiste.


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Jue Sep 13, 2018 12:53 pm

Sally observó al vampiro, mientras le recordaba que tendría un buen premio si tenía un buen comportamiento a lo que la joven sonrió simplemente,  y asintió mientras el antiguo dejaba claro que no se quería decepcionar con ella, Sally echó la cabeza hacia atras respirando hondo, mantenerse entre tanto humano iba a ser algo costoso. Entró de la mano de Varinael, la cual miró unos segundos, sintiendo curiosidad por el tacto frio de este, hielo con hielo, sin duda a alguien si les tocaba la piel le sería curioso. Enarcó una ceja y observó el palacete en silencio, mirando al tipo de gente que allí se encontraba, sin duda los que se acercaron parecían conocer al vampiro, o por lo menos haber hablado con él en otros acontecimientos sociales, sin duda les resulto curioso que viniera acompañado de alguien, en este caso de una joven dama.
La presentó como a su sobrina, a la que él estaba educandola y buscandole un futuro marido, la vampiresa miró a los que estaban alrededor y sonrió de manera dulce inclinandose a modo saludo, de manera educada, sintiendo asi la aprobación de los presentes, esperó a que el vampiro hiciera las debidas presentaciones antes de soltarse de su brazo para darle intimidad, o fingir darsela, era muy común que los hombres se reunieran en pequeños grupos para hablar, de puros, mujeres y negocios.


El oido de la vampiresa era fino, y era una tortura medieval intentar ignorar todos esos palpitantes corazones, esos pulsos que retumbaban en los oidos de la vampiresa, pero la mirada del vampiro que indicaba que la vigilaba fue suficiente para bajar sus animos y que no intentara nada. Mientras se paseaba por la estancia alguno de los jovenes se acercaron a ella cuando fue a intentar conseguir una copa. Sus azules ojos se abrieron con sorpresa al ver esas encantadoras sonrisas hacia ella, buscando llamar su atención.
Sally se mostró timida, coqueteando con los tres jovenes que tenía a su alrededor de manera efimera, como si el mero hecho de dirigirles la palabra la intimidara y le diera vergüenza meter la pata.


Esa actitud parece que funcionó bastante bien, aunque sus poderes hacían que sondeara incoscientemente los pensamientos de algunos de los individuos, en concreto encontró un pensamiento escesivamente lascivo de una de las doncellas que tenía la mirada clavada en el vampiro, Sally la observó y despues miró al vampiro que cruzó la mirada con la neófita justo a tiempo para ver como se cubría los labios para reirse de manera sincera de lo que sus habilidades la revelaban, para despues negar con la cabeza y seguir tonteando de manera inocente con un joven de su misma edad que parecía interesado en ella, al igual que otro joven pretenciosa que empezó a intentar seducirla alardeando de lo que poseía él y su familia y lo que heredaría en su momento.


Sally se disculpo para ausentarse, volviendo junto al vampiro, con una copa en la mano la cual daba un sorbo, él la observo acercandose. -Estoy siendo buena.. mi señor...- Aseguró Sally apresuradamente en un murmuro cuando el vampiro estuvo lo suficientemente cerca, despues sonrió con picarda mirando a Varinael. -Levanta pasiones en la dama esa rubia y en la morena...le asustaría saber lo que están imaginando que las hace, es muy divertido.- Bromeó la joven riendo nuevamente cubriendose los labios, despues seguidamente se mordió el labio inferior mientras miraba hacia los allí presentes. Sally les saludo con timidez y bajo la cabeza como si le hubiera dado vergüenza ese comportamiento, dió un sorbo a su copa relamiendose los labios, estaba rico el champan que ahí servía, alzó sus claros ojos para enfrentar a los del vampiro, sintiendo un pequeño escalofrio no siendo capaz de aguantar la mirada más de unos segundos. -¿vuelvo a mi posición mi señor?- Preguntó algo nerviosa, la soberana educación era parte de lo pedido por el vampiro de cara al publico, aunque no les estuviera ahora escuchando nadie.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Miér Sep 26, 2018 7:28 am

Una vez llegamos a la fiesta mi pequeña “ficticia sobrina” se convirtió en el centro de atención, ella era preciosa, así que los humanos pronto la sobrevolaron como buitres conscientes de que yo le buscaba marido.
Ella sonrió, tonteó y se dedicó a mantener una fluida conversación dando sorbos lentos a su copa para no embriagarse en exceso.

Yo conversaba con los hombres, fumaba un puro mientras cerraba un par de negocios y degustaba una buena copa de bourbon, habrían varios enlaces importantes ese año y mi vino blanco se serviría en todas y cada una de las bodas, así que la noche había resultado muy productiva.
No quité el ojo de encima de mi chiquilla, entre otras porque tener aquel salón lleno de corazones bombeantes y alcohol no era algo ..fácil.

Cuando se acercó ladeé la sonrisa, según ella la lujuria anidaba en otras mujeres cuando me miraban , me hubiera echado a reír, yo no necesitaba leer sus mentes para ser consciente de lo que despertaba en las mujeres, pero francamente seleccionaba bien las mujeres que me abrían sus piernas, no quería relaciones, no podía tenerlas, no sin que la mujer acabara ...”muerta”

Indigo era una sire posesiva, no sería la primera vez que jugara la partida y sin duda yo siempre la perdía.
-No me interesan -aseguré chocando mi vaso contra el ajeno.
Yo solo me acostaba con mujeres que tuvieran tan claro como yo que nuestra relación se basaría unicamente en sexo, sexo esporádico que no fuera mas allá.

Extendí la mano cuando sonaron lso primeros acordes de una nueva canción.
-¿bailas? -pregunté esperando tomara mi mano. Merecía ser premiada, su comportamiento era el adecuado, cumplía bien lo encomendado y se le veía controlada.






Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Lun Oct 01, 2018 9:26 am

Sally observaba a su alrededor, podía notar las respiraciones, a su visión las venas hortas eran palpitantes, se marcaban, deseaban que sus colmillos rompieran la fina piel, que la sangre la embriagase a estar subcionando de una vena absolutamente colapsada, su lengua salía de entre sus colmillos humedeciendo sus labios pintandos de un rojo intenso, apretó estos mirando con deseo las presas que más apetitosas le parecían, algunos de esos jovenes olían que alimentaban desde la distancía que se encontraba al lado de Varinael, quizá se mantuvo a su lado para tratar de soportar mejor la tentativa de ir a lanzarse sobre el cuello de alguno y airear su naturaleza, el hecho de estar junto a su supuesto "tío" hacía que la vampiresa se viera obligada a mantener la calma, por el simple hecho de que el temor le dominase más que la sed que la invadía hasta el recobeco más oscuro de su ser, el cual era sumamente dificil de doblegar, dejó escapar un suspiro y deslizó su azul mirada al otro antiguo, mientras dejó escapar ese comentario no tan sutil en realidad de los deseos de algunas damas que había despertado el vampiro, por naturaleza había descubierto que los vampiros tendían a ser llamativos, atractivos, y para ojos de los mortales, era increible lo mucho que podían atraer, más ese era el encanto de cazador, ser capaz de dominar a la presa, atraerla como una polilla es atraida para morir incinerada entre las llamas, cruel destino donde los hubiera, un vampiro era un ser que se valia de sus encantos para atraer a la presa, a que esta muchas veces de manera drogada ofreciera su cuello para que el vampiro segustase la sangre directamente de la vena del cuello.


Sally comentó los deseos de las damas mientras que Varinael parecía divertirle y poco interesado en ellos, de hecho lo dejo bastante claro, con ese "no me interesa" que hizo que Sally bajara la cabeza sonriendo de medio lado algo divertida, mirando su copa despues de chocarla con la del vampiro y dando un traguito. Se mordió el labio inferior pensativa bajando su mirada al suelo, y entrelazó su dedo en uno de sus tirabuzones negros, mientras con sorpresa alzó la mirada con sorpresa cuando este alzó la mano preguntandole si bailaba. -Claro...- susurró ella atrapando su mano para iniciar el baile escuchando los acordes, Sally sonrió de medio lado con cierta diversión. -Mis padres se aseguraron de enseñarme a tocar el piano, para agradar a las visitas en las fiestas de alta sociedad, como te dije no soy una salvaje como pensastes al principio.- Le comentó de manera tranquila mientras seguía los pasos al vampiro.


En uno de esos movimientos de manera involuntaria la vampiresa pareció algo desorientada, la clarividencia era un poder que no controlaba y que a veces la usaba sin querer para ver imagenes dispersas, que ocurren en otro lugar en ese mismo instante, la visión era estraña, a traves de los ojos de alguien de sentidos agudizados, cargado de furia, hostilidad, la vivienda era sin duda el hogar del vampiro. Sally sacudió la cabeza y se tambaleó teniendo que agarrarse con fuerzal al vampiro, aunque desde fuera pareció un simple tras pies, miró al vampiro con ligera cara de susto. -lo..lo siento...- Se disculpó para ponerse recta y seguir el baile con un movimiento acorde con los compases de la música que ofrecia la fiesta.
Cerró los ojos con fuerza y miró al vampiro, hablandole bajo para asegurarse que nadie más que él la escuchase. -No domino nada mis poderes...he tenido una visión, alguien parecía espiar tu hogar...podía notar hostilidad..tanta que casi veía rojo...no, no se que ha sido eso...lo siento, ¿que crees que era?- Le pregunta con algo de confusión, parecía no comprender aun mucho como funcionaba la clarividencia.


Giró la cabeza, mientras buscaba recuperar la compostura, por un segundo le toco controlar un repentino instinto de lanzarse sobre uno de los allí presentes, pero el estar sujeta por el vampiro que dió una pequeña señal de que se quedase quieta bastó para volverla centrar nuevamente, miró al vampiro por si había algo de alarma en su rostro, pues le resultaba raro, y en esa visión no detecto el aura de su ex-sire, si no una diferente, pero no la reconocia, la unica que sabía diferenciar por el momento era la de su creador y la del vampiro que tenía frente ella pero eso se debía al observarle como llevaba haciendo este tiempo, lo suficiente para memorizarlo, pero la visión era algo alarmante.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Vie Oct 12, 2018 10:46 am

La dama volaba entre mis brazos al ritmo de la música de tal modo que pronto ambos nos convertimos en el centro de atención de los presentes, ella destacaba por encima de muchas otras damas, seguramente por el don que poseía de atracción, claro que ese no era el poder que le preocupaba si no aquel que la hizo caer en mis brazos al inicio de los primeros acordes de la canción.

Mi gesto se mantuvo impertérrito, seguramente por lo evidente, no era desconocedor de que era vigilado, llevaba siéndolo durante milenios pues yo como ella tenía mis propios fantasmas y uno tenía forma de sire, una demasiado peligrosa para ser enfrentada incluso por alguien como yo.
-Es Indigo -alegué con una calma que seguramente ella no entendió- mi relación con ella es complicada, supongo que la de la inmensa mayoría de los chiquillos lo es con sus padres de algún modo y en mi caso no es diferente.

Hice una pausa para hacerla girar antes de recogerla nuevamente entre mis brazos- Mi sire juega una partida eterna a muerte, puedes ser peón, alfil, incluso rey peor todas las piezas se arriesgan y son prescindibles, todas menos ella la reina indiscutible.
Supongo que ahora anda entusiasmada con una nueva partid,a una que me abocará al infierno a mi y a mi hermano como ya lo hizo hace tiempo.

Mi tranquilidad resultaba inquietante para aquella mujer, antes de que preguntara lo evidente contesté como si tuviera el don de leer su mente.
-No, no tengo miedo, no por mi al menos. La conozco, se que no va a destruirme y de hacerlo estaría en su derecho, ella me dio esta vida infame que de algún modo debe encontrar final, demasiado tiempo sobre la faz de la tierra ya.

Hablaba de sangre, muerte, Indigo era la reina indiscutible de sendos artificios.
-Bien, mantente lejos de ella, es peligrosa.


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Lun Oct 15, 2018 8:39 am

La vampiresa se mueve entre los brazos del vampiro siguiendo los acordes de la música, el pequeño traspiés por desconcierto pasó rapido, la clarividencia descontrolada hacía que de vez en cuando viera imagenes a los ojos de otro, en este caso el observar de la mansión del vampiro, aunque ellos ahora estuvieran fuera por motivo de la fiesta y el paripé de tener que encontrarle un pretendiente a Sally, los humanos eran de engañar, y los sentidos de Sally estaban a flor de piel al oir el latido de todos esos corazones, su pulso, el aroma a sangre, pero Varinael había prometido una buena recompensa si no se comportaba como una salvaje y si como lo que era, una dama de alta cuna, más la vampiresa suponiendo que él sabría más acerca de esos temas no tardó en decirle lo que había pasado, aunque a él no se le notaba lo más minimo un apicé de preocupación, imperterrito, más no pareció sorprenderle las palabras de Sally cuando le comunicó lo que vió.
El vampiro aclaró de quien podía er la imagen que veía. -¿Indigo? que nombre tan bonito.- Pronunció en primer lugar, antes de que el vampiro desvelara más acerca de ese misterio y de a quien pertenecía el nombre, lo que le hizo sorprenderse, su creadora, quien lo abrazó, y quien le había convertido en el ser que era.


Las palabras de él se le antojaron curiosas cuando alegó que su relacción con su Sire era complicada, pero como que era algo normal en muchos de los casos, lo que hizo que Sally sonriera y negará con la cabeza. -Bueno, no creo que tu sire sea tan estupida como el mio...- Asegura la vampiresa dejando escapar una risilla, se mordió el labio inferior, cuando se movió con elegancia girando con elegancia haciendo que el vestido hiciera un bonito revuelo antes de ser recogida de nuevo con el vampiro mientra le escuchaba.
Por las palabras que pronunció el vampiro mientras continuaba ese baile que hacía que todos se quedasen observando la elegancia de ambos vampiros en los movimientos de baile, su condición de cainitas hacía que todo fuera mucho más elegante y estiloso que lo que pudiera ser cualquier mortal de aquella fiesta, los azules ojos de Sally estaban clavados en los ajenos. -Vaya...parece una mujer...muy peligrosa.- Dijo con cierta preocupación ante el comentario del vampiro, más había algo que la sorprendía más, con todo lo que la estaba diciendo, él no parecía preocupado, eso le hizo dudar a Sally si él estaba en sus cabales.


Fue a abrir la boca para preguntarle a Varinael si no temía a su sire, si no le daba miedo. El sire de Sally no es que fuera un lumbreras y era muy facil de manipular a su vez, pero aun asi la despertaba temor, ¿por qué Varinael no parecía temer a la vampiresa que era su creadora? No llegó a emitir ni un sonido ante la pregunta cuando el vampiro la respondió previamente. El comentarío que él hizo a continuación despertó la humanidad que Sally aun poseía, quizá por que en la sangre de la vampiresa aun había sangre humana del poco tiempo que había transcurrido desde su conversión, Sally bajó la vista con cierta tristeza. -No me agrada que pienses eso..ella puede que te convertiera...pero no por eso tienes que pensar asi o añorar un final, adema...¿que haré yo si te mueres? no, me has prometido que me vas a cuidar.- Dice eso ultimo añadiendo un poco de humor para intentar destensar la situación. Él advirtió que no se acercara y ella simplemente asintió con la cabeza mientras volvía a girar, miró alrededor sonriendo con cierta malicia. -Creo que somos el centro de las miradas...¿que negocios tienes con estos mortales aburridos?- Pregunto Sally..igual se dejó llevar antes un poco de manera emocional por tristeza si se moría su nuevo maestro. Le había caido bien, aunque luego empezó a pensar, a él no le haría nada...pero él acababa de advertir...¿la querría dañar a ella? por un segundo abrió mucho los ojos de manera tensa.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Miér Oct 24, 2018 12:17 pm

La mirada de la neófita se alzó hasta perderse en mis azules, vi cierto temor, pena quizás, no quería que hablara así acerca de mi muerte o del control que Indigo podría tener acerca de mi y sin embargo yo tenía asumido el juego de naipes.
La volví a hacer girar con diversión mientras esta riendo me dijo que acaparábamos las miradas de los presentes.
-¿y que esperas? Somos seres fascinantes -bromeé guiñándole un ojo antes de que los últimos tonos de la orquesta dieran por finalizado esa pieza – mis negocios son asunto mío -le recordé atrapando un par de copas de champang que un camarero hacía volar sobre una bandeja -toma, bebe.

No era muy dado a dar explicaciones acerca de los negocios, peor la verdad es que en su mayoría eran limpios, tenia un viñedo y negociaba con el vino, uno de una categoría superior que muchos de los presentes devoraban llenando sus bodegas.
-¿te estas divirtiendo? -pregunté antes de llevar el vidrio a los labios.

Di un sorbo mientras de nuevo la orquesta tocaba una nueva pieza y nosotros salíamos del recinto hacia la inmensa balconada de piedra blanca donde otras parejas conversaban y reían.
-Aseguras que no he de hablar así, mas tu no conoces a Indigo, tu sire es un tanto gilipollas, pero no representa mayor peligro para nadie, créeme. Indigo es peligrosa, ella hace y deshace a voluntad, tiene varios chiquillos que representan piezas distintas en su tablero de juego y bueno, digamos que no duda en sacrificar uno para poder comerse otro en cualquier momento.

Me eché a reír por la cara que puso.
-Tranquila, no creo que entres ahora mismo en sus planes macabros -aseguré con un deje de diversión. No es que todo me lo tomara como un juego, es que simplemente no había forma de deshacerme de mi sire y por los dioses que lo había intentado.
-¿como acabaste convirtiéndote?


Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Sally Barghest el Sáb Oct 27, 2018 8:12 pm

Ella clavaba sus azules ojos en los ajenos, mientras le miraba se dejaba llevar por la danza que dirigia el vampiro, parece que sus palabras en vase a mostrar pena por como veía él la vida o mejor dicho la no-vida, quizá vislumbrando un final por ello, Sally entrecerró los ojos pensativa, giró haciendo un revuelo elegante con su vestido antes de detenerse, miró a Varinael ladeando la cabeza cuando este respondió a lo del ser el centro de las miradas. -Bueno...más que seres fascinantes...somos el depredador que los enreda, los constriñe con los anillos de la muerte hasta dar la mordida que nos da su sangre.- Susurró relamiendose los labios de solo pensarlo, todavía se acordaba de la recompensa prometida por ser una buena damisela, miró a Varinael con cierta malicia, aunque puso cara de pocos amigos cuando al preguntar por el oficio de él, este fue sumamente cortante aunque a su vez le ofreció una copa que ella no tardó en coger entre sus palidos dedos.
-Que borde eres a veces.- Protestó Sally, aunque despues sonrió de medio lado, quizá empezando a relajarse finalmente un poco. Más acató la orden de beber antes de mirar la copa, estaba bastante bueno, despues deslizó una maliciosa mirada a las parejas de alrededor que bailaban pensando en como sabrá el alcohol en sus venas, miró a Varinael con cierta ansiedad de sangre.


La pregunta le despertó de los pensamientos de depredador. -Sí, no está mal la verdad...está siendo entretenida..que pena que no quieras teñir todo de sangre.- Dijo en voz baja y se rió maliciosa mordiendose el labio inferior, siguió a Varinael hasta el balcom, Sally se apoyó en el borde mirando alrededor, más da un sorbo a la copa ara que sería escuche las palabras del vampiro sobre su sire, enarcando una ceja, era logico que su Sire fuera poderso, quizá hizo bien en juntarse con ese vampiro, parece que el poder llama al poder. Aunque siendo su maestro no sabe como irá la cosa, cuando él asegura que su Sire es un gilipollas la vampiresa se sonrojaría si pudiera muriendose asi de vergüenza ajena, casi usando su pelo negro como la noche para ocultar el rostro en ese momento. -Supongo que es como una lotería, lo mismo que no se elije a la familia no se elije a los sires...supongo...-Respondía ciertamente nerviosa.


Las palabras de él respecto a su sire hizo que Sally abriera mucho los ojos con cara de susto, sin duda parecía peligrosa y no entendió bien que le hizo gracia exactamente a Varinael, Sally sacudió la cabeza. -Espero no entrar en ellos.- Aseguró ella de manera veloz. Paseó su lengua por los labios humedeciendolos ya que se le había secado hasta la boca por la impresión. Miró de nuevo al vampiro antes de dar otro sorbo a su copa.
Se despertó de sus pensamientos cuando él le preguntó como acabó convertida en vampiro. -Bueno, mi familia estaba en parís cerrando un negocio de tierras con gente importante, solo ibamos a estar dos semanas aquí en París, de hecho mi Sire hacia negocios con mi padre...y bueno...digamos que cuando tus padres te dicen que no salgas sola por la noche...hay que hacer caso.- Sonrió con cierta amargura. - Me escapé del hotel para ir a pasarlo bien un pcoo a mi aire...y bueno él estaba en la taberna a la que fui...en ese momento me parecía muy atractivo, bueno..no es feo que digamos..y bueno...no recuerdo mucho, y tampoco me explicó mucho, solo me di cuenta que no me trataba como a sus esclavas de sangre, aunque casi mejor ¿no?- Se rió pensando de la que se había quitado de encima. -Al final te debo hasta una...- Dijo con tono jocoso.
Se giró a observarle. -¿Y como has acabado tú como vampiro?- Si tenía real curiosidad por ello, pero despues le miró y puso una maliciosa sonrisa. -Sabes, puede que seas muy poderoso y eso, pero eres demasiado serio, creo que debería obligarte a divertirte más....uhmm veamos ya que estamos jugando a que soy tu sobrina...¡¡¡enseñame esgrima!!.- Se mordió el labio inferior, ahora con sus habilidades de vampiro seguro que sería más interesante.

Sally Barghest
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 42
Puntos : 31
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 21/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Mar Nov 20, 2018 6:40 am

Otra pobre chica que acaba cayendo en las manos de los inmortales, supongo que en algo tenía razón la joven había que hacer caso a nuestros padres.
Yo perdí a mi madre siendo un niño y a mi padre siendo ya un hombre, solo me quedaba mi hermano, uno que pensé que jamas me traicionaría y lo hizo. Supongo que en mi caso fue el desamor lo que me llevó al desastre, me arrastró a los brazos de mi sire y tras ellos solo encontré dolor, caos y destrucción.

Ladeé la sonrisa escuchando los ultimo acordes, le entregué una nueva copa de champan para humedecer nuestros labios, demasiada conversación y poco alcohol para soportarlo.
-¿y que has averiguado? -pregunté con un deje de diversión.
Esa era su misión en la fiesta, escuchar y aparte de lo interesante que le resultaba a las féminas no había obtenido mas información, tendríamos que practicar para que la chica discerniera entre lo banal y lo francamente importante.

Pero con las últimas campanadas toda doncella de bien debía retirarse y yo como buen acompañante me despedí de los caballeros no sin antes zanjar algún que otro negocio.
Debía admitir que Sally se había descontrolado, así que pedí al cochero se desviara de la ruta hacía el Cabaret de Lenfern, iba a mostrarle otro modo de alimentarnos, uno que no necesariamente iba acompañado de muerte.

Cuando el carruaje se detuve pude ver la excitación teñir de carmesí su mirada, ladeé la sonrisa y antes de que la joven abriera la puerta del carro ansiosa detuve su gesto interponiendo mi mano para sujetar la puerta con fuerza.
-No es un lugar de caza, beberás sangre del rebaño que los Black tienen en ese local, lo justo para disfrutarlo, pero no para vaciar a las ovejas ¿entiendes? No queremos problemas con los Black y si matas algo que es suyo los tendrás.
No solté la puerta hasta que ella asintió con la cabeza.





Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Nix Lovecraft el Lun Nov 26, 2018 11:31 am

Sally:

Esta observó a Varinael, naturalmente tenía una misión y era saber y sondear los pensamientos de los humanos que había alli, Sally simpelemnte meneo la cabeza para despertar de sus pensamientos y observó a Varinael. -No creo que nada te sea relevante, puesto que lo unico que pensaban sus mentes es llevarse a una de las damas allí presentes al catre, uno pensar cuanto aceptarías por mi mano y otro pensar si en vez de contigo, le saldría mejor hacer negocios con un tal.. ¿Westenra? si...de hecho le conozco, hacía negocios con mi padre...- Meneo la cabeza, pensativa, más poco consiguió sacar más de las mentes, aun no tenía un mayor manejo de la situación, apretó los labios pensativa, más en lugar de volver a la mansión de él fueron al cabaret, ¿beber sangre de una mujer de ahi? Miró a Varinael con cierta extrañeza.


Nix.

Por más que daba vueltas a las cosas tenía que pensar la mejor manera de acercarse al objetivo, miraba la carta que su Sire le había escrito, el plan estaba empezando a dar cuerda, solo había que empujar las piezas del dominó para que empezaran a caer, sonrió de medio lado, acicalandose para resaltar sus femeninos rasgos, sus labios bien rojos y que se marcasen bien sus azules ojos, apretó su corsé, moda habitual en París, se abrochó la blusa hasta el cuello, colocó bien su falda, y cogió su revolver dispuesta a salir para buscar la mejor forma de empezar, tener dinero era equivalente a tener bastantes ojos y odios que informaran. Una vez vestida para salir, pidió el carruaje y abandonó la mansión Lovecraft, mientras duraba el viaje ella repasaba mentalmente el lugar a donde empezaría a meter las narices, los Black siempre habían tenido una barrera infranqueable a su alrededor, pero nadie se fijaria en una ratoncita colandose entre esa enorme barrera, por que hacerlo. Todo depredador tiene un punto debil, pues cuando estabas en lo alto no alzabas la cabeza pues el peligro no venía de arriba, y abajo solo se mira con desprecio comprobando que nadie escala a tu posición.


Se dirigió al cabaret, ella prefería cazar, pero hasta donde ella sabía el sitio este era perteneciente a los Black, lo mejor era poner su mejor cara de niña buena, y meterse en el lugar de colores calidos que hacían un digno espectaculo nocturno, donde el vicio reinaba ahí, se sentó, haciendo un paripé de damisela despistada, extranjera que sentía curiosidad por esos sitios, pidió una copa de vino y mientras observaba el escenario, con esas hermosas mujeres luciendo curvas.
Con aire distraido sacó un poco de papel y lapiz para empezar a dibujar de manera distraida, que a ojos ajenos solo verían una niña rica con imaginación disparada y atrevida. Se empezó a centrar en su dibujo alzando la vista de tanto en tanto para ver el numero. Sonreia a los integrantes del numero o al atractivo camarero.


Fue entonces cuando el aura de un viejo vampiro y de otro neófito le llamaron la atención, ladeo la cabeza clavando sus ojos azules en el antiguo, sin duda este se sintió observado por la rubia, ella no retiro la mirada ante el vampiro antiguo, este sin duda encontraría extraño tanto descaro en una vampiresa tan joven a pesar de estar acompañada por otra. Ladeo la cabeza pensativa para volver a bajar su mirada a su papel y continuar con el dibujo que sin duda a más de uno de la misma naturaleza le daría sin duda una imagen más sugerente del significado de lo que estaba dibujando en realidad la joven vampiresa mientras degustaba su copa de vino y seguía de vez en cuando clavando su mirada en el vampiro incluso teniendo la desfachatez de alzar la mano a modo saludo moviendo sus dedos delgados de manera elegante.



I vampire:

avatar
Nix Lovecraft
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 9
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Mar Dic 11, 2018 6:36 am

Enarqué una ceja ante la pregunta de la “xiquilla” ¿no era evidente lo que decía?

-Podrás alimentarte de las mujeres y hombres humanos que hay en el local, están para eso, pero has de tomar con moderación, es el rebaño de los Black, no pagamos por asesinar a sus empleados si no por disfrutar una noche intensa en su local.

La morena tomó asiento a mi lado mirando todo con sus dos grandes esferas rojas, lo bueno de aquí es que no importaba que delatara lo que era pues nadie en aquel lugar era inocente de saber que los seres de la noche existíamos y seguramente la mayoría comulgaría con los ideales de Assur y sus hermanos.

No me pasó desapercibida la morena que sentada cerca del escenario donde una pelirroja de curvas peligrosas se movía con una serpiente enredada en su cuerpo de lo mas sinuosa, me miraba de forma descarada.
No es que no estuviera acostumbrado a traer la mirada de las féminas, de echo en locales como estos lo normal era buscar lujuria sin mayor compromiso que el instante efímero.

Pero en esta ocasión iba acompañado de la joven neófita y tampoco es que yo fuera muy dado a no medir los tiempos utilizados, a fin de cuentas no sabía nada de esa mujer que me saludaba con la mano.

-La ves -no fue en si una pregunta si no una afirmación – dudo que su interés sea meramente el de un revolcón, quiere algo de mi, apuesto a que antes de que abandonemos el cabaret sabemos que.

Detuve a una de las rubias camareras de Lenfern y la atraje hasta el sofá donde yo y la joven vampiro estábamos sentados.

-Bebe -le ordene apartándole el pelo del cuello a la humana -hazlo despacio, saborea al sangre, nadie va a quitarte la presa, esta aquí, no se irá.





Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Nix Lovecraft el Jue Dic 13, 2018 11:49 am

La vampiresa seguía con su dibujo antes de terminarlo y guardarlo, observaba como ese vampiro de rasgos atractivos parecía estar enseñando a otra neofita, eso hablaba bien de él a las ideas que tenía, mientras sonreía de medio lado, bebía de su copa de vino mientras se acariciaba la mandibulas, las ordenes eran claras, y cualquier ruta valía, ahora sí llamar al interes de el vampiro más antiguo, sabía que este cabaret pertenecía a los Black, pero ver a cualquiera de ellos por aquí era harto dificil, y más clavarle a cualquiera de ellos una estaca en el corazón, y más siendo una neofita, aunque con más antiguedad que la joven de melena negra que había junto a él, la estaba sin duda enseñando a cazar, y visto que él era demasiado orgulloso para dignarse a acercarse a la vampiresa, colocó su carpeta de dibujos debajo de su brazo, la vampiresa era una obsesa del arte, aunque la verdad adoraba el arte macabro, era tan habil con las pinturas como con los instrumentos musicales, antes de morir la enseñaron bien, ahora tocaba ponerse en la piel de la depredadora, pero tenía que seguir con las apariencias y no mostrar lo que ahora tanto le gustaba.
El vampiro se sentó mostrandole a la otra de quien alimentarse más Nix miró a su alrededor, encontrando a un joven hombre que sin duda se encargaba de la musica en ese local, podía notar su pulso desde donde estaba, sin duda le iba bien ese aroma y lo deliciosa que estaría su sangre.


Finalmente tras meditarlo unos pocos instantes decidió dirigirse a donde estaba el vampiro con la neofita, pera mirarle ladeando la cabeza. Hizo una pequeña reverencia. -Hola señor soy lady Lovecraft, es un placer.- Dijo con un tono cinico en ella mientras sonreia con malicia. -No he podido evitar como enseñais a vuestra amiguita a alimentarse, todavia es más joven que yo..- Sonrie de medio lado mientras mira alrededor, observando a una chica morena. -Os recomendaría beber de aquella, está deliciosa.- su simpatía quizá era totalmente cinica, con esa malicia digna de una niña malcriada de alta cuna y como era normal con aire de grandeza al tener nuevos poderes, le miró fijamente unos segundos a modo desafio para despues de nuevo sonreir de esa manera cinica que hacia ella mientras ladeaba la cabeza.


-Veo que enseñas a neofitos, y bueno...tengo un negocio que quizá el interese ¿señor...?- Hizo una pausa esperando que él contestara desvelando su nombre, su mente maliciosa hacia que mantuviera esa sonrisilla pilla digna de alguien quien trama travesuras, mientras ladeaba la cabeza. -Pero a cambio quiero lo mismo que ella un tutor....claro que...tengo Sire, pero anda atendiendo otros asuntos lejos de París, pero mi vida no es lo que importa..- Sonreía poniendo su mejor cara de niña buena, era un buen truco que solía funcionar, aunque con los vampiros. -¿Es usted un miembro de la familia que posee este cabaret?.- Preguntó quizá tenía la pieza grande delante, o quizá una oportunidad de oro de llegar a cumplir lo que la estaban incitando a hacer. La misión era clara, una venganza y él podía ser un eslavón. - Tranquilo, no demando tanta atención como ella, me aguanto bastante bien la sed de sangre...o quizá no tanto...eso se puede ver.- Le guiñó un ojo, mientras esperaba la respuesta de este. -Por favor...no me obligue a rogarle rubio.- Se rió la joven vampiresa entrelazando sus dedos abrazando la carpeta de dibujos mirandole.



I vampire:

avatar
Nix Lovecraft
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 9
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Varinäel el Miér Ene 09, 2019 8:14 am

Elevé la mirada cuando la rubia se acercó a nuestra mesa, mostró atención por mi pupilaje para con la morena y ademas se atrevió a indicarle lo que para ella debía ser la mejor presa del local.
Me humedecí los labios con el alcohol de mi vaso esperando que arrojara algo de luz sobre el motivo que la había traído aquí.

La malcriada neófita no tardó en dejarme clara cual era su intención, contratarme para un trabajo.

-¿y que te hace pensar que necesito dinero o que tu tienes algo que a mi me podría interesar? Lo siento, no soy un mercenario, no trabajo por unos cuartos, soy empresario, vendo vino mi señora, así que a no ser que quiera degustar el caldo de mis bodegas para adquirir una gran cantidad, dudo que tengamos de algún negocio mas del que hablar.

Di un sorbo de la copa.

-No ofrezco mi servicio de sire, con Sally hice una excepción, pero algo me dice que tu no estas sola, que solo eres una niñata que acaba de encapricharse.

Enarque una ceja cuando me pregunté si era el dueño del local.

-No, este cabaret pertenece a los Black, no soy un Black -señalé a un muchacho castaño que se encontraba sentado en uno de los reservados muy bien acompañado por varias mujeres a cada cual mas explosiva.

-Ese es Raziel, si quieres algo de los Black deberías de hablar con él, yo soy un inmortal mas que viene a pasar una buena noche entre copas y en buena compañía.

Le devolví el guiño de ojo dando un nuevo sorbo de mi copa.

-¿y bien? ¿alguna cosa mas señorita? -pregunté ladeando la sonrisa con picardia, la chica era divertida - ¿vas a dibujarme? -pregunté con diversión.



Spoiler:

Spoiler:

avatar
Varinäel
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 90
Reputación : 26
Fecha de inscripción : 18/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Nix Lovecraft el Vie Ene 11, 2019 8:07 am

Nix se mostraba ansiosa, no solía andarse con rodeos, pensaba que era una perdida de tiempo dar vueltas a algo para tantear, puede salir bien o mal de la misma manera que dando una caricia sobre lomo antes de decir lo que quería para inclinar la balanza favorablemente, ella hizo su declaración de intenciones, ofrecerle el negocio, más el vampiro de primeras ya se le veía bastante poco interesado en el asunto, asegurando que él no era ningún mercenario, que no le interesaba el dinero, aunque para eso ella ya lo había intuido a juzgar por las apariencias se le veía que era alguien adinerado de gusto bastante bueno, ella dejó que terminara de hablar asegurando que lo suyo era la venta de vino, seguramente que era asi como fingía de donde salía toda su riqueza, Nix enarcó una ceja clavando sus celestes ojos en los ajenos mientras cruzaba los brazos para de manera seguida sacudir la cabeza dejando escapar una risita que rozaba incluso lo dulce.
-Yo jamás pensé que usted fuera un mercenario, si quisiera un mercenarío no estaría en este cabaret, si en una taberna de mala muerte buscando la bestia más grande y más estupida.- Comentó con ese aire superior que se traia la rubia.


Las siguientes palabras mientras ella seguía acariciando con sus largos y palidos dedos la carpeta de dibujo, cuando el vampiro aseguró que la morena fue una excepción y que ella era una niña malcriada que se había encaprichado, lo que hizo que la vampiresa soltara una risita amplia mostrando los colmillos, ahí no había nada de lo que ocultarse. -Bueno admito que soy una caprichosa, pero si me hubiera encaprichado de vos como afirmais....mi proceder sería muy distinto.. me sentaría a su lado, sacaría mi revolver y le apuntaría directamente a tu escroto, te daría dos opciones, aceptar a ¡bum! claro que te recuperarías pero a mi me daría tiempo de sobra a huir.- Afirma pareciendo que amenazaba, más seguidamente negó con la cabeza. -Pero no quiero eso, no me interesa, quiero algo por la buenas, asi que por favor no juzgues tan a la ligera mi señor...- Se inclinó ligeramente mientras desviaba una mano a su bolso.


Ella estaba pensativa por las palabras de el vampiro, que tambien respondio a su pregunta de si era dueño, entonces ahí estuvo, él no era un Black, pero al parecer si que había un Black en el local, la cara de Nix mostró levemente un momento de nerviosismo, siguiendo la señalización de Varinäel, para observar a un joven castaño rodeado de mujeres realmente preciosas y sexis, el vampiro aclaró que ese era un miembro de los Black llamado Raziel, a lo que Nix le observó pensativa. -¿El arcangel guardador de secretos es un Black?.- Dijo para sí misma mirando al hombre, sus ojos azules cambiaron, pero no a rojo como era normal en los vampiros, los de Nix se volvieron verdes, un verde poco natural, brillante, demoniaco, mientras sus colmillos asomaban blancos como perlas por el borde de sus rojos labios. Volvió a mirar a Varinäel con los ojos aun encendidos en ese verde vil, que poco a poco se apagaron volviendo a ese celeste. El vampiro aseguró que él simplemente venía en busca de copas y buena compañía. -Yo soy buena compañía.- Aseguró con orgullo la rubia poniendo su rostro más dulce.


-¿Asi que me rechaza por ella? quizá deba crear una vacante. -Comentó con malicia juguetona sacando el revolver del bolso, en un rapido movimiento quitando el seguro y apuntando al corazón de la neófita, apretó el gatillo casi al mismo tiempo que sintió presión en el cuello, el revolver cayó, no así su carpeta que se aferró por tenerla más aprecio que al arma, el tiro fue disparado pero desviado por el agarre del vampiro, al estrellarla contra la mesa. Por un segundo puso cara de susto y despues intentó sonreir de manera dulce. -¡Vale, vale! tenía que intentarlo, solo estaba jugando.- Comentó tocando el brazo que la mantenia sujeta.
-En cuanto a su petición...el arte hay que saber apreciarlo, y algunos se venden más caro que tus caldos burdeos...pero podría dibujaros...te haría una rebaja, tambien pinto desnudos, pero solo si merecen la pena los regalo a quien posa.- Comentó la vampiresa con ese tono juguetón, buscando calmar la ira de quien la tenía aun sujeta por el intento de eliminar la competencia.



I vampire:

avatar
Nix Lovecraft
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 9
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 13/10/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las horas solitarias de la noche (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.