Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Ir abajo

Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Höor Cannif el Mar Ago 14, 2018 3:09 am

Tras el caos de la noche de la cosecha las cosas se habían ido calmando en Akershus. Si bien era cierto había mucho trabajo duro por hacer tras el asedio Dani había conseguido buenos tratados que no ponían en riesgo todo mi patrimonio personal, eso junto a algunas explotaciones que teníamos y negocios varios estaban dando el rendimiento necesario para aportar el dinero suficiente como para reconstruir la fortaleza y solventar las necesidades de las personas.
Las aldeas mermadas por los impuestos pasaban hambre, las tierras no daban mas fruto y el poco se lo había arrancado el tirano de las manos, así que el problema se extendía mas allá de los muros.

Había pasado ya algo mas de un mes desde que Dani y yo nos prometimos, sinceramente apenas habíamos vuelto a tocar el tema, la falta de tiempo y algunos encontronazos de nuevo habían puesto “cierta distancia” entre nosotros.
Aquella mañana me levanté con una clara intención, valorar el trabajo de la pirata, habíamos montado fiestas por todo el mundo, desde extranjeros que pusieron sus pies en estas tierras, como victorias, pero jamas habíamos ovacionado a la mujer que nos sacaba de muchos de los entuertos con su pericia en los negocios.

Con Stan las cosas andaban algo tensas desde lo de su hijo pero con Dani tenía una buena relación así que cuando Ulf se acercó para invitarlo a la fiesta, este no se negó.
Ser conde implicaba tomar decisiones duras, no siempre todos me veían como el héroe, a veces tenia matices de tirano y bueno era un precio bien pagado si a cambio mantenía en pie a la rebelión.
No llevaba un buen mes, peor como de costumbre fingi que nada podía doblegarme y me mantuve en pie como el guerrero que era incapaz de dar mi brazo a torcer.

Ulf había aflojado conmigo su continuas bromas, seguramente porque respondía peor a ellas, estaba mas irascible de lo normal, aquel día pese a que su relación con Danielle no era muy allá colaboró para montar una fiesta en un tiempo rencor, se avisó a los lideres de las fronteras para que asistieran y se extremó la precaución para que Randulf no nos jodiera la fiesta.

Dani había salido esa misma mañana con Giuliana para no se bien que, cosas de mujeres, asi que no regresarían hasta bien pasada la hora de la cena.
Para cuando lo hicieron la fiesta había empezado, hogueras por las calles, hidromiel y cuernos pasando de mano en mano y el jubilo y la esperanza puesta en los corazones de los norteños cuya vida no era fácil y agradecían la ayuda extranjera.

No se cuantas jarras llevaba ya cuando la vi aparecer, en ese mes habíamos intercambiado frases cortas y todas de trabajo, pero envalentonado por el alcohol atajé la distancia tambaleándome y rodeé su cintura atrayendola contra mi cuerpo hasta que nuestros labios se rozaron.
-Sorpresa -dije entre risas -creo merece una fiesta la salvadora de Akershus.
No era una mofa, era cierto, yo ponía la espada, pero ella había puesto el alma y supongo que eso también sangraba.


Spoiler:

De copas:
warriors:
Skadi:
La pirata:

Mi ex mujer:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 880
Puntos : 944
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Danielle Morgan el Miér Ago 15, 2018 1:51 pm

"Un día despiertas, y el corazón está tranquilo.
Nada duele, nada angustia, nada grita.
Entonces ya fue, ya acabó, ya volviste."


Siempre soplaba viento en Akershus, viento fuerte que un día te empujaba contra un acantilado y al momento viraba tu rumbo para despeñarte por el abismo. Tan pronto la brisa se enfurecía como estallaba en galerna. Pocos días de calma, ninguno de paz, la guerra siempre acechaba, los problemas se habían quedado a vivir, inquilinos molestos y agotadores que día tras día ponían a prueba su ingenio, su resistencia mental y su capacidad. Jamás tuvo un reto mayor entre manos y aunque solía crecerse ante la adversidad, llegaba la duda y la flaqueza cuando la luna se coronaba en el cielo y el cuerpo se rendía tras el duro día.

Sabía lo que era poner el alma, el corazón y el cuerpo en una relación y no recibir nada a cambio, también Höor había probado la amarga hiel del fracaso. Pero ahora tenían entre manos un compromiso, un pequeño rayo de luz entre tanta oscuridad y apenas habían podido disfrutar de esa sensación de celebración, siempre con asuntos que les requerían a todas horas.

Giuliana le pidió que la acercara a Nøtterøy apenas a dos horas de la ciudad, pero en barco irían más rápido y podrían cargar todo lo que necesitaba la bruja para el hospital. Se trataba de nuevas sábanas, mantas, vendas y ropa para los pacientes que pasaban por allí, el cargamento no podía llegar hasta Akershus porque si el barco hacía una escala más triplicaría el precio, así que la pirata se negó en redondo y puso la Reina Ana a disposición de Giuliana para lo que necesitase. Pasaron todo el día fuera y cuando regresaron y la nave estuvo descargada con el material en los almacenes del hospital, se encontraron con algún tipo de celebración. Las dos rubias se acercaron a la plaza principal viendo que la gente celebraba y levantaba las jarras cuando éstas pasaban por delante. ¿Qué diablos pasaba?

Höor le salió al paso y por su risa le pareció que ya llevaba unas copas de más, la agarró por la cintura y le dijo "Sorpresa".

¿Se ha muerto Randulf por fin?.— preguntó, porque no encontraba el motivo de la fiesta, no era época de cosecha, Giuliana no había parido y a menos que fuera alguna costumbre vikinga que desconocía, no acababa de entender lo que allí estaba sucediendo, así que eso fue lo único que se le ocurrió. Pero el conde acto seguido le dijo que la fiesta era por la salvadora de Akershus. Se giró para mirar a la bruja, pensando que se refería a ella, pero ésta ya estaba girando en manos de Ulf bailando con el cambiante. ¡Ah! ¿se refería a ella? Sonrió de oreja a oreja.— ¿Una fiesta en mi honor?...— no sabía lo que decir.



<3:



No hay manera :
Piratas y vikingos:

todo a babor
videos :

CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 232
Puntos : 250
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Höor Cannif el Vie Ago 17, 2018 2:44 pm

Ladeé la sonrisa ante su cara de incredulidad, era cierto, habíamos montado fiestas por todo, por las visitas nuevas, por las victorias, por nacimientos incluso porque a Ulf le salía un callo, habíamos hecho fiestas por todo pero nunca por Dani, la mujer que nos había salvado el culo durante todo este tiempo con su pericia en los negocios. Cuando ascendí a Danielle de Capitan a Almirante y le ofrecí una flota no fue porque me interesara perderme entre sus piernas, que evidentemente también, si no porque era buena en lo suyo, lo había demostrado con creces y en una de las ultimas gestas por tierra y mar dejó claro porque Akershus tenía una flota y a Danielle al mando de esta.
-Pensaba sinceramente montar la fiesta para mi, ya sabes, el salvador de Akershus, pero me dijeron que estaba muy visto ya -bromeé riéndome contra sus labios, así que pensé, bueno, tengo que buscar una excusa para emborracharme -alcé la jarra llamando la atención de los presentes.
-¡Por Danielle! -rugí dando un nuevo trago mientras el resto imitaban mi gesto vociferando.

Muchas eran las fiestas que se habían organizado, mas ninguna de ellas fue en mi nombre, deduzco que ser el héroe implicaba también cargar con los fracasos, cada guerra traía piras funerarias, jóvenes a los que había formado como soldados. Dar duro a Randulf suponía perder amigos, hermanos, nunca pensé que mereciera una fiesta, sin embargo hoy estaba seguro de que Dani merecía mas honores que cualquiera.*

Cuando las demás voces brindaron por la almirante se sintió abrumada, a menudo se sumergía en montañas de trabajo, en las cosas del día a día y apenas tenía tiempo de pasar un rato con Höor y con los niños y mucho menos de ser la protagonista de nada. Miró a Höor y le dio un beso, ese detalle significaba mucho para ella, él se había preocupado por movilizar a la gente y darle un reconocimiento público sin que se lo esperase y por eso le hacía más ilusión.

—¿yo no tengo jarra?.— inquirió al conde, que ya se había tomado algunas.*

Negué con la cabeza tirando de ella, acercándola a la mesa donde el resto de generales nos esperaban. Mee dejé caer en una de las sillas tirando hacía atrás mi espalda subiéndola sobre mi regazo, mi sonrisa se afilo y saqué una botella de ron que tenía escondida bajo el asiento.
-Se que odias la hidromiel, así que...¿ron? -pregunté arrancándole el corchó con los dientes antes de dar un trago y pasárselo. A estas alturas ya todo me entraba bien, yo también necesitaba celebrar, celebrar lo que fuera y sobre todo que a estas alturas la pirata todavía me aguantara y no hubiera desplegado sus velas para poner rumbo a cualquier parte donde soplaran vientos mejores.

Me había dicho que se casaría conmigo pero a veces sentía que me plantaría en el altar y admito que lo merecía porque nunca se me dio muy bien esto del amor. Recorrí su cuerpo ansioso con mis manos, dejando un reguero de besos por su cuello.
-¿Te ha gustado? -pregunté levantando el rostro para mirarla directamente a los ojos.*

— Es mi fiesta…creo que tendré que divertirme como nunca.— Le dio un trago a la botella que le ofreció y tras responderle a los besos hambrientos por su cuello con uno en los labios, en el que le repasó todos los dientes con la lengua, se levantó y tiró de Höor hacia el centro de la plaza a bailar, la música sonaba alegre y era una noche para divertirse y pasarlo bien. Atharal se la robó a Ulf haciéndole gestos obscenos, luego pasó por la manos de otro soldado y también del maestro armero para regresar con Höor de nuevo. Ulf no soltaba a la bruja y le gruñía a cualquiera que se le acercara a sacarla a bailar en el baile de los cambios de pareja.*

El fuego crepitaba abrasador frente a nosotros, calentaba nuestros cuerpos al mismo ritmo que esa botella de ron. Deje a Dani pasar de mano en mano mientras yo recibía entre mis brazos jóvenes doncellas que se reían divertidas cuando las hacía girar o bromeaba con ellas sobre estupideces que solo hacían gracia a los borrachos. Ulf por contra gruñía a todo aquel que se le acercara, incluso a mi que en un momento tiré de la mano de la bruja para ver si colaba. A mi general no le gustaba eso de compartir ni siquiera cuando íbamos de broma.

Dani regresó a mis brazos muerta de la risa, Atharal le había propuesto fugarse juntos y tener muchos bribones con los que manejar la verga de satán.
Le lancé una mirada furibunda que nos hizo a los dos estallar a carcajadas y de nuevo giré a mi prometida entre mis brazos pegándola a mi cuerpo.
-Estas preciosa -aseguré deslizando mi lengua entre sus belfos, lamiendo la ajena, su paladar y enredándonos en un beso húmedo y apasionado.
Mis dedos se hundieron en los cortos mechones de su pelo no dejándola escapar, hasta que de un empujón Lund me la pidió. Khayla me esperaba al otro lado con una sonrisa, no se había recuperado, seguramente nunca lo haría, así que la alcé posando sus pies sobre los míos antes de empezar a danzar con ella.
-gracias por haber mantenido en pie Akershus en mi ausencia y a salvo a mi hijos.
Lund que pocas veces hablaba con Dani por su pasado en común felicitaba a la pirata de forma sincera por su compromiso conmigo, mi general era feliz con Khayla, se le notaba, ambos encajaban bien aunque de no tener que superar adversidades nunca se hubieran dado cuenta que los unía algo mas que una amistad profunda.*


Spoiler:

De copas:
warriors:
Skadi:
La pirata:

Mi ex mujer:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 880
Puntos : 944
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Danielle Morgan el Vie Ago 17, 2018 2:46 pm

No se esperaba que Lund entrase en el cambio de parejas, pero como fue una felicitación sincera, tanto como la suya cuando se casó con Khayla, le sonrió y le dio las gracias por todo lo que habían hecho manteniendo Akershus en pie y a Beth y los niños Cannif a salvo. Sabía que sin ellos no habría habido un hogar al que volver y juntos formaban un gran equipo.

Me alegro mucho por ti, se te ve muy feliz con tu familia.— Aunque la guerrera tuvo que parir entre terribles dolores, habían sacado a ese niño adelante y estaba segura que sería el orgullo de los Arund. Quizás era hora de ir cerrando viejas heridas y rencillas que ya quedarían en el pasado. Con tener que soportar a Ulf ya era suficiente. Y hablando del rey de Roma…

Ulf se acercó a ambos cuando la música acabó y le dio a Höor un paquete envuelto con papel burdo y un cordel.

Este es un regalo de compromiso. Ya me lo agradecerás.— le soltó a Danielle que no comprendió lo que quería decir hasta que vio a Höor retirar el envoltorio y su cuaderno de cuero desgastado envuelto en él. Creía que lo había perdido en el lago de Svalbard pero al parecer no era así y el lobo lo había encontrado. Ahora Höor podría leer lo que había escrito durante la travesía y lo que era peor…Ulf lo había leído!!

Dioses, no! Que vergüenza!! No lo leas…*

Deslicé mis dedos por la tapa de cuero antes de abrirlo entre risas, que Dani me prohibiera leer sus lineas me creaba mas expectativas. Se lanzó a por él cuadernillo pero yo mas alto lo alcé mientras ella saltaba para cogerlo y mis ojos se fijaban en sus dos tetas que rebotaban rozando mi antebrazo.
-¿No comes muchas manzanas ah? -bromeé haciendo a Ulf estallar en carcajadas mientras yo recolocaba mi verga con la zurda que se había desenfundado porque mi pirata me ponía de muchas maneras y esa noche era muy cachondo. Cuando dejó de saltar como una niña para dar otro trago a la botella empecé a leer las lineas de forma ávida.

Me había echado de menos, conocer a mis dioses era por mi, porque de ese modo me entendería mejor, mis anhelos, mis creencias. Atajé la distancia cerrando el libro que mantuve en la diestra sujeto y de nuevo me perdí en sus labios enredando nuestras lenguas dentro y fuera de nuestras bocas con aquel toque a sabor a ron.
-No se yo si aguantare toda la fiesta -aseguré cuando la pirata se echo a reír notando mi verga enterrarse en su bajo vientre -es que estas hoy muy sexy.*

No estaba especialmente sexy, es más, estaba sudada y olía a barco, pero con el alcohol y de noche, todos los gatos eran pardos.

Me meo, y como no soy vikinga, iré a hacerlo a algún lugar con intimidad.— Anunció a los que estaban en la mesa perdiendo todos los modales y sacando a relucir la vena pirata. Agarró a Höor de la mano y tiró de él porque como todo el mundo sabía, a mear uno no va solo. Lo que se traducía en perderse por un callejón y aprovechar la nocturnidad y la alevosía para un polvo rapidito.

Salieron de la plaza a trompicones y entre risas como si fueran dos adolescentes, pero en ese momento sólo quería dejarse llevar, divertirse, pasarlo bien y no tener que esperar a cuadrar agendas para soltarse la melena. Se detuvieron en un callejón poco iluminado comiéndose la boca, la pared sería su improvisado lecho, enredó los brazos en su cuello y las piernas alrededor de la cintura del conde. Dos gatos callejeros gritaron enfurruñados peleándose y la pirata dio un respingo pero acabó riéndose.*

Esa noche no quería pensar, algo que no era difícil dado el embotamiento que llevaba efecto del alcohol. Ella estaba abierta y no solo de piernas, de normal era comedida en sus formas pero borracha estaba infinitamente sexy y eso me excitaba en demasía.
-Voy a tener que emborracharte mas a menudo.
Bajé a trompicones mi pantalón hasta que mi verga quedó fuera, mi glande rojo y brillante buscaba su centro que solo quedaba separado por unas bragas mojadas.
-Vaya, pirata, hoy te estas portando muy mal, no solo yo tenía ganas -apunte cuando mis dedos las arrancaron de su lugar deslizando la yema de los mismos hasta pellizcar su clítoris.

Su cuerpo se arqueo formando un puente dejando su espalda apoyada contra la pared rugosa del callejón, de una embestida profunda me adentré entre sus abultadas paredes llenas de sangre, sus terminaciones nerviosas la hicieron explotar entre jadeos roncos que murieron contra mis belfos. Nuestro aliento se fundía en el centro solo interrumpido por nuestras lenguas y su baile demencial.
Como un péndulo la embestí una y otra vez entre jadeos roncos que delataban mi falta de cordura, saqué con una de mis manos sus pechos mientras con la otra la mantenía en vilo porque su cuerpo parecía estar a punto de explotar contra el mío.
Mi boca se deslizó por su cuello entre mordidas y lamidas marcándolo con chupetones dado mi estado y entre gruñidos tome sus pechos torturando sus dos astas, mordiéndola y acariciándolas con mi lengua. Abrió mas sus piernas, empujando mis nalgas con sus botas exigiendo mas. *



<3:



No hay manera :
Piratas y vikingos:

todo a babor
videos :

CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 232
Puntos : 250
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Höor Cannif el Lun Sep 03, 2018 4:56 am

Había sido una fiesta totalmente inesperada, el alcohol corría por sus venas, la música sonaba por las calles y habían acabado en un callejón empujando como salvajes, como si tuvieran 15 años y no la treintena larga y una cama bien cómoda en vez de una sucia pared de callejón. Pero allí estaban dándose un atracón rápido de carne. Normalmente duraban más pero las circunstancias apremiaban y los estaban esperando. De ahí a que Ulf asomase su indiscreta cabeza por el callejón, faltaban apenas minutos. Revolvió la mata de pelo morena del conde mientras mordisqueaba sus labios y jadeaba. Entre risas le dijo.

— date prisa o en breve tendremos a Ulf jodiéndonos el momento…— rezaba mentalmente para que tuviera una vejiga grande y no le diera por ir a mear, o que su mujer lo aguantase un rato ocupado.*

Aunque Dani no lo creyera, follar allí, sin tenerlo premeditado, como salvajes porque no nos aguantábamos las ganas de llegar a casa a mi me ponía muy cachondo, con ella todo era 2 mas 2 y el resultado era 4, pero hoy era distinto, fue ella la que tiró de mi hasta aquel callejón y lo estaba disfrutando, de echo, ya me hubiera corrido de no ser por las indigentes cantidades de alcohol que corrían voraces por mis venas impulsadas por mi corazón.
Mordí sus labios gruñendo cuando Dani apremio para que terminara, si bien era cierto Ulf era bastante indiscreto para mi no es que en este estado supusiera demasiado que en el mismo callejón se follara a su mujer con ganas, yo estaba a lo mío y lo mío era la preciosa pirata que con sus pechos medio salidos de la camisa y con la falda completamente arrugada me abría las piernas para que embistiera su cálido y húmedo coño.

Enterré mi verga hasta que le arranque unos gemidos profundos y la sacaba casi al completo logrando que mi prometida se arqueara contra la pared hasta que juntos alcanzamos el clímax. Ella mas tímida, yo entre roncos gruñidos que de no ser por la música alta de seguro se hubieran escuchado en la misma plaza donde estábamos.

Apoyé mi diestra en la pared del callejón encarcelando el cuerpo de la pirata entre la pared y el mío perlado en sudor.
Apoyé mi frente en la ajena aun jadeando contra sus labios mientras sentía sus dedos dibujar las cicatrices de mi espalda, aquel tacto hubo un tiempo que me abrasaba y aunque no solía tener problemas cuando me acostaba con mujeres de una noche en que las vieran, si me resultaba incomodo que las acariciaran ,pero con Dani ya había mas o menso superado eso.
-Volvamos o Ulf te pillara con los bajos arremangados -bromeé llevándome un manotazo antes de estallar ambos en risas.*

Le temblaron las piernas al alcanzar con las botas el suelo, se colocó la ropa lo más aseadamente que pudo y se mesó el cabello tratando de poner orden entre las rubias guedejas de pelo. Así juntos salieron de nuevo a la calle principal caminando como si nada hacia el meollo de la fiesta, pero por sus expresiones se les veía relajados. La habitual palidez de la inglesa se había tornado en un ligero rubor y tenía los labios algo hinchados de los mordiscos y chupetones que se habían propinado. Cazó una jarra al vuelo y bebió un trago notando el frío liquido aliviar su acaloramiento. Pensaba que pasaría inadvertido, pues la mayoría de vikingos solían practicar sexo donde les venía en gana y no era algo inusual, pero nada más sentarse cerca de la hoguera, Giuliana iba a decirle algo pero el bocazas de su marido interrumpió.*

Ulf me echo el brazo por encima de los hombros, antes incluso de que abriera su gran boca ya hice el gesto de saber que sería una de las suyas.
-Desde aquí se escuchaba chapotear tu coño pirata, dicen que no eres mujer hasta que no has tenido a un vikingo entre las piernas -apuntó alzando la jarra mientras todos rugían y yo en mi mente pensaba que al parecer a Dani le había gustado la experiencia porque había repetido.
Por un momento mi gesto se nublo, era celoso y no podía evitarlo cuando el fugaz recuerdo pasó por mi mente, pero una jarra y unos cuantos besos de Dani por el cuello me sacaron de eso y seguimos la fiesta riéndonos.*


Spoiler:

De copas:
warriors:
Skadi:
La pirata:

Mi ex mujer:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 880
Puntos : 944
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Danielle Morgan el Lun Sep 03, 2018 4:56 am

Entonces por eso la tuya sigue siendo una joven preciosa, ahora tengo la duda de si eres vikingo o quizás te adoptaron.

De todos era bien sabido que el linaje Tollak crecería fuerte y los niños no los traía la cigüeña, pero igualmente Dani no perdía la ocasión de meterle el dedo en el ojo al lobo, que siempre andaba a vueltas con ella.

- Yo solo se, que las extranjeras que vienen se quedan -bromeó entre risas -unas dicen que vienen con una bandera negra llamada libertad, pero al final amarran sus barquitos en el puerto y a follar en un callejón como las demás -Ulf no malgastaba el tiempo y fue su mujer la que lo besó para hacerlo callar.*

La fiesta continuó sin más altercados entre bromas, risas, jarras y hasta canciones. Cuando ya se habían desfasado la inglesa hizo algo que no solía hacer jamás, de hecho no recordaba cuando fue la última vez que lo hizo. Le pidió el violín a uno de los músicos y tocó una melodía movida que solían cantar en el barco, era una canción pirata sobre dos bribones que viajan al nuevo mundo a buscarse el pan y acaban sufriendo por culpa de una mujer. Los marineros la sabían y la cantaron mientras pateaban el suelo daban palmas. La música era algo que siempre identificó con su familia, tan severa, tan seria, a su padre todo le molestaba. Aprendió a tocar en el colegio y aunque durante un tiempo lo había hecho en los barcos, hacía ya algunos años que no lo empuñaba, le restaba “seriedad” a su papel como capitán de barco.*

Completamente ebrios Ulf y yo bailamos sobre dos bidones dando saltos de uno al otro medio tambaleándonos a punto de caernos y si eso no era difícil a ritmo de violin Atharal subió de un salto desequilibrandonos a ambos.
Alegamos que eso era trampa porque el tenía alas, realmente no era así ahora, pero bueno a ninguno de los tres nos gustaba perder ni siquiera jugando a las tabas.
Pronto escuchamos el cuerno de los guardias avisando que algo sucedía en las murallas.
Mi cara de fastidio fue épica, estaba ademas de muy borracho divirtiéndome como hacía tiempo no lo hacía.
-Ahora vuelvo -dije bajando de un salto, me acerqué a Dani que tocaba y reía y bese su cuello dejando en s hombro medio descubierto un mordisco -estas preciosa cuando ries, preparate para el siguiente asalto en las habitaciones.

Camine tambaleándome hacia las murallas y una vez allí el que estaba de guardia me indico que habían visto un carromato acercándose a paso lento, no representaba ningún peligro porque al parecer nada mas los seguía, deduje serían algunos aldeanos que buscaban ayuda o refugio, por desgracia muchos atravesaban así mis muros peor tal y como el carro se fue acercando y el ciego que llevaba encima fue menguando vi que lejos de ser unas personas corrientes era Erlend.
Ladeé la sonrisa y ordené abrieran las puertas de la fortaleza para recibirlo.
Para m iera lo mas parecido a un "padre" que había tenido.

Una vez dentro nos saludamos efusivamente, su frente golpeo la mía y entre abrazos nos pusimos al día. Salude a Adaline, la había conocido en Paris, era una buena mujer que quería mucho al inmortal, a los que no conocía era a sus hijos pues abandone esas tierras antes de que nacieran.
Synnobe la niña venia dormida, pero Hakon, el mayor permanencia despierto y atento al lado de su madre y hermana mientras Ubbe correteaba espada en mano a nuestro alrededor jugando a ser el mayor general conocido.

No tardó Dani en llegar, seguramente preocupada porque tardaba mas de la cuenta.
-Ella es mi prometida, nos casaremos si no la cago antes en breve frente a nuestros dioses, espero te quedes Erlend.



<3:



No hay manera :
Piratas y vikingos:

todo a babor
videos :

CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 232
Puntos : 250
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Danielle Morgan el Vie Dic 28, 2018 3:15 am

La borrachera de la fiesta la dejó completamente agotada, sentía el alcohol evaporándose entre los labios al respirar. La habitación ya estaba algo fría, se habían apagado los maderos porque ninguno estaba en condiciones de azuzar el fuego, cosa que normalmente hacía Höor, cuando se levantaba con el alba. El conde no andaba tampoco menos perjudicado, pero al menos se habían reído, habían cantado a voz en grito como gatos desgañitados, habían bailado haciendo el imbécil de formas insospechadas y hasta había tocado el violín. Qué vergüenza. Ulf tendría material para burlarse de ella durante al menos medio año.

Entreabrió un ojo, resoplando y notando la cabeza como un ladrillo y el estómago como atravesado por una daga. Reptó a rastras sobre el cuerpo del vikingo que parecía estar roncando en el séptimo cielo y se dejó caer contra su pecho. Höor se removió, pero estaba tan cansada que cerró los ojos de nuevo. Lo escuchó decir algo, pero no tenía fuerzas ni para murmurar.

— mmmm..qué?
— que me estás clavando algo.

Resopló de nuevo y se dejó caer de lado, aliviando la presión sobre el torso desnudo del moreno, que abrió los ojos vislumbrando el brillo de algo en su cuello. Alargó los dedos, ése no era el cordón de cuero que venía con el martillo, Dani lo había sustituido por una cadena metálica. Sus ojos expresaron el interrogante sin decir nada. La pirata lo maldijo por obligarla a hablar, aún arrastraba las palabras y tenía la lengua de trapo.

— he fundido mi real de a ocho… ahora sujeta algo más valioso.


Su real era el símbolo de su rango pirata, de los años peleando en el mar y coronándose vencedora de muchos abordajes, de misiones suicidas, de superar pestes, días sin viento o redadas salvajes. Era lo que le abría las puertas a la vida pirata en su máxima expresión, pero lo había fundido, borrando su significado y aniquilando las posibilidades que le ofrecía para sujetar el nuevo símbolo que gobernaría sus días a partir de entonces.*



<3:



No hay manera :
Piratas y vikingos:

todo a babor
videos :

CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 232
Puntos : 250
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Höor Cannif el Vie Dic 28, 2018 3:50 am

Me costó enfocar el cordón metálico que acaricié con la yema de mis dedos mientras la pirata huía de mi cuerpo liberando mi dureza de su peso. Ladee la sonrisa al escucharla resoplar, seguramente porque no entendía eso de que desde que amanece apetece y porque intuía que de quedarse acabaría buscando guerra y ni siquiera podía avivar la lumbre de la chimenea.

Mi cara era de interrogación ,porque yo le di el martillo colgando de una cuerda de cuero negro peor ella la había cambiado por aquella cadena metálica que nunca le había visto pender de su cuello. Tal y como fue hablando erguí el torso para sentado contemplar a la que era mi prometida si antes no me plantaba, mi mirada aun turbia se deslizó por la cadena y aquel significado que para mi tenía lo que había hecho.

-Yo nunca te pediría renuncies a tu vida, se lo importante que es el mar para ti, por eso eres almirante, por eso y porque te has ganado con creces el respeto de la gente de Akershus. no es fácil ser una extranjera en estas tierra.

Achiné los ojos con un claro gesto de dolor, la cabeza me iba a reventar y tenia el estomago revuelto, aun enredaba las palabras y no sabía si lo que había dicho lo entendía...lo que quería decir es que agradecía que permaneciera a mi lado aun cuando no siempre lo merecía y sobre todo porque lo mas fácil era levar anclas, alzar su bandera negra y salir por patas.

Volví a dejarme caer sobre el lecho esta vez para mirarla ladeando la sonrisa.
-¿en serio? ¿el violin?.- bromeé esperando que me cayera el primer manotazo del día.*

— ggrrrmmfffff…— gruñó rodando los ojos y se puso la almohada encima de la cara.— no me lo recuerdes…si ya es difícil ser extranjera, esto no lo mejora…— tras una pausa de unos segundos, se quitó el almohadón de la cara asumiendo que ya no iba a dormir más y que iba a tener una resaca de campeonato, pero al menos él tampoco estaba mucho mejor. Sonrió al recordarlo, porque en verdad lo había pasado bien, mas le costaba quitarse el disfraz de almirante.— tan sólo prométeme que si Ulf se acerca aunque sea al pasillo, lo lanzarás por la torre del homenaje… es capaz de madrugar sólo venir a joder.— Alargó la mano y tiró de su nuca para besarlo, de encender una cerilla en ese momento, podrían haber salido en llamas, aún respiraban alcohol, pero qué más daba.*


Spoiler:

De copas:
warriors:
Skadi:
La pirata:

Mi ex mujer:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 880
Puntos : 944
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Danielle Morgan el Miér Ene 09, 2019 4:43 am

El beso se torno húmedo y apasionado, tiré de ella para subirla sobre mi cuerpo cuando escuchamos la puerta ser golpeada de forma incesante. Enarque una ceja clavando mis pardos en los intensos mares de Dani mientras me relamía eso labios.

-Si es Ulf lo mato -rugí intentando ponerme en pie mientras ella se hacía a un lado.
Caminé tambaleándome hacia la puerta ¿en ese castillo no se descansaba nunca?
-¡Höor! -me llamó la pirata con una mueca divertida seguramente al verme trastabillar y tambalearme camino a la puerta.
-¿que? -gruñí porque me habían interrumpido mi polvo mañanero y la resaca no ayudaba a que mi buen humor creciera.
-Vas desnudo -dijo muerta de la risa lanzándome la almohada para que me tapara la inflamada verga.

Negué con la cabeza colocando de forma ridícula el cojín delante y abriendo la puerta para encontrarme a uno de los soldados mas jóvenes que parecía por la cara que puso no haber visto a un hombre desnudo en su vida.
-¿que? -rugí frunciendo el ceño escuchando de fondo a mi prometida descojonarse, a lo mejor se le había pasado la resaca.
-Se-se -se -dijo antes de arrancar -señor el puerto.
La risa de Dani ceso de inmediato.
-Se hunde, el barco se hunde.
-¿nos atacan? -pregunté lanzando el cojín al suelo para buscar los pantalones con la vista.-Tocad el cuerno -ordené pensando que estos jóvenes cada vez eran mas inútiles.
-No, no, no nos atacan*

Cuando escuchó la palabra “puerto” entró en modo alerta máxima. ¿Un barco hundiéndose? Por las barbas de Odín, Thor y todos los dioses vikingos!!! Qué barco?? Tenía tres grandes y un puñado de naves auxiliares.

— ¿la reina Ana? ¡¡¿El Inferno?!! Habla, maldita sea!!!.
— le gritó al soldado mientras salía de la cama y se calzaba la camisa, los pantalones y las botas de la noche anterior, con la peste a alcohol y resaca, que le daba todo igual si le estaban hundiendo sus barcos.

— El Avenger…
— respondió el joven y entonces Dani y Höor se miraron sin entender. Si no les estaban atacando…¿qué había sucedido? Quizás un incendio, o algún daño del casco que no había sido bien reparado y se había reventado causando la desgracia.*



<3:



No hay manera :
Piratas y vikingos:

todo a babor
videos :

CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 232
Puntos : 250
Reputación : 18
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Höor Cannif el Miér Ene 09, 2019 4:44 am

Me calcé la ropa con toda la rapidez que pude, si no nos atacaban debía ser un incendio, había que sofocarlo antes de que se extendiera la resto de barcos o algo peor, la pólvora hiciera saltar medio Akershus por los aires, lo que nos faltaba.
-¡Vamos! -ordené alcanzando la espada con la diestra y afianzando las correas a mi pecho mientras a toda velocidad bajaba los escalones y el joven soldado trataba de hacernos entender que no había ningún tipo de incendio, lo que de nuevo nos hizo mirarnos a Dani y a mi descolocados.*


Llegaron al puerto corriendo, el caballo de Höor siempre estaba listo en los establos y bajaron a todo galope como alma que lleva el diablo. Al llegar se encontraron a Stan, Cronos y Sloan con cara de malas pulgas, el pequeño Bjorn estaba en brazos del escocés y Giuliana portaba gesto grave. Ulf mantenía la mano sobre el hombro de la bruja, y las mirabas iban del barco al niño y viceversa.

Danielle bajó de un salto y corrió hasta el muelle, un paso más y se caería al agua. Se llevó las manos a la cabeza apretando la mandíbula. Frente a la bahía de Akershus el Avenger, el cañonero que daba soporte al Inferno, se había escorado hacia babor y se hundía sin remedio anclado frente a la costa. ¿Viento? Fuga de agua? Qué había sucedido? Botes salvavidas se afanaban por rescatar a la tripulación, que bien aleccionados, habían dejado que el monstruo de madera se fuera a pique y las vidas que eran más valiosas, siguieran a flote.*

¿Que cojones pasaba? Los dioses parecían estar en nuestra contra, si bien Akershus se había mantenido en pie tras el asedio, este no fue fácil, se llevo muchas vidas y muchos recursos y de nuevo parecía que el destino nos jugaba una mala pasada, una difícil de asimilar ues le mar completamente loco engullía el cañonero sin darnos posibilidades de salvarlo de ningún modo.

Hook se aferraba al mástil mientras dos de los marineros trataban de despegarlo, él alegaba que un capitán nunca dejaba el barco ¿estaba aun borracho?
Llevé la mano a mi frente viendo la catástrofe y enarque una ceja al ver a los tres escoceses ahí plantados así como a Ulf y a la bruja con el mismo semblante.
-¿que cojones pasa? -pregunté mientras Ulf señalaba desde atrás de las dos moles al bebe llorón.*


Spoiler:

De copas:
warriors:
Skadi:
La pirata:

Mi ex mujer:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 880
Puntos : 944
Reputación : 131
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Giuliana Mordrake el Miér Ene 09, 2019 4:48 am

Giuliana suspiró y les indicó sólo a los implicados en aquella adopción irregular, que se retirasen un segundo, no podía hablar con tanta gente pululando.

Es Bjorn, tiene un poder descomunal. Estaban regresando de la nodriza que lo alimenta, yo regresaba del hospital con Ulf y… se puso a llorar. El agua creció y formó remolinos, todo empezó a temblar como si el agua fuera un torbellino…y alcanzó el barco. Cuando dejó de llorar cesó. Sentí su poder y es mucho peor que el de Sirius. No creo que podamos controlarlo, este niño puede matar la ciudad entera si se lo propone.*

Casi podia leer la mente de Ulf, un claro " te lo dije" que retumbo en mi cabeza mientras la explicación de la bruja iba repitiéndose como un eco.
-¿que opciones tenemos? -pregunté a la bruja con gesto grave. Si no podiamos controlarlo no podíamos mantenerlo en Akershus y tampoco sacarlo, porque la suerte de la fortaleza, la correría el mundo.
Elevé la mirada hasta la del Oso que mantenía al bebe entre sus brazos ahora que se había calmado y casi dormido.
-Yo lo haré -dijo Ulf -si no hay otra opción le llevaré al bosque y acabaré sin dolor con su vida.
-Y yo con la tuya -rugió Cronos sacándole los dientes a lo que mi general no se achanto.
-¡Parad¡ ¿alguno es brujo y tiene respuesta a mi pregunta? no, pues dejad que hable Giuliana.*

La bruja sopesó lentamente las opciones que tenían y la lista estaba plegada de peligros, pero tenía que ponerlas sobre la mesa.

— Existen hechiceros que tienen el don de absorber la magia de los demás…pero suelen ser más peligrosos que cien Randulf juntos. Los rituales de sellado de poder…los hay en casi todas las ramas de la magia, pero en el vudú implica atar también la voluntad y eso… no es bueno. Un niño zombie no es algo que nadie quiera hacer. En la magia wiccana los libros hablan de Stonhege, quizás en el círculo de piedras y con algún druida experimentado se pueda hacer.*





CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME
Gracias por leer:
Me:
Love:


Ulf y Lana XDDDD:
♡ LISTEN TO YOUR HEART ♡ Ulf&Lana VIDEO:
gracias Amara:





avatar
Giuliana Mordrake
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 176
Puntos : 206
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 01/04/2016

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Bjorn el Vie Ene 11, 2019 4:16 pm


El grupo contemplaba las llamas desde el muelle debatiendo sobre la vida o el propósito de Bjorn mientras Danielle tenía reflejadas las llamas del Avenger en sus claros ojos. Sentía como si un puño de hierro estuviera apretando su corazón, era uno de sus barcos, uno de sus “niños”, que tanto esfuerzo, sudor y quebraderos de cabeza le había costado, y verlo arder hasta los cimientos la estaba fundiendo por dentro.

— Haced lo que queráis!! Pero quitadlo de mi vista!!.— era la impotencia y la rabia la que estaba hablando, no era personal, los niños “especiales” como Sirius solían cometer imprudencias sin querer, pero en este caso había destruido a uno de sus barcos más importantes de su vida.*

La decisión estaba tomada, Stan era conscientes de que había que sellar los poderes de su ahora nuevo hijo, era un peligro para todos que creciera pues con él lo haría esa magia intrínseca que tenía, un poder que no parecía fácil de controlar, al menos no hasta que pudieran ver si el niño tendía hacía el bien o hacía le caos.

Quedaron en ese mismo muelle en dos lunas. Cronos y Stan irían junto al menor, así como Ulf y Giuliana para asegurarse, uno que volvían, pues la condición de ceder a que Stan se convirtiera en padre de Bjorn era mantener al pequeño bajo estrecha vigilancia del conde Cannif y el otro motivo era, que los poderes quedaran bien sellados y para eso la bruja era muy necesaria. Sloan se mantendría en Akershus, las cosas entre los escoceses estaban a la que saltaban y era necesario que alguien pusiera cordura entre las dos casas*


avatar
Bjorn
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 17
Puntos : 16
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 11/08/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia de paz, en una vida de Guerra. (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.