Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Mi vida esta en tus manos [Privado]

Ir abajo

Mi vida esta en tus manos [Privado]

Mensaje por Ryley Ende el Mar Ago 21, 2018 5:07 pm

Ryley quería descansar, dormir todo lo que fuera posible y no levantarse de la cama a menos que fuese por algo sumamente urgente o para atender a Julien. Las cosas habían resultado sumamente complicadas en las últimas semanas y creía que lo mejor que podía hacer ese día era relajarse, preparándose de esa manera para volver a tomar las riendas de su vida, esa que daba todo un giro de un momento a otro.

Todo inicio con su divorció, el día que firmó los papeles que Leigh le ofrecía y que eran para él, el comienzo del fin de una historia. Aceptar que la relación con la mujer que tanto amara no funcionaría era complicado pero más complicado le resultaba saber que hacer con su vida a partir de ese momento. El Ende tenía en claro que deseaba seguir en contacto con Julien porque no quería ser como su padre así que al menos en ese aspecto se sentía confiado y seguro de lo que deseaba. Por esas mismas fechas, durante una casual charla con su hermana, se entero de que ninguno de sus hermanos la pasaba bien, pero que como siempre, todos trataban de enfrentar la vida lo mejor posible, algo que él también debía hacer; y para finalizar la situación cuando apenas se acostumbraba un poco a su vida como hombre divorciado, recibía una vez más la noticia de que Leigh desaparecía una vez más y que nadie sabía nuevamente de su paradero, sin embargo, lo realmente extraño y que le hizo saber que algo no estaba bien fue el hecho de que su ex esposa dejaba a Julien. Él no era un buen padre, de eso no le cabía la menor duda pero Leigh era la mejor madre que podía existir así que si desaparición no era normal. Dispuesto a averiguar lo que ocurrió con la mujer que amó, Ryley se lanzó a la búsqueda de respuestas, sólo para descubrir al final que las dudas hubieran sido mejor.

Con ciertas interrogantes aclaradas pero muchas más surgiendo, Ryley llegaba a ese punto de su vida donde necesitaba plantearse varias cosas y para ello requería de descanso y de un nuevo inicio. Apuntando entonces a los inicios nuevos, el Ende aguardaba en la sala de su humilde hogar que llamaran a la puerta. El cazador esperaba pues de manera paciente la llegada de una muchacha que le auxiliaría a cuidar del inquieto de Julien que se encontraba felizmente sentado en sus piernas jugando con las manos de su padre aguardando también la aparición de su nueva niñera.




Los sentimientos son esclavos de los pensamientos
y uno es esclavo de sus sentimientos.


Y gracias a ti, estoy vivo:




Ryley:



Gracias:



avatar
Ryley Ende
Cazador Clase Alta [Mod]
Cazador Clase Alta [Mod]

Mensajes : 495
Puntos : 249
Reputación : 112
Fecha de inscripción : 10/10/2012
Localización : Por ahi, por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi vida esta en tus manos [Privado]

Mensaje por Florence Stewart el Lun Sep 17, 2018 7:04 pm

Florence, despertó en mitad de la noche, recordando esos ojos que la miraban con dolor, expresando la tristeza de quien ha sido olvidado. Su rostro, como cada noche, aún se presenta en sus sueños, de manera desdibujada, como si la bruma que solía cubrir el agreste paisaje de su tierra natal, no le permitiera distinguir esas facciones masculinas, que le indicarían quien fue su amado. Por ahora lo único que recuerda, son su mirada y su voz, que podía hacerla estremecer con solo pronunciar su nombre, ese nombre que se desvaneciera en las brumas de su conciencia, esa que todos perdemos, cuando la muerte nos viene a buscar.

Llevó sus manos a su cabeza, y suspiró, cansada de aquella situación que la había acompañado desde antes de los cinco años, cuando recordó por primera vez, que antes de su nacimiento como Florence Stewart, había sido una mujer con esposo e hijo, quien viviera feliz en una tierra muy distante a la que hoy recorría. - ¿Como puedes vivir feliz, si en tu corazón, y en tu alma, aquella ausencia, parte tu existencia en dos? - se dijo, mientras abandonaba la tibieza de su lecho, y se acercaba hasta el ventanal entreabierto. Su mirada se perdió en la noche estrellada, sonrió con tristeza, -¿donde te encuentras amor mio? - susurró, - ¿estarás observando las mismas estrellas? ¿podrás recordar aunque sean fragmentos de aquella historia juntos, que une nuestras almas, mas allá de la vida y la muerte? -, cerró sus ojos, desanimada, suspirando con tristeza, pues sabía que si ella había podido recordar aun que fuera breves fragmentos de su vida, ésto era posible por sus poderes como hechicera, pero, ¿sería posible que un simple humano, pudiera recordar una vid pasada? Volvió a suspirar, negando con sus cabeza, - no, eso es imposible - se contestó, mientras caminaba lentamente hasta su secreters, de donde extrajo un libro, el cual era su diario y en el que escribía todo nuevo recuerdo que venía a ella en sus sueños.

Sentándose en su lecho, y tras encender varios candelabros, se dedicó a releer las paginas de aquel libro, que le hablaba de una vida a la que deseaba regresar, pues había terminado tan abruptamente, que muchas cosas había quedado inconclusas.  Sus dedos recorrieron el nombre escrito en tinta dorada, - Eghon - susurró, sabía que ese era un nombre, que si su amado había renacido, no llevaría, pero era el único que conocía, y el que le permitía darle un entidad a esa parte tan importante de sus recuerdos. Mordió su labio inferior, - debes intentar dejar de pensar tanto en ese amor perdido... es tiempo de que intentes pensar en otra cosa, tal vez, un trabajo podría ayudar - se dijo, dándose ánimos.

Cuando el sol apenas comenzaba a teñir el cielo de un rosado claro, Florence, ya se había cambiado, con la ayuda de su doncella y se dirigía a desayunar con sus padres, los cuales en pocas horas partirían rumbo a un viaje que los llevaría por varios países, y que los separaría por casi un año. Las siguientes horas las pasó acompañando a sus padres, y posteriormente charlando con una de sus pocas amigas, una jovencita que había comenzado a trabajar en la mansión. Sentada en la biblioteca, y mientras la joven limpiaba afanosamente los libros, Florence se animó a preguntar, - Lilou, hace unos días me contaste que existía la posibilidad de un trabajo como niñera, ¿verdad? - dijo con su voz un tanto nerviosa. La doncella se giró, con una expresión de sorpresa en su rostro, - si, pero... ¿porque lo pregunta? -, Florence era una joven de clase alta, con todo lo que podía desear en la vida, y el puesto era para cuidar de un niño pequeño, ¿porque querría una joven con sus posibilidades, cuidar el hijo de otra persona? La hechicera, contuvo el aliento, antes de explicarle a su amiga, que el estar sola en la mansión le haría tener melancolía, por lo que prefería hacer algo en sus horas de ocio, las cuales eran la mayor parte de su día. Las dos sabían que no lo estaba haciendo por el dinero, ya que como hija de empresarios, podía darse el lujo de elegir pasar sus horas en la compañía de muchachas de su condición social, pero ella, desde muy pequeña, había desdeñado aquellas compañías, prefiriendo la de los sirvientes y la gente sencilla.

Tras prepararse por varios días, y haber acordado una entrevista, se dispuso a tomar un coche de alquiler y dirigirse a la dirección que había anotado en un trozo de papel -¿está segura señorita? ¿no prefiere que la acompañe? - dijo presurosa Lilou, a lo  que la escocesa negó con un movimiento de cabeza, antes de contestar - no, prefiero ir sola, si llegara a sentirme incomoda, volveré pronto - dijo , haciendo una leve sonrisa, - solo te pido que si preguntan por mi, les digas que he ido a la biblioteca y que ya regresaré -, eso era algo innecesario, ya que sus padre habían partido el día anterior y ella era ahora la dueña y señora de la mansión.

Apenas subió al coche, una sensación extraña la envolvió, en su mente aquellos ojos volvieron a hacerse presente, y aquella voz, la que perteneciera a su amado, le decía con ternura que pronto volverían a encontrarse. Al llegar a la dirección, se apeó del coche, pagó la tarifa del viaje y caminó hasta pararse ante la puerta de aquella construcción. Tragó saliva, antes de golpear la puerta con sus nudillos y esperó paciente a que alguien abriera.
avatar
Florence Stewart
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/08/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.