Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Dream of a night of hell-priv

Ir abajo

Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Carlo D. Appleby el Jue Sep 13, 2018 12:16 pm

La minuciosidad con  la que Carlo preparó esa fiesta fue extrema, no perdió detalle alguno en contratar el mejor catering de París, la tarta debía ser tan impresionante como las demás mesas en donde dispusieron un sinfín de canapés variados y suculentos bocados, no reparó en gastos, para sus invitados lo mejor. Y como no, la bebida, el mejor vino reserva y burbujeante champagne dispuestos a ser servidos, un banquete digno de un Rey y una fiesta tan especial y comprometedora que estarían hablando durante meses de ésta.

A la alta sociedad se le antojaban interesantes los bailes de máscaras y así fue como condición para la asistencia del baile.  El salón lo había mandado a decorar en tonos plateados y dorados, ricos tapices y regalos que se darían al finalizar la noche, él sí que sabía hacer fiestas y dejar claro que en París, era uno de los hombres más influyentes y bienaventurados, un demonio que tenía amigos por todas partes y a sus enemigos aún más cerca.

El jardín dispuso  una orquesta y juegos para distraer a los invitados, en la residencia Appleby las jóvenes entre risas se preparaban para la gran noche, algunas conseguirían su objetivo y abandonarían el lugar para siempre,  otras…permanecerían hasta que fuese oportuno y llegara su oportunidad de escapar, si él estaba de acuerdo…por supuesto. Muchas de ellas le servía como cebos, las cambiaba por favores más que necesarios y ¿es que acaso no ocurrían accidentes todos los días?

Al lado de la puerta de entrada y ataviado con un elegante traje negro como la noche a juego con su antifaz, los ojos claros de Carlo observaban su obra maestra, una fiesta perfecta y el resultado sería aún mejor. Dio un trago a su copa y se deleitó en el líquido que tardó en tragar, por mucho que supiese bien ese vino, la sangre de los seres de la noche le tenía totalmente perdido, sumido en una adicción insostenible.

La puerta se abrió, con su habitual sonrisa, dedicó una reverencia a los recién llegados. Acudió más gente de la prevista y eso, le llenaba de total orgullo y confianza. No podía evitar apartar la mirada de la puerta, esperaba a unos invitados con especial atención, ellos traerían a su tesoro más preciado, a la hija que tuvo que haber eliminado con sus propias manos, no entendía como los Blackmore, una familia elegante y poderosa… pudiesen acoger a la escoria de la sociedad, a una joven insensata que sólo sabía meterse en problemas y no comportarse como debería.

Ardía en deseos de ese encuentro, esperaba dar el golpe de gracia que se había quedado en el tintero, sólo era cuestión de esperar.
avatar
Carlo D. Appleby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 4
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2018
Localización : Ahora París...mañana quién sabe.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Stuart S.Blackmore el Jue Sep 13, 2018 6:08 pm

Enfundado en su elegante traje azul marino, Lord Blackmore se colocó en la solapa la insignia de su Real Majestad y la condecoración de Lord que le correspondía. Bajo la camisa y los gemelos de nácar descansaba una daga recta de plata y zafiro, siempre lista para ser usada en caso de amenaza. también Melinda llevaba una en su liguero atado al muslo, lejos de las miradas indiscretas. A pesar de ser una dama, sabía algunos trucos para defenderse, imposible no saberlo cuando la mitad de su familia eran armas vivas.

Observó a su esposa colocarse los pendientes y sonrió entre dientes, solía estar siempre pendiente de la Orden, de sus hijos, de sus socios, de los negocios y empresas...y si todo eso había sido posible es porque ella sostenía todo el peso sobre la espalda. Colcó las manos sobre sus hombros, mirándola en el espejo en el que se reflejaba.

No sé cómo aún sigues a mi lado después de todos estos años, con los agrio que soy.— también era encantador cuando se lo proponía, pero el corazón de un león siempre es explosivo.— Ten mucho cuidado, sobre todo con las bebidas, no me fío de ese cabrón. Y ante la duda, acuhilla y luego pregunta.

Se colocó el abrigo y ayudó a Melinda a ponerse la estola de pieles, juntos bajaron al hall donde ya les esperaban Faith y Abbey. Axel acudiría con su futura esposa directamente, habían estado debatiendo si sería correcto o no ir a esa fiesta a tan pocos días de la boda y estando arruinado. Faith para variar, llevaba un vestido espectacular que remarcaba su vientre redondeado, Stein iba a otro tipo de fiestas, lo que la cazadora no sabía era que vendía su magia para mantenerla y al futuro fruto de su vientre.

Todos llevaban máscaras, todos tenían secretos, pero esa noche el baile de máscaras sería peligroso, porque los intereses de algunos iban mucho más allá.

No me voy a separar de ti.— le susurró la Parca a Abbey para que estuviera tranquila. esa mujer sabía matar de mil forma distintas, así que la manzana podía dar por sentada su seguridad.

Stuart S.Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 10
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Abbey Appleby el Vie Sep 14, 2018 11:49 am

El baile de disfraces en el antiguo hogar donde residía en París sería de lo más aclamado, conocía a su padre y estaba segura de que con tal de aparentar y ser aún mejor anfitrión.  En cuanto la puerta del carro se abrió para bajar, el olor a flores silvestres inundó sus sentidos, incluso sintió que en aquel lugar la temperatura era más baja. Odiaba todo lo que representaba y a las personas que se encontraban bajo ese mismo techo, la arrogancia y la pomposidad con el que se movía su padre le repugnaba y era mutuo, lo sabía y cuánto iba a disfrutar de ello.

Junto a Aveline, uno de los criados que recibían a los invitados, el apellido Blackmore quemó entre los labios de aquel infeliz que sólo hacía su trabajo, la sonrisa se ensanchó en los labios de la cazadora, alzando aún más la barbilla y mostrar lo que su padre no veía posible, no le temía ni a él ni a su séquito de marionetas con trajes y vestidos bonitos, los Blackmore resplandecían por sí solos. Y Abbey prácticamente se consideraba una de ellos.

-Lo sé Ave pero quién tiene que temer es esa rata de coacla, huele a mierda desde aquí -su mirada azul no se había despegado de la silueta de Carlo quien no dudó en acercarse de “casualidad” a la familia y su acogida. Abbey ardió en deseos de enterrar en ese frío corazón  el pequeño puñal y coser la piel del hombre a latigazos, hacerla jirones, cuánto disfrutaría verle desangrarse…despacio y mirarlo a los ojos, ser lo último que viese en su fracasada y maldita vida.

Melinda tomó el brazo de su marido sin perder la sonrisa, no sólo llevaba la daga en el liguero, los complementos podían ser más útiles si se conocía cómo usarlos, todos sus anillos e incluso su tocado, eran armas mortales capaces de respaldarla lo suficiente como para salir de allí. Abbey se aferró al brazo de Ave, inclinándose a su oído, necesitaba mirarle a los ojos, presentarse ante él como esa señorita que él no logró, lo cómoda y feliz que se encontraba con lo que para él eran unos desconocidos y suponía vil traición por no acatar sus órdenes cuando debió.

Abbey había elegido un elegante bonito vestido color  borgoña con adornos dorados en el escote, le quedaba como un guante definiendo su cuerpo en la mujer que se había convertido, el cabello recogido, moño alto dejando a la vista su rostro excepto por sus ojos azules tapados por la máscara dorada. Sonrió cuando las miradas de Stuart y Carlo se encontraron, sintió un escalofrío , teniendo que morderse la lengua para no llamarlo de todo, el muy desgraciado actuaba como si nada.

-Carlo David Appleby -la voz de Abbey se hizo paso entre los presentes hasta llegar a los oídos de su padre quien no la reconoció, su cambio físico y la forma de moverse como esa señorita que tanto pretendía obtener, ahora se burlaba de él comportándose de ese modo que tanto le gustaba al patriarca. -Bonita fiesta, distinguidos invitados que no podrían perdérsela. Un placer asistir, espero que nos guarde más de una sorpresa, no lo dudo -el hombre sin perder la sonrisa, la miró a los ojos desafiante e interrogante, él se encontró con una sonrisa amplia y segura de sí misma, no tenía miedo -Me atrevo a pedirle un baile, seguro que nadie se ha atrevido a robarle en su papel de anfitrión y le hiciera divertirse. -rió por lo bajo, Melinda no perdió la sonrisa, apretó los dedos en el brazo de Ave, todo se encontraba bajo control, la Abbey que no pensaba antes de actuar había desaparecido, la venganza se servía en plato muy fío.
dress:



BETWEEN THE SHADOWS:

Count on me, friend:

Lady Apple:




Thanks:




avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 460
Puntos : 552
Reputación : 135
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Melinda M. Blackmore el Mar Sep 25, 2018 11:58 am




A Stuart, lo encontró inquieto, no atinaba a colocarse bien el traje y por ende, Melinda deslizó los dedos por las solapas, dedicándole calma e infundirle una paciencia que carecía. Esa noche, eligió un vestido en tonalidades oscuras y adornos plateados, elegante en el vuelo y la pedrería, no vio necesario comprarse nada nuevo…y menos con la situación económica que pasaba la familia.

Sin perder la sonrisa y a su marido del brazo, contempló con cierta tristeza la residencia Appleby, le apenaba que la pequeña de la familia no fuese acogida como una más, sus hermanas se encontrarían por la fiesta y seguro que ni la reconocerían, justo como su propio padre. Con una breve sonrisa, alguna que otra reverencia y palabras susurradas a su marido, esperó el momento indicado para tirar de éste y dejase ese espacio y momento para la reciente cazadora, un instante así le pertenecía y perderlo sería como fallar a la propia joven.

-Guarda todo lo que tengas que decir, no tardará en correr como un conejo asustado a su grupo de amigos, entonces podrás darle tu toque de gracia y yo te secundaré, claro que no podré prometerte si utilizaré o no la daga…ese hombre saca lo peor de cualquiera pero ahora, calma. Todo a su debido tiempo -la voz de Abbey , tan pausada y distinguida, le arrancó una sonrisa que compartió con su hija y esposo, ahí se encontraba la joven que Carlo ansiaba pero ahora no pertenecía pues seguro que sería quien acabaría con la locura.

-¿Me concede este baile, señor Blackmore? No recuerdo cuando fue la última vez que me sacó a bailar, no me importa me pise siempre y cuando me mire solo a mí -con la mano ofrecida, se retiró unos pasos de padre e hija, un momento que ellos debían tener a solas pero jamás se separarían de su lado, Abbey no sólo fue adiestrada, ya era de la familia  y no consentiría que ese hombre causase más mal en ella, la confianza y entereza jugaban al favor de la cazadora que sonriente esperaba la respuesta a ese baile, un baile que sólo ellos conocían y en el que aún desvelaría muchas cosas para el otro.



Lady Blackmore:

avatar
Melinda M. Blackmore
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Stuart S.Blackmore el Miér Sep 26, 2018 2:01 pm

Stuart clavó sus incisivos ojos azules en los de Carlo, su expresión adusta no dejaba del todo entrever si le producía más asco o más desdén, pues el empresario había hecho pactos con sobrenaturales anteponiendo sus miserias personales a las de la propia Humanidad. Gentuza sin escrúpulos como él eran los que hacían que los vampiros progresaran y tuvieran verdaderos entramados de poder y riqueza.

Le asqueaba alguien así, alguien capaz de rehusar a su propia descendencia. Los hijos no siempre eran buenos, como tampoco los padres nacían enseñados, pero la sangre pesaba más que el agua y ese vínculo nunca debería haberse pasado por alto.

Parece que haya visto un fantasma, señor Appleby. Estoy seguro de que con sus contactos, algun exorcista podrá conseguir. Pero tenga cuidado... los fantasmas nunca regresan solos... y son peores que un dolor de muelas.

Esa fue una declaración de intenciones en toda regla, le dejó bien claro a Carlo que su hija ya no era nada suyo salvo por el apellido, ahora era una cazadora, un miembro de la Orden de Hellsing, y ellos podrían estar arruinados, pero seguirían siendo los mejores en lo suyo y no cederían ni un ápice de terreno.

Su mujer le pidió un baile, poniendo un poco de paz en el tenso momento y Stuart la sujetó por la cintura y por la mano moviéndose con gracia por la pista, pero sin perder de vista cualquier movimiento extraño que pudiera afectar a Abbey.

Faith estaba sujetando una copa que no iba a beberse porque su estado no lo permitía, y se puso a charlar con un músico que estuvo en la Filarmónica una temporada, pero sin dejar de vigilar los pasos de la rubia.

Stuart S.Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 10
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Carlo D. Appleby el Vie Sep 28, 2018 7:05 pm

No perdería la compostura ni aunque el cielo e infierno abriesen sus puertas, se mantuvo sereno, disfrutando de la copa de vino rosado que sostenía entre sus dedos. No, no reconoció en un principio a la hermosa joven que se movía con elegancia, las miradas indiscretas la observaron desde que hizo aparición hasta que se acercó a entablar una conversación con el anfitrión. Ni el tono de su voz le pareció el de su querida hija, fue a aceptar gustoso el baile, dedicándole una elegante referencia.

-Será un placer, por supuesto -de buena gana, le ofreció la mano a la desconocida quien no parecía venir sola, sin soltarla de la mano, la mirada glacial del empresario se clavaron en las de un viejo conocido. Como no reconocer la voz grave y determinante de Lord Stuart Blackmore acompañado de su siempre seguidora arma letal, su esposa, no había que ser muy inteligente para conocer quien mantenía a flote al Lord y la Orden, le envidiaba por no tener a alguien a su lado ni remotamente parecido pero ¿acaso no encontró mejor apoyo  y aliados? Los seres sobrenaturales le brindaban la posibilidad de escalar hasta lo más alto, pisoteando a aquellos quien osaban interponerse y los Blackmore encabezaban la lista.

Ante las palabras del enemigo, alzó el mentón haciendo presión en la mano enguantada, obligándola a seguir el camino hacia el centro del salón. Los ojos de Abbey centellearon bajo la máscara pero no perdió la vista al frente al igual que él, se echó a reír por lo bajo, dedicándole una media sonrisa, ellos acababan de invadir su espacio e intentar acorralarlo. No iban a conseguirlo.

-Se ha obrado el milagro y te has convertido en toda una señorita. Alabo y admiro el mérito pero ya sabes lo que dice el refrán  “Aunque la mona se vista de seda…” y no sigo porque eres lo suficientemente inteligente para saber como sigue -la breve sonrisa de la cazadora seguía intacta, algo que le seguía incomodando. Una nueva pieza comenzaba y él, obligó a Abbey a que comenzase el baile, no la miraba, parecía meditar cada palabra que saliese de sus labios -Crees que con presentarte en mi propiedad con tu séquito de falsos ricachones, restregándome tus aires de grandeza…fingidos porque por mucho que lo intentes vas a ser la escoria que has sido siempre, la mancha en la familia cuando podrías haber sido alguien y no… espera ¿integrante de la Orden de cazadores? Por más que lo repita seguirá causando la misma sensación -se echó a reír, risa que hizo eco en la sala, los pasos de baile no se perdían e incluso parecía que ella le contó algo gracioso.

La mano que sujetaba la de su hija, enredó los dedos entre  los suyos y apretó con fuerza, acercándola hacia él y apoyar su frente contra la ajena, mirándolo desafiante… iba a dejarle las cosas muy claras.

-Deja de ser la heroína en una historia en la que por supuesto no eres la protagonista, es un aviso. Y la ruina será nimia comparada con lo que os espera, dear -le dedicó una sonrisa, la estaba provocando y por si aún no había captado las palabras lo haría también con actos. Su frente golpeó la ajena con fuerza, aprovechando un giro en el baile -Marchaos antes de que te deje en ridículo delante de tus bienhechores. -
avatar
Carlo D. Appleby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 4
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2018
Localización : Ahora París...mañana quién sabe.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Abbey Appleby el Mar Oct 02, 2018 11:12 am

“Tranquila Abbey, ya borrarás esa sonrisa arrogante de un plumazo. No le des el gusto, las palabras son el peor golpe en este caso”, una frase que se repetía a sí misma una y otra vez mientras lo oía hablar, lo cierto es que la mayor parte del discurso final de Lord Appleby no llegó a los oídos de Abbey, se evadió localizando a cada uno de los Blackmore con quién había venido. El apretón de manos de su padre alrededor de sus dedos, le devolvió a él, centrar su mirada azul en unos ojos del mismo color, éstos más oscuros…como si el mismo diablo se presentase ante ella.

Con un suspiro, se encogió de hombros sin emitir palabra alguna, sonreía sin perder ni un paso de baile, que no quisiera asistir no tenía nada que ver con no saber bailar cualquier pieza, una bailarina excelente de lo más elegante y distinguida, algo que a Carlo llevaba por el camino del desconcierto y la rabia. La música seguía, todos parecían inmersos en hablar de sus cosas…negocios, chismorreos y rumores que a la joven Appleby le daba más bien lo mismo, ese baile esperado le infundía aún más seguridad en sí misma, ella acabaría con su mísera vida y no otra persona.

Al dar una vuelta en sí misma, se echó a reír como quien no quiere la cosa y tras el incidente del golpe en la frente, fue ella quien le atrajo hacia sí por la muñeca, dando vueltas en sí mismos y caminando hacia el frente…un baile para algunos de lo más apasionado pero cuánta mentira escondía cada paso y sonrisa.

-No, Carlo -el hombre frunció el ceño, iba a hablar pero ella no le dejó -Soy yo quien viene a avisarte. No sé aún con quién te codeas, mucho menos qué o quién eres, a fin de cuentas eres un extraño ante mis ojos pero ¿cuándo no lo fuiste? Soy yo quien te advierte de algo muy importante, vigila tus espaldas y a los tuyos, la caza de cada uno de los miembros de tu séquito está en marcha, puedes esconderte, morir mil veces y renacer otras tantas y yo, siempre… estaré esperándote. Recuérdalo -Carlo preso de la rabia, tiró de ella hacia un lugar más apartado, Abbey lo siguió a sabiendas de que los Blackmore seguirían cada uno de sus pasos.

En uno de los pasillos, la soltó de forma brusca, seguidamente propinándole un golpe en una de sus mejillas. Rápido y letal, casi la cae al suelo… sin duda era sobrenatural y en sus ojos antes azules, ahora el color era imposible de adivinar.

-Te acabas de delatar, tú solo. No me importa lo que eres, tampoco te daré muerte esta noche y me encantará ver como el rumor de que has dañado a una joven que ha bailado contigo y por negarse a ponerle tus sucias manos encima…¡oh tu limpio apellido! Quedará manchado porque no soy cualquier joven -lamió su labio inferior y sonrió, apoyándose en una de las paredes de la casa donde tantas horas pasó perfeccionándose como una señorita, soñar despierta con tener sus propias alas y alzar el vuelo -Que es a tu propia hija quien has querido doblegar porque no es la primera vez -un secreto desvelado, el tono severo, escupiendo cada palabra, diciéndolo en alto para quien lo escuchase viese con sus propios ojos, el monstruo que tenía delante.



BETWEEN THE SHADOWS:

Count on me, friend:

Lady Apple:




Thanks:




avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 460
Puntos : 552
Reputación : 135
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Stuart S.Blackmore el Mar Oct 16, 2018 7:28 am

Stuart y Melinda bailaban pero el inglés y la dama no perdían de vista los movimeintos de los Appleby, su hija los vigilaba a su manera, y con una seña discreta le informó a su padre que en el baile había varios vampiros, eran tantos año exterminándolos que ya casi podía oler sus tufos a muertos.

Axel estaba haciendo aún su aparición y no podía soltar a su esposa tan pronto, porque habría sido raro, así que Faith se despidió del músico alegando que quería ir al tocador y siguió los pasos de Abbey mientras su padre mantenía el salón vigilado. Se asomó al pasillo en el momento preciso que sonaba el bofetón y la rubia le escupía las palabras al anfitrión de la fiesta. Faith se apoyó en la pared de forma indolente cruzando los brazos y silbando.

vaya... eso ha sonado fuerte. Yo diría que sus intenciones no eran nada apropiadas para tratar a una dama. ¿Llamo a alguien más para que presencie esto? qué horror!! qué dirá la alta sociedad si le encuentran aquí y yo les digo lo que he visto...tsk.

Chasqueó la lengua y lo miró con la sonrisa torcida en una fina ironía. Al parecer ese hombre no sólo hacía tratos para hundir a su familia sino que invitaba a sobrenaturales para que campasen a sus anchas entre humanos. Esa fiesta iba a ser divertida.

Tiene usted muy malas compañías, una lástima que al salir el sol la amistad se torne...ceniza.— los dobles significados hablaban por si mismos y Carlo podía entender que la cazadora le estaba diciendo que sabía su secreto y que no vacilaría en destruirlo, para eso estaban allí ¿cierto?

Stuart S.Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 10
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Carlo D. Appleby el Jue Oct 18, 2018 12:35 pm

Esa insensata acababa de atreverse a tan siquiera advertirle de lo que estaba a punto de suceder pero ¿y si estaba equivocada? El simple hecho de dejar en la ruina a los Blackmore fue un juego de niños y todo acababa de empezar, el final estaba tan claro que no comprendía como la insolente Abbey se atrevía a dudarlo. Ante las palabras de ambas cazadoras, sonrió como si tal cosa, no le importaba los rumores que creasen o no, la magia lo borraba todo y la sangre lo haría escalar más alto.

Si fueron a la fiesta, dudaba que fuesen por un simple baile de máscaras, era su casa, sus normas y no iba a permitir que nadie ni siquiera alguien que tuviese el apellido Appleby se creyese con derechos que obviamente no tenía, sí era cierto que su dote estaba a buen recaudo pues así se dispuso pero con un fin, Carlo lo tenía todo planeado…hasta que incluso ella naciese. Si necesitaba hacer uso de su dote, simplemente tendría que hacer lo que él le pidiese, conociéndola vendría con el rabo entre las piernas tarde o temprano.

-Las cenizas que teñirán el cielo parisino serán cada una de las vuestras, sereis polvo y ni siquiera un recuerdo. Corred, id con el cuento, en un chasquido ni siquiera habréis estado aquí. He aprendido mucho estos años, cómo usar ciertos trucos y beneficiarme de otros y no os equivoquéis, no soy del todo una de esas bestias… miento soy la peor -Abbey se echó a reír, dando un par de pasos hacia Faith, se sentía protegida y viceversa -Te estaremos esperando, Carlo David Appleby

La mirada oscura del hombre se centró en buscar al patriarca Blackmore, el Lord inglés que no había dejado de seguir sus pasos, sonrió como si tal cosa, tomando una copa y centrar su mirada en su esposa, elegante y distinguida, hermosa y leal como un perro fiel.

-Eligisteis mal, querida. Ahora estaríais disfrutando de una buena vida, sin alti bajos…¿no son ciertos los rumores? En la RUINA -cada letra la saboreó como el mejor trozo de pastel de chocolate, su favorito -Siempre podemos ser socios, Lord Blackmore, es cuestión de reunirnos y hablar de negocios cuando gustéis ¿una orden en números rojos? Es cuestión de tiempo que caiga cada uno de tus hombres, ¡oh vamos! sólo quiero ayudar -se encontraban entre la multitud, cualquier paso en vano sería señalarlos como traidores de su propia patria, Carlo sonrió triunfante deleitándose en las burbujas de su copa.

Abbey, los observó desde el pasillo junto con Faith, deseaba tanto borrarle esa sonrisa…apretó con fuerza los puños, tomó aire y lo soltó pero no fue suficiente.

-Su muerte será recordada como la peor de los tiempos, te lo prometo-una promesa hecha a la cazadora de quién tanto aprendió, una promesa a sí misma.


avatar
Carlo D. Appleby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 4
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2018
Localización : Ahora París...mañana quién sabe.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Melinda M. Blackmore el Mar Oct 23, 2018 7:28 pm

El baile de máscaras transcurría con normalidad, las parejas danzaban acompasadas con los acordes de una pieza recién comenzaba. Bajo la máscara, observó a Abbey y Carlo bailar como si nada, intercambiando palabras mezclado con los resoplidos de su marido que no dejaba de observar la escena con sus expresivos ojos azules. La joven Appleby le preocupaba y bien sabía lo que se estaba conteniendo para no ser él mismo quien borrase esa arrogante sonrisa del rostro de quién ahora era su enemigo.

Cuando padre e hija desaparecieron de su vista, Melinda lo aferró contra sí, entrelazando los dedos de su mano enguantada con los de su marido, siseando para dejar un margen de tiempo pues la joven lo necesitaba. Una sonrisa cálida en los labios de Lady Blackmore, infundiéndole fuerzas a su marido quien luchaba contra sí mismo y ella a su lado. Siguió sus pasos a paso acelerado hasta dar en el pasillo con ambos, intercambió con Faith una mirada cómplice, Abbey estaba respaldada por cada uno de ellos y ese ser despreciable no iba a tan siquiera plantearse hacer nada allí, aún no.

-Nunca me arrepiento de mis decisiones -no perdió la calma, lo miraba a los ojos, la mano afianzada del Lord la apretó con fuerzas, lo decía de corazón y había algo más -Sí me arrepiento de no haber usado la daga aquella noche cuando intentó robarme más que palabras, una verdadera pena aunque eso se lo dejo a su hija. Lo hará, tenlo por seguro -le dedicó una reverencia, tomando del brazo a su marido y esperar a que saliesen de allí lo antes posible, ese hombre lo acababa de provocar y la disputa habría empezado… -Rodeado de un sinfín de invitados pero terminará durmiendo solo… ¿eso no es una ruina? Perdemos el tiempo. ¿Vamos, Stuart? -lo preguntó con voz más baja, dedicándole una breve sonrisa, la guinda final la pondría Lady Blackmore -Prefiero bailar a solas, es mucho más placentero -Carlo frunció el ceño, esa mujer fue su debilidad hacía muchos años, no cayó en sus redes y no lo haría nunca.






Lady Blackmore:

avatar
Melinda M. Blackmore
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Stuart S.Blackmore el Dom Oct 28, 2018 3:52 pm

¿Bailar? claro que bailarían, pero no los esposos, como un rato antes. Iba a hacer bailar a Carlo al son del acero y el dolor. Porque se lo merecía, porque Melinda era la mujer más hermosa, sensata, inteligente y encantadora sobre la faz de la tierra, y ese mequetrefe de tres al cuerto había osado pretenderla largo tiempo atrás. Claro que no le duró la tontería demasiado porque la joven jamás se habría fijado en un necio petulante como ese.

Dio un paso al frente soltando a su mujer y acercándose peligrosamente al patriarca Appleby. Los ojos azules como zafiros del Lord, refulgían presos de la ira más arrasadora en ese momento. Agarró a Carlo de las solapas y acercó su cara a la del anfitrión siseando.

Tú y yo... ahí fuera... ahora.

El reto estaba lanzado. Que Carlo insultara a la Orden tenía un pase, que agraviase su apellido con las palabras que pretendían herir como "ruina", podía omitirlo por el momento. Pero Melinda no. Melinda era tema intocable, era una línea roja que nadie podía traspasar, que ese malnacido no debía ni intentarlo o le cortaría los huevos en rodajas para servirlos de postre en la fiesta.

¿Ser socios? podía mofarse cuanto quisiera de ese tema, recuperarían lo arrebatado y volverían a ser el azote de las tinieblas, de eso no tenía la menor duda, pero mejor que se guardase su veneno, esa lengua bífida tras los dientes, porque si insinuaba algo a Melinda desataba la furia de todo el infierno encarnada en el Lord inglés.

Stuart S.Blackmore
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 15
Puntos : 10
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Carlo D. Appleby el Sáb Nov 03, 2018 5:55 am

La sonrisa de superioridad no desaparecía de sus labios, los orbes verdes cristalinos del Lord no se apartaban de aquel quien había seguido sus pasos desde muy cerca. No le cabía duda de que Lord Blackmore tenía contactos, su Orden era más que reconocida en todo el mundo y todo lo había logrado con perseverancia y esfuerzo, odiaba a ese hombre con todo su ser. Melinda tan sofisticada y elegante, hermosa y con un carácter que a Carlo le llevó de cabeza en su día…y aún le parecía atractiva, mucho seguro que le tendría más consideración que ese hombre que se pasaba gritando las 23 horas del día, hasta dormido.

La socarrona sonrisa persistía, no le contestó, sólo lo miraba y eso seguramente enfurecería más al cazador y bien, como recalcó Lady Blackmore bailarían a solas donde nadie presenciase tal espectáculo. Ya no eran alumnos del mismo colegio, las novatadas y travesuras de niños se convirtieron en recuerdos lejanos, ahora…todo se veía diferente y él, debía pagarlo caro ¿por qué se empeñaba en eliminar a seres superiores de los cuales poder sacar partido? Ese hombre no era más que un patán egocéntrico que sólo servía para tocar las narices y ser un estorbo en sus propósitos.

-Que invitación más directa, Lord Blackmore, imaginaba me invitaría a un par de copas antes. Veo que tiene más ganas que yo, veo el fervor en vuestra mirada…ahora entiendo muchas cosas, por ejemplo…el hecho de desmerecer a vuestra esposa-los simples rumores, también jugaba a ciegas podía o no ser verdad, un verdadero escándalo que el Lord buscara otra clase de cariño fuera de su lecho -Lo admito, me encantan las damas y no puedo prescindir solo de una, mi esposa lo sabe pero no es como yo ¿verdad? Y  por mucho que diga o grite, lo segundo no me cabe duda…tengo razón -Desvió la mirada hacia Melinda un instante, a Abbey ni la miró…por él como si explotaba.

Sonrió girándose en sus pasos hacia fuera, de riguroso negro pidió abrir las puertas hacia los jardínes y esperar ser acompañado, fuera solucionarían lo que dentro el Lord inglés se negaba, a él por ende le daba exactamente igual, atacaba con palabras y en todas ellas le vio razón.

-No hay música, podemos bailar cuando quiera . Le advierto que han cambiado algunas cosas ¿está seguro? Le advierto antes de que la vergüenza le arrastre aún más, la ruina, acoger a esa niña mimada que sólo dar problemas, caiga de rodillas y le tenga que perdonar la vida…elige


avatar
Carlo D. Appleby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 4
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/08/2018
Localización : Ahora París...mañana quién sabe.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Melinda M. Blackmore el Jue Nov 15, 2018 12:37 pm

No soportaba a ese hombre ni su pomposidad, como si él sólo se reclamase rey y dueño de todo, ese hombre le resultaba exasperante, aún no concebía el hecho de que tuviese un título de Lord ¿él? No era elegante, ni distinguido, dictaba mucho de ser un Lord, nada que ver con su marido. Recto, siempre en su lugar, siempre en su sitio y un claro ejemplo a seguir, ¡lideraba la orden de Hellsing! ¿había cargo mayor que éste? No. Carlo David Appleby jamás podría dirigir un equipo como el que los Blackmore habían liderado durante generaciones y las venideras.

-Stuart, no oigas sus estupideces, sabes lo que pienso al respecto. El ladrón cree que todos son de su condición, ni será un caballero ni lo será jamás… ¿prefiere un careo que demostrar lo buen anfitrión qué es? No me cabe duda que en todos estos años ha cambiado a peor, una alimaña, un títere entre los dedos de lo inhumano -su tono fue suave y pausado pero la seguridad con la que dijo cada una de esas palabras sin desviar ni un ápice de la mirada de ese odioso hombre, decía mucho de Lady Blackmore -Aún no has superado, Carlo que es mejor que tú -

Sonrió con suficiencia y giró sus pasos hacia Ave y Abbey, ésta última no apartaba la mirada de los dos hombres, la notó nerviosa y no dudó en tomarla del brazo para que se centrase sólo en la mujer, atacar con rabia era la peor de las decisiones. En los ojos azules de la manzana, leyó temor, miedo por el hecho de que algo terrible ocurriese por parte del jefe de la orden, Carlo poseía atributos sobrenaturales aunque no fuese uno de ellos.

-Tranquila, querida, sabes que la sangre no llegará al río pero que esta noche al acostarse en su cama, cada hueso cruja, se duela de cada golpe, admire su cuerpo magullado…eso le pasará a tu padre, estamos aquí , lo sabes . ¿Abbey? -no solía llamarla por su nombre de pila pero eso la hizo reaccionar, acarició la mejilla de la muchacha la cual pocas veces había disfrutado de una caricia parecida.

-El honor de arrebatarle la existencia te lo dejará a ti, tenlo por seguro -sonrió muy segura de sí misma, sabía que esa noche se desencadenaría el caos.




Lady Blackmore:

avatar
Melinda M. Blackmore
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dream of a night of hell-priv

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.