Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org




Sing for the moment. → Libre

Ir abajo

Sing for the moment. → Libre

Mensaje por Tirsa Fernsby el Vie Sep 14, 2018 12:14 am

La esperanza es el único bien común de todos los hombres.
Los que todo lo han perdido, la poseen aún.




Las últimas dos semanas, la mujer de castaños y largos cabellos, había podido tener lucidez. No tenía alucinaciones, y recordaba a cada momento que las personas a su alrededor, eran importantes para ella. Había tenido días felices donde disfrutó de la realidad, de los buenos tratos, y de la alegría de poder controlarse ella misma, sin que nadie interfiriera con su mente. Ella sabía que algo estaba mal pero buscaba la forma de encontrar una salida. 

Esa mañana, después de tantos buenos momentos, su temperamento y realidad se había distorsionado de nuevo. Se levantó con esa aura oscura, ignorando a todo aquel que estuviera a su alrededor y centrándose en su persona.

Después de tomar el té, decidió revisar toda la correspondencia, las notas de pago y las cartas de conocidos, dejar todo aquello terminado para poder distraerse en otras cosas; se adentró a su estudio, sirvió un poco del mejor alcohol que tenía en una de las copas de cristal; con la copa en la mano se sentó frente al escritorio y poco a poco fue deshaciendo los papeles, hasta que una nota particular llamó su atención. Un sobre pequeño, con un selló de color negro, aquel color indicaba la clandestinidad de las acciones, los eventos que sólo unos cuantos privilegiados pueden ser invitados y ella había sido requerida. 

Se había enfundado en un vestido color vino, sus cabellos fueron recogidos y sus labios tenían un carmín intenso. Tirsa se veía hermosa, radiante y muy excitante. Seguramente robaría muchas miradas aquella noche, aunque nunca estaría interesado por completo en alguien.

Bastó sólo una señal con la mano para que su chofer le abriera la puerta del carruaje y la ayudara a subir. Le dio indicaciones casi en un susurro y se movieron con rapidez hasta aquella zona prohibida. Se veía desolado, la ubicación se encontraba en medio del bosque, en medio de la nada, pero en realidad un sin fin de personas se encontraban en aquel lugar. ¿Qué sorpresas le daría aquella noche a Tirsa? ¿En que problemas se metería? 

Sólo bastó un pequeño golpe para que la puerta se abriera. Entregó la invitación al recepcionista y enseguida la dejaron pasar. Al caminar, varios meseros se encargaron de ofrecerle bebidas y alguno que otro aperitivo. Sus ojos iban y venían por todo el lugar, analizando cada detalle, cada actividad que se realizaba. Se limitó a ir directamente al salón donde la música provenía y ahí se sentó en una de las mesas principales. Un vaso de whisky estaba ya frente a ella, el espectáculo estaba por comenzar, un joven "mago", que deleitaría a las personas, quienes jugueteaba con palabras altisonantes. Ella sonreía cómplice de las palabras del anfitrión.



No Feelings:
avatar
Tirsa Fernsby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 19/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sing for the moment. → Libre

Mensaje por Georgiy Rachmaninov el Sáb Sep 22, 2018 11:42 pm


¿Cómo había llegado ahí? Huyendo, como últimamente hacía. ¡No iba a regresar a la cárcel! Porque aunque fueron pocos días, no tenía planeado repetir tan peculiar, por no decir espantosa, experiencia. Georgiy quería alejarse lo más pudiera de su primo Stanislav, pero para él existían demasiados obstáculos, ser parte de la familia real rusa no ayudaba en nada. En serio, jamás había detestado tanto su sangre azul.

Así que en una de esas escapadas y mientras trataba borrar su rastro, se topó con alguien que le ofreció un trabajo muy, muy peculiar. No le dio detalles, lo que le indicó a Yura que aquello sería ilegal, no es como si le importara. Aunque el hecho de que le prohibieran preguntar sólo aumentó sus ganas de hacerlo; era la naturaleza humana y se sabía que el joven no era precisamente el mejor controlando sus impulsos.

Sería un mago, ¡qué senda ridiculez! Pero cuando le preguntaron qué hacía, dijo eso, que hacía magia, mitad broma y mitad en serio porque en verdad era capaz de tales prodigios y ahora estaba en ese embrollo. Al menos eso le servía como trabajo, porque la paga iba a ser buena, ser prófugo de la corona imperial rusa no era un trabajo que pagara muy bien, precisamente, y estando en un asunto tan turbio, borraba su rastro, por unos días, al menos.

Muchacho, apresúrate, ya te están esperando —apremió el hombre que lo contrató. Georgiy iba vestido de traje, prestado desde luego, con guantes blancos y sombrero de copa, todo el atuendo para hacer más creíble que era un mago de circo y no el hechicero más poderoso en generaciones dentro de la familia Rachmaninov.

Caminó muy solemne hasta que dejó la seguridad del pasillo y las luces de los candelabros lo iluminaron. Vio a su peculiar audiencia. Hombre la mayoría de ellos, aunque había algunas mujeres, todas acompañando a alguien, esposos o amantes, a Yura no le interesaba. Su atención fue captada por la única mujer que parecía ir sola. Sonrió como tonto, porque era muy bonita. Los cuchicheos en el público lo trajeron de vuelta a la realidad. «¿A qué hora se supone que va a comenzar?».

Damas, caballeros… —intervino el sujeto que lo había llevado—. Desde las misteriosas tierras rusas, les presentamos a Yura y su magnífico acto —anunció.

Georgiy dio el diminutivo que tanto le gustaba (Yura) como su nombre artístico, improvisado como todo lo que estaba haciendo en ese instante. Obviamente, antes de obtener el trabajo tuvo que dar muestra de lo que era capaz de hacer, y ser hechicero de verdad podía ser bastante impresionante. Se inclinó en una reverencia y comenzó con trucos sencillos. Animales del sombrero y cuerpos que flotaban. El aplauso más grande hasta entonces se lo llevó cuando escupió fuero. «Se ve tan real» escuchó a alguien decir y sonrió satisfecho; oh, si tan sólo supieran la verdad.

Para mi siguiente acto voy a necesitar un voluntario —dijo y marcó más el acento ruso porque era parte del acto, el extranjero que viene a sorprenderlos con su magia; los franceses adoraban ese tipo de cosas. Observó a la concurrencia. Aterrizó los ojos verdes, como los de todos los Rachmaninov, en la mujer que ya había visto antes—. ¿Madame? —Estiró la mano hacia ella.


Flowers grow back, even after they are stepped on. So will I.
Luceo Non Uro:
avatar
Georgiy Rachmaninov
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos : 22
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 30/10/2016
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sing for the moment. → Libre

Mensaje por Tirsa Fernsby el Dom Dic 02, 2018 1:45 pm

Tirsa había salido en busca de tranquilidad, llevaba días inquieta, con pensamientos extraños y algunas alucinaciones; estaba harta de tener que pensar en su enfermedad y su deseo por seguir bebiendo sangre para sentirse fuerte. Era cierto, parte de su ser estaba listo para seguir adelante de la adicción, su cabeza, cuerpo y corazón lo confirmaban, pero, como todo adicto, era normal presentar dudas. Una noche cualquiera, con personas extraordinarias, eso representaba esa taberna.

Una adicta a la sangre como ella, podía ser protegida de su proveedor o un instrumento para también obtener lo mismo: sangre. Ella no estaba muy segura de qué posición podría ser la suya, así que intentaba pensar que la seguridad la acompañaba y no le pasaría absolutamente nada, aunque las probabilidades llegaban a ser infinitas con o sin “protector”.

¿Vivir o morir? Todo se resumía a esa pregunta.

Bebió un poco de whisky para disfrutar del inusual espectáculo, ¿de verdad había un mago en la taberna? Arqueó una ceja con evidente curiosidad, eso no era algo común, menos en ese negocio, probablemente estaban despistando a la audiencia de lo ocurría importante. Inevitablemente movió pa cabeza de un lado a otro para intentar percibir algún movimiento extraño… ¡Nada! ¿Por qué Tirsa era tan curiosa? Suspiró profundamente intentando concentrarse en el show.

Respingo dudosa cuando sintió la mirada del actor… Sí, eso se supone que debía ser, un actor ¿No? Esos que solo engatusaban a las audiencias para sacarles francos o joyas. Para buena suerte de la joven, no llevaba nada de eso, así que no corría riesgo. Suspiró profundamente antes de ponerse de pie y dirigirse a él.

Inevitablemente hizo una reverencia, en la taberna no se necesitaban esa clase de modales, pero le resultaba inevitable llegar a evitar algunos modos bien aprendidos y casi siempre empleados. Le sonrió de medio lado, acomodó su cabello detrás de la oreja izquierda y le ofreció la mano, eso último como un gesto de aceptación y permiso en el acto que estaban a punto de hacer. Tirsa guardó silencio, estaba insegura sobre lo que podría ocurrir, en vez de especular, prefirió disfrutar de lo que estaba viviendo.

Agarrados de la mano, observando a todos los presentes, Yura y Tirsa realizaron una reverencia para dar inicio a lo que sería una noche llena de magia, aventura y tensión.


sorry:
Disculpa la tardanza, la vida fuera del foro es muy demandante últimamente



No Feelings:
avatar
Tirsa Fernsby
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 5
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 19/02/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sing for the moment. → Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.