Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Dear wife, welcome to your new and horrible life | Privado

Ir abajo

Dear wife, welcome to your new and horrible life | Privado

Mensaje por Ralston Burgess el Sáb Sep 15, 2018 8:38 pm

We stucked somewhere between love and war.

Despertó de golpe, aturdido, sudoroso y con un intenso dolor que amenazaba con partirle la cabeza en dos. Miró a su alrededor y por un momento no supo dónde se encontraba; aquella habitación no tenía nada de familiar. Se vio a sí mismo sentado en una silla, ante un escritorio sobre el cual la noche anterior se había desplomado hasta quedarse dormido, completamente borracho. La botella de vino vacía aún yacía ante sus pies. ¿Qué lo había orillado a beber de semejante manera? Increíblemente, no lograba recordarlo. Como pudo se levantó y, tambaleándose un poco al inicio, recorrió la habitación, hasta que llegó a un gran espejo de cuerpo completo, donde se detuvo a mirarse. Le impactó descubrirse una herida en el rostro, una línea rojiza, no demasiado profunda, que iniciaba en su frente, cruzaba su ojo derecho y se hacía más fina al llegar a la mejilla. Parecía un… rasguño. Esa fue la palabra clave, lo que lo remontó inmediatamente a los hechos del día anterior. Viktóriya, la ceremonia religiosa, la maldita noche de bodas. Sintió que el estómago se le revolvía y tuvo que inclinarse para deponer.

Esa era la razón por la cual se encontraba en una de las habitaciones de huéspedes. Eran marido y mujer, y luego de esa terrible experiencia ocurrida hacía apenas algunas horas, la había abandonado allí, sin conocimiento, en la que fuera su habitación. De verdad lo había hecho. ¿Cómo lo afrontaría? ¿Tendría la fortaleza suficiente para mirarla una vez más a la cara? No había otra opción. Ya había iniciado aquello, su tan ansiada y absurda venganza.

Así, sabiendo que por más horrible que fuera aquello debía continuarlo, se dio una ducha, se vistió, y cuando estuvo listo bajó al comedor para tomar el desayuno. Serafina, la sirvienta, que finalmente había terminado enterándose de todo y socorriendo a la señora de la casa, luego de que él la abandonase a su suerte, apenas y podía sostenerle la mirada a su patrón. Ralston lo notó de inmediato, cómo ésta se apresuró a servirle, tímidamente, como si le tuviera miedo, evitando a toda costa hablar. El deseo de preguntarle por Viktóriya lo asaltó, y por Dios que fue intenso, pero supo contenerse y en lugar de ello se envolvió tras un velo de frialdad, tomó los cubiertos y comenzó a comer.

¿Qué haces? ¿A dónde llevas eso? —Preguntó al cabo de un rato, al percatarse de que la criada se dirigía escaleras arriba, con una charola entre las manos.

La señora no ha desayunado todavía y yo… —la voz se le apagó.

Creí haber sido muy claro contigo la otra noche, Serafina —espetó con algo de severidad en el tono de su voz—. Si Viktóriya tiene hambre, que baje y se lo prepare ella misma. Tú no harás nada por ella, no eres su sirvienta, sólo trabajas para mí.

La mujer debió abandonar sus buenas intenciones en ese instante, asentir y obedecer sin chistar a las órdenes de su patrón, pero de algún modo se sentía comprometida con el bienestar de la señora. Muy consciente de que podía ser regañada, quizá hasta despedida por su rebeldía, decidió insistir.

Es que… la señora no se encuentra bien, patrón.

¿Qué le pasa? —Cuestionó él, ligeramente exasperado, no muy seguro de querer escuchar la respuesta.

Ella… —¿Cómo decir aquello? La pobre mujer no encontró manera posible de suavizarlo—. Está muy lastimada.

No fue necesario indagar más, él supo a qué se refería con eso. Eres un maldito animal, Ralston Burgess, se recriminó en silencio y por un segundo se sintió incapaz de seguir desayunando. De nueva cuenta tuvo que recurrir al velo de frialdad y lo renovó mientras daba un sorbo a su bebida, para luego continuar comiendo, como si  aquello fuera irrelevante.

No me importa. Que se las arregle como pueda.

Serafina se quedó helada con la actitud tan cruel de ese hombre al que servía. Quizá lo conociera poco, pero nada tenía que ver con el caballero amable que la había contratado. Lo desconoció por completo, y desde luego que deseó poder seguir diciendo más, pero supo que no debía, que no tenía caso. Para él, el tema estaba zanjado.


________________________________________________________________________________



Revenge is not always sweet.

What can I lose, when all I have is my own self?:
I don’t feel cured inside and I’m waiting for something terrible to happen…:
One day. I promise.:
Burgess Cotton Plantation:
Dont Trust Anyone, Even The Devil Was Once An Angel:
Thanks:
avatar
Ralston Burgess
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 32
Puntos : 41
Reputación : 21
Fecha de inscripción : 16/11/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.