Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org




The Language of Flowers → Privado

Ir abajo

The Language of Flowers → Privado

Mensaje por Baldassare Donizetti el Mar Oct 02, 2018 10:00 pm


“The dead only know the language of flowers.”
— George Seferis, Stratis the Sailor among the Agapathi


Era raro que Baldassare, un vampiro de sus años y su historia convulsa, mostrara una emoción como la que esa velada estaba experimentando. Casi siempre controlado, era extraño verlo no tratar de ocultar su sonrisa y expectación.

Durante meses, había intercambiado cartas con alguien anónimo, hombre, mujer o bestia, lo desconocía, sólo sabía que, a pesar de tratarse de un mortal, porque de eso sí tenía certeza, era la persona que mejor lo había comprendido respecto al arte en todos esos años. No quería tener expectativas muy altas, no cuando los hombres de carne con sus días finitos, le había demostrado reiteradamente que era más fácil sentir decepción de ellos; peor aún para Baldassare, había algo en la manera en cómo esta persona sin rostro se expresaba en sus misivas, que le hacía rememorar esos años en los que no le gustaba pensar demasiado, cuando estaba casado, cuando Aelia vivía.

Están aquí. —Escuchó una voz nueva en la habitación y levantó el rostro, había estado concentrado en las cartas que había recibido todo ese tiempo. Frente a él estaba Georges, uno de sus más fieles sirvientes, usualmente quien le llevaba las noticias más importantes de exterior.

Asintió nada más y se puso de pie, raudo, con esa figura que le valió ser comparado con Apolo y Mercurio. Avanzó y cuando estuvo a la altura del mayordomo, lo tomó por el hombro y le agradeció. Si sus más allegados sabían o no si era vampiro, era un misterio. Aunque Baldassare no los creía estúpidos; tenían un amo que dormía por el día y vivía por las noches, más pálido que la luna cuando estaba llena y en su cenit, y más frío que los muros de piedra de aquella vieja y enorme residencia.

Bajó por la escalera tipo imperial hasta el recibidor, donde vio a una de sus mucamas, con alguien más y se detuvo en sus pasos.

¿Por qué había creído que se trataba de un hombre todo ese tiempo? El pseudónimo elegido era más bien unisex, y la caligrafía era un tanto confusa en ese sentido, poseía fuerza y algo de delicadeza también. Quizá porque en ese lugar, en esos tiempos, sólo los hombres tenían acceso no sólo a la educación —que incluía saber leer y escribir—, sino al arte en general. La sorpresa fue grande, pero grata y sonrió.

Gracias, Felisa —agradeció a la mujer quien, con una reverencia breve, se marchó.

A decir verdad, no te imaginaba así —dijo con algo parecido a la admiración, una vez que estuvo solo con su invitada. En una de sus últimas cartas, le había pedido verse, creyendo que no aceptaría, pero lo hizo y así concretaron aquella visita, en hogar del artista, aunque había enviado él mismo un carruaje hasta las puertas del Louvre, que había sido el punto de convergencia.

Porque en una de esas raras casualidades, ahora mismo el museo albergaba una de sus piezas más recientes, y Baldassare, firmando con se nombre, la presentaba como algo actual, algo hecho hace un par de años, a lo mucho. Hacía tiempo que no se atrevía a algo así, y fue esa pintura, una vista de Tolosa más bien convencional, aunque con una técnica depurada, una que sólo tras siglos, literalmente, de práctica, se podía conseguir.


Beauty is terror.
Whatever we call beautiful, we quiver before it.
And what is beauty? Terror:


Genuine beauty is always quite alarming:
avatar
Baldassare Donizetti
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 123
Puntos : 163
Reputación : 68
Fecha de inscripción : 20/10/2015
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Language of Flowers → Privado

Mensaje por Primrose Duncan el Sáb Nov 24, 2018 8:17 pm

Primrose Duncan apretó contra su pecho el atado de cartas que había recibido de Baldassare en respuesta a las suyas. ¿Era todo eso real? ¿Esa noche estaba sucediendo? ¡Iba a conocer a uno de los artistas que más admiraba! Le parecía tan interesante... atesoraba cada carta, pese a no poder leerlas, porque él las había escrito para ella.

Cruzaba en esos momentos uno de los pasillos del museo y aprovechó el espejo que cubría media pared para estudiar su reflejo. El cabello –que había sujetado solo en una media cola- caía largo a ambos costados, era lo más hermoso que tenía según su opinión, y el vestido blanco y simple le quedaba bonito; se lo había prestado su única amiga, Eveline –la hija del director del museo-, que era también quien le leía las cartas de Baldassare y quien escribía las respuestas que Prim quería darle. Ella no sabía leer y escribir y dependía de su amiga para poder comunicarse con ese hombre, al que tanto admiraba.

Conocía a dos Cameron mujeres, pero Eveline aseguraba que tenía un primo llamado así. Por eso ese nombre les pareció a ambas perfecto, pues el maestro podría pensar lo que quisiera sobre su identidad; ella no podía saber si el hombre la rechazaría al saber que era mujer, por eso le había parecido una decisión acertada. Además, Primrose no había creído jamás que podría conocer a ese magnífico artista personalmente, pero todo se había dado con suma naturalidad y por eso estaba allí ahora, yendo al encuentro del coche que él había enviado por ella.

Que el encuentro fuese de noche la había asustado en un principio, pero su amiga le había asegurado que era lo mejor… su padre estaría durmiendo luego de una extenuante jornada de trabajo y no notaría su ausencia de una o dos horas. Convenciéndose de eso, de que hacía bien las cosas, viajó hasta la casa del hombre y el trayecto le pareció demasiado largo.

La noche estaba muy oscura, las nubes tapaban la luz de la luna y por eso ella no pudo observar demasiado detalle en la fachada de la casa, pero una vez en el interior apreció la magnitud de ese hogar y se quedó sin aliento porque ni siquiera la casa de su amiga era así.

Cuando lo observó descender y caminar hacia ella, Primrose dio dos pasos hacia atrás porque le pareció poseedor de una mirada que no era natural, parecía recién salido de una de las pinturas que ella tanto tiempo pasaba observando en el Louvre.


-Buenas noches. Gracias por recibirme –dijo, sin que se denotara en su voz el nerviosismo que sentía-. Lamento haberle mentido, mi nombre no es Cameron sino Prim. Primrose Duncan. Mire –dijo y tendió a él las cartas-, esto muestra que esta vez digo la verdad, que es a mí a quien ha invitado a su casa esta noche. ¡Estoy tan contenta de conocerlo! –dijo excitada, incapaz de borrar la sonrisa ilusionada de su rostro.
avatar
Primrose Duncan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 7
Puntos : 2
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 15/08/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.