Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org




Way down we go | Albert Schnitzler

Ir abajo

Way down we go | Albert Schnitzler

Mensaje por Carolina Van de Valley el Sáb Oct 27, 2018 5:48 am

La vida de los mortales eran tan, tan fugaz... Como estrellas que sobrevuela el oscuro cielo para luego apagarse ante los ojos de los inmortales. El sudor correteaba por la frente arrugada de Monsieur Moncharmin y su vista se había nublado por la fiebre. Extraños y dolorosos recuerdos surcaron mi mente, al acordarme de mi hermana de sangre Clotilde, quien perdió la vista por una enfermedad similar. Ese fue el cisma que al final me condujo al camino por el que vagabundeo hoy día.

-No se preocupe, Armand. Resista. -le susurré con suavidad. Armand Moncharmin, el antiguo director del conservatorio de París, había sido mi primer amigo humano en años y al primero al que tuve el valor de revelarle mi verdadera condición como hija de las tinieblas. Su acogida en la ciudad de las luces fue tan cálida, que me sentía en deuda con él.

Las noches pasaban, y la salud del viejo mortal parecía agravarse más y más. Ningún doctor humano parecía dar con el remedio, hasta se me cruzó por la mente pensar que había sido maldecido por algún ser de sombras.

Recorrí cada calle, cada rincón de la ciudad en busca de alguien con los conocimientos necesarios para el desempeño de tal tarea. Tuve que descender hasta las cloacas más inmundas de París para hacerme con un nombre. Schnitzler. Vino a mi como un susurro velado al viento. Schnitzler. Las fuertes consonantes de un idioma que hacía tiempo no empleaba, pero que era tan mío como del propio Sacro Imperio.

No me resultó muy difícil saber donde se alojaba ese fantasma de un pasado no tan lejano, y una noche fría de otoño, llamé a la puerta del doctor.

-Albert. -su nombre salió de mis labios en cuanto abrió la puerta, en mi voz se podía leer una extraña mezcla de sorpresa y determinación. Me pregunté si me recordaría, o mi figura habría quedado velada por el tiempo- No sé si me recuerdas. Mi nombre es Carolina Van de Valley. Nos conocimos hace tiempo, en Nuremberg. -hablé en alemán con el cándido acento del archiducado donde nací y me crié- Necesito su ayuda. -lo último, más que una petición, pareció una plegaria.



And you run with a lonely heart:
I'm shaking like a leaf:
I can't reach my soul:
Blinded to see the cruelty of the beast:
Awards:



avatar
Carolina Van de Valley
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 437
Puntos : 515
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 19/01/2010

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Way down we go | Albert Schnitzler

Mensaje por Albert Schnitzler el Dom Oct 28, 2018 9:31 pm

Como era de costumbre, la única mujer contratada para servir a las necesidades básicas de herr Schnitzler dentro de su ostentosa casa, se debía ir antes de que fuese las ocho de la noche, dejando todo cerrado, y con las luces encendidas. La casa se contemplaba vacía una vez Albert volviera de su interrumpible sueño en el sótano, escondido en su cómoda ataúd.

Su vida se había vuelto una rutina desde hace poco. Constantemente se paseaba por el estudio, leyendo una y otra vez su preciada bitácora, hojeando las primeras páginas, amarillas y con una tinta casi imperceptible por culpa de los años, pero que aun así, lograba entender su puño y letra. Y pensar que esa bitácora era la numero ciento cincuenta y dos… Salía únicamente a beber sangre del rebaño, siquiera las fiestas o reuniones nocturnas de la clase alta llenaban ese anhelo de querer volver a sentirse un humano, uno que respira, que siente dolor, y que es capaz de relacionarse sin tener la necesidad de querer devorarse a otros humanos… ¿qué estaba pasando?, ¿acaso ya estaba en la edad para hartarse de todo esto?, su creadora de advirtió de estos síntomas… pero no serían sino hasta que cumpliera al menos unos trecientos años.

Sin muchos ánimos de querer seguir con sus estudios, (y rechazando la llegada de nuevos cadáveres por parte de su mano derecha), decide mantenerse en casa, bebiendo de su oporto o fumando de su pipa.

Extrañamente, esa noche alguien llama a la puerta, Albert desde el segundo piso observa y siente la presencia de uno de los suyos, era una mujer, su largo vestido la delataba, parecía no conocerla. Bajó en solo segundos y abrió la puerta con toda la calma que un humano podría hacerlo. El rostro, níveo, perfecto y de porcelana, parecía serle conocido, frunció levemente el ceño, hasta que dio en sus memorias el nombre y la delicadeza de una mujer tan agradable como lo era Carolina.

Señorita Van de Valley —abrió ampliamente los ojos, sorprendió y a la vez maravillado por tal inesperado encuentro —qué sorpresa —sonrió. —¿Mi ayuda? —a juzgar por su tono de voz, a Albert le pareció preocuparle la situación. —Por favor, adelante… —se hizo a un lado de manera inmediata, y mientras esperaba a su ingreso, sus ojos dan con el exterior, observando que nadie estuviese cerca, indagando en la vida privada del señor de la casa.

¿Cómo pudo olvidar tan rápidamente a una de las primeras vampiresas que tuvo el placer de conocer en sus primeros años de soledad?, Albert era joven y recientemente se había separado de su creadora. Fue la música lo que los atrajo a ambos a querer relacionarse, ella era toda una experta, y él solo un aficionado, ¿seguiría haciendo Carolina lo que más le gustaba?, ¿habrá terminado esas obras que tanto quería elaborar?... lo único que se podía dar por sentado era que el Dr. Albert, aún continuaba frustrado por no saber tocar instrumento alguno, muy decepcionado con sus promesas pasadas.

Rápidamente, y antes de invitarla a ponerse cómoda y a despojarse de su atuendo de viaje, va en busca de un pequeño vaso de vidrio para que juntos compartieran del oporto, recién abierto y decantado.

Carolina… —menciono su nombre con añoranza mientras se aceraba a ella, olvidando rápidamente que la vampiresa necesitaba de su ayuda con suma urgencia.





Herr Doktor:

avatar
Albert Schnitzler
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 38
Puntos : 59
Reputación : 36
Fecha de inscripción : 16/09/2017

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Way down we go | Albert Schnitzler

Mensaje por Carolina Van de Valley el Lun Nov 26, 2018 3:17 pm

El rostro de Schnitzler se dibujó al umbral de la puerta, entre los claroscuros que desprendían la escasa iluminación del apartamento. Una cortés sonrisa apareció en mi semblante al comprobar que el doctor me reconocía. Un alivio, más bien, pues viviendo a la sombra de Dvorak durante los primeros años de neófita era fácil que hasta yo misma hubiese olvidado mi propia figura, mi propio espíritu.

Atravesé la puerta cuando Albert me invitó a entrar en su casa. Era un lugar con cierta austeridad germánica que me recordó a la casa señorial que mi familia poseía en el archiducado. En cierta manera, era como volver a casa. Cierta calidez abrazó mi inerte cuerpo al observar tímidamente en derredor. Una calidez ficticia pero, dadas las circunstancias, más que bienvenida.

-Herr Schnitzler... -comencé, cambiando al alemán. Si bien se apreciaban ciertas diferencias entre el alemán vienés con el estándar, se nos hacía perfectamente entendible para ambos y, de nuevo, supuso un alivio desprenderme del francés aunque fuese por un rato- Siento mi impertinencia. Aparecer de esta guisa en su casa... Pero no lo haría si no fuera por un motivo que me atenaza.

Me despojé de los guantes y los guardé en el bolsillo de mi capa; un entuerto más que inútil pero que ayudaba a mantener las apariencias humanas de cara a la galería.
-Se trata de un amigo. Está gravemente enfermo y me temo que ningún doctor mortal ha sabido dar con la causa. No sé si usted tendría la amabilidad, por la relación de amistad que nos unió en un pasado, de pasar a analizarle.

Un mechón de cabello rubio se me soltó del recogido pero yo ni siquiera me percaté de ello, concentrada como estaba en monsieur Moncharmin y su delicado estado de salud.
-No se ría de mi si le digo, que hasta he llegado a pensar que podría estar maldito.
No sería la primera vez que alguna bruja despechada, furiosa, o simplemente malvada, condenaba a algún desprotegido mortal. Mis manos estaban temblorosas, y no era, por supuesto, debido a las bajas temperaturas de la noche francesa.



And you run with a lonely heart:
I'm shaking like a leaf:
I can't reach my soul:
Blinded to see the cruelty of the beast:
Awards:



avatar
Carolina Van de Valley
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 437
Puntos : 515
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 19/01/2010

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Way down we go | Albert Schnitzler

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.