Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


· What's Lost can be Found, under the Rain ·

Ir abajo

· What's Lost can be Found, under the Rain ·

Mensaje por Jérôme C. de Sauveterre el Dom Nov 04, 2018 5:47 pm

Los informes que habían ido llegando a la sede no resultaban demasiado halagüeños. Los ataques procedentes de “animales identificados”, enviados por parte de las autoridades de la ciudad, se habían ido multiplicando en las últimas semanas. Los líderes de las diferentes secciones tenían perfectamente claro que se trataba de algún ser sobrenatural, pero al no ser capaces de ponerse de acuerdo acerca de su naturaleza, habían ido prolongando su actuación, consistente en la investigación, rastreo, y caza (o eliminación directa, según el caso) de la criatura, algo que Jérôme no compartía en absoluto, por considerar que estaban exponiendo a la población a un peligro totalmente innecesario. Pero no tenía la autoridad para hacer nada al respecto, y su departamento en concreto no tenía una gran implicación directa en la captura de aquellos seres, por lo que no le quedaba más remedio que proseguir con sus investigaciones, tratando de ignorar el hecho de que seguían muriendo personas mientras que sus superiores no movían ni un dedo. Ellos lo llamaban precaución, ya que enviar a tropas sin saber a lo que se enfrentaban podría resultar desastroso. Él lo llamaba cobardía: se suponía que para eso estaban los miembros de la Inquisición, especialmente los soldados, que desde luego estaban más preparados para enfrentarse a peligros de ese tipo que un ciudadano de a pie, por mucho que la amenaza fuera “no identificada”.

Sea como fuere, su opinión era únicamente expresada con sus compañeros más cercanos y los miembros de su equipo. Y aunque era algo por lo que muchos lo admiraban, él simplemente lo consideraba como sentido común. Sus motivos para afiliarse a la Inquisición no habían tenido que ver en un principio con deseos por proteger a los inocentes, pero una vez dentro, y tras ver el sufrimiento que esas criaturas provocaban de primera mano, sus prioridades habían cambiado. Quería conseguir que el mundo en que vivirían sus (posibles) futuros hijos fuera un poco más seguro. Aunque lograrlo estaba resultando de lo más complicado.

No tenía muy claro qué fue lo que le hizo reaccionar de un modo tan visceral aquel día. La última misiva que había llegado comentaba que la criatura o criaturas que habían estado sembrando el pánico habían comenzado a cambiar de zonas de caza y de objetivos. En un principio, y quizá también fuese ese el motivo de la falta de actuación por parte de los altos mandos, los ataques se habían centrado en las zonas más decadentes de la ciudad, siendo las víctimas en su mayoría mendigos y ancianos, los menos capaces de defenderse. Pero ahora parecían haber salido de esa zona, y comenzado a extenderse hacia los alrededores. En plena ciudad los ataques habían sido mínimos, y sin víctimas mortales, pero en apenas dos días se habían producido una veintena de muertes en el bosque, zona que era visitada por pobres, ricos, nobles y sirvientes por igual, sin orden ni concierto. Unos para distraerse, y otros para recolectar, pero el caso es que de esa veintena casi la mitad habían sido personas de cierto estatus, y por supuesto, eso convertía el caso en inmediatamente más relevante.

Dijeran lo que dijeran, la Iglesia era, en última instancia, de lo más interesada. Los pobres no importaban mucho, pero si había ricos de por medio, entonces había que actuar. Aunque en cierta forma, eso era precisamente lo que había querido, estaba convencido de que más que esforzarse por proteger a los más desfavorecidos, los métodos que emplearían serían los de seguir a los ricos y asegurarse de que no se toparan con la “bestia”, y no buscarla directamente, lo cual, al final, no solucionaría nada. Aunque sus actos fueran terribles, los sobrenaturales eran inteligentes, y les bastaría simplemente con no atacar a aquellos que estaban siendo vigilados, dejando totalmente a su merced a aquellos que jamás tendrían los medios para “comprar” dicha protección. En los reportes, había leído que en el bosque, cerca de el riachuelo que cruzaba la ciudad, habían varias casas y chozas, algunas de las cuales ya habían sido atacadas. No supo por qué, pero la imagen de una familia pobre, siendo asesinada miembro a miembro en medio de la nada, sin que sus cuerpos fueran encontrados si quiera, le pareció una auténtica pesadilla. Una que le hizo reaccionar pidiéndole a algunos de sus empleados que lo acompañaran. Esa noche, irían de caza.


...:
avatar
Jérôme C. de Sauveterre
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 32
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 02/07/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.