Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Un aroma conocido // Privado - William y Roberts (npc)

Ir abajo

Un aroma conocido // Privado - William y Roberts (npc)

Mensaje por Faye el Mar Nov 06, 2018 3:49 pm

Los párpados de la rubia se abrieron despacio como si pesaran demasiado. Sintió un fuerte mareo y quiso llevarse las manos a las sienes para sujetarse la cabeza, pero no pudo, algo le impedía mover los brazos. Agachó la vista y se vio sentada con las extremidades superiores forzadas hacia la espalda, rodeando una columna de madera a la que la habían atado fuertemente con cuerdas gruesas de las muñecas. Sus tobillos también estaban sujetos juntos, al igual que sus muslos, lo que casi no le permitía moverse ni un ápice. Únicamente podía girar la cabeza y flexionar medianamente las piernas. Estaba atrapada y el lugar no le sonaba de nada.

Si de algo servía ser sorda era que el resto de sus sentidos se agudizaban, así que intentó centrarse en aquellas cosas que podía percibir allí donde se encontraba, evidentemente, secuestrada. Miró a su alrededor, fijándose en cada detalle posible. Parecía ser un viejo almacén, por el fuerte olor a pescado y el moho que crecía en las paredes por las que asomaban enormes manchas de humedades, estaba localizado en el puerto o muy cerca, al menos.

No serviría de mucho gritar, porque estaba amordazada. Un pañuelo le cubría la boca, mas en su interior tenía otro que presionaba paladar y lengua al mismo tiempo, impidiendo que se desgañitara pidiendo auxilio. Pero sabía que William era un licántropo y que si hacía suficiente ruido, aunque no pudiera escuchar su voz, daría con ella con su afilado olfato. Era imprescindible que llamara la atención del modo en que fuera. Por ello empezó a dar golpes con ambos pies en los podridos tablones de madera del suelo. El polvo se levantaba aún y con la humedad que parecía retenerlo y restos de suciedad de todo tipo saltaban con cada patada que daba, sin importar que fueran astillas, tornillos, restos de espinas de pescado o incluso retales viejos de tela. También gritó, porque aunque su voz saliera amortiguada, ruido hacía y todo servía en una situación desesperada como aquella en la que se encontraba.

Funcionó, eso sí, no como ella había esperado, porque la atención que llamó fue la de uno de sus captores que con el ceño fruncido se acercó a paso firme y pesado hacia ella para soltarle un guantazo que le giró el rostro a la prostituta, dejándole la mejilla enrojecida y el párpado con una especie de tic nervioso, porque el nudillo del índice le había golpeado el ojo. Le insultó con ganas, soltando todo tipo de improperios, pero el otro no entendía nada, obviamente, y sólo la miraba sonriente, triunfante. -Nadie va a venir a por ti, preciosa. Pero tranquila, después jugaré un poco contigo, cuando termine mi turno de guardia.- El muy desgraciado le lanzó un beso antes de darse la vuelta y marcharse de nuevo.



ME:

Try me:


En el mar de las promesas:


Maybe someday...:



Perhaps...:
avatar
Faye
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 81
Puntos : 58
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 07/10/2017
Localización : .

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.