Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Reunion de beneficencia - rol grupal

Ir abajo

Reunion de beneficencia - rol grupal

Mensaje por Abrielle Arezzo el Mar Nov 27, 2018 7:00 pm

Muy temprano en la mañana, tras realizar su rutina, revisar los libros de las actividades que le correspondería realizar a lo largo de todo el mes de diciembre, Abrielle se dispuso a partir rumbo a la ciudad, debía comprar  las últimas vituallas que necesitaría aquella noche, en que su residencia, sería el lugar en donde recibiría a los miembros de la sociedad de beneficencia del orfanato de París. Por lo que tras abrigarse bien, colocándose además de una gruesa capa, sus guantes de cabritilla, se dirigió a la puerta principal en donde la esperaba el mayordomo, quien  con prontitud, abrió la puerta, bajando los escalones que la conducirían hasta el carruaje. Sonrió con cariño, pues sus empleados eran la única familia que le había quedado tras las tragedias vividas por su familia.

Se había despedido con una sonrisa y un suave agitar de mano, y por más que lo intentara, la tristeza se apoderó de ella, cuanto añoraba poder vivir una noche buena, junto a sus hermanos, junto a Girolamo, a Giulia, Aelius, y su misteriosa hermana Chiara, esa mujer que las circunstancias la llevaron a jamás poder conocerse, pero en el fondo de su corazón, albergaba la dulce esperanza de que sus vidas volverían a encaminarse, de tal manera que por fin la ausencia de una, en la vida de la otra, sería un triste recuerdo. Abrielle, dejó huir su mirada por la ventanilla, mientras suspiraba, pues aunque las hermanas, lograran reunirse, el hombre que siempre las había amado y protegido, se encontraba bajo una fría lapida. Las lágrimas rodaron por sus mejillas, - Girolamo, juro que un día tu muerte será vengada – susurró, con amargura y dolor.

Las compras no le llevaron más de algunas horas, por lo que regresó a la mansión, apenas comenzada la tarde. Tras entregar – al servicio -  lo que había comprado, se dispuso a prepararse para la cena, un evento informal, con la mayoría de los benefactores del orfanato. Tras vestirse, se dirigió al despacho, abrió uno de los cajones de su escritorio, y extrajo una carpeta  en la que guardaba un extenso informe con lo más relevante de la vida de cada uno de los personajes que se reunirían aquella noche en su hogar. Su mirada se detuvo en dos nombres, uno, el de un inquisidor, quien fuera amigo de su hermano Girolamo, y que secretamente era su conexión con los altos puestos del Vaticano, gracias a él, podría sentirse apoyada, y cuidada, jamás volverían a intentar herirla, mientras aquel soldado de la iglesia se encontrara a su alrededor.


avatar
Abrielle Arezzo
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 7
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 10/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reunion de beneficencia - rol grupal

Mensaje por Domenico Farnese el Mar Nov 27, 2018 7:07 pm

Había pasado toda la noche en vela, acababa de terminar su última cacería, por esa semana. Doménico, se dispuso a darse un baño, apenas arribar a su mansión. Su sirviente se apresuró a preparar el agua, mientras él se desnudaba. En su brazo derecho, en su pecho, podían verse escoriaciones, algunas heridas un tanto más profundas, pero que no necesitaban ser vistas por ningún facultativo. Eran nuevas adquisiciones para su gran colección de recuerdos, de cada una de las redadas y misiones que el Vaticano le había pedido. Cuando su cuerpo se sumergió en el agua tibia, un suspiro salió de sus labios, y la sonrisa de satisfacción se apoderó de su curtido rostro. Las arrugas en el ceño de la frente se distendieron, y el suspiro que surgía del fondo de su pecho se dejó escuchar. No temía dejarse ver vulnerable, ya que había esperado quedarse solo, además, jamás bajaba del todo la guardia, por lo que un cañon, descansaba bajo una toalla de mano, puesta cuidadosamente en un banco de madera, muy cerca de los largos brazos del inquisidor.

Tras bañarse, se dispuso a descansar unas horas, durmió como un lirón, aunque siempre alerta a cualquier más mínimo ruido, era su destino, y los daños colaterales de vivir una vida en la que el siguiente segundo podría convertirse en el último de su existencia. –Estoy seguro que llegarás a ser uno de esos inquisidores que no se saben si son condenados o no, vivirás hasta que el musgo de las paredes de éste viejo monasterio se petrifiquen – le había dicho su amigo Girolamo, una vez que en medio de una cacería, debieron refugiarse en un antiguo monasterio en mitad de los picos Apeninos. En su sueño, aquel entrañable amigo se le presentó, pidiendo que no olvidara su promesa de cuidar de su pequeña hermana, la que había quedado sola en Paris. Despertó con una sensación de haber fracasado en su promesa, puesto que por motivos varios, no había podido cumplirla. Por lo que decidió que aquella noche iría a la casa de aquella señorita, para ver cómo se encontraba y ayudarle en cualquier dificultad de ser posible.

Una hora había pasado de la bajada del sol, cuando el inquisidor, salió de su mansión rumbo a la residencia de la señorita Arezzo, no había sido invitado, pero siendo un amigo muy cercano de su hermano, y teniendo ya algunas reuniones sociales previas, no pensó que podría caer mal, el hecho de que se presentara en aquella dirección y a esa hora de la noche. Mas podía caber la posibilidad que si fuera algo inoportuno, pero si algo era típico en el carácter de Domenico, era el no importarle lo que la gente podría llegar a pensar.


"Matar o morir, no existe en mi vida otro camino"
avatar
Domenico Farnese
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 7
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 07/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.