Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Antiguos amistades- privado

Ir abajo

Antiguos amistades- privado

Mensaje por Arlett de Lesseps el Lun Dic 10, 2018 11:31 am

Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual,
puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos.
(Mateo 5:3)

La noche, mi eterna compañera en el mundo de los vivos, mi eterna cómplice en el mundo de la sed, mi soberana amiga en tiempos cuando perder el tiempo es algo que pocos hacen y muchos intentan hacer. – Shhh - musite despacio al hombre que me hacía compañía en mi habitación, uno de mis tantos donadores de sangre, sexy, apuesto, hormonal pero al final un completo idiota, una de mis manos acaricio el pecho de aquel joven, Javier su nombre me observaba en completo silencio, parecía disfrutar que yo jugara con él. Él había sido mi compañero esos días, su sangre deliciosa satisfacía una pequeña parte de mi ser, mis labios teñidos de un rojo intenso besaban su pecho de manera suave, subiendo por su cuello hasta llegar a sus labios que gruesos y carnosos jugaban con los delgados míos, disfrutar, eso era uno de mis mayores placeres desde que había llegado hasta Paris. Entre besos y caricias, yo tome su cuerpo el creyó poseer el mío, lo deje… si lo deje acariciar cada rincón que el quiso y antes de que el pudiera llegar a su punto de máxima excitación mis colmillos se hundieron en su cuello donde la vena palpitante me alimentaba de una manera cálida, suave, sensual; sentía como su corazón extasiado por lo que sentía hacia que por tan solo un segundo me hiciera poseedora de una vida propia. Su sangre comenzó a brotar y mi lengua hizo lo suyo mientras mis caderas no dejaban de moverse sobre su cuerpo… ¿Cuánto duro? En realidad nada. Luego de que el sintiera ese placer único lo deje dormir, exhausto por la acción, extasiado aun por la emoción el cuerpo de Javier cayo a la cama rendido en profundo sueño. Con delicadeza para no despertarlo, me fui hasta el baño donde mis sirvientes tenían lista la tinaja para que mi frio cuerpo disfrutara de un calor externo. Relaje mis músculos, mi piel sintió el calor al acto más mi interior siguió tan frio como la nieve en invierno, limpie y perfume mi cuerpo de pies a cabeza, con jabones venidos del oriente con aceites que realzaban mi belleza y hacían de mi esencia un poco más exótica, sexy.

Al cabo que termino aquel relajante baño, me vestí y rocié un poco de perfume sobre mi cuello, un poco de maquillaje y ya estaba completamente lista. Me pare al borde de la cama observando a mi amante, que con sueño profundo seguía en un estado más tranquilo descansando, acercándome a él bese su mejilla y desaparecí de aquel lugar.

La noche, estaba oscura y sin una luna que iluminara las calles de Paris, se me hacía aburrida. Mande a llamar a uno de mis choferes para que me llevara a una residencia, días anteriores había enviado a investigar a un viejo amigo, que con los el tiempo sus años se le habían ido en cima. Una sonrisa traviesa por recordar tiempos en que su padre daba recompensa por mi cabeza, ingenuos… ¿Por qué serán tan ingenuos los humanos? Una pregunta que nunca, NUNCA tendría una respuesta decente. Con ayuda de uno de mis más fieles sirvientes subí al carruaje que era escoltado por dos corceles color negro como la noche. Dicte el lugar a donde tenían que llevarme y emprendí la marcha a las residencias Parisinas, un lugar no muy alejado del centro de Paris. Pase por fuera de la Mansión de mi querida Viola, pronto, muy pronto me presentaría ante ella, pero ahora las cosas iban por otro rumbo.

El carruaje demoro un santiamén, en llegar a ese lugar, más rápido hubiera sido que fuera caminando, pero caprichos son caprichos. Y una mujer caminando sola por Paris era algo sumamente peligroso, reí ante mi propio comentario cuando el paso pausado de los caballos alerto a mi cuerpo y sin esperar que se detuviera me baje de un salto y corriendo en completo silencio por el lugar llegue hasta una de las ventanas de aquella residencia, observe el espectáculo, típico de mi querido Gregor, muy típico, pensé mientras observaba como él se tambaleaba de lado a lado, lo más seguro que estuviera bebido o mejor aún drogado. Y mi cuerpo reacciono con tal solo ver el color rojo de su sangre correr por su mano e inspirando profundamente su aroma dulce, lleno de aquello que él tomaba llegaba a mi nariz, haciendo que el deleite y una extraña sed surgiera en mi interior. Con un movimiento que duro una milésima de segundo y para fastidiarlo más de lo que ya estaba toque la puerta y el timbre a la vez, quería no ansiaba ver el rostro de fastidio de quien merecía mi respeto mucho antes de que si quiera pudiera imaginármelo, hijo de uno de mis enemigos… Gracioso… simplemente fascinante.

Tardo el tiempo que sus pies se pusieron de acuerdo, podía escuchar a la perfección como se acercaba a la puerta y más podía oler esa sangre que estaba quizás ya pegoteada por su mano. Y la espera fue eterna para alguien como yo, la sonrisa fue mi gran saludo ante la cara que presencie tras que la puerta fuera abierta – ¿Esperabas a alguien más? – Hice una mueca con el rostro levantando mis cejas y mirando el aspecto que tenía a esas horas – Lo dudo… si las moscas te visitan es porque de seguro les das de comer – sonreí y sin quitarle la vista de encima – Claro que soy Arlett… ¿Me dejaras en la puerta? O prefieres que me lance a tus brazos para que te apriete y entregue todo mi cariño – ironía, sarcasmo como fuera, sabía que lo fastidiarían de alguna forma mis palabras, pero para eso estaba yo… para animar su miserable vida y hacerla más interesante, entretenida, dramática o como fuera que fuera. Sin que él tuviera oportunidad de verme ya estaba bajo su techo – Ya estoy dentro… si quieres correrme, inténtalo… en una de esas logras si quiera moverme un centímetro – Reí y volví a respirar profundamente – Tu sangre… me llama – sonreí y con un impulso cerré la puerta, golpeándola en el marco con gran fuerza, quizás para que despertara o saliera del mundo en el que se encontraba, ebrio, drogado y herido…




Familia de Lesseps:

Arlett - Antoine - Viola

avatar
Arlett de Lesseps
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 98
Puntos : 107
Reputación : 43
Fecha de inscripción : 25/11/2011
Localización : Paris

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.