Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Habla y serás libre {Bastien Receveur}

Ir abajo

Habla y serás libre {Bastien Receveur}

Mensaje por Simona Di Savoia el Vie Ene 11, 2019 3:10 pm

Aunque hacía ya algunos años que había sido trasladada a París, esa era la primera vez que Simona visitaba las salas de tortura de la inquisición. Ella era una soldado, así había sido instruida en la orden; aunque era lista, su mente no estaba hecha para crear como la de los tecnólogos, ni acostumbrada a leer y redactar como la de los bibliotecarios; la sección cuarta podría interesarle, sobre todo después de escuchar algunas de las anécdotas que Gino contaba cuando se reunían, pero a veces resultaba demasiado lenta para lo que su cuerpo le pedía. Era una joven que, desde niña, siempre se había mostrado muy activa, con lo que las misiones que le eran asignadas las llevaba a cabo con gusto. Si, además, traían una pelea asociada, ¿qué más podía pedir?

Al ver la forma en la que luchaba, la mente fría con la que actuaba junto a los compañeros, los líderes de su facción consideraron que sería una sustituta ideal para la plaza libre que quedaba en las cámaras de tortura. El inquisidor que hasta ahora había hecho ese trabajo había sufrido una accidente y había quedado tullido, así que lo trasladaron a las bibliotecas pocos días antes de que Simona retomara su trabajo.

Estaba nerviosa, eso no lo podía negar. En una ocasión había podido ver una de las ruedas de tortura que Eliot y Yulia estaban construyendo, y lo cierto era que, desde entonces, su interés en esos artilugios había aumentado. Estaba segura de que sus hermanas lo tacharían de bestialidad y no lo aprobarían, por eso Simona se cuidaba mucho de lo que les contaba. Lo último que quería era perder su cariño y que la consideraran una bárbara.

El sonido de sus zapatos hacía eco en el pasillo subterráneo que llevaba a las cámaras. Su vestido siseaba con el movimiento, haciendo un sonido parecido al ronroneo de un gato que, en otras circunstancias, habría resultado relajante. Llevaba las manos apoyadas sobre su vientre, con la espalda tensionada y bien erguida. Tenía que compensar su cuerpo menudo con una pose que demostrara que lo tenía todo bajo control. El pelo lo llevaba recogido en lo alto de la cabeza, como siempre. Los únicos que lo habían podido ver suelto eran aquellos hombres que habían compartido su lecho, y podían contarse con los dedos de una mano aquellos que se encontraban con ella dentro de esos muros.

Buenos días —saludó al llegar a la puerta que daba a las celdas—. Soy Simona Di Savoia, hoy es mi primer día en las celdas de tortura.
Buenos días —contestó el guardia que poseía las llaves—. Celda número tres, la están esperando.

Las bisagras chirriaron. Simona respiró hondo y cerró los ojos un segundo antes de entrar, con paso firme, en el pasillo. Avanzó hasta la puerta en cuyo dintel habían grabado la palabra “TRES” y tocó antes de entrar.

Dentro había dos hombres: uno de ellos era tan grande que hasta Simona, acostumbrada a tratar con bestias demoníacas, se sintió intimidada; el otro era más menudo, pero sus rasgos afilados y su piel blanquecina denotaban que era uno de los condenados. A Simona nunca le habían gustado, pero reconocía que eran útiles cuando de cazar sobrenaturales se trataba.

El tipo grande se marchó, dejándolos solos con un tercer hombre, más joven, cuyas muñecas y tobillos estaban atados a sendas cadenas dispuestas en sentidos contrarios, de manera que, si se tiraba de las dos a la vez, las extremidades del joven se estirarían cada una en una dirección. Estaba apoyado sobre una tabla que podía moverse en su eje horizontal y que, en ese momento, estaba colocada de tal manera que su cabeza quedaba ligeramente más abajo que sus pies.

Es tu última oportunidad para hablar —le dijo el inquisidor al preso—. Si lo haces, podrás marcharte —mintió—. ¿Qué le hiciste a ese hombre en el mercado?

Simona había podido leer el informe poco detallado que le habían prestado el día anterior y recordaba que el joven había sido acusado de brujería por haber intentado revivir a un hombre moribundo.

Tú tirarás de las cadenas de las muñecas. —El inquisidor las señaló y él tomó las de los tobillos—. Sin piedad, chica, ya lo sabes.

La muchacha se acercó y agarró las cadenas con fuerza, dispuesta a comenzar.
avatar
Simona Di Savoia
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos : 6
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 24/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.