Victorian Vampires
Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZZaNqS8
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 00/40
Afiliaciones élite: CERRADAS
Última limpieza: 11/08


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org




Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Miér Sep 23, 2020 5:07 pm

Era cerca de la media tarde y me dedicaba a caminar durante un rato, había sido un día por decir normal, cosa rara en parís ya que en esta ciudad siempre pasaba algo interesante o desafortunado, según como se mirara. Ya había llegado el verano a la ciudad y podía sentir, aunque fuera levemente por ahora, un cambio en la temperatura. No faltaría mucho para que el calor inundara la cotidianidad y los perfumados duques y damas que deambulaban por las calles se vieran obligados a cambiar sus apretadas ropas por algo más cómodo, de algún modo me divertía pensar en ello

Había llegado al puente que cruzaba el río, de todos los lugares de la ciudad tenia una especial predilección por este, a parte el bosque era el único sitio donde podía sentirme en paz y aclarar la mente. Últimamente las cosas iban un poco complejas en el College y no había podido avanzar mucho con mi investigación, aun así, siempre encontraba tiempo para pensar y tomar un respiro en medio de toda la presión social que París ponía sobre cada uno de sus habitantes, naturales y extranjeros. El puente solía estar algo concurrido a esta hora, lleno por las parejas que salían a dar un paseo aprovechando el buen tiempo para hablar. Podía ver como conversaban y reían por lo bajo mientras se contaban intimidades. Ahora que lo pensaba había mucho tiempo que no sabía lo que era el romance, no recordaba la última vez que había tenido alguna cita con alguien

— Ah… si— ya lo recordé, mi padre solía concertar algunas citas, muchas sin mi consentimiento, me presentaba doncellas jóvenes con la esperanza de establecer una alianza matrimonial. Yo no tenía ningún interés en eso por ahora, pero si podía decir que añoraba algo de compañía

Me di vuelta y me recargué sobre el muro del mientras contemplaba el río. Qué curioso que justo ahora se me ocurriera pensar en eso, supongo que sería uno de los efectos de tener algo de tiempo libre para hacer introspección. El puente del Sena era famoso por ser un destino predilecto para las parejas de enamorados, personalmente no entendía por qué habiendo destinos que incitaban un poco más al romance, conocía de varios restaurantes, incluso el teatro podía servir.

Una repentina ráfaga de viento sacudió mi cabello, fastidiándome y sacándome de mi cada vez más reflexivo estado, justo para contemplar por segunda vez a la gente que transitaba por el lugar. No sé por qué, pero mi mirada se desvió hacia un muchacho un poco alejado de mi posición, destacaba entre la multitud no solo por sus ropas si no por su semblante. Al menos no era el único que aparentemente no estaba acompañado en un lugar donde pareciera que era obligación estarlo


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Miér Sep 23, 2020 5:39 pm

Había pasado la noche en el bosque, esperando al amanecer para revisar las trampas que había situado en ciertas zonas. Las noches eran suaves y él se había hecho a dormir al raso, le resultaba muy raro tener un sitio donde descansar después de tantos años. Si había renunciado a las comodidades no solo había sido por una cuestión monetaria, es que sentía que no se lo merecía.

Aprovechaba cualquier escusa para estar una noche en el bosque, conectando con sus raices. Una parte de él había comenzado a disfrutar de su nueva vida y a dejar de flagelarse por el pasado. Y Robert no sabía como sentirse por aquello.

Despertó tarde y fue a comprobar las trampas. Encontró con desagrado que una de las trampas había sido quebrada por algo más grande, seguramente un jabalí o un corzo y la segunda estaba vacia.

Bueno, no todos los días podía ganar y dado que ahora su situación era más desahogada podía permitirse estar un día sin cazar.

Cuando se acercó a Paris, dispuesto a ir al mercado a cotillear si había algo que le llamara la atención, se encontró con el puente lleno de gente. Normalmente iba muy temprano en la mañana o muy tarde en la noche. La posibilidad de verse rodeado de gente elegante le hizo tragar saliva.

Su aspecto no era el mejor. Las botas llenas de tierra y barro solidificado, el kilt con salpicaduras de barro y verde de la hierba y el pelo alborotado, sin peinar y lleno de hojas. Dios, seguro que tenía la cara negra de haber estado andando entre matorrales. Se colocó la espada mejor sobre el hombro y clavó la mirada en el suelo mientras que se armaba de valor para cruzar ese puente cuanto antes.

Las miradas se volvieron en cuanto pisó cerca de las delicadas parejas. Escuchó murmullos y amargamente pensó que era un alivio que no llevara dos conejos despellejados listos para vender colgados del hombro.

Seguía llevandose mal con las multitudes y apretó el paso para salir de aquella zona cuanto antes. Iba por uno de los márgenes del puente y vio demasiado tarde el cuerpo de un hombre que estaba tranquilamente reclinado disfrutando del día.

Robert tropezó y con agilidad recuperó el equilibrio y observó horrorizado al hombre con el que había tropezado- ¡Lo siento!- dijo sincero acercándose para ayudarle a incorporarse- ¿Se ha hecho algo? ¿tiene alguna herida? Puedo llevarle a un medico si lo precisa. Ha sido mi culpa no miraba por donde iba-.

Aquel pequeño incidente había hecho que más ojos se clavaran en el y se puso visiblemente nervioso, observando que había llenado de barro la cara ropa de aquel hombre.- Lo siento- volvió a murmurar torpemente conteniendo las ganas de salir corriendo. Dios bendito, no podía ser mas torpe aunque quisiera. Evitó levantar la mirada del suelo para no tener que ver la burla y el reproche en los transeúntes.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Jue Sep 24, 2020 4:10 pm

Me quedé observando al hombre por unos segundos antes de desviar la vista de nuevo, su aspecto desarreglado y algo tosco destacaba inmediatamente entre los perfumados y acartonados transeúntes, algunos incluso lo miraban con desdén, como si fuera algún crimen vestir de esa forma. Eso era algo que me causaba repulsión de la sociedad parisina, siempre dándole demasiada importancia a la apariencia. Un quejido inaudible para el resto de los transeúntes salió de mi boca mientras me reclinaba más en el muro, esta sociedad era en ocasiones asfixiante

Fue entonces cuando sentí que algo me golpeó con tal fuerza que me desequilibró y me arrojó al piso, alcancé a sostenerme con una mano del muro para no caer al tiempo que parpadeaba sin saber que había pasado, todo había sido muy repentino, y luego de un momento vi al mismo hombre que había estado observando hace solo unos instantes. Ahora que lo veía de cerca no se veía tan mayos como esperaba, aunque su aspecto maltrecho bien podía sumarle unos años. Le hombre farfullaba cosas, muy apenado por haberse tropezado conmigo— esta bien, no se preocupe— contesté, quitándole importancia al asunto, podía ver en su rostro la vergüenza que estaba sintiendo y eso me indicaba que no había sido con intención— en realidad, siento que fue mi culpa, este puente esta hecho para caminar y no para quedarse viendo al horizonte con la mirada perdida ¿llevaba prisa? no quiero distraerlo— el hombre mencionó un médico, a lo cual no pude evitar reír— estoy bien, no tiene porque alarmarse, solo fueron unos rasguños— ahora que lo tenía de cerca podía contemplar mejor su aspecto, sus ropas machadas con tierra me decían que había pasado un tiempo largo en el bosque. Que curioso, pocos se veían con ese aspecto, y normalmente no significaba algo bueno

— De hecho… me atrevería a decir que el que necesita un médico es usted— no quería ser imprudente pero este joven transmitía una cierta forma de debilidad, casi como una llamada de auxilio sutil— está algo pálido y se le nota cansado— ¿se había tropezado conmigo por algún mareo repentino? Mi experiencia me decía que este hombre había pasado por algo duro y tal vez algo cruel, y el hecho de que viniera de algún lugar del bosque me hacía sospechar que había sido atacado o algo mucho peor, había— ¿hay algo que pueda hacer por usted? ¿Está herido? — bajé la voz al decirlo, no me gustaría causar alarma entre los que pasaban, pero no podía quedarme quieto viendo a alguien en dificultades, no era tan egoísta como el resto de parisinos. Últimamente abundaban por ahí algunas criaturas sobrenaturales que pudieron haber tenido algo que ver, o simplemente podría tratarse de delincuencia común, sea como sea este joven necesitaba recuperarse, me preguntaba qué pudo haberle sucedido.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Jue Sep 24, 2020 4:37 pm

Había tomado la costumbre hacía mucho de no mirar a los ojos a la gente. A la gente le incomodaba mirarle a los ojos, había pasado por mucho y rara vez solían transmitir sensaciones positivas. La gente solo percibía la soledad, el dolor, la culpa, el vacío… Y él no quería sentirse vulnerable.

Robert era como un libro abierto, era fácil leer lo que sentía y por ello era fácil que empatizara con la gente. No solía permitirse empatizar con nadie salvo si era necesario para el trabajo. No se merecía tener amigos, no se merecía nada. Como si fuera una penitencia autoimpuesta por su culpa había tratado de seguir su camino solo.

Pero tras abandonar Londres y a su segunda madre, Irina, una parte de él había estado desesperada por el contacto humano. Cualquier tipo de contacto humano. Se había sorprendido con lo fácil que había sido encontrar gente que mereciera la pena. Amigos por los que sentía cosas, pero seguía sin querer mirarles a los ojos en la mayor parte de las situaciones.

Seguía sintiendo que era un pecado mostrarse vulnerable. Pero había días como aquel en los que simplemente quería encerrarse en algún lugar hasta que su padre y su madre fueran a abrazarlo. Podía escuchar los cuchicheos y las miradas de reproche y de repente se sintió ridículo en las ropas de su clan.

Aquello nunca le había pasado, siempre había sentido un orgullo indecible por los colores y las vestimentas de su familia. También era verdad que aquellas personas tan elegantes harían que hasta su padre se sintiera ridículo en las ropas de su Clan. Dios, solo quería huir de ahí cuanto antes.

Sus padres habían sido de algo parecido a la nobleza, el Laird McLean era como una especie de Rey de sus tierras, y nunca había permitido que nadie se comportara en la corte del castillo McLean como esa gente se estaba comportando. Sabía que sus raices eran diferentes pero... ¿tan diferentes?

solo escuchó parcialmente lo que el hombre le estaba diciendo y alzó un poco la mirada al escuchar como se acercaba para susurrar y sus miradas se cruzaron. Un segundo, lo poco que tardó Robert en bajarla ligeramente para evitar que hicieran de nuevo contacto visual. Había sentido algo, los vellos de su nunca se habían erizado sutilmente como si hubiera magia en el ambiente.  -Disculpeme- dijo mirando nervioso a los lados al escuchar más reproches- me pone nervioso estar entre personas de clase alta- dijo apurado- traté de pasar lo más rápidamente posible para no molestar y tropecé con usted, le ruego que me disculpe- dijo haciendo una reverencia.

Negó ante la pregunta de si estaba herido- no.. no… estuve cazando durante la noche en el bosque, estoy perfectamente, solo un poco cansado, y… nervioso por toda la gente… y por haber tropezado con usted. Ha sido mi culpa.- dijo alisándose un poco el pelo tratando de parecer más presentable- me llamo Robert, Robert McLean-.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Vie Sep 25, 2020 4:06 pm

Podía percibir que era un hombre un poco extraño, parecía trastornado por alguna razón. Según el estaba perfecto de salud y solo estaba cansado por la cacería. Comprensible, conocía el bosque y sabia de las dificultades que significaba cazar en esos terrenos— entiendo, en ese caso es mejor que descanse un poco, no haga ningún esfuerzo. Trate de recostarse contra el muro si se siente débil— aunque el hombre había dicho que no se sentía a gusto entre las personas que caminaban por el lugar, es me dio una idea— el puente no exclusivo de la clase alta, todos podemos caminar por aquí. Pero si se siente incómodo tal vez le convenga dirigirse a un sitio un poco más calmado, conozco un callejón cercano, al menos ahí podrá descansar sin tanta perturbación de miradas incómodas

Extendí mi mano para ayudarlo a levantarse en caso de que quisiera moverse del lugar. Su nerviosismo me indicaba que claramente no estaba cómodo, lo cual me hizo observarlo con más detenimiento, por sus ropas parecía extranjero, lo que confirmé un momento después al escuchar su nombre— es un placer Robert, puede llamarme Cassius— sonreí ante el acto de presentación, era divertido verlo esforzarse por ser respetuoso y decente en un a situacipon donde se esperaría que eso fuera lo último a considerar. Permanecí en silencio unos segundos mientras pensaba sobre su nombre, sus ropas y su actitud— McLean… ¿Escocés?— no era experto en genealogía ni historia de otros países, pero si podía adivinar su procedencia según la raíz de su apellido. Cuando se lleva tantos años estudiando lenguas se adquiere la habilidad de identificar esos pequeños detalles— Fascinante. No suelen verse escoceses en París— aun cuando en esta ciudad hay una cantidad importante de extranjeros

— Desearía tener algún reconstituyente que ofrecerle, por ahora solo tengo una licorera con cognac— comenté, no acostumbraba a cargar ningún tipo de medicina, solamente libros y manuscritos, y algo de licor de vez en cuando. y en este momento dudaba que alguno de los tres fuera realmente útil— no quisiera que por su estado le sucediera algún percance— era curioso. No era propio de mí dedicarme a ayudar a los necesitados, pero a veces me encontraba en este tipo de situaciones y me era imposible quedarme sin hacer nada— si necesita que haga algo por usted, puede decirlo— no sabría decirlo con claridad pero algo en el joven me indicaba que necesitaba ayuda, siempre era curiosos como estas situaciones llegaban a mí sin que yo las buscara— puedo notar que hay algo que lo apena, pero si puedo decirle que no debería sentir se avergonzado por su apariencia, por muy ciudad moderna que aparente ser París siempre hay espacio para las tradiciones ¿es el atuendo representativo de su clan?— al menos mi curiosidad empezaba a salir a flote, esperaba, como siempre, no ser indiscreto, pero si podía hace sentirlo menor estaría bien


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Vie Sep 25, 2020 5:20 pm

Agradeció de sobremanera que se alejaran del puente y poco a poco fue recuperando la tranquilidad. Para alguien como él, acostumbrado a vivir en un clan, en un lugar donde todos protegían a todos, el hecho de estar solo desde hacía 3 años le había roto por dentro en más de un sentido.

Alejado del elegante bullicio se serenó y aunque seguía siendo el mismo chico tímido, se armó de serenidad. Dejó de temblar y dejó de mirar al suelo con los ojos clavados como si temiera que contemplar más allá le traería problemas.

Su acompañante era muy hablador y aquello le gustaba, era amable y no se había pensado el ayudarle más tiempo del necesario, sin duda debía tener gente feliz a su alrededor por su predisposición hacia la concordia. – Estoy bien, de verdad- dijo tranquilo- las multitudes me sobrepasan. Soy una persona muy retraida, por eso me gusta tanto el bosque- explicó mientras caminaban.

Que le hubiera reconocido como escocés no era nada del otro mundo, solo el kilt y el tartán de su clan eran más que indicadores de lo que era pero aún así siempre nacía una ilusión tremenda en él cuando le reconocían- soy un McLean, de los McLean de Dunnottar en las Highlands- dijo con orgullo y por primera vez sonrió ampliamente sin miedo ni vergüenza.

Hablar de su hogar le ponía triste y feliz al mismo tiempo. Había descubierto que desde que estaba en Paris, cada vez le pesaba menos la losa de culpabilidad y podía recordar su hogar por las cosas buenas y no por las malas.

Un fugaz recuerdo atravesó su mente, aquellas colinas de brezo rojizo durante el verano y los cuerpos ensangrentados de los campesinos, el olor a la carne quemada dentro de las cabañas y el silencio en la fortaleza. Borró de su mente aquel recuerdo tan pronto como salió y se obligó a pensar en el muro norte, lleno siempre de salamandras y musgo.

- Es...- se miró y le señaló el tartán- este patrón de colores y tejido solo lo tienen los McLean- sonrió un poco.- blanco por la pureza y el honor, morado por la realeza y el deber y los hilos plata son los distintivos de la familia principal, la familia del Laird- se quedó pensativo- es como un Rey del clan. ¿...Usted, como se llama, Monsieur?- preguntó educadamente.

Robert entendía que quizá aquel hombre solo se había comportado de manera educada con él por compromiso y que quizá ahora que estaban alejados de la multitud sería el momento en el que sus caminos se separaran. Se detuvo en una avenida que daba a una calle de elegantes tiendas y cafés y miró a su acompañante- Bueno… yo… quizá podríamos ir a tomar algo- revisó rápidamente su dinero y vio que tenía lo justo para una bebida. Bueno, su acompañante bebería y él quizá bebería un vaso de agua, no tenía muchas más opciones.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Lun Sep 28, 2020 7:39 pm

Siempre me ha parecido algo curioso como terminaba metido en estos asuntos, no era que yo buscara ayudar a los demás con sus problemas, eran ellos los que llegaban a mí, y la verdad no podía negarme, no era tan egoísta para ignorarlos y seguir con mi vida. Me alegraba ver que el joven empezaba a recuperar la compostura después de alejarnos un poco de la muchedumbre. Podía entender lo abrumador que resultaba para alguien tan introvertido exponerse a una situación así— lo importante es que se sienta mejor, aquí alejados podemos conversar con más calma— dije, esperaba conocerlo un poco mejor, es decir, no todos los días se conoce un escocés en Paris. Aun así me parecía extraño verlo tan tímido y retraído, no podría asegurarlo ya que apenas lo había salvado del ahogo social pero si podía adivinar que algo le afligía

Observé como lentamente se recuperaba y comenzaba a hablar de su clan, parecía orgulloso de su procedencia y entendí por qué llevaba así los colores de su clan— fascinante, hace muchos años visité las Tierras Altas, seguramente han cambiado bastante— estaba seguro que alcancé a ver un atisbo de sonrisa mientras hablaba, aun que no estaba muy seguro, el chico no parecía ser muy expresivo, pero si podía decir que sus ojos tenían un brillo especial cuando hablaba de su clan— entonces es el hijo del jefe del clan— quería entender esa parte, nunca me había detenido a estudiar las costumbres de los clanes— puede llamarme Cassius, Cassius de Beaumaris—

Asentí cuando mencionó que podríamos ir a tomar algo, la idea me agradaba— Claro, si eso le hace sentir mejor— no pude evitar observar cómo contaba el dinero. Teniendo en cuenta que acababa de salir del bosque donde se encontraba cazando y el miedo a las multitudes que acababa de mostrar me daban a entender que estaba pasando necesidad, ahora comprendía mejor su estado de ánimo y por qué le costó tomar un poco de confianza— Está bien, no se moleste. Acompáñeme— me dirigí a un café que haba cerca del puente, un poco alejado del ajetreo de las personas, así estaría más a gusto— comienzo a comprender su aversión a las multitudes— comenté—Sigue viéndose un poco pálido a decir verdad, no quisiera dejarlo solo, es decir, no hasta que sepa que se encuentra bien— no quisiera luego ser testigo de un accidente o tener que correr hacia un hospital— conozco el bosque y se que es complicado cazar en ese lugar, espero que no haya sido tan terrible como creo. Por ahora nos vendrá bien algo caliente para conversar y que recupere fuerzas ¿le apetece un café?—


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Mar Sep 29, 2020 6:38 pm

No es que fuera un pordiosero. En verdad no solía tener mucho dinero, pero su nivel de vida era digno, no necesitaba más. El dinero era algo que no entendía muy bien aún, incluso en Dunnottar todo funcionaba en su gran mayoría con trueques. Naturalmente que había monedas, pero era algo que en realidad no tenía mucho valor. Un corzo recién cazado en una época de escasez alimentaba mejor a una familia que un puñado de dinero sin nada que comprar.

En cuanto a su limpieza, en realidad tampoco le importaba mucho. El bosque no entendía de etiquetas y el olor a hojas y barro ayudaba a que pasara más desapercibido para posibles presas.

sin embargo, allí junto a aquel hombre tan elegante, deseó estar en su traje de gala para no avergonzarle cuando entraran en una cafetería con semejantes pintas. Nunca le diría que no a un café, era algo que no solía poder permitirse ya que era extraordinariamente caro. Se acordó de la primera vez que lo había probado, obsequiado por el Laird de otro clan en el cumpleaños de su padre. Robert solo contaba con ocho años, pero recordaba perfectamente que tras beberse aquella taza estuvo nervioso todo el día. Conforme se fue haciendo mayor comenzó a apreciar la función que tenía en su cuerpo y en su mente.

Cassius era especialmente afilado con sus deducciones y Robert no pudo más que asentir- Si, era el hijo del Laird- respondió y le hizo una reverencia- Robert McLean a su servicio-.

Les recibieron con presteza en el café pero el hombre que estaba en la puerta puso un evidente gesto de preocupación al ver a Robert y este se ocultó discretamente tras el cuerpo de Cassius. Ojalá no fuera tan alto para pasar más desapercibido…

Los llevaron a una mesa apartada para quitarles de la vista pública pero lejos de ofenderse Robert lo agradeció y buscó el hueco más resguardado, quitándose la espada y el morral de la espalda para sentarse más cómodo. El lugar era encantador y casi era cómico como no pertenecía a aquel entorno- Creo que al camarero va a darle algo, casi se le desencaja la mandíbula al verme- dijo riendo suavemente y bajó un poco la mirada. A pesar de su aspecto, sus modales eran refinados y más en ese momento que estaba esforzándose por recordar toda la etiqueta que su madre le había enseñado a lo largo de su vida. - Hoy me temo que no he tenido buena caza, a veces se gana y otras se pierde- dijo encogiéndose de hombros- lo cierto es que… casi nunca estoy de humor para tratar con multitudes, no es algo exclusivo de hoy. Siempre estoy solo-.

Y en efecto siempre estaba solo, pero no porque fuera difícil encontrar compañía, si no por propia voluntad. Una parte de él seguía castigándose por lo ocurrido en su castillo, diciéndose que no se merecía tener a gente a su alrededor. Era una especie de penitencia auto impuesta que estaba tratando de quitarse poco a poco.

Ojeó un poco a Cassius y sintió el cosquilleo de su nuca tan característico cuando había magia en el ambiente, pero era muy descortés preguntarlo a bocajarro así que se aguantó la curiosidad. -¿usted siempre ha vivido en Paris?, debe parecerle que hablo el francés de una manera atroz- sonrió tratando de quitar tensión al momento.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Vie Oct 02, 2020 5:14 pm

El hombre de la entrada el café hijo un gesto poco amable al vernos entrar, al parecer le preocupaba la opinión de la clientela sobre el aspecto de Robert y qué podía pasar con su negocio si vieran a alguien con su aspecto. Esta sociedad era a veces desesperante. Con un gesto de mi mano le hice saber que estaría todo bien, que no íbamos a causarle problemas. Aun así, el insistió en darnos la mesa más alejada que pudo encontrar— al menos aquí estaremos a salvo de las miradas acusadoras. No se preocupe por el camarero, si algo sucede yo me encargo— dije en un intento por aligerar el ambiente— si me permite decirlo no debería sentirse intimidado por las miradas que pueda recibir su atuendo, es algo propio de su cultura vestir así. Es una lástima que los parisinos no puedan mirar más allá de su ciudad— y es que con toda la diversidad que podían ofrecer los extranjeros en esta ciudad el no mirarlos y juzgarlos a priori podía considerarse un crimen, sencillamente—Prefiero el café al té ¿Cómo lo toman en escocia?—

— ¿y que hace un escoces en Paris? — pregunté mientras nos traían las bebidas, obviamente no eran negocios ¿tal vez Robert buscaba aventuras? ¿O tal vez estaba huyendo de algo? Ahora que lo pensaba, no debí preguntar eso— lo siento, quise decir que no se ven muchos escoceses en esta ciudad. Imagino que es muy diferente a lo que está acostumbrado. Tal vez por eso prefiera el bosque— imaginaba que un entorno tan urbano, rodeado de grandes edificaciones y carruajes no le sentaba bien a alguien que no estuviera acostumbrado. Yo ya estaba acostumbrado de cierto modo a la vida tan agitada que se vivía por aquí, pero a veces extrañaba algo de tranquilidad— es un lugar agradable, el bosque. Aunque nunca he ido a cazar allí— sonreí mientras me encogía de hombros— me apena reconocer que mi destreza con el arco es terrible—

Me preguntaba si Robert tendría mas familia el Paris, o si estaba por su cuenta. Se podría llegar a pensar que se trataba de lo segundo a juzgar por su presentación, sin embargo, no era correcto sacar juicios a la ligera. Aun así, me dejaba un poco inquieto el hecho de que mencionara que se encontraba solo— ¿entonces está por su cuenta en París— eso debía ser horrible. Negué con la cabeza a su pregunta— mi familia es de Marsella, lejos de aquí, peor yo nací a un mas lejos, en las islas del mar Jónico. He vivido en París desde que dejé de ser un niño. Tenemos eso en común— pude ver como se sonrojaba levemente cuando preguntó si hablaba correctamente el francés, era casi como si le avergonzara el que yo no pudiera entenderle, eso me pareció divertido, al parecer me tenía como si yo fuera una especie de lord feudal con gran poder adquisitivo, nada más alejado de la realidad— No realmente, lo habla muy bien, pero si tiene un acento notable, y debo reconocer... algo agradable de oír— le había tomado especial cariño a escuchar hablar a alguien que no era natural de Francia, había acentos interesantes— aunque si lo desea puedo ayudarlo a mejorar. Yo me dedico a estudiar las lenguas, conozco algunas runas celtas, aunque me gustaría aprender más— entonces se me ocurrió algo— es una coincidencia encantadora que me haya cruzado con un escocés


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Sáb Oct 03, 2020 5:58 am

Aquella mesa alejada es la que Robert habría elegido en condiciones normales, alejada de todos, con buenas vistas, apartada del bullicio del café.- Me gusta esta mesa, ese hombre hace bien en temer por su negocio, debe haber muchos bandidos que se aprovechan de que estos cafés están muy accesibles, no puedo culparle - dijo quitándose la espada, que era sin duda una de las cosas más llamativas de su atuendo.

La claymore era tan grande que Robert debía llevarla a la espalda y aunque era alto era una espada absolutamente demencial que costaba desenvainar, aunque naturalmente Robert había aprendido que agachándose un poco y estirando sus brazos al máximo podía hacerlo relativamente rápido. Sabía que aquella arma era intimidante y no pudo más que lamentar aterrorizar al pobre propietario del café, no quería aquello, pero… bueno, era difícil esconder semejante arma.

Se miró las ropas y negó- estoy acostumbrado, me siento orgulloso de mis raíces. Algunos se rien por que mi vestimenta no deja de ser una falda morada, pero ellos no saben el significado oculto. No es motivo de vergüenza, es motivo de orgullo. Solo que… a veces me siento un poco sobrepasado- admitió y asintió a la mención del café- es muy caro y nunca puedo permitírmelo. A mi padre le regalaron un saco por su cumpleaños cuando yo era pequeño, aún recuerdo lo mal que me sentó- bromeó- pero de adulto me aficioné mucho.

Era curioso como Cassius le animaba a hablar, no se parecía en nada a John, que era más bien parco en palabras y su primer amigo en Paris- Bueno… ah… no puedo volver a mi hogar- dijo sencillamente- estoy intentando ver si Paris puede ser mi hogar- dijo sincero y señaló la espada cuando le habló de caza- un arco y flechas valen para caza mayor, pero para caza menor las trampas son efectivas y para una sola persona con un conejo se pueden hacer varias raciones de comida ¿para qué mas?-.

Robert creía profundamente en los mitos de la tierra y había visto bastante como para saber que podían ser reales aunque no hubiera visto indicios de hadas. Nunca estaba de más mostrar respeto por el entorno que te rodeaba. Coger solo lo necesario era una filosofía que aplicaba desde que era niño con su clan, si todos cogían solo lo que necesitaban, sin avaricia, siempre había comida suficiente para todos. Su padre siempre se había enorgullecido de que nadie había pasado hambre en Dunnottar.

Se consideraba relativamente culto pero cuando escuchó sobre “el mar jónico” no tenía ni idea de que mar era ese y debió poner un gesto de absoluto desconcierto- debe estar lejos, ni siquiera me suena ese lugar- admitió.

Una profunda emoción le embargó cuando dijo que sabía sobre runas y tomó su espada, desenvainando parte de la hoja para mostrarle las runas grabadas en el acero. Aquel gesto naturalmente escandalizó al hombre que les traía los cafés el cual dejó ambas tazas con cuidado sobre la mesa, intentando ignorar el metro y medio de espada que estaba apoyado sobre su mesa y la mirada radiante de un muy ilusionado Robert.

Le agradeció el café con una radiante sonrisa  y volvió de nuevo su atención a las runas cuando el hombre se marchó, rápidamente para dejarles de nuevo con sus quehaceres. - Son todo runas de protección, se dice que el hermano del abuelo de mi abuelo era hechicero, fue quien forjó esta espada, se llama Dionach, significa “protectora” los McLean nunca la usaron para empezar guerras, solo para defender a nuestra gente- dijo repasando una runa con los dedos y le miró- Usted es especial, ¿verdad?- miró de nuevo la hoja- Mi padre me enseñó que lo especial y diferente no es malo, no tienes que temerme- dijo suavemente.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Lun Oct 05, 2020 10:55 pm

Me asombraba como las pequeñas cosas hacían sorprender a Robert, ahora que estábamos en un ambiente un poco más seguro había sacado a relucir una personalidad interesante, podía ver su curiosidad por conocer más de una vida a la que con seguridad no estaba acostumbrado. Ahora podía adivinar que había pasado por algo duro, y lo confirmé cuando dijo que no podía volver a su tierra. Había que fijarse muy bien peor también podía decir que lo que sea que lo retuviera en París lo hacia sufrir. Debió ser duro— sí, el café es caro de conseguir ya que no es natural de estas tierras, hay que traerlo de muy lejos, África o el nuevo mundo. Por eso suele ser tan apreciado— tomé un sorbo al terminar de hablar— además, es reconfortante y vigorizante para alguien que pasa mucho tiempo en el bosque—

Robert parecía conocer mucho sobre la vida rural, comprensible teniendo en cuenta su lugar de procedencia, me preguntaba si podría adaptarse debidamente a u estilo de vida tan distinto en esta ciudad, Yo recordaba como me había costado pasar de un ambiente mas relajado como se vivía en las a uno tan caótico como parís, aunque debo reconocer que había cambiado algo desde aquel entonces, al memos la gente ya se comportaba mejor la mayor parte del tiempo. Escuchar que no conocía el mar jónico confirmó mis sospechar, Robert conocía muy poco del mundo debido a todo lo que había pasado, aun así, era admirable su entera y como parecía sobrellevar muy bien ese estilo— tomaré en cuenta sus consejos, no deben desperdiciarse viniendo de un hombre con experiencia, los clanes escoceses don famosos por sus técnicas. Peor supongo que los bosques franceses son diferentes a los de las Highland, a menos diferentes especies sí deben existir—

— ¿Es difícil moverse con esa cosa?— pregunté al ver su gigantesca espada, no podía evitarlo, resaltaba donde fuera— ¿la lleva por protección?— entonces escuché su historia sobre como la espada era una reliquia familiar encantada por un hechicero hace mucho tiempo, entonces si la usaba como protección— fascinante, una reliquia familiar que ha pasado entre generaciones ¿puedo verla de cerca?— observé la runa grabada en su hoja, podía reconocer el hechizo puesto sobre ella— sí, en efecto…— susurré, no esperaba encontrar un artefacto como este en manos de un joven que parecía no tener mucho— las mejores espadas tienen nombre ¿ve esta runa de aquí?— dije señalando la hoja— se usa para la protección, también para invocar valentía para defender ideales. Puedo ver que esta espada es poderosa, pocas veces tengo la oportunidad de observar una reliquia como estas de cerca, es… es magnífica—

Permanecí en silencio mientras Robert bajaba la voz ¿sospechaba que era un hechicero? Eso parecía. Supongo que no debí mencionar las runas— ¿le parece? — respondí, pensativo— puedo interpretar las runas de su arma, no creo que eso me haga especial— dirigí mi mirada hacia la suya— ¿O puede notar en mí algo que me haga diferente al resto? — siempre había que guardar precaución respecto a estos temas.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Mar Oct 06, 2020 1:10 pm

Robert podía parecer muy ingenuo, relacionarse con tan poca gente le había hecho en realidad un inculto en la vida. Cosas mundanas del ambiente parisino se le antojaban, incluso tanto tiempo después viviendo allí, cosa de brujería. Había aprendido mucho de su amigo John, pero incluso el bueno del inglés tenía un tope de preguntas que era capaz de soportar para saciar la curiosidad de Robert.

- Los boques en realidad son bastante iguales, pero en las Highlands no hay animales tan grandes, lo más que hay son jabalíes o zorros- sonrió- Exterminaron los osos y los lobos por lo que salvo por los bandidos que hay, son tierras muy seguras- explicó y tomó un sorbo de su taza. El café le hizo recordar las mañanas en el gran salón de Dunnottar. Su padre leía las misivas que le habían traído, su madre parloteaba sobre las cosas que iba a organizar para los días siguientes y trataba de que Robert se interesara por el género femenino hablando sobre las hijas de tal o cual guerrero del Clan.

El sabor le transportaba directo a uno de esos días mientras que los tres eran afortunados sin que ninguno lo supiera. Y no tenía nada que ver con que fueran la familia principal de los McLean. Tenía que ver con que… estaban juntos.

Miró las runas de la espada y asintió ante las palabras de Cassius, se notaba que sabía de lo que hablaba y tomó un sorbo mirándole a los ojos durante unos segundos, bajando la mirada tímido después. Intentaba ser un cazador fuerte y decidido pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo era tan tímido que no imponía. A pesar de estar fibrado no tenía los músculos de su padre o de los guerreros con los que se había criado y era alto como un junco y desgarbado en aspecto.

El picor de su nuca se intensificó y se frotó con un escalofrío- puedo sentir cosas- dijo simplemente.- Como un picor en la nuca, mi padre me enseñó a fijarme en las cosas que no son normales como las personas que evitan la luz del sol, o los animales que parecen entender a los humanos o las gentes romaníes que pueden adivinar cosas de la gente a la que miran…- sonrió un poco- todos eran bienvenidos en Dunnottar si lo hacían en son de paz-

Acarició la espada con delicadeza y la enfundó dejándola a un lado, no iba a necesitarla allí- me gustaría aprender más de mi espada, lamentablemente mi padre murió sin poderme contar mucho más, los significados de cada una de esas runas se han ido perdiendo con el tiempo.- dijo avergonzado por el descuido de su clan- yo no quiero que ese legado se pierda… por favor, si es un hechicero, ayúdeme.-


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Jue Oct 08, 2020 4:43 pm

Debo admitir que me preocupaba un poco el hecho de que Robert sospechara de mis habilidades mágicas, sabia lo peligroso que te descubrieran, aunque hasta el momento no había llevado a cabo ninguna acción que me delatara salvo el hecho de interpretar las runas talladas. Aun así, Robert no me daba la impresión de ser particularmente agresivo— de modo que siente cosas… si, hay personas sensibles a ciertos tipos de energía sobrenatural, ver el aura de los demás para detectar su naturaleza, saber si alguien es quien dice ser— me impresionaba de alguna manera que Robert estuviera tan tranquilo hablando de estos temas— me alegra saber que aún se respetan los pactos de no agresión. Además, hay algo que me hace confiar en usted, no sabría describirlo— ¿a quién engaño? No puedo resistirme a la idea de examinar de cerca una espada forjada por hechiceros, no me perdonaría dejar pasar la oportunidad de estudiar una reliquia como esta

Tomé otro sorbo de café mientras aclaraba mis ideas— reconozco que esto es algo atípico, los cazadores no suelen pedir ayuda a los nuestros, al menos no cuando se trata de algo tan personal— no podía decirlo con claridad pero podía adivinar que los motivos de Robert parecían netamente personales, tal vez esto le ayudara a resolver parte de su pasado— he notado un brillo triste en su mirada ¿puedo asumir que esto le ayudará a resolver lo que le acongoja?— me encogí de hombros a modo de disculpa, no esperaba una respuesta puntual, aquellos temas duros de tratar no debían tratarse en un ambiente tan público— su rostro es fácil de leer, en un rostro que expresa genuinamente lo que siente o piensa. No lo tome a mal, realmente es una buena señal, así se que no corro ningún riesgo—

Observé alrededor de la mesa, fijándome brevemente en el dueño del café y alguno que otro cliente que estaba sentado algo cerca de nuestra mesa. Brevemente les dirigí unas palabras susurradas para evitar alguna interrupción. Luego me centré en mi compañero— ahora, veamos que tenemos— observé el arma, fijándome en la longitud de la hoja. Parecía un arma pesada y difícil de manejar— Tiene una energía especial, es antigua y forjada por druidas. Muchos metales poseen propiedades especiales que solo un hechicero puede trabajar, y los celtas eran expertos en eso. Puedo ver que ha pasado por muchas generaciones y se ha usado para defender causas nobles. Aun así, también tiene un recorrido sangriento— que interesante, nunca había observado un arma con tan poder— ¿Puedo ver la hoja más de cerca?


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Dom Oct 11, 2020 3:19 pm

Se sintió avergonzado de su entusiasmo, sin duda Cassius podría tener problemas por su culpa y bajó la voz- Quizá no es el mejor sitio para hablar de esto- admitió y de haber tenido algún sitio al que llamar “casa” le habría invitado a ella para que el hechicero no se sintiera mal al descubrir su “guarida”.

En una casa podría hacerle alguna demostración de como brillaba la espada en combate, pero no iba a ser tan osado. Quizá con el tiempo podrían conocerse mejor, tendría que ganarse su confianza. A su oficio le precedían muchos años y muertes injustas, cosas que los McLean repudiaban pero que eran inevitables. Solo tenía su triste palabra de que no le haría daño, pero claro Classius no le conocía ni conocía su clan, no tenía por qué confiar en él.

Bajó durante unos segundos la mirada a la espada y acabó por sonreír tímidamente ante sus palabras- seguramente porque alguien tan torpe como yo no puede tener segundas intenciones- acarició los nudos celtas de la vaina de la espada. Durante un momento no supo como contestar a la amabilidad de Cassius, era no solo muy listo, si no también muy considerado con su manera de expresar las ideas. - Esto es lo que me queda de mi gente- dijo mirándole- todos murieron de la noche a la mañana, me los arrebataron… les fallé… y ahora no tengo… no tengo más que esto- dijo señalando la espada- ni hogar, ni futuro, ni pasado. Solo esta espada-.

¿Cuántas veces había visto aquella espada? Había bromeado con su padre desde que era pequeño sobre heredar la espada del clan. Siendo un niño se había tumbado junto a ella para ver como de grande era y se acordó de lo orgulloso que se había sentido al rebasar el metro y medio de la espada con su estatura.

Recordó la ceremonia de Yule donde su padre le había cedido la espada a ojos de todo el clan. Habían festejado por el futuro de los McLean durante cuatro días seguidos. Tenía tantas cosas hermosas asociadas a aquel simple trozo de metal que no podía pensar en nada más valioso.

Robert se fijó en las manos de Cassius que se acercaron al metal y le dejó hacer. Ver como alguien más apreciaba a Dionach como se merecía le hizo sentir una profunda emoción en su corazón. Comenzó a ver a Cassius de una manera que no esperaba, le gustaba el brillo de admiración y curiosidad de su mirada. - yo… nunca he matado con ella- murmuró bajito- no me corresponde a mí. Cuando acepto misiones, siempre trato de hablar con quién estoy persiguiendo. Aunque sean hostiles, atrapo a mis presas y dejo que la Inquisición las juzgue, no es mi cometido mancharme las manos de sangre, solo quiero mantener Paris a salvo… solo quiero que la gente esté a salvo-.

Acabó su café y se quedó mirando la taza en silencio. Estaba cansado, más de lo que quería admitir y en días así solo se sentía un fracasado, indigno del legado que le había tocado por su sangre. Esperaba que Cassius entendiera su punto de vista como cazador.

- Por favor, examinala cuanto quieras, me... me encanta ver que la aprecias. Te habrías llevado bien con mi padre, él estaba enamorado de Dionach- Sonrió y sacó su escaso dinero, lo dejó sobre la mesa- por favor, quiero pagar lo que pueda- pidió- me sabe mal sentirme tan inútil.-


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Miér Oct 14, 2020 1:46 am

La historia de la espada parecía tener un especial significado para Robert, no solo por ser la herencia de su clan si no por estar de cierta forma emocionalmente ligado a ella. Podía ver en su ostro toda la devoción que sentía por la espada, aunque también podía notarse un dejo de tristeza y lástima. Me preguntaba qué historia habría detrás de todo esto para que Robert tuviera esa mirada tan melancólica. El cazador era demasiado transparente en sus emociones, sin dura era alguien muy especial— con saber que no tiene segundas intenciones es suficiente para mí. Cualquier cazador de que la razón antes que la fuerza puede considerarse de confiar— centré mi vista en la espada mientras escuchara la historia de Robert, parecía hablar de una masacre contra su gente, asumo que el chico sobrevivió por poco, no me imagino pasar por una situación así— siempre los inocentes son las primeras víctimas—

Permanecí en silencio mientras lo observaba. Conociendo su historia era mucho más fácil entender la importancia de la espada— es un trabajo muy bien hecho— comenté, más que nada en un intento de atraer su atención y distraerlo de sus pensamientos— puedo notar una herencia poderosa y noble, tal vez por eso la espada terminó en buenas manos. Me gustaría poder estudiarla con más detenimiento. Claro, si no hay inconveniente— pero ¿dónde? Estaba de acuerdo con Robert, este no era un lugar adecuado— no me importaría buscar un lugar más privado ¿le molestaría regresar al bosque? Tal vez tenga más suerte esta vez con su caza. También hay algunos callejones cercanos, un poco más tranquilos— estaba seguro que Robert no se sentiría cómodo en una habitación grande rodeada de libros y estatuas— o si lo desea podemos caminar un rato para despejar la mente—

Hice un gesto de asentimiento cuando Robert se ofreció a pagar su café, aunque solo fuera unas pocas monedas, no quería que se sintiera más mal de lo que se debería estar sintiendo— Matar es algo serio— dije después de pagar el resto del café, valoraba la vida por encima de cualquier cosa, por eso odiaba cuando por alguna razón era inevitable— Me resulta curiosa la posición de su clan con respecto a los sobrenaturales, usted parece entender que a pesar de todo seguimos siendo humanos, bueno la mayoría, no todos los días se tiene a un cazador tan cerca y menos que desee razonar primer que desenfundar su arma— hasta el momento no había detallado mucho su figura, no tenia muchos músculos por lo cual me sorprendía que pudiera llevar a cuestas una espada tan grande— parece ser un guerrero experimentado, es decir, tiene todo el aspecto de un guerrero ¿es difícil luchar contra un sobrenatural? Yo nunca lo he hecho, prefiero utilizar hechizos para evadir el peligro—


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Miér Oct 14, 2020 4:32 pm

No quiso comentar nada sobre lo de su familia, aun era demasiado pronto, no sabía si podía confiar en el hechicero de esa manera, aunque en realidad ya lo estaba haciendo inconscientemente.

si, tenía que volver al bosque, tenía que buscar su lugar de acampada y siempre era más fácil hacerlo cuando aún había luz solar. Sin embargo la idea de volver al bosque, para volver a quedarse solo, no le sedujo lo más mínimo y acarició la guarda de la espada, como si estuviera buscando consueelo mientras repasaba los intrincados nudos celtas de la vaina.

-Pre… Prefiero caminar un poco, si no le importa- dijo tomando la espada y la envainó- se la dejaré ver cuando encontremos un lugar más discreto, se lo prometo- dijo mirando al dueño del café y después bajó la mirada timidamente, sin atreverse a sobresalir más de lo necesario.- no me gusta matar, ni siquiera para comer, siempre intento hacerlo lo menos posible. El bosque provee por que las hadas son generosas- dijo mirando la taza de café apurada hasta el fondo- sin embargo pasar día tras día en el bosque con la compañía del viento entre los arboles a veces… se hace duro- sonrió un poco.- hoy supongo que es uno de esos días-.

Se puso de pie tras pagar y ambos salieron del lugar. Pudo notar como el camarero se relajaba visiblemente y miró a Cassius durante unos segundos. Tenía unos ojos preciosos, pensó para si mismo bajando después la mirada para no ser descarado.

Comenzaron a caminar, al principio Robert no sabía qué decirle ni de qué hablar, no quería quedar como un símple provinciano. En su hogar, Dunnottar, su madre le había enseñado a los grandes autores del mundo, había leído a Ovidio y Homero. Todo aquello parecía quedar tan lejos que ya ni siquiera recordaba como era sentarse a leer aquellos libros junto a su madre mientras esta tejía o bordaba. - ¿Alguna vez…?- comenzó a preguntar pero se arrepintió en seguida de la pregunta que iba a formular y negó- no, nada. Perdone-.

Robert se acomodó la espada un poco y se humedeció los labios antes de tratar de encontrar otro tema para hablar- no soy tan experimentado- dijo finalmente- casi todas mis cacerías acaban mal para mi- dijo sincero- por eso siempre estoy lleno de heridas. Es difícil cazar a quienes tienen habilidades sobrehumanas, pero… yo estoy entrenado y protejo a personas que no lo están. Poco o mucho, lo que pueda hacer, es lo que debo hacer- dijo con convicción- no me gustan las peleas, intento razonar siempre primero, pero hay veces que…. Simplemente no es posible y se convierte en más que una caza, una lucha de supervivencia donde eres tu, o lo que tienes delante. Fue difícil para mi aceptar que mis errores podían hacer que otros murieran, lo aprendí por las malas.- murmuró.

Robert era muy joven cuando sucedió, era una de sus primeras misiones, un enorme licántropo había invadido sus tierras y matado a dos personas, otra victima se había convertido y vivía con la maldición, a salvo entre la gente de Dunnottar. Robert y Bruce, el mejor amigo de su padre, se quedaron descolgados del grueso de las fuerzas McLean entre el bosque y aquel enorme lobo, separados por varios metros del resto de ayuda.

El licántropo había atacado y se habían defendido a duras penas. Robert tropezó y cayó al barro. Habría muerto aquel día de lo ser porque Bruce interpuso su cuerpo. El mordisco fue certero, le arrancó un brazo y del siguiente mordisco, la cabeza. Robert había fallado y uno de sus hombres lo pagó caro. Nadie le hizo culpable, nadie hizo ningún comentario, pero recordaría siempre las palabras de su padre. “Aprenderás”, dijo.

-Aún estoy aprendiendo…- murmuró.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Cassius de Beaumaris el Vie Oct 16, 2020 10:35 pm

Asentí cundo expreso su deseo de caminar un rato, comprendí que no se sentía muy a gusto en el lugar por muy tranquilo que se viera, supongo que estaba acostumbrado a la tranquilidad del bosque. Observé por segunda vez el arma mientras se la acomodaba en su hombro, luego comencé a caminar junto a el sin rumbo fijo de momento. Permanecí un momento en silencio mientras observaba a mi alrededor algo distraído, afuera estaba claro y todavía se veían personas caminando, cada una en su propio mundo por lo cual no me preocupaba la reacción que Robert pudiera tener, no creía que lo notaran. Era curioso como de improvisto me preocupaba que sintiera bien con la situación y no cayera en la desesperación que sabía que causaban las multitudes, supongo que es lo que cualquier persona en mi lugar haría, además, no era agradable ver a una persona caer víctima de sus inseguridades. No sé en que momento empecé a preocuparme por su estado emocional, peor lo cierto era que comenzaba a disfrutar de su compañía

— ¿por qué no busca entrenamiento? Seguro que hay alguien dispuesto a enseñarle técnicas de casa o combate, ya sabe, hay algunos sobrenaturales que son mas bestias que humanos y hay que estar preparado, yo por desgracia jamás he empuñado una espada— realmente no había mucho que pudiera hace en este caso más que aconsejarlo— conozco algunos lugares en el bosque donde puede pescar o conseguir bayas y setas, a menos que prefiera la carne de caza— no sabia si eran buenos consejos pero era lo único que podía hacer para tratar de ayudarlo— Discúlpeme si soy imprudente, me gustaría hacer algo para ayudarlo pero por ahora no puedo hacer mucho— lo observé un momento, no había notado que tenía un perfil muy hermoso a la luz de la tarde

Escuché su filosofía sobre el bosque, y recordé los días en las islas, donde nada era tan agitado como en esta ciudad, encontraba fascinante su visión de la vida y el respeto que debía dársele al bosque— entonces aun profesa sus tradiciones, fascinante. Los escoceses más tradicionales tienen un profundo respeto por los espíritus de la naturaleza y saben honrarlos para tener abundancia. A veces me parece tan triste que las personas se alejen de sus tradiciones— por eso criticaba tanto a la sociedad parisina, aquí solo importaba el cemento y el dinero, había muy pocos que valorábamos el conocimiento— aprendí de ellos a valorar esas cosas, me alegra que aun haya alguien con ese pensamiento—

— ¿Sí?— dije cuando escuché, o creí escuchar a Rober murmurar algo, no estaba seguro ya que vi su reacción— no tema preguntar— le dije, sonriendo para tranquilizarlo, me resultaba divertida esa forma tímida en que se comportaba, él no parecía estar acostumbrar a tratar con las personas, era como si ya se hubiera dado al hecho de estar solo— Sé que es difícil acostumbrar se a una ciudad extraña, si necesita algo de mi parte estaré encantado.


Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] ZvOXFcvTarde lenta junto al puente [Robert McLean] IXKPT
hace tiempo atras:

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Cnc6wy0r
Cassius de Beaumaris
Cassius de Beaumaris
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 194
Puntos : 192
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Localización : por ahi

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Robert McLean el Sáb Oct 17, 2020 5:19 pm

Acabaron llegando a la orilla del Sena de nuevo, en una zona que transcurría cerca del muso del Louvre y se acercó al muro, apoyándose de cara al rio, el transcurrir de las aguas era tranquilo, hermoso, a Robert le encantaba aquel río. Respiró hondo sin saber como verbalizar lo que se le pasaba por la cabeza, quizá lo mejor era que se marchara de allí y dejara tranquilo a Cassius.

el hechicero había sido muy amable con él, pero Robert no quería usurparle más de su tiempo ni de su esfuerzo ¿A quien quería engañar? Su sitio estaba en el bosque entre barro y rocas, durmiendo al raso. Y ese hechicero solo le había ayudado por lástima, no porque tuviera un interés real en nada de lo que Robert quisiera contarle o en el propio Robert.

al menos eso era lo que el chico se decía, intranquilo, sin saber qué decir o que hacer. Era un torpe social. Después de sus palabras, estaba seguro de que Cassius se pensaba que era idiota, de seguro que debía dar esa imagen de que no sabía ni recolectar cosas del bosque o cazar. Era un cazador patetico y aquello no hacía más que confirmarlo. Dios, quiso que la tierra se le tragara. Un rubor subió por sus mejillas, avergonzado al pensar que era un inútil para nada, pensando también en lo que dirían sus antepasados si supieran que estaba en esa tesitura.

-Creo que… será mejor que vuelva al bosque- dijo timido- le estoy haciendo perder el tiempo y causando problemas- dijo finalmente sin atreverse a mirarle, no quería verse reflejado en la mirada pura del hechicero. No quería ver la lástima que causaba en los demás, no soportaría saber que daba tanta pena, hasta él tenía cierto orgullo- gracias por la ayuda y gracias por el café. Siento haber tropezado con usted antes y haberle importunado con… - señaló de manera vaga su espada, que estaba en la vaina, a la espalda de Robert.- usted… no debería juntarse con alguien como yo-. Se recolocó la chaqueta en silencio y volvió a mirar al rio- no diré a nadie lo de… que es especial-.

Eso si que podía asegurárselo. La seguridad de la gente que vivía pacíficamente era algo que Robert llevaba grabado en el pecho, nunca le pondría en peligro y si Cassius necesitaba ayuda, acudiría a él sin dudarlo ni un segundo.



Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Sin-t-tulo-1
Robert McLean
Robert McLean
Cazador Clase Baja
Cazador Clase Baja

Mensajes : 87
Puntos : 73
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 06/08/2020

Volver arriba Ir abajo

Tarde lenta junto al puente [Robert McLean] Empty Re: Tarde lenta junto al puente [Robert McLean]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.