Victorian Vampires
A Magic's Call ~ Privado ZZaNqS8
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 00/40
Afiliaciones élite: CERRADAS
Última limpieza: 11/08


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


A Magic's Call ~ Privado

Ir abajo

A Magic's Call ~ Privado Empty A Magic's Call ~ Privado

Mensaje por Lynae el Dom Oct 11, 2020 6:24 am

Hacía tanto tiempo que había abandonado mi hogar que era como si no hubiera pasado allí parte de mi vida, el norte, ese por el cual ahora me veía obligada a renunciar todo por evitar que una maldición se cumpliera y así no causar la muerte de un ser querido que era el único que me quedaba en esta vida; mi propio hermano. Había tenido presagios de muerte desde que mis poderes se hicieron más notorios y poderosos y por ese mismo motivo, por las visiones que había tenido de su muerte, es que partí hacia otra ciudad diferente y siempre cambiaba cada cierto tiempo para que no pudiera encontrarme. Tenía muy claro que al final no cesaría en su empeño por buscarme y no se cansaría ni pararía hasta hacerlo aunque eso provocara su propia muerte, era tan idiota que era incapaz de dejarme partir para que él pudiera seguir con vida. Por ese motivo desde hacía varios años vivía en la ciudad de París bajo otro nombre diferente al que yo tenía para que mi tonto hermano no me encontrara, incluso había empezado a hacer algo de negocio con mis hechizos y pociones sobreviviendo como podía utilizando así los dones que habían despertado en mi interior para ganarme la vida. No podía decir que me gustara demasiado la ciudad de París y echaba de menos mi hogar pero todo lo hacía para salvarlo a él y que siguiera con vida, en una vida monótona y un tanto aburrida en la que todo en mi interior me gritaba porque hiciera una locura, por sentir la adrenalina recorriendo mi cuerpo y en cierto modo sentirme viva como nunca lo había estado. Y es que hacía varias noches en las que tenía el mismo sueño como si fueran fragmentos o pedazos de una vida pasada que poco a poco parecía que se mostraba en mis sueños, o más que de una vida de varias vidas porque aunque siempre veía a diferentes mujeres –todas eran mujeres las que salían en mis sueños- sí parecía tener el mismo punto en común o de conexión; unos ojos rojizos y unos colmillos afilados que me miraban como si estuvieran esperando algo de mí. Daba igual como fuera el sueño o a quién estuvieran viendo en este porque fuera quien fuera cuando todo parecía que iba a terminar, cuando la nueva vida empezaba entonces aparecía su rostro como si fuera un recordatorio de quien era realmente por mucho que hubiera cambiado de aspecto. Había visto tantas mujeres ya, tantas vidas diferentes y tantos nombres que todos se agolpaban en mi cabeza como si intentaran unir los puntos que habían en común pero algo tenía muy claro; el vampiro era la clave. Sin embargo pese al tiempo que llevaba en la ciudad no había visto a nadie con esas características y es que el rostro del vampiro lo había visto tantas veces, en todos esos sueños, que podía describirlo a la perfección como si lo conociera de la toda la vida. Y esa era precisamente la sensación que tenía cuando su rostro venía a mente; que lo conocía de toda la vida.

Otro día más y otro trabajo más que había llevado a cabo para Joe, aquel vampiro sabía bien cómo sacar provecho de mis dones y no dudaba en utilizarme para que todo le fuera bien y a su conveniencia. Había tenido que encargarme de alguien que pensaba traicionarlo y en vez de ir él mismo, como de costumbre, había sido yo quien tendría que hacer todo el trabajo sucio. En un principio me había limitado solo a vaticinar aquello que fuera importante para él ayudándolo –en cierta manera- a mantener ese poder que tanto le gustaba... pero hacía ya un tiempo que hasta mis manos se habían visto manchadas de sangre y aquel maldito vampiro me utilizaba en su favor. ¿Y por qué lo permitía? Porque hacía un tiempo al principio del todo había logrado leer mi mente y saber quién era realmente, no Lynae la hechicera que llegaba a París en busca de algo mejor, sino Britha la que huía y se escondía para salvar a alguien. Y por eso hacía todo cuanto me pedía porque de lo contrario utilizaría esa información valiosa en mi contra y no llevaba escondiéndome para que él me delatara. Pero llevaba varios días nerviosa y sabía que el momento se acercaba, inevitablemente me encontraría y por mucho que escapara no cambiaría el resultado que ya estaba tejido en el telar del destino. Odín quería que aquello sucediera de esa manera y nadie, ni siquiera yo con mis poderes, podría cambiarlo. Esa noche como hacía algunas veces decidí dirigirme a la laguna después de terminar con el trabajo que Joe me había encomendado, muchas veces iba allí a sentirme en contacto con la naturaleza porque era una de las cosas que más echaba de menos de mi hogar. Mis manos estaban manchadas de sangre y sería un buen lugar para limpiarlas y estar un rato en compañía de la naturaleza, toda la que uno pudiera encontrar en París. Desde los años que llevaba en la ciudad no había tenido muchas personas que fueran normales y cotidianas en mi vida, personas a las que poder tildar de “amigas” aunque sí reconocería que durante todo el tiempo que viví en la ciudad sí había una persona con la que me había cruzado varias veces e incluso habíamos logrado entablar cierta “relación”, al punto de tener cierta confianza con ella. Edith Denveraux, una hechicera al igual que yo con la que había compartido tardes y noches hablando sobre nuestros poderes y sobre la magia y cómo utilizarla en diferentes aspectos. Ella tampoco conocía mi verdadera identidad por lo que para ella seguía siendo Lynae, el nombre que adopté al llegar a París para que mi hermano no pudiera localizarme. Esa noche habíamos quedado en la laguna –cada vez cambiábamos el lugar donde nos encontrábamos- para intercambiar información y quizás pasar una noche amena y diferente. Lo cierto es que necesitaba ese tipo de distracción ya que entre los sueños premonitorios que había tenido acerca del inminente encuentro con mi hermano, uno que por mucho que quisiera no tardaría en producirse, y el trabajo que realizaba para el vampiro necesitaba distracción y Edith era la más indicada para ello. Para cuando llegué al lugar ella todavía no se encontraba allí así que di un trago a la botella que llevaba dando un trago a la espera de que llegara, sentada observando el cielo y aquellas aguas que tranquilas no estaban en sintonía con mi estado interior.



—Ya pensaba que no ibas a venir a nuestra cita, llegas tarde —comenté con un deje divertido a la par que irónico en mi voz en lo que no me hizo falta girarme para notar su presencia que se acercaba hasta donde yo me encontraba. Giré mi rostro viendo su figura que se dibuja bajo la luz de la luna y elevé la comisura de mi labio al verla, su pelo negro caía sobre sus hombros y por su espalda, sus ojos claros me miraban de manera fija tal como yo lo hacía y su aura se notaba desde la distancia, fuerte y poderosa.


A Magic's Call ~ Privado BRYO1H6
Death could be so sweet:

A Magic's Call ~ Privado Original
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5na8w2h1rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5nol9YE1rqgu49
Enchained souls:
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5nxFtb31rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5o9sBwx1rqgu49
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5omsCEq1rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5oui4Qd1rqgu49
Lynae
Lynae
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 117
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 19/05/2018

Volver arriba Ir abajo

A Magic's Call ~ Privado Empty Re: A Magic's Call ~ Privado

Mensaje por Edith Denveraux el Lun Oct 19, 2020 4:08 pm

A Magic's Call ~ Privado ERJj

No dejes en manos de otros lo que puedas hacer tú misma, Edith cada vez lo tenía más claro. Y sinceramente, los temas que ella debía mantener controlados eran bastante delicados. Es por eso, que siempre necesitaba alguien de gran confianza y aunque si tenía algunos en mente que más adelante podían servirle, lo cierto es que tras su última traición, prefería mantener en secreto sus movimientos y trapicheos (por llamarlos de alguna manera). Pero siempre había un pensamiento que jamás cambiaría y era "Ten amigos o aliados hasta en el infierno, pues nunca sabes cuando tendrás que recurrir a ellos".

Sabía que por ese mismo motivo algunos hechiceros la "toleraban", ya que Edith, fácil de tratar precisamente no era. Pero, como siempre, había excepciones. Quiénes se ganaban su simpatía y con el tiempo su confianza, logrando así una aliada poderosa, segura de sí misma y sin miedo a absolutamente nada. La vida siempre daba mil vueltas y eso le había quedado claro en los últimos meses.

Sostuvo entre sus dedos el mensaje de Lynae, alguien que le servía como ejemplo a todo lo anterior que había nombrado. Edith sabía por encima sobre su vida, al igual que Lynae sabía sobre la de la hechicera, pues algo que no podía evitar era dar información cuando a ella se la daban. Seamos sinceros, quién confíaría en ti si ve que tras abrirse y contarte sus más profundos y oscuros secretos, tu no le devuelves la misma moneda, creando así esa unión y posible amistad-alianza en un futuro. Si la rubia había decidido convocar una cita entre ellas era porque necesitaba hablar de algo y para la morena, un encuentro con ella siempre era más que satisfactorio. Sabía que no lo había tenido fácil...

Ay... Todos tenemos nuestros demonios, pero no con quién compartirlos y, Edith, prefería quedárselos para ella misma. Mantenerlos bien atados y enterrados, pues sino los nombraba ni pensaba en ellos, no ejercían poder alguno sobre ella o eso creía la morena. La puntualidad no era su fuerte y nunca lo había sido, pero no pudo evitar componer una sonrisa cuando llegó a la laguna y a lo lejos vio a la rubia esperándola. No le importaba que la tuvieran que esperar pero ah... como odiaba ser ella la que esperaba. Sí, Edith, a veces podía ser bastante especial e incluso con manías molestas, pero ella siempre solía tolerar las de los demás o como mínimo, lo intentaba.

¿Qué tormentos o dolores de cabeza le estaba generando ahora ese maldito vampiro?

Edith soltó una risa cantarina, tan típica en ella cuando algo le hacía gracia de verdad y movió la mano quitándole importancia. - Bueno ya sabes que lo bueno se hace esperar... Y a mí me encanta que me esperen, es un defecto que sé que en el fondo te encanta de mí. - Bromeó mientras observaba a la rubia sentada, bebiendo y ensimismada mirando al horizonte, seguramente intentando poner su vida en orden. Algo que parecía fácil, pero no lo era en absoluto. - Me alegro de verte, pero reconozco que tu llamamiento me ha generado mucha curiosidad. - Le dijo con sinceridad, terminando por acercarse a ella y mostrarle una sonrisa ladina.

Estiró la mano al ver la botella y cuando la sostuvo entre sus dedos la movió despacio viendo el líquido moverse en el interior. - Me alegro de verte... Y más en este sitio. Adoro cuando sé que nadie puede interrumpir y sabes, que odio que me interrumpan cuando estoy con algo importante. - Le dijo con sinceridad acercando la botella a sus labios y dando el primer trago.


A Magic's Call ~ Privado T5qmE7b
Edith Denveraux
Edith Denveraux
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 4
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 23/09/2020

Volver arriba Ir abajo

A Magic's Call ~ Privado Empty Re: A Magic's Call ~ Privado

Mensaje por Lynae el Vie Nov 20, 2020 1:04 pm

Edith Denveraux no era una hechicera a la que podías tomar a la ligera ya que era peligrosa, tenía una mente privilegiada y hasta en cierto sentido perversa que me gustaba porque a veces encajaba bastante bien con mi persona y quizás por eso habíamos llegado a congeniar ambas tan bien. La hechicera era una de las que más temía si esta estuviera en mi contra porque sabía cómo era y cómo solucionaba las cosas a su modo y su manera, en muchos aspectos nos parecíamos pero sin lugar a dudas juntas podíamos ser demasiado peligrosas y poderosas. Quizás por eso nos habíamos mantenido siempre en un perfil “bajo” cuando nos juntábamos y debía de reconocer que en alguna que otra ocasión había sido una pieza clave para las misiones que Joe me encomendaba, ayudándome a recabar alguna que otra información que sin su ayuda no hubiera sido posible. Apreciaba a la morena demasiado como para decírselo claramente pero ella ya lo sabía, igual que yo también sabía que ella me apreciaba pero no éramos dadas por nuestro carácter a decírnoslo demasiado ya que nosotras lo dábamos a entender con las acciones. Llevaba ya un tiempo en que me sentía bastante saturada y como si de un momento a otro fuera a estallar por lo que pudiera pasar en un futuro inminente que no podía evitar por mucho que lo quisiera, sin contar con que Joe había encontrado la manera perfecta para llevar a cabo sus planes sin que su mujer se enterara, esa humana cazadora ni siquiera sabía de todo lo que tramaba a sus espaldas junto a los Black, los hermanos vampiros más antiguos y peligrosos que residían en París. Ya llevaba bastante tiempo como para saber que estar cerca de un Black era sinónimo de “peligro” pero ese maldito vampiro había logrado lo que nadie pudo aunque, para ser sincera, era la tapadera perfecta y que no pudiera saber mi verdadera identidad para así seguir en el anonimato. Pero sabía que mis sueños vaticinaban el reencuentro con mi hermano y eso no significaría otra cosa que su muerte, había visto tantas veces esa imagen que podía dibujarla a la perfección si así lo quisiera porque era un sueño recurrente que tenía desde hacía tiempo, una visión que hacía años fue el desencadenante para que yo abandonara a mi hermano a mi hogar y marchara para alejarme de él. Esa noche no necesitaba más encargos del vampiro o seguir pensando en el encuentro fatídico con mi hermano, por ese motivo había llamado a Edith. Pese a que siempre nos habíamos visto –o en su mayoría- para darnos información y “experimentar” con nuestra magia esa noche necesitaba distraerme de todo así que por ese motivo le había avisado para encontrarnos, y no iba a fallarme porque nunca lo había hecho. Mientras la esperaba con una botella en la mano dando un trago, tumbada sobre la hierba que había frente a la laguna contemplé las luces de la ciudad y el cielo oscuro que se extendía frente a mí.

Sentí su aura mientras avanzaba al lugar habiendo pasando algunos minutos desde entonces pero como era típico en ella y en nuestros encuentros ella jamás llegaba puntual, mientras que yo siempre estaba a la hora porque no me gustaba llegar tarde a ningún lado. No me hacía falta girarme para saber que se acercaba por lo que tras mis palabras no pude evitar esbozar una sonrisa ante la contestación que, faltaba decir, me la esperaba viniendo de ella por la forma de ser que tenía. Emití una pequeña risa por esas palabras y alcé el rostro para mirarla viendo esa sonrisa que tenía y negué levemente con la cabeza dejando que se sentara a mi lado para pasarle la botella y que ella también bebiera, había llevado dos botellas por lo que pudiera pasar pero pensaba tener una noche diferente donde dejáramos de lado los motivos que realmente nos llevaban a juntarnos. Me gustaba el sentido del humor tan típico que tenía con una sonrisa ya que era cierto, ese “defecto” que ella tenía y que de cierta manera estaba un poco generalizado pues me había encontrado con varias personas que también eran así, pero como Edith ninguna. Entendía por qué le había extrañado que le avisara para vernos ya que no había nada de información o de nuestro trabajo que incitara a pensar que había algo tras mi llamada. Dejé que tomara la botella ya que había llevado otra par la noche y que diera también un trago, me gustaba aquel lugar porque me daba mucha tranquilidad además de que me recordaba a mi hogar o al menos en parte pues mi hogar había muchos más bosques, mucha más vegetación y parajes naturales pero sobre todo hacía más frío que en la ciudad de París, las tierras norteñas eran más duras en todas las condiciones. Negué divertida con la cabeza por sus palabras y la miré de reojo sin borrar la sonrisa de mis labios porque sabía que odiaba las interrupciones y precisamente por eso mismo había decidido escoger la laguna para vernos. Me gustaba ir cambiando de lugar cada cierto tiempo para no ser siempre el mismo y aquella noche hacía una buena temperatura, pronto el otoño empezaría de lleno pero por el momento se podía soportar el clima nocturno y si no siempre teníamos a nuestra disposición las botellas que había llevado para calentarnos.



—Así que ¿soy algo importante para ti, Edith? —Pregunté con ese deje divertido en lo que tomaba la botella para dar otro trago y dejarla entre medias de ambas para que ella también la cogiera cuando quisiera, aún estaba casi entera ya que la había destapado minutos antes de que llegara— por eso he escogido este lugar, así no podría interrumpirnos nadie y podremos dedicarnos por completo a nosotras. ¿Qué tal te ha ido todo este tiempo? —Sabía que había pasado por una mala época y su confianza era difícil y dura de ganarse sin embargo desde que nos habíamos conocido yo sentía que había una muy buena conexión entre ambas, tanto que podíamos confiar la una en la otra— aunque esta noche había pensado en olvidarnos de los verdaderos asuntos que siempre nos han traído o llevado a encontrarnos, me apetecía disfrutar de una noche de “libertad” y la primera en acudir a mi mente para tal cometido no has sido otra que tú —dije con una leve sonrisa intentando olvidarme del vampiro y de los sueños acerca de mi hermano— pensaba en que dos señoritas como nosotras podríamos disfrutar de los encantos y los placeres que París dispone a su disposición por la noche cuando los locales cobran vida. Llevo en la ciudad tantos años que nunca he disfrutado de una noche en la que no tenga que hacer algo porque me lo hayan dicho, sino porque yo quiera realmente hacerlo —miré al frente con mis manos apoyadas hacia atrás sobre la hierba y mis piernas estiradas, pero cruzadas, hacia el agua de la laguna— ¿crees que el destino es algo que está ya escrito, o por el contrario es algo que podamos definir nosotros mismos? —Pregunté lanzando la pregunta al aire que en cierta forma también guardaba relevancia con mis sueños, unos que quizás cuando hubiera bebido algo más era posible que le contara porque llevaban tiempo persiguiéndome. Desde hacía años que me atormentaban pero dese unas semanas su intensidad había crecido exponencialmente y eso me preocupaba porque todo lo que había visto en sueños al final de una u otra manera siempre acababa ocurriendo— ¿crees que nos teníamos que conocer porque así el destino lo tenía preparado, o fue nuestro azar y nos pasos los que nos llevaron a cruzarse la una con la otra?


A Magic's Call ~ Privado BRYO1H6
Death could be so sweet:

A Magic's Call ~ Privado Original
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5na8w2h1rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5nol9YE1rqgu49
Enchained souls:
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5nxFtb31rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5o9sBwx1rqgu49
A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5omsCEq1rqgu49A Magic's Call ~ Privado Tumblr_m8t5oui4Qd1rqgu49
Lynae
Lynae
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 70
Puntos : 117
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 19/05/2018

Volver arriba Ir abajo

A Magic's Call ~ Privado Empty Re: A Magic's Call ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.