Victorian Vampires
Soulmate ~ Privado 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Soulmate ~ Privado 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/08/21


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

Soulmate ~ Privado

2 participantes

Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Soulmate ~ Privado

Mensaje por Akasha Miér Ago 25, 2021 9:42 am

"Déjame demostrarte la relatividad del tiempo;
dame una noche y tardarás una
eternidad en olvidarla"











Alejandría, hace 10 años




El paso del tiempo era lento encerrada en aquella prisión, en aquel lugar al que me habían conferido sin poder escapar, maldita por los míos por intentar alcanzar la gloria junto al amor de mi vida; Seth. Yo había sido su fiel sirvienta durante un tiempo hasta que fue él mismo quien me había dado sus poderes, la única manera para poder permanecer juntos y que los años no causaran estragos al frágil y débil cuerpo que poseía siendo una humana. Mi devoción por él fue tan grande en su momento que cumplía todas y cada una de sus órdenes sin importar el precio que hubiera que pagar para ello, la grandeza que desprendía el propio Seth era innegable y digna de ser alabada por los demás, él infundía el miedo entre la gente y le respetaban tanto como le temían por lo que él representaba, por lo que él era. Temían su poder y muchos de ellos quisieron derrocarlo, pero nadie podía con sus poderes y aunque Horus lo recluyó él jamás se dio por vencido y siempre tramaba algo para derruir el mundo de los hombres, para proclamarse como el dios supremo por encima de todos los demás... y casi estuvo a punto de conseguirlo. Sin embargo aquellos que se oponían fuertemente a su voluntad fueron los mismos que lo capturaron para arrebatarle aquello que siempre había sido suyo; su inmortalidad, sus poderes divinos... relegado como un simple mortal intentaron que así nunca pudiera volver a traer la oscuridad sobre el mundo de los hombres, pero Seth siempre tenía fieles seguidores que harían por él cualquier cosa y que no se escondieron cuando le arrebataron lo más preciado para un ser tan poderoso para él. Yo intenté ayudarlo en su momento cuando todavía era libre, sabía que la daga que él siempre llevaba con aquella gema rojiza incrustada en su mango sería todo aquello cuanto necesitara para poder traerlo de vuelta, poder devolverle sus poderes y que matara a todos aquellos que habían osado pararlo, relegarlo a un simple mortal. Pero la daga fue encontrada en el momento en que iba a obrar la ceremonia, habían descubierto mis planes para traerlo de vuelta y por ello es que frente a mí él fue asesinado, degollado mientras su sangre se derramaba por el blanquecino baldosado del palacio secreto donde nos ocultábamos. Fuimos traicionados, alguien de los nuestros había pasado información de lo que pretendíamos hacer y llegaron antes de que pudiera devolverle sus poderes. Su sangre tiñó el suelo llegando hasta donde me tenían prisionera de rodillas, llegó hasta mí su cálida sangre mientras veía cómo su vida se apagaba... y a mí me maldijeron por intentar traerlo de vuelta. Los egipcios podían ser demasiado creativos en sus castigos, demasiado crueles si sabían cómo hacerlo para dar un castigo que durara por toda la eternidad. Relegada por mi condición fui encadenada para que no pudiera moverme, un hechizo me dejó paralizada sin que pudiera moverme aunque sí era capaz de ver y de escuchar todo aquello cuanto pasaba a mí alrededor. No fueron condescendientes conmigo, no tuvieron piedad alguna cuando me llevaron a un templo escondido en lo profundo del desierto, una tumba escavada únicamente con el firme propósito de encerrarme; viva para que no pudiera cruzar a la otra vida, pero tampoco permitirme un descanso... maldita y hechizada por la eternidad, en lo más profundo de una tumba, custodiada por estatuas de los dioses para que nunca pudiera salir de mi eterna prisión.

Pero el destino es caprichoso y a veces no puede controlar todo aquello cuanto sucede, ¿cuánto tiempo permanecía ya encerrada en aquella prisión? Maldita por los míos para vagar por la eternidad sin descanso, sin gloria alguna como les sucedía a todos los egipcios... maldita para vagar eternamente en un purgatorio en vida confinada para que nunca pudiera salir, o eso es lo que ellos habían pensado. Yo estuve antes de que las pirámides se construyeron, estuve en lo más alto de la sociedad y mi “reinado” junto a Seth fue glorioso dejando a todos bajo nuestro poder. Largo tiempo había permanecido encerrada en aquel sarcófago, en aquella tumba escondida en lo profundo del desierto cuando la suerte se vio truncada en mi favor cuando un grupo de saqueadores encontraron el templo escondido entre las arenas del tiempo. Podía escucharlos, sentía sus corazones bombeando sangre cómo cada vez se acercaban más y más hacia donde yo me encontraba, los escuchaba hablar sobre el hallazgo que habían encontrado y obviaron todas las señales que indicaban del peligro pensando que eso ahuyentaría a todo aquel que quisiera las riquezas y las joyas que siempre se ponían en las grandes tumbas. Necios que no hicieron caso de todo lo que avisaba que no abrieran mi tumba lo hicieron, rompieron los sellos que me ataban a aquel lugar y para cuando me alcé, sedienta tras aquel tiempo de letargo fueron sus vidas lo que alimentaron la mía dándome la fuerza que necesitaba. De nuevo me alzaba entre los mortales para terminar lo que había empezado hacía ya demasiados milenios... mi fortuna habría desaparecido y menguado, pero las fuerzas del mal siempre encontraban la manera de obtener lo que deseaban y yo no iba a ser muy diferente. Sabía que la daga no la habían escondido en aquel lugar sino que estaba en otro templo oculto y secreto, la gema la habían separado guardándola a buen recaudo por lo que tenía que emprender mi viaje, sin olvidar, encontrar a mi amado del que me habían separado hacía tantísimo tiempo. Con aquel vestido de algodón cubriendo mi cuerpo, la sangre bajando por mi garganta manchando parte de mi pecho pero alimentada y saciada salí de aquel templo maldito por el que había estado tanto confinada encontrándome con otro de los hombres que, aterrorizado, intentó escapar aunque no lo logró. Me serviría de utilidad para hallar aquello que encontraba, sería mi sirviente fiel quien me guiara por aquel mundo desconocido que se abría paso ante mí.


—Ya voy amor, pronto estaremos juntos —dije en la lengua antigua en mitad de aquel desierto donde a lo lejos se vislumbraba la silueta de la ciudad por sus luces, y ahora que por fin era libre, nada me impediría traer de vuelta a mi amor y sembrar el caos en el mundo de los hombres. Sin embargo no fue tan fácil sobrevivir en ese mundo nuevo que había cambiado tanto desde la última vez que yo lo había pisado, ni siquiera con aquellos esclavos que me revelaron un mundo nuevo y me enseñaron aquello que necesitaba para aprender a sobrevivir en el. Todo era demasiado diferente a como yo lo había imaginado y debía de acostumbrarme a esos cambios tan enormes y drásticos, pero nada me impediría encontrar a mi amor o hallar los objetos necesarios para llevar a cabo el ritual que íbamos a hacer hacía ya un tiempo. Sabía que él estaría esperándome en algún lugar y lo hallaría sin importar lo que ocurriera sin que nadie pudiera pararme, ni un faraón, ni ningún gobernante... tenía el poder y lo utilizaría para cumplir mi objetivo y mi venganza.





París; actualidad




Las cosas se habían complicado más de lo que yo había imaginado en un principio y me llevó mucho encontrar las respuestas a tantas preguntas, a tantas incógnitas. No era fácil reconducir las cosas cuando habían pasado milenios y las pistas se habían perdido entre las dunas del desierto, la arena lo había cubierto todo y descubrir el hilo que podía unirlo todo había llevado mucho más tiempo de lo que hubiera querido en un principio. Diez años había costado reconducirlo todo donde por fin había encontrado las pistas necesarias para hallar a mi amor, ese que sabía vagaba por algún lugar del mundo pero que existía porque había algo que me conectaba a él, que siempre lo haría a decir verdad, y por fin lo había encontrado. Mi destino; París. Una ciudad que no conocía y de la que jamás había oído hablar pero que gracias a mis esclavos, que siempre hacían todo lo necesario para cubrir aquello que les pedía, habíamos podido viajar hasta allí e incluso me habían enseñado su idioma. Sabía que él se encontraba allí, Seth, escondido y atrapado en el cuerpo de algún mortal que desconocía mi existencia pero que pronto volveríamos a encontrarnos. ¿Cómo estaría de cambiado tras tantos milenios? ¿Sería su mismo rostro que tanto me había embaucado? Estaba más próxima a saberlo de lo que pensaba, pronto nos reuniríamos y una vez obtuviéramos la daga y la gema roja... gobernaríamos juntos sobre todos en un mundo de caos y destrucción. Para siempre.


Soulmate ~ Privado G4AbbYD
Akasha
Akasha
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 33
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 23/04/2019

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Ruslan Khan Jue Ago 26, 2021 8:20 pm

Una vez en París, sus obligaciones se dividieron entre espiar de lejos al vampiro de quien conocían su relación con uno de los más antiguos nosferatus, dado que la cazadora contratada por la organización había fallado en su misión de capturarlo, y alguna que otra misión asignada por la Inquisición. Aunque recientemente sus esfuerzos y los de su hermanos estaban más enfocados en la misión de La Primera Orden que en cualquier otra cosa, no podían de dejar de lado por completo a la Inquisición, pues esos contactos y el poder que les confería el ser miembros de ella eran también parte del plan, una cubierta para ocultar sus verdaderas intenciones, y especialmente a la organización, cuyas tropas aún no estaban listas para atacar.

Esa noche en particular seguía al vampiro Octavius. Los registros más antiguos de La Primera Orden, lo señalaban como aliado del nosferatu Stryker aún desde que fuera humano. Cuando lo apresaron, para su mala fortuna, ya había sido convertido en vampiro, por lo que sus antepasados no pudieron sacarle demasiada información. Por aquel tiempo la organización no aceptaba miembros de otras especies, ni siquiera hechiceros, por lo que no tenían los recursos para apresarlo lo bastante bien de forma que, bien alimentado y consciente, pudiera ser controlado. Pero los tiempos habían cambiado, ahora tenían los recursos y, aunque intentaron apresarlo por medio de alguien externo, ante el fallo decidieron mejor seguirlo hasta que los guiara hacia su verdadero objetivo, más temprano que tarde tendría que existir contacto, especialmente después del pequeño mensaje enviado con aquella otra nosferatu a quien lograron apresar y herir, y la habrían matado de no ser porque la necesitaban como mensajera.

Seguía al vampiro en silencio y cuidadosamente, logrando pasar desapercibido en las sombras. Al menos eso creyó pues, al verlo correr repentinamente hacia un callejón, se alertó. Mantuvo la velocidad con que iba antes para no alertarlo; sin embargo, su atención se vio momentáneamente perturbada por lo repentino de su carrera, por lo que no fue capaz de esquivar a una mujer con la que terminó chocando irremediablemente. La sostuvo por los hombros, haciendo equilibrio y evitando así que alguno de los dos cayera aparatosamente al suelo. En cuanto pudo recomponerse y mirar a los ojos de aquella mujer, un intenso y punzante dolor de cabeza lo atacó, haciéndolo cerrar con fuerza los ojos mientras se llevaba ambas manos a la cabeza y se alejaba un paso de ella intentando calmar el dolor, sin éxito.

Imágenes que no comprendía pasaban ante sus ojos, como si se tratase de otra vida, una persona que no era él, y en todas ellas podía ver a la mujer que lo había estado acosando en sueños, la misma mujer con la que un instante atrás había colisionado. No entendía nada de lo que veía, las imágenes que parecían recuerdos, no tenían orden o secuencia, le mostraban momentos aislados y sin relación, pero siempre con ella. Cuando el dolor en su cabeza comenzó a disminuir, se instaló ahora en su pecho, como si apenas descubriera que una parte de él estaba ausente. – ¿Akasha? – Aquella palabra salió de pronto de su boca, y aunque para él no tenía ningún significado parecía que para ella sí. Como si una bruma desapareciera repentinamente de sus ojos, pudo ver su aura, pálida y antigua, a la vez tan conocida como extraña. – ¿Quién eres? – No pudo evitar preguntar. Su rostro era tan familiar que casi sentía que la conocía de toda la vida, pero sabía de dónde venía, lo que no se explicaba era el motivo.



Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Ruslan Khan
Ruslan Khan
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos de actividad : 6
Fecha de inscripción : 18/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Akasha Jue Sep 02, 2021 10:31 am

Todavía no me acostumbraba a los cambios que el nuevo mundo presentaba para mí ya que eran demasiado diferentes, abruptos, para alguien que estaba acostumbrado a lo antiguo y que era algo muy arraigado en mi forma de ser. Pese a que había sido vampira y me había codeado con los más grandes en su época y había visto los cambios estos siempre habían sido pequeños y muy susceptibles, pues todavía seguía en la misma era y no había nada que diera un salto tan grande como ahora me encontraba en este nuevo mundo lleno de acontecimientos, de ciudades y de imperios de los cuales no había oído hablar nunca. Poco a poco gracias a mis leales sirvientes me adentraba más en ese nuevo mundo de manera en la que incluso, pese a la búsqueda de mi amor que llevaba a cabo, me estaba haciendo un pequeño hueco con los vampiros antiguos informándome de quiénes eran para tener un pacto o alianza con tal de incrementar el poder que con el paso de los milenios al estar encerrada había perdido de manera estrepitosa y catastrófica. Debía de saldar también mis deudas con aquella orden que me había mantenido encerrada, pero viva, por esos largos milenios que pasé en lo que apenas era capaz de sondear en sus mentes para saber qué era lo que ocurría y estas parecían tener protecciones para que no pudiera escucharles. Pero la orden existía porque siempre venían ataviados con los mismos ropajes ceremoniales que se usaban desde hacía milenios, la toga blanca y la máscara de un chacal haciendo referencia al dios Anubis, una extraña y curiosa forma de recordarme que este me estaba vigilando y como protector que era no dejaría que saliera de ese “infierno” en el que me tenían sometida. No me olvidaba de ellos y sabía que su pista tendría que seguirla en algún momento conscientes, sin lugar a dudas, de que había escapado de su prisión, sabía que me estaban buscando pero yo también lo hacía y esa vez no estaría tan desprevenida como aquella primera vez que lograron encerrarme. No dejaría que volvieran a hacerlo y desde luego que no pasaría mi eternidad en aquella pirámide maldita y olvidada que se encontraba bajo la arena del desierto. Primero debía de encontrarlo a él y después de estar juntos comenzaríamos con nuestra venganza, la daga y la joya debían de ser encontradas para así poder cumplir con nuestro objetivo de destruirlo todo y sembrar el caos, que Seth renaciera de nuevo de su cuerpo humano y juntos reináramos sobre la faz de la tierra. Y después cuando todo estuviera en su sitio iríamos a por esa orden del chacal para descubrir quién era su líder y destruirla, no quedaría nadie con vida y les haría pagar esos largos y eternos milenios encerrada en la más absoluta oscuridad... iban a pagar cada uno de los días que había permanecido en aquel lugar condenada al olvido, viviendo en mi propio infierno para siempre.

No me gustaba demasiado estar mucho tiempo en lugares encerrada salvo el necesario para esconderme de los rayos del sol, por ello cada una de las veces en que el sol se escondía y la luna coronaba el cielo iluminándolo todo con su luz nacarada caminaba por las calles sembrando caos, sangre y muerte a cada uno de mis pasos. Podría haberme provisto de esclavos que calmaran y saciaran ciertas necesidades pero la caza me parecía mucho más interesante, tanto tiempo sola había hecho que encontrar una presa de la cual alimentarme fuera mucho más divertido y entretenido. Ansiaba el contacto con alguien que estuviera vivo, satisfacer una necesidad que se me había negado durante demasiado tiempo y ahora era como si quiera recuperar el tiempo perdido. Las cazas nocturnas pasaban por víctimas que sucumbían a mis encantos y en la propia red que, sin que ellos se dieran cuenta, tejía a su alrededor como una araña que hacía con su presa que más tarde devoraría solo para jugar y tener una velada mucho más agradable y entretenida. Era delicioso cuando un humano se entregaba desesperado en cuerpo y alma para calmar todas mis necesidades, como su cuerpo se empleaba al máximo para hacerme disfrutar y justo cuando su corazón más rápido bombeaba su sistema circulatorio y su sangre corría desaforada en sus venas mis colmillos se clavaban en su tierna carne, en la yugular, seccionaba su vena y bebía de ella alimentándome otra noche más, colmándome de rebosante vida que obtenía únicamente para mí. Esa noche no fue demasiado distinta a las demás y una vez alimentada decidí pasear por sus calles abarrotadas con el fin de ver si podía encontrar alguna pista más que me acercara al paradero de Seth. Algo me hacía pensar que no iba a encontrarlo tal y como lo recordaba en mis pensamientos pero tenía el presentimiento de que esa noche iba a ocurrir algo inesperado, lo sentía en cada fibra de mí ser como si pudiera saber qué iba a suceder en momentos posteriores. Continué sintiendo aquella sensación que no remitía sino que cada vez cobraba más fuerza sin prestar siquiera atención a la gente que tenía a mi alrededor, a las decenas de corazones que palpitaban como si me llamaran a acabar con su existencia y así poder terminar con esos latidos que resonaban con fuerza. Sin embargo algo captó mi atención de entre todos los corazones que palpitaban a mí alrededor, o más bien, un aura que sentí y que me dio la sensación de que ya la conocía de un tiempo lejano y olvidado. Movida por la curiosidad seguí mi instinto fijándome en todas las personas que había en el lugar cuando de repente una de ellas que venía corriendo se chocó contra mi cuerpo, sus manos quedaron en mis hombros sujetándome para que no cayera aunque un choque así no lo conseguiría. Podría haber sido una víctima perfecta pero en cuanto nuestros ojos conectaron sentí una conexión con aquel hombre como hacía milenios no sentía. Y lo supe. Frente a mí se encontraba mi alma gemela aunque en un recipiente totalmente diferente. Sin embargo antes de poder decir nada llevó sus manos a la cabeza y gruñó de dolor apartándose un par de pasos. No me fue demasiado complicado ver sus pensamientos donde una sucesión de imágenes golpearon su mente, unas que bien conocía porque las había vivido en mis propias carnes. La prueba definitiva de que él era la persona que estaba buscando, aunque sus recuerdos eran vagos, inconexos y muy repartidos en diferentes ocasiones... pero siempre estábamos ambos. Quedé quieta para ver qué ocurría mientras las imágenes cesaban y su dolor de cabeza disminuía, era inevitable que una sonrisa se extendiera por unos segundos en mis labios aunque no sabía cómo reaccionaría ante lo que acababa de ocurrir.


—Seth —el nombre salió en un susurro cuando clavé mi mirada burdeos en su figura y fue como si todo en mi cuerpo, e incluso en esa alma de la que me habían desprovisto hacía demasiado tiempo, se sintiera en sintonía con el hombre que me habían arrebatado hacía ya tantos milenios aunque que pronunciara mi nombre me daba esperanza. Su apariencia no podría ser la misma pero sí reconocía esa sensación que me provocaba en él, ese tinte que había en su aura, el matiz de su mirada... todo apuntaba a que lo era. El mismo instinto posesivo apareció de nuevo tras tanto tiempo porque él era mío, y no permitiría que fuera de nadie más— por fin te he encontrado, han pasado muchos milenios pero no se puede eludir lo que una vez tejió el destino... o los dioses. Ven a mí, mi amor, y te mostraré ese mundo que has visto en tu mente. Déjame enseñarte todos los secretos —extendí mi brazo llamándolo en un suave murmullo para que acortara la distancia. Mi alma lo reclamaba para juntarnos de nuevo y mi cuerpo lo ansió de maneras insospechadas. Quería marcarlo para hacerle ver que era mío y que, esa vez, nadie lograría separarnos.


Soulmate ~ Privado G4AbbYD
Akasha
Akasha
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 33
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 23/04/2019

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Ruslan Khan Jue Sep 23, 2021 9:43 pm

– Seth. – Aquel nombre le resultaba tan familiar, que tuvo que subir la mirada al escuchar que le llamaba, aún cuando nadie jamás se había referido a él de aquella manera, no en esa vida al menos. Muchas dudas se instalaron en su mente, sobre esas visiones que acababa de tener, sobre los sueños que hacía años eran recurrentes, sobre ella y los sentimientos confusos que le provocaba, y, especialmente, sobre la posibilidad de que hubiera vivido otra vida mucho tiempo atrás, en otro cuerpo, con otro nombre. Ruslan no era religioso, no creía en el cielo o el infierno, pero tampoco creía que reencarnar fuese posible, aunque en ese momento le resultaba la única explicación lógica.

– Eres un vampiro. – No era pregunta ni acusación, ni siquiera sabía si se lo decía a ella o era una declaración para sí mismo de que lograba reconocer lo que ella era. ¿Cómo era posible? Él era humano, no poseía ningún tipo de poder o habilidad, no debería ser capaz de ver su aura, pero la veía y reconocía. Una duda más a la larga lista. A pesar de ello, también había sido capaz de sentir la presencia de ella en su mente cuando aquellos lejanos recuerdos aparecieron, pudo sentirla hurgando en sus pensamientos. ¿Por qué? En ocasiones anteriores había tenido vampiros haciendo exactamente lo mismo, sin ser capaz de detectarlos. ¿Qué había cambiado en él?

En cuanto a la petición de la mujer, de ir con ella, ¿A dónde? Por más que muy en su interior sintiera que podía confiar en ella, que no le haría daño, su naturaleza desconfiada, el conocimiento que esta nueva vida le había dado, entrenado como inquisidor para dar caza a seres como ella, le hizo quedarse quieto en su lugar, a un metro de distancia. Sus palabras lo confundían, por un lado creía comprender que miles de años atrás habían sido pareja, por el otro su incredulidad le decía que era imposible. ¿Debía confiar en sus propios instintos o en aquellos que recién descubría? Por lo que sabía, ella bien podría estar jugando con su mente y emociones, los vampiros tenían esas habilidades.

– ¿Quién eres? – Repitió. Olvidándose por completo del otro vampiro a quien había estado siguiendo y de su misión. Necesitaba saber quién era y por qué sentía aquella conexión con una mujer a la que nunca había visto realmente, al menos no físicamente, frente a frente. Debería tener la guardia arriba, preparado para evadir cualquier ataque, incluso para atacar si era necesario, pero su mente era un lío sin saber qué debía creer o sentir. – No sé quién crees que soy, pero estás equivocada. Mi nombre es Ruslan Khan, y no pienso ir contigo a ningún lado hasta que me digas quién eres. – Sintió la imperiosa necesidad de decir en voz alta su nombre, como si temiera que si no lo hacía perdería su propia identidad. Además, serviría para dejarle saber quién era, en caso de que realmente fuese tras su gemelo. Aunque, pensándolo bien, no sería un buen escudo, ya que si quería llegar a Aslan, bastaría con utilizarlo a él.

En cualquier otra circunstancia, Ruslan pensaría que no era presa fácil, que aun cuando lo estuviese intentando usar para llegar a su hermano, daría pelea antes de dejarse capturar o incluso matar, pero en ese momento realmente no creía ser digno oponente del más débil de los humanos. Su mente estaba confundida, sus emociones revueltas y su capacidad de lógica totalmente bloqueada. Esperaba que esos nuevos instintos estuvieran acertados y pudiera confiar en ella, de lo contrario podría hacer con él cualquier cosa que quisiera.



Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Ruslan Khan
Ruslan Khan
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos de actividad : 6
Fecha de inscripción : 18/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Akasha Sáb Nov 20, 2021 11:56 am

Describir lo que sentí cuando por fin tuve frente a mí a Seth era algo complicado porque fueron tantas cosas juntas, tantas emociones, que era una maraña en mi interior. Pese a que estaba en otro cuerpo para mí su alma seguía siendo tal y como la recordaba encerrada en aquel cuerpo humano, obligado a renacer cuando este llegaba a su final y no lo liberaba... algo que después de tanto tiempo no volvería a ocurrir porque estaba decidida a liberarlo, para así continuar con lo que nos interrumpieron. En un principio ni siquiera me fijé demasiado bien en el hombre que tenía frente a mí ya que era muy diferente del Seth que yo había conocido, al menos físicamente hablando, pero su alma seguía como una vez fue lo que hizo posible que lo reconociera. Admitía que no sabía muy bien cómo funcionaría todo o cómo sería capaz de hacer que recordara pues si algo tenía claro es que no sabía quién era, pese a que en su cabeza se mostraran imágenes de una vida pasada juntos ¿cómo le hacía recordar y suprimía al ser que se había convertido? Preguntas para las que no tenía respuesta pero que ya me ocuparía de ellas más tarde, por el momento todo cuanto necesitaba tras la eternidad que habíamos pasado separados era volver a sentirlo, a reclamarlo como mío. Mi cuerpo ansiaba volver a encontrarnos de una manera mucho más privada para recordar esos momentos que nos robaron, pero era consciente que no aceptaría de buenas a primeras pese a las imágenes más que verídicas y claras que había visto en su mente. No me faltaba más que un vistazo rápido para ver lo que pensaba y así darme cuenta que dudaba, en cierta manera, de lo que había visto como si fuera algo implantado por mí misma... un poder que no tenía en absoluto pero que era factible y que conocía poseían otros vampiros. Yo solo podía leer su mente y esta estaba echa un completo caos ya que no sabía a qué obedecer, ¿a las imágenes que había visto, o a la razón que le decía que era imposible? Iba a ser yo quien decantara la balanza a mi favor y pensara que era todo cierto, aunque una pequeña esperanza brotaba en mi pecho al saber que por poco que fuera tenía la sensación de conocerme y de ver mi aura... no era sino la conexión que vinculaba nuestras almas y que era irrompible, por más que nos lanzaran miles de maldiciones. Nuestro sino era acabar juntos sin importar lo que ocurriese en el camino y así sería; ahora que nos habíamos encontrado no dejaría que volvieran a separarnos como hicieron antaño. Esbocé una sonrisa cuando aseguró que era vampira ya que para Seth, cuando estuvo con vida, no era ninguna novedad y ya nos habíamos conocido así. No fue su magia ni su poder lo que me atrajo de él como otros habían hecho, acercándose solo para obtener sus favores, fue su mirada y su sonrisa lo que terminó por cautivarme. El resto llegó después hasta una unión, un vínculo, difícil de romper incluso con maldiciones de por medio. No sabía si debía de alegrarme de que reconociera esa parte de mí –que además me gustaba- o temer porque fuera algo que bloqueara el que avanzáramos aun cuando todavía no supiera cómo hacerlo. Lo que también llamó mi atención es que aquel hombre donde su alma estaba encerrada no desprendía ese color típico de los hechiceros, sí lo hacía, pero de una manera muy tenue donde tenías que fijarte bastante para percibirlo. ¿Significaba eso que sus poderes no los tenía? Iba a tener que investigar pero la prioridad era llevarlo conmigo, no iba a permitir estar más tiempo separada del que ya había estado.


—Sí, lo soy. Veo que estás familiarizado con los seres sobrenaturales... espero que eso no suponga un problema —otra de las cosas que me pregunta es cuánto de su vida pasada recordaba, además de las visiones que había tenido, ¿sus conocimientos también lo harían o permanecería únicamente el recuerdo? Había extendido mi mano en su dirección llamándolo en un suave murmullo para que correspondiera y accediera a venir conmigo, pero no parecía tener la mínima intención de hacerlo. Retiré mi mano no sin cierto pesar al ver que no iba a ser tan fácil pero no me importaba, ahora que lo había encontrado todo cobraba un nuevo sentido— ¿para qué lo preguntas si ya lo sabes? Hace apenas unos momentos has pronunciado mi nombre. Sabes quién soy y me reconoces por mucho que te cueste creerlo, lo que has visto no es más que el principio de lo que una vez fue... pero todavía queda mucho camino por delante Seth, habrá tiempo para todo —concedí sin apartar mi mirada de la suya, qué difícil era controlarse cuando todo mi cuerpo me pedía restar la distancia que nos separaba y tomar sus labios, que sus manos recorrieran mi cuerpo marcándolo como siempre hacía para así tomarlo en su plenitud. Tantos milenios sin sentir habían causado demasiados estragos— Akasha, aunque ya lo sabías —hice una leve pausa y acorté un poco más la distancia de manera lenta, lo último que quería era que pensara que podía ser otra de las tantas presas que habían sucumbido a mis encantos para terminar sin vida alguna. Elevé mi mano y sin poder evitarlo acerqué mis dedos hacia su rostro en una leve caricia dejándome llevar por el momento, por las ganas que tenía— Ruslan Khan es solo el nombre del ser cuyo cuerpo habitas, pero no tu verdadera identidad o esencia. Entiendo que todo sea muy confuso para ti y apenas comprenda lo que está ocurriendo pero déjame explicártelo, dame la oportunidad de mostrarte no solamente quién soy sino quien fuiste una vez hace ya demasiado tiempo. He pasado los últimos años buscándote hasta que por fin te he encontrado Seth, lejos de lo que puedas creer no pretendo hacerte daño o herirte porque jamás me lo perdonaría —jamás le había hecho daño alguno y todo aquel que pudiera ser capaz de provocárselo acabaría muriendo por mis propias manos— si no te fías de mí estando a solas vayamos entonces a un sitio neutral, uno donde te sientas en tu zona de confort y lejos de cualquier peligro... y dame la oportunidad de explicarte qué es lo que has visto en tu mente, los recuerdos agolpados que han ido sucediendo uno tras otro, pero te pido que estés abierto a todo. Lo que tengo que contarte no será fácil de creer pero sí la más pura de las verdades. Te prometo que valdrá la pena —y si algo tenía a mi favor es que él también sentía esas emociones, no estaba exento de ellas, por lo que jugaría con esa baza hasta solucionar el problema.


Soulmate ~ Privado G4AbbYD
Akasha
Akasha
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 33
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 23/04/2019

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Ruslan Khan Mar Nov 30, 2021 12:32 am

Con cada palabra pronunciada por aquella mujer, la desesperación de Ruslan incrementaba exponencialmente. No la conocía, ella no le importaba en absoluto, debería matarla y continuar con su misión, sabía que era lo correcto en su posición, pero la simple idea de verla morir, de lastimarla, lo mortificaba incluso más que la posibilidad de morir en la horca por traición si la inquisición se enteraba que había tenido en frente a un vampiro y no hizo todo lo posible por acabarlo. ¿Qué se suponía que debía hacer? El debate en su interior entre dos esencias totalmente incompatibles era intenso, no sabía cómo actuar, cómo sentirse. Ella, Akasha, era la misma mujer que había habitado sus sueños durante años, ahora la reconocía, pero ¿Cómo saber que no había estado jugando con su mente de alguna manera todo ese tiempo? ¿Cómo confiar en ella sabiendo lo que sabía de los de su raza?

Tuvo que reprimirse de reaccionar en cuanto expresó su esperanza de que tratar con un vampiro no fuese un problema para él. ¡Claro que lo era! Incluso peor que eso, era una maldición. Él, Ruslan Khan, no habría dudado ni un segundo en apartarla de su camino, pero en su estado mental era seguro que fracaría y, francamente, sin confiar del todo en ella, estaba seguro que le costaría su existencia; por otro lado, el otro sujeto, aquel que ella llamaba Seth, lo mantenía inmóvil. Dejando de lado a la inquisición, le preocupaba la reacción de su hermano, no podía mentirle o ocultarle nada, lo sabría de inmediato. La conexión entre ambos era así de fuerte. Y verse relacionado de cualquier forma con alguien como ella podría costarle demasiado no sólo a él, también a su gemelo y a toda su familia, por generaciones habían intentado limpiar su nombre, y Aslan por fín había logrado un compromiso ventajoso con el que sin duda la reputación familiar no podría ser cuestionada nuevamente. ¿Podría ser tan egoísta como para poner en riesgo todo por lo que por tanto tiempo habían luchado los Khan? Quería creer que no, pero esa esencia antigua en su interior se negaba a aceptarlo.

De una forma que no lograba entender, podía sentir incluso la excitación de la mujer. No sabía si era por su aura, su olor, o simplemente la mirada que le dedicaba, recordándole vívidamente los sueños en que la veía desnuda e insinuante, aquellos en los que se abalanzaba sobre ella y le hacía el amor sin titubeo alguno, claro que en dichos sueños no podía saber que ella era un vampiro, hasta entonces aquella ilusión no había sido más que una mujer hermosa que se derretía con su contacto. Sintió el deseo de acercarse, de besarla y comprobar si era tan dulce como creía saber, pero logró reprimirse de hacerlo. Aún si los recuerdos eran ciertos y la guerra en su interior seguía latente, él seguía siendo Ruslan Khan, no Seth, no tenía por qué vivir su vida ahora como lo habría hecho en una vida pasada. Se convenció de ello a la vez que decidió que no debía irse por ninguno de los extremos. No la atacaría, pero tampoco se fiaría por completo de ella. Si realmente no estaba jugando con él, tendría que ganarse su confianza.

– Te equivocas. – Por primera vez desde que colisionaran, se sintió seguro de algo, por lo que, antes de continuar, la tomó por la muñeca, apartando la mano que posó en su rostro. – No te conozco, Akasha. Puede que tu nombre se haya filtrado en mi mente, pero no tengo ninguna certeza de que no lo has implantado tú de alguna manera, junto con todos esos “recuerdos”. E incluso aunque las imágenes en mi mente sean ciertas y no uno de tus trucos, el hombre con el que compartiste esos recuerdos no soy yo. Seth murió. Y, te guste o no, esa esencia que has estado buscando se ha mezclado conmigo. – Eso o simplemente era la misma esencia con nuevas experiencias, nuevas formas de ver la vidad, fuera como fuera, no estaba dispuesto a perderse por completo por algo que había ocurrido milenios atrás, sin importar que todo su cuerpo la deseara con tanta fuerza como sabía ella lo deseaba.

A lo que no pudo negarse fue a su petición de dejarla explicarle, especialmente no cuando le ofrecía ir a donde fuera que él se sintiera cómodo. Tal vez, si la escuchaba, podría juzgar mejor quién era, si podía confiar realmente en ella, si valía la pena el riesgo que relacionarse con ella implicaba para su actual vida, pues si lo hacía y su hermano lo descubría, estaba seguro que jamás se lo perdonaría. Él mismo no podría perdonárselo que le provocaba algún malestar a su familia, pero no podía mentirse a sí mismo y negar la conexión que ahora sentía con esa mujer.

Sin detenerse a pensarlo, la guió hasta la plaza de ejecuciones. A esas horas parecía desolado, pero en los edificios adyacentes se encontraban algunos inquisidores siempre alertas en caso de alguna amenaza. Siendo lo que era, no ponía en duda que sería consciente de la amenaza, por lo que se apresuró a informarle. – Soy un espía de la inquisición, una señal de mi parte o un movimiento erróneo de la tuya, y será lo último que hagas. Habla. Convénceme de que puedo confiar en ti y nada te sucederá. Prometo escuchar con mente abierta y no juzgar únicamente con mis prejuicios, sino hacer caso también de lo que viviste con Seth y de los sentimientos que él evidentemente sentía por ti. – Fue honesto, y ella podría corroborarlo. Llevándola allí no quería hacerla sentirse amenazada, más bien quería sentirse él seguro, pues su simple presencia lo abrumaba y tenía la certeza de que, aún queriéndolo, aún si ella lo incumplía su palabra y lo hería, él sería incapaz de lastimarla.



Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Ruslan Khan
Ruslan Khan
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos de actividad : 6
Fecha de inscripción : 18/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Akasha Sáb Ene 08, 2022 2:42 pm

Era muy consciente de que no iba a ser fácil el que aquel hombre confiara en mí plenamente como en el pasado había sucedido, pero albergaba la esperanza ya que lo más complicado sin lugar a dudas era el hecho de que logré salir de esa “prisión”, después de conseguir eso lo demás era bastante fácil a mi modo de ver. Que sus esencias estuvieran conectadas era un pequeño problema pero mirándolo por otro lado podía ser la conexión perfecta que le hiciera ver, en caso de que tuviera dudas, que todo aquello cuanto le contaba era totalmente cierto. Porque ¿qué interés podría tener yo en meter dichos recuerdos en cualquier persona? Siendo vampira y con los milenios que tenía a mis espaldas no precisaba de subterfugios, o engaños, para obtener la atención de un hombre como él. Aunque entendía que tuviera sus dudas sobre todo si conocía que era vampira lo cual esperaba que no fuera un problema, pues si conocía los poderes que teníamos era lógico que pensara que podía haber implantado dichos recuerdos... pero desde mi punto de vista carecía de sentido. De alguna manera me aliviaba contemplar esos recuerdos en su mente porque eso lo ponía más fácil para mí, que entrara en razón o simplemente aceptara ese pasado que ambos habíamos compartido –aunque con otro cuerpo- era una tarea que me hubiera llevado más tiempo del deseo, así que era un camino que me ahorraba. Que el deseo estaba implícito en ambos era algo bastante palpable que no costó verlo porque lo notaba en él, Seth en su interior incluso mermado, seguía teniendo esa misma esencia que siempre había poseído siendo un humano. Era poderoso y fuerte, por eso además lo había elegido... jamás contemplaría tener como pareja a alguien que no tuviera la voluntad, la fortaleza, necesaria para aguantar a mi lado. Los dioses nos habían puesto en el camino del otro por un claro motivo que cada vez entendía un poco más, no por mero capricho, aunque sí odiaba y jamás perdonaría que nos obligaran a tal destino cruel y despiadado. El deseo y las ganas de tocarle crecían exponencialmente con cada segundo que pasaba, volver a sentir sus labios o sus manos acariciando mi cuerpo era tan frustrante no poder tenerlo que me obligaba a morderme el labio conteniéndome a cada instante. Me daba igual que fuera otro cuerpo –aunque no ponía pega porque también era atractivo- porque sabía bien que Seth se encontraba en su interior, peleando por sobrevivir, y yo lo ayudaría a salir a flote sin importar lo que costara. Algunas piedras se encontraban en el camino que deberíamos de sortear, problemas que añadirse para estar juntos de nuevo, pero ahora que estaba libre nada iba a frenarme. Esperé por sus palabras para ver si al final accedía a mí petición de hablar y explicarle las cosas, después de encontrarlo no iba a dejar que se marchara tan fácilmente. Entendía que no confiara en mí pues no me conocía en absoluto, ahí le daba la razón.

Pese a que me parecía exasperante el hecho de intentase hacerme ver lo equivocada que estaba al decirle que lo conocía, pues la esencia de Seth se encontraba en su interior, debía de admitir que me parecía divertido ese carácter que poseía pues aunque no me gustase que se rebelara en cierto modo sí me gustaba; denotaba que no iba a ser un mero sumiso sin opinión o sin oponer resistencia. Seth nunca lo había sido incluso en su vida humana y a pesar de que yo era vampira, más fuerte y poderosa que él, e incluso así siempre me retaba sabiendo que apenas un parpadeo y acabaría con su vida. Además debía de admitir que me gustaba que me viera tan retorcida como para hacer esa jugada malvada, implantar recuerdos falsos como si hubiéramos compartido una vida... aunque no entendía el motivo de hacerlo sin al menos tener una intención detrás de todo. Elevé la comisura de mi labio sin decir demasiado dejándole hacer y pensando sobre todo en el hecho de que ambas esencias se hubieran mezclado, formando una sola, ya que en eso no había pensado en ningún momento. No había contemplado la opción de que con el tiempo las esencias se mezclaran y compartieran todo, pero al menos la de Seth seguía ahí intacta luchando por sobrevivir. Debía de darme prisa para liberarlo antes de que siguiera perdiendo esencia, si es que era eso lo que ocurría en realidad, o simplemente se mezclaban sin más compartiéndolo todo. Me declinaba más por la segunda opción ya que recordaba las noches que habíamos compartido, el deseo que nos abrasaba, la pasión desmedida... el amor que nos unió de por vida para toda la eternidad. Incluso para mí sería complicado implantar dichos recuerdos si antes no había experimentado esas mismas sensaciones, algo sumamente complicado. Miré al hombre que tenía frente a mí pensando en que no se cerraba en banda y escucharía lo que tenía que decirle, quizás en parte porque la propia esencia de Seth se había “activado” al tenerme cerca y lucharía con todo lo que tuviera para que él escuchara... si estábamos destinados a estar juntos nada pararía eso, ni siquiera su obstinación para intentarlo. Enarqué una ceja pensando en la proposición que le había hecho para irnos a otros sitios donde él se sintiera cómodo, de no tener verdaderos motivos o intenciones para que me escuchara hubiera utilizado mis poderes, algo que al parecer se estaba olvidando por un momento.



—¿Crees que necesitaría de implantar esos recuerdos para obtener aquello que necesito o deseo? —Reí levemente entre dientes— me halaga que pienses que puedo ser tan retorcida, podría hacerlo, pero carezco de los poderes necesarios como para implantar esos recuerdos en tu mente. Además, necesitaría haber sentido lo mismo que tú has sentido al revivirlos para que lo creyeses... y créeme que no es nada fácil —aseguré observándolo, con tranquilidad— permíteme explicarte el motivo de por qué ves esas imágenes, déjame enseñarte quién soy y quizás así entiendas por qué esas visiones te asaltan al encontrarnos. Entiendo que ambas esencias hayan podido mezclarse, han pasado milenios desde entonces, pero ahora que soy libre se ha intensificado. También tengo preguntas de las que todavía no he encontrado las respuestas, pero espero que ahora que nos hemos encontrado podamos hacerlo —cuando se giró comenzando a andar alejándose lo seguí suponiendo que me estaba llevando a ese lugar que le había pedido para sentirse más seguro. Unos minutos más tardes nos encontrábamos en una plaza de un aspecto algo tétrico que, por toda la pinta que tenía, debía de ser una plaza de ejecuciones. En Egipto también existían dichos castigos que eran penados por la muerte, frente a todos, para que tomaran ejemplo... aún podía oler la sangre de las ejecuciones y el aura tétrica que asolaba todo el lugar por la cantidad de muertes que debieran de haberse producido. Cuando paró enarqué una ceja aunque fruncí ligeramente el ceño cuando dijo que era miembro de la inquisición, un espía, no es que me importara lo que quisieran hacer y sus ansias por dominar todo aquello cuanto se encontraba en su camino. Para mí eran insignificantes y sentía un nulo interés por todo cuanto hicieran, dijeran o pensaran... incluso nada cambiaba pese a que él fuera parte de una secta –a mi modo de ver- que cazaba a los que eran como yo solo porque no compartían su misma ideología. Por lo menos estaba dispuesto a escuchar pese a la amenaza implícita de que un solo movimiento y no dudarían en atacarme. No me costó detectar a aquellos que se encontraban cerca quizás patrullando el lugar, puesto que salvo esas presencias y nosotros no había nadie más en el lugar— cuento cinco... no, seis presencias en los edificios. No hace falta de amenazas, aunque me ofende que pienses que podrían acabar con mi vida de una forma tan sencilla. No deberías de juzgarme a la ligera, Ruslan —pronuncié su nombre por primera vez poniendo cierto énfasis. Hice una breve pausa y decidí comenzar por el principio. Eso sí, obviando mi vida como humana que hacía tiempo la había olvidado— todo se remonta al antiguo Egipto hace varios miles de años en una vida donde los dioses eran lo más importante, y el faraón la máxima autoridad. Como humana fui una sacerdotisa consagrada a la diosa hasta que fui convertida en vampira, aprovechando de mi poder y el temor de algunos sobre Sekhmet, una diosa que podría considerarse como “vampira”, utilicé dichas influencias para ganarme la confianza del faraón —no entraría en ciertos detalles, no revestían de importancia— tiempo después cuando llevaba ya cierto tiempo siendo vampira en una de las fiestas que daba el faraón; te conocí a ti —lo miré de manera fija, rememorando esos momentos— o a Seth, en todo caso. Eras un hechicero que se había ganado la confianza del Faraón tras salvar a su hija de una enfermedad, una que podría haberlo dejado sin su única descendencia —eso había sido lo más importante, donde otros no pudieron él logró sanar su enfermedad a base de remedios que nadie conocía. Quizá fuera su magia lo que también hizo su efecto— por ese motivo estábamos prohibidos aunque supongo que las cosas suceden por un motivo, y desde la primera mirada estuvimos conectados. Algo difícil de explicar y que tú mismo has visto... esas escenas eran reales, verdaderas, nuestros cuerpos se buscaban pero eran nuestras almas en realidad las que se anhelaban... y ni el faraón pudo impedir lo que ocurrió —eso fue cierto, a él le podría haber costado una vida que perdió más tarde— yo me obcequé en obtener más poder y conseguí una daga en la que podía liberar en tu interior el verdadero poder de Seth, el dios del caos, y dejar que lo consumiera todo cuando el faraón al principio intentó separarte. Me cegó la ambición y juntos intentamos desatar tu poder pero, para ello, necesitábamos matar al propio faraón en un sacrificio —hice una leve pausa, aún recordaba esas imágenes cuando lo mataban... el dolor no menguaba incluso con los milenios pasados— pero se enteraron de lo que pretendíamos a hacer, pues con la daga y su sangre podríamos liberarlo en tu interior... y aparecieron los guardias antes de que pudiéramos hacer nada. Te apresaron, el faraón era consciente que eras lo único que tenía y con lo que más daño podía hacerme, más que acabar con mi existencia —aseguré pues era cierto, no mentía en ello— vi cómo te mataba frente a mis ojos, condenado a vagar por la eternidad maldito buscando un cuerpo sin poder liberar tu esencia... en pago por lo que intentamos hacer —por eso tenía esos recuerdos— en cuanto a mí, me encerró en una pirámide custodiada por guardianes y encerrada en un sarcófago, sin matarme, pues para nosotros no morir era la peor de las maldiciones jamás conocida pues no encontraría descanso, vagaría por la eternidad como en un limbo —elevé la comisura de mi labio— me alimentaban por mandato suyo y una pequeña orden se encargaba de ello... por milenios así ha sido, hasta que cometieron un error y salí bebiéndome su sangre, triunfante. Han pasado diez años desde entonces y por fin te he encontrado. Esa es toda la verdad Ruslan, el pasado que nos une así como el motivo de por qué tienes esos recuerdos. Su esencia vive en ti.


Soulmate ~ Privado G4AbbYD
Akasha
Akasha
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 33
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 23/04/2019

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Ruslan Khan Jue Ene 13, 2022 3:42 pm

Akasha no parecía entender su desconfianza respecto a esas memorias que de pronto aparecían en su mente, respecto a ella y la posibilidad de que las implantara, para él tenía todo el sentido del mundo. Ya fuera porque las cosas cambiaron en los muchos milenios que ella pasó en el limbo o no, Ruslan había presenciado muchas cosas que parecían ilógicas y que, si las contaba, de seguro lo tomarían por loco. Si ella supiera quién era él de antemano, quién era Ruslan fuera de su “parentesco” con Seth, con quién se relacionaba y para qué organizaciones trabajaba, tal vez le encontraría un poco del mismo sentido que él, pues muchos habían sido los que intentaron sacarle información en el pasado con los métodos más extraños que se pudiera imaginar. Para él, que era humano pero había visto de todo, nada era un “sin sentido”. Obviamente los motivos que pudiera tener ella para intentar ganar su confianza no los tenía, pero no sería la primera vez que le ocurría.

Si sus hombres podrían o no acabar con su existencia, Ruslan no lo dudaba, todo ser, sin importar cuán antiguo y cuán poderoso fuera, tenía una debilidad. Si habían podido acabar con Nosferatus, ¿Qué era un vampiro para ellos en comparación? No lo dijo, pero estaba seguro que podría leerlo de su mente por su cuenta, simplemente se mostró confiado y se encogió de hombros en respuesta.

Fue cuando la vampiro comenzó a relatarle ese pasado que compartían que ya no se sintió tan tranquilo. De acuerdo a como ella hablaba, las imágenes que viese antes comenzaron a reproducirse nuevamente, ésta vez en orden, con si su relato le sirviera para dar sentido a todo lo que había podido presenciar antes. Al principio la sucesión de recuerdos lo marearon un poco, para cuando llegó a la parte en que revivió su propia muerte, estuvo a punto de vomitar, y tuvo que echar la cabeza hacia atrás para tomar aire. A la vez, subió el brazo izquierdo, dando con la mano una señal a sus compañeros de que todo estaba bien y que no había necesidad de atacar.

Tras escuchar aquella historia, notablemente resumida, Ruslan se tomó algunos minutos para procesar no sólo sus palabras, sino también los propios recuerdos. Podría haber pensado de nuevo que ella tenía que ver con los recuerdos que lo embargaron, pero la verdad era que podía sentir a Seth en su interior. Como si esa persona que una vez fue le impulsara a creer, porque ya lo había vivido, lo que le confirmaba que Seth y él no era del todo dos entes totalmente diferentes, y lo llevó a pensar en reencarnación más que en posesión.

– Sé que dices la verdad. – Fue lo primero que dijo tan pronto se recuperó de la impresión y pudo hablar. – Sé que hay algo muy fuerte que nos une. No sé si serán nuestras almas o si es algo más, pero lo siento. – Ese algo que lo atraía, que lo hizo soñar con ella incluso mucho antes de aquel encuentro, que incluso en ese momento lo hacía desearla con una fuerza arrolladora. Pero había un problema, grande o pequeño, no lo sabía aún. – Si quieres estar conmigo como humano, lo intentaré. Como dije antes, en este momento no nos conocemos, no realmente. Tú recuerdas a Seth, ese amante que murió milenios atrás, y yo sólo tengo recuerdos borrosos de algo que ni siquiera viví yo. – Intentaba buscar el camino más lógico y factible a aquella encrucijada en la que se encontraba, aunque todo le parecía una locura en ese momento. – Esa persona que una vez fui y que tú recuerdas, ya no soy yo del todo. Ya no comparto tus ambiciones, poder es lo que menos quiero, Akasha, he huido de él toda mi vida. Al menos durante ésta. –

No sabía si de forma inconsciente, debido a todo lo que pudo haber hecho en esa vida pasada, en ésta lo que realmente deseaba era libertad. Aquellas ambiciones lo guiaron a una muerte dolorosa y temprana. ¿Podría ser que realmente el alma pudiera tener tal inteligencia? Todo lo llevaba a pensar que sí, incluso el hecho de saber que pronto ella despertaría y se liberaría de su encierro pudo haber ocasionado que su alma errante decidiera finalmente encarnar de nuevo en el mundo de los vivos. De nuevo, aquello parecía una locura, pero estaba seguro que tras esto, realmente nada podría sorprenderlo.



Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Ruslan Khan
Ruslan Khan
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos de actividad : 6
Fecha de inscripción : 18/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Soulmate ~ Privado Empty Re: Soulmate ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.