Victorian Vampires
Towards The Past → Privado 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Towards The Past → Privado 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/08/21


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

Towards The Past → Privado

2 participantes

Ir abajo

Towards The Past → Privado Empty Towards The Past → Privado

Mensaje por Immanuel Lehmann Dom Nov 21, 2021 12:15 am

El germano nunca cuestionó las bases en las cuales se había cimentado su educación, y los acervos materiales que durante su infancia y adolescencia dieron forma al hombre que era hoy en día. Respetó a Wolfram siempre como un padre, porque, aunque no corría la misma sangre por sus venas, el hecho de haberle dado un techo y comida, bastaba para que honrara su memoria de la mejor forma. Acuñando el término de “padre” aunque biológicamente no lo haya sido. Ni siquiera el saber el verdadero origen que amasó su fortuna, lograría mancillar el recuerdo que conservaba de aquel modelo paterno. Resultaba difícil hallar el camino entonces ¿con que seguridad caminaría por el mundo sabiendo aquel terrible secreto? Era imperativo hacer una pausa y así volverse a encontrar consigo mismo y que mejor forma que, ahondando un poco en el pasado, en las raíces que aún conservaba su lado más empático.

No habían pasado más de diez días a su regreso en Paris, cuando por azares del destino, se topó una vez más con la nostalgia que significaban aquellos viejos amigos. Los únicos que le conocían de manera tan íntima y personal, que pudieran considerarse casi hermanos. Immanuel tuvo la fortuna o desgracia de ser hijo único y con ello, cincelaría un perfil solitario, aunque benevolente, ahora que había decidido tomar las riendas del orfanato parisino. Una utopía quizás. Una visión muy particular de querer regresar a la sociedad un poco de lo que él en su momento recibió a manos llenas. La empresa no resultaba del todo sencilla, pero sabía que con cada acción -por mínima que esta fuese- estaba logrando un gran cambio. Si Wolfram pudiera ver en el hombre que se estaba convirtiendo, estaría orgulloso de él.

Esa mañana había salido muy temprano del edificio rumbo a la zona residencial donde sabía, Imogen pasaba parte del día al cuidado del hijo de Christian. Sonrió de forma nostálgica. No creía en las casualidades, pero verle en el centro de París dos días antes y saber que ahora vivía en la capital gala le llenó de grandes expectativas. Iba al re encuentro con esa parte de su pasado que creyó haber perdido. Tanto Imogen como Christian significaban un lazo entrañable en su reducido círculo de amistades y conocidos. Creció con ellos a la par, llenando los bolsillos de esperanzas y sueños que algún día anhelaban ver concretados. ¿Seguirían conservando ese lado humano? Immanuel bien sabía que, con el paso del tiempo, las personas cambian, no obstante, quiso creer que le reconocerían y que dejarían de lado sus status sociales actuales, para ser solamente un par de amigos que hallaban solaz en una charla amena.

Atravesó el jardín y se quedó de pie en el umbral de la puerta después de haber llamado. Cuando la puerta se abrió, carraspeo la garganta de inmediato y se sorprendió al ver a un chiquillo ¿Sería él el primogénito de Imogen?

Hola pequeño ¿hay alguien más en casa? –inquirió con calma cuando los pasos de alguien más, le quitaron su atención del niño.


Última edición por Immanuel Lehmann el Jue Dic 09, 2021 9:45 pm, editado 1 vez


Towards The Past → Privado Xhty4P7

My past has tasted bitter for years now:
Towards The Past → Privado 1729271ffb67c1a57533114a5cffb310
Immanuel Lehmann
Immanuel Lehmann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 12/11/2021

Volver arriba Ir abajo

Towards The Past → Privado Empty Re: Towards The Past → Privado

Mensaje por Imogen C. Holmes Dom Nov 21, 2021 9:50 am

No sabía porque el pasado parecía querer tirarle gente a la cara. Quizás había cometido errores en vidas pasadas y lo estaba pagando ahora. Pero en su infancia en Inglaterra, junto al extrovertido estudiante de música italiano, que pasaba sus días estudiando en Inglaterra por orden de su madre, se había vuelto más... colorida al conocer a un joven alemán al que Christian y ella no tardaron en añadir al grupo.

Su mañana había comenzado bien, Colin se había escabullido a su habitación y estaba pegado al costado de su mamá, roncando como solo un niño podía hacerlo. Estaba segura que el ronquido provenía de su abuelo, el padre de Imogen. No le sorprendería si así fuera. No tenía que ir a la biblioteca ese día, así que así fue como apareció en la residencia Prynne para cuidar de Augustus junto a Colin mientras Christian intentaba mantener entretenido a su hijo mientras Imogen preparaba algo de comer. Ser instructor de música era rentable, y había picado el interés de los dos niños, que acorralaban a Imogen y Christian para que les enseñasen a cada rato, pero como aún eran pequeños, iban poco a poco.

Augustus actualmente estaba escondido tras haberse llevado (léase, hurtado) unas fresas que Imogen iba a usar para un pequeño pastel para el té. Y eso significa que Imogen estaba buscando al ladronzuelo cuando oyó la puerta abrirse, y una voz masculina hablar. Y su hijo contestar. Dejó lo que estaba haciendo y se dirigió a la puerta.

—Oh, ¡Mi maman y mi tío están en casa! —dijo el pequeño

Por un momento, creyó que sería Frederick, quien en sus pesadillas, aparecía para llevarse a Colin. O Moriarty, para seguir incordiando a la familia. Pero cuando se acercó a la puerta, lista para lo que fuera, la cara de Immanuel no era lo que se esperaba ver. Colin se aferró a las faldas de su madre, mirando al hombre con la misma curiosidad tan característica de su madre.

Immanuel... no sabía que vendrías hoy, ¡Oh, Dios, pasa, pasa! —dijo la inglesa con felicidad, abrazando al hombre sin poder evitarlo— Colin, busca a tu tío y a tu primo, prepararé algo de té para nuestro invitado. Tu tío Immanuel, eso es —le dijo al niño, que ante la idea de tener un tío más se le iluminó la carita, y salió corriendo dentro de la residencia, llamando a su primo y su tío por los pasillos, oyéndose sus piernitas correr rápidamente. La mujer se apartó del contrario, carraspeando mientras que un ligero rubor adornaba sus mejillas. Lo tomó de las manos volviendo a sonreír— . Vamos, pasa. No te quedes ahí parado —dijo haciendo un gesto para que entrase.
Imogen C. Holmes
Imogen C. Holmes
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 01/11/2021

Volver arriba Ir abajo

Towards The Past → Privado Empty Re: Towards The Past → Privado

Mensaje por Immanuel Lehmann Vie Dic 31, 2021 12:40 am

Le causo curiosidad ver al niño acercarse con semejante naturalidad. Haber tomado las riendas del orfanato le daban ciertas pautas para saber como comportarse con los pequeños, si bien no era su fuerte el ser sociable en ocasiones, el mismo se sorprendía con la paciencia que tenía con alguien tan joven.

Sonrió.

No deberías abrir la puerta a extraños –dijo con firmeza, estaba por articular su segunda oración cuando la imagen de Imogen apareció justo frente a sus ojos.

Los orbes claros del germano pronto se posaron en la mujer y en la manera en la cual el pequeño se escondía tras ella. “Colín” resonó el nombre en su mente y supuso que se trataba del hijo de Christian. ¿Había pasado tanto tiempo? Sus dos mejores amigos se habían convertido en madre y padre respectivamente de los niños que reían dentro de esa casa. ¿Qué pensarían de él? Immanuel seguía siendo ese hombre solitario que siempre mostró su mejor actitud ante la vida, incluso cuando tuvo que vivir en un espacio lejos de sus raíces. No obstante, en sus venas corría sangre germana y eso quedaba al descubierto sin duda en sus rasgos físicos, la voz potente y la tonalidad casi albina de su cabello y cejas.

El abrazo cálido de su mejor amiga le recordó aquella época donde las cosas transitaban mucho mejor. Se separó de ella cuando lo creyó prudente, pero no dejó de verle un solo instante.

Imogen, lo siento, debí enviarte una carta para avisarte –pronunció enseguida—, supongo que Christian también está aquí.

Se mantuvo de pie bajo el umbral de la puerta, atónito, preso de la sorpresa que le causaba el verle nuevamente. No fue sino hasta que las manos de la mujer le tomaron para conducirle dentro de la pieza que regresó en sí.

Gracias Imogen –respondió y caminó hacia la sala, los ojos de Immanuel se posaron en cada detalle del lugar, era un hogar diferente donde había crecido, aunque eso realmente no importaba, pues el solo hecho de ser recibido por alguien conocido ya le hacia sentirse en un lugar de confianza—, vaya, ¿Cuánto tiempo sin verte? Supongo que el niño que me recibió en la puerta es tu hijo, tiene tus mismos gestos. Apenas llegué hace un par de días y fue una sorpresa grata encontrarte, pero ya tendremos tiempo para ponernos al día.

La mirada de Immanuel se despegó unos segundos de Imogen cuando escuchó un par de pasos aproximarse hasta donde ellos estaban.


Towards The Past → Privado Xhty4P7

My past has tasted bitter for years now:
Towards The Past → Privado 1729271ffb67c1a57533114a5cffb310
Immanuel Lehmann
Immanuel Lehmann
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 8
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 12/11/2021

Volver arriba Ir abajo

Towards The Past → Privado Empty Re: Towards The Past → Privado

Mensaje por Imogen C. Holmes Jue Ene 13, 2022 10:21 am

Me disculpo por el poco cuidado que tiene Colin con los desconocidos... está acostumbrado a que vengan a visitarlo mis hermanos, o Christian, así que he tratado de enseñarle a no andar abriéndole la puerta a extraños, me disculpo —le explicó Imogen con un suspiro.

La sonrisa que Imogen le dedicó a su amigo cuando él volvió a hablar era de esas que dejan a uno ciego, acompañada de una ligera risa y un movimiento de cabeza tan típico de Imogen.

No seas así, Immanuel, sabes que no necesitas invitación para venir a visitar. O avisar. Siempre serás bien recibido —le dijo asintiendo a sus propias palabras, ese sentimiento nunca había cambiado para ella. Suponía que para Christian tampoco. Ante la mención de Christian, Imogen volvió a suspirar como quien regaña a un niño demasiadas veces y se ha rendido—. Es una de sus residencias en París, y sinceramente, es como un niño a veces —le comentó como quien cuenta el chisme.

Ante su comentario, Imogen lo miró unos segundos, y disimuladamente le dio una caricia a sus manos, sonriendo apenas.

Ha pasado mucho tiempo, sí. Pero ni yo ni Christian olvidamos lo que tú significas para nosotros. Lo que nuestra amistad significa para nosotros. Debo admitir que esperaba encontrarme al muchacho que se fue hace tanto tiempo, pero me encontré con una grata sorpresa. Te ves bien, y me alegra eso, ¿Todo bien contigo estos días? —inquirió la inglesa alzando ligeramente una ceja mientras lo miraba con esa dulzura tan característica de la muchacha— . Oh, sí. Colin es mi hijo, su padre no está... presente, así que lo he criado por mi cuenta, y es un niño precioso. Es mi pequeño solecito —confesó con su sonrisa aún en su rostro, pero luego, sería en ese momento que Imogen escucharía los pasos de Christian, seguido de los pasos más rápidos de Colin y August, que trataban de seguir al músico y sus pasos largos. Imogen apartó la mirada de Immanuel para mirar a Christian.

¿Alguien mencionó visitas? —dijo Christian con una sonrisa— ¡Immanuel! ¡Bienvenido! Preparare la sala de lectura para tomar el té y ponernos al día, ¿Les parece bien? —sugirió el músico.

Ya tenía planeado hacerlo, muchas gracias. Immanuel, ¿puedes ayudarme a llevar las cosas a la sala de lectura mientras tanto? Solo tengo que preparar el té y vamos allá, ¿hm? —propusó la muchacha mirando a su amigo, habiendo soltado sus manos en algún punto, volviendo a dejarlas en su regazo.
Imogen C. Holmes
Imogen C. Holmes
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 27
Puntos de actividad : 0
Fecha de inscripción : 01/11/2021

Volver arriba Ir abajo

Towards The Past → Privado Empty Re: Towards The Past → Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.