Victorian Vampires
¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/08/21


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente]

Ir abajo

¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] Empty ¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente]

Mensaje por Darius Saint-Benoît Lun Ene 10, 2022 8:20 am

“Los recuerdos tienen el poder de iluminar un semblante sombrío
Pero la luz que emiten no dura
Se extingue demasiado pronto
Y sólo queda el dolor.”
Darius Saint-Benoît

Una vez por semana, como mínimo, Darius Saint-Benoît ingresaba a los cuartos de sus fallecidos hijos: Dieudonné y Françoise. Difícilmente era una sensación que se pudiera describir con palabras. Ya no tenía alma, pero lo que fuera que quedase, se trizaba con tanta fuerza que no se podía hacer otra cosa más que dejarse caer, romper a llorar y decir “no, no, no” una y otra vez. Al principio no creía que la daga en su corazón pudiera herirlo más, ni que un suplicio como este aumentase exponencialmente con el paso de los años, pero lo hacía.

Quería creer que había manejado su interminable duelo de la mejor manera posible, pintando los tiernos rostros de sus hijos y colgando los retratos por toda la casa. Hablaba de ellos consigo mismo. Recordaba los viejos tiempos y se decía que por lo menos ya no tendrían que sufrir la translocación de los valores familiares, pero no había transcurrido un sólo día sin sentir que le rasgaban la garganta por dentro.

Sus niños eran parte de él. Nunca dejarían de serlo. Nunca volvería a estar completo.

Lo noto pálido — le dijo el bibliotecario cuando lo vio entrar. Darius asintió. Le repetía lo mismo cada vez que aparecía a buscar un libro nuevo, como siempre, media hora antes de que la biblioteca cerrara.
Es el invierno, mi estimado señor — se excusó Darius —. Tenga la seguridad de que no permite que el sol interactúe largamente con nosotros.
Si me permite hacerle una sugerencia, podría intentar con otro tipo de lectura. He visto algunas de sus pinturas. Se le da bien observar, le daré ese punto a favor. Pero quizás le falte un poco dar una mirada hacia dentro. Un poco de poesía.
Usted sabe que la poesía se me resiste — se opuso Darius con benevolencia. Amaba la poesía, pero desde la tragedia de los suyos la evitaba. Mirar dentro de sí le daba miedo.
Dele una oportunidad. Sé que está por… — insistió el bibliotecario, buscando un libro en particular en el estante a sus espaldas —. ¡Ah! Aquí. Llévese este compilado. Son trabajos recientes. Nombres de poetas locales que no lograron ser publicados antes. Si mal no recuerdo, hay uno que se apellida igual que usted.
¿Qué dice? — preguntó confundido. Toda su familia era de Castelnaud-la-Chapelle.
Página treinta y siete. Disfrútelo, amigo.

Darius tuvo un inusual presentimiento en su camino de vuelta. Tanto así que no esperó a llegar a su casa y se detuvo en la plaza. Se sentó en la banca más próxima y buscó la página. ¿Qué era exactamente lo que esperaba encontrar?

Finalmente llegó al poema. Tras leer las líneas más melancólicas sobre las que sus inmortales ojos se hubieren posado hace mucho tiempo, llegó al nombre del autor: Hippolyte Saint-Benoît.

Las cejas del vampiro se levantaron, arqueándose en lo alto.

Había más. Según los datos que acompañaban cada nombre, este autor tenía veinticinco años.

¿Podía ser…?



¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] 5lR9Us2
Agoniza sin morir quien guarda sus heridas a medio abrir:

¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] Tumblr_inline_p8t2kl4Un41t8bm8b_250¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] Tumblr_inline_p8t17cylMN1t8bm8b_250
¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] Tumblr_inline_p8t1yfmSN51t8bm8b_250¿Y para qué quiero que los rostros me dejen de doler? [Monoroles/Presente] Tumblr_inline_p8t16jD3zr1t8bm8b_250
Darius Saint-Benoît
Darius Saint-Benoît
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 22
Puntos de actividad : 16
Fecha de inscripción : 11/05/2020

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.