Victorian Vampires
Freezing inside <Privado> 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Freezing inside <Privado> 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/08/21


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

Freezing inside <Privado>

2 participantes

Ir abajo

Freezing inside <Privado> Empty Freezing inside <Privado>

Mensaje por Nimue Tisdale Lun Ene 10, 2022 7:37 pm

Después de aquella reunión con su hermano en la que descubrió que el hombre al que siempre amó e idolatró no era realmente su padre, toda su vida, todo en lo que había creído se puso en duda, desde entonces y durante los últimos tres días, pasó por las cinco etapas del duelo. Al principio estuvo en negación, sólo podía pensar que le estaba mintiendo pues no le hacía ningún sentido. Si lo hubiera pensando con suficiente detenimiento en el momento, se habría dado cuenta que Kyrian no tenía ningún motivo para mentirle, incluso si sólo quería que aceptara el compromiso y no se volviera un dolor de cabeza aún mayor para él y sus tíos, habría sido muy cruel de su parte, y él podía no ser el hermano más cariñoso, pero sí que velaba por ella.

Cuando logró aceptar que no era una mentira, llegó la ira. Él lo había sabido todo el tiempo y nunca le dijo nada y, por si fuera poco, se negó además a decirle quién era su verdadero padre. Estaba tan enojada que durante todo un día se negó a dirigirle siquiera la mirada, mucho menos la palabra. El segundo día intentó negociar con él, queriendo conocer la identidad de su progenitor, o al menos conseguir su apoyo con respecto a la anulación del compromiso, pero ninguno de sus argumentos o ruegos hicieron efecto alguno en él, fue su turno de poner distancia entre ambos para evitar las preguntas de la menor.

Al comprender que no lograría nada, entró en depresión. Tuvo tiempo de procesar todo lo que esa simple verdad recién descubierta implicaba. El pecado que siempre creyó haber cometido ni siquiera era suyo, fue de su madre, Nimue nació del pecado cometido por ella, de su infidelidad. Sabiendo eso, no podía juzgar a su padre por haberla rechazado tan pronto se enteró. La “magia” que poseía tampoco era un castigo divino, como siempre pensó, era una herencia paterna que, además, compartía con su hermano. Debería estar feliz por saber que no era su culpa pero, aunque sentía cierto alivio, la mentira y el dolor que cargó sobre los hombros durante tantos años no le permitían todavía ver el lado positivo de la situación, el negativo era bastante más urgente en ese momento.

La verdad la liberaría en el futuro, pero en el presente la llenaba de incertidumbre. Sin su supuesto pecado, con una promesa hecha a un hombre que ni siquiera era su padre y con la magia en la ecuación que era su dilema de matrimonio, no tenía ningún motivo de peso por el cual negarse al compromiso. Y, como le había dicho a Zarek, si tenía que casarse con alguien, prefería que fuera con él antes que con cualquier otro, pero sabía que para él no era de esa forma, así que, le gustase o no, tuviera o no alguna excusa, seguiría intentando impedir la boda por él, incluso si eso significaba terminar casándose con otro hombre.

En ese punto, si fuese lo suficientemente honesta consigo misma, podría admitir que ya no sabía por qué lloraba, si era por haber descubierto la verdad sobre su padre o por saber que, incluso si terminaba casándose con Zarek, él no deseaba esa unión. Cuando logró dejar de llorar, sin importarle lo cansada que se sentía ni el horrible aspecto que tenía después de tanto llanto, aprovechó que su hermano había salido de casa para escabullirse y poder salir sola. No quería compañía, no quería que nadie la viera en aquel deprimente estado, pero tampoco quería seguir encerrada en su habitación, se sentía sofocada y necesitaba algo de aire fresco.

Sus pasos, evasivos de las multitudes, la guiaron a la playa, en donde caminó hacia la zona más alejada y solitaria hasta llegar cerca del faro. Se sentó en la arena justo a tiempo para ver el atardecer y perdió la noción del tiempo. Cuando regresó a la realidad, el cielo estaba completamente negro y despejado, la luz del faro le daba algo de visibilidad de la playa, pero no era tan fuerte como para impedirle ver las estrellas en el cielo. Era una noche hermosa, tanto que por una vez en su vida se atrevió a hacer algo imprudente e impulsivo. La costa estaba sola tan lejos como llegaba la vista, así que sin pensarlo demasiado se deshizo del abrigo, el vestido, los zapatos y las medias, quedándose únicamente en camisón y, sin importarle lo frío del agua y del clima afuera, se metió a las tranquilas aguas heladas.


Última edición por Nimue Tisdale el Mar Ene 25, 2022 12:02 am, editado 1 vez




Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Nimue Tisdale
Nimue Tisdale
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos de actividad : 14
Fecha de inscripción : 20/06/2021

Volver arriba Ir abajo

Freezing inside <Privado> Empty Re: Freezing inside <Privado>

Mensaje por Zarek Herondale Lun Ene 24, 2022 9:22 am

Se había marchado. Escabullido en la noche como un criminal que debía de refugiarse en las sombras… y lo hizo sin que nadie en la mansión se diera cuenta de en qué momento lo había hecho. Ni qué decir de la sorpresa de todos al día siguiente cuando nos dimos cuenta de que no se encontraba en su habitación, tampoco por los alrededores, así como la vergüenza de su familia por los actos cometidos de su sobrina como si fuera una niña pequeña que huye en mitad de la noche saltándose el “castigo” impuesto por los padres. Que sus tíos no sabían dónde meterse era algo evidente que se notaba a la legua, como si quisiera que la tierra se los tragara en ese mismo proceso o incluso parecer avestruces para enterrar la cabeza y no sacarla hasta pasado mínimo un año. Estaban sobrepasados por la situación, disgustados con el actuar de su sobrina en referente a una familia en donde la amistad prevalecía desde hacía generaciones… y no era para menos. La joven e inocente Nimue había decidido marcharse en mitad de la noche dejándonos allí a todos, inclusive a mí, con aquel marrón el cual ya no tenía escapatoria. Por suerte nadie me miró o dijo nada que hiciera alusión a que yo podía ser la causa o el culpable, teniendo en cuenta que ella quería consagrar su vida a dios –pues lo había dicho en incontables ocasiones- lo achacaban a una falta de madurez por su parte y un ataque de pánico. O es la mejor excusa que su azorada tía se inventó para la huida de su sobrina en mitad de la noche. Una parte de mí le importaba bien poco que se hubiera marchado porque quizás, de esa manera, era el empujón que se necesitaba para que todos vieran que la boda era un completo disparate. Pero otra parte de mí, una más profunda y peligrosa, no le gustó que se marchara dejándome en mitad de la situación con una más que desagradable sorpresa. ¿Cómo se atrevía? No iba a negar que esa parte que se había molestado por su partida quería castigarla, que entendiera que aquello no era un juego de niños y que era una falta y respeto hacia todos –pero en especial hacia mí- el que se marchara de esa manera. Dándome plantón. Esas dos palabras eran un buen resumen de lo que había sido su huida y escapada… y si pensaba que las cosas iban a quedar así estaba muy, muy, equivocada. Ni qué decir que sus tíos se disculparon de todas las maneras posibles habidas y por haber, en nombre de su sobrina, y fueron mis propios padres quienes me encomendaron por decirlo de alguna manera que fuera tras ella. Que la trajera de vuelta. Al parecer eso no había calmado los ánimos de la boda que seguía adelante, pues sus tíos se quedarían para seguir planificando, y yo podía encontrarla mucho más fácil. Y es que no estaban del todo equivocados, iría a buscarla no porque me lo hubieran “ordenado” mis padres para traerla de vuelta; iría a por ella porque quería ser yo quien la reprendiera por lo estúpido de aquel acto digno de una niña pequeña, de alguien que no podía acepta la realidad que la rodeaba.

Cuatro días más tarde me encontraba en la ciudad de París porque si había un sitio donde iba a ir era sin duda allí. El hechizo que le puse en el anillo no solo bloqueaba de alguna manera que alguien notara sus poderes, servía también como hechizo localizador. Cuando descubrí que se encontraba en la ciudad francesa no me extrañó en absoluto pues sabía bien que su hermano Kyrian se encontraba en la ciudad atendiendo unos asuntos que nos involucraban a ambos. Al pensar en su hermano caí en la cuenta de que no sabía bien cómo iba a tomarse Kyrian la boda, no después del pacto que hacía años establecimos con respecto a nuestras hermanas. Motivo por el cual yo me había mostrado siempre tan distante con Nimue a sabiendas de lo que decía de pequeña y el comportamiento que siempre tuvo, igual que hizo Kyrian para con mi hermana. Era como un pacto no escrito pero de gran importancia para ambos; quedaba terminantemente prohibido acercarse a la otra hermana, mucho menos tener un casamiento con alguna de ellas. ¿Cómo reaccionaría cuando me lo cruzara? Ya podía imaginarme la cara de enfado que tendría cuando supiera la verdad y a esas alturas intuía que ya la sabía, algo me decía que el motivo por el que ella se encontraba en París –en vez de volver a Escocia- era precisamente intentar que Kyrian la apoyara. De seguro que él sabía tan bien como yo que era complicado contradecir a nuestros mayores, pero esperaba tener pronto una solución. Ya habría tiempo de enfrentarme a Kyrian, ahora me importaba encontrar a Nimue. Seguir el hechizo de localización era sencillo y el rastro me llevó directamente hacia la playa pero hacia una zona más alejada, donde a lo lejos se podía ver la luz del faro. El cielo ya se encontraba negro y la noche había caído, ¿Qué hacía Nimue allí? Seguí acercándome hasta que al llegar a una de las zonas pude ver algo que captó mi atención; ropas. Un vestido, unos zapatos… toda una ropa de mujer. No me hizo falta sumar para darme cuenta que se trataba de su ropa pero a ella no la veía, no sabía dónde estaba.


—¿Nimue? ¿Dónde estás? —Comencé a moverme cerca de la ropa hasta que me fijé en algo que había pasado por alto; sus huellas marcadas en la arena. Tomaban una dirección en concreto; el amar— joder —corrí hacia la orilla para ver si podía vislumbrar algo pero era casi imposible con la poca luz que hacía, la luz del faro solo iluminaba por unos segundos— ¡Nimue! —Hasta que vi su figura adentrándose en el mar, cada vez más cerca, más hondo— ¡Nimue para! —Grité aunque pareció no oírme o quizás lo ignoró, ¿iba a dejar que el mar se la llevara?— ¡Niñata estúpida! —Gruñí para mí mismo antes de quitarme el abrigo tirándolo al suelo, abrí mi camisa rompiendo los primeros botones y me adentré corriendo tras de ella, llamándola, aunque no parecía escucharme. El agua estaba helada y era como si miles de agujas se clavaran en mi piel pero pese a ello seguí adentrándome. Por un momento la perdí de vista y no sabía dónde se encontraba, el miedo me paralizó, hasta que segundos más tarde la vi emerger a la superficie— ¡Nimue! —Grité nadando en su dirección hasta que por fin le di alcance, la sorpresa en su rostro era evidente como si no se hubiera dado cuenta hasta ese mismo momento en que me tuvo delante que estaba allí— ¿en qué estabas pensando, maldita sea? —la agarré del brazo con más fuerza quizás de la que debiera, pero un torbellino de emociones bullía en mi interior todas mezclándose. Estaba enfadado sí, preocupado también… sentí miedo cuando la perdí de vista— no puedes poner en riesgo así con tu vida —muchas cosas y sentimientos encontrados en esos momentos, tantas que era un amasijo revuelto. Quería regañarla por su huida, quería que pagara por dejarme plantado en Inglaterra… pero también quería besarla. ¿Besarla? Sí. Y sabía que estaba jugando con fuego.


Freezing inside <Privado> 7FfLPAA
Zarek Herondale
Zarek Herondale
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos de actividad : 22
Fecha de inscripción : 23/02/2019

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Freezing inside <Privado> Empty Re: Freezing inside <Privado>

Mensaje por Nimue Tisdale Ayer a las 7:58 am

Antes de entrar al agua por completo, titubeó. ¡Estaba helada! Sólo con mojarse los pies se estremeció, imaginaba que sería mucho peor cuando estuviera por sumergida. Estuvo a punto de echarse para atrás y volver a poner el vestido, pero eso es exactamente lo que todos habrían esperado de ella, que hiciera lo correcto, lo que era seguro, lo que una señorita debía hacer. Hasta hacía poco, siempre se consideró a sí misma como impulsiva, porque era lo que todos le decían debido a que a veces olvidaba pensar un poco antes de hablar y se le escapaba algún comentario mordaz o sarcástico. ¡Qué tonta había sido!

Después de que su hermano le confesara aquella dolorosa verdad, tuvo tiempo más que suficiente para pensar en su vida en retrospectiva y la conclusión a la que llegó era que realmente no sabía quién era, jamás había tomado una decisión importante en su vida, más que elegir entre el vestido azul o el verde. ¡Gran cosa! Quizá, de niña, en esa misma época en la que solía corretear a Zarek, es cuando recordaba haber sido más ella misma que nunca. Corría aunque le gritaran que no lo hiciera, se subía a los árboles cuando nadie veía, y luego alguien tenía que subir a por ella porque le daba miedo bajarse. Luego de la muerte de su supuesto padre, se transformó en la versión de ella que todos querían que fuera, ¡INCLUSO SU PADRE!

El hombre no había sido estúpido, mucho menos ignorante como ella. Él sabía lo que hacía cuando le dijo a una niña que era una pecadora. ¿Acaso fue esa su forma de vegarse de madre? ¿A través de una niña que lo idolatró toda su vida? Las lágrimas amenazaron con desbordarse de nuevo de sus ojos, pero estaba cansada de llorar, así como estaba cansada de hacer lo que los demás quisieran. Como no sabía quién era, tendría que descubrirse a sí misma, y eso no lo conseguiría encerrada en su habitación, probablemente tampoco lo haría en el mar, pero sentía el impulso de hacer algo que todos a quienes conocía reprovarían. Especialmente, quería hacerse feliz a sí misma, pues había quedado demostrado que nadie lo haría por ella, ni siquiera su propio hermano movería un dedo. Pues sí, él fue parte también del engaño, las mentiras y los secretos. Y estaba segura de que también sabía quién era su verdadero padre. No sería en en ese momento, pero más temprano que tarde lo descubriría.

Con renovada convicción, dio paso hacia el agua, y luego otro, hasta que se encontró corriendo en dirección a la lo profundo. Cuando el agua le llegó al nivel de los hombros, se hundió por completo para mojarse también el rostro y el cabello, el cual se soltó del descuidado arreglo que se hizo antes de salir de casa, cayendo completamente suelto y húmedo sobre sus hombros, largo hasta la mitad de su espalda. No sabía si el agua fría tenía algún tipo de poder curativo, o tal vez el agua del mar, pero ahí en ese frío glacial, se sintió libre por primera vez en muchísimo tiempo. Se distrajo un rato nadando, hundiéndose y volviendo a la superficio, como si volviera a ser aquella niña traviesa que se divertía con las cosas más simples.

Su felicidad, sin embargo, se vio interrumpida por un grito muy cercano que llamaba su nombre. Bastó girarse para darse cuenta que se trataba de Zarek, ya a solo un metro de distancia y acercándose más. Parecía furioso, pero ni eso fue capaz de borrarle la sonrisa del rostro, al menos hasta que él la agarró por el brazo con excesiva fuerza. – Zarek, ¿De qué hablas? Suéltame, me haces daño. – Se quejó, intentando recuperar su brazo pero fue imposible, aunque al menos soltó ligeramente la presión que ejercía sobre el mismo. Ya ni siquiera le importaba tutearlo y llamarlo por su nombre de pila, así lo hizo cuando era una cría, y así podría hacerlo ahora. Después de todo era su prometido y parecía que para eso hubiera una salida.

Al mirarlo a los ojos, encontró en ellos no sólo furia y enojo, también miedo y preocupación, si no hubiera acompañado eso con sus siguientes palabras, tal vez se habría sentido enternecida, pero no pudo evitar la risa que se apoderó de ella, especialmente porque fue él quien la enseñó a nadar hacía tantos años, no tenía sentido que se preocupara por un chapuzón, especialmente cuando el oleaje ni siquiera era fuerte. Cuando comprendió lo que pudo él haber pensado, en lugar de calmarse siguió riendo. – Vaya, que mala idea tienes de mí. – Pronunció cuando pudo calmarse lo suficiente para decir una frase completa sin risas de por medio. No concebía que él pudiera pensar que quería hacerse daño a sí misma, pero daba igual, ya nada la sorprendía.

En ese momento, viendo lo guapo que se veía incluso con aquella temible expresión en su rostro, tuvo la idea más maravillosa que se le pudo ocurrir alguna vez. Se puso de puntillas y rodeó el cuello del hombre con ambos brazos, quedándose colgada de él mientras le rodeaba la cintura con ambas piernas. Sí, como solía hacer de niña. – Ya sé cómo podemos obtener ambos lo que queremos. – Comenzó, esperando que, si despertaba su curiosidad, tal vez se le olvidara un poco del enojo. – Usted, caballero, no se quiere casar porque no quiere tener la responsabilidad de atender una esposa, ¿No es así? – Eso ya lo había asumido hacía tiempo, pero ahora no le molestó decirlo en voz alta. – Y yo, quiero deshacerme del apellido MacKay para siempre. – Expuso lo que realmente ambos querían, que no era exactamente deshacerse del matrimonio, aunque fuera así para ella solo unos días atrás.

– Vamos a casarnos. – Propuso, pero ante su duda, continuó. – Vamos a casarnos, bajo nuestros propios términos, no los de ellos. Una vez estemos casados, te habrás quitado esa presión de encima, y yo habré ganado mi libertad. No me importa lo que hagas con tu vida, sólo te pido que no me dejes en Londres, ni en casa de mis tíos. Fuera de eso, puedo tener mi propia habitación, y te juro que ni recordarás que tienes una esposa. – Estaba tan eufórica, que se sentía un poco ebria, incluso cuando no había bebido nada de licor desde aquella cena en su casa en Londres. Pensándolo de aquella manera, y dado que ya no tenía sentido querer convertirse en monja, era lo mejor que se le ocurría para hacer de una situación que ninguno quería, algo de lo que ambos se podrían beneficiar.




Pack cortesía de Naitiri Zahir <3 ¡Mil gracias!
Nimue Tisdale
Nimue Tisdale
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 19
Puntos de actividad : 14
Fecha de inscripción : 20/06/2021

Volver arriba Ir abajo

Freezing inside <Privado> Empty Re: Freezing inside <Privado>

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.