Victorian Vampires
Blood memory [Privado] 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Blood memory [Privado] 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP



OCTAVIUS RINALDI

MODERADOR

ENVIAR MP
MODERADOR

MODERADOR

ENVIAR MP



ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/11/22


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

Blood memory [Privado]

2 participantes

Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Blood memory [Privado]

Mensaje por Faye Innes-Ker Vie Jul 01, 2022 8:55 pm

El reloj marcaba en punto de las ocho de la noche. Faye había estado vigilando esas manecillas desde que el sol se escondió. No estaba nerviosa solo tenía mucha curiosidad de lo que esa noche deparaba y no había existido platica pequeña en su negocio con los visitantes que estuvieron yendo y viniendo que la hubiera distraído lo suficiente como para poder olvidarlo si quiera un minuto. En las ocasiones previas a ese encuentro llegó a pensar en retractarse porque no sabía cómo es que había llegado ahí a aceptar cazar a un vampiro que su única preocupación por el momento era conseguir el tomo de un libro muy especial que ella casualmente tenía en su posesión. Nunca había estado segura de querer aceptar ese trabajo, prácticamente los hombres misteriosos le tuvieron que rogar y ofrecer una cantidad exagerada de dinero para que les dijera que iba a ser ella quién les llevaría al vampiro porque según ellos “No había nadie mejor para el trabajo”, Faye encontró esto muy complicado de creer pero hizo como que en verdad le había halagado que la consideraran de esa manera hasta llegar a hartarse. Desde el momento en que aceptó implicarse había estudiado todo lo que los hombres tenían para darle con el fin de capturar al susodicho. Era un vampiro antiquísimo y muy hábil, todo lo que leyó de lo poco que le proporcionaron no le indicó alguna alerta roja sobre ese ser así que sus dudas forjaron el plan tras agotar todas las ideas dio con la mejor. Primero tuvo que localizarlo, suerte que estaba en París, lo segundo se decidió que sería seguirlo pero no de forma personal, con una red de conocidos y aliados para que le fueran comentando prácticamente sus movimientos antes de instalar un segundo equipo de gente externa, que tras enterarse de sus deseos por poner las manos en un objeto especial, le llevarían la información sobre ella, para atraerlo hasta su lugar y contemplar la situación desde una perspectiva más personal. Los pequeños esfuerzos habían dado frutos pues desde hace dos semanas se acordó de una forma muy secreta que se encontrarían para hablar lo que a Faye le dio tiempo para asegurar todo el lugar con nuevos encantamientos, trampas, hechizos y más cosas de seguridad y protección cortesía de sus incontables conocidos.

Dejó una de las ventanas cuando lo vio aproximarse a lo lejos—Conduzcan al vampiro a mi despacho en cuanto llegue, ahí llevaré a cabo la reunión—en cuanto estuvo a solas preparó dos copas con vino, una que por simple hospitalidad, y un poco de interés, mezcló con un chorro de su propia sangre tras abrirse con un abrecartas apenas lo suficiente para que fueran tal vez cuatro centímetros en el antebrazo. Se limpió con agua e hizo una curación simple antes de colocarse una venda que se manchó con un punto carmesí. No era exactamente una copa social entre ambos, era más bien un experimento.

Se sentó en su silla justo antes de que él entrara viéndose tan calmado como la muerte. Había visto ya muchos vampiros en su vida y todos siempre tenían esa quietud extraordinaria digna de su especie pero él era distinto, su reposo eterno no le recordaba nada humano y en muchas ocasiones los vampiros sí que parecían ser demasiado humanos con todo y sus cualidades. Tenerlo de frente la puso en alerta enseguida, reconociendo lo mortal que podía ser fuera de ese ambiente formal—¿Puedo ofrecerle una pequeña cortesía?—le acercó la copa con su sangre. Si la tomaba o no le diría muchas cosas y ella confiaba en cualquiera de las dos opciones—Lo que menos quiero es hacerle perder el tiempo con esta pequeña reunión aunque me complace mucho que se haya acercado a mí—tomó su copa y dio un sorbo—No estaba muy segura sobre el interés que tiene en mi libro, me costó mucho tiempo, dinero y esfuerzo conseguirlo, ya se podrá imaginar que todo lo que hay aquí no se devalúa, al contrario, así que puede entender porque no lo tengo en la sección pública y como es que no ofrecí la opción de que pudiera consultarlo aquí como todos los demás—otro sorbo más antes de levantarse—No es lo que quiere, me queda claro—aludió al ego que seguramente se cargaba—No tendría porqué compartir algo tan valioso y yo tampoco así que me gustaría entender como que los dos nos beneficiamos de un acuerdo en que yo cedo mi derecho sobre el artículo—caminó hasta una especie de vitrina tallada de forma increíble de dónde sacó el libro envuelto con mucho cuidado, lo despejó de las telas que lo cubrían y lo dejó sobre la mesa haciendo espacio para que ambos pudieran observar—Pensé que tendría dudas sobre mi y la veracidad de todo, por favor examine con detenimiento… y el nombre es Faye—le dio distancia tras aclarar su identidad, yendo a cerrar nuevamente su vitrina especial y hacer tiempo.

¿Por qué una organización estaría tan interesada en deshacerse de un vampiro coleccionista? Su trabajo no era entender sino llevar acabo pero en todo eso no había un motivo claro para ella y eso era muy inquietante, no le agradaba.


Blood memory [Privado] 73IDdfL
You thought the shoe fit
My destiny:

Faye Innes-Ker
Faye Innes-Ker
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 08/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Tiamat Sinn Miér Jul 20, 2022 11:54 am

El pasar del tiempo era algo a lo que todo vampiro debía de acostumbrarse, sobre todo cuando se llevaba en las espaldas más de seis mil años de existencia por el mundo y haber recorrido este dando ya centenares de vueltas al mismo. Desde que me obligaron a abrazar la oscuridad mis días a veces se habían vuelto un tanto tediosos, lo que me obligaba a buscar algo de diversión que me mantuviera con el interés suficiente como para no buscar una diversión que sería sin duda más macabra, y mucho más violenta. El matar era algo que iba de la mano con los vampiros, la sangre era nuestro principal sustento y obtenerla era una forma demasiado fácil si sabías bien jugar tus cartas. Sin embargo, yo odiaba que todas las cosas fueran fáciles y que no tuviera apenas que chasquear los dedos para obtener lo que quería, ¿qué sentido tenía una vida fácil? Yo nunca había sido de ese tipo de personas, más bien era de las que le gustaba los retos y las complicaciones, que algo no me lo dieran tan abiertamente y que tuviera que tirar de todo mi ingenio para conseguirlo. La vida fácil era algo que odiaba por encima de todo, por eso siempre solía buscar nuevos retos que dieran algo de “chispa” a mi vida, porque tras tantas andanzas por el mundo se necesitaba un motor que hiciera que un vampiro no tuviera una existencia tediosa. Había oído casos de vampiros que se dejaban expuestos al sol para acabar con la misma, algunos jóvenes y otros más antiguos, cansados de siempre la misma oscuridad, de siempre lo mismo sin que nada cambiara y perturbara su vida... y yo pensaba que era porque no habían encontrado o descubierto todo lo que la “oscuridad” tenía por ofrecerlos. Yo, con tantos milenios tras mis espaldas, había sido testigo de cómo el mundo había cambiado y había evolucionado, los humanos eran interesantes de estudiar sobre todo cuando ellos mismos eran quienes construían y derribaban civilizaciones por el poder, cómo habían avanzado y evolucionado desde entonces y era interesante ver hasta dónde habían sido capaces de llegar, lo que me llevaba a preguntarme hasta dónde pondrían el límite y qué sería lo próximo que haría ese “salto” que siempre había precedido en la historia. Seguro que en unos siglos lo descubriría y yo estaría allí para ser testigo del mismo. Durante todo aquel tiempo un vampiro tenía demasiado tiempo libre y había que invertirlo en algo, yo me dediqué a conocer todas aquellas culturas que habían en el mundo y aprender de las mismas, pues aunque se tuviera los poderes para poder doblegar y dominar a una persona, nunca había nada más efectivo como conocer su cultura, sus mitos, sus leyendas y sus costumbres para poder dominarlos, y eso es lo que había hecho viviendo en cada uno de los lugares del mundo por un tiempo ilimitado, simplemente, hasta que me había cansado del lugar y había pasado a otro para aprender del lugar, de sus gentes y sus costumbres. Siempre había pensado que era la mejor forma de dominar a alguien sin necesidad de poderes, y lo seguía pensando tras todos aquellos milenios.

Sin embargo el motivo real por el que estaba en París distaba de ser por mero conocimiento del lugar y de sus gentes ya que desde hacía un tiempo había dejado a alguien encargado de dicha tarea, el mundo oscuro en el que me había movido hacía milenios y en el cual había reinado con mis alas negras y mi aliento de fuego sembrando el terror, el caos, la destrucción y la muerte coronado todo por el fuego había traído sus consecuencias y lo sabía. Conocía de la existencia de esa orden que se autodenominaba “orden del dragón” que se creían cazadores de estos como si solo con el nombre pudieran hacer más grande su gloria o ensalzar sus logros. Cazadores de dragones, pensar en dicha orden hacía que mi sonrisa se ampliara y una pequeña risa macabra brotara de mis labios al ser consciente de que yo había provocado la creación de esa misma orden al haber reducido a cenizas muchos de los pueblos o ciudades que encontraba a mi paso calcinándolo todo con mis llamas. Yo mismo me había auto impuesto aquel nombre por el que todos me conocían y temblaban cada vez que oían hablar de mí; el Dragón Negro. Quizás los que conformaban dicha Orden amparados bajo una poderosa protección de la cual más adelante me encargaría –ya tenía algunos planes pensados para ello- no supieran del todo que yo conocía su existencia o, siquiera, que los tenía tan controlados como podía sin que se enteraran de que cobijado en las sombras movía los hilos a mi antojo. Había escuchado de sus hazañas y sus proezas así como de todo lo que habían logrado con el paso del tiempo, pero también habían sido ellos testigos de mi ira y de rabia cuando los masacraba cada vez que daba con ellos. Era muy consciente de que la protección de la que gozaban debía de ser exterminada para poder acabar con dicha orden que estaba más organizada de lo que parecía a simple vista y sus conexiones eran profundas... o si no que se lo dijeran al pobre cazador que tenían de informante y que había muerto tras una dolorosa tortura que yo mismo había llevado a cabo para saber qué era lo que planeaban hacer a continuación. Tenía a gente muy experimentada de la que me fiaba porque llevaban años trabajando para mí espiándoles, conociendo y estudiando todos y cada uno de los movimientos que hacían y es que en esa partida de ajedrez yo era quien portaba las piezas negras y era el rey de toda partida, no había un movimiento que se hiciera sobre el tablero de juego que yo no supiera o no tuviera conocimiento. Por eso sabía lo que andaban buscando y no dejaría que lo obtuvieran, no podía permitir que contaran con más victorias y pronto acabaría con todos y cada uno de ellos.

Sin embargo otros asuntos también necesitaban de mi atención y aquella noche tenía una reunión sobre cierto libro el cual llevaba un tiempo buscando y que al parecer se encontraba en la ciudad de París. Era bastante curioso como todo parecía suceder en la capital francesa y es que nadie podía negar la alta concentración de sobrenaturales que había en la ciudad, por no contar con que se iba a celebrar una reunión con varios Nosferatus... lo nunca visto. Dejé esos pensamientos a un lado cuando el carruaje ya estaba preparado y ataviado con mi traje negro partí hacia el lugar indicado que no era otro que el puente nuevo. Pasados unos cuantos segundos llegamos al lugar y me bajé del carruaje pero dándole la orden al cochero de que esperara a mi vuelta, no por nada le pagaba un buen sueldo por ello. No tardaron en acercarse varios hombres que de seguro me llevarían al lugar indicado y no pasé por alto que unos ojos me observaban desde detrás de una ventana, a la cual alcé mi vista observando aquella figura. Me condujeron hasta donde se encontraba dicha persona siendo esta una joven la cual parecía estar al mando, lo cual produjo una pequeña sonrisa en mis labios. Tuve cierta sensación cuando la vi aunque no podía definirla, pero era como si la conociera de hace tiempo... claro que había conocido a miles de personas y de seguro que pronto daba con quién era. Enarqué una ceja cuando me ofreció la copa notando y apreciando cierto matiz propio de la sangre, tomando esta para agitarla suavemente despertando así los aromas mismos que contenía.



—Es usted muy amable señorita por tal ofrecimiento, lamento no poder devolverle el gesto —me preguntaba por qué habría sangre en la copa cuando no lo había pedido, algunos vampiros cierto que disfrutábamos más cuando se añadía sangre para intentar recrear las sensaciones que el alcohol provocaba en los humanos. Pero no a todos les gustaba, al no encontrar nada extraño al oler la copa di un primer trago sin apartar mi mirada de ella— oh, le aseguro que tiempo es algo que me sobra en esta vida señorita —porque si había puesto la sangre en la copa era porque sabía que era un vampiro, y lo cierto es que pocos se mantenían tan firmes ante ese hecho. Si sabía lo que era –y daba la impresión que sí- o bien estaba acostumbrada a tratar con más vampiros o su estoicidad se debía a otros motivos. Sí, desconfiaba absolutamente de todo pero cuando llevabas tantos milenios uno aprendía que hasta en ciertos momentos hasta tu propia sombra podía fallarte y traicionarte— hay que poner a buen resguardo todo lo que nos es preciado y valioso, en eso opino lo mismo que usted. Sobre todo en una ciudad que no se caracteriza precisamente por la honestidad —y menos entre seres sobrenaturales, no cuando los vampiros teníamos fama de ser taimados— parece usted muy segura de saber lo que quiero —puntualicé en lo que no perdía detalle de todo lo que hacía, lo que sí entendía era su duda aunque yo bien podría sacarle de las mismas— creo que no hace falta que le diga que soy un hombre poderoso, algo más que un “hombre” poderoso para enfatizar más —porque nadie ponía sangre en una copa de vino si no sabía con qué estaba tratando— solo un necio o un ciego no vería que esta ciudad se está tornando cada vez más peligrosa, que la noche alberga horrores. Yo podría ser un benefactor si llegamos a tener un trato, quizá piense que no lo necesite pero le aseguro que si ahora le parece peligroso... ni se imagina lo que se avecina —sonreí ladino porque la reunión de Nosferatus cambiaría un antes y un después en todo lo que se refería a la ciudad— por supuesto podríamos negociar ciertos términos con el objeto en cuestión —el libro era algo que por siglos se había considerado como un libro de poder, un libro maldito... un libro que según muchos encerraba un poder en su interior. Me acerqué para examinar dicho libro observando su portada que lejos de lo que muchos creían, estaba hecha con piel humana. Alcé mi mirada cuando me dijo su nombre como si aquello despertara ciertos recuerdos que no lograba ubicar, y eso me traía un tanto mosqueado— un nombre precioso, Faye —volví mi vista al libro examinando y determinando que era el verdadero... lo cual me traía más preguntas— me sorprende a la par que interesa el conocer cómo logró obtener este libro, ¿sabe realmente lo que tiene aquí, Faye? —Me apoyé contra aquel escritorio cruzando mis brazos sobre el pecho sin perder detalle de lo que ella hacía— de seguro que querrá poner sus propias condiciones. Muy bien, la escucho —aunque estuviera centrado en el libro no dejaba ni me olvidaba de los hombres que tenía en el recinto, cualquier cosa que notara que no encajaba no dudaría en actuar como correspondiera.


Blood memory [Privado] OZg1aR5
«Los Dragones son fuego, y el fuego es poder»:
Faye; my sin:
Destiny:
Amigo secreto:
Tiamat Sinn
Tiamat Sinn
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 10/10/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Faye Innes-Ker Jue Sep 29, 2022 2:30 pm

No se preocupe en lo absoluto, entiendo que tenemos gustos muy distintos en lo que a la alimentación se refiere—Faye sonrió de lado al verlo olisquear la copa para descifrar si había algo ahí que pudiera hacerle daño pero lo que más gusto le dio fue que él descubriera que ella estaba siendo honesta y que terminara bebiendo—Este es un lugar seguro para la mayoría de las criaturas que saben de él, todos conviven en paz porque yo así lo quiero y cualquier trasgresión hacia un invitado se considera para tomar medidas… especiales e incluso yo me ciño a esas reglas así que puede tomar cuanto vino quiera—le aseguró en caso de que él creyera que ella estaba buscando matarlo ahí mismo y sí, bueno, esa era la tera que le habían dado y con la que no se encontraba cómoda pero de hacerlo no lo llevaría a cabo en su mejor negocio, perdería credibilidad como un espacio neutro para todos excepto lycans. En medida de lo posible se estaban entendiendo demasiado bien, había un dejo de cordialidad que, aunque esperada, la dejaba tranquila en su presencia y al mismo tiempo la empujaba cada vez más a los terrenos de la duda—Sé que es un vampiro peligroso pero los de su especie si bien han proliferado no los considero como los peores horrores de este mundo, sí uno se debe andar con mucho cuidado pero son fascinantes e incluso bellos a su manera—sin querer había sonado con más odio del normal pensando en los hombres lobo. Si tan solo se hubiera aferrado a sus valores y reglas contras los lycans de seguro no estaría con la cuestión moral y la orden secreta pisando sus talones por no querer hacer el trabajo por el cual se había alquilado—Es muy tentador tener un benefactor pero siempre he estado sola y me las he arreglado muy bien, no se me da mucho el tener socios o protectores. Espero que lo pueda comprender—ni siquiera otros cazadores con los que convivió por años podrían ser considerados familia o protectores, Faye tenía una mala relación con esa clase de relaciones.

Cruzó una pierna sobre la otra a la espera de que el vampiro terminara de echarle un ojo a aquella reliquia—Yo diría que es un nombre muy común de donde vengo—el vampiro frente a ella se había dado cuenta que el libro era real por lo que su curiosidad despertó letal haciéndola sonreír—Por la naturaleza de su pregunta me doy cuenta que nunca antes había escuchado de este lugar y lo entiendo, no soy de las que se anuncia por periodico pero ya que está adentro puede ver que no solo en esta oficina sino afuera en la parte de la biblioteca y ludoteca está lleno de objetos importantes y poderosos que me he encargado de rastrear y comprar, a veces por medio de favores, para dar un lugar de acceso libre al conocimiento entre razas… Digamos que trato de proponer un juego limpio y emparejar el terreno—no para todos pero para la mayoría. Lo que hacían después de acceder a información y fuera de su negocio no le importaba.

He sangrado y pagado mucho dinero para erigir este lugar como ahora usted lo ve, por supuesto que estoy consciente de todos los objetos que manejo—tenerlo ahí hablando de un posible trato nunca hubiera ocurrido pero ya estaba metida hasta las rodillas, lo mejor que podía hacer en ese momento era seguir con la propuesta y carnada del libro. Después de todo ese encuentro era solamente de reconocimiento—Como puede ver todos los objetos aquí se pueden usar y consultar como mejor les plazca a los visitantes, tomar notas y todo lo que les parezca conveniente dentro de las premisas del lugar pero nunca salen, no los presto ni los regalo… de cualquier forma es imposible robarlos—sus objetos estaban protegidos de mil formas, una más letal que la otra y el intento por pasarse de listo era la muerte ya que el lugar tenía trampas hechas para cada una de las razas que reaccionan a cosas físicas, magia y estaban ligadas a los objetos que se protegían. En toda su historia había tenido tres muertes, una vampiro antiguo y forrado en dinero, un hechicero pobre y desesperado y para colmo… un lycan pasado de listo pero aún así estúpido. Todos debilitados para un fácil y mejor manejo de los cuerpos y, eventualmente, asesinados. Faye podía ser pequeña en estatura pero no se dejaba de nadie—Esta sería la primera vez que me planteo una situación como tal pero gasté mucho dinero en conseguir el tomo lo que ha aumentado en exceso su valor y entre más tiempo yo lo tenga se continuará incrementando el precio. Si llegara usted a comprarlo el dinero que yo le haya recibido se quedará corto por lo que costara ya en sus manos la compra… Estoy dispuesta a venderlo si es que le parece demasiado trabajo venir aquí a leer pero eso significa mucha pérdida—se levantó ya cansada de la posición que la silla le hacía adoptar y se recargó sobre el escritorio a un lado del vampiro.

¿Consideraría llevarse el libro por el precio que tenga actualmente y aún así pagar intereses por todo el tiempo que yo viva? No le pediré la mitad en cuanto a intereses según el valor que adquiera fuera de este lugar, por eso puede quedarse en paz, es solamente una forma de no verlo como pérdida total—lo miró desde su posición—Si cree que es excesivo siempre estaré encantada de recibirlo aquí—Faye no creía estar pidiendo demasiado, los intereses serían proporcionales al mismo precio que lo vendería y podrían llegar a un acuerdo si esos pagos podrían llevarse a cabo anual o mensualmente—Le propongo algo ¿Qué tal un periodo de prueba? Venga aquí las veces que quiera, no tiene que consumir ni pagar entrada, le daré un lugar reservado para que nadie lo moleste mientras lee el libro… si después de un tiempo siente que no es lo suyo podemos volver al tema de venta. Sin compromisos—.


Blood memory [Privado] 73IDdfL
You thought the shoe fit
My destiny:

Faye Innes-Ker
Faye Innes-Ker
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 08/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Tiamat Sinn Dom Oct 16, 2022 1:42 pm

Sabía que no era nada fácil que te consiguieran un pase para entrar en un lugar que estaba tan bien escondido que no era sencillo encontrarlo, no al menos que tuvieras unos buenos contactos que abrieran ciertas puertas o tuvieras una reputación tan alta en el mundo de las reliquias y objetos antiguos -el mundo de los coleccionistas- que te permitieran concertar una reunión como a la que iba esa misma noche. Casi que fue toda una sorpresa recibir tal invitación después de mover algunos hilos y que mis hombres, que sabían moverse como una sombra por los bajos fondos de la ciudad y por lugares de mercado negro, habían dado por fin con el libro que llevaba ya mucho tiempo buscando y que, para muchos, no era sino uno de los libros con mayor importancia y poder que se tenía en el registro desde hacía miles de años. Un mito entre los mitos. Quería comprobar por mí mismo -o más bien necesitaba- que el libro era verdadero sin pensar en cómo es que lo podía tener tan oculto sin que nadie hubiera intentado robarlo, porque de seguro que ya lo habrían intentado en alguna que otra ocasión, lo que sin duda dejaba en claro que quien lo tuviera en su poder tenía todas las medidas necesarias para que eso no ocurriera. ¿Qué tan importante sería dicha persona? O mejor dicho; cuánto poder tendría para conservar aquel libro entre sus pertenencias. Por lo que sabía no era el único objeto que poseía pero por el momento el único por el que sí sentía interés pues se podían hacer grandes cosas si lo tenías, cosas que los humanos habían olvidado con el paso del tiempo hasta ni siquiera conocer dicha existencia de ese libro. Lo cual nos dejaba un amplio margen para quienes sí estábamos metidos en aquel mundillo que era algo más grande de lo que podría parecer, pero como muchas otras cosas, se ocultaba muy bien en las sombras. No sabía qué encontraría al llegar por lo que estaba preparado para cualquier cosa, lo que no me sorprendió fue encontrarme tanta seguridad pues el lugar bien lo requería aunque cabía señalar que mientras me conducían por los pasillos hasta lo que parecía un despacho en la planta superior no perdí detalle de todo cuanto me rodeaba reteniéndola en mi mente, por lo que pudiera pasar. Encontrarme con aquella joven humana sí que fue toda una sorpresa ya que quizás esperaba que fuera un hombre algo más mayor, más entrado en edad, quien dirigiera todo… aunque no me quejaba en absoluto del cambio. Otra cosa que me sorprendió fue encontrarme el inconfundible aroma de la sangre en la propia copa que ella misma sirvió, no a todos los vampiros les gustaba ese pequeño “toque” adicional de la sangre y que era a su vez lo que hacía que los vampiros notáramos los efectos del alcohol, no en cantidades como los humanos, pero sí cierto parecido. La firmeza con la que llevaba todo y el control que ejercía no solo sobre el propio lugar, sino también con los hombres a su disposición, decía mucho más de lo que parecía a simple vista. Era una joven menuda pero incluso así se podía apreciar el carácter que tenía, la mirada en sus ojos denotaba que no se dejaba achantar por las adversidades sino que aprendía de estas y sabía sobreponerse. Bien, eso me gustaba bastante porque al menos trataría con alguien que entendía bien lo que era este negocio así como el valor del propio libro, aunque primero tendría que comprobar si era auténtico o no. ¿Cómo saberlo? En situaciones donde se había visto en contadas ocasiones era complicado descifrar cuál era el auténtico y cuál la copia, sin embargo ciertos detalles e incluso el material y su desgaste por el tiempo eran cosas que no se podían falsificar por mucho que lo intentaran. Sin embargo antes deberíamos de establecer una serie de pautas ya que no estaba tratando con ninguna principiante, por la forma en la que hablaba y la cadencia en el tono de su voz me dejaba en claro que esa no era su primera vez; ni al intercambiar artículos ni al tratar con un vampiro. Ella misma fue quien dejó claro la última parte al decir que aquel era un lugar seguro lo que provocó que elevara una de mis cejas, no sería la primera vez ni tampoco la última que me encontraba en una situación donde decían eso… y luego era todo lo contrario. La confianza se ganaba, algo que aprendí en mis largos milenios de existencia. Lo tenía todo bien montado ya que era un lugar normal y corriente perfecto para esconderse frente a todos, sin que sepan lo que aguardaba en su interior. Elevé ligeramente la comisura de mi labio con la copa en mi mano ante sus palabras porque no, no era la primera vez que escuchaba de dicho lugar aunque sí la primera vez que acudía. En el mundillo por el que nos movíamos era conocido y tenía su merecida fama, pero no era de fácil acceso. No para cualquier persona normal y corriente.


一Al contrario querida, sabía de la existencia de dicho lugar aunque es la primera vez que accedo a la misma. Tenéis cierta fama y cierta reputación aunque supongo que eso, es algo, que ya sabréis 一y no lo ponía en duda, en absoluto. No tenía una seguridad tan reforzada por todo el lugar en vano, los lugares clandestinos del mundo del coleccionismo eran dispares y muy diferentes ya que cualquier lugar era bueno, cuanto más expuesto se encontraba más pasaba desapercibido. Como aquel lugar por ejemplo, un inmueble que bien podía parecer oficinas por fuera en su interior se guardaba un gran tesoro por el que muchos pagarían incluso hasta con su propia vida de ser necesario. A veces la codicia no tenía parangón alguno con seres como los humanos, aunque algunos inmortales y sobrenaturales no se quedaban atrás一 para ser alguien que ha estado sola, y que lo maneja sola, no se le ha dado nada mal 一no dije nada sobre el rechazo de mi propuesta ya que era lógico que no terminara de confiar en alguien que no conocía de nada y que además era un vampiro. Nuestra fama por ser ladinos nos perseguía allá a donde fuéramos一 de igual manera no retiro mi oferta y usted tendría a buen recaudo el recordarla, pues nunca se sabe lo que nos puede deparar el futuro 一alguien podría tomar mis palabras como una amenaza pero no era así, no era más que la propia vida haciendo sus jugadas con sus cartas personalizadas para truncar nuestro camino.

Era demasiado joven y quizás en algún momento se tercieara la ocasión en que necesitara de alguien que la ayudase, no estaba de más en tener alguien con quien contar. Tras dar otro trago más a la copa que ella me había servido -notando ese toque a sangre- observé con detenimiento el libro y el motivo además por el que estaba allí. Su tapa de cuero oscura y desgastada por los años parecía conservarse bien pese al tiempo que tenía y al desgaste, pero eso no hacía sino que alzar aún más su valor, el paso del tiempo no podía evitarse ni siquiera con libros como aquel. Su lomo estaba en buenas condiciones y sus letras en la portada se leían claras y nítidas siendo el desgaste del material -algo lógico pues no se podía preservar en perfecto estado sin haber sido preparado para ello- lo único que dotaba esa antigüedad al libro. Abrí su portada para ver las páginas y comprobar que la tinta escrita hace miles de años todavía se leía con claridad. Me recordaba a esos papiros y manuscritos encontrados del Antiguo Egipto bien preservados por el paso del tiempo, incluso las propias momias que tardaban algo más de un año en completar todo el proceso de momificación. El libro que tenía en mis manos era uno más antiguo que la época egipcia pero cuando se creó, quien elaboró sus páginas y escribió con tinta en ellas, desconocía por completo la importancia o el poder que ostentaría miles de años después. Y no era el único libro con dichas cualidades aunque por el contenido que había en su interior sí necesario para lo que llevaba en mente, quizás incluso pudiera serle de utilidad a Yazid en su lucha contra la Inquisición pues todo parecía a que la guerra pronto iba a comenzar en la ciudad de París. Aunque descifrar los secretos que se escondían entre sus páginas no sería nada sencillo pero si de algo tenía suficiente era tiempo, pensaba descubrir todo lo que encerraba entre sus páginas.



一No me cabe la menor duda de que este libro no será el único objeto que esté en su poder, de lo contrario no necesitaría tantos hombres para proteger lo que guarda aquí dentro 一la miré de reojo manteniendo esa sonrisa leve en mis labios, ladina, consciente de que aquello bien podía ser un juego previo entre ambos antes de mostrar las verdaderas cartas que teníamos bajo la manga一 así que ¿conocimiento libre entre razas? Debe de ser usted un alma muy caritativa para permitir algo como eso, siempre que uno puedo pagar el precio por supuesto 一y no era una queja o un reproche, de aquel negocio todo el mundo sacaba un beneficio y ella como muchos otros lo sacaba a su manera. Ante sus siguientes palabras no pude más que girarme dejando en un segundo plano al libro para mirarla, sentada con una pierna cruzada sobre la otra, contemplando cada uno de mis movimientos一 lo sé, para alguien como yo es fácil notar que no todos son meros humanos sino que hay cierta… variedad. Imagino que lo que menos le preocupa es que humanos ladronzuelos se cuelen, son fáciles de cazar y de perseguir, pero los sobrenaturales… ah, eso es muy diferente 一negué ligeramente con la cabeza一 en especial cuando portan magia en sus venas y utilizan trucos para confundir, engañar y manipular 一algunos poderes que yo podía utilizar también pero no era lo que quería ni lo que buscaba, aunque estaba bien saber y conocer dicha información. Para cuando ella empezó a hablar sobre el precio de venta del libro, lo que le había costado y cuánto aumentaría su coste de yo comprarlo simplemente alcé mis manos para que no fuera tan rápida ya que apenas habíamos comenzado con la negociación y ya me estaba soltando todo de golpe一 tranquila pequeña, apenas estamos comenzando y ya me lanzas todo de una… no es así como funciona 一negué sin borrar esa sonrisa ladina de mis labios一 no olvides que soy un vampiro y conseguir a mi “presa” es lo que deseo, pero me gusta disfrutar de esos momentos hasta que por fin logro mi objetivo. Quiero el libro, es mi presa, pero admito que es el juego previo y esos instantes lo que hace que toda la adrenalina surta su maldito efecto 一fui claro y conciso ya que era cierto que podíamos firmar allí mismo en ese instante un trato, llegar a un acuerdo, pero era más placentero esos momentos que obtener el premio per sé. Me senté en la silla frente a su escritorio dejando cierto margen con el propio escritorio, observando sus movimientos hasta que quedó apoyada contra el borde de este一 hace un momento ha dicho que ningún objeto sale de aquí, ¿por qué cambiar ahora de parecer y conmigo? ¿Debo pensar que puedo ejercer algún influjo sobre usted? 一De nuevo esa sonrisa aduladora que tan bien se me daba utilizar cuando la ocasión hasta no la requería, el poder de las palabras era algo que tenía su efecto independientemente de la situación en la que nos encontráramos一 ni siquiera hemos determinado si es libro es auténtico o no, he visto muchas falsificaciones y aunque no hay modo de saberlo a ciencia cierta… ¿cómo puedo asegurarme yo que usted no tiene algo falso? No es que ponga en duda todo su trabajo pero, si vamos a llegar al punto de hasta incluso vendérmelo, necesito ciertas garantías 一porque quería llevármelo y estudiarlo aunque si hacía otra oferta, bueno, todo era posible一 me interesa estudiar así como conocer el contenido pero es algo que ya sabe, pues no estaría aquí de ser otro el motivo 一hice una leve pausa en que simulé que estaba planteándome su oferta algo que, sin duda, a mí me beneficiaba一 le propongo algo añadido a su oferta a ver qué le parece; me dejas la opción de venir cuantas veces quiera para tener acceso al libro, únicamente al libro, y a cambio todo aquello que vaya descubriendo y descifrando… lo comparto a cambio de la posiblidad de acceder a más objetos o de obtenerlos con su debido precio. Estoy convencido de que tiene más objetos que en un futuro puedan interesarme. Sino podemos volver a la opción de la compra/venta. No le pido acceso a todos los objetos aunque si podría hacer una pequeña lista, podría encontrar compradores interesados. Sé que no quiere benefactores pero para lo que se avecina en esta ciudad más le valdría tomar mi oferta, señorita. Si no le parece mal creo que me va a tener por aquí algunas noches estudiando el libro, es más que bien recibida si decide acompañarme.


Blood memory [Privado] OZg1aR5
«Los Dragones son fuego, y el fuego es poder»:
Faye; my sin:
Destiny:
Amigo secreto:
Tiamat Sinn
Tiamat Sinn
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 10/10/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Faye Innes-Ker Vie Nov 18, 2022 9:19 pm

Ignoraba por completo si el vampiro en verdad la conocía de mucho antes o simplemente le estaba dando por su lado al hacerla sentir importante. Ella no se consideraba importante en general, en el mundo clandestino en el que se rodeaba podría ser, pero nadie daría un centavo por ella así como así—No me llamaría a mi misma caritativa, justa quizá y el precio no es tan alto como uno pensaría después de todo venir a consultar aquí es casi gratis—lo único que realmente cobraban era una especie de membresía mensual que no se equiparaba en valor a cualquier objeto o libro ahí dentro, claro que otra parte de las ganancias venían de la fachada en forma de cafetería. Era muy considerada—Tenemos mañanas para toda clase de razas que se quieren pasar de inteligentes, se sorprendería de algunas de las historias que han pasado por aquí—no estaba fanfarroneando y claro que nunca se atrevería a asegurar que sus sistemas de seguridad eran infalibles pero hasta el momento cualquier intento de robo había sido aplastado con éxito. Le pareció gracioso que creyera que su entusiasmo era demasiado para el poco tiempo que llevaban hablando—No lo tomé a mal, solo quiero dejar en claro que me tomo mis negocios seriamente—hizo sonar sus dedos sobre la madera del escritorio mientras pensaba exactamente en cómo responder a su pregunta. Bajo sus propias reglas no tenía gran sentido que quisiera venderle el libro pero no había más que pudiera para alejarlo de ese lugar. Se había arrepentido de su trato para cazarlo y darle fin pero el vampiro mantenía el dedo en el renglón queriendo alargar el estira y afloja sobre la compra venta.

Para nada—negó aún con una sonrisa—Pero me puedo dar cuenta que si quisiera visitar frecuentemente este lugar para leer mi libro simplemente lo hubiera tenido aquí sin avisar desde hace mucho tiempo como mis otros invitados… Estoy haciendo más fácil este camino para ambos—asintió dándole la razón en que su preocupación era totalmente válida sobre la autenticidad del objeto. Ella misma podría poner en duda la situación si no conocía la historia del lugar y de lo que ella pasaba para tener a todos medianamente contentos con los servicios—Ciertamente está poniendo en duda mi trabajo pero no nos conocemos, me preocuparía si confiara en mí de inmediato—ella tampoco confiaba en él. No había maldad en admitirlo.

La oferta del vampiro era interesante pero no por la parte económica en sí—Le recuerdo que nunca le he prohibido el acceso a nadie a este lugar, usted puede venir las veces que desee, sobre la venta de otros artículos… eso será plática para otra ocasión—eso era un punto final. Faye podía darse el lujo de vender un artículo y recibir regalías de por vida pero hacer de eso un negocio recurrente enviaría a su visitantes un mensaje equivocado de que todo estaría a la venta en cualquier instante y eso ya no era negocio, especialmente no sería negocio para ella—Mi negocio puede moverse de lugar, lo que se avecine en esta ciudad me tiene sin cuidado como ya le he mencionado pero me encantaría que explore todo lo que tengo para ofrecer aquí—no iba a dar su brazo a torcer sobre aquello, siempre estuvo sola y si llegara a ser necesario irse de Francia a otro país lo haría sin que le temblara la mano después de todo nada la ataba a esa ciudad más que la extraña cantidades de hombres lobo—Todo cuanto poseo está a su disposición para estudiarlo dentro de estas paredes, no hay porque limitarse en cuanto a conocimiento así que hagamos eso—levantó su peso del escritorio dando por hecho que tenían un trato—¿Tan pronto me está haciendo esa clase de invitaciones para pasar con usted la noche?—se cubrió los labios divertida—Aunque me encantaría desvelarme a su lado como anfitriona no creo que sea un buen voto de confianza vigilarlo toda la noche—se atrevió a posar su mano derecha sobre uno de sus hombros y deslizarlo unos centímetros hasta poder darle unas palmaditas en la espalda.

Quédese tranquilo que no lo molestaré en sus horas de estudio—caminó a sus espaldas un rato antes de regresar a tomar la botella de vino—¿Más de esto?—no esperó a su respuesta, simplemente le sirvió otro poco con la mano vendada y la dejó a su lado—Si le parece adecuado mi oficina es suya para que tenga más intimidad ¿Planea comenzar hoy?—anticipando un poco lo que él podía contestar comenzó a buscar entre sus cajones cosas personales como llaves, dinero y papeles de pendientes sin importancia que a él le darían igual.


Blood memory [Privado] 73IDdfL
You thought the shoe fit
My destiny:

Faye Innes-Ker
Faye Innes-Ker
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 08/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Tiamat Sinn Sáb Dic 10, 2022 11:09 am

Era cierto que conocía y había oído hablar de dicho lugar pero por lo que tenía entendido, o lo que escuché de algunas personas, es que su acceso no era fácil y no todos eran bienvenidos si no era con una invitación previa. Quizás se hubieran explicado mal o simplemente no querían que alguien más pudiera optar por objetos y tener otro rival, no lo sabía con seguridad, pero siempre creí que se necesitaba de cierta invitación para acudir al lugar. Ahora que ella decía no ser necesario me preguntaba si algunos mintieron solo para quitarse un “rival” o alguien a quien denominar como “competencia” para así obtener mejor ciertos objetos. En un principio no pensé en ninguno más allá del libro que era el objeto de mi deseo aunque quizá, más adelante, pudiera interesarme algo más de lo que allí guardaba. El pensamiento o la idea de que se necesitaba “invitación” se vio reforzada con la seguridad que había en el lugar y que no pasaba desapercibido, algo bastante lógico si teníamos en cuenta la cantidad de objetos de gran valor que había en aquel lugar. Lo cierto es que me parecía alguien demasiado joven como para llevar tal negocio aunque bien sabía que nunca debíamos de fiarnos de una apariencia, algo en ella me hacía ver el peligro que podría suponer incluso siendo humana, más bien me refería a la falta de experiencia necesaria como para tratar con seres tan antiguos como los vampiros. Aunque no era quién para preocuparme y pese a expresar tales pensamientos ella parecía tener todo bajo control, tampoco es que me importara demasiado si era así o no mientras a mí me permtiera acceder al libro en cuestión. Uno que a primera vista no parecía ser falso y eso que por lo que conocía del libro pasó por varias manos que lo querían para sí, por puro egoísmo, pero también sabía de la “maldición” que portaba y traía a su alrededor. No es que creyera realmente en las maldiciones -no después de ser vampiro por seis milenios- pero era curioso todas las historias que rondaban en torno al libro y que quizá alguna sí fuera cierta. Lo que también llamaba mi curiosidad era cómo es que ella supo o conocía el hecho de que quería dicho libro, mi interés por el mismo, porque no era algo que comentara o contara a todo el que conocía… pocos, realmente muy pocos, sabían que quería ese libro. En general siempre pregunté por el lugar aunque nunca di información detallada de qué quería realmente del lugar, puesto que había muchos objetos que pudieran interesarme. Tendría que investigar un poco cuando saliera de allí para ver cómo es que pudo obtener dicha información, cierto que una manera de hacerlo podría ser viendo sus recuerdos, obtenerlo de manera directa… pero quería que mis hombres hicieran su labor y encontraran las respuestas. Ese sería en caso de no encontrar nada, pues pese a todo era una humana y no sería tan complicado obtener sus recuerdos a fin de conocer quién le habló sobre mí, sobre mi interés por el libro. Sobre mí… bueno, no era algo complicado que conociera de mi reputación en especial en los bajos fondos o en el mundo en el que se movía. Elevé la comisura de mi labio cuando dijo que sería preocupante el que confiara en ella pues no nos conocíamos, y el ganarse mi confianza era algo que muy pocas personas -o seres- tenían el lujo de poder asegurar. El tiempo y la experiencia me hicieron ser más fuerte y menos accesible para preservar mi existencia, confiar en ella era casi un acto suicida. Reí levemente entre dientes y negué con la cabeza dándole a entender que no, no confiaba en ella.


一De igual manera que no tienes motivos para confiar en mí o en mi palabra, mucho menos dada tu posición 一hice una leve pausa一 son pocos los que pueden presumir de tener mi completa confianza, no es algo que se gane con… reliquias antiguas y de poder 一desde luego que no, haría falta mucho más que eso. Asentí cuando dijo que ya hablaríamos otro día y en otro momento sobre una posible venta a futuro, lo cierto es que por esa noche solo me interesaba el libro. Pero quizá en mis noches estudiando el libro durante mi estancia allí encontrase algo que me interesara, de ser así ya iniciaríamos las negociaciones pertinentes. Chasqueé la lengua cuando aseguró que como su negocio podía moverse de ciudad en ciudad no le importaba lo que estaba por venir, algo que no debería de tomar tan a la ligera cuando la guerra comenzara -como si no lo hubiera hecho ya- y la golpeara de lleno. Muy mal por su parte tomárselo tan a la ligera como si fuera algo que no le afectara o no pudiera hacerlo cuando eran fuerzas mayores los que entraban en juego, los que podrían destruir toda la ciudad si quisieran. Yo ya le había avisado pero si ella quería hacer oídos sordos no era mi problema, ya había hecho más que con cualquier otra persona al avisar de lo que se avecinaba. La observé en silencio sentada sobre su escritorio mientras hablaba acerca de la facilidad que daba a su disposición para estudiar el libro a fondo, sin restricción alguna, ya que al parecer mientras se tratara de conocimiento no había problema alguno. Elevé otra vez la comisura de mi labio cuando entendió mis palabras como una proposición ya que no dije -ni pedí- que me acompañara por esa noche, solo que estaría unas cuantas noches rondando por allí en caso de que quisiera hacerme compañía一 créame cuando le digo que, si mi intención fuera hacerle algún tipo de proposición o invitación para conmigo… lo notaría. Tan solo estaba siendo políticamente educado, señorita. Pero descuide, más adelante le haré una proposición invitándola a que me acompañe… quizá a algo más que un simple estudio, un estudio a fondo 一ya que ella había sacado el tema a colación me permití esa concesión aportando ese toque a la conversación. La observé al ponerse de pie y restar la distancia dándome cuenta de su estatura en comparación con la mía, su mano se posó en mi hombro -tuvo que elevarse un poco para ello- hasta que descendió y dio un par de palmaditas asegurándome que no me molestaría en mis horas de estudio一 como he dicho, es más que bien recibida si decide pasarse una noche. Al fin y al cabo, usted es la dueña de todo esto 一se alejó para rellenar de nuevo la copa que estaba vacía notando que, de nuevo, estaba ese deje de sangre. Enarqué una ceja a lo que asentí a su pregunta ya que se había ofrecido realmente, así podría tener más privacidad一 si no le importa que ocupe su despacho por unas horas, estaría bien 一volví a dar otro trago a la copa notando que en efecto había sangre, se podía notar por la diferencia con el sabor del vino. Prácticamente para un vampiro la comida y las bebidas no tenían sabor alguno, de ahí la predilección por la sangre一 pero antes de empezar y de que se marche, me gustaría preguntarle algo 一me senté sobre el escritorio pero de lado, de manera que la tenía justo enfrente mientras recogía sus cosas一 siento cierta curiosidad de por qué, sin yo pedírselo, ha puesto sangre en mi vino. ¿Acaso es algo que suele hacer con los que son como yo? 一Pregunté dejando la copa a mi lado, apoyé una mano sobre mi pierna sin perder mi vista de ella一 aunque en verdad lo que más curiosidad me da es saber porqué su sangre 一aguardé un par de segundos一 tiene demasiada seguridad y quizás se deba a los objetos que posee, seguro que es una excusa que suele utilizar, pero si ha tratado con todo tipo de seres… Me pregunto por qué darle a un vampiro sangre. Su sangre 一hice énfasis en esa última parte一 ¿qué es lo que pretende con ello? ¿Acaso no sabe las consecuencias que eso puede causarle? De ser alguien con un leve control sobre mi sed, podría haberle atacado. ¿Lo hace con todos sus clientes?


Blood memory [Privado] OZg1aR5
«Los Dragones son fuego, y el fuego es poder»:
Faye; my sin:
Destiny:
Amigo secreto:
Tiamat Sinn
Tiamat Sinn
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 10/10/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Faye Innes-Ker Mar Ene 10, 2023 9:02 pm

A Faye le pareció extremadamente interesante que, ante su propia insistencia de que lo que pasara en Francia a ella no le incumbía, él siempre parecía creer lo contrario. París era peligroso pero así lo eran muchos otros lugares y ciertamente ella no tenía nada ni nadie que la retuviera en ningún lugar para preocuparse demasiado de lo que le ocurría al grueso de la población ¿Se le podía considerar desinteresada? Completamente pero desde que se había quedado sin familia la realidad es que nunca dejó de moverse tanto así como para considerarse una especie de nómada por gusto, decisión y con una cantidad de dinero bastante considerable. Lo que fuera que estalle en Francia sería problema de aquellos que se queden ahí. Ante el tema de la proposición, mientras ella se encargaba de recolectar sus cosas, le fue imposible no reír divertida. Negó un par de veces mirándolo—¿Se le dan algo mal las bromas, cierto?—no podía hablar por todos los vampiros pero algunos dejaban de comprender el humor humano por su forma de comprender el mundo una vez convertidos. Supuso que si Tiamat era tan fuerte y antiguo como ella creía, podría haberle pasado eso pero tampoco podía asegurarlo. De cualquier forma sabía que eso a él no le ofendería así como a ella tampoco le importó su rechazo a la “propuesta”—No me meto con aquellos que considero mis socios o clientes. Arruina el negocio y posibles conexiones—sin querer había arrugado la nariz tras recordar cuando intentó mezclar placer con negocios.

Estoy aquí la mayoría de las noches, lo más probable es que vayamos a toparnos con frecuencia pero tiene toda la libertad para estar en paz—Faye estuvo a punto de abandonar el lugar básicamente ya sin nada más que recoger o hablar cuando él la abordó con una pregunta que no pensó fuera importante y tuviera relevancia—Ya debe saberlo pero usted es uno de esos casos especiales que no tomo a diario. No sé exactamente desde qué momento lleva buscando este libro pero quién haya sido su contacto también ha sido el mío y me dijo que era alguien notable… con historia. Pensé que le agradaría un pequeño detalle y teniendo en cuenta que solo yo estoy aquí mi sangre fue la única opción a ofrecerle sin tener que obligar a alguien por el líquido—una explicación directo al grano del porqué había hecho lo que había hecho—Pudo haberme atacado pero no lo hizo y de haberlo hecho… este lugar está protegido para varias situaciones—los conjuros arcaicos eran sus favoritos de brujos bastante vehementes en su arte con conocimiento viejo.

No es que me guste ir con una cortada en la piel ni perder sangre solo porque sí—le enseñó la herida que se había hecho y que ahora estaba cubierta con una improvisación de venda mal hecha—Si tiene otra clase de gustos trataré de hacer lo posible por satisfacerlos pero no me gustaría prometer algo y posteriormente quedar mal—no le gustaba de tener víctimas para la sangre fresca sobretodo porque no era algo que hacía frecuentemente, Tiamat sería el primero en aquello y sí… si lo pensaba mucho no tenía sentido pero por el momento eso era lo que era. No había más—Lamento si esa no era la respuesta que esperaba. Si le ha molestado le aseguro que esta es la última vez que ocurrirá… ¿Desea que me lleve la botella?—tomó la boca de la botella tras extenderse un poco sobre la mesa y al tenerla entre los dedos la pegó a su cuerpo.

En algo tenía razón. Posiblemente fue un exceso de confianza en ella misma. De él haber sido un vampiro más salvaje o sin autocontrol ella estaría tan mal herida que no habría forma de que pudiera sobrevivir. Había corrido con suerte.


Blood memory [Privado] 73IDdfL
You thought the shoe fit
My destiny:

Faye Innes-Ker
Faye Innes-Ker
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 08/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Blood memory [Privado] Empty Re: Blood memory [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.