Victorian Vampires
Bachelor party <Privado><+18> 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Bachelor party <Privado><+18> 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP



OCTAVIUS RINALDI

MODERADOR

ENVIAR MP
MODERADOR

MODERADOR

ENVIAR MP



ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/11/22


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas

<

Bachelor party <Privado><+18>

3 participantes

Ir abajo

Bachelor party <Privado><+18> Empty Bachelor party <Privado><+18>

Mensaje por Aslan Khan Jue Ago 11, 2022 12:33 am

ADVERTENCIA
Este tema presenta contenido +18. Si se desea leer, será bajo su responsabilidad; las partes involucradas manifiestan pleno consentimiento sobre los temas aquí tratados y reconocen que este contenido se rige en el marco exclusivo de la ficción.


El día siguiente conocería oficialmente a su prometida y, de no ser porque era hija de Mehmet, a Aslan no podría importarle menos la mujer o dicho encuentro, pero Ruslan estaba con ánimos festivos bastante irónicos y quería celebrar se celebrar su segundo último día de soltería. No era como que la boda fuese a llevarse a cabo el día siguiente, sólo conocería a la mujercita, pero su gemelo estaba empeñado en Gevherhan Osman se encargaría de acortarle la correa y no lo dejaría ni mirar a los lados. Cierto era que su reputación la precedía, pero Aslan estaba seguro que sería él quien llevaría las riendas de esa relación, de la misma forma que las llevó con su difunta primera esposa. De cualquier forma, al final se dejó convencer y, sin saber cómo, terminaron bebiendo algunos tragos en el burdel.

Era temprano cuando llegaron, por lo que el ambiente estaba relativamente tranquilo, el lugar casi podría pasar por un bar cualquiera, excepto por el hecho de que las meseras apenas si iban cubiertas.

Entre conversaciones y tragos, llegó la hora del espectáculo en el salón general, y justo entonces Ruslan se puso en pie. – ¿Dónde vas? Ahora es que empieza lo interesante. – Se quejó el mayor, sin saber lo que su hermano planeaba. – He preparado un pequeño regalo de despedida para ti. Acompáñame. – Aslan bufó por la palabra “despedida”, pues no era como que planeara abstenerse de tener sexo hasta la boda, o dejar de frecuentar otras mujeres aun después de la boda. Ni siquiera Mehmet fue un santo, no podía pedirle más a él. A pesar de eso, se levantó en el acto, y lo siguió.

Entraron a un salón privado, con absolutamente todas las comodidades y los juguetes, disponibles para ser elegidos o no por el cliente. – Vaya, ¿Cómo has conocido este lugar en tan poco tiempo? – Considerando que llevaban poco de haber llegado a París, era para sorprenderse. A lo que Ruslan simplemente sonrió y se encongió de hombros. Salvado por la campana, antes de que el mayor pudiera continuar preguntando, un grupo de cuatro jóvenes y atractivas mujeres en excasa vestimenta, seguidas por una mayor cubierta de forma más conservadora, entraron. El menú estaba sobre la mesa: una rubia, una castaña, una pelirroja y una asiática, bellos rostros y tentadoras curbas, todas hermosas y más que dispuestas a complacerlo. La mujer mayor, Aslan supuso, era la encargada de ver que no fuesen a propasarse con todas las chicas sin haber pagado por ellas, esperaría a que eligiera una y se llevaría consigo a la demás. – Este es el menú de la noche, ¿Qué te provoca? Va por mi cuenta. –

Aquella era una decisión difícil, y Aslan no era quisquilloso con las mujeres, mientras sirvieran a su propósito, todo estaba bien. Se paseó frente a ellas, una a una, encontrando a la pelirroja más que exótica. – Creo que será ella. – Sólo eso fue suficiente para que las otras mujeres y su hermano desfilaran hacia la puerta. – Esperen. – Pidió de pronto, logrando hacer que todos se detuvieran antes de dejar el salón, sin apartar la mirada de la mujer frente a él. – ¿Atiendes a dos al mismo tiempo? – Le preguntó directamente. Sin decir una palabra, la chica miró a la mujer mayor quien, tras pensarlo un minuto, respondió. – Tendrá un costo adicional. – Aslan y Ruslan, solo con una mirada, confirmaron que les apetecía compartir. Hacía mucho desde la última vez que hicieron algo como eso. El menor sacó una bolsita llena de monedas y se la tendió a la mujer. Luego de confirmar que sería suficiente, los gemelos fueron dejados a solas con la pelirroja.

Casi como si lo hubieran practicado, ambos se quitaron el saco al mismo tiempo y, dejándolos caer al descuido, rodearon a la pelirroja. No habría conversación, a ninguno le interesaba conocer su nombre o hacerla su amiga, se le pagaba por un trabajo, y solo eso buscaban. De cualquier forma, ella brindaba el servicio de poner su cuerpo, pero cuando los gemelos iban en plan de compartir, podían ser más que complacientes, al punto que visto desde afuera no podía saberse quién pagaba a quién.

– Ruby. Así te llamarás para nosotros. – Declaró Aslan que aquel sería su apodo por esa noche, inspirado obviamente por el intenso rojo de su cabellera. También él fue el primero en besarla, desde atrás, girándole un poco el rostro con una mano y con la otra sosteniéndola de las caderas para pegar las suyas a su perfecto y redondeado trasero, incitándola a moverlo contra su miembro, aún cubierto por el pantalón, para excitarlo. Una vez encontrado el ritmo, le bajó las enaguas hasta dejarlas caer. – Sé buenas con nosotros, y tendrás lo mismo multiplicado por dos. – Murmuró contra sus labios antes de bajar con besos húmedos y suaves mordiscos a su cuello.

Mientras tanto, Ruslan desde el frente le soltó el corsé apenas lo suficiente para liberar sus senos de la prisión que imponía, acariciándolos primero, hasta se sus pezones se tornaron duros y erectos, para luego llevarse uno a la boca. Habiendo liberado una mano, aprovechó que su hermano se le adelantó en desprenderla de una prenda y se permitió tocarla íntimamente, de forma superficial para empezar, solo rozando la abertura entre sus labios en toda su extensión, de atrás hacia adelanta y en sentido inverso.




Call my name:
Fearless:
From the one to be:
Aslan Khan
Aslan Khan
Inquisidor Clase Alta
Inquisidor Clase Alta

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 23/07/2021

Volver arriba Ir abajo

Bachelor party <Privado><+18> Empty Re: Bachelor party <Privado><+18>

Mensaje por Estelle Sagnier Jue Sep 15, 2022 12:21 am

Un pedido especial requería de una noche especial. A Estelle le avisaban con uno o máximo dos días de anticipación cuando la necesitaban en el burdel y eso solo podía significar que el proceso de transacción de su cuerpo le evitaría verse con cualquiera de sus clientes habituales. Esa clase de situaciones, en su caso, eran casi tan especiales como cuando un hombre nuevo de mucho dinero la reclamaba como una mujer con la que quería pasar su tiempo de forma recurrente. Que la eligieron dentro del grupo selecto agrupado para esa noche no era un hecho pero aún así era obligatorio para ella asistir y arreglarse ahí mismo con la menor ropa posible dejando a la vista solo lo necesario. Tenía curiosidad por quien estaba interesado en las mujeres de ese burdel aquella noche y le fue una grata sorpresa ver que no era un viejo gordo y sudoroso con un tabaco en entre los labios sino un par de gemelos vestidos exquisitamente. Uno de ellos se acercó a inspeccionarla deteniéndose frente a ella, eso al principio de su carrera como prostituta la hubiera hecho sentir muy especial, ahora ya no estaba tan segura cómo debía sentirse.

Trató de no gemir ahí mismo cuando el hombre frente a ella le preguntó si atendía a dos al mismo tiempo. Lo había hecho, incluso más pero obligada, pero nunca hermanos, muchos menos unos que se parecieran de forma tan exacta. Estelle miró a la encargada hasta que se hubo cerrado el trato con una bolsa llena de monedas. Sería hipócrita al decir que no le parecía emocionante sentirse como una liebre acorralada por dos feroces leones—Entendido, señor ¿Hay alguna forma en que pueda llamarlos?—De alguna manera debía de reconocerles lo que durara ese encuentro por lo que no perdía nada por preguntar.

Giró el rostro para besar al gemelo que estaba a sus espaldas introduciendo sus lengua poco a poco hasta que la contienda entre ambas lenguas le quitó el aliento—Saldrán sin quejas, se los puedo asegurar—habló despegándose solo unos centímetros mientras se movía contra él encontrando que la fricción con la tela se volvió insuficiente quería más de eso pronto. Nunca había tenido la oportunidad de ser atendida por dos hombres así que hubo unos segundos de contemplación mientras jugaban con sus senos y su intimidad haciendo que abriera las piernas unos pocos centímetros más para exponer más espacio entre sus muslos. No eran las caricias más directas pero la húmedad en ella comenzó a ser casi dolorosa. Llevó una de sus manos hacia atrás, buscando el bulto duro del hermano que no tenía en su campo de visión, al acariciarlo por todo lo largo sonrió pues encontró la forma de su glande presionando su pantalón y se ensañó ahí para torturarlo hasta que dirigió esa misma mano al otro gemelo pero en vez de tocarlo por arriba de todo fue rápida para aflojar su ropa y meter la mano sin permiso. Fue directo a sacar su pene para masturbarlo sin decoro hasta que lo tuvo listo para ella.

Se giró tres cuartos entre ambos pues tenía mejor rango de movimiento y solo así pudo liberar también la erección del primer gemelo. Sin esperar alguna indicación, por el antojo más carnal y burdo, se hincó de inmediato y acercó su rostro hasta las caderas de uno de ellos para tomar el miembro en su boca con hambre, primero solo la punta hasta que su propia saliva, actuando como lubricante le permitió seguir avanzando centímetros y retirarse solo para ganar más espacio cada vez. Su atención estaba dividida en ambos y como no quería dejar a nadie sin disfrutar mientras sostenía a una hermano con la diestra y ocupaba su lengua en este, acariciaba al otro con la zurda enfocándose especialmente en sus testículos. Cambió lo que hacía girando su rostro a probar al segundo hermano y mantener al de al lado entretenido con su mano. Estelle se tomó dos segundos para ver la situación, ambas erecciones brillantes por su saliva y dos manos acariciándole el cabello rojo para seguirla motivando. Estaba segura que podría seguir usando su lengua en ambos pero los dos hermanos decidieron que debían ponerle un alto pues retrocedieron, extendieron una mano hacia ella y al hacer que se levantara el otro la guío hasta la cama que tenían a solo unos metros.

El pequeño camino recorrido sirvió para que la pelirroja terminará de perder el contacto que sus piernas aún tenían con las enaguas y el agarre del corset que cayó con un sonido seco al piso dejándola libre para convertirla en el disfrute de esa noche.

Se trepó a la cama siguiendo a uno de los hermanos, en este punto ya le daba igual cómo se llamaban, quería seguir en lo que estaba pero unas manos no la dejaron acomodarse boca abajo. La jalaron sobre el colchón quedando sobre su espalda, con las piernas abiertas, con el rostro a la altura de uno de ambos gemelos. Se movió solo un poco sobre su costado para seguir ocupando sus labios sobre este hombre. No estaba segura que estaba pasando abajo de su propia cintura pero lo averiguó al contraerse con un gemido al contacto de algo frío y duro, de un color verde claro, contra su entrada vaginal. La habían tomado desprevenida pero no tuvo tiempo para decir nada, continuó siendo penetrada y guiada a seguir dando sexo oral hasta que el juguete sexual estuvo completamente dentro de ella sostenido a base de fuerza por dos dedos masculinos ya que sus paredes insistían en querer expulsar el objeto. Ambos hombres la tranquilizaron, viéndola sensible y enrojecida del rostro, con los ojos brillosos. Le dieron un espacio para recomponerse y ellos mismos cambiaron de lugar, nuevamente, uno subiendo para acercar su miembro a la lengua de Estelle hasta que lo recibió al tope de su garganta, sin permitirle respirar, empujando con las fuertes manos en su nuca y el otro bajando por su cuerpo de manera más suave.

Espera fuera una noche larga por lo que llevaba siendo divertida e interesante.


Bachelor party <Privado><+18> V6VzmIO
Every time that I hear your name:

Whispers that echo the desert of my soul:

Estelle Sagnier
Estelle Sagnier
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 05/07/2021

Volver arriba Ir abajo

Bachelor party <Privado><+18> Empty Re: Bachelor party <Privado><+18>

Mensaje por Ruslan Khan Jue Oct 13, 2022 2:19 am

– No tienes que llamarnos de ninguna manera. – Respondió Ruslan en lugar de su hermano, quien estaba ocupando su boca y la de la prostituta en otros menesteres. En momentos como ese, ambos eran uno mismo dividido en dos, buscaban su propio placer, el del otro y también el de su compañera. Entre ellos no existían tabúes de ningún tipo, no les importaba compartir, ni sentían asco por el cuerpo del otro tocándoles como le sucedía a la mayoría de los hombres heterosexuales. En muchas formas eran la extensión del otro, por eso se sentían tan cómodos con el rol que correspondía a cada de forma independiente, y se apoyaban mutuamente.

El que la preciosa pelirroja dedicase más atención a uno que otro tampoco era un problema, especialmente cuando aquel era su regalo de despedida de soltero para su hermano. De hecho, así debía ser. Aunque estuvieran compartiendo, esperaba que Aslan fuese quien más lo disfrutase. No significaba que creyera que, por estar comprometido, o incluso casado, Aslan solo tocaría a una mujer, la celebración solo era una formalidad, y aun así... Sabía demasiado bien lo que una nueva esposa representaba para su gemelo, poco más que una atadura, incluso si dicha mujer era una Osman. O quizás más por ese hecho. De cualquier forma, era una responsabilidad y, aunque él mismo lo hubiera buscado por motivos para él aun desconocidos, podía sentir lo tenso que estaba.

Volvió su concentración al presente en cuento las enaguas de la chica cayeron al suelo, dejándole expuesto el sexo a su vista. Justo entonces, dividió su atención entre sus pezones y estimular allí donde ya comenzaba a acumularse la humedad. No se inmutó al sentir que le abría el pantalón, pero sí que soltó un gruñido cuando la pequeña y tibia mano le alcanzó el miembro y comenzó a masturbarlo. Aunque se sentía muy bien, no se pudo comparar con la sensación de tenerla encargándose de él con la boca. El primer contacto lo hizo sisear, luego de eso no pudo evitar los cortos jadeos que escapaban de su garganta con cada lamida o succión, la chica verdaderamente demostraba su increíble maestría en el área, y cuando se encontraba en el mejor momento, ella lo dejó para dedicar las mismas atenciones a su gemelo.

Intuyó que Aslan estaba en las misma que estuvo él un instante antes y, casi como si lo hubieran acordado, ambos dieron un paso atrás, deteniendo a la pelirroja de sus actividades. Aunque su hermano era un poco más tradicional, a Ruslan le gustaba ponerse creativo si se daba la oportunidad y, al ver un pequeño buró sobre el que descansaban distintos tipos de juguetes sexuales, pensó que mejor momento que ese no iba a encontrar, y se acercó a escoger alguno mientras su gemelo llevaba a la chica hasta la cama.

Cuando se giró, la chica volvía a tomar a su hermano con su boca, mientras él no perdió tiempo y se puso manos a la obra con el dildo elegido para la ocasión. Lo posicionó en la húmeda entrada y comenzó a empujar al interior de la chica, entraba un poco y luego retrocedía, introduciéndolo un poco más cada vez hasta que estuvo por completo dentro de ella. A la vez, con su otra mano le estimulaba el clítoris. El ambiente en la habitación se estaba caldeando mientras dos de los 3 involucrados se acercaban peligrosamente a la cima del placer, fue entonces cuando los gemelos hicieron un nuevo cambio. Ruslan, duro y excitado solo por la visión de Ruby, según la llamó su hermano, engulléndolo por completo. Él quiso lo mismo cuando fue su turno, y fue a por ello sin demora, penetrándole la boca sin cuidado en una sola embestida.

Mientras tanto, Aslan, con algo más de cuidado, retomaba sus juegos con el dildo en el interior de la pelirroja, hasta que le provocó un ligero cambio de posición. Tomando a la chica de los tobillos, la obligó a girarse, dejándola boca abajo apoyada en sus codos y rodillas, de esa forma podría seguir lo que estaba haciendo con Ruslan mientras él tenía más visibilidad de su cuerpo. Extrajo el juguete, lubricado por los fluidos de la prostituta, y lo reemplazó con dos de sus dedos, a la vez que usaba el objeto para comenzar a penetrar otra parte de su cuerpo. Ambos hermanos fueron conscientes de la sorprendida reacción de la mujer ante el inicio de una nueva intrusión en su ano, fue entonces que el mayor se detuvo a preguntar. – ¿Estás bien con esto? Tendré cuidado. – Prometió al final, ganando la aprobación de su parte. Solo esa respuesta logró encenderlos aún más a ambos.

Para cuando el juguete encontró su camino por completo al interior de la chica, otro cambio se llevó a cabo. Aslan se sentó en el borde de la cama y Ruslan soltó a la chica para que fuera con él, quien la hizo quedar de espaldas antes de sentarla en sus muslos, esperando que el menor estuviera en posición. El mayor recostado de espaldas contra el colchón, la chica de espaldas a él también con las piernas abiertas y él en medio. Por si no se lo imaginan aún, iban a penetrarla ambos al mismo tiempo. Una vez cada uno estuvo en su lugar, comenzaron a introducirse en ella lentamente, Ruslan adaptándose al ritmo de su hermano, quien tenía más cuidado debido a que su entrada era más estrecha y menos lubricada. En un intento por apresurar un poco las cosas, el que se encontraba abajo la rodeó para pellizcarle los pezones, y el otro volvió a estimularle el clítoris, hasta encontrarse ambos por completo en su interior.

– ¿Cómo se siente? – Preguntó Ruslan con voz ronca, evidencia no solo de la excitación sino también del esfuerzo que estaba haciendo por contenerse y hacer la experiencia lo más placentera posible para todos, pues, prostituta o no, ni él ni su hermano encontraban placer alguno en el dolor de su compañera.




soulmate:
Ruslan Khan
Ruslan Khan
Condenado/Hechicero/Clase Alta
Condenado/Hechicero/Clase Alta

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 18/08/2021

Volver arriba Ir abajo

Bachelor party <Privado><+18> Empty Re: Bachelor party <Privado><+18>

Mensaje por Estelle Sagnier Dom Ene 22, 2023 12:35 pm

Estelle estaba disfrutando de la calidez del miembro de uno de los gemelos contra su boca. Era grande y la sola idea de imaginarlo dentro de ella la hacía gemir de forma ahogada porque estando ocupada realmente no podía ser muy ruidosa con eso. Fue arrastrada apenas unos centímetros en la cama lo que le pareció demasiado tedioso ya que estaba pensando en hacer que uno de ellos se corriera en su boca para terminar de probar pero lo que no pensó es que los hermanos tenían excelentes ideas para esa noche. Estelle se agazapó, ya boca abajo, sobre el pene del mayor para continuar con la felación en una posición ligeramente incómodo pero agradable para que pudieran penetrarla. Se tensó, retirando de su boca el falo, y miró al hombre que tenía detrás, ese que había comenzado a introducir el juguete en su ano. Se había espantado porque todo había sido sorpresivo y podía contar con solo una palma de la mano, a sabiendas que le sobrarían dedos, las veces en que le habían pedido sexo anal—Está bien—la pelirroja no tenía ganas de negarse a nada en ese momento, estaba demasiado húmeda y excitada como para decirles que no pero en cualquier caso tampoco podría hacerlo si es que se llegaban a ensañar con aquella idea.

No pudo seguir jugando con la concentración intacta mientras dilataban su ano, pegó la frente al colchón y cerró los ojos ocupando toda la calma para respirar profundamente mientras dejaba que el juguete hiciera su trabajo poco a poco. Al final, cuando ellos creyeron que estaba lista, y sí que lo estaba un poco, volvieron a cambiar. Estelle quedó atrapada entre ambos cuerpos pero solo podía mirar a uno de ellos. Sabía lo que seguía y solo esa idea le hizo sonrojar provocando que sus pecas se encendieran de nuevo en un rojo vivo.

Flexionó las piernas solo lo suficiente, casi pegando las rodillas a su pecho, para hacer la penetración más sencilla y esperó mientras cada uno entraba en ella a un ritmo lento y doloroso. Un gemido de satisfacción se le escapó sin querer ante la imagen y sensación de tenerlos a ambos dentro, abriéndola y llenándola. Su cabeza en respuesta del placer se echó para atrás pues no creía tener el suficiente autocontrol para que todo ocurriera de forma lenta. Ella quería más—Por favor, muévanse—lo que había querido ser una petición tranquila terminó sonando como una súplica en tono alterado. Ambos hicieron caso, cada quién a su ritmo pero sin romper la dinámica que habían elegido; Estelle estaba demasiado pérdida como para hacer algo más que gemir cada vez que entraban y salían pero se las arregló para hacer círculos en su clítoris de vez en cuando pues eso disimulaba un poco la sensación de intrusión apabullante especialmente en su entrada trasera.

Tras unos minutos bajó las piernas para apoyarse en el colchón y empujar al hermano que la penetraba vaginalmente con cuidado. No quería ser solo una espectadora pasiva así que pidió espacio para que ambos se retiraran y ella pudiera girarse. Se montó, frente a frente, sobre el hermano que estaba tendido en la cama y tomó su miembro, masajeando un poco para que su erección no bajara y la guió a su entrada haciendo que la punta de su glande acariciara su sensible clítoris. Bajó completamente hasta tenerlo dentro pero enseguida se inclinó hacia adelante—Venga, aquí—con su diestra llamó al otro hermano, haciendo que su mano tomara su pene e hizo lo mismo, comenzó a guiarlo hasta su ano que puso más resistencia al querer, tanto ella como él, hacer que entrará con facilidad. Con un empujón bastante fuerte que la hizo juntar las cejas volvió a estar ocupada por los dos pero esta vez podría participar un poco más y llevar el control a medias.

Empezó un movimiento de inmediato, señal de lo necesitada que estaba, para ambos, yendo no solo hacia arriba y abajo sino empujándose hacia atrás para que los dos disfrutaran. El hermano a su espalda metió una mano por delante de ella, hasta su clítoris al que aparte de acariciar dio pequeñas palmaditas que mandaba corrientes y punzadas en toda su espalda. Por otro lado, el hermano al que estaba montando, al estar tan cerca de sus pechos se llevó uno a la boca comenzando a lamer y succionar.


Bachelor party <Privado><+18> V6VzmIO
Every time that I hear your name:

Whispers that echo the desert of my soul:

Estelle Sagnier
Estelle Sagnier
Prostituta Clase Media
Prostituta Clase Media

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 05/07/2021

Volver arriba Ir abajo

Bachelor party <Privado><+18> Empty Re: Bachelor party <Privado><+18>

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.