Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Herejía [Xanandra]

Ir abajo

Herejía [Xanandra]

Mensaje por Stavros de Milo el Mar Nov 06, 2018 2:03 pm

Ésto es una estupidez redoblada. ¿A quién se le ocurre que voy a necesitar de pilmama para ir a impartir justicia a un grupo de herejes? A Tohrment por supuesto, porque me está endilgando a alguien que no me agrada para nada. Una de las niñitas de Septimus ni más, ni menos. Aún recuerdo al par de mocosas que él se llevara de aquél ataque que perpetuamos hace muchos años. Pensar en la sangre de la tercera hermana me trae recuerdos extraños. Podría decirse que por primera vez consideré en que todo lo que pasó fue un error, es poco. Los altos mandos nos enviaron en aquélla noche a hacer pagar a los herejes y cuando todo pasó, lo que nunca diré, es que encontré algo que me hace creer que todo ésto fue una movida de algunos aristócratas entremezclados con el clero para quedarse con sus bienes.

Esa familia sufrió lo indecible y eran fieles al catolicismo a pesar de que su hija mayor era una cambiante. ¿Mayor? Bueno, lo que podría decirse así porque aún recuerdo que cuando Septimus se la llevó, eran chiquillas las dos. Me rasco la cabeza mirando a Lucy en mi hombro. Tenemos mucho que arreglar ahora y de cierta manera me dijo Tohrment que así purgaba mis pecados para con la familia. ¿Pecados? ¿Yo? En fin. Decidí ir porque si no, tendría a todos encima mío preguntándome si podía o no, si era valiente o no (al menos el perro es capaz de seguir metiéndose conmigo hasta que le parara los pies con un golpe de Lucy y como ya se sabe que mi nena odia la sangre licántropa, pues eso), así que aquí me encuentro. Esperando a la luz de la farola en la calle, en tanto me fumo un habano mirando al cielo encapotado porque hasta eso, parece que va a llover.

En cuanto aparece la susodicha, caminando con la cabeza baja, oculta por una capucha donde se logra vislumbrar una máscara que cubre toda su cara, gruño desde lo profundo de mi pecho. Bien, al menos Tohrment se encargó de decirle bien lo que quiero y cómo lo quiero. Por si las dudas, soy específico: - espero te hayan dicho que no te quiero ver la cara, que estarás cubierta con ese abrigo hasta la cabeza. Usarás una máscara porque no quiero verte. ¿Entendido? - en cuanto ella asiente, gruño de nuevo - Te dieron la tela con el olor ¿No? ¿A qué esperas, una invitación para empezar? Mueve el culo, hereje - resoplo con fuerza. Hay algo en ella que no logro percibir qué es. ¿Su aroma? ¿Su aura? Algo me parece como que la conozco y sí, ya sé que la conozco, pero no la conozco así, la conozco diferente. ¿De dónde la conozco?


Bastard:
THE VAMPIRE'S LEAGUE:
The Horsemen of the Apocalypse:
avatar
Stavros de Milo
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 53
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 20/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Xanandra el Jue Nov 08, 2018 2:35 pm

Septimus había ido esa mañana a la mansión, la había buscado para otra de sus misiones sin duda, ella estaba sentada frente a la chimenea leyendo cuando el lobo entró, Xanandra le observó y frunció ligeramente mirandole, poniendose en alerta, ya que ya había asignado hacer una misión a su hermana, fue a abrir la boca cuando el lobo chistó rapidamente. -Tú hermana está bien, asi que tranquila, vamos, abrigate, tienes una misión.- Dijo este rapidamente, dandole instrucciones que tenía que ir bien cubierta, antes de llevarsela a la sede donde se encontró con Tohrment, que de hecho fue idea suya o esa fue la impresión que tenía la cambiante, Septimus le dió una mascara que Xanandra observó mirando a ambos, el licántropo lanzó una mirada al hechicero, mientras la cambiante empezaba a ponerse notablemente nerviosa sin saber bien que se iba a encontrar ni a que venía todo eso, con lo agusto que estaba ella con el día libre, pero eso nunca llega a mucho, respiro profundamente antes de asentir, Septimus le explicó donde tenía que ir, y le dió a olfatear la tela, que Xanandra se acercó cerrando los ojos memorizando el olor, era muy buena rastreadora, y Septimus lo sabía, asi que quizá por eso la mandaría a esa misión, o quizá Tohrment también hubiera dado buenas referencias sobre su forma de rastrear ya que lleva varias misiones con los gemelos, bajo ignorancia, creyendo Xanandra que estaba con el mismo todo el tiempo, Tohrment dió unas directrices muy claras, el inquisidor con quien trabajaría no quería verla la cara, nada, asi que iria bien tapada, era un dato importante que tenía que tener muy presente.


Septimus se la llevó aparte una vez que Xanandra tenía el olor y le explico que iba a ir con alguien excetico, estraño, que posiblemente a mis ojos le faltara un tornillo, pero que era uno de los mejores inquisidores parte del equipo al que él también pertenecia. Remarcó la importancia de no decir ni una palabra acerca de un objeto que portase el susodicho para quien trabajaría la cambiante, Septimus advirtió que ni de lejos era tan comprensivo como él, como si él fuera un encanto, más Xanandra no cambió el gesto, a Tohrment le cogió miedo en su primera misión y aunque despues se pudo relajar algo más con él, sabía bien donde estaban los limites, y como en su primera misión remarcó cual era el lugar de ellla.
Septimus casi pareció leerla el pensamiento y aseguró que si Tohrment la hizo tener escalofrios que no sabía lo que se le venía encima, él era un vampiro, un fiel inquisidor, asi que nada de tonterias, era duro, y exigente. Septimus sonrió mientras le tendía una mascara que hizo que Xanandra abriera sus ojos bicolor como platos, la pidió que se la pusiera, que el susodicho no quería ni verle la cara como había dicho el hechicero, y que era importante esto que no preguntase, Septimus no conocia la misión pero era una importante, y la dió unas palmadas. -Vamos loba, tienes que mostrar que eres util.- Dijo algo cruel y la dió un beso en la cabeza.


Resignada la cambiante se puso la parafernalia que la habían pedido, vestida abrigada, con capucha amplia negra, y con esa mascara blanca, le era agobiante, no le gustaba, estaba incomoda, más se dirigió a donde la habían dicho, según se acercaba observó a un vampiro fumando un habano...costumbre que también compartía con el licántropo, arrugó la nariz con disgusto bajo la mascara hasta llegar a su altura, le miró de arriba a abajo disimuladamente, la sombra que formaba su capucha y la mascara disimulaban mucho ese echo.
Él remarcó que no quería verla y Xanandra simplemente asintió, el vampiro era gruñón, no es que le gustasen mucho los vampiros a Xanandra aunque casi siempre los había visto desde el lado contrario con Septimus a su lado.


El vampiro hizo gala de una falta de modales, ni se presentó, nada, ella le olfateó disimuladamente, su olor iba muchas veces en Septimus cuando había estado en su lado, él rugió que moviera el culo ya y fuera empezando a rastrear, ella asintió nuevamente pero observó que algo en su aura cambiaba el pigmento, parecía algo distraido, ella ladeó la cabeza ligeramente mirandole, antes de volverse quedando de espaldas a él, la mascara la molestaba, asi que la alzó liberando hasta su nariz, olfateo y se la volvió a colocar. -Por aquí.- Dijo trás la mascara empezando a andar a paso rapido. -¿Qué seguimos señor?- Preguntó mientras avanzaba siguiendo el rastro, luego tragó saliva, le dijeron que tenía mal caracter, asi que apretó el paso para coger algo de distancia mientras seguia el rastro.




"La ciudad no es nuestro hogar. Simplemente es el único lugar donde se nos permite existir durante mucho tiempo"

Animal instinct:

listen to my howls:

sister:
avatar
Xanandra
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 68
Puntos : 85
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Stavros de Milo el Dom Nov 11, 2018 7:03 pm

Al menos la mujer que me acomodaron tiene la prudencia de callar la boca. Punto para ella. Hasta Lucy se siente contenta de ésto porque eso de estar hablando por hablar como que es algo que dista de mi interés. Concuerdo en que el perro es un caso especial, otra cosa también los gemelos. Los demás quedan fuera de esta prerrogativa. Sí, es una prerrogativa, un beneficio que les doy porque llevamos más de diez años juntos y eso significa que tuvimos que hacernos muy fraternos en el trato. ¿Qué más se puede hacer cuando tienes una misión peculiar donde a fuerzas tienes que convivir con ellos? Uno de los gemelos quedaría fuera de la ecuación de no ser porque era el que nos daba toda la información y vaya que era buena. En mis años en la inquisición vi tanta eficiencia en un espía. Lucy se pregunta si no es un tipo al cual tener cuidado. ¿Y qué podría descubrir de nosotros? Ya nada.

Todo lo que fuimos, está en el pasado. Mucho antes de que siquiera sus abuelos nacieran, por lo que poco hay para escarbar. El hueso está bien enterrado, tanto que ni siquiera el olfato agudo del licántropo podría encontrarlo. Hablando de olfatos, la mocosa hace una pregunta, alzo una ceja para voltear a mirarla. Esa aura como que la conozco, como que cuando sin querer mis ojos se posan en ella, irremediablemente estoy vislumbrando sus estados de ánimo y ahora mismo, está en posición de cautela. Me tiene algo de miedo lo cual poco me sorprende. Es lo que genero en todos los que me conocen. - Calladita estás más bonita, busca con la nariz y dime de dónde proviene el olor que te dieron, de lo demás me hago cargo yo. Ah, si las cosas se ponen feas, te me transformas en perro y sales corriendo - creo que me dijeron que era un cánido. Miro a Lucy inquisitivo, ella brilla manifestando que tampoco sabe - perro, lobo, zorro, lo que sea en lo que te transformes, no te des por aludida si te digo perro, que no es insulto. Al menos no para Septimus y como tal, te meto a la bolsa - le aclaro porque con eso de que luego hiero susceptibilidades y salen llorando, ya estoy harto de reclamos por mi falta de modales.

¡Ja! Como si me pagaran por eso. Sigo sus pasos, hasta eso, me divierte cómo está tan acelerada por terminar de conducirme al destino para escapar de mis atenciones. Seguro que le dijeron cómo soy y por eso su aura grita cuánto desea terminar. Justo llegamos a las inmediaciones de un chiquero. Literal, es un barrio de extracto tan bajo, que los pobres son ricos en comparación de los que aquí habitan. Vengo a por lo que es mío, así que no escatimo en esfuerzos, ni siquiera el olor nauseabundo del lugar me inmuta, me limito a cerrar las narices y listo. Ya puedo continuar. Ahora que recuerdo, ella sí que tiene las de perder, está olfateando el rastro y apostaría que si se detuvo ahora mismo, es porque el hedor es horrible para ella. Me río divertido. - ¿Qué? ¿No te gusta la fragancia mierda y orina? No te creí tan exquisita - me mofo justo cuando escucho ruidos de pasos siguiéndonos.

Enemigos, eso hará más divertida la búsqueda. Lucy se remueve inquieta en mi hombro - tranquila, darling, ya tendrás oportunidad de alimentarte - la acaricio con suavidad mirando de reojo. Calculando. Sopesando la situación. Tres sujetos, sus pasos son pesados, por lo que deben ser grandes. Aspiro concentrándome en sus aromas. Licántropos. Miro al cielo, no hay luna llena. Malo para ellos, mejor para nosotros. Vamos a ser bastante jaleo cuando salgan. Lo lamento por Lucy, tendrá que beber sangre de perro aunque le disguste. - Atención, chiquilla. Hay un comité de bienvenida, recuerda lo que te dije, no me estorbes, pero estate cerca por si no es lo que buscamos - advierto. Odiaría tener que ir a buscarla de nuevo. Si ya empecé ésto, quiero terminarlo.


Bastard:
THE VAMPIRE'S LEAGUE:
The Horsemen of the Apocalypse:
avatar
Stavros de Milo
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 53
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 20/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Xanandra el Lun Nov 12, 2018 9:30 am

Ella iba por delante, manteniendo una distancia prudencial, la pregunta como pensó hizo que el vampiro reaccionase, aunque de momento no parecía mucho más temible que él hechicero, solo respondió algo que no era la primera vez que escuchaba, "calladita estás más bonita" lo cual hizo que apretara los labios tras la mascara, simplemente asintió y siguió olfateando para seguir el rastro, teníendo que detenerse de vez en cuando para elevar ligeramente la mascara para captar bien el olor y seguir andando indicandole así el camino al vampiro, que sin duda él podría notar que estaba tensa y deseando acabar la misión cuanto antes, escuchando las palabras del vampiro mientras bajaban por la calle, había poca gente, era una noche fría a fin de cuentas y ademas de ser tarde parecía que iba a llover, se olía a lluvia en el ambiente. El vampiro aseguró que si la cosa se ponía peligrosa quería que ella se convertiera en perro y huyera, eso la sorprendió pues ella sabía pelear aunque no sabía cuanto le había contado Septimus de ella, él se tomó la molestía de aclarar de que sus palabras no iban a malas, si no que a Septimus no le molestaba eso y él interpretaba que a ella tampoco.
Xanandra hizo un gesto que le indicó a él que estaba en lo cierto y que no le molestaba que la llamara así, ¿por que iba a hacerlo? siempre había recibido palabras más duras, pero que la llamasen chucho...perro, o incluso perra y no en el sentido sexual, a la cambiante le importaba más bien poco y con el gesto que hizo así se lo hizo saber al vampiro.


Realmente lo unicó que le daba más o menos apuro es cuando se metían con sus ojos bicolor, eso si que hacía temblar ligeramente su autoestima pero no lo mostraba, no era algo que se tuviera que hacer, sus sentimientos se los guardaba para sí misma, los inquisidores no tenían por que saber nada de ella, o así pensaba la cambiante. Bajarón a las partes más alejadas y abandonadas, el olor a vomitonas, orinas y escrementos fue como un golpe a la nariz de la cambiante, que se frenó como si la hubieran dado un puñetazo en la nariz. Arrugando esta bajo la mascara sacudiendo la cabeza pareciendole horrible el olor, miró al vampiro tras la mascara cuando este se mofó de que ella le tocaba tragar y olfatear el nauseabundo olor, ella emitió un gruñido lobuno apenas audible tras la mascara mientras se esfuerza en seguir el olor entre todo ese nauseabundo olor que la tiene medio ahogada, no entiende como alguien soporta eso.


Entonces el sonido llega por los laterales, les siguen, cosa que hace que Xanandra se gire sorprendida mientras mira el aura de estos, licántropos, lo cual le sorprende que sean capaces de aguantar el olor nauseabundo. -No deben tener olfato.- Masculló la cambiante, miró al vampiro que parece que habló con su bate llamandole "darling" ¿enserio? Septimus tenía razón, le traía algo raro con el objeto, pero no era asunto de ella, como si se besaba con esa cosa, él la observó dandole instruciones, importante no estorbar, lo cual Xanandra asintió y retrocedió dando espacio, no sabía que querían ellos, pero la cosa se iba a poner tensa, sin duda el rastro que ella seguía no venia de ellos, pero eran licántropos y ella una cambiante y él un vampiro, si eran territoriales sin duda venían a "mear" la cosa, como si hiciera más falta.


Xanandra se retiró rapidamente a paso acelerado mientras veía a los tres individuos venir, con aire chulesco, creido, sin duda no sabían frente a quien se estaban enfrentando, es que no olian el incienso en él, ese aroma que se usaba para detectar a los inquisidores, olían a iglesia, a catedral, Xanandra miró como rodeaban crecidos, sin duda sin saber nada, maleantes, rateros, solo veían que tenían má dinero que ellos, lo cual no era dificil, esas ropas...Xanandra dudaba que las hubieran labado nunca, uno de ellos la observó sonriendo de manera maliciosa, sin duda quizá pensó que la mascara debía a que era deforme o tenía la mascara para tapar su rostro quemado, sin saber que hacían los otros dos, este se lanzó contra ella gruñendo emitiendo ese sonido caracteristico en los licántropos, sin duda si usaran más la nariz y el cerebro habrían detectado que la cambiante tenía impregnado aroma licántropa en su melena y ropajes.
El licántropo se lanzó hacia ella raudo mientras los otros dos estaban con el vampiro. Este pensó que al ser una mujer no le harían nada, pero cuando el licántropo se acercó riendo cual poseso y fue a tocar a la cambiante no se esperó el tremendo derechazo que la cambiante propinó, y como buen licántropo gruñó encendiendo sus ojos sacando una navaja que hizo que Xanandra gruñera de manera lobuna, el hombre se lanzó contra ella, lanzando varios tajos, algunos alcanzando a la cambiante, que con la adrenalina de la pelea no se percataba, ella en un arrebato de instinto se lanzó contra él intercambiando golpes rodando mirando de reojo al vampiro intentando estar a las dos cosas para ver la situación. Septimus la mataría seguro si pasa algo al vampiro.




"La ciudad no es nuestro hogar. Simplemente es el único lugar donde se nos permite existir durante mucho tiempo"

Animal instinct:

listen to my howls:

sister:
avatar
Xanandra
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 68
Puntos : 85
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Stavros de Milo el Dom Nov 18, 2018 9:43 am

Estoy acostumbrado a pelear. En mi tierna niñez, al ser un griego, tuve que hacerme camino para avanzar por el mundo hasta posicionarme donde quería: en las filas del ejército, peleando contra los enemigos, luchando por lo que en ese momento, era mi credo. Mi mente entendía que para seguir viviendo, para que ella tuviera una buena vida, necesitaba pelear. Mojar los puños en sangre, golpear una y otra vez hasta que pareciera que no habría mañana. Nada de eso impidió que ella pereciera al final. Que su cuerpo fuera... y por estar pensando en lo que no debo, en lo que hace milenios sucedió, siento cómo las garras de uno de los enemigos perforan la tela que me cubre en sentido descendente creando una herida que quema al contacto con mi piel. Cuestiones de enemistad. Lucy se inquieta, en lugar de estar golpeando a uno de los licántropos, desvío el contacto para que la cabeza del que se atrevió a rasguñarme, sea la que impacte contra mi querida protectora.

La sangre mancha la madera, parte de mi rostro y ropajes. El segundo licántropo, al ver la escena y cómo alzo a Lucy para que le dé su merecido al atrevido, se lanza contra mí haciendo un tacleo que me lleva más allá. Dos o tres metros hasta que ruedo, pongo las manos en el piso y me pongo de pie. Sacudo la cabeza con sonrisa torcida - ya veo que los perritos son compañeros. Ninguno es rival para Lucy, vamos, a pelear - los incito tomando una posición que me permita ver los cuerpos de ambos enemigos, dispuesto a recibirlos con puñetazos o con un beso de mi adorada guardiana. Los golpes de un lado y del otro se hacen presentes en el lugar, de reojo observo cómo uno de los licántropos se acerca a la chica que me encargaran para que hiciera de guía. Aprecio que se sabe defender. Tiene sus defectos, permite que la alcancen en demasiadas ocasiones y a diferencia de mi esencia, ella es una cambiante y sangra con rapidez.

Hablando de sangre. Ese olorcillo a su vitae me agrada. ¿Qué pasaría si le doy un mordisquito? Me aseguraré de que ninguno de los otros se entere de ello y para eso, necesito mantener la boca cerrada de la cría. Me gusta su aroma y espoleado por él, ansioso por probarlo, Lucy enloquece dando un buen golpe a uno de los rivales. Por mi premura, descuido el flanco derecho que es alcanzado por el otro licántropo provocando que de mi garganta salga un aullido que sin ser perro, se parece a uno que ellos emiten. Gruño molesto - ¡Era mi abrigo favorito! - le reclamo avanzando hacia él. Un par de minutos después, estamos ambos en el suelo. Él con la cabeza rota por las atenciones de mi Lucy, yo porque intento quitarme la maldita estaca que casi se me clava de forma mortal. Damn it! La quito con rapidez suspirando de alivio porque sí, es molesta la herida que queda de recuerdo, al menos sigo existiendo.

Mi mirada se dirige a la cambiante que sigue sangrando. Ya sé dónde me cobraré la vitae que estos malditos me hicieron perder. Avanzo con rapidez para dar tremendo golpe a la nuca de su rival, justo antes de llegar, ella lo finiquita con un movimiento que tengo que aprender porque es bastante bueno. Oh yeah! Mis ojos se clavan en su figura ladeando la cabeza - decidí que vamos a hacer algo diferente contigo - la tomo del brazo, la acerco a mi cuerpo - quieta porque de lo contrario, morderé - advierto para que obedezca. Mi boca va directo a su brazo que posee una herida, un rasguño del cual la vitae emerge y mi músculo bucal atrapa con rapidez. El primer contacto es suficiente para que de mi enorme pecho emerja un ronco gruñido. Paseo la lengua por toda su epidermis, ahí donde está lastimada.

Su vitae es deliciosa. ¿Quién lo diría? Un manjar digno de un griego como yo. Un secreto tengo que contar: me fascina la sangre sobrenatural. Por eso me alejo de los herejes porque soy capaz de dejarlos vacíos de tanto que me obsesiona, pero la de esta cambiante, señores, es el non plus ultra. Si puedo decir que me gusta algo, es esta sabia que emerge de su cuerpo. Sigo paseando la lengua hasta que no queda gota. Gruño buscando, tomando su cintura para llevar de nuevo la cabeza a otra de las heridas - quieta, que te estoy sanando - mentira vil y despiadada. ¿Qué se puede esperar de alguien como yo? Un hereje haciendo el trabajo de un servidor de Dios. Y que el jefe San Miguel Arcángel me perdone, pero no ignoraré la sangre que me llama a gritos.

Mi cabeza baja hasta su costado, me hinco dejando a Lucy a un lado a pesar de su estupor y de su molestia. Mi boca se pega a la herida más grande. Aquella que resuma más vitae. Pego los labios para chupar como un niño hace del pecho de su madre. Succiono sintiendo la ansiedad recorrer mi cuerpo y sin controlar mis instintos, hinco los dientes para hacer que ese líquido se vacíe en mi boca. Sé lo que provoco, puedo olerlo cuando el subidón de adrenalina envuelve el cuerpo femenino. Esa fragancia almizclada que indica su excitación llega hasta mis narices. La absorbo embelesado. - Y por eso, no puedo andar con otro sobrenatural - confieso con la boca roja de su vitae, alzando la mirada y el rostro hacia ella, manchada la barbilla. Sonrío de lado antes de volver a la carga. Chupo la herida, la sostengo por las caderas para que no se caiga en tanto me alimento. Sólo un poco, pero lo suficiente para sentir cómo ella necesita otras atenciones más sexuales.


Bastard:
THE VAMPIRE'S LEAGUE:
The Horsemen of the Apocalypse:
avatar
Stavros de Milo
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 33
Puntos : 53
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 20/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Xanandra el Dom Nov 18, 2018 8:58 pm

Rodando por el suelo intercambiando feroces golpes, el licántropo se posicionó sobre ella consiguiendo aparentemente una postura dominante durante la pelea, pero la cambiante mostrando más habilidad de la que parecía y uso sus piernas para empujar al licántropo mandandolo lejos antes de ponerse de pie, miró como el vampiro hacia frente con maestria pero parecío distraerse que fue alcanzado por uno de los licántropos, fue a protestar pero el licántropo volvió a la carga recriminado los sorprendentes golpes de ella, dandola un puñetazo que impacta contra su mascara que no se rompe de milagro, pero sin duda, nota el ferroso sabor a sangre en su boca por el golpe, ella gruñe de manera lobuna, y se lanza a recriminar el golpe del lobo, haciendole frente con ferocidad, Septimus había hecho tan buen trabajo con ella, o no podría ir a las misiones, no dejaba de ser una loba, y una loba gris, ferocidad ante todo, muchas veces había derrotado entrenando a algún miembro de la manada del inquisidor.
El grito que dió el vampiro la distrajo haciendo que un tajo llegara al costado de la cambiante que escuchó el aullido que salió del vampiro, no podía ermitir que fuera dañado, no, Septimus enloquecería de ira si es herido de gravedad, y horror era la idea de que lo mataran, ella quiso ir en su busqueda pero fue interceptada de nuevo, mientras el macarra ligano aseguraba que no iba a moverse hasta que él lo dijera.


Xanandra dió un cabezazo al licano que de milagro no volvió a quebrar la mascara, ese combate se estaba alargando demasiado y ella no podía morderlo por la mascara, saltó con suma agilidad sobre él atenazandole con las piernas para hacerle caer y en un rapido movimiento se escuchó el crujir de su cuello mientras lo soltaba jadeando con ferocidad. Se separó del cuerpo justo a tiempo para abrir los ojos con sorpresa y mirar a Milo como estaba plantado a su lado, sus ojos bicolor que se veían a traves de la mascara pues apenas se le veian los ojos se fijaron en las heridas del vampiro. -Te han herido...- Musitó en apenas un susurro, cuando miró con sorpresa cuando este afirmó que ya había cambiado de idea de idea con ella, lo que le hizo pensar que la capucha se le fue para atrás y echó la mano hacia atrás para buscar la capucha y volver a colocarla, pero entonces tiró el vampiro de su brazo pegandola al cuerpo de él, tan frio, ciertamente Xanandra no podría mentir, el hombre era muy atractivo para su gusto pero le daba mucho miedo y lo que le habían dicho Tohrment y Septimus hacía que temblara practicamente.


La primera reacción fue intentar huir pero el vampiro advirtió que si no se estaba quieta la mordería, cosa que hizo que casi se encogiera por ello, Xanandra tenía un corte que iba desde la muñeca hasta medio brazo, bastante sangrante pero no muy profundo, fue entonces cuando notó esa lengua pasea por la suave piel y el surco que formaba la herida , y esa mezcla de consuelo de dolor y que escocia, mirandole cuando emitió ese gruñido que hizo que se le erizase la piel, le daba tanto temor los vampiros por las cosas que decía Septimus sobre lo peligrosos que eran pero esta vez fue el propió inquisidor licántropo quien le dijo que lo acompañara y ahora lo tenía frente a ella, intimidada, notando esa jugosa lengua ecoger la sangre dejando la piel enrojecida a la vista, que no tardaria en ir cerrando por la curación acelerada, pero aun se mantendría ahí un rato más, la cambiante observaba confusa como el vampiro recogía hasta la ultima gota de esa herida, dejandola enrojecida pero no sangrante, dejandola limpia.


Ella cree que él vampiro ha terminado, el vampiro parece poner una cara de satisfacción siniestra, mientras ella intenta volver a retirarse nerviosa, pero el vampiro no se lo permitió, el gruñó queriendo sin duda más y la sujetó por la cintura haciendo que el corazón de Xanandra latiera como una bestia desbocada, él volvió a ordenar que se estuviera quieta, pues Xanandra intentaba escaparse de aquel agarre, esta vez la lengua del vampiro se pasó por el hombro de la cambiante donde había otro corte sangrando, que con gusto el vampiro lamía saboreando la sangre de la cambiante, que trás la mascara estaba sumamente enrojecida, por la situación y lo nerviosa que estaba por la intimidación que ofrecía el vampiro por lo escuchado de él.
-¿Sanando?¿tienes ese poder acaso señor?.- Preguntó extrañada, ¿es que acaso los vampiros tenían ese poder de sanar con la lengua? sin duda Xanandra dudaba de la verdad de esa afirmación, pero ella no iba a discutir contra el vampiro y mucho miendos teniendo esos colmillos tan cerca de su cuello, batante tensa estaba al notar esa lengua pasearse por su piel erizada por el contraste de temperatura, y las sensaciones que esta la ofrecía.


Otra herida impoluta por la atención del vampiro que para su asombro sigue buscando hasta dar con la más profunda y sangrante de la heridas que recibió la del costado, el vampiro hincó rodilla ante ella, haciendo que la cambiante le mirara ojiplatica tras la mascara para notar sus labios pegados a la herida succionando, que hace que Xanandra sienta molestia por ello apretando un poco los labios ocultos tras la mascara, incluso apoyó sus manos en los hombros del vampiro haciendo cierta presión para empujarlo, queriendo retirarlo y alejarlo de ella. fue entonces cuando los colmillos atravesaron la blanca piel manchada de sangre, lo que hizo que la cambiante dejara de buscar el forcejeo para escapar, sus labios se entreabrieron exalando un jadeo involuntario, notaba como el vampiro bebía su sangre y ella se debilitaba, pero a su vez la adrenalina la sacudió con fuerza, la excitó de sobre manera, un tremendo placer que le dió esa mordida, que despertó un candente deseo en ella que la desconcertó, cerró los ojos y pasó de intentar empujar a Milo, al estar acariciando el pelo de este mientras ella hacía un tremendo esfuerzo por mantenerse en pie.
Ella aguantaba perfectamente las heridas no tardaban en sanarla gracias a su condición, pero eso fue una sacudida muy distinta, ella bajó la mirada a observarle como él decía que eso era el motivo por el que no iba con sobrenaturales, sin duda se refería al gusto por la sangre, al parecer se controlaba mejor con humanos. -¿Por esto?.- Repitió Xanandra aturdida, mirando al vampiro con su sangre resbalando por por debajo de sus labios, sonrie el maldito mientras ella esta paralizada por la acción. Él vuelve a la carga y Xanandra le acaricia dulcemente la cabeza, teniendo impulsos que antes jamás tuvo, quería que el vampiro mientras seguía con su beso vampirico la diera atenciones de otra indole, la temperatura de ella se elevó, igual que sus hormonas la mostraban receptiva, sabía que eso el vampiro lo notaba, y en esos segundos Xanandra solo quería que el vampiro la explorara de manera más intima, consciente y a la vez no que era reacción de la mordida del vampiro, quería pedirle más ¿pero como hacerlo? si que eran peligrosos los vampiros, no, Xanandra sacudió la cabeza queriendo deshacerse de todo ese pensamiento y seguir con la tarea, tenia que borrar esa sensación transmitida. Además se estaba empezando a sentir debil y mareada, temblaba ligeramente por la perdida de sangre, empalideciendo un poco tras la mascara - Para... me mareo..,- Advirtió la cambiante con la voz en un susurro jadeante




"La ciudad no es nuestro hogar. Simplemente es el único lugar donde se nos permite existir durante mucho tiempo"

Animal instinct:

listen to my howls:

sister:
avatar
Xanandra
Cambiante Clase Alta
Cambiante Clase Alta

Mensajes : 68
Puntos : 85
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 15/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Herejía [Xanandra]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.