Victorian Vampires
La Noche De Las Bestias ~ Privado 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
La Noche De Las Bestias ~ Privado 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP



OCTAVIUS RINALDI

MODERADOR

ENVIAR MP
MODERADOR

MODERADOR

ENVIAR MP



ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/11/22


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

La Noche De Las Bestias ~ Privado

2 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Mar Nov 16, 2021 12:44 pm

"El hombre solitario o es una bestia
o es un Dios"










El frío de la noche había llegado a París finalmente, desde hacía quizás una semana escasa, había llegado finalmente a aquel destino. ¿Por qué estaba allí? La respuesta más adecuada sería porque una presa, un ser de la noche me había conducido hasta aquella ciudad dejando atrás mí lugar de origen, dejando muy lejos mí hogar y mí casa. Aunque, ¿podría llamar a vivir bajo el mando de alguien que me compró para convertirme en asesina, un hogar? No sabía exactamente la respuesta, pero al menos tenía un sitio donde poder volver. Tampoco me importaba si no volvía, sabía que no era el momento de mí muerte, pero se me pasaba por la cabeza el hecho de matar a aquel ser y no regresar allí… podría ser libre, libre de decidir por mí misma, libre de ser la dueña de mí destino. Pero él me encontraría, aunque pensándolo bien, eso llevaría a una buena batalla donde por fin podría acabar con su vida, como muchos otros de los que fue mentor quisieran haber hecho desde un principio. La lluvia comienza a caer presagiando que, aquella noche de caza, no sería un mero paseo por las calles de París. Llevaba una semana en aquel lugar y había algo en el ambiente, algo por sus calles que me daba mala espina. No era el hecho de saber que había licántropos en la ciudad, ni tampoco de la existencia de vampiros… sino algo más que no sabía distinguir pero que hacía que los vellos se pusieran de punta. Miré hacia la luna, parcialmente oculta por las nubes que había en el cielo y cerré algo más el abrigo para no intentar calarme por completo. Era noche de cacería, la noche donde las bestias saldrían a jugar al escondite, y aunque estaba en París por una presa en concreto, de la cual había empezado ya la búsqueda, no quitaba que no pudiera divertirme un poco mientras lo encontraba.

Porque llegar desde Persia en un largo viaje agotador, plagado de pistas que se iban desvaneciendo por el camino, había sido arduo. Todavía intentaba acostumbrarme al lugar y a sus gentes tan diferentes de donde provenía. El mayor impedimento podría haber sido el idioma, sino fuera porque no era la primera vez que pisaba Francia, donde ya había dado caza a un inmortal, así como matar a un hombre importante de negocios que quería llegar hasta España, pero que había muerto en aquel país. Nuestra “organización” era sumamente secreta, al igual que letal y efectiva. Era una asesina adiestrada para matar sin contemplaciones y sin dejar rastro alguno, metódica y eficaz… ninguna presa se había podido salvar, fuera un ser de la noche o no. Lista y preparada para dar caza por sus calles me infiltré entre sus gentes sin que nadie pudiera saber, o conocer, que bajo mis ropas y mi abrigo portaba armas letales que podría acabar con la vida de cualquiera. Mis ropajes distaban mucho del de la mayoría de las mujeres de la ciudad, no llevaba ningún vestido pomposo y colorado que se cerniera a mí cuerpo y le daba volumen, sino más bien al contrario, llevaba pantalones y botas altas negras que eran perfectas para perseguir a una presa, no quería imaginarme tener que correr tras una de ellas con un vestido que seguramente facilitaría la huida del perseguido. Encima una blusa blanca y un corsé encima negro que se ajustaba a mí pecho pero me daba la libertad para moverme sin mayor problema, y encima del todo ocultando las armas una gabardina negra y larga.

Las dagas estaban guardadas en sus sendas fundas y habían sido limpiadas y afiladas antes de partir, llevaba una funda en cada muslo escondidas. En mí espalda, justo en la cintura, llevaba varias estacas guardadas en una funda, dos tridentes pequeños de plata también en mis caderas. No solían gustarme las armas de fogueo, pero llevaba un trabuco escondido en un bolsillo interior de la gabardina y las balas de plata en un pequeño estuche en otro bolsillo. Miré hacia lo lejos y el primer relámpago de la noche surcó el cielo mientras andaba por las calles buscando algún rastro, alguna pista que pudiera conducirme hacia un objetivo. Mis pasos me llevaron finalmente hacia el puerto mientras la gente andaba con algo de prisa intentando no mojarse de la lluvia y encontrar un sitio donde resguardarse. A mí no me importaba mojarme, había estado en peores condiciones y la lluvia le daba un ambiente algo más serio a la noche. Me paré en mitad del puerto bajo la luz de una farola iluminando el lugar, me apoyé en el borde de una barandilla y miré hacia abajo por un instante. Las luces de la ciudad se reflejaban en el agua donde las gotas creaban pequeñas ondas en ella, lancé un suspiro y elevé mí vista al cielo dejando que se mojara un poco mí rostro. En pocos segundos un aullido, procedente de las calles anexas al final del puerto llamó mí atención y fijé mí vista en el lugar. Sonreí de lado, por fin había encontrado la primera presa de la noche, y con paso decidido me acerqué al lugar para dar muerte a aquella bestia. Pero la noche no iba a ser tan fácil como aparentaba… y lo peor aún estaba por llegar.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Lun Nov 22, 2021 5:07 pm

El puerto otorga una gama de oportunidades, incluso ante las mas desventuradas almas, es donde los humanos llegan de largos viajes, transportados por grandes embarcaciones, incluso las viviendas poseen una historia icónica, ya que estas fueron las primeras en establecerse en la gran parís, después de todo los barcos tuvieron un auge para su llegada, una zona inexplorada en cierta forma pero se acrecentó su fama en 1400 para entonces el joven miracle ya tenia una serie de eventos realizados para sus propios fines, sonriendo mientras ataviado elegantemente pasea por el gran puerto, sus ropas en tono oscuro acompañando un sombrero y un bastón, opto por ir en esta ocasión solo, ordeno a sus sirvientes que se abstuvieran de seguirlo o lo pagarían caro.

Al avanzar por los tejados, elevándose ante la lluvia que arrecia en momentos, sonríe por las presas que mira refugiándose en los negocios y techos vacíos, pero su atención se centra en una persona que dista de siquiera mostrarse temerosa de mojarse como el barón, mirando por una barandilla el vampiro sonríe mientras le observa desde lo alto de una casa, justo en el borde, tras unos instantes un largo aullido resuena acompañado de un estruendoso trueno, como si la naturaleza misma ocultara al ser bestial que grita su presencia, Adriel mira como la persona se entusiasma, puede escuchar el latido de su corazón, una criatura de la noche que afina sus sentidos aun ante el repiqueteo de las gotas de lluvia puede enfocarse en quien llama su atención, la euforia que percibe es innegable, alguien que quiere encontrar la aventura, pero la duda del joven miracle es ¿de qué forma la busca?

Se mueve pero no piensa ceder a ello, el vampiro corre con agilidad y velocidad, moviéndose entre largos callejones y en intervalos tejados para llegar al origen del aullido, su presa un feroz licántropo, una criatura salvaje y letal para él, peor por esa misma razón es más apetecible, un reto para probar las habilidades del vampiro, el barón llega hasta el punto, pero lo que encuentra solo son vestigios del daño, una casa con la puerta deshecha, derribada hacia adentro, entrecerrando los ojos, el vampiro decide entrar, considerando que la bestia opto por descansar tras su caos, camina hasta el interior atento y con sus sentidos en alerta, atento a cualquier sorpresa inesperada, al menos las que logre percibir.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Miér Ene 05, 2022 12:28 pm

Por fin el momento que tanto había estado esperando llegó; el aullido se pudo escuchar entre las gotas de lluvia que caían sobre el asfalto y que de seguro empeoraría hasta convertirse en una fuerte tormenta. Se podían ver las nubes que cada vez se oscurecían más y más conforme pasaba el tiempo, una noche perfecta para la caza sin lugar a dudas. Tras el aullido y con la mente centrada en lo que iba a encontrarme me encaminé hacia el lugar pasando por aquel puente dejando atrás las farolas que lo iluminaban, casi apenas había gente en la calle debido a las gotas que caían del cielo y que amenazaban con una tormenta mayor, lo que hacía todo de un escenario propicio sin testigos para matar a la bestia que se encontraba por la zona. Debía de ir con cuidado ya que los licántropos eran muy peligrosos, no solo por su oído y su gran sentido del olfato, sino porque además de poder desgarrarte con sus garras hasta destriparte podía también convertirte en lo mismo que era él. Eran mucho más grandes que cualquier lobo y se enfurecían demasiado cuando notaban la plata cerca, eran capaces de olerla como si fuera cualquier presa que estuviera alrededor suyo. Contra estos seres solía utilizar también los trabucos con balas de plata, eran una manera eficaz de herirles y que fueran perdiendo fuerza para así poder atacarles. Extremar la precaución siempre era necesario cuando se salía de caza, las noches de luna llena todavía más. Con apenas un par de personas que intentaban volver a sus casas para refugiarse de la lluvia me interné por un callejón acercándome lo más sigilosa que podía a mi presa, aprovechando que la lluvia de seguro amortiguaría mis pasos camuflándose de fondo. Un rayó sonó a lo lejos iluminando brevemente el lugar lo que daría paso, minutos más tarde, a una tormenta en todo su esplendor. Pasé entre algunas cajas y barriles un tanto desgatados hasta llegar a lo que sin duda era la escena del crimen; una casa cuya puerta se encontraba destrozada por completo con signos de una pelea. Las marcas evidentes de las garras estaban en la propia madera creando surcos reconocibles, algo que un perro no podría hacer. Está desencajada hacia dentro como si algo hubiera impactado con gran fuerza en su interior, quizás las presas se encuentren en el interior de la casa.

Decidí avanzar con las dagas en mis manos alerta a lo que pudiera pasar preparada para cualquier movimiento, siendo todavía de noche de seguro que el licántropo –porque dudaba que un cambiante hubiera hecho semejante ruido- estaría en su forma lobuna hasta que no terminara la noche. Algo me decía que las víctimas debían de encontrarse en el interior así que avancé traspasando la puerta para encontrarme con una escena que no me era del todo ajena; los muebles estaban todos tirados y volcados por el suelo, algunos rotos y astillados por los golpes y el impacto. Y como ya había previsto; en el suelo gotas de sangre que llevaban a un rastro que, de seguir, me llevarían al cadáver o a los cadáveres. Sin embargo ¿dónde se encontraba la bestia causante de tal desastre? Era posible que hubiera huido en busca de otras presas o, quizás, se encontrara en la parte superior dela vivienda. En ese momento escuché cómo las maderas crujían en el piso de arriba de lo que seguro se trataba del licántropo, aunque hubo algo que captó mi atención: un movimiento en la zona lateral de la casa. Un relámpago iluminó toda la estancia revelando así a un hombre parado en donde había visto el movimiento. Rápida lancé la primera daga en su dirección pero se movió tan rápido que la esquivó, y supe que no se trataba de ningún humano. Mucho peor; un vampiro. Parecía que la noche mejoraba por momentos; un vampiro y un licántropo en el mismo escenario. Apenas pude hacer algo más cuando los pasos apresurados del licántropo bajaron por las escaleras, saltando hasta quedar en mitad del salón. A un lado el vampiro, al otro lado yo con mis dagas de plata. En medio un enemigo que podría matarnos a ambos, o a mí, o al vampiro... todos éramos enemigos de todos pero quizá algunos saliéramos con vida. El licántropo ya nos gruñía mostrando sus fauces, pues sentía en mí la plata y en el vampiro... bueno, era un vampiro. Todo podía pasar.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Dom Ene 16, 2022 5:22 pm

Tras haber mirado los destrozos eran evidentes, incluso llamativos propios de una criatura tan salvaje como lo es el licántropo, el olor es penetrante para el barón, si fuese un cambiante distinto lo podría distinguir peor entre las décadas de enfrentarlos los a logrado apreciar en más de un sentido, entrecerrando los ojos por las marcas de sangre, las paredes rasgadas, le sorprende que las personas se mantengan ajenas... no, para Adriel tal acto es comprensible, después de todo ¿Qué podrían hacer contra algo como eso? Se sienten aliviados que no fuesen ellos, es lo principal, el egoísmo humano.

Al avanzar mas adentro una filosa daga se acerca pero los reflejos sobrehumanos del vampiro se muestran moviéndose a la derecha viendo como el arma se clava en el suelo, visiblemente la hoja es filosa, sonriendo mira de donde vino, contemplando a la cazadora que recién había seguido, llego muy pronto mas de lo que hubiera contemplado el joven miracle , la ve como se pone en guardia pero antes que el barón se presente unos pasos contundentes acercándose cortan cualquier cortesía por parte del vampiro, el licántropo se muestra, encorvado justo al frente de la cazadora, ella inmediatamente cambia de postura apuntando con sus armas tanto al barón como a la bestia que gruñe salivando con un deseo de comer aún más, la sangre le escurre entre sus fauces a la vez que encorva sus garras.

Adriel mostrándose sumamente tranquilo sonríe mirando a la humana.


-e estado en muchos tríos, pero este en verdad es uno que no miro con placer-

El licántropo se lanza con una gran fuerza y velocidad, pero Adriel sonríe usando su gran velocidad se lanza unos instantes antes para atrapar a la humana abrazándola firmemente destrozando la pared del lado derecho entrando en un cuarto vacío de la misma casa, sacudiéndose los restos de maderos el vampiro mira a la cazadora.[b]

-en estos momentos se dice gracias-

Mientras le suelta escucha el respirar del licántropo, pero no en la dirección hacia donde se lanzó, Adriel mira a los lados constantemente peor solo basto una fracción para que empujara a la cazadora adelante mientras él se impulsa hacia atrás frenándose mira como la enorme bestia cae en ese lapso gruñendo en frenesí.
-necesitaras algo mas que cuchillos para este-

Adriel sonríe mientras se pone en guardia preparado para pelear.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Lun Ene 24, 2022 12:23 pm

Cada noche de cacería era muy diferente de la anterior y era imposible saber qué te deparaba en cada una de ellas, sobre todo porque los enemigos no siempre eran los mismos y cada uno tenía unas habilidades –o una inteligencia- que hacía complicado seguir un mismo patrón. Aunque eso en realidad me gustaba porque de esa manera se aprendían nuevas tácticas, nuevas formas de comprender a los sobrenaturales e intentar estudiar sus respuestas en cada batalla. Sabía que esa noche iba a encontrarme con alguna bestia ya que las noches de luna llena era más fácil dar con algún licántropo, especialmente si te ibas al bosque, aunque de vez en cuando encontrabas a alguno en la ciudad que no llegaba a tiempo para ocultarse o simplemente no quería hacerlo. Y lo iba a pagar caro. Lo que no esperé era encontrarme también con un vampiro que se había unido a la fiesta atraído probablemente por el olor a sangre, siguiendo el rastro de la víctima, aunque no veía ningún cuerpo en aquella estancia de seguro se debía encontrar en el piso superior porque el olor a sangre era abundante. Lo suficiente como para llamar la atención de cualquier vampiro. Debí suponer que se sumaría alguno a la fiesta y cuando justo daba su rostro a conocer –o casi por las penumbras del lugar- el licántropo causante del destrozo de la puerta de la casa y de todo lo que allí se encontraba; apareció reclamando un festín que sin duda debíamos de ser tanto el vampiro como yo. Estar entre dos razas que se odiaban a muerte no me liberaba de ser una presa más de ambos, pero era más probable que el licántropo fuera a por el vampiro antes que por mí… o eso es lo que supuse porque luego las cosas fueron muy diferentes a lo que había imagino, principalmente porque el licántropo decidió ir a por mí aunque tenía a un enemigo mucho más ancestral en su presencia. Sus colmillos me mostraban la amenaza a la que me enfrentaba con el hocico arrugado, gruñéndome, para hacerme saber que tras la víctima –o víctimas- que se había cobrado; yo era la siguiente. Bien, estaba preparada para recibir el impacto de ser necesario con mis dagas de plata. Pasé por alto el comentario del vampiro al que no le presté demasiada atención, centrada en la batalla que iba a dar comienzo, sin embargo si algo me sorprendió en aquella noche fue que cuando el licántropo se lanzó en mi dirección… fui movida con fuerza y velocidad, como si me hubiera chocado contra el mármol –que no era otra cosa que el vampiro- atravesando una pared mientras los restos de madera caían a nuestro alrededor. ¿Me había salvado? La pregunta era ¿por qué? Yo no pedí su ayuda, y desde luego que no iba a darle las gracias. Antes dejaba que el licántropo me matara a tener que agradecerle a un maldito chupasangres que esquivara un ataque. Ni en broma.


—No te pedí que me ayudaras, colmillitos —pero no había tiempo siquiera para una pequeña conversación ya que el licántropo no estaba muy conforme con que nos hubiéramos apartado y volvía de nuevo a la caza. Podría haberle respondido que sabía lo que hacía pero ¿para qué? No tenía sentido y no me importaba si pensaba que tenía capacidades o armas para enfrentarme al licántropo. Apartándome –o mejor dicho- tras ser apartada otra vez por el vampiro decidí sacar el látigo que utilizaba en algunas ocasiones con púas de plata, hecho especialmente para herir y desgastar a los licántropos ya que la plata les hacía muy débiles y vulnerables, incapaces de curar o regenerar sus heridas— cuidado colmillitos, no sea que te quedes sin ellos —desplegué el látigo y lo sacudí provocando un chasquido, era un arma perfecta ya que se utilizaba a distancia lo que venía bien para evitar los colmillos y las garras, dando una zona de seguridad como alcanzaba a extenderse el látigo. Me aparté a un lado quedando en un hueco de la pared al que el licántropo le sería más complicado alcanzarme debido a su tamaño, aprovechando que yo era más pequeña, y aproveché que iba a por el vampiro para lanzar el primer golpe. Extendí el látigo, el chasquido sonó en la estancia, y las púas hirieron al licántropo en diferentes lugares creándole heridas. Gruñó porque la plata ya debería de estar quemándole allí donde le había tocado y me resguardé para que no me alcanzara, siendo yo quien hasta el momento más daño le había provocado. El vampiro se las manejaría por sí solo en lo que mientras ellos luchaban yo aprovechaba para salir de la estancia e ir por el otro lado, quedando así a las espaldas del licántropo. Ni lo dudé cuando hice sonar otra vez el látigo pero, en esa ocasión, mi objetivo iba más allá que hacerle meras heridas. Rodeé una de las patas del licántropo con las púas y tiré con fuerza haciendo que estas se incrustaran en su carne, hiriéndole más a fondo. Tiré con más fuerza comprimiendo este entorno a su pata y así hacer que perdiera el equilibrio, estando a su espalda era más fácil esquivar sus golpes. Al vampiro no le costaría en ese estado acabar con él.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Vie Ene 28, 2022 5:02 pm

Todo se vuelca en un giro, mientras Adriel por mera compasión ayuda a la cazadora esta se muestra inflexible a dar las gracias, sonriendo el joven miracle mantiene su atención en la bestia lobuna que gruñe feroz por el fallo que ha hecho y no conseguir sus presas, tras apartarse la mujer desenrolla un látigo que se mueve ágil y veloz impactando contra el licántropo, pero así de rápido y letal ella se mueve dejando a un feroz cambiante frente al vampiro el barón extendiendo sus brazos y mirando con gran interés a su enemigo se abalanza contra él, pero usando su agilidad sobrehumana, pero quizás el lobo estaba a la par, algo que descubrió pronto el joven miracle.

Las garras pasan a escasos centímetros de él, rasgando sus ropas del pecho y parte del hombro derecho, escuchando a la humana el semblantee de Adriel cambia moviéndose con aun mas velocidad, mas letal de lo que se presentó, en ese instante escucha el chasquido y el olor a sangre de lobo se presenta en una imagen que plasmar en un cuadro para el barón, evadiendo la sangre del feroz ser, el joven miracle golpea el hocico al ver como este se queja por el impacto que recorre distintos puntos del cuerpo del licántropo, el olor a carne quemada recubre la nariz del vampiro, mientras mira como el feroz animal jadea con profundo dolor, escurriendo de sus ojos hilos de sangre, lomo, brazos y pecho así como de su alargado hocico.

Los movimientos de la humana pasan desapercebidos para Adriel, este lidia con un animal en colera total, rabioso por haber sido lastimado y el no haber podido lacerar la carne de sus oponentes, mientras el vampiro se mueve evadiendo cada golpe el lobo usando un veloz movimiento con la garra derecha arroja sangre al rostro pero el barón se mueve rápido a la izquierda evadiéndola es en ese preciso momento que el lobo golpea con su puño izquierdo al pecho del joven miracle lanzándolo contra un muro y atravesando la habitación hacia la otra violentamente, tras eso mientras se levanta con esfuerzo, el vampiro mira como la humana llega por arriba de la habitación y cae detrás del lobo, de nuevo usa su látigo, al verlo con detenimiento el barón mira que este tiene púas, sonriendo contempla como la bestia cae, aunque con gran esfuerzo de la humana al imprimir fuerza en el agarre y rasgar la carne de quien ha atrapado.

El joven miracle con un nuevo bríos se levanta casi en un brinco tomando dos barrotes partidos uno en cada mano los aprieta escuchándose el crujir de los maderos casi a volver a partirse saltando al ver como el lobo lanza feroces ataques scon sus garras a la humana para liberarse pero ella jala con fuerza alejándose lo más posible y lastimando mas al mismo tiempo, Adriel alza los maderos en el momento que el lobo alza la vista al barón este los clava con toda su fuerza en el cráneo, el sonido es atroz, pero el vampiro sabe que no es suficiente aunque los maderos están incrustados una porción en la cabeza, alzando su puño volviéndose una garra usando su abrumadora fuerza el vampiro clava la garra izquierda entre los ojos de la bestia, terminando por perforar más el cráneo del gran lobo, jadea el vampiro mirando a la humana.


- ¿y ahora caperucita? Creo que esto amerita un gracias, debo decirte que si intentas usar eso en mi... quien sufrirá serás tu-

El vampiro sacude su mano sacándola del cráneo mientras mira sus ropas rasgadas, atento a lo que la cazadora llegue a intentar.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Miér Mar 09, 2022 1:46 pm

En el tiempo que llevaba siendo cazadora que no era precisamente poco, era la primera vez que me encontraba en una tesitura donde estaba frente a un licántropo pero también de un vampiro. Por extraño que pareciera el vampiro no me estaba atacando sino que iba contra su mayor némesis que era el licántropo, y este estaba haciendo lo mismo al ir contra él. Aunque yo también era un objetivo para ambos pero el vampiro parecía ir en mi equipo, y ambos íbamos a por el licántropo que era el que mayor peligro presentaba en esos momentos. Aprovechando que este estaba centrado en el vampiro decidí colarme por el hueco de la pared que habían abierto y así utilizar el látigo que podía colar por ese mismo hueco pero que, el lobo por su tamaño, era imposible que pudiera caber para pasar donde yo me encontraba. Eso le daría al vampiro el tiempo suficiente como para poder atacarlo ahora que mi látigo estaba alrededor de su cuello estrangulándolo, las púas de plata cumplían bien su función aunque sabía que no bastaba para acabar con su vida. Vi entonces que el vampiro portaba dos barrotes uno cada mano se acercó a la bestia que, retenida por mi látigo ahora se encontraba más expuesta. Sin contemplación y sin vacilar clavó uno de los barrotes en su cráneo aunque sabíamos que no sería suficiente como para acabar con el lobo, este intentaba revolverse y soltarse dando zarpazos por todos lados intentando dar con el vampiro para que se apartara pero este no parecía que tenía esa intención. Su mano fue un arma incluso más mortífera que los barrotes que portaban y la incrustó entre los ojos de la bestia, agrandando la herida y poniendo fin a su existencia pues su cuerpo quedó laxo y ya no necesitaba ejercer presión con el látigo para retenerlo, entre ambos habíamos dado fin a un enemigo en común. Mientras sacaba su mano manchada con algo más que la sangre de aquel gran lobo sus ojos se posaron en los míos, tenía ese aura de peligro que poseían todos los vampiros pero además esa belleza inexplicable por lo que sus víctimas caían en su embrujo. Fruncí el ceño por sus palabras en especial cuando me tildó de “caperucita” y no quedó en eso, se atrevió a decir que debía de darle las gracias lo que provocó que una pequeña risa brotara de mis labios en lo que negaba levemente por la desfachatez que mostraba, el descaro con que hablaba y decía las cosas. Me aseguró que si intentaba utilizar mi látigo en él sería yo quien sufriera de los dos, sabía bien que la plata no le hacía nada a los vampiros por lo que no era realmente mi intención de utilizarlo contra él. Moví mi muñeca para soltar el látigo del cuello del lobo recogiéndolo para limpiarlo más adelante, una de las cosas que odiaba de las cacerías era tener que limpiar mis armas de la sangre oscura y espesa. Nada ya nos frenaba para empezar una batalla entre ambos pues éramos enemigos, igual que lo éramos del licántropo, y sin embargo en vez de lanzarnos al cuello del otro nos observábamos como si en algún instante esperáramos la reacción hacia nuestra persona. Más bien nos mirábamos como si después de matar al licántropo ya no fuéramos tan enemigos, como si de un pacto no hablado ni escrito se forjara entre ambos, aunque no sabía si eso era así realmente. Pero no entendía por qué había evitado que el licántropo me alcanzara, no era propio de un vampiro y desde luego que él no tenía pinta de ser uno precisamente bueno.


—¿Debo de suponer entonces que tú eres la abuelita del cuento? Porque te pega mucho más que ser el cazador —elevé la comisura de mi labio guardando el látigo en mi cintura donde había estado inicialmente— en ningún momento te pedí que me ayudaras o te metieras en esta pelea. Si lo has matado ha sido porque yo lo tenía retenido, más bien tú deberías de hacerlo —no pensaba agradecerle absolutamente nada. Me moví de aquella sala pasando por el gran boquete que habían hecho al principio para volver al salón donde la sangre se encontraba por todo el lugar, suponía que arriba estarían los cuerpos restantes que todavía no habíamos visto y que no quería ver. Llegué tarde y eso no podía perdonármelo, aunque no lo diría nunca en voz alta— ¿y ahora qué, colmillitos? ¿Nos batimos en un combate para ver quién de los dos se alza con la victoria suprema? —Comenté apoyándome contra la bancada de la cocina cruzándome de brazos mientras lo observaba. Era una situación demasiado extraña porque jamás había colaborado, por decirlo así, con un vampiro para matar a un licántropo. Ni viceversa tampoco. Aunque eso no restaba para que no tuviera ciertas dudas que me asolaban a su comportamiento que no tenía sentido, que no lograba entender— ¿por qué me apartaste del trayecto del licántropo? —Lo miré esperando una respuesta de su parte que era posible que no llegara, ya que no tenía por qué responderme— ¿o prefieres ver qué nos depara la noche? Parece que formamos un buen equipo —era cierto que debería de matarlo, sí, pero algo era diferente en esa extraña situación— ¿es la primera vez que peleas con una cazadora, o acostumbras a salvar a todos los que consideras que son damiselas en apuros? —Desde luego que yo no lo era, me giré buscando un trozo de trapo para limpiar una de las heridas que me había hecho en la pelea pero que no revestía de importancia, me había hecho peores en mis noches de cazadora— entonces, ¿qué va a ser de todo?


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Sáb Mar 12, 2022 1:33 pm

La batalla con el licántropo fue en una victoria en conjunto, sin embargo tras haber acabado con la bestia el vampiro escucha las protestas de la humana, algo que en cierto modo toma con humor el barón, ya que el orgullo es innato en la raza humana, lo conoce y ha visto enorme cantidad de veces, aun así mantiene su temple serio, tranquilo examinando el entorno, consciente de que el feroz enemigo no era mas que un cachorro, un joven apartado o que se perdió, de haber sido uno mayor la situación seria distinta.
Escucha la pregunta, pero Adriel lanza una leve risa.


- ¿victoria suprema? Hablas con elogio al vencer a un cachorro lobo, pero declinare tu propuesta, me tome muchas molestias para mantenerte de una pieza por el perrito como para destazarte ahora-

Mientras mira como se mueve el joven miracle toma unos trozos de tela envolviéndonos en sus manos acercándose al cadáver, comienza a hacer fuerza sosteniendo la cabeza del licántropo con ambas manos la comienza a arrancar, escuchando la pregunta lanza un suspiro ante la sorpresiva duda considerando que le ha salvado.


-tu velocidad habría sido inútil para evadir la mordida, quizás evitar que te partiera lo habrías hecho, pero estarías a su merced ante el mordisco que te alcanzaría sin duda, de nada-

Haciendo uso de su increíble fuerza sobrehumana y escuchándose el sonido de carne y huesos desprendiéndose el vampiro logra su cometido al momento de seguir atento a las palabras ajenas, envuelve el cráneo que gotea sangre con las telas que tomo, evitando el menor contacto ya que la sangre de esos cambiantes es peligrosa, aunque no si toca si piel desea evitar mancharse de tan inmunda suciedad para el joven miracle.

-en eso te equivocas, la noche no nos deparara nada, la misma oscuridad nos mostrara lo que desea, aunque eso de ser buen equipo no lo negare-

Mientras coloca la cabeza envuelta en una mesa cercana el vampiro mantiene su vista en el trofeo obtenido, a la vez que sonríe escuchando la pregunta, para el barón claramente ella es una recién iniciada, desconocer sobre su naturaleza al menos lo suficiente le parece irónico, peor divertido a la vez.

-conoces sobre criaturas y de armas, pero ¿en verdad crees que eres la primera cazadora con la que me e topado? Ese titulo te lo han quitado hace siglos-

Girándose mira como ella toma un trozo de tela para cubrirse una herida que se hizo en el transcurso de la pelea al mismo tiempo una nueva pregunta que con elegancia responde el joven miracle.

-creo que tu labor de esta noche termino, al menos deberías ir a tu hogar y celebrar con un buen desca..-

No termina esa oración, ya que una voz que escucha el vampiro justo arriba en la segunda planta le hace ver de nuevo a la cazadora, no es audible para ella claramente peor sabe que una persona habla y no es de forma natural, salta apoyando una fuerza increíble en sus piernas directamente a sus piernas sabiendo que la tomara pro sorpresa y evitando alguna reacción aférrala cintura para lograr una mejor evasión del punto donde esta, a escasos centímetros de la planta del pie del vampiro un destello relampagueante golpea donde estaba la cazadora, mientras frena el impulso soltando a la humana el vampiro mira arriba, pero una voz a la derecha le hace voltear antes de que siquiera pueda reaccionar la persona habla.

-ostende potentiam tuam intus ardendo, tonitru (muestra tu poder quemando su interior, trueno)-

Un golpe directo en el pecho del barón, que lo lanza contra las escaleras y pared continua, derrumbándose sobre él, el olor a carne quemada se puede fácilmente percibir, mientras una persona encapuchada salta por el agujero cayendo a unos metros frente a la cazadora, quitándosela muestra a una mujer de cabello blanco, pese al mismo no muestra ser una anciana, a la vez la segunda persona hace lo mismo y muestra a una joven de cabello negro.

-tu mascota fallo hermana, debiste saber que para una cazadora se necesitaría más de uno-

-aurora mi plan fue impecable, ese vampiro fue quien lo arruino, ahora no molestes con detalles sin importancia-

La mujer de cabello negro camina al lado de la de negro, mirando a la cazadora tras intercambiar miradas una y otra, la joven de cabello negro mira fijamente.

-puedes adjudicarte una gran victoria, venciste un licántropo y un vampiro, reclama tu recompensa, si quieres podemos hacerte algunas heridas para que vean que tu pelea fue muy difícil-

Una sonrisa fina muestra la mujer de cabello blanco.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Miér Abr 06, 2022 12:55 pm

Era la primera vez que me encontraba en dicha situación y todavía no terminaba de discernir si me gustaba o no, aunque siendo la asesina que era todo indicaba que no. Era todo demasiado extraño ya que de normalidad me encargaba de las misiones matando no solo a seres sobrenaturales si la ocasión lo requería, sino también a humanos por encargo, pero jamás colaboraba con ellos como había sucedido en aquella noche. Todavía me preguntaba por qué me apartó de la trayectoria del licántropo cuando podría haber dejado que me alcanzara, que me mordiera, pese a que no era lo que deseaba porque no podría soportar ser un licántropo o un vampiro. Prefería antes la muerte aunque eso lo decía desde una posición en la que dicha posibilidad no existía o no era necesaria, quizás en otras circunstancias... era posible que cambiara de opinión aunque lo dudaba. El vampiro aseguraba que tan sólo habíamos vencido a un cachorro pero seguía preguntándome por qué ayudarme y no aprovechar la oportunidad, incluso la que ahora tenía frente a él, de poder alimentarse con mi sangre. En lo que yo encontraba algún trapo con el que presionar y tapar la herida que me había hecho el licántropo con sus garras lo veía cerca de su cadáver, sin entender qué hacía, hasta que vi cómo se centraba en su cráneo y lo separaba de su cuerpo con la fuerza que este tenía. El sonido de la carne al desgarrarse o los huesoso al partirse podría poner los pelos de punta a cualquiera, horrorizar incluso, pero yo estaba demasiado acostumbrada como para asustarme por algo como eso. Sus palabras no explicaban por qué me había apartado de la trayectoria del licántropo por lo que no lo entendía, y daba la sensación de que no iba a responder mis preguntas. Como tampoco iba a preguntar por qué querría un vampiro como él quedarse con la cabeza del licántropo como trofeo cuando, lo más seguro, es que tuviera cientos de años y no fuera ni de lejos el primer lobo que mataba. ¿Coleccionaba sus presas? De ser así de seguro que tendría que tener toda una habitación entera, amplia y ancha, para dichos trofeos. Era la primera vez que veía que alguien coleccionaba una cabeza entera pues si era sabido que los colmillos se cotizaban bastante, al menos al principio, se vendían bien en el mercado negro pero no toda una cabeza. Hice un mohín sin querer saber qué haría con dicho trofeo, lo cierto que no me importaba. Lo contemplé en silencio cuando dijo que la noche no nos deparaba nada, y que tampoco era la primera cazadora que intentaba acabar con él. Ante eso elevé la comisura de mi labio cruzándome de brazos ya que era cierto y no lo ponía en duda, sin embargo quizás sí era la primera que podía decir que el vampiro la salvaba de un enemigo en común y vivía para contarlo. ¿Por qué? Ni idea, él no parecía querer darle demasiado sentido tampoco.


—No dudo en que no sea la única que quiera matarte, de seguro que has matado a muchos cazadores en tu basta existencia —comenté apoyando mi cadera contra la bancada de la cocina— pero seguro que sí soy la única a la que has salvado dejándome con vida. ¿Por qué? Solo tú conoces la respuesta pues no da la sensación que quieras compartirlo conmigo —comenté esperando para ver qué me respondía, aunque parecía más interesado en querer mandarme a casa... o eso es lo que iba a decir cuando de nuevo se movió con esa velocidad única que tenían los vampiros, apenas me dio tiempo a ver qué se tramaba cuando sentí que me aferraba de la cintura y me movía a tal velocidad que para mí no fue más que una mancha borrosa sin distinguir lo que ocurría a mi alrededor. Para cuando pudo enfocar vi que habían disparado justo donde mi pie había estado segundos antes y una figura descendió del techo, encapuchada, y otra más apareció a las espaldas del vampiro murmurando algo en latín para ver cómo un rayo salía de sus manos e impactaba contra el vampiro, haciéndolo volar lejos hasta estamparse con fuerza contra una de las paredes a medio derruir que quedaban de la casa. Vestigios de la pelea que aconteció minutos antes. Me fijé en ambas figuras para ver cómo se quitaban las capuchas y eran dos jóvenes, una de pelo blanco y otra de pelo negro, quienes al parecer habían mandado al licántropo o me habían guiado a mí hacia su dirección. ¿Qué estarían tramando y por qué hacer aquello? No tardé en distinguir una cruz que llevaban como símbolo que pendía de su cuello en un colgante; Inquisición. No era la primera vez que me topaba con alguno de ellos en mi camino y al parecer, amabas mujeres, sabían y conocían que estaríamos allí. Nunca me había fiado de los que trabajaban para la Inquisición y distaba mucho de lo que yo hacía, habían dejado que el licántropo –su “mascota”- se adentrara en la casa y matara a los que allí hubieran sin importarles nada en absoluto, como si sus vidas no valieran nada. Y que eso lo dijera precisamente una asesina podría hasta sonar hipócrita, lo sabía, pero yo no mataba a inocentes. Mis objetivos siempre eran personas que habían hecho algo malo o provocaban algún mal mayor... no por mera diversión. ¿Desde cuándo utilizaba así a los sobrenaturales? Lo desconocía pero no me gustaba demasiado el rollo que llevaban entre ambas hermanas, por lo que había escuchado, ni lo que pretendían o buscaban. ¿Darme el mérito por algo que n había hecho? No lo entendía, quizás pensaran que era una mera cazadora y me preguntaba qué querrían o buscarían. Hice un rápido repaso mental de las armas que portaba encima y de cómo podría atacarlas, al menos perder algo de tiempo hasta que el vampiro se repusiera del ataque, porque no me fiaba de ellas. Antes prefería fiarme del vampiro— no estoy demasiado segura de sí quiero dejar que vosotras me hiráis para parecer que he ganado. No lo necesito, tampoco —no iba a darles lo que quisieran, fuera lo que fuera, ni en broma. Mi instinto me alertaba del peligro y no era tan necia como para confiar en la Inquisición ni en sus adeptos— si queríais venir a por mí era tan fácil como haberos presentado, sin trucos, y luchar vosotras mismas. No pensé que la inquisición fuera tan cobarde como para utilizar sobrenaturales por ellos —sí, estaba lanzando pullas en su dirección pero mientras se centraban en mí el vampiro se recuperaría sin problemas del ataque. Pese al olor a carme quemada que impregnaba todo el lugar no era suficiente para acabar con él, y algo me hacía pensar que estaría muy cabreado. Yo al menos lo estaría— ¿ahora utilizáis a licántropos para eliminar a la competencia? Patético —podía ver cómo se tensaba la mandíbula de una de ellas nada conforme con mis palabras, como si no esperaran a que yo respondiera así, en lo que aferraba el mango de mi látigo por lo que pudiera pasar— no voy a marchar y dejaros aquí con el vampiro. Es mi presa, y yo decido qué hacer con él —quedaba en claro que no iba a hacer nada de lo que dijeran así que, en un rápido movimiento lancé una de las dagas que llevaba en el cinto en dirección a aquella que había hecho uso de magia mientras, con la otra mano, desplegaba de un chasquido el látigo y lo lanzaba en dirección a la del pelo blanco. De fondo había escuchado cómo se movían y caían algunos trozos de la pared de encima del vampiro, lo que supuse que no tardaría en actuar contra ellas. Yo querría su sangre o sus cabezas, o ambas cosas.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Sáb Mayo 21, 2022 1:42 pm

Adriel resiente, entre los problemas que a enfrentado en su larga vida es a los seres con poderes oscuros, llamados hechiceros, incluso se les a concedido como mentores de los elementos, capaces de manipular la energía misma de la naturaleza, algo que el barón a resentido en varias décadas, aunque a conocido quienes practican las artes oscuras de manera más personal y malévola, hay quienes lo hacen de una manera más siniestra, levantándose lentamente de entre los escombros escucha a la cazadora, sonriendo tenuemente Adriel asoma sus colmillos mientras su iris y pupila se tornan totalmente negros salta moviéndose a una impresionante velocidad se coloca frente a la humana, cruzando sus brazos proyectando un aura oscura y peligrosa el joven miracle habla.

- ¿tu presa? Tu modestia sigue impresionándome-

Mirándole sobre su hombro derecho el vampiro vuelve su atención a las dos humanas, entrecerrando sus ojos baja sus brazos mostrando sus garras, ahuecando ambas palmas.


-creí que seria una noche tranquila, pero ustedes… me han dado un motivo para soltarme un poco-

Ambas hechiceras se muestran confundida, pero no atemorizadas, ante sus ojos esta un vampiro que resistió uno de sus ataques así que reconocen que él es fuerte, sonríen a la par que saltan separándose, la mujer de cabello negro mira a la cazadora sin dejar de sonreír, pero la de cabello blanco fija su atención en el barón, el joven miracle chasquea los dedos atrayendo la atención de quien percibe el vampiro busca atacar a la humana que está detrás de él.

-ella está fuera del rango ¿me quieren a mi no? Entonces olvídate de ella, ya que si lo intentas… desearas morir como tu hermana-

Una advertencia clara, pero sostenida ante la postura de Adriel que mira fijamente los ojos de la humana que ahora se enfoca también el algo que hace sonreír al vampiro, la hechicera de cabello blanco en ese lapso mantuvo los brazos hacia arriba hablando en un idioma antiguo que el barón comprende como latín, mirándole se mueve rápidamente contra ella, pero la de cabello negro extiende sus manos abriendo las palmas pero una apuntando al vampiro y otra a la cazadora, Adriel frena su embestida apoyando su pierna derecha al frente se impulsa usando su donde levitación genera mayor impulso para llegar antes que brote la palabra de la humana.

- ¡devora! -

Una bola de fuego brota de la palma de la hechicera a una impresionando velocidad, el vampiro toma por la cintura a la humana abrazándola con firmeza le habla al momento que ambos tocando el suelo al moverse unos pasos a la derecha.

-me ayudaría mucho que estuvieras alerta-

En ese instante el joven miracle mira atrás observando como la hechicera que recitaba sin moverse junta ambas palmas una estela de aire le rodea formando un semicírculo en ese momento un destello se ve en los ojos de ella y todo se torna en calma, tanto la hechicera de cabello blanco como el vampiro no se mueven, manteniéndose de pie, ambos muestran una mirada vacía, sin rastro de emoción, a su vez la hechicera de cabello negro camina junto a su hermana, mirándola toca suavemente la cabellera.

-no quiso arriesgarse, bien hermana, acabalo desde el interior, oye tú, el lobo no iba por ti, pero lo atacaste es normal que tuviera que defenderse, deberías aprovechar e irte, nadie te quitara presa alguna-

La hechicera camina hacia el vampiro.

-sabes que el mundo estaría mejor sin estas criaturas-


Mientras tanto, en un abismo que tenuemente se ilumina poco a poco por destellos de luz, la hechicera y el vampiro se encaran.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Miér Mayo 25, 2022 11:23 am

Una nunca sabía qué podía depararte una noche de cacería y desde luego que esa noche en particular estaba siendo muy diferente a las que, últimamente, tenía en la capital francesa desde que llegué hacía un tiempo a la ciudad. Sin embargo eso no quería decir que me echara atrás o no siguiera luchando como la guerrera –o asesina- en que me habían convertido sin importar lo que ocurriera en el transcurso de la noche, o al menos es el pensamiento que yo tenía en mi cabeza. Más extraño aún era toparme con un vampiro el cual no parecía tener la sensación de querer acabar con mi vida sino todo lo contrario, pues aunque no se lo pedí en varias ocasiones me apartó de la trayectoria del licántropo aun cuando yo podía valerme por mí misma. Odiaba que los demás pensaran o dejaran entrever que no era capaz de hacer algo cuando esa noche demostré, de sobra, mis capacidades para salir victoriosa de una lucha como aquella. Sin embargo me intrigaba saber los motivos por los que el vampiro decidió unir sus fuerzas junto a las mías para después entablar una pequeña “conversación” en la que no pudimos despejar esos interrogantes, entre otras cosas, porque él no parecía muy dispuesto a responder mis preguntas. Cierto que no sería la primera cazadora que se encontraba en su basta existencia pero sí, al menos, la primera que dejaba con vida y no tenía intención de atacar.... ¿por qué? Era lo que quería saber ya que era cierto que podía considerarme más como una asesina o mercenaria que una cazadora per sé, solo mataba a aquellos objetivos que me indicaban y desde luego que el vampiro no entraba en la lista. Tampoco el licántropo pero esa noche necesitaba algo de acción o de movimiento y no vi mejor oportunidad que eso, ahora la pregunta era, ¿consideraba al vampiro también como una presa... o dejaba a ver hasta dónde nos deparaba aquello? Lo cierto es que por primera vez en mi vida iba a dejar que la segunda opción cobrara mucha más forma y descubrir hacia dónde me llevaba, dejar que por una vez fuera el azar el que dictara el camino a seguir más que seguir cualquier tipo de orden. O al menos es lo que hubiera hecho de no haber aparecido aquellas dos mujeres donde una de ellas no dudó en utilizar su magia para lanzar lejos al vampiro, con un rayo impactando en su pecho del que seguro se recobraría en apenas un par de minutos, intacto como si nada. Lo que menos esperé aquella noche es que dos siervas de la palabra de dios actuando bajo el nombre de la iglesia, miembros de la inquisición, utilizaran a seres sobrenaturales para atrapar a otros seres sobrenaturales. Me resultaba patético el que algo así ocurriese en lo que las escuchaba alegar que su mascota había fallado y que, no tenían nada contra mí, pero sí querían al vampiro. Incluso hasta se ofrecieron a hacerme algunas heridas para parecer que había peleado contra él en lo que las dejaba pelear contra el vampiro, algo que desde luego no sucedería bajo ningún concepto. Chasqueé la lengua cabreada y asqueada porque me intentaran convencer de que ambas eran victorias mías como si no hubiera pasado nunca, cierto que nunca tuve contacto con la inquisición pues no era algo que me gustase... y lo que estaba descubriendo esa misma noche hacía que me reafirmara aún más en dichos pensamientos. Dejé en claro que el vampiro seguía siendo mi presa aunque a esas alturas no sabía bien cómo determinar ese encuentro entre ambos, pues mi intención realmente no era matarlo sino más bien comprobar hasta dónde nos llevaba la noche. Lo único que estaba haciendo era ganar tiempo a que el vampiro se recobrase del ataque, algo que no tardó demasiado porque tras hacerlo se colocó frente a mí, aunque me moví para no quedar completamente tras su espalda como si fuera mi guardián o mi protector. Iba a tener que enseñarle que no lo necesitaba. Elevé la comisura de mis labios ante sus palabras acerca de que mi modestia seguía impresionándolo.


—Oh vamos vampiro, no me gustaría pensar que te sentías defraudado —comenté con cierta ironía mientras nos observábamos en un duelo más que equitativo pues era un dos contra dos bastante claro, ni en broma iba a dejar que el vampiro se llevara la posible diversión de aquel encuentro. Ambas mujeres no dejaban de mirarme como si estuvieran considerando qué hacer conmigo o qué papel podría jugar en dicho encuentro, si hasta el momento no pensaron que no tenía la más mínima intención de irme de allí sin luchar... bueno, pronto se darían cuenta de su error. El vampiro captó la atención de ambas haciendo ver que lo querían a él pidiendo que me dejaran de lado, algo que me hizo fruncir el ceño para nada de acuerdo— no necesito que me protejas vampiro, si quieren venir a por mí aquí las espero —mi sonrisa ladina dejaba claro que no tenía miedo de ninguna de ellas y que ahora que conocía que una de ellas, la del cabello negro, era una hechicera podía jugar mejor mis cartas. Esta no esperó mayor invitación para comenzar la fiesta y en apenas unos segundos una bola de fuego se formó en la palma de sus manos que lanzó en nuestra dirección, no me dio tiempo a moverme cuando el vampiro me aferró de la cintura cambiándome de lugar evitando que la bola de fuego nos alcanzara. Sus palabras solo provocaron que frunciera más el ceño de lo que ya lo hacía— y tú deja de moverme como si fuera una muñeca, ¡puedo yo sola! —Le di un puñetazo en su hombro aunque no con la intención de herirlo, más bien, descargar algo de frustración sobre él en lo que me fijaba en la otra mujer mientras el vampiro se encargaba de la otra. No dudé en llevar mi mano al cinturón y sacar el látigo desplegándolo con un chasquido que resonó en la estancia, no tenía mayor reparo en luchar contra ella— que empiece la diversión —me fijé en que el vampiro y la hechicera permanecían estáticos lo que supuse que inmersos en algún hechizo, bien, hora de enfrentarme con la otra mujer. Ahora en un uno contra uno más equilibrado esperé a que la mujer fuera en mi dirección para atacarme cuando ya la estaba esperando con el látigo y una de mis dagas, moví el látigo en su dirección logrando herirla en un brazo de refilón y no cesé de atacarla consciente de que así evitaría que se acercara tanto a mí como al vampiro. En uno de los movimientos logró colarse hasta quedar frente a mí donde entonces comenzamos a pelear con las armas que portábamos. Esquivábamos los golpes y nos movíamos rotando las posiciones hasta que en una de esas logró herirme en el brazo lanzándome una patada en el pecho que hizo que trastabillara moviéndome hacia atrás. Momento que aprovechó para acercarse al vampiro con la intención de herirlo— no zorra, de eso nada —moví la mano chasqueando el látigo que se enrolló esa vez en su cuello donde apreté con fuerza tirando hacia atrás, logrando que cayera al suelo intentando deshacerse del látigo. Ahora que tenía la situación bajo control tiré poniendo más tenso el látigo recogiéndolo, lo que para ella sería sentir más presión entorno a su cuello privándole de aire. Intentó levantarse pero le fue algo inútil cuando me acerqué y tiré logrando ponerla de rodillas, llevaba una daga en su mano con la que intentaba herirme pero era inútil pues al estar a su espalda no lograba saber dónde me encontraba con exactitud— aquí se acaba la fiesta para ti, escoria —pues para mí no era otra cosa. De una patada logré tirar su daga lejos de ella y sin esperar demasiado la mía se clavó de un movimiento certero en su pecho, justo en su corazón, lo que sería para ella una muerte lenta y no tan agónica como quizás se mereciera. Solté el látigo de su cuello y me giré encaminándome hacia la otra pensando que si la hería, o la mataba, el vampiro dejaría de estar bajo aquel hechizo... pero fue imposible ya que cuando estuve frente a ella una de sus manos se alzó en mi dirección y un viento extremo me lanzó contra la pared de la estancia, impidiendo que me acercara a ella. Fuera lo que fuera que estuviera pasando el vampiro tendría que acabar con ella para liberarse del hechizo, a mí era imposible acercarme.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Jue Jun 30, 2022 8:28 pm

El embate es arduo y sin una forma definida, Adriel ahora se encontraba en una planicie árida, alrededor solo remolinos y relámpagos que se entremezclan chocando en intervalos erráticos, arriba una cúpula de fuego que pareciera oscilar por el intenso viento pero que no misteriosamente no afecta donde yace parado, enfrente del vampiro la mujer que es la causa de estar ahora en una extraña dimensión, esta apuntándole con el dedo índice de la mano derecha le habla.

-en este mundo tu no eres mas que un simple humano, te destruiré aquí y tu cuerpo quedara como un cascaron-

Al decir esas palabras la bruja lanza una potente corriente de aire como un remolino pero el vampiro rueda a la derecha evadiéndolo mirándole fríamente, la humana comienza a lanzar una y otra corriente filosa, de la misma manera Adriel las evade pero no saliendo ileso, cortes en diversas partes de su cuerpo pero no mermando sus fuerzas, lo que no veía la humana era el plan del barón, este se acercaba poco a poco hasta lograr tener un punto cercano hace gala de su poder, usando su don de levitación se lanza contra ella atrapándola de su garganta con la garra izquierda alzándola firmemente.

-tu hechizo se basa en la fuerza interna de tu oponente ¿creías que esa poca experiencia se compararía con mas de un milenio de conocimiento? Te lo advertí-

El vampiro acerca a la humana que es incapaz de hablar o mover sus manos presa del miedo al verse presa del joven miracle, este le muerde directamente el cuello al dejar una parte del mismo libre del agarre, muerde y desgarra con furia, tras eso una luz brillante recubre todo, en ese momento Adriel pestañea y mira a la cazadora levantándose observando el impacto en la pared, acercándose al cuerpo de la hechicera clava su dedo índice y medio perforando el cuello y dejándole que se desangre acercándose a la humana que lucho a su lado ayudándole a levantarse.

-lobos y brujas, parece que tienes un gran talento para no aburrirte-

Adriel le levanta con cuidado mientras sonríe pese a las heridas sufridas el barón se muestra tranquilo, se gira mientras mira el cuerpo de la otra hechicera agonizando, este se acerca y mordiéndose la muñeca derecha deja salir suficiente sangre para brindársela obligándole a abrir la boca y esta bebe del liquido carmesí, la mujer queda inconsciente peor no sangra ya de la mortal herida.

-siempre es bueno obtener un poco de ayuda extra-

Habla mientras se lame la herida.

-no te veo como una damisela en apuros, todo lo contrario, eres fuerte, valiente y sin temor a arriesgarte por los humanos que importan, mi nombre es Adriel miracle, confió que mantendrás mi identidad oculta-

Adriel carga a la humana que recién a entregado de su sangre, caminando hacia la puerta habla.

-la dejare en un carruaje, te veo en el mercado que esta a seis calles arriba, justo donde comenzaste a cazar al cachorro-

Antes de salir toma el cráneo que había arrancado y sosteniendo a la humana con un brazo continúa andando.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Jue Jul 14, 2022 11:46 am

Todavía seguía costándome el que un vampiro me hubiera ayudado a acabar con la vida de un licántropo en lugar de dejar que este se cebara con mi vida, por un lado no podía quejarme por ello pero otro muy diferente y ese que pulsaba con fuerza que me impedía siquiera en pensar sobre lo sucedido porque me cabreaba demasiado, al menos sobre el hecho de que llevaba toda mi vida siendo entrenada para acabar con dichos seres y pensar en algo como una colaboración... me ponía de los nervios. No entendía las intenciones del vampiro para salvarme del licántropo aunque ahora tampoco era momento de pensar en ello, ya tendría tiempo de que él mismo me sacara de dudas cuando encontráramos un momento de tranquilidad lo que en esa noche parecía algo bastante complicado. Lo primero que teníamos que hacer era acabar con aquellas dos mujeres que se habían presentado de la nada, desde luego que no iba a aceptar nada de lo que me ofrecieran y me asqueaba especialmente el hecho de que utilizaran a sobrenaturales para atraer a “presas” –como el vampiro- donde morían inocentes a su paso. Cierto que yo era una cazadora y mataba a dichos sobrenaturales pero no mataba a inocentes sino todo lo contrario; los protegía. No me gustaba el cariz que estaba tomando aquella noche que sin duda estaba plagada de sorpresas, pero necesitaba acabar con la inquisidora –porque era evidente que lo eran por la cruz que portaban en sus cuellos- para seguir investigando al vampiro. No fue fácil acabar con la inquisidora ya que estaba bien entrenada en lo que tanto la hechicera como el vampiro permanecían estáticos sin moverse, lo cual me hacía suponer que debían de estar bajo algún hechizo para que eso ocurriera. ¿Podría ser en la mente? Era factible si teníamos en cuenta las habilidades que tenían los hechiceros, peligrosas todas, y aunque intentaba acercarme era como si hubiera algún campo que me lo impedían constantemente. No se veía este pero sí que se notaba bastante por lo que mi atención se centró en la otra inquisidora para acabar cuanto antes con ella, algo que con el paso de los minutos y tras intercambiar golpes llegó su final acabando así con su vida... mientras que el vampiro y la hechicera seguían de la misma forma. ¿Qué estaría ocurriendo? no lo sabía pero esperaba que el vampiro resultara vencedor, de lo contrario, estaba más que preparada para acabar con ella en cuanto terminara la pelea que de seguro estaban teniendo. Para cuando la batalla terminó todo sucedió tan rápido que no me percaté de los movimientos que hizo el vampiro hasta que fue a por la hechicera, acortando la distancia entre ambos al mínimo donde esta estaba como paralizada dándole la oportunidad al vampiro de acabar con su vida viendo cómo mordía su cuello. En otras circunstancias lo habría detenido pero no veía la necesidad cuando ellas mismas habían provocado dicha situación, así que esperé a que terminara para ver qué ocurría después.


—Oh sí, mi día a día
—comenté con tono irónico a sus palabras ya que lo cierto es que estaba acostumbrada a luchar contra vampiros y licántropos, pocos o casi ningún enfrentamiento había tenido con hechiceros. Observé que no había matado a la humana sino simplemente seguía con vida al darle parte de su sangre, no quise preguntar aunque lo más lógico era pensar que querría saber por qué habían ido a por él. Bueno la respuesta podría ser tan sencilla como que era un vampiro, a la inquisición no le hacía falta nada más que eso. Enarqué una ceja cuando me dijo finalmente su nombre en lo que me crucé de brazos obviando las heridas que tenía como si el decirme su nombre pudiera ser fatal para él— no tengo por costumbre tratar con vampiros por lo que no conozco sus nombres, tampoco me beneficia en nada decirlo —porque eso era verdad. Lo miré con cierta sorpresa cuando dijo que nos veríamos en el mercado que se encontraba unas calles más arriba donde había encontrado el primer rastro del licántropo, no entendía por qué querría vernos tras lo ocurrido aunque la curiosidad en ese momento podía más que cualquier otra cosa. Para cuando se marchó revisé que no quedara ninguna prueba de lo sucedido más que el propio cadáver del licántropo, no así su cráneo que el vampiro se encargó de llevarse como si fuera parte de su trofeo. Puede que así fuera. Dejé aquella casa medio destruida por la batalla de aquella noche y salí al exterior internándome entre los callejones para no llamar demasiado la atención, aunque no había mucha gente a esas horas por la calle. Admitía que la lluvia ayudaba bastante a eso así que el camino fue bastante sencillo y apenas me encontré con un par de personas en el trayecto. El mercado estaba cerrado con las carpas puestas sobre cada uno de los puestos sin el producto, aunque me paseé por estos a la espera de que apareciera el vampiro No tuvo que pasar mucho tiempo hasta que sentí otra presencia en el lugar aunque no podía verla, pero con los años una ya notaba cuándo era observada— veo que no te ha llevado demasiado tiempo. Preguntaría qué es lo que has hecho con la mujer pero en realidad no quiero saberlo —y tampoco era asunto mío— aunque he de reconocer que el llevarte ese cráneo da bastante que pensar. ¿Coleccionas trofeos de tus víctimas? —Pregunté aunque suponía que no me respondería, no tenía por qué hacerlo— y bien, ¿por qué nos hemos reunido aquí? No entiendo qué puede querer, o necesitar, un vampiro como tú de una cazadora como yo.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Dom Jul 31, 2022 3:25 pm

El vampiro avanza justo donde yace resguardándose la cazadora, sigilosamente, aunque pareciera tener buenos instintos, su habilidad para sobrevivir es evidente para el barón, caminando con elegancia y atento a su entorno en caso de percibir alguna sorpresa nueva, ya que encara a un joven licántropo, dos brujas además de la sorpresa que la humana que enfrentaba al lobuno no unió fuerzas con las hechiceras le da cierta curiosidad al joven miracle.

Mientras escucha sus palabras tenuemente una sonrisa se dibuja en su rostro, a la vez que mira alrededor, sintiendo la brisa de la lluvia que no amaina, estando a unos metros frente a ella el barón habla con voz tranquila.


-antes que todo, gracias por tu ayuda, el que te encargaras de esa bruja me dio la oportunidad de acabar con la que tenía encarando sin problemas-

El vampiro camina unos pasos rodeándola estando a su espalda y dándole a su vez el también la espalda habla con un tono de curiosidad.

-aunque... bien pudiste haberles ayudado, obtener prestigio, me da curiosidad el saber por que no aprovechaste las oportunidades en atacarme, tuviste varias-

Tras unos momentos vuelve a caminar para estar al lado izquierdo frente a ella recargándose en un mueble donde usualmente colocan frutas, cruzando sus brazos le mira atentamente.

-por eso no te ataque, tuviste oportunidades y no intentaste darme caza, solo te enfocaste en ese perro, aunque hubo otra razón-

El vampiro mira al suelo unos momentos recordando la pregunta sobre coleccionar trofeos, riendo por instantes.

-no colecciono trofeos, se puede decir que recolecto ingredientes-

El joven miracle sonríe nuevamente mirando fijamente a los ojos de la cazadora.

-el motivo por el que te pedí venir es saber algunas cosas. Dime ¿Por qué no me mataste mientras estaba atrapado con la bruja? También ¿Qué opinas sobre los inquisidores? -

Al decir esa palabra el vampiro se muestra lo más tranquilo evitando mostrar cualquier emoción externa y haga sentir en alerta a la humana.

-también quiero saber algo ¿Qué opinas de trabajar conmigo? Te aseguro que pagare generosamente pero además obtendrás conocimiento único-

Quiere conocer cuan profundo es el anhelo de la humana por lo que hace, aunque para Adriel existen otras causas de su actuar, aunque prefiere mantenerlas para si por el momento.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Dom Sep 18, 2022 12:22 pm

Para una cazadora como yo es complicado trabajar junto al ser que debía de matar, por el que había sido entrenada tan arduamente durante casi toda mi vida, como si fuera algo normal y corriente cuando en absoluto era así. Los licántropos así como los vampiros eran enemigos “naturales” per sé por lo que no debía de existir mucha duda al respecto cuando se quería acabar con ellos, ni tampoco el existir cooperar juntos ya que desconocía que algo así hubiera sucedido con anterioridad. Ya tenía mis dudas cuando el vampiro me ayudó con el licántropo y lo cierto es que si bien la aparición de las dos hechiceras fue extraño, dejando ver cuál era su objetivo en todo momento -el vampiro-, no es que fuera de mi agrado que se inmiscuyeran en asuntos que no les concernía. Podría haber aprovechado ese momento y dejar que acabaran con el vampiro ya que nada tenía que ver con aquel ser, sin embargo tampoco me gustaba que utilizaran a inocentes como cebo y que por ello tuvieran que morir solo por atrapar a un vampiro… conocía métodos mucho más eficaces que en nada tenían que ver con dichas intenciones. Sin embargo solo por ese motivo no me marché dejando al vampiro a su suerte ya que, pese a que no tenía nada contra la Inquisición, tampoco es que fuera de mi total agrado… mucho menos cuando utilizaban trucos tan viles, ruines y despreciables como el uso de inocentes. ¿No se suponía que estaban para ayudarlos? Al parecer no, siempre y cuando funcionara con sus planes. Acabar con la compañera de la hechicera no fue tarea fácil ya que estaba bien entrenada, y de la hechicera tan sólo el vampiro podría hacer algo contra ella aunque sí era cierto que le di un pequeño margen, una pequeña ayuda, tal y como él había hecho con el licántropo. Una cazadora, cualquier cazador que se prestara, jamás admitiría la ayuda ni reconocería esta de un enemigo… y no es que mis palabras fueran fáciles de pronunciar pero era cierto que de no aparecer el vampiro, sin lugar a dudas, el licántropo me habría alcanzado. Nunca era fácil admitir ese tipo de situaciones y mucho más costaba contra el propio enemigo… lo cual me intrigaba el saber por qué me ayudó en su momento y solo por eso decidí encontrarme justo en el lugar citado. Todavía quedaba noche por delante mientras la lluvia no concedía un momento de tranquilidad y borraba todo rastro de aquella pelea, la sangre corría por los pequeños riachuelos formados en los adoquines hasta desaparecer como si nada hubiera sucedido. Los truenos se escuchaban de fondo lo que presagiaba que todavía quedaba tormenta por delante, eso hacía que apenas un par de personas estuvieran todavía por las calles quizás volviendo a sus casas al ver que la tormenta no amainaba. La llegada del vampiro pese a que no podía verlo pues sabía bien cómo camuflarse en las sombras, sí podía notar su presencia o más bien; el ser observada. Aproveché que en aquel mercado estábamos a solas para hacerle las preguntas que rondaban mi mente con la esperanza de que me dijera, sin rodeos, el motivo por el cual citarme allí. No mentiría al decir que me sorprendió el que agradeciera mi ayuda con la hechicera y, como única respuesta, hice un movimiento de mi rostro para hacerle ver que lo había escuchado y que las aceptaba. No es que tuviera mucho más que hacer al respecto. Lo seguí en todo momento mirándolo por el rabillo del ojo en lo que escuchaba sus palabras provocando que elevara una de mis cejas, ¿por qué iba a querer dicho prestigio de algo tan ruin? Aunque claro, no solo se refería a las inquisidoras sino también al licántropo por el cual iniciamos algo así como una pequeña tregua en lo que duraba el combate. Yo también me hacía las mismas preguntas ya que bien podría haberse unido con el licántropo aunque entendía que, entre este y una humana, para un vampiro siempre iba a ser “mayor” rival o enemigo un licántropo. Lo llevaban en la sangre, en los genes, por siglos… era algo superior a ambos que no podían controlar. Némesis eternos. Suspiré apoyándome contra aquel puesto que permanecía vacío sin ningún género pero que, por la forma del mismo, daba la sensación que se vendía fruta fresca durante las horas de sol.


一Yo podría hacerte la misma pregunta en el instante en que apareciste y, en vez de atacarme a mí, me apartaste de la trayectoria del licántropo
一me crucé de brazos mientras la lluvia seguía cayendo con fuerza aunque no llegábamos a mojarnos, estando a cubierto con las lonas que tapaban el techo de cada uno de los puestos. Como si supieran que esa noche habría tormenta y se hubieran adelantado一 también tuviste varias oportunidades pero te centraste en el licántropo, supongo que porque es tu “enemigo natural” 一no había otra manera mejor de definirlo, el eterno némesis el uno del otro一 aunque no soy estúpida vampiro, sé reconocer cuándo algo me puede favorecer y solo hice lo propio 一otra cosa diferente era lo ocurrido con las inquisidoras y esa aparición “estelar” donde dejaron en claro que todas aquellas víctimas eran obra suya一 ¿Ingredientes? 一Eso era demasiado extraño aunque alcé una de mis manos para frenar su respuesta一 no quiero saberlo 一lo que hiciera el vampiro con dichos “ingredientes” como él los calificaba no eran de mi incumbencia, y a decir verdad, tampoco necesitaba conocer los malditos detalles. Sus preguntas quedaron sin responder al menos por unos segundos en los que solo el ruido de la tormenta era todo cuanto se escuchaba, dándome tiempo para responder con las palabras adecuadas一 ¿preferirías que lo hubiera hecho? Llevo tiempo siendo cazadora y conozco de trucos, de maneras, de hacer que las presas caigan en mis trampas para así acabar con su existencia… pero nunca he involucrado a inocentes. Las muertes de aquella casa no fue un infortunio de que el licántropo se transformara cerca de la zona, y acabó llegando hasta ellos. Fue provocado por ellas, y no les importó. No me convertí en cazadora para eso 一ese era un buen resumen一 tenían que pagar por lo que hicieron, se lo merecían 一aunque yo también era humana y salvo por órdenes o estrictamente necesario no mataba a humanos, no si podía evitarlo, pero algo me hacía pensar y creer que de haber salido con vida volverían a actuar de igual manera para obtener otra presa一 puede que muchos piensen que el ser cazador o ser inquisidor es lo mismo, pero yo no comparto sus doctrinas ni tengo nada en común con ellos. Como verás no es que les tenga en alta estima… pero la pregunta es, ¿por qué te estabas siguiendo? Dudo que hubieran organizado tales planes si fueras cualquier vampiro, ¿acaso estás en el punto de mira? 一No sería extraño ya que para la Inquisición daba igual y bastaba con ser hereje, ese motivo era más que suficiente. Cuando preguntó qué opina de trabajar con él me sorprendió de tal manera que por primera vez me pilló desprevenida, mis facciones mostraron por apenas unos segundos la sorpresa aunque supe recomponerme一 ¿qué tipo de colaboración sería esa? Porque creo que seríamos los primeros en formar tal… alianza 一no sabía cómo llamarla más que de esa forma一 el dinero no es tanto lo que me preocupa o me interesa 一no cuando me pagaban por asesinar, el gremio de cazadores pagaba bien por sus presas一 depende de lo que vayas a ofrecerme y en qué consista el trabajo. ¿Qué tipo de conocimiento? 一Él aseguraba que era algo único pero si algo había aprendido en mis años de cazadora, era que los vampiros eran ladinos por lo que no era factible fiarse de ellos一 no mato humanos, salvo que sean escoria y el mundo esté mejor sin ellos. Di las condiciones y me pensaré la respuesta.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Vie Oct 07, 2022 2:56 pm

Las dudas son claras, no es para menos, los seres humanos logran proezas inauditas cuando se trata de eliminar a otros, ya sea sobrenaturales o tambien otros humanos, una raza temida, su imaginación al dolor, al caos es inalcanzable, lo admite el joven miracle, no hay raza más peligrosa en la existencia que ellos, peligrosos, audaces y capaces de sacrificar todo por sus más ruines fines.

Alzando su brazo derecho caminando unos pasos alejándose de la cobertura del techo y dejando que la lluvia caiga sobre él, las memorias son algo imparable, todo cuanto han vivido, todo cuanto son y serán lo cargan conforme mas y mas avanzan con el tiempo, algo que para ellos es efímero, un día es apenas un pestañeo, un año, un suspiro, una década una palabra, cada momento es apreciado de distinta manera dependiendo de cada uno.


-referente a los inquisidores, se puede decir que, en ambas partes, yo los tengo y ellos a mí, se atrevieron a perturbarme, atacaron un punto débil en mí, lo reconozco me hirieron y la herida es profunda, tardara siglos en sanar, pero no pienso dejarme tendido, mi objetivo es algo que se mira imposible pero no pienso ceder-

Ante su pregunta sobre la colaboración el vampiro mira con firmeza a los ojos de la cazadora, tras unos momentos vuelve a ponerse debajo de la protección del techo, sacudiéndose la ropa.

-la alianza que te ofrezco es sencilla, tu puedes salir en el día, usualmente hay trabajos para ustedes tanto en el amanecer como el anochecer, no es extrañar que necesite tu ayuda ante el sol, el dinero es lo de menos, poseo riquezas suficientes para cien vidas-

Ante ello no pensaba revelarle su titulo al menos no por ahora, después de todo quizás ella podría descubrirlo, no desconfiaba de las habilidades de la humana, aun ante su manejo en combate, reconoce que los cazadores tienen ese nivel de control de información, descubrir secretos, al menos si no tienen tropiezos.

-los humanos que mataras son peor que ello, además mis peticiones son simples, acepta mi apoyo, mis recursos y tu a cambio me darás el apoyo en desechar la basura que el mundo no necesita-

El vampiro camina hasta ella mirándole fijamente, estando a unos metros extiende su brazo derecho y abre la palma.

-necesito tu respuesta ahora, dime ¿estas dispuesta a mostrar que existen personas dignas en este mundo? -


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Sáb Oct 22, 2022 10:18 am

Todo mi cuerpo vibraba como si quisiera hacer que reaccionara mientras la intuición no paraba de dictarme que me alejara lo antes posible porque, de lo contrario, sufriría unas consecuencias que todavía no llegaba a alcanzar pero que suponía no serían pequeñas. Una cosa era ir por mi propia cuenta -o aceptando algún que otro encargo- para matar como me habían enseñado sin preguntar siquiera o pararme a pensar si estaba bien o estaba mal… y otra muy diferente era aceptar la ayuda de un vampiro el cual apenas acaba de conocer. Sabía que estos eran sibilinos y ladinos por lo que no siempre decían o daban toda la información aunque tampoco podía olvidar que no tuvo por qué salvarme, ni yo tampoco a él, pero ello desencadenó una serie de consecuencias que ya se habían puesto en marcha como una pieza de dominó que caía sobre la siguiente, y esta sobre la siguiente… y así hasta terminar en la última pieza. Todavía no sabía bien siquiera por qué había aceptado la propuesta del vampiro al acudir a solas a aquel mercado pero antes de aceptar, antes de darle mi respuesta final, quería saber al menos los motivos por lo que la Inquisición lo estaba buscando. No era ajena a que a los inquisidores no necesitaban tener muchos -o algún- motivo en particular para ir a por lo que ellos denominan “herejes”, pero la preparación que había presenciado no era algo que se hiciera por un vampiro normal y corriente o por alguien del que no tuvieran conocimiento, lo sabía bien porque yo en una época también me dediqué a trazar planes y estrategias… por lo que sabía bien de lo que hablaba. Mi existencia para la inquisición no era un problema ni tampoco algo por lo que ellos se preocupaban pero si iba a asociarme, a tener una alianza, con un vampiro cuyo punto de mira estaba puesto en ellos… entonces sí quería saberlo. Si el vampiro tenía una diana pintada en su espalda por motivos que desconocía pero que todo indicaba que así era, tenía que saberlo antes de tomar una u otra decisión. Presté atención a su respuesta que fue más bien algo vaga y ambigua -algo que iba mucho con ellos- sin desvelar apenas nada pero dejando en claro que al igual que la inquisición iba tras él, así también era por su parte. Dos enemigos y dos frentes que estaban ahora enfrentados aunque en unas proporciones bastantes desiguales, pues el vampiro estaba solo en lo que a su lucha se refería. Me pregunté qué era lo que él podría ofrecerme ya que el dinero era algo que no me importaba, recibía una buena y cuantiosa suma como para no tener que preocuparme en exceso. Lo que me ofrecía acerca el conocimiento era algo que me llamaba más la atención, algo que sí podría llegar a interesarme. Lo observé cuando salió de debajo de la carpa que cubría el techo de la tienda dejando que la lluvia lo mojara, con su figura estática bajo las gotas de agua, de no saber que era un vampiro daba la sensación de que era como una estatua. Enarqué una ceja cuando empezó con unas condiciones que si bien hizo que mostrara una leve sonrisa, iba a tener que dejar en claro un par de cosas que al parecer no le habían quedado del todo claro.


一Entonces, ¿lo que quieres es a un humano que te ayude en las horas del sol? Creía que todos los vampiros tenían sus sirvientes para eso, o esclavos 一observé cómo se quitaba el exceso de agua de la ropa como si nada一 creo que no lo has entendido vampiro, no soy digamos lo que podrías decir una “cazadora” en los términos normales. A mí me pagan por encargos, por información…mi único objetivo no es salir a cazar sobrenaturales. Ni siquiera pertenezco al gremio de estos ya que no me considero como tal,  por lo que además el dinero como he dicho no es un problema ni tampoco algo con lo que puedas negociar conmigo. Me interesa más saber qué tipo de conocimiento dispones que me interese, si es así podríamos llegar a un trato y a un acuerdo 一si estaba en París era porque estaba siguiéndole la pista a un objetivo de una misión aunque por esa noche mi paseo no se debía a ello, sino más bien al hecho de que necesitaba estar activa y mantenerme en constante movimiento. Era una de las mejores formas para no perder todo lo aprendido y seguir estando en forma. Callé por unos segundos cuando él mostró sus últimas condiciones alegando que los humanos que pudiera llegar a matar eran peor que escoria, que con mis actos podría desechar la basura que existía en el mundo. Tendió su brazo para que sellara aquel pacto, alianza o como quisiera llamarlo, en lo que por unos segundos miré aquella mano tendida sopesando mis opciones, los pros y los contras.  No era fácil en especial cuando desde pequeña me habían enseñado que solo debía de aceptar las misiones que se me ordenaran, que todo lo que proviniera fuera de las misiones no debía de aceptarlo… y aunque sabía que no podía, que no debía, estuve realmente tentada a tomar su mano. ¿Por qué no, qué mal habría en ello? Jamás había actuado por mi propia cuenta pero las opciones que estaban presentándose en París me gustaban, sentía cierta curiosidad por ver en qué terminaba todo ese asunto一 no me considero que sea ninuna heroína para limpiar la basura existente en el mundo, y si acepto quiero dejar claro que no me convertiré en tu sirviente  ni haré cualquier tipo de recado. Soy una asesina, soy una mercenaria… ese será mi rol y mi papel. Obtendré información, espiaré y mataré siempre y cuando crea que es correcto y a cambio me pagarás con esos conocimientos, si no cumples esa parte del trato soy libre de rescindir este… acuerdo entre ambos 一tendí mi mano tocando su piel para al instante notar el helor que desprendía, lo fría que estaba y no precisamente por la lluvia. No duré demasiado y aparté mi mano para dejar de sentir ese frío intenso y penetrante propio de los vampiros. Miré hacia el horizonte viendo que la lluvia no parecía que fuera a remitir pronto mientras caía por todo el lugar, creando una leve cortina que hacía la visión un poco borrosa por la intensidad de la misma一 será mejor que nos pongamos en marcha y vayamos a otro lugar para terminar de detallar pequeños detalles que faltan, cómo nos comunicaremos, el punto de reunión… falta poco para el amanecer y dudo mucho que quieras convertirte en meras cenizas 一la noche había avanzado más rápido de lo que hubiera imaginado e incluido de maneras insospechadas, con un nuevo camino que se abría frente a mí. Lo que no sabía es cuánto duraría ese camino o qué me encontraría al atravesarlo一 pongámonos en marcha, por el camino podremos ultimar detalles. Mi nombre es Zeniba 一y con aquello había firmado mi sentencia, solo me faltaba descubrir de qué tipo.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Dom Nov 20, 2022 4:31 pm

El vampiro escucha las palabras de la joven cazadora, mientras la lluvia continua, los tratos se vuelven más sólidos, aun cuando ella se muestra renuente, el joven miracle avanza a su lado sonriendo mientras el agua les impregna al avanzar unos metros una carreta aparece a unos metros más adelante, conduciéndola un humano con sombrero de copa, bajando rápidamente para abrir la puerta, haciendo una reverencia aguarda.

-mi señor, su transporte, me informaron que necesitaría uno, por favor suban-

El vampiro mira a zeniba invitándola a subir.

-te aseguro que no hay trampas o truco alguno, como dijiste es momento de cerrar los detalles nos dejaran en una vivienda que poseo cercas, después de ahí podrás irte a donde guste, incluso mi chofer te puede llevar si lo deseas-

El vampiro aguarda unos momentos y espera que acepte su invitación, tras subir el chofer cierra la puerta y vuelve a su sitio, comenzando a avanzar, el joven miracle mira fijamente a la hábil cazadora, mientras mira por un momento a la ventana se gira y enfoca su atención en ella.

-estoy de acuerdo, cada petición que dices será concedida, pero no busco algo como una mera ayuda a la luz del sol, tal como dices, tengo humanos que me ayudan en eso, pero quienes posean tus habilidades son muy escasos, necesito quien pueda atacar o conseguir algo en especifico y el dialogo no es muy útil en muchas ocasiones-

Tras decir eso el barón se inclina extendiendo su brazo derecho abriendo una pequeña puerta del asiento donde el esta, tras abrirla saca un pequeño libro, pero notoriamente voluminoso, tomándolo y cerrando la pequeña puerta lo sacude un poco del poco polvo, el titulo es notorio, las costumbres de los licántropos, extendiendo el libro que sostiene con la mano izquierda el vampiro se lo ofrece a la joven.

-creo que esto es un buen comienzo, sé que te podrá ayudar, por cierto, lamento la tardanza, mi nombre es Adriel, Adriel miracle, un placer conocerte zeniba-

El joven miracle mantiene su postura, recargado en su asiento, mirando a la joven.

-soy un hombre de palabra, no hay mas valioso que eso para mí, así que obtendrás lo que buscas siempre y cuando yo obtenga resultados de ti, cuanto necesite será difícil, ya que e sido testigo de tus dones, no pienso darte trabajos simples-

El carruaje avanza rápidamente hasta una residencia, en la parte central de donde tuvieron su charla, el chofer rápidamente desciende y abre la puerta, el barón baja y extiende su mano derecha a la cazadora, sin cuestionar el que acepte o no, avanzando un humano abre la puerta de la vivienda, dando una reverencia.

-ella es zeniba, mi invitada, ofrézcanle lo que necesite, yo iré a descansar, revisare cualquier detalle al anochecer-


El humano asiente, mientras el vampiro se gira mirando a zeniba.

-como dijiste, el sol esta por salir, debo descansar, quédate cuanto desees, espero grandes cosas de nuestra unión, por favor espero aceptes mi hospitalidad-

El vampiro se retira abriendo una puerta de metal y cerrándola al entrar, escuchando un cerrojo tras de la misma.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Jue Nov 24, 2022 9:58 am

Que había firmado mi sentencia al aceptar colaborar con el vampiro era algo bastante claro, aunque por el momento desconocía todo lo que nuestra colaboración podría desencadenar o siquiera provocar. Todavía no estaba muy segura de por qué aceptar un acuerdo así aunque tal y como ya le indiqué al vampiro no me movía por el dinero pues era algo que no necesitaba, me pagaban muy bien por cada una de las misiones como para no tener que pedirle dinero. Sin embargo, si era cierto que podía pagarme con conocimiento entonces era posible que valiera la pena, todo dependería de qué conocimientos -sobre qué- y el grado de estos para que me fueran de utilidad. Cierto que aunque me consideraba más mercenaria que cazadora, tenía ciertos conocimientos que debí aprender para moverme por el mundo así como para enfrentarme a los sobrenaturales, por lo que esperaba que la información no fuera algo que yo ya conocía. Siendo un vampiro quien ofrecía la propuesta esperaba al menos que tuviera relevancia o importancia, ya que quizás eran libros muy antiguos de los que habían pocas copias. Esos sí me interesaban bastante por lo que esperaría a que llegara el momento mientras ultimábamos detalles, no quería que pensara que iba a convertirme en algo así como su recadera ya que solo me dedicaría a asuntos que tuvieran que ver con espiar o asesinar, fuera de eso estaba segura que el vampiro tendría sus sirvientes que hacían todo cuanto él pedía. Me sorprendió que a los pocos minutos de estar allí y de seguir avanzando apareciera un carruaje como si hubiera estado ahí todo el tiempo, la lluvia seguía cayendo sin piedad y sin clemencia sobre ambos hasta que el cochero -con su sombrero de copa- bajó acercándose hasta donde nos encontrábamos, haciéndole saber al vampiro que tenía todo listo como pidió. Lo que me llevaba a pensar que me había citado en aquel mercado porque allí lo recogerían, antes de avanzar el vampiro se giró para mirarme y pedirme que lo acompañara a una residencia suya cercana. Sabía bien que no me llevaría a una de sus “guaridas” de no tener la certeza de estar a salvo o que no le haría nada. Asentí levemente pues quedarme allí no tenía sentido alguno por lo que subí al carruaje seguida del vampiro, en apenas unos segundos nos pusimos en marcha dejando atrás aquel mercado todavía vacío. Aproveché para apartar algunos mechones de mi pelo que se habían pegado al rostro debido a la lluvia, así como quitar el agua de mi rostro. Observé en silencio al vampiro e hice un leve movimiento de cabeza cuando se presentó, a modo de saludo, en lo que me explicaba que lo que requería de mí eran mis habilidades de lucha para conseguir ciertos objetos mientras yo guardaba silencio. Vi cómo abría una puerta escondida dentro del propio carruaje de donde sacó un libro bastante gordo en volumen pero lleno de polvo, tras limpiar su cubierta me lo tendió como muestra del primer “pago” a nuestro acuerdo. Miré el título del mismo y enarqué una ceja levemente porque aunque era la primera vez que veía dicho libro, no dejaba de ser una asesina instruida para matar no solo a hombres… por lo que tenía conocimiento también sobre licántropos y vampiros. Incluso de hechiceros y cambiantes aunque estos últimos solían quedar al margen centrándose más en los más peligrosos. El tener aquel libro en mis manos me llevó a preguntarme si por ese motivo decía que se dedicaba a recolectar ciertos ingredientes, algo que querría preguntarle más adelante al respecto. Dejé el libro a mi lado sin apartar mi mirada del vampiro pues decía que era un “hombre” de palabra, esperaba realmente que así fuera y que no echara a perder el trato que teníamos. Pues yo no trataba con vampiros, los mataba. Nada más llegar a su hogar bajó él primero y tendió su mano como si necesitara ayuda, por no ser descortés acepté para avanzar hasta el interior de su hogar donde ya nos esperaba un sirviente en la puerta.


一Eso espero señor Miracle, no deseo haberme equivocado en aceptar esta alianza con usted 一llevaba el libro en mis manos al cual le echaría un vistazo más adelante cuando llegara a mi “hogar” provisional, al menos el tiempo que estuviera en París一 no me quedaré por mucho tiempo, tengo otros asuntos que atender durante el día. Pero estaré aquí para cuando anochezca 一el vampiro no dijo mucho más antes de adentrarse por una puerta de la que escuché cerrarse con cerrojos, algo que decía que quizá no confiaba en sus sirvientes, para mirar al mismo joven que nos recibió en la entrada一 volveré justo cuando llegue la noche, no es necesario que el cochero me lleve de vuelta 一no tenía mucho más que añadir por lo que me giré encaminándome hacia la puerta para salir de aquella casa, recordando dónde se encontraba y el número, para partir de vuelta a mi “hogar”. Una vez allí ya en la tranquilidad y soledad del lugar me di un baño para limpiar bien las heridas de la batalla así como vendarlas, dejé que mi cuerpo descansara y se relajara con el agua tibia de la tina mientras repasaba lo acontecido en esa noche de cacería. Descansé lo necesario para recuperar energías y aproveché las horas de sol para mirar aquel libro, aunque apenas fue un vistazo rápido sin poder indagar más a fondo, aunque algunas de las cosas que estaban escritas en sus páginas ya las conocía. Todo cazador debe conocer y estudiar a sus presas para tener un mejor dominio, solo esperaba que el vampiro me diera algo más útil. Para cuando llegó la noche volví a la residencia del vampiro presentándome ante su puerta donde el mismo sirviente de la pasada noche me recibió en la puerta, me condujo por un pasillo hasta un gran salón al que no le faltaba detalle alguno con su chimenea encendida, varias librerías repletas de libros y un escritorio al fondo de la estancia. También tenía una mesa redonda y baja frente a la chimenea, un sofá grande y dos sillones donde el vampiro se encontraba en uno de ellos一 buenas noches, señor Miracle 一dije adentrándome en la estancia aunque él ya supiera que me encontraba allí一 espero que esta vez podamos terminar y concretar con los términos de nuestro acuerdo 一me hizo un gesto para que me sentara en el sofá frente a él y me ofreció una copa de vino, según él, de su propia cosecha. Acepté tomando dicha copa sin apartar mi mirada de él一 he estado leyendo el libro que me dio anoche, hay alguna información que ya conocía pues aunque soy más mercenaria que cazadora también me enfrento con licántropos y vampiros. Es mi deber conocer todo acerca de mis enemigos para saber cómo y cuándo atacar 一hice una pequeña pausa一 sin embargo hay algo que me gustaría preguntarle. Anoche usted dijo que se dedicaba a coleccionar ingredientes, ¿a qué se refería exactamente? 一Pregunté para después dar el primer trago a mi copa, el vino tenía un buen sabor aunque no era una experta一 me gustaría saber en qué consistirá mi papel, cuáles serán mis objetivos. Así como espero que el pago sea el adecuado, estoy segura que un vampiro como usted acumula en su posesión libros muy variados y diversos 一hice un movimiento abarcando sus librerías一 dijisteis que sería difícil, debo decir que me gustan los retos y los desafíos. También me gustaría saber el grado de interés que tiene la Inquisición puesta en tu cabeza, no es que me preocupe realmente pues yo no soy de su interés, pero sí me gustaría saber hasta qué punto estoy metiendo mi cabeza en las fauces del lobo.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
Me:
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Sáb Dic 17, 2022 2:07 pm

El encuentro había sido muy agitado, con demasiadas sorpresas, más de las esperadas para el joven miracle, pero ninguna tan preciada como el que la humana aceptara el acuerdo, un contrato indefinido, perfecto para que el vampiro logre sus objetivos, tras pasar las horas la noche vuelve y el descanso tan necesario y merecido termina, saliendo de su ataúd Adriel reincorporándose sale y se asea cambiándose a unas ropas causales, aunque claro usando siempre de vestir en un tono gris, sentándose en uno de sus sofás, esperando su invitada, dos botellas de su propia cosecha, años de mantenerlo cuidando y el servirlo solo es en ocasiones especiales.

Lo que se avecina es una merecida ocasión importante, no espera mucho mirando como le es escoltada por un sirviente hasta donde el barón se encuentra, sonriendo ofrece una copa a zeniba, tras unos momentos y escuchar la emoción por concretar los términos y puntos finales a su alianza el vampiro atento a su pregunta, sonriendo tenuemente bebe un poco del vino dejando la copa en la mesa.


-el vivir mucho te otorga conocimiento, ustedes obtienen lo llamado generaciones, busco a hechiceros que sean libres y no atados a esos idiotas de la iglesia, los ingredientes varían, pero entre mas antigua sea su generación más viable es el brujo que necesito, lo que necesitan muchas veces no pueden tenerlos fácilmente, así que obtenemos beneficio uno a cambio del otro-

Mientras termina toma de nuevo la copa y bebe de nuevo, esta vez un largo trago sin dejar de prestar atención a sus palabras, tras beber todo el contenido el vampiro deja la copa mientras vuelve a servirse.

-el papel que tendrás será al que tu quieras avanzar, yo pediré un trabajo… tu estarás en total libertad de aceptarlo o no, pero algo si no debes dudar mis pagos son en extremo generosos, poseo como dices libros muy variados, desde algunos que ustedes humanos los creyeron ya perdidos-

Adriel llena la copa dejando la botella aun con vino al frente de él, bebiendo un poco mas se recarga en el sofá sonriendo continua mientras sostiene la misma con su mano izquierda.

-te necesito en diversas cosas, pero no pienso atarte o amenazarte, me eres más útil sin cadenas, tus habilidades son notorias, aunque necesitan pulirse, eso no puedo ayudarte, pero si los conocimientos que tengo te podrán pulir como requiero-

El vampiro vuelve a beber, tras escuchar a la humana entrecierra los ojos… el recuerdo, las memorias y ante todo el dolor vuelve, un estigma que jamás se desvanecerá, no hasta lograr su anhelada venganza.

-te adentraras directamente a las puertas del infierno, la inquisición tiene interés en mi por que los estoy cazando, uno a uno pienso destrozarlos, sumirlos en miedo y terror hasta que me supliquen que los mate… no dejare que ningún maldito aliado a ellos siga respirando-

La tensión crece e igualmente el instinto asesino al punto que el vampiro aplasta la copa fácilmente, los ojos rojos impregnados con el odio que resiente el barón son claros al igual sus garras y colmillos que se asoman, mirando fijamente a la humana el joven miracle sonríe.

-entonces ¿Qué me dices, tenemos un trato? -


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

¡animo!:
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 535
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.