Victorian Vampires
La Noche De Las Bestias ~ Privado 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
La Noche De Las Bestias ~ Privado 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/08/21


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org



<

La Noche De Las Bestias ~ Privado

2 participantes

Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Mar Nov 16, 2021 12:44 pm

"El hombre solitario o es una bestia
o es un Dios"










El frío de la noche había llegado a París finalmente, desde hacía quizás una semana escasa, había llegado finalmente a aquel destino. ¿Por qué estaba allí? La respuesta más adecuada sería porque una presa, un ser de la noche me había conducido hasta aquella ciudad dejando atrás mí lugar de origen, dejando muy lejos mí hogar y mí casa. Aunque, ¿podría llamar a vivir bajo el mando de alguien que me compró para convertirme en asesina, un hogar? No sabía exactamente la respuesta, pero al menos tenía un sitio donde poder volver. Tampoco me importaba si no volvía, sabía que no era el momento de mí muerte, pero se me pasaba por la cabeza el hecho de matar a aquel ser y no regresar allí… podría ser libre, libre de decidir por mí misma, libre de ser la dueña de mí destino. Pero él me encontraría, aunque pensándolo bien, eso llevaría a una buena batalla donde por fin podría acabar con su vida, como muchos otros de los que fue mentor quisieran haber hecho desde un principio. La lluvia comienza a caer presagiando que, aquella noche de caza, no sería un mero paseo por las calles de París. Llevaba una semana en aquel lugar y había algo en el ambiente, algo por sus calles que me daba mala espina. No era el hecho de saber que había licántropos en la ciudad, ni tampoco de la existencia de vampiros… sino algo más que no sabía distinguir pero que hacía que los vellos se pusieran de punta. Miré hacia la luna, parcialmente oculta por las nubes que había en el cielo y cerré algo más el abrigo para no intentar calarme por completo. Era noche de cacería, la noche donde las bestias saldrían a jugar al escondite, y aunque estaba en París por una presa en concreto, de la cual había empezado ya la búsqueda, no quitaba que no pudiera divertirme un poco mientras lo encontraba.

Porque llegar desde Persia en un largo viaje agotador, plagado de pistas que se iban desvaneciendo por el camino, había sido arduo. Todavía intentaba acostumbrarme al lugar y a sus gentes tan diferentes de donde provenía. El mayor impedimento podría haber sido el idioma, sino fuera porque no era la primera vez que pisaba Francia, donde ya había dado caza a un inmortal, así como matar a un hombre importante de negocios que quería llegar hasta España, pero que había muerto en aquel país. Nuestra “organización” era sumamente secreta, al igual que letal y efectiva. Era una asesina adiestrada para matar sin contemplaciones y sin dejar rastro alguno, metódica y eficaz… ninguna presa se había podido salvar, fuera un ser de la noche o no. Lista y preparada para dar caza por sus calles me infiltré entre sus gentes sin que nadie pudiera saber, o conocer, que bajo mis ropas y mi abrigo portaba armas letales que podría acabar con la vida de cualquiera. Mis ropajes distaban mucho del de la mayoría de las mujeres de la ciudad, no llevaba ningún vestido pomposo y colorado que se cerniera a mí cuerpo y le daba volumen, sino más bien al contrario, llevaba pantalones y botas altas negras que eran perfectas para perseguir a una presa, no quería imaginarme tener que correr tras una de ellas con un vestido que seguramente facilitaría la huida del perseguido. Encima una blusa blanca y un corsé encima negro que se ajustaba a mí pecho pero me daba la libertad para moverme sin mayor problema, y encima del todo ocultando las armas una gabardina negra y larga.

Las dagas estaban guardadas en sus sendas fundas y habían sido limpiadas y afiladas antes de partir, llevaba una funda en cada muslo escondidas. En mí espalda, justo en la cintura, llevaba varias estacas guardadas en una funda, dos tridentes pequeños de plata también en mis caderas. No solían gustarme las armas de fogueo, pero llevaba un trabuco escondido en un bolsillo interior de la gabardina y las balas de plata en un pequeño estuche en otro bolsillo. Miré hacia lo lejos y el primer relámpago de la noche surcó el cielo mientras andaba por las calles buscando algún rastro, alguna pista que pudiera conducirme hacia un objetivo. Mis pasos me llevaron finalmente hacia el puerto mientras la gente andaba con algo de prisa intentando no mojarse de la lluvia y encontrar un sitio donde resguardarse. A mí no me importaba mojarme, había estado en peores condiciones y la lluvia le daba un ambiente algo más serio a la noche. Me paré en mitad del puerto bajo la luz de una farola iluminando el lugar, me apoyé en el borde de una barandilla y miré hacia abajo por un instante. Las luces de la ciudad se reflejaban en el agua donde las gotas creaban pequeñas ondas en ella, lancé un suspiro y elevé mí vista al cielo dejando que se mojara un poco mí rostro. En pocos segundos un aullido, procedente de las calles anexas al final del puerto llamó mí atención y fijé mí vista en el lugar. Sonreí de lado, por fin había encontrado la primera presa de la noche, y con paso decidido me acerqué al lugar para dar muerte a aquella bestia. Pero la noche no iba a ser tan fácil como aparentaba… y lo peor aún estaba por llegar.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
La Noche De Las Bestias ~ Privado KeUHUsh
Me:

La Noche De Las Bestias ~ Privado E8d812b91f3ea32d533daaeaa5866937o
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:

La Noche De Las Bestias ~ Privado 8d04676209bc5f79cd06660dd6317d75o
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 150
Puntos de actividad : 130
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Lun Nov 22, 2021 5:07 pm

El puerto otorga una gama de oportunidades, incluso ante las mas desventuradas almas, es donde los humanos llegan de largos viajes, transportados por grandes embarcaciones, incluso las viviendas poseen una historia icónica, ya que estas fueron las primeras en establecerse en la gran parís, después de todo los barcos tuvieron un auge para su llegada, una zona inexplorada en cierta forma pero se acrecentó su fama en 1400 para entonces el joven miracle ya tenia una serie de eventos realizados para sus propios fines, sonriendo mientras ataviado elegantemente pasea por el gran puerto, sus ropas en tono oscuro acompañando un sombrero y un bastón, opto por ir en esta ocasión solo, ordeno a sus sirvientes que se abstuvieran de seguirlo o lo pagarían caro.

Al avanzar por los tejados, elevándose ante la lluvia que arrecia en momentos, sonríe por las presas que mira refugiándose en los negocios y techos vacíos, pero su atención se centra en una persona que dista de siquiera mostrarse temerosa de mojarse como el barón, mirando por una barandilla el vampiro sonríe mientras le observa desde lo alto de una casa, justo en el borde, tras unos instantes un largo aullido resuena acompañado de un estruendoso trueno, como si la naturaleza misma ocultara al ser bestial que grita su presencia, Adriel mira como la persona se entusiasma, puede escuchar el latido de su corazón, una criatura de la noche que afina sus sentidos aun ante el repiqueteo de las gotas de lluvia puede enfocarse en quien llama su atención, la euforia que percibe es innegable, alguien que quiere encontrar la aventura, pero la duda del joven miracle es ¿de qué forma la busca?

Se mueve pero no piensa ceder a ello, el vampiro corre con agilidad y velocidad, moviéndose entre largos callejones y en intervalos tejados para llegar al origen del aullido, su presa un feroz licántropo, una criatura salvaje y letal para él, peor por esa misma razón es más apetecible, un reto para probar las habilidades del vampiro, el barón llega hasta el punto, pero lo que encuentra solo son vestigios del daño, una casa con la puerta deshecha, derribada hacia adentro, entrecerrando los ojos, el vampiro decide entrar, considerando que la bestia opto por descansar tras su caos, camina hasta el interior atento y con sus sentidos en alerta, atento a cualquier sorpresa inesperada, al menos las que logre percibir.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

La Noche De Las Bestias ~ Privado Adriel10
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 368
Puntos de actividad : 308
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Miér Ene 05, 2022 12:28 pm

Por fin el momento que tanto había estado esperando llegó; el aullido se pudo escuchar entre las gotas de lluvia que caían sobre el asfalto y que de seguro empeoraría hasta convertirse en una fuerte tormenta. Se podían ver las nubes que cada vez se oscurecían más y más conforme pasaba el tiempo, una noche perfecta para la caza sin lugar a dudas. Tras el aullido y con la mente centrada en lo que iba a encontrarme me encaminé hacia el lugar pasando por aquel puente dejando atrás las farolas que lo iluminaban, casi apenas había gente en la calle debido a las gotas que caían del cielo y que amenazaban con una tormenta mayor, lo que hacía todo de un escenario propicio sin testigos para matar a la bestia que se encontraba por la zona. Debía de ir con cuidado ya que los licántropos eran muy peligrosos, no solo por su oído y su gran sentido del olfato, sino porque además de poder desgarrarte con sus garras hasta destriparte podía también convertirte en lo mismo que era él. Eran mucho más grandes que cualquier lobo y se enfurecían demasiado cuando notaban la plata cerca, eran capaces de olerla como si fuera cualquier presa que estuviera alrededor suyo. Contra estos seres solía utilizar también los trabucos con balas de plata, eran una manera eficaz de herirles y que fueran perdiendo fuerza para así poder atacarles. Extremar la precaución siempre era necesario cuando se salía de caza, las noches de luna llena todavía más. Con apenas un par de personas que intentaban volver a sus casas para refugiarse de la lluvia me interné por un callejón acercándome lo más sigilosa que podía a mi presa, aprovechando que la lluvia de seguro amortiguaría mis pasos camuflándose de fondo. Un rayó sonó a lo lejos iluminando brevemente el lugar lo que daría paso, minutos más tarde, a una tormenta en todo su esplendor. Pasé entre algunas cajas y barriles un tanto desgatados hasta llegar a lo que sin duda era la escena del crimen; una casa cuya puerta se encontraba destrozada por completo con signos de una pelea. Las marcas evidentes de las garras estaban en la propia madera creando surcos reconocibles, algo que un perro no podría hacer. Está desencajada hacia dentro como si algo hubiera impactado con gran fuerza en su interior, quizás las presas se encuentren en el interior de la casa.

Decidí avanzar con las dagas en mis manos alerta a lo que pudiera pasar preparada para cualquier movimiento, siendo todavía de noche de seguro que el licántropo –porque dudaba que un cambiante hubiera hecho semejante ruido- estaría en su forma lobuna hasta que no terminara la noche. Algo me decía que las víctimas debían de encontrarse en el interior así que avancé traspasando la puerta para encontrarme con una escena que no me era del todo ajena; los muebles estaban todos tirados y volcados por el suelo, algunos rotos y astillados por los golpes y el impacto. Y como ya había previsto; en el suelo gotas de sangre que llevaban a un rastro que, de seguir, me llevarían al cadáver o a los cadáveres. Sin embargo ¿dónde se encontraba la bestia causante de tal desastre? Era posible que hubiera huido en busca de otras presas o, quizás, se encontrara en la parte superior dela vivienda. En ese momento escuché cómo las maderas crujían en el piso de arriba de lo que seguro se trataba del licántropo, aunque hubo algo que captó mi atención: un movimiento en la zona lateral de la casa. Un relámpago iluminó toda la estancia revelando así a un hombre parado en donde había visto el movimiento. Rápida lancé la primera daga en su dirección pero se movió tan rápido que la esquivó, y supe que no se trataba de ningún humano. Mucho peor; un vampiro. Parecía que la noche mejoraba por momentos; un vampiro y un licántropo en el mismo escenario. Apenas pude hacer algo más cuando los pasos apresurados del licántropo bajaron por las escaleras, saltando hasta quedar en mitad del salón. A un lado el vampiro, al otro lado yo con mis dagas de plata. En medio un enemigo que podría matarnos a ambos, o a mí, o al vampiro... todos éramos enemigos de todos pero quizá algunos saliéramos con vida. El licántropo ya nos gruñía mostrando sus fauces, pues sentía en mí la plata y en el vampiro... bueno, era un vampiro. Todo podía pasar.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
La Noche De Las Bestias ~ Privado KeUHUsh
Me:

La Noche De Las Bestias ~ Privado E8d812b91f3ea32d533daaeaa5866937o
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:

La Noche De Las Bestias ~ Privado 8d04676209bc5f79cd06660dd6317d75o
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 150
Puntos de actividad : 130
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Adriel Miracle Dom Ene 16, 2022 5:22 pm

Tras haber mirado los destrozos eran evidentes, incluso llamativos propios de una criatura tan salvaje como lo es el licántropo, el olor es penetrante para el barón, si fuese un cambiante distinto lo podría distinguir peor entre las décadas de enfrentarlos los a logrado apreciar en más de un sentido, entrecerrando los ojos por las marcas de sangre, las paredes rasgadas, le sorprende que las personas se mantengan ajenas... no, para Adriel tal acto es comprensible, después de todo ¿Qué podrían hacer contra algo como eso? Se sienten aliviados que no fuesen ellos, es lo principal, el egoísmo humano.

Al avanzar mas adentro una filosa daga se acerca pero los reflejos sobrehumanos del vampiro se muestran moviéndose a la derecha viendo como el arma se clava en el suelo, visiblemente la hoja es filosa, sonriendo mira de donde vino, contemplando a la cazadora que recién había seguido, llego muy pronto mas de lo que hubiera contemplado el joven miracle , la ve como se pone en guardia pero antes que el barón se presente unos pasos contundentes acercándose cortan cualquier cortesía por parte del vampiro, el licántropo se muestra, encorvado justo al frente de la cazadora, ella inmediatamente cambia de postura apuntando con sus armas tanto al barón como a la bestia que gruñe salivando con un deseo de comer aún más, la sangre le escurre entre sus fauces a la vez que encorva sus garras.

Adriel mostrándose sumamente tranquilo sonríe mirando a la humana.


-e estado en muchos tríos, pero este en verdad es uno que no miro con placer-

El licántropo se lanza con una gran fuerza y velocidad, pero Adriel sonríe usando su gran velocidad se lanza unos instantes antes para atrapar a la humana abrazándola firmemente destrozando la pared del lado derecho entrando en un cuarto vacío de la misma casa, sacudiéndose los restos de maderos el vampiro mira a la cazadora.[b]

-en estos momentos se dice gracias-

Mientras le suelta escucha el respirar del licántropo, pero no en la dirección hacia donde se lanzó, Adriel mira a los lados constantemente peor solo basto una fracción para que empujara a la cazadora adelante mientras él se impulsa hacia atrás frenándose mira como la enorme bestia cae en ese lapso gruñendo en frenesí.
-necesitaras algo mas que cuchillos para este-

Adriel sonríe mientras se pone en guardia preparado para pelear.


soy tinieblas, una oscuridad perpetua:

La Noche De Las Bestias ~ Privado Adriel10
Adriel Miracle
Adriel Miracle
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 368
Puntos de actividad : 308
Fecha de inscripción : 05/04/2020
Localización : todo lo que corresponde a francia y mas

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Zeniba Lun Ene 24, 2022 12:23 pm

Cada noche de cacería era muy diferente de la anterior y era imposible saber qué te deparaba en cada una de ellas, sobre todo porque los enemigos no siempre eran los mismos y cada uno tenía unas habilidades –o una inteligencia- que hacía complicado seguir un mismo patrón. Aunque eso en realidad me gustaba porque de esa manera se aprendían nuevas tácticas, nuevas formas de comprender a los sobrenaturales e intentar estudiar sus respuestas en cada batalla. Sabía que esa noche iba a encontrarme con alguna bestia ya que las noches de luna llena era más fácil dar con algún licántropo, especialmente si te ibas al bosque, aunque de vez en cuando encontrabas a alguno en la ciudad que no llegaba a tiempo para ocultarse o simplemente no quería hacerlo. Y lo iba a pagar caro. Lo que no esperé era encontrarme también con un vampiro que se había unido a la fiesta atraído probablemente por el olor a sangre, siguiendo el rastro de la víctima, aunque no veía ningún cuerpo en aquella estancia de seguro se debía encontrar en el piso superior porque el olor a sangre era abundante. Lo suficiente como para llamar la atención de cualquier vampiro. Debí suponer que se sumaría alguno a la fiesta y cuando justo daba su rostro a conocer –o casi por las penumbras del lugar- el licántropo causante del destrozo de la puerta de la casa y de todo lo que allí se encontraba; apareció reclamando un festín que sin duda debíamos de ser tanto el vampiro como yo. Estar entre dos razas que se odiaban a muerte no me liberaba de ser una presa más de ambos, pero era más probable que el licántropo fuera a por el vampiro antes que por mí… o eso es lo que supuse porque luego las cosas fueron muy diferentes a lo que había imagino, principalmente porque el licántropo decidió ir a por mí aunque tenía a un enemigo mucho más ancestral en su presencia. Sus colmillos me mostraban la amenaza a la que me enfrentaba con el hocico arrugado, gruñéndome, para hacerme saber que tras la víctima –o víctimas- que se había cobrado; yo era la siguiente. Bien, estaba preparada para recibir el impacto de ser necesario con mis dagas de plata. Pasé por alto el comentario del vampiro al que no le presté demasiada atención, centrada en la batalla que iba a dar comienzo, sin embargo si algo me sorprendió en aquella noche fue que cuando el licántropo se lanzó en mi dirección… fui movida con fuerza y velocidad, como si me hubiera chocado contra el mármol –que no era otra cosa que el vampiro- atravesando una pared mientras los restos de madera caían a nuestro alrededor. ¿Me había salvado? La pregunta era ¿por qué? Yo no pedí su ayuda, y desde luego que no iba a darle las gracias. Antes dejaba que el licántropo me matara a tener que agradecerle a un maldito chupasangres que esquivara un ataque. Ni en broma.


—No te pedí que me ayudaras, colmillitos —pero no había tiempo siquiera para una pequeña conversación ya que el licántropo no estaba muy conforme con que nos hubiéramos apartado y volvía de nuevo a la caza. Podría haberle respondido que sabía lo que hacía pero ¿para qué? No tenía sentido y no me importaba si pensaba que tenía capacidades o armas para enfrentarme al licántropo. Apartándome –o mejor dicho- tras ser apartada otra vez por el vampiro decidí sacar el látigo que utilizaba en algunas ocasiones con púas de plata, hecho especialmente para herir y desgastar a los licántropos ya que la plata les hacía muy débiles y vulnerables, incapaces de curar o regenerar sus heridas— cuidado colmillitos, no sea que te quedes sin ellos —desplegué el látigo y lo sacudí provocando un chasquido, era un arma perfecta ya que se utilizaba a distancia lo que venía bien para evitar los colmillos y las garras, dando una zona de seguridad como alcanzaba a extenderse el látigo. Me aparté a un lado quedando en un hueco de la pared al que el licántropo le sería más complicado alcanzarme debido a su tamaño, aprovechando que yo era más pequeña, y aproveché que iba a por el vampiro para lanzar el primer golpe. Extendí el látigo, el chasquido sonó en la estancia, y las púas hirieron al licántropo en diferentes lugares creándole heridas. Gruñó porque la plata ya debería de estar quemándole allí donde le había tocado y me resguardé para que no me alcanzara, siendo yo quien hasta el momento más daño le había provocado. El vampiro se las manejaría por sí solo en lo que mientras ellos luchaban yo aprovechaba para salir de la estancia e ir por el otro lado, quedando así a las espaldas del licántropo. Ni lo dudé cuando hice sonar otra vez el látigo pero, en esa ocasión, mi objetivo iba más allá que hacerle meras heridas. Rodeé una de las patas del licántropo con las púas y tiré con fuerza haciendo que estas se incrustaran en su carne, hiriéndole más a fondo. Tiré con más fuerza comprimiendo este entorno a su pata y así hacer que perdiera el equilibrio, estando a su espalda era más fácil esquivar sus golpes. Al vampiro no le costaría en ese estado acabar con él.


La Noche De Las Bestias ~ Privado 9YQ8zOB
¡Gracias!:
La Noche De Las Bestias ~ Privado KeUHUsh
Me:

La Noche De Las Bestias ~ Privado E8d812b91f3ea32d533daaeaa5866937o
Me he convertido en la muerte, en la destructora de mundos:

La Noche De Las Bestias ~ Privado 8d04676209bc5f79cd06660dd6317d75o
Zeniba
Zeniba
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 150
Puntos de actividad : 130
Fecha de inscripción : 21/01/2017

Volver arriba Ir abajo

La Noche De Las Bestias ~ Privado Empty Re: La Noche De Las Bestias ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.