Victorian Vampires
Should've known better. 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Should've known better. 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP



OCTAVIUS RINALDI

MODERADOR

ENVIAR MP
MODERADOR

MODERADOR

ENVIAR MP



ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/11/22


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas

<

Should've known better.

2 participantes

Ir abajo

Should've known better. Empty Should've known better.

Mensaje por Ahmed Osman Vie Nov 04, 2022 8:07 pm

La noticia de que el esposo de Beyhan la había golpeado sorprendió a todos en la familia y siendo verdaderamente un escándalo todo el mundo se aseguró de mantenerlo en secreto al exterior. La sorpresa de Ahmed fue que se le asignó como encargado de llevarla a ella y sus hijos a Francia por un tiempo mientras buscaban a su esposo para ajusticiarlo. No se esperaba que precisamente a él le encargaran a su hermana, supuso que no fue la primera opción pero sí la más confiable. Aceptó con gusto pero no le hacía nada de gracia encontrarse con Emirhan así que se juró quedarse por apenas días antes de regresar a Constantinopla y de ahí a su provincia. De alguna manera ese plan terminó cambiando viéndose arrastrado en la convivencia familiar que nadie pidió. Lo único rescatable de la situación es que podía ver a la doncella de Gevherhan, esa extraña criatura de ojos de cierva y personalidad reacia a si quiera mirarlo. Le parecía gracioso internamente que desde lejos la podía observar mirarlo con la misma desconfianza que el día en que se conocieron oficialmente.

De pasar tanto tiempo al pendiente de ella pero sin acercarse notó que la muchacha se comportaba de manera rara, era como si estuviera desanimada pero su hermana parecía seguir tratándola con la misma cercanía de hace años. Si fuera más cercano con los hijos de Nilüfer probablemente preguntaría pero no era el caso y prefería callar tras las páginas de un libro bastante aburrido.

Ahmed nunca fue demasiado aventurero como Emirhan, ni siquiera en extremo curioso pero sintió por primera vez lo que se suponía que era la curiosidad cuando descubrió,a Belinay saliendo en la tarde, encapuchada con pasos silenciosos hacia los jardínes. Demasiado sospechoso y nuevamente la muchacha insistía en no ir acompañada de alguien más. Seguro iba a hacer algún mandado cuestionable de su ama así que sin más la siguió rápidamente pisando sin llamarla o ser escandaloso, recorriendo el extraño camino que hizo para salir de la finca. Le dio alcance antes de que siguiera avanzando moviéndose a su mismo ritmo y notando sorprendida de que estuviera ahí—Parece que no sabes entender que estas salidas las debes hacer acompañada, tienes suerte de que también voy de salida. Conocerás París un poco mejor supongo—la muchacha estaba demasiado tensa probablemente por tenerlo ahí respirando detrás de su nuca. Era tan pequeña que incluso apretando el paso apenas pudo alejarse un metro de él.

No quiero saber lo que haces así que puedes estar tranquila pero creo que entiendes, porque eres lista, las mil formas en que te puedes meter en problemas, y a la familia también, vagando por tu cuenta a pesar de que el sol está en todo su apogeo—lo miró con cara de pocos amigos y a Ahmed esa reacción no le pareció extraña, le pareció de hecho más extraño o insultante que pusiera dos metros de distancia entre uno de sus pequeños hombros y él. Ya habían tenido una conversación al respecto pero la joven parecía crecer en repugnancia hacia él conforme pasaban los años y si se tomaba en cuenta que desde la última vez habían pasado casi dos años se imaginaba porque no lo quería cerca. Rápidamente ella giró sobre una avenida donde ya se podía ver rasgos de civilización con mucho más movimiento, supuso que fue un movimiento para perderlo pero él la siguió tranquilamente a pasos normale—No quieres pasar tiempo conmigo y yo tampoco quiero pasarlo contigo pero salir sospechosamente de la casa te pone en una situación difícil con todos—al menos con todos los que se preguntarían qué hacía una doncella sola con cara de desconfianza queriendo escabullirse como una sombra. Muchas preguntas salían de esas actitudes y estaba poniendo todos los ojos sobre ella misma.


Should've known better. MsVRMZO
We're Osman's descendants:

Stay with me:

Ahmed Osman
Ahmed Osman
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 17/03/2022

Volver arriba Ir abajo

Should've known better. Empty Re: Should've known better.

Mensaje por Belinay Sadik Mar Nov 08, 2022 7:55 pm

Desde el momento en que Gevherhan decidió casarse en secreto antes de lo estipulado, Belinay supo que la estaba perdiendo. Si bien tuvo dos matrimonios previos, con ninguno de sus difuntos maridos se mostró ni una milésima parte de lo emocionada que se veía con el señor Aslan, incluso si ella misma no lo veía, se notaba que le gustaba. ¡Ni siquiera se negó a consumar ese matrimonio! Y, por si fuera poco, por lo feliz que se le veía desde entonces, parecía que lo disfrutó. Para Belinay la sencilla idea de que una mujer pudiera no sufrir durante el acto marital parecía imposible después de la horrible experiencia que vivió en las manos de varios hombres, sin pensar que lo realmente malo de lo ocurrido es que fue en contra de su voluntad. Siendo el punto de esto que comenzaba a sentirse sola en el espacio que siempre atesoró.

Sabía que este día llegaría en algún punto, que la mala suerte de su joven ama respecto a los maridos no podía ser eterna, y que eventualmente encontraría uno con el que formar finalmente una familia. Aun así, ahora que había llegado, no se sentía preparada para ello. Se sentía sofocada dentro de la finca, por eso decidió salir, para caminar un poco y despejarse, para convencerse a sí misma de que era lo mejor ya que Gevherhan era feliz. Lo que no esperó es que su solitario paseo se viera interrumpido desde el inicio por otro joven amo Osman.

Notó que la seguía casi desde el principio, e intentó perderlo, pero Ahmed era terco e insistente, como la mayoría de sus hermanos. Al final, decidió bajar el ritmo y ver si conseguía convencerlo de dejarla continuar sola mientras él seguía con su camino. – Yo no soy una princesa, señor. En Constantinopla pocos me reconocen, eso cuando estoy junto a la señorita; aquí nadie sabe quién soy. Puedo cuidarme sola, no necesito compañía para ir a la ciudad a hacer un recado y volver. – Declaró, con la ilusa esperanza de que desistiera, aun cuando sabía perfectamente que no lo haría. En el pasado conoció a la perfección su terquedad, la ventaja es que ahora no estaba herida y no lo necesitaba para regresar a salvo a casa.

– ¿También tiene algo qué hacer? ¿Qué es? – No era su lugar cuestionarlo, él podría pedir su lengua por su actitud, pero a esas alturas ambos sabían que no lo haría, así que Belinay se sentía en confianza para ser un poco más como ella misma cuando estaban los dos solos. Si Ahmed de verdad tenía algo qué hacer, no podría seguirla todo el rato, en algún momento tendría que desviar su camino. Lo miró con cara de pocos amigos argumentó que podría meter en problemas a la familia si vagaba sola por la ciudad, pues él acababa de llegar. – Señor, con el debido respeto, hace tiempo que estoy en París con la señorita Gevherhan. Son incontables las veces que salí sola, de día o de noche, por la ciudad, y hasta el momento no ha habido quejas, ¿cierto? – Se quejó ella, realmente deseando poder estar sola en ese momento en que se sentía tan miserable.

– ¡Solo quiero estar sola durante algo más que cinco minutos! ¿Es demasiado pedir? – Explotó sin quererlo cuando volvió a insistir. A decir verdad, lo que quería era poder exteriorizar todos los sentimientos que, en la casa Osman, debía reprimir. Si solo fuese la señorita y su nuevo esposo, sería más fácil, pero de la nada la casa se llenó de hombres y mujeres Osman, incluso niños, por lo que no había un solo instante de paz en ese lugar. Debió disculparse en ese mismo instante, Dios era testigo de que sabía que hizo mal, pero no estaba de humor para bajar la cabeza y pedir perdón.

Sin detenerse a pensarlo un instante, comenzó a correr. Podía ser pequeña, y débil en comparación con él, pero era ágil y rápida, si ponía empeño podría perderlo. Sin embargo, él no se quedó solo con eso y la dejó ir, corrió también tras ella y al final fue se metió en problemas al llevarse por delante un carrito ambulante de frutas y vegetales. Belinay se detuvo a ver el desastre ocasionado por la colisión, la atención que estaba atrayendo el joven señor Osman a su persona, y pensó por un momento en aprovechar el conflicto para escabullirse y perderlo por fin, pero no tuvo el corazón para hacerlo.

Suspiró derrotada y se devolvió sobre sus pasos. El comerciante estaba alterado y no escuchaba las disculpas de Ahmed, por lo que la joven se atrevió a intervenir. – Disculpe, señor. Todo ha sido mi culpa. Por favor, permítame ayudarlo a recoger. – Después de algunas groserías más, al ver que la chica lo ignoraba mientras recogía y limpiaba todo lo que encontraba en su camino, el hombre dejó de pelear y comenzó a imitarla. Lo que Belinay no esperó es que el mismo Ahmed ayudase también en la labor. – Señor, no tiene que hacer eso, déjeme hacerlo. – Él, por supuesto, la ignoró. Incluso pagó por la mercancía que quedó destruida.

Finalizada la tarea y contento el comerciante, retomaron el camino, uno junto al otro, esta vez a un ritmo menos endemoniado que antes, aun cuando -incluso sin darse cuenta- Belinay insistía en poner algo de distancia entre ambos. – Yo realmente no tengo nada que hacer en la ciudad, solo quería salir un rato de la finca. – Confesó. – Ya que no va a dejarme sola, bien lo puedo acompañar a donde sea que deba ir. – Al menos así igual podría dar un paseo tranquilo en lugar de pasar todo su descanso en una carrera sin fin.




Don't leave me alone:
Belinay Sadik
Belinay Sadik
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 18/03/2022

Volver arriba Ir abajo

Should've known better. Empty Re: Should've known better.

Mensaje por Ahmed Osman Lun Nov 14, 2022 8:53 pm

No, no lo eres pero estás al cuidado de la familia y su extensión en el palacio que por esta ocasión está aquí. No se trata de quién eres o cuantos te reconozcan, se trata de que perteneces a un lugar y debes acatar las reglas básicas—a Ahmed le parecía que Belinay tenía bastantes ases bajo la manga para querer salirse con la suya muy probablemente aprendidas de su media hermana pero con él eso no iba a funcionar—Eso mismo habrás dicho cuando te torciste el tobillo tratando de rescatar a Luna—recordó el primer incidente en el que por primera vez cruzaron palabra y de paso intentó traer a su memoria al pequeño animal que él terminó adoptando y llevando desde Constantinopla hasta Antalya—¿Resulta que ahora eres en exceso curiosa? No te tengo que dar explicaciones de lo que tengo que hacer, solo debes saber que es necesario salir—le sonrió, amable siguiendo su ritmo mientras pensaba en las miles de tareas que pudo haberse inventado antes de salir a ver qué hacía ella de forma tan sospechosa—Yo no soy mi hermana, estarás de acuerdo—le faltaban muchos cabellos de brutalidad y le sobraban centímetros—No sé si ella ha tenido quejas o no pero si trabajas para esta familia tendrás que ceñirte a las normas al menos cuando tu ama no esté aquí—le gustara o no Gevherhan no estaba para protegerla o ayudarla en ese momento. La seguiría como modo de protección a pesar de ella no querer su ayuda.

Belinay terminó explotando tomando de sorpresa a Ahmed. No hizo nada más que mirarla echarse a correr como una niña pequeña mientras que él le daba lógica a lo que acababa de ver. Los segundos en que perdió tiempo viéndola alejarse los recuperó tras pensar que algo más grave le pasaba y que por eso huía. Fue tras de ella rápidamente, avanzando lo que ella corrió en cuestión de zancadas pero sin darse cuenta que la calle era transitada por varios comerciantes. La colisión con el carrito de frutas fue lo que lo hizo detenerse para tratar de enmendar el problema ocasionado a un vendedor bastante molesto y con justa razón. Ahmed no tuvo de otra más que ayudar a arreglar la situación arreglando los daños económicos. Una vez todo listo tuvieron que alejarse de la zona para evitar otra escena.

Ahmed no expresó nada al momento en que ella le dijo sus razones para salir, la había orillado a hablar y realmente eso no era una situación buena—Iré a la oficina postal, puedes acompañarme si lo que deseas es distraerte—no insistiría en ir con ella y una carta a su madre sonaba como una buena razón para ya estar afuera de la finca. Tomó la primera vuelta caminando sin hablarle sobre nada comprendiendo que igual lo único que deseaba era estar tranquila sin nada que le preocupara—Será solo un momento así que puedes irte si necesitas más tiempo a solas contigo misma—escribir una carta no le tomaría más de unos minutos, era simplemente el pretexto para no quedar como estúpido frente a la esclava. La oficina no estaba abarrotada de gente como supuso en un principio, pocas veces iba a lugares públicos en el imperio así que eso era una experiencia totalmente nueva.

Escribió dos cartas, una para su madre y otra para su padre, a este último explicando la actual situación de Beyhan. Terminó el servicio encontrándose afuera con Belinda que lo había esperando mirando hacia un carrito de helados—¿No te ibas?—ella lo volteó a ver entre cansada y ofendida por estar escuchando básicamente que esperaba que no estuviera ahí—Llevas un buen tiempo en París pero parece ser que es la primera vez que ves un helado—su intención no era burlarse pero se imaginó que algunas cosas no le resultarían tan novedosas—¿Quieres uno? Lo podrás comer en cualquier parque o esquina que decidas—preguntó, dejando implícito que él cargaría con ese pequeño detalle.


Should've known better. MsVRMZO
We're Osman's descendants:

Stay with me:

Ahmed Osman
Ahmed Osman
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 17/03/2022

Volver arriba Ir abajo

Should've known better. Empty Re: Should've known better.

Mensaje por Belinay Sadik Jue Dic 22, 2022 1:44 pm

El rostro femenino se cubrió de un intenso rubor cuando su tropiezo de varios años en el pasado fue mencionado. En aquel entonces era más joven e inexperta, tampoco lograba controlar muy bien los temores provocados por la horrible experiencia, por lo que no solo sufrió la vergüenza de ser vista en un momento de debilidad, también mostró ante él sus mayores temores. Ahora era demasiado tarde para querer ocultar alguna de las dos cosas, pero aprovechó la mención de la gatita para intentar guiar la conversación a un punto que no la pusiera en tan evidente desventaja. – Hace tiempo no le pregunto por ella. ¿Cómo ha estado? Confío en que el señor ha sabido cuidar de ella. –

Tal como esperó, Ahmed no solo no respondió, recalcó que no era su lugar pedirle explicaciones. Pero tampoco hizo algo por castigarla, así que se quedó tranquila por el momento. Eso no evitó que terminara explotando frente a él. Belinay casi había olvidado lo exasperante que ese hombre podía ser. No todos los días se encontraba con alguien incluso más testarudo que ella y sobraba decir que no le agradaba demasiado. El que la sobrepasara en rango solo empeoraba las cosas, pues cada vez que abría la boca para responderle, corría un gran peligro. Hasta el momento había conseguido salirse con la suya porque el señor Ahmed así lo permitía; de ser otro, seguro le habría hecho azotar más de una vez por sus impertinencias, lo que la llevaba a preguntarse qué lo detenía de castigarla. Siempre se decía que era por el cariño que Gevherhan le tenía, pero dudaba que fuera solo eso, debía haber algo más que desconocía.

– Realmente no tengo muchas opciones, ¿cierto? – Se quejó ante su repentina necesidad de darle opciones. Le siguió en silencio hasta la oficina postal, solo para dedicarle una mirada enojada cuando le dijo que podía irse. ¿Primero le imponía su presencia y ahora le decía que se marchara si eso quería? No sonaba sincero. Prefirió quedarse en caso que luego cambiara de opinión y quisiera castigarla por seguir sola. Mientras esperaba, casi sin darse cuenta, se quedó observando embelesada un carrito de helados. Por inercia, se llevó las manos a los bolsillos, solo para recordarse que no había llevado consigo nada de dinero, y suspiró con tristeza.

Cuando al salir lo primero que hizo el joven Osman fue preguntarle si no se iba, lo miró ceñuda. ¿Lo preguntaba en serio? – Si me hubiera ido seguro habría tenido algo de qué quejarse. – Comentó, pues al parecer nada de lo que pudiera hacer ese día podría complacerlo. – No he tenido mucho tiempo de pasear. – Si bien había salido sola incontables veces, siempre fue por algún recado encomendado por Gevherhan, y entonces llevaba consigo el dinero justo para el quehacer, así se obligaba a no olvidar su lugar. Así que no, aunque no era la primera vez que los veían, hasta el momento no tuvo oportunidad de probar los helados.

– No quiero. – Refunfuñó, esperando que eso fuera suficiente para que emprendieran el camino de vuelta a casa. Contrario a eso, Ahmed se acercó al vendedor y compró un helado que comenzó a comer en su cara sin pizca de remordimiento. Cruel, era muy cruel. Después de burlarse un poco de ella por haberse negado al helado, el joven rubio le extendió el cono, ofreciéndole. Belinay sabía que si caía en su juego solo se burlaría más de ella, pero realmente se veía delicioso. Con ojos de cordero, acercó el rostro los pocos centímetros que quedaban entre su boca y el esperado manjar, para tomar una pequeña porción entre sus labios y saborearla hasta que se derritió sobre su lengua. Se arrepintió solo por un segundo de haberse negado a tener uno para sí, pero se irguió todo lo digna que pudo, apegándose a su decisión.

No queriendo seguir pensando en el delicioso dulce, se atrevió a preguntarle algo que no estaba segura él fuese a responder, e incluso si lo hacía, no sabía si podría creerle, pero no quería seguir haciendo conjeturas respecto a su comportamiento. – ¿Por qué ha sido siempre tan permisivo conmigo, señor? – Estaba admitiendo que reconocía que no siempre le hablaba con el respeto que merecía, pero también que él siempre lo dejaba pasar. No era la mejor posición para ninguno de los dos.




Don't leave me alone:
Belinay Sadik
Belinay Sadik
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 18/03/2022

Volver arriba Ir abajo

Should've known better. Empty Re: Should've known better.

Mensaje por Ahmed Osman Vie Ene 13, 2023 10:57 pm

La mención de la gatita Luna fue un tema que le sirvió a Belinda de ruta de escape pero le hizo pensar a Ahmed que de hecho le agradaba que el tema hubiera salido a flote. Dudaba verdaderamente que estuviera fingiendo interés por el animal, Belinda podría ser escurridiza y grosera de una forma inconsciente pero tenía escrúpulos o no se hubiera lastimado un tobillo el rescatar a la mascota en primer lugar—Tiene mucho espacio para jugar, ha crecido bien—en realidad la pequeña Luna no había crecido demasiado a pesar de ser bien cuidada y alimentada lo cual desde un principio a él le pareció de los más extraño pero eso no detuvo al animal de volverse un ser consentido y rechoncho que seguramente la esclava hubiera amado de estar con Ahmed. Incluso en el castillo habían tenido que comenzar a alimentar otros gatos porque ya había una pequeña pandilla corriendo por todos lados solo que eso no se lo diría a ella o le daría una razón, justamente hilarante, para burlarse de él que siempre era serio—Es una buena compañia—aceptó.

Te dí permiso para irte, no me hubiera enojado—insistió. La realidad es que él no deseaba ponerla más incómoda. Entendía perfectamente que era el hermano del que desconfiaba porque así se lo había hecho creer todo el ambiente en el que ambos crecieron pero Ahmed creía haber dado las pruebas suficientes cómo para hacerle saber que en realidad no le deseaba ningún mal. Sin embargo, ella no parecía cooperar en lo absoluto, sabría Allah si no le interesaba en absoluto las interacciones o él era el que no llamaba ni un poco su atención. A pesar de ser un hombre reservado le parecía extraño que una mujer le rechazara.

¡Por supuesto que Belinda diría que no! No sabía porque había creído que la muchacha aceptaría algo de él pero al menos la oferta se la puso sobre la mesa. Dejó pasar su negación y comió su helado tranquilamente hasta que la miró y decidió extenderle el cono cerca. Una sonrisa imperceptible apareció en sus labios al mirar sus ojos azules brillar tentados por probar la crema helada. Lo que no se esperó fue que ella de hecho probara el helado con la misma delicadeza con la que Luna tomaría un cuenco de leche. Belinay era encantadora de una forma tan extrañamente dulce que se aclaró la garganta antes de pedirle al hombre de los helados otro igual al suyo. El comerciante despachó el mismo producto pero Ahmed indicó con los ojos que era para la señorita a su lado.

Para la próxima deberías de mentir mejor—ella había seguido renegando del ofrecimiento pero su cara decía otra cosa totalmente—¿A qué te refieres? ¿A tus constantes faltas de respeto?—hubo un pequeño silencio que detuvo todo a su alrededor por unos instantes—No eres mi esclava para castigar pero tampoco soy cruel. Lo que te pasaría si se me ocurriera decir que has sido insubordinada sería terrible y lo único que conseguiría sería agrandar la brecha entre mis medios hermanos y yo— Ella sabía lo que hacía, hasta cierto punto, y él le acaba de confirmar que solo porque no decía nada no significaba que no podía o no hubiera querido—Quiero ver hasta dónde puede llegar tu rebeldía sin fundamento frente a mi pero no soy cruel, creo que eso lo sabes bien—o esperaba que lo supiera—¿Me vas a decir la verdadera razón por la que saliste y tuviste ese ataque que me costó todo un día de mercancía?—que la estuviera siguiendo de sorpresa había sido la punta del pastel pero había algo más.


Should've known better. MsVRMZO
We're Osman's descendants:

Stay with me:

Ahmed Osman
Ahmed Osman
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 17/03/2022

Volver arriba Ir abajo

Should've known better. Empty Re: Should've known better.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.