Victorian Vampires
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 ZZaNqS8
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 00/40
Afiliaciones élite: CERRADAS
Última limpieza: 11/08


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org




Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Aina Cross el Vie Abr 24, 2020 3:41 pm

Recuerdo del primer mensaje :

ADVERTENCIA
Este tema presenta contenido +18. Si se desea leer, será bajo su responsabilidad; las partes involucradas manifiestan pleno consentimiento sobre los temas aquí tratados y reconocen que este contenido se rige en el marco exclusivo de la ficción.



Unos pequeños pies daban pasos certeros por un pasillo. De fondo se escuchaba el llanto de un niño. Los pasos eran lentos pero certeros. Sabían a donde se dirigían. La dueña de esos pequeños pies posó la mano sobre la puerta que tenía en frente y la abrió. De pronto notó como un reguero de sangre tocaba sus pequeños pies. La pesadilla estaba frente a sus ojos.

Aina se despertó sobresaltada. Notó el frio entrar por la ventana. Era de noche, no sabía qué hora era. El pulso le iba rápido. ¡Maldita sea! Maldijo en voz alta y apretó los puños con fuerza. Una rabia inmensa recorría su cuerpo y, también mucha tristeza. Ese sueño de vez en cuando la atormentaba y cuando lo hacía, los recuerdos de ese fatídico día volvían. No importaba cuántos años pasaran porque ahí seguían.

Sin pensarlo, se levantó de su cama. Estaba descalza y con su camisón pero eso no la detuvo. Fue a la entrada de su mansión, situada a las afueras de París ,se puso sus botas de montar y su abrigo negro. Inmediatamente fue hasta Tristán, su precioso cabello al que saludó, acarició y montó. Salió de allí despavorida, creyendo que un poco de viento en el rostro le ayudara a despejarse.

Continuó cabalgando cuando notó un frescor proveniente del mar, y sintió alivio y libertad. Se dio cuenta de que llevaba cabalgando más de lo que pensaba, de hecho, estaba amaneciendo y se dio cuenta de que era el momento de parar. Bajo de Tristán y tras acariciar a su querido caballo que siempre la acompañaba en sus escapadas, caminó lentamente hacia el filo del barranco, donde a lo lejos se veía el faro. Se cerró el abrigo, pues hacía frío. Sin duda, en ese momento agradeció estar tan alejada de la civilización puesto que ¡iba en camisón! En realidad, los impulsos eran normales en ella, a veces no pensaba, sino que actuaba. Y sin más cerró los ojos y siguió caminando mientras escuchaba el romper de las olas del mar y aspiró el olor. De pronto, sintió que perdía el equilibrio y es que casi se precipita por el barranco pues, estaba tan ensimismada por sus pensamientos y por el evocador lugar que la rodeaba que no se daba cuenta de que se dirigía al barranco, que estaba más cerca de lo que pensaba. Por suerte, se agarró a la rama del árbol que crecía a su lado y respiró. Respiró hondo. Luego pensó, si realmente se hubiera precitado por el barrando... ¿alguién la habría echado en falta? Sí, sabía que en su empresa notarían su ausencia pero... ¿no se estaría centrando demasiado en sus obligaciones y olvidando su vida personal? Aina, desde el fatídico día que vivió y sufrió en su infancia, ese día que rememoraba en sus sueños muchas noches, cerró su corazón y alejó a todo aquel que podría cruzar esa barrera y años después estaba allí. En un barranco, sola y abatida.


Última edición por Aina Cross el Vie Jul 03, 2020 11:33 am, editado 1 vez
Aina Cross
Aina Cross
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 181
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 18/04/2020

Volver arriba Ir abajo


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Aina Cross el Dom Jul 12, 2020 9:36 am

Lo sentía sobre ella y su olor la llenaba por completo. Ambos estaban sumergidos en aquel ambiente que juntos habían creado. Estaban perfectamente ensamblados el uno sobre el otro creando esos recuerdos que permanecerían ahí para siempre a partir de ese amanecer en el faro. Él hacía que se olvidara de todo de repente, él que le había sido claro desde el principio y se lo había dicho todo de frente, él que había intentado escapar de ella en varias ocasiones pero finalmente no lo había conseguido, él que declaró que ya era demasiado tarde tan si quiera para pensar en ello, él que la consideraba un pecado, como llegar al paraíso o al menos eso había reconocido, él que la tomaba entre sus brazos como si le perteneciera, como si se conocieran desde siempre, él que definitivamente le haría perder el sentido, él que demostraba lo que pensaba aunque no lo confesara.

Sentía la ropa de él empapada, ambos cuerpos lo estaban por la locura de él de llevarlos a los dos al agua con el objeto de enfriarse, en el sentido literal de la palabra. Lo cierto era que ni con eso había logrado conseguir su cometido sino todo lo contrario, ahí fue donde se unieron mucho más, en ese momento que acababan de compartir y en el que sobraban hasta las palabras pues bien era cierto que él demostraba ser un hombre parco en palabras pero no Aina. De hecho, todo lo contrario pero es que con él era su cuerpo el que hablaba y transmitía todo pues ante su contacto reaccionaba. Seguramente él repararía en su piel sensible y suave que estaba erizada y no solo por el frío que la humedad podía provocarle, sino por el trato que la lengua de él le daba en aquel momento a sus labios después de haber recorrido con su mirada todo el cuerpo ahora desnudo de ella.

Aina había llevado una mano a su rostro y mientras suspiraba por lo allí acaecido simplemente acariciaba su cabello, animándolo a permanecer cerca de ella, sin apartarse más que lo necesario. Claro que él parecía tener otros planes pues sorprendiéndola bajó por su cuerpo, reptando y agasajándola con caricias fue como llegó de nuevo al centro de su deseo que como no clamaba toda su atención, más aun desde que había sentido las caricias de él. Como si supiera exactamente lo que ella demandaba y, sin dudarlo, arrancó su ropa interior ante lo que la inglesa respondió arqueando la espalda. Deseaba aquello y lo hacía de aquella forma, con ansiedad y necesidad. Ella misma había pasado de querer tenerlo demasiado lejos a no poder separarse de él. No pensaba sino que se dejaba llevar por sus acciones que no hacían más que satisfacerla.

Lamiendo su labio superior fue como ahogó un suspiro, sabiendo qué vendría después, claro que no contaba con escuchar como la llamaba y es que cuando escuchó salir de sus labios aquel sonido proveniente de una voz masculina y rasgada además de rugosa por el deseo creyó que no podría controlarse y lo atraería hacia ella para que sin más dilación la tomara allí mismo, sobre la arena. Por el contrario, su mente parecían seguir funcianando y su raciocinio le pidió que no se precipitara, sino que disfrutara de cada momento, de cada caricia puesto que no tenían prisa. Allí estaban ellos dos, ansiando ser el uno del otro en medio de aquella playa desierta y no sería ella quien precipitara los hechos. En consecuencia, cerró los ojos y suspiró mordiéndose ahora el labio inferior y no porque fuera una de sus manías sino por el cosquilleo que se había instaurado en la parte inferior de su vientre y que golpeaba su zona íntima. Se notaba hinchada y dispuesta además de húmeda y todo por él, por aquel hombre que ahora la había sonreído haciendo desaparecer ese ceño fruncido que lo caracterizaba. Era un hombre muy atractivo ante el que ella no se podía resistir puesto que tenía claro que ansiaba todo de él y lo animaría a dárselo pues ella se ofrecería de la misma manera, sin miramientos ni vergüenzas de por medio.

Aquel que se había cruzado por un azar del destino en su camino permanercía allí observándola pero ahora iba mucho más allá pues la llevó con él, la colocó a horcajadas, completamente desnuda y dispuesta para él y simplemente él hizo lo propio que fue recorrer su rostro, su cuello. Ella no supo si él la observaba pero sus pechos estaban claramente erectos ante todas sus atenciones y ella, cuando consiguió al fin abrir los ojos, simplemente observó como él se quitaba el camisón y de nuevo suspiró, ahora sin contenerse pues quería que él fuera testigo de todas las sensaciones que provocaba en ella. Y ella, llevó sus manos a los brazos de él que eran fuertes y estaban contorneados. Los acarició con las palmas de sus manos, manos que luego fueron a su espalda y finalmente acabaron en su cuello cuando ella pegó su pecho al de él y finalmente se acomodó mientras sentía su dureza y no quiso dilatarlo más.

Llevó sus labios a los de él para regalarle aquellos jadeos que le provocaba tan solo con rozarla, ¿qué ocurriría entonces cuando al fin la tomara? Sin duda sería un delirio, algo único que ocurriría de inmediato pues ella no podía soportar más la tortura de solo rozarlo sin poder hacerlo suyo. Porque sería suyo. Solo suyo.

Aina llevó una de las manos a su pantalón y liberó su miembro mientras sus labios aun se rozaban. Como ella estaba desnuda y claramente dispuesta no hizo falta más que levantarse levemente y tomar su dureza entre sus manos haciendo que se introdujera en ella lentamente a lo que ella reaccionó jadeando. Así, en esa postura, sería totalmente de ella y cuando él gruñó ella bajó y lo notó dentro por completo. Fue ahí cuando fue suya, cuando su calidez lo envolvió y cuando sintió que al fin el verdugo la liberaba y ya no estaba presa. Comenzó a moverse mirándole a los ojos, haciéndole cómplice del resto de ella donde se dibujaba una mueca de placer -Os deseo y os haré mío -aseguró clavando sus iris azules en los de él mientras se movía en un principio lentamente, manteniendo una mano en su cuello y la otra en el hombro de él. Finalmente fue a aquellos labios e introdujo su lengua en ellos, sin darle tregua y tampoco posibilidad. Como ella predijo, juntos eran más que dos amantes, eran como el aguardiente, eran delirantes.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 ByyYKIx

Cross Family:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 JLWgpd7

Retrato Aina|Gracias Kei, artista:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Y9ScO4G
Aina Cross
Aina Cross
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 181
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 18/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Baltazar Z. Morózov el Lun Jul 13, 2020 12:11 am

No esperaba que Aina hiciera algún movimiento, evidentemente, simplemente pensaba que se dejaría llevar, por él, para él. Baltazar es una persona que desea tener siempre el control de todo lo que tiene en la mano, y ella no sería la excepción, quería controlarla, quería hacerle tantas cosas que su mente decía. Por ellos sus manos no paraban de moverlas, por todo el cuerpo femenino; espalda, glúteos, muslos, pantorrillas y más, hasta regresar y posarlas hacia enfrente, directamente hacia el vientre de ella, donde paró, y daba pequeños círculos con sus pulgares, su frente pegada en pecho ajeno, viendo hacia abajo, donde se mostraba un abultamiento, su miembro tan duro que chocaban con el sexo de la humana, trago varias veces saliva, porque de verdad la presión que sentía era una agonía y más si él mismo hacia que se moviera, que se rozaran, negó, quería seguir su recorrido, indicando a sus manos que subieran, hasta llegar aquellos pechos donde no pudo evitar tomarlos, abarcarlos, encerrándolos por completo en sus manos grandes, acariciándolos lentamente, haciendo que las palmas de sus manos se rozaran contra los pezones duros de la mujer.

Iba a seguir besándole, pero notó que el cuello de Aina se encontraba rojizo, claro por su barba, y sobre todo por las mordidas que Baltazar le dio, sonriendo ante aquello, claro, evidencia que esta mujer era y será suya. No se cansaba de tocarla, tenía un interés de memorizarla completamente, que cuando fuera a cerrar sus ojos la imagen de ella aparecía mágicamente ¿Por qué pensaba esto? Lo estaba volviendo loco sin pensarlo, sin que ella hiciera más que estar sobre él, que le trasmitiera cuan deseosa estaba por su persona. Presiono sus dedos en la piel de Aina al momento de regresar a su espalda, no se detuvo, bajando hasta llegar a los contornos de los glúteos e irse directamente a los muslos donde quedo ahí, estancando, y aferrándose como si fuera su salvavidas, como si pensara que al soltarla se iría en picada, se hundiera en este mar de pasión que ambos se metieron.  

Nunca imagino que ella tomaría las riendas de esto, de verdad, por la cabeza de Baltazar se resumía que él, dominaría la situación, que una mujer lo hiciera se sentía raro, pero más se sorprendió que no hizo nada para detenerla, o gruñir como todo el tiempo lo hace, de verdad, fue hechizado, de eso estaba seguro, si, lo pensaba, porque no quería admitir que le gustaba que tomara las riendas de esto, porque por primera vez aceptó que una mujer lo dominara de esta manera y no él. Porque sería el ningún momento la tuviera encima, si no, como hace segundos atrás, Baltazar sobre la mujer, y sin medir, dentro de ella. Pero ahora sobreponía su interés para que Aina lo disfrutara. Su respiración se agito el momento que la pequeña mano de la azabache se adentraba a su pantalón para sacar su virilidad, sentía el cambio de temperatura, mientras ella estaba fría, el Zar se encontraba tan caliente, más de lo normal.  

Pensó que iba hacer otra cosa, pero no, abrió sus ojos cuando noto donde iba dirigido su miembro, y justo en el momento que iba a replicar o decir otra cosa, sintiendo como se abriera paso, como se deslizaba perfectamente dentro de ella, como era recibido, en este momento jadeo ante ella, finalmente, después de tanta inquietud por ambas partes, llegó el momento de ser de cada uno. Le gusto lo que escucho, sinceramente. Abrió su boca para decir algo pero fue interrumpido por la ajena, que no se hizo esperar y sintiendo al lengua en su cavidad bocal, fue como la recibió, gustosamente, enredado la suya, succionándola en el proceso, prácticamente ambos se devoran en ese beso, Baltazar se movió un poco para que ella lo hiciera de igual manera, gimiendo en sus labios, donde puso una mano en la nuca de Aina, no quería que se separa, deseaba besarla todo el tiempo, que la punta de su lengua delineaba los labios hasta adentrarlos ahora en su boca, sin tregua alguna. Suya.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 SdFOaGU
Baltazar Z. Morózov
Baltazar Z. Morózov
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 145
Puntos : 202
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 24/03/2020
Localización : En Rusia

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Aina Cross el Lun Jul 13, 2020 1:41 am

De pronto y sin pensárselo dos veces Aina había tomado el control de la situación pero perdido el de su cuerpo que obraba por instinto, debido al instinto que aquel hombre había despertado en ella, haciéndola de pronto adicta a él. Sobretodo sentía la necesidad de tomar aquellos labios como si fueran suyos y él tomaba todo de ella, sin dejar ningún resquicio sin recorrer. Comenzó por la espalda y bajó hacia sus piernas como si sintiera la necesidad de recorrer toda la longitud de estas, hasta que finalmente sus manos acabaron en los pechos de ella que clamaban toda su atención, los cuales fueron aliviados ante las caricias recibidas y el tacto caliente de la piel de él que no dejó espacio alguno sin recorrer.

Aina estaba haciendo exactamente lo que le indicó que haría: hacerlo suyo. Disfrutaba de la sensación de poseerlo y a él parecía gustarle por el ruido que hacía, por el sonido de placer que sus labios plasmaban y su rostro evidenciaba. Asimismo, sus manos no podían estar quietas y ahora se encontraban en la nuca de ella, sujetándola para ahondar aquel beso que ella misma había iniciado mientras aumentaba el ritmo de los movimientos teniéndolo bajo ella, a su merced.

Una de sus manos se mantenía en el hombro de él, ayudándola a hacer el movimiento más constante y profundo y la otra se fue a su espalda donde inevitablemente clavó las yemas de sus dedos, atrayéndolo hacia ella. No podía resistir jadear ante el hecho de tener a aquel hombre dispuesto y deseoso de ella. Claramente ninguno había podido resistirse ante el contacto del otro y ambos habían sucumbido al deseo, después de tanto tira y afloja, de tanto juego, de evitar tocarse y tentarse. Ahí estaban, en medio de aquella playa por suerte vacía, entregándose, haciéndose suyos sin reparar en el resto del mundo, absortos en aquel ambiente que ellos mismos habían creado en medio de aquel paraje idílico.

Ella, se moría por extender aquel momento en la medida de lo posible pero cierto ella que tenerlo allí, entre sus brazos y regalándole aquel beso era demasiado para ella, ella, que sentía su cuello sonrojado por las marcas que él había depositado haciéndole saber así, sin palabra alguna, que la sentía como suya. Y así era, al menos por aquella noche, sin importar terceros, sentimientos ni obligaciones porque si algo era seguro era que el destino los había colocado allí aquella noche con un objetivo: que se encontraran y se entregaran. Ese hecho no podía negarse, como tampoco el calor que comenzaba a envolverlos y que hacía que Aina tuviera las mejillas ahora de color carmín. Su cuerpo ya no sentía la humedad ni el frío sino que un calor abrasador la envolvía y ella se sentía reconfortada por las caricias de él en su espalda.

Al fin, al cabo de unos minutos separó sus labios de los de él, en un intento por respirar y gemir abiertamente, haciéndole saber cuanto lo deseaba y cuando disfrutaba con su furtivo encuentro. Cuando se separó besó aquel lunar que la volvía loca y posteriormente fue hacia el cuello de él pues deseaba morderlo, como él había hecho con ella anteriormente. Lo deseaba, de principio a fin y necesitaba marcarlo como él había hecho con ella pero no quería hacerle daño por lo que pronto besó donde había dejado su marca y pensó que difícilmente podría ocultarla. Posteriormente lamió hacia el lóbulo de su oreja, el cual tomó con sus labios y susurró -Baltazar- pues notaba como el clímax estaba próximo y quería hacérselo saber.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 ByyYKIx

Cross Family:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 JLWgpd7

Retrato Aina|Gracias Kei, artista:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Y9ScO4G
Aina Cross
Aina Cross
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 181
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 18/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Baltazar Z. Morózov el Lun Jul 13, 2020 2:44 am

Sentía que su cuerpo ardía de mil maneras, sin entender, ni tener una explicación coherente o como su cuerpo se hormigueaba que abarcaba desde la punta de los dedos de sus pies hasta el último cabello, la necesidad de tenerla de esta manera era mayor, la deseaba tanto, que hacía que se moviera cada vez más rápido, la sentía tan caliente, tan húmeda, como su miembro no deseaba salirse de ninguna manera, era su lugar, la está marcando, si pudiera quedarse lo haría ¿Qué mierda está pasando con él? Las manos del hombre que con anterioridad estaba en los perfectos muslos de Aina, subieron hasta apoderarse de la cintura en donde el marco el ritmo, quería todo, quería sus jadeos, sus gemidos, ese orgasmo que sentía como llegaba, pero era demasiado pronto para tener su clímax, que hizo que se detuviera, sabiendo que rezongaría, justo el momento que sintió la mordida en su cuello, no le dijo nada. Al contrario, le agrado ser marcado por esta mujer. Que la miro de reojo, para besar su mejilla. –Mujer. –Llevo su mano hacia ambos sexos, donde el saco su miembro, no quería que esto terminara, aún tenían tiempo, alzo su mirada, aunque en realidad no tanto, el sol cada vez salía, pero era algo que no importaba.

Empezó a voltear ambos lados, porque estaba seguro que… si, lo que buscaba era la prenda de ella, se estiro un poco, para tomarla la extendió a su lado, como podía al usar solamente una mano, al otra, no dejaba de acariciar el costado de Aina, no quería dejar de tocarla por ningún momento. Sin más hizo que se levantara, para situarla a su lado. No dijo nada, comenzó a desabrochar su camiseta, sin dejar de verla, se acerca a ella, volviendo a capturar sus labios, lamiéndolos, mordiéndolos y capturando con sus dientes el inferior para jalarlo, y dejarlo suelto en poco. Al terminar se la quitó, estando mojada, la extendió por toda la arena, observando que el lugar era un poco solitario, eso le agradaba, le entro una posesividad hacia la mujer, no deseaba que nadie la mirara como él lo está haciendo ¿Razón? No el mismo comprendía aquello, solo que mientras el Zar estuviera a su alrededor nadie tenía permiso de verla con otros ojos. Al ver que estaba puesta, ordeno, sí, ordeno que ella se pusiera ahí.

Mientras ella se acomodaba en donde le indico, Baltazar se colocó de rodillas nuevamente, dejando sus manos en sus propios muslos, porque quería tomar su miembro que gritaba que lo regresaran al interior de Aina, porque seguía sintiéndolo tan duro como cuando entro, también, tenía que tener cuidado, su fuerza era mucho más que a de un humano normal, no quería hacerle daño, era lo que menos le apetecía, la verdad. Solo que ambos disfrutaran de esta pasión. Lamio sus labios porque los sintió tan resecos porque necesitaba probar nuevamente los ajenos, era como una droga para él. Era una adicción, no sabía cómo toleraría después de que ambos tomaran rumbos diferentes. Porque no podría llevarse una porción, evidentemente.

-Ábrete para mí. Solamente para mí, Aina. –Hablo, su voz, tan ronca, tan excitada, tan necesitado de esa mujer.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 SdFOaGU
Baltazar Z. Morózov
Baltazar Z. Morózov
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 145
Puntos : 202
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 24/03/2020
Localización : En Rusia

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Aina Cross el Lun Jul 13, 2020 4:18 am

Se sentía volar una vez más, ahí entre sus brazos, rogando internamente tener mil momentos así, a solas. Solo con tocarla aquel hombre la volvía rematadamente loca y ella solo podía permanecer allí, sintiendo el calor que su piel desprendía, acariciándola. Desde luego entre ellos no hacían falta promesas sino aquellos instantes compartidos y robados, furtivos, con el mar como testigo y el sol naciente que les iluminaba y comenzaba a ayudar a que sus pieles se secaran.

Aina deseó que nadie fuera aquella mañana a pasear a la orilla del mar, sabía que era un lugar prácticamente desierto, motivo por el cual cuando ansiaba estar sola, como aquella noche ya pasada se animaba a acercarse allí, además de que la luz tenue del faro y el olor del mar la tranquilizaban y la ayudaban a relajarse. Claro que en aquella ocasión ocurrieron muchas más cosas pues precisamente no encontró el silencio que ansiaba para pensar y olvidar sino más bien a un hombre que la instó a callar para luego hacerlo definitivamente pero colmándola de besos. Ella, definitivamente no se había resistido ante el descontrol que él mostraba, en apareciencia, fruto de la desesperación que sentía por tenerla entre sus brazos y, no lo hizo, porque no practicaba la hipocresía sino que ella misma necesitaba el contacto de él y había decidido no negárselo sino disfrutar del azar del destino que había sido tan caprichosos como para unir a dos desconocidos en aquel páramo que ambos imaginaban desierto.

Los minutos pasaban y entre gemidos se encontraban. Ahora ya no podía oler el mar porque el aroma de él era más fuerte que todo lo demás. La embriagaba por completo, era como un hechizo o, peor, como una droga a la que claramente mostraba su adicción. Pero no se avergonzaría sino que disfrutaría de aquel momento porque Aina se lo debía a sí misma. Por un día, por una vez había priorizado en ella misma ¿y es que acaso no debería ser así siempre? Pues en su caso siempre había otros que estaban por delante. Pero no en aquella ocasión en la que se había encontrado con tal hombre que no podía separar sus manos. Anhelaba sentirle cerca, escuchar su respiración agitada y aquellos gruñidos a sabiendas de que era ella la que los provocaba, lo cual la animaba a seguir su camino hacia el clímax.

Con lo que no contaba Aina era con la interrupción de él justo en el momento en el que notaba que su calor los iba a envolver por completo, en el preciso instante en el que se iba a dejar ir en sus brazos. Lo hizo porque seguramente buscaba llevar el control, lo veía en su rostro y en sus formas. Y ella no opuso resistencia aunque claramente en un principio pensó que iba a parar, no se fiaba de él, no después de haber intentado alejarse de ella en varias ocasiones. Pero cuando creyó que iba a irse en aquel preciso momento, la sorprendió cuando delicadamente colocó su camisa sobre la arena queriendo que ella se apoyara allí ante lo que sonrió y obedeció y la sorpresa se la llevó cuando con aquella voz que le quitaba el sentido le pidió que se abriera para él, ante lo cual solo pudo hacer aquello que le pedía, lentamente, dejando a la vista para él el centro de su deseo -Por un momento creía que os iríais, que os habíais arrepentido -confesó en un suspiro.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 ByyYKIx

Cross Family:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 JLWgpd7

Retrato Aina|Gracias Kei, artista:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Y9ScO4G
Aina Cross
Aina Cross
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 181
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 18/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Baltazar Z. Morózov el Lun Jul 13, 2020 5:05 am

Aprieta sus muslos porque tenía tantas ganas de tocarse pero no lo haría, la única manera de apaciguar su deseo es volver a entrar en ella, aguantaría hasta que se acomodara en el lugar que Baltazar índico. Sonríe ante sus palabras, porque son absurdas, no podría dejarla, ya no. En estos momentos el gira a su alrededor, es como un hilo invisible que es atraído hacía ella. Sencillamente, sin explicación alguna. Lo hace, las piernas de la mujer se abren ante él, viendo toda su zona intima, brillosa, y caliente, claro que sí, y toda de él. Fue llamado en silencio, que se acercó más y más, volviendo a colocar sus manos en las rodillas de Aina, apretándola. –Si quisiera irme, le aseguro que en un parpadeo ya no estuviera aquí. Pero no, no puedo irme. –Confesó, era una verdad, su cuerpo era una evidencia ante el acto.

No sabía por dónde empezar, de verdad, quería todo, completamente todo. Termino de quitarse su pantalón ahora que recordaba, molesto porque no quería salir, si, por supuesto, tenía sus botines puestos. Como pudo se los quito, para después deshacerse de su vestimenta restante, finalmente, desnudo ante ella. La arena le calaba sus rodillas pero no importaba, tomo una de las piernas de ella y alzo para apoyarla en su hombro, y beso la pantorrilla, abriendo su boca, para tomar una porción de piel, y succionarla con fuerte, para después morderla por ultimo su lengua apareció para lamer la marca que dejo, sigo su recorrido hasta su tobillo y por ultimo su pie, donde le dio otra leve mordida, bajando, e igual manera la pierna, y haciendo lo mismo con la otra, quería dejar marca en todo su cuerpo, de eso estaba seguro.

Al probar las piernas de Aina, se colocó a un lado, no importaba si la arena se adhiriera a su cuerpo, la mujer que estaba a su lado era lo más importante en este momento. –No vaya a cerrar sus piernas, Aina. –Aviso, porque su mano se coló entre sus piernas para llegar al sexo, donde con un dedo tanto el terreno, por supuesto, estaba húmedo, que no pudo evitar llegar a su clítoris donde lo encontró hinchado y duro, lo acaricio en círculos, bajando por sus pliegues hasta la entrada, no hizo otra cosa que detener el invasor que deseaba entrar y profanarla. Simplemente presiono el dedo. Su rostro se acercó al vientre de ella, donde repartió pequeños besos, y claro, mordidas, pero pequeñas, sin hacer daño pero sin evitar dejar unas cuantas marcas. Llevo sus labias hasta uno de los pechos de Aina. Sus labios atraparon el pezón tan duro, tan erecto que lo pudo evitar chuparlo, no evito lamerlo con la punta, juguetear, hacerlo suyo, e hizo lo mismo con el otro quería dejarlo así.

Nuevamente se deslizo hacia arriba pasando por la garganta, por su mentón y finalmente a sus labios, donde los rozo, sus miradas chocaron. –Mía. –Justo en ese momento la beso, fue cuando la penetro con su dedo, entrando tan profundo, y moviéndose como lo hacía su lengua que atrevo los labios, en busca de la ajena.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 SdFOaGU
Baltazar Z. Morózov
Baltazar Z. Morózov
Licántropo/Realeza
Licántropo/Realeza

Mensajes : 145
Puntos : 202
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 24/03/2020
Localización : En Rusia

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Aina Cross el Vie Oct 02, 2020 4:34 pm

Baltazar terminaría por volverla loca aquella noche que pronto terminaría dejando paso al amanecer. Pronto el faro se apagaría y dejaría de iluminarlos de soslayo, dando paso al sol que les colmaría de calor y con sus rayos aunque ella ya se sentía como en casa al estar entre sus brazos. Cierto era que parecía haberse topado con el hombre más irreverente y tozudo del planeta pero finalmente y después de las horas anteriores por algún motivo se encontraban unidos en medio de la arena. Él parecía no querer dejarla ir en esos momentos y eso que previamente la había apartado en diversas ocasiones y ella ahora parecía presa de sus encantos pero sobretodo de sus brazos que la aprisionaban sin dejarla ir. ¿Acaso quería hacerlo? En aquellos momentos no hacía más que sentirse como una dama que debía volver a su casa pues ya era demasiado tarde ¿quizás se les había ido la situación a ambos de las manos?

Probablemente pero no lo suficiente y por ese motivo ella permanecería allí pues necesitaba recobrar el control de su cuerpo y demostrarle que era fuerte y podía controlar los instintos e impulsos más profundos que había despertado en ella.

La apretó con fuerza y ella gimió levemente pues sentía sus manos como una cerilla ardiendo sobre su piel y ya nada podría parar aquel fuego, pese a que la inmensidad del mar estaba tras de sí -¿No podéis iros? –Alzó una ceja ante su confesión y se juntó un poco más a él pues necesitaba que sintiera en su propia piel lo que provocaba sobre ella. La sorprendió de nuevo cuando recorrió sus piernas y entonces no pudo más que cerrar los ojos y dejarse llevar por aquellos besos que erizaron su piel debido a la sutileza con la que Baltazar los depositaba en esa zona tan sensible a su tacto. Como si la conociera desde siempre se deslizó y ella se dejaba hacer, obedeciendo ciertamente su petición pues no cerró sus piernas en ningún momento. Jadeó cuando él tocó su intimidad con tal intensidad que casi la hizo dejarse llevar por completo, más aun teniendo en cuenta que minutos antes estuvo a punto de llegar al clímax.

Jugaba con ella a su antojo, recorriendo su cuerpo pero ella necesitaba mucho más; Aina era una mujer acostumbrada a llevar el control así que se movió para que sacara su dedo de ella y recorrió su cuello con sus brazos alzándose sobre él mientras le miraba a los ojos y se introducía su miembro dentro de ella –Ahora os haré mío Baltazar –le avisó y cerró los ojos a medida que sentía como el miembro erecto de él entraba dentro de ella y se deslizaba con tal facilidad mientras los primeros rayos de sol chocaban de lleno contra la espalda desnuda de ella.


Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 ByyYKIx

Cross Family:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 JLWgpd7

Retrato Aina|Gracias Kei, artista:
Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Y9ScO4G
Aina Cross
Aina Cross
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 181
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 18/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18} - Página 2 Empty Re: Amanecer en el faro... {Baltazar Z.Morózov} Flashback {+18}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.