Victorian Vampires
Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre ZZaNqS8
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 00/40
Afiliaciones élite: CERRADAS
Última limpieza: 11/08


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org




Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Ir abajo

Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre Empty Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Mensaje por István Herczog el Sáb Ago 01, 2020 11:25 pm

El grito ahogado en silencio es la melodía perfecta


Encuentro con la muerte



La condena, el infierno y la vida que cruza por los ojos que pierden su último aliento de esencia y mortalidad. El peso del cuerpo que cae con un rostro marcado con la desesperación, la carne apenas sostenida en los huesos, una presencia tan delgada como débil.

El pie de István tritura la mano cadavérica de la víctima, con un grito ahogado.

— Grita, grita más para mi —

La sangre fluye con la música de los gritos de aquel cuerpo que ahora yace como mierda en la tierra.

Una noche tranquila en la ciudad Francesa, entre las callejas y callejones de la ciudad, el nauseabundo aroma de la perdición humana lleva a István a recorrer esas calles, apenas y son las ocho de la noche, las campanas de los campanarios suenan al unisonó e István sonríe al oir la melodía de esas campanas sacras.

La noche es joven y para él recién comienza, está de paso por Francia, negocios y asuntos personales lo llevaron allí. Camina por la ciudad en busca de alimento, pero aun no encuentra la perfecta alma inocente que debe yacer con el demonio en las llamas del infierno para una muerte dolorosa y melodiosa entre gritos y sangre.

Recorre más la ciudad, ingresa a restaurantes, bares y tabernas, prostíbulos, pero no hay ni un alma decente que pueda atraer su mirada, su palada se siente ansioso, su garganta se seca, pero solo ve la misma porquería humana de siempre. Pierde el apetito, pero sigue en la caza de algún espécimen interesante para su deleite personal.

Los pasos se alejan del concurrido centro, hasta que llega al ruidoso lugar de los espectáculos. El circo, no es de su agrado, y nunca lo ha sido, el sinsentido del humor, pero tiene especial apego al adiestramiento de las bestias, sonríe incluso al ver al león enjaulado.

Toca el férreo metal de los barrotes, su sonrisa se agranda y muestra esos colmillos letales, su mente llega a lugar inimaginables…

El grito de la audiencia es aún mas grande. El león ha escapado, todos corren entre gritos que son una melodía para István, que solo observa en la oscuridad.

@STAN

István Herczog
István Herczog
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 4
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre Empty Re: Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Mensaje por Katharina Von Steiger el Dom Ago 02, 2020 3:27 pm

La ansiedad la estaba carcomiendo por dentro, sentía las manos temblar y se obligaba a guardarlas en el abrigo para disimularlo. Katharina Von Steiger era básicamente una adicta, una completa dependiente a la sangre de un vampiro particular al que detestaba, pero al que se aferraba por una necesidad absurda que no podía controlar. Desde luego había intentado superarlo, buscar algún remedio casero, un opiáceo cualquiera, una actividad que le ocupara la mente y las ganas e incluso, otro vampiro menos enfermizo que le proporcionara su sangre. Pero nada parecía funcionar, era una maldita abominación en la que estaba sumida y de la que no podía desligarse. Sólo había intentado alimentarse de un vampiro más, pero había sido tan insuficiente la sensación, que se alejó prontamente de aquel; sin mencionar que tampoco era tarea sencilla, porque no era como ir al mercado central y comprar un par de manzanas. Luego de ese evento viajó a Francia, obligada, sin conocer a nadie distinto al infeliz de su esposo, el vampiro que no sólo no la dejaba en paz, sino que había sido capaz de matar a sus dos hijos mayores una vez se convirtió en inmortal. Lo había hecho por venganza hacia Katharina, pero eso lo hacía un bastardo más despreciable de lo que de por sí ya era.

A pesar de haberse establecido en París hace un par de meses, Jakob había desaparecido desde hace un par de noches atrás. La austriaca, por su parte, esperaba con todo su ser que estuviese muerto, que alguien, cualquiera, le hubiese clavado una estaca en ese corazón ponzoñoso y controlador y que, de paso, lo sacara para siempre de la vida de ella y de la única hija de ambos que continuaba viva. Estaría bien, la niña era muy pequeña y no recordaría al malnacido que la había engendrado y que mató hace no mucho tiempo a sus hermanos. Pero a pesar de la paz que daba su ausencia, no podía negar que algo muy similar al síndrome de abstinencia le estaba pasando factura. Había empezando a temblar veinticuatro horas después de no alimentarse de él, sentía escalofríos recorriéndole todo el cuerpo, le dolía la cabeza y sentía escozor en la garganta. Necesitaba encontrar un vampiro, un remedio, un licor, lo que fuese. Por lo mismo, dejó a la pequeña con su nana y salió al caer la tarde, justo cuando los vampiros empezaban a salir de sus sótanos y tumbas en busca de sangre.

Sus pasos fueron desde lo central de París, y se apresuraron hacia calles más estrechas, tratando de observarlo todo con el mayor detalle que le fuese posible. Era una suerte que ahora que dependía de la linfa vampírica, tuviese unos sentidos más desarrollados que le permitían estar más atenta a cualquier posible peligro. No obstante, la necesidad de la sangre la convertía en un adicto cualquiera que se mueve a toda prisa buscando el objeto de su deseo. Fue así que pronto escuchó los gritos hacia la zona del circo, algo así podía ser sin duda un foco de atención de cualquier ser sobrenatural. Era un riesgo, pero lo necesitaba, su cuerpo se lo pedía con incesante anhelo y, en ese punto, su voluntad se rendía completamente a esa extraña sed que ahora la conducía. Pero pese a todo caminaba con la elegancia de siempre, con una sonrisa socarrona en los labios como si invitara a ser abordada. La gente gritaba, ella avanzaba sin conocer el maldito motivo, finalmente los parisinos parecían amar el drama, creía.

Una vez llegó al circo quedaban pocas personas, pero se agazapaban con cuidado en lugares estratégicos, buscando observar con cuidado lo que se pudiera acercar a ellos, pero siendo incapaces de llamar la atención a causa de su carrera.
—Señorita, señorita, no vaya por ahí. Una bestia está al acecho, no vaya — le susurró un hombre en cuanto la vio avanzar. Pero su sentido del oído no sentía nada extraño, allí adentro, ya no existía ninguna bestia, creyó erróneamente.


Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre CIMT2ro
Katharina Von Steiger
Katharina Von Steiger
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 26
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 26/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre Empty Re: Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Mensaje por István Herczog el Miér Sep 02, 2020 12:56 pm

Los gritos son el vals más melódico y armonioso, las gargantas y los diafragmas que susurran al viento esos sonidos desgarradores de terror y horror. Cierra los ojos, István, escucha esa melodía infinita que lo obliga a sonreír más y más. Una carcajada se convierte que rompe al unísono. Es la mejor melodía de su aburrida eternidad.

El felino divisa a István entre la oscuridad, pero sabe que entre las bestias el poder más grande es de aquellos que habitan en la oscuridad y bajo la luna. Se retira la bestia, pero István lo invita a acercarse con la promesa no herir a un tierno cachorro. Más es una mentira.

No es de su agrado que los gritos hayan cesado, quiere más horror, más gritos quiere ver la desesperanza en los ojos de los infieles humanos.

Contempla al felino que duda en acercarse, se aleja completamente, como si pudiera leer esos ojos filosos y hambrientos de ver arder el mundo. El animal atrapa en sus garras y fauces a una mujer, la destroza con sus colmillos y los gritos, esos gritos son más fuertes. Las personas gritan, huyen, buscan a alguien que sea su salvador. Hombres armados llegan, pero son asesinados “misteriosamente”, al parecer han cometido “suicidio”, la sangre de ellos corre por los pies de aquel que ha ocasionado siete muertes a la vez.

Los cráneos que pisa István al pasar sobre ellos, el fuego que arroja a la tierra y a las telas de las tiendas del circo. Arde, el infierno estalla y los gritos aumentan, todos claman por un héroe. Pero no existe.

Mira a su alrededor, hay pocos gritos, van cesando. El fuego se alza y el animal desaparece en la noche.

— Que aburridos, no soportan mucho, debería esta pobre infeliz haber aguantado más pero ahora lo arruinado—

Pisa el cadáver y las entrañas de otra de las victimas del animal, que fue arrojada a las fauces por el artífice de aquel horror. Avanza, camina entre los restos de su obra, pero siente una presencia extraña a la de un humano normal.

— Vaya, no esperaba tener un espectador curioso, acaso ¿quieres jugar al ratón conmigo?—

Susurra sobre la mirada por su hombro.

István Herczog
István Herczog
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 4
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 16/04/2020

Volver arriba Ir abajo

Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre Empty Re: Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Mensaje por Katharina Von Steiger el Miér Sep 30, 2020 6:25 pm

¿Qué demonios se suponía que estaba haciendo? Nadie en su sano juicio caminaría hacia un lugar en llamas, uno enorme que, aparte de todo, había albergado minutos antes a enormes felinos que pretendían adiestrar para entretener a las estúpidas masas parisinas. Si algo detestaba Katharina aparte del maldito de su esposo, era a los franceses. En su opinión, se creían los reyes del continente entero y caminaban fingiendo una clase que no todos poseían. La ciudad era nauseabunda e insana, pero al mismo tiempo tan soberbia que, quizás, esa última característica resonaba con ella misma. Era probable que esa altivez que comparaba, fuera la que la que dirigiera sus pasos hacia lo que podía ser la muerte, pero la verdad es que, cuando al adicto le falta su droga, pierde el sentido común a niveles insospechados.

A medida que se acercaba y los gritos iban siendo menos, sentía el aroma ferroso de la sangre llegar hasta ella. Katharina no era un ser sobrenatural y, aunque la sangre de vampiro potenciaba un poco sus sentidos, sabía que no era necesario tal don para saber que adentro se había perdido mucha sangre. Ese aroma no lo provocaba un incendio, desde luego; adentro, había una bestia, o quizás dos. Con cautela, se movió por los lugares que aún no lamía el fuego, tentando a su maldita suerte mientras perdía la cabeza con tal de obtener un poco del sobrenatural elixir de un vampiro para saciar su deseo incoherente. Pronto, la escena de un hombre de elevada estatura y elegante porte, apareció frente a sus ojos, esbozando una frialdad enorme en cada palabra que emitía y en los gestos que se dibujaban en su rostro. Parecía inmune al horror y, aunque el fuego representara para él peligro, se movía por la escena como si todo lo sucedido fuera obra suya.

—Eso depende de lo que ofrezca el gato — respondió justo cuando él manifestó haber notado su presencia. Sin temor, avanzó hacia él, como si los cadáveres en el suelo no le generaran el más mínimo atisbo de desagrado. Katharina no era un ser empático precisamente, estaba casada con un demente, ya nada podía ser peor que haber visto a sus hijos muertos y disecados a manos de su propio padre. Ahora, lo que quedaba de ella era frivolidad y desfachatez, mismas que parecía rezumar en cada soberbio paso que daba. —¿Qué eres? Sólo me interesa el gato si este realmente posee incontables vidas — agregó, dándole a entender que sabía sobre los vampiros, aunque sin mencionar específicamente la especie. Allí, frente a un inmortal, estaba una completa descarada que haría lo que fuera por unas gotas de su preciada sangre.


Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre CIMT2ro
Katharina Von Steiger
Katharina Von Steiger
Esclavo de Sangre/Clase Alta
Esclavo de Sangre/Clase Alta

Mensajes : 51
Puntos : 26
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 26/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre Empty Re: Az öröm sikolyai az ajkak édes, véres dallamában - Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.