Victorian Vampires
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] ZZaNqS8
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?




NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
GHENADIE MONETTE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
DOREEN JUSSSIEU

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
RYLEY LEZARC

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


ESTACIÓN


Espacios libres: 00/40
Afiliaciones élite: CERRADAS
Última limpieza: 11/08


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Sáb Nov 14, 2020 12:22 pm


El día había sido terrible para Ivette: los alumnos estaban demasiado absortos y no había logrado que prestaran casi atención porque esa misma mañana hubo altercados en el centro de París por algo relacionado con un chico de clase baja que había decidido plantarle cara a uno de clase alta, los profesores no habían parado de ir hacia la verja principal para separar a los muchachos que querían entrar para provocar y, para colmo, intentando separar a algunos ella misma sufrió las consecuencias ganándose un par de golpes. La única forma en que consiguió calmarlos fue sacando el bastón y amenazando con echarles de la Acedémie durante una temporada. Obviamente, ella no tenía esa potestad, pero parecía haber funcionado.

La situación era cada vez más insostenible, todo el personal lo sabía, pero poco podían hacer al respecto más que esperar y ver en qué se desarrollaba todo. Por eso ella había aceptado la invitación del doctor Aliranta, necesitaba sentir que era útil y que, de alguna forma, ayudaba de alguna forma en algo. Había estado conversando con varios alumnos después de las clases, intentando hacerles entrar en razón y ellos exponiendo todos sus miedos y le partía el alma verles así. Al final, todo se resolvería, no sabía cómo, pero lo haría. Respiró hondo al recordar que igual podría hablar con aquel tipo que tanto la sacaba de sus casillas, pero pronto desechó la idea. Por ahora era mejor no meterse en esos berenjenales.

Mientras pensaba en todo ello llegó a su residencia, donde la casera la esperaba para contarle los últimos cotilleos. Ella la escuchó, como siempre, con una sonrisa y pareciendo interesada mientras iba a cambiarse. No le importaba que la señora estuviera por allí mientras lo hacía ya que la solía ayudar, aunque aquella vez no necesitaría de la misma. Iba al orfanato, así que lo que menos necesitaba era llevar un vestido caro, razón por la que esta vez se puso algo mucho más sencillo, de color oscuro, pero alegre al llevar un pequeño encaje al final de las mangas. Al abrocharse el corpiño por la parte delantera le resultaba mucho más fácil acomodarlo ella sola.

Le explicó a la mujer a dónde iba ya que volvería tarde, pero sería acompañada y no tenía que preocuparse. Lógicamente, le hizo muchas preguntas sobre aquel doctor e Ivette las ignoró. No necesitaba en esos momentos pensar en si el doctor era una opción de casamiento o no, lo que le interesaba no era eso, lo que quería era poder ayudar y Erkki había sido muy amable al brindarle esta oportunidad. Con las mismas, salió de casa y se puso en camino.

La noche era evidente, a pesar de que hasta hacía apenas unos meses a esa misma hora podía pasear con el sol pegando directamente en su cabeza. A pesar de todo, la brisa era agradable y aún había bastante gente por la calle y no le costó demasiado llegar al lugar, incluso se vio a ella misma no teniendo prisa, disfrutando del paseo. Para cuando llegó al lugar, poco a poco la gente se había más o menos disipado. Observó el complejo desde fuera: lo cierto es que, como casi todos los lugares dedicados al hospicio, tenía bastante mala pinta. Frunció el ceño ante aquello ya que no comprendía por qué no se usaba más dinero público para reformar ese tipo de cosas. ¿Para qué tanto impuesto si luego ese tipo de cosas no eran restauradas?

Respiró hondo y evitó pensar demasiado en el tema. Simplemente se quedó en la puerta, ya que no estaba segura de si debía pasar o no. Se planteó el entrar y preguntar si podía comenzar a hacer algo, pero dado que la invitación había venido del médico y él aún no estaba allí, era mejor ser respetuosa y quedarse quieta. Eso fue justamente lo que hizo.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Dom Nov 15, 2020 12:39 am

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] B37157f7a01bc967bd852409bce4b228
✦*✦*✦*✦*✦*✦*✦*✦*✦

El sábado era su día libre de esa semana en particular, los días libres nunca caían el mismo día porque el director del hospital se encargaba de organizar los horarios de tal forma que siempre hubiera doctores en cada turno sin excepción. La noche apenas comenzaba y Erkki se había levantado más animado de lo usual, había tomado el abrigo negro y se había ajustado bien el sombrero de copa. Sus ropas no eran muy ostentosas, al vampiro no le gustaban los lujos, siempre creyó que las joyas o las telas caras eran innecesarias, especialmente cuando se trataba de un sanador ¿Qué importaba lo que llevaba puesto? Su obra era por supuesto más importante. Eso si, siempre se preocupaba por lucir pulcro y limpio, tanto trabajar con enfermos le habían convertido en una persona obsesionada con la limpieza.

Otra de sus características, era la puntualidad. Odiaba llegar tarde y siempre procuraba estar en el sitio acordado por lo menos 10 minutos antes. En esta ocasión había llegado al orfanato casi con 20 minutos de antelación, las monjas que trabajaban en el orfanato sabían de su visita, él siempre les enviaba una carta con antelación para que prepararan todo, teniendo en cuenta que su tiempo era limitado, debía ser eficaz y tratar en lo posible de atender la mayor cantidad de casos posible.

A la hora acordada, vio llegar a la mujer que había conocido en el hospital semanas atrás, caminó rápidamente el antejardín del orfanato y abrió la reja principal para dejar entrar a Ivette.

- Bienvenida – Exclamó haciendo una venia educada como se acostumbraba, el orfanato era un edificio de 3 pisos con un pequeño jardín y una reja de metal de unos 2 metros de alto para evitar que los niños pudiesen escapar a la calle. Durante el día dejaban que los niños jugaran en el antejardín, que aunque no era muy espacioso, era mucho mejor que quedarse encerrados todo el tiempo.

- Me alegra que haya venido a nuestra cita – Comentó visiblemente agradado con la presencia de la mujer – Hace mucho tiempo que no tengo compañía y créame que es agradable tener alguien con quien compartir este tipo de actividades – Le dejó pasar mientras la guiaba hacía la puerta de madera – Espero no haya tenido ningún inconveniente en el viaje – Finalizó.

Una monja salió por la puerta y les saludó con otra venia, la pobre mujer se veía agotada, llevaba unas ojeras enormes bajo sus ojos verdes y sendas arrugas se habían posado sobre su ceño. Sin perder mucho tiempo, la mujer les hizo entrar y cerró la puerta tras de ellos. Adentro en el vestíbulo la monja le ofreció a Erkki tomar el abrigo.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Dom Nov 15, 2020 1:42 pm


Estaba distraída, pensando en varias cosas, cuando el chirrido de la puerta la trajo de nuevo al mundo real. No se sobresaltó, pero sí que giró la cabeza de golpe. Al ver que se trataba del doctor Aliranta sonrió. Ella pensaba que igual llegaba demasiado pronto, pero parecía que el médico había sido incluso más madrugador. Por un momento, se sintió algo decepcionada consigo misma, igual debía haber llegado antes.

-Gracias -respondió a la vez que correspondía el saludo del hombro y retomaba la marcha-. El placer es enteramente mío, monsieur. Como ya le comenté, creo que este tipo de actividades deberían hacerlas muchas más personas de las que lo hacen actualmente. Y gracias, también, por interesarse en mi viaje. Lo cierto es que ha sido muy tranquilo, hoy París parece respirar paz. Poco habitual, debo decir.

Aprovechó que pasaban por el jardín para echar un vistazo. Había varios juguetes ajados desperdigados por allí, incluso un balón hecho con diferentes materiales que no logró identificar. No es que estuviera excesivamente cuidado, pero sí que se notaba que allí había vida. Ese dato alegró el corazón de Ivette: al menos los pequeños podían hacer algo más que estar encerrados todo el día. Aunque aquellos muros tan altos la atosigaban un poco. Si ella se sentía encerrada y vigilada, que acababa de traspasar la verja por primera vez en su vida, no imaginaba siquiera cómo debían sentirse los niños que allí se hospedaban.

-¿Por qué no hay más decoración aquí fuera? Creo que es un ambiente demasiado deprimente para que haya niños jugando, ¿no cree? -. «O puede que me equivoque y haya una razón de peso» pensó cuando ya casi estaba en la puerta y frenó sus pasos, esperando al doctor-. ¿Cuál es el rango de edad de los niños que viven aquí?

A decir verdad, había aceptado la invitación gustosa, pero no tenía absolutamente ni una pizca de idea o información sobre aquel lugar. Era consciente de que a muchos niños no le gustaba el lugar, que habían logrado escapar y ahora malvivían por las calles de París, pero no podía imaginar por qué. Observó a la mujer que salía por la puerta y la saludó, igual que había hecho ella. Parecía triste. No le daba muy buena espina, pero era pronto para juzgar. Ivette se quitó el abrigo modesto que llevaba y lo colocó donde la monja había colocado el del doctor, para ahorrarle trabajo. No estaba segura de a dónde los guiaría ni qué les diría, pero mentiría si dijera que no le intrigaba sobremanera.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Dom Nov 15, 2020 9:37 pm

- Las monjas se encargan de todo aquí – Le explicó una vez dentro – Los niños pueden llegar inclusive siendo bebes recién nacidos – Meneó la cabeza – Realmente es una situación muy lamentable, cuando abandonan bebes tan pequeños, es muy difícil que sobrevivan, como podrá imaginar, no hay un doctor o una enfermera que se quede aquí con los niños todo el tiempo, por lo que es muy complicado para las monjas – La guio por el pasillo que se sentía frío, pues no había ninguna fuente de calor al rededor. La chimenea calentaba la sala de estar y las habitaciones tenían un sistema de calderas y vapor para que los niños pudiesen dormir tranquilamente en invierno.

- El orfanato se mantiene con donaciones a través de la iglesia – Le explicó deteniéndose frente a una puerta antes de entrar a la sala de estar, una monja apareció bajando por las escaleras que conducían al segundo piso, traía unas mantas en las manos.

- Doctor Aliranta, ¡Que alivio que y esté aquí! – Exclamó la monja que iba vestida con la sotana negra como era de costumbre, era una mujer madura, probablemente llegando a los 40 años – Paulline tiene fiebre otra vez, la hemos separado de los otros niños como usted indicó la otra vez, pero no se lo ha tomado muy bien - Agregó con expresión triste – Está en la habitación del fondo, ¿Quiere verla primero? –

- Me temo que debemos atender a Paulline primero – Exclamó el vampiro, esta vez dirigiéndose a Ivette – Pauline tiene 8 años, lleva viviendo en el orfanato desde que la encontraron caminando sola por la calle de los milagros cuando tenía 4 – Le explicó a Ivette mientras seguían a la monja por las escaleras hasta el segundo piso – La semana pasada que vine, la niña estaba mostrando signos de estar enferma, pero al parecer ha recaído -


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Jue Nov 19, 2020 5:39 am


Ivette le seguía de cerca, escuchando con atención lo que le estaba contando. ¿Cómo era posible que estuvieran en esas condiciones? Solo eran niños. Después de vivir tantos años en París de forma tan acomodada en comparación con su vida de niña, casi había olvidado cómo era estar rodeada de un ambiente tan lúgubre, tan oscuro. En ese momento recordó el olor del pescado en casa de sus padres, que nada tenía que ver con el que había en el mercado de París. Aquel ambiente estaba a caballo entre ambos, algo que desanimó a la mujer. Respiró hondo mientras observaba lo que iba a pareciendo a su alrededor.

-Me parece horrible que no se utilice dinero público para ayudarles. Después de todo, la iglesia y los reyes están muy unidos. ¿Por qué no destinar algunos fondos para los orfanatos? Es algo que no voy a lograr comprender nunca, creo...

Lachenal era demasiado idealista, eso saltaba a la vista. Quería que la gente tuviera las mismas oportunidades, que no se descriminara tanto, pero su utopía difícilmente se haría realidad. Solo le quedaba resignarse y apoyar a los demás como pudiera. Razón por la que se encontraba allí en ese momento.

Pasó junto al doctor a aquella sala, donde la monja le explicó los pormenores de lo que debían hacer. Algo se encogió dentro de la muchacha cuando escuchó lo que le había pasado a esa niña. Era tan pequeña… Negó con la cabeza, levemente, como para sí misma, negando la evidencia de que las cosas no estaban bien. Siguió de nuevo al doctor y observó la puerta de la habitación que le habían indicado.

-Por supuesto, yo le sigo. Hoy seré su enfermera, doctor. Aunque igual soy más molestia que otra cosa: apenas entiendo nada de medicina. Lo justo para cosas básicas, puede que coser alguna herida reciente de forma un poco burda, pero en cuanto a enfermedades...

Cuando lo dijo sonrió un poco, intentando infundir algo de luz en la situación. Puede que después de todo resultara más un estorbo que una ayuda, pero le valdría incluso con irse a jugar un rato con los demás niños. Darles algo por lo que sonreír ese día. Cualquier cosa sería bien recibida.

En el momento en que abrieron la puerta no pudo ver nada, ya que el doctor le tapaba la vista. De todas formas, cuando entraron, mantuvo unos segundos la cabeza baja, sin mirar a la niña. Por unos instantes pensó que igual no era capaz de ver a niños tan enfermos, pero se armó de valor: tenía que hacerlo, no por ella, por los críos. Respiró hondo y sonrió ampliamente para que la niña no se percatara de su inquietud y esperó órdenes de Aliranta.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Vie Nov 20, 2020 9:49 pm

El entendimiento de como funcionaban las bacterias y los virus era bastante precario en la época, el mismo Erkki ni comprendía como funcionaban, pues su labor era en el hospital directamente atendiendo pacientes y no en un laboratorio haciendo investigación y experimentos al respecto, aún así era consciente de que habían muchas incógnitas sobre como afectaban las enfermedades el cuerpo humano y aún más, sobre como prevenirlas.

Al abrir la puerta, la niña le reconoció de inmediato, pues Erkki había visitado el orfanato con frecuencia ese año, Paulline era una niña delgada, de cabellos castaños y ojos de igual color, traía sendas ojeras bajo los ojos, pero su sonrisa inocente iluminaba la habitación más que el candelabro en la pared. La niña corrió hacía Erkki y le abrazó las piernas con entusiasmo, apena si le llegaba por encima de la cintura.

- ¡Doctor Aliranta! – Exclamó la niña – ¡Ha vuelto como me prometió! –

Fue entonces cuando Erkki lo notó, había unas pústulas rojas en los brazos de la niña, Erkki abrió los ojos con sorpresa y de inmediato abrazó la niña cargándola de regreso a la cama.

- ¡Ivette! Espere en la puerta por favor – Exclamó, no había utilizado el honorífico de ‘mademoiselle o madame’ lo cual mostraba que era una orden urgente, la monja pareció más asustada de lo necesario y se echó hacía atrás como si hubiese visto el mismísimo diablo.

- ¿Va a quedarse a jugar? – Preguntó la niña, completamente ignorante de lo que sucedía.

- Si, claro, pero espera un momento que olvidé algo – Le indicó Erkki y se dirigió a la puerta dejando a la niña sola en la cama. Una vez afuera de la habitación Erkki le explicó la situación a Ivette y a la monja quien esperaba con expresión ansiosa.

- Es la varicela – Dijo al fin sin poder evitar una expresión triste, la monja dejó salir una exclamación ante la mención de la enfermedad – Las primeras pústulas han aparecido en sus brazos… me temo que Paulline es altamente contagiosa en estos momentos… Hermana Gabriela, ¿Podría traer agua caliente recién hervida?-  La monja asintió y se fue rápidamente para la cocina. El doctor volvió su mirada a Ivette – Lamento mucho esta situación Mademoiselle, se que usted quería ayudar a los niños, pero sería irresponsable de mi parte permitirle interactuar con la niña a riesgo de que usted se enferme – La varicela podía dar a cualquier edad, aunque era mucho más común en niños pequeños – La posibilidad de que Paulline contagie al resto de niños en el orfanato es muy alta, realmente no es una buena situación…- Meneó la cabeza con expresión triste - la pobre quiere jugar y estar encerrada sola en la habitación no es bueno tampoco -


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Vie Nov 27, 2020 11:16 am


Ver la escena hizo que Ivette sonriera. Desde luego se notaba que el doctor hacía un muy buen trabajo allí, parecía ser muy querido por todos. Eso la agradó. Había tenido sus dudas con el médico, pero ahora que recapacitaba le veía con otros ojos. Mentiría al decir que se fiaba del todo de él y no es que ahora lo haga, pero que haga todo eso suma puntos a su favor.

Mientras miraba cómo la niña se abalanzaba hacia él, notó cómo la monja que estaba tras ella apoyaba una mano sobre su antebrazo en el momento en que Ivette quiso avanzar. Frunció un poco el ceño y la miró, fue ese el momento en que Erkki le gritó que saliera. Sobresaltada ante el tono, miró a la pequeña intentando ver qué ocurría. La monja tiró de su brazo para sacarla de allí. Ella no protestó, si había reaccionado de aquella forma había sido por algo, debía ser grave.

Esperaron pacientemente a que el médico saliera y, cuando lo hizo, la muchacha dio un paso hacia él. No tuvo tiempo de preguntarle nada ya que no fue necesario. Varicela… Respiró hondo y observó la reacción de la monja. Era normal que se pusiera tan alerta, aquella enfermedad había resultado ser mortal en numerosos casos y se contagiaba de forma rápida en niños, como bien estaba aclarando el doctor. Era un orfanato. No hacía falta ser demasiado lista para darse cuenta de lo grave que era la situación.

-Por favor, no se disculpe, créame que no es necesario. Comprendo perfectamente su preocupación y le agradezco que intente mantenerme sana, a mí y al resto de las personas que habitan este lugar. Y en cuanto a la niña…

¿Qué podría hacer ella para aliviar la pena de la chiquilla? Era altamente contagiosa, no podía estar dentro y mucho menos llevar a los demas niños allí. Cuanto más alejados, mejor. Cuantas más barreras y muros de por medio, mejor aún.

-Muros… -murmuró para sí, observando la nada, pensando. Levantó la vista para observar a Aliranta y sus ojos se iluminaron-. Déjemelo a mí, doctor. La providencia me ha enviado aquí por algo y creo que ahora comprendo para qué. Usted cuide de la pequeña, yo me encargaré de lo demás.

Esperó pacientemente a que la monja volviera y le preguntó si podía acompañarla al lugar donde estaban los demás niños y si tenían utensilios para dibujar con ellos o jugar. La mujer le comentó que tenían varios juguetes rotos de madera y algunas pinturas, muchas estaban secas, pero hacía poco que había llegado una nueva donación, así que contaban con algo de papel y tinta. Ivette sonrió ante aquello y le pidió si podía usarlas para jugar con ellos.

Cuando llegaron al lugar donde se encontraban todos los niños, comenzaron a observarla con precaución. La monja les explicó quién era y ella les sonrió. Pidió que todos se pusieran en coro.

-Creo que todos sabéis de la situación de Pauline, una compañera vuestra. Está muy enferma y no podrá salir de la habitación, pero la pobre se aburre mucho. Se me ha ocurrido algo para animarla, ¿puedo pedir vuestra ayuda para poder llevarlo a cabo? Algunas monjas me dijeron que sois demasiado pequeños para esto, pero yo os veo bastante grandes. ¿Qué decís?

Hubo diversas reacciones: la gran mayoría estaba de acuerdo, pero un sector de la edad de Pauline parecía receloso. Por fin, uno se adelantó, un chico rubio y con las mejillas manchadas de ollín.

-Yo no quiero ayudar. Pauline no se portó bien conmigo y no voy ahora a ayudarla.

A juzgar por las reacciones de los que estaban a su alrededor bien podría tratarse del lider de la pequeña banda que apareció ante los ojos de la mujer. Ella les miró, intentando ser comprensiva y pensando la forma en que pudiera convencerles.

-Bueno, todos hemos hecho cosas malas alguna vez. Seguro que vosotros también, ¿no es cierto? -. Ante las miradas evasivas, Ivette sonrió de lado-. Ahora no están las monjas por aquí, así que podéis decirlo sin miedo -comentó para después agachar un poco la cabeza y bajar el tono de voz, como si estuviera contando un secreto-. Sin ir más lejos, yo el otro día le hablé muy mal a un señor y ni siquiera le traté de usted. Puede que lo veáis una cosa muy tonta, pero en el mundo de los lores eso es importante, más que cualquier otra cosa. Es casi como… robarles algo.

Los niños rieron ante la ocurrencia. Incluso los del grupito sonrieron un poco, pero esquivaron de nuevo su mirada.

-Chicos, yo no os voy a obligar a hacer nada que no queráis, pero tened en cuenta una cosa: cuando estáis enfermos, ¿os gusta que la gente a la que aprecias, que los que están a vuestro alrededor, os ignoren? ¿O preferís no estar solos en esos momentos? A Pauline la obligan a estar sola, no tiene a nadie, nadie puede entrar. Creo que nadie se merece algo así. Yo voy a estar por aquí, pintando y haciendo varias cosas. A quien le apetezca unirse, que lo haga.

Sin más, tanto ella como algunos más se pusieron manos a la obra. Esperaba que todo aquel esfuerzo al final sirviera de algo y pudieran animar un poco a Pauline. De todas formas, si no la animaban se reiría seguro, y eso ya era bastante para Ivette.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Dom Nov 29, 2020 12:16 am

La reacción de Ivette le sorprendió por completo, tenía la impresión de que se trataba de una mujer con un carácter fuerte, las pocas palabras que habían intercambiado en el hospital no eran suficiente como para juzgar toda su personalidad, pero definitivamente le había dado la impresión de que era una mujer fuerte, ahora con su reacción frente a la niña enferma, no solo confirmó eso sino que, también era una mujer con un corazón de oro. Había tomado la iniciativa de irse con la monja hacía el gran salón donde estaba el resto de los niños, Erkki las siguió por unos momentos con curiosidad y cuando se dio cuenta de las intenciones de Ivette, una sonrisa se dibujó en su rostro.

Regresó en el corredor hacía la habitación donde tenían a la niña aislada, aún con la sonrisa, se dispuso a checar a la pequeña y hacer todo lo que pudiese de momento. No había garantía de que la niña sobreviviera, Erkki había visto morir incontables infantes con la misma enfermedad, los tratamientos que existían realmente no mataban el virus como tal, sino que atacaban los síntomas, por lo que realmente, la posibilidad de sobrevivir, dependía de cada individuo y del estado de salud de su cuerpo.

Paulline era una niña con una personalidad alegre y extrovertida, pero su cuerpo era débil, debido a años de malnutrición y descuido, las posibilidades de sobrevivir dadas las condiciones no eran muy altas. Por supuesto, no podía decirle nada, ¿De que serviría angustiarle? Ella era demasiado pequeña para comprender el concepto de la muerte. Lo más importante por ahora era mantenerla separada del resto de niños, para que la varisela no se esparciera por todo el orfanato.

Cuando terminó de revisar a la niña y darle las medicinas, regresó al salón principal luego de una media hora y se encontró a los niños muy ocupados y entretenidos trabajando en una especie de poster, los niños se habían tirado al suelo y con sus manitas dibujaban diversas cosas con los dedos untados de pintura. Conversaban y discutían animadamente sobre que tipo de cosa dibujar o que color.

- ¡Valla! ¿Qué es todo esto? – Exclamó y muchos niños al verlo corrieron a saludarle, algunos alcanzaron a ensuciar su pantalón con las pinturas – Veo que la profesora Ivette les ha mantenido bien ocupados ¿Estáis felices? – Los niños gritaron a unísono en afirmación. No era como si recibieran visitas con frecuencia.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Sáb Dic 05, 2020 2:07 pm


Estuvo haciendo manualidades con los niños durante un rato bastante largo. Las monjas le habían provisto de diferentes materiales, algunos valían y otros no, pero se apañaban bien. Ivette iba de un lado a otro, observando el trabajo de todos y ayudando a los más pequeños. Precisamente por esto se había manchado tanto el vestido como las manos de tinta. No le importaba en absoluto, era más importante lo demás.

Los niños al final conversaron con ella de forma animada de varias cosas y se pudo enterar de que la vida allí era dura. Apenas tenían calefacción y los inviernos eran muy fríos, sin embargo, los veranos eran muy calurosos. No intentó consolarles porque sabía que no serviría de nada, mentirles no solucionaría sus problemas y no era partidaria de esto. Con los más grandes podía más o menos mantener una conversación decente. Con los pequeños, le contaba historias cortas para tenerlos entretenidos mientras acababan.

Unos se encargaron de pintar varias hojas como si fuese el mar, otros hicieron las piezas que formarían un barco, otros una sirena en una roca… Ivette recordaba una historia que le habían contado no hacía mucho. Un amigo danés de su tía estaba pensando en publicar un libro en su país y, en una de las tantas veladas en las que le acompañaron, les contó varios de ellos. Aquel fue uno de los que más llamó su atención y pensó que a los niños les gustaría.

Cuando el médico volvió, Ivette le miró con una sonrisa y esperó que terminara de hablar con los niños antes de disculparse con ellos. Se levantó, avanzó hasta él y le instó a apartarse, para poder conversar donde los niños no les escucharan.

-¿Y bien? ¿Cómo está ella? ¿Podrá lograrlo?

De verdad estaba preocupada por la pequeña. Que un alma tan pura a la que no habían dado tiempo de mancillar muriera así, sin más, por una enfermedad, le partía el alma. Escuchaba las risas y charlas de los otros niños y eso lo hacía aún peor. ¿Cómo podían aquellos chicos aguantar que cada dos por tres les comunicaran la muerte de un amigo? Claro que, ¿cómo habían soportado la idea de que sus padres los abandonaran a muchos de ellos? Era tan duro el mundo a su alrededor que Ivette sentía un nudo en la garganta con todo aquello.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Lun Dic 07, 2020 5:43 am

No quería hablar sobre la condición de Paulline delante los niños, porque sabía que crearía preguntas y miedo, por lo que le hizo un gesto a Ivette para que se acercara a él.

- Debo llevarme a la doctora un momento, pero no dejéis de pintar que está quedando todo muy bonito – Le indicó a los niños que intentaron protestar cuando vieron que intentaba llevarse a Ivette del salón. Cuando tuvieron un poco de privacidad en el corredor, Erkki decidió contarle la verdad sobre lo que pasaba.

- No estoy seguro de si sobrevivirá – Dijo al fin, no le gustaba ser el portador de ese ti de noticias – Nunca se sabe con este tipo de enfermedad, en el pasado he tratado muchos casos de varicela, algunos se curan, pero otros no tienen tanta suerte – Le explicó, su expresión lucía abatida – Creo que lo que será más difícil para ella es el aislamiento, esta muy pequeña y no comprende por qué la tienen encerrada, pero por muy cruel que parezca no podemos arriesgarnos a que el resto de niños se contagien –


Desvió la mirada hacía la puerta que acababa de cerrar, las conversaciones y risas de los niños se escuchaban a través de la puerta, completamente ignorantes de lo que realmente ocurría.

- Como puede ver, este lugar no cuenta con grandes privilegios, la comida apenas es justa y las medicinas escasean… Paulline es de por sí una niña muy delgada y necesitará mucha fuerza para poder combatir la enfermedad – Meneó la cabeza lentamente – Entiende lo que le digo ¿Verdad? Las posibilidades no están a su favor –


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Sáb Dic 12, 2020 3:59 pm


Ivette fue con el doctor y escuchó atentamente sus palabras. Poco a poco fue sintiendo cómo se le encogía el corazón ante todo aquello. ¿Cómo podía un ser tan pequeño y frágil estar sufriendo un mal tan grande? ¿Cómo podían estar todos en tan malas condiciones? No lograba entenderlo.

-Ojalá pudiera hacer algo… Odio estar tan atada. Con mi renta no puedo dar más que unos francos y dudo que llegase para cubrir apenas gastos. Aunque se me está ocurriendo una idea...

La mujer comenzó a andar hacia la ventana más cercana, desde la cual se podía ver la verja que daba a la calle y a la gente que pasaba por allí. A esas horas ya era más complicado ver la cantidad que se solía ver a la luz del día, pero seguía habiendo bastantes personas merodeando por los alrededores. Al principio solo eran vagabundos y gente con tan pocos recursos como esos niños, pero también pasaron parejas de aristócratas camino a la iglesia o vete a saber dónde. Sin apartar la vista de ellos, volvió a hablar.

-Hay mucha gente en París. Muchos tienen posibilidad de ayudar. Yo con un poco de dinero no puedo hacer nada, pero si todas las personas que tienen trabajos como el mío dan ese poco que pueden, al final se hará algo grande. Pero todos sabemos que el pedir sin dar nada a cambio no funciona, mucho menos en esta ciudad. Hay que pensar en algo, un evento o algún tipo de obra para poder recaudar fondos.

Estaba bastante convencida de que esa era una muy buena solución. Se giró y sonrió a Erkki antes de volver a acercarse. Miró a los niños mientras seguían en sus deberes y se cruzó de brazos.

-No sé si podré ayudar a tiempo a Pauline, pero le aseguro que no estará aburrida ni se sentirá sola si puedo evitarlo. Todo esto es para ella, pero necesitamos unas cuántas manos más. ¿Qué me dice, doctor? ¿Se atreve a ensuciarse las manos de tinta por una buena causa?


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Dom Dic 13, 2020 2:54 am

Le escuchó hablar sobre el evento y asintió con la cabeza, aquella era una excelente idea, las monjas por lo general se dedicaban a las tareas diarias del orfanato, como limpiar y hacer de comer, y en los ratos libres se la pasaban orando, realmente faltaba un líder con ideas que hiciera mover a las personas, ese líder era sin duda alguien como Ivette. El Vampiro se quedó mirándola por unos momentos más en silencio, admirando su determinación y seguridad.

- Tiene toda la razón, un evento podría dejar muchos fondos – Convino siguiéndola – Se que las monjas hacen lo que pueden con las tareas diarias, ya sabe, limpiar y cocinar quita muchísimo tiempo, este lugar tiene varios pisos y muchos niños por quienes velar, además ellas también tienen sus obligaciones con la iglesia… por eso se necesita de alguien con ideas que pueda colaborar de manera voluntaria – Le explicó, alguien como ella le vendría bien al orfanato.

- ¿P-pintar yo? – Exclamó con sorpresa – La verdad es que… nunca lo he intentado – Agregó con una media sonrisa – Me la paso en el hospital y no hago otra cosa que no sea… bueno, mi trabajo – Le confesó, solía salir del hospital directo para su casa (A no ser claro que necesitara cazar) y en sus días libres terminaba haciendo trabajo voluntario como ese que involucraba también ejercer su oficio como doctor – Debe pensar usted que soy un hombre muy aburrido – Agregó dejando escapar una risita avergonzada.

Se arremangó la camisa blanca hasta los codos para evitar que se le manchara, no había pensado que terminaría pintando esa noche, pero así eran las cosas, además Ivette era el tipo de mujer al que no se le podía dar un no como respuesta.

- Guíeme por favor, de lo contrario terminaré haciendo un desastre – Le pidió con las manos listas.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Dom Dic 13, 2020 12:30 pm


Ivette se sintió satisfecha al escuchar que su idea podría ser muy fructífera. Ahora solo tenía que pensar en qué tipo de evento, qué podría hacer a la gente de París dar dinero por esa causa. Se le pasó por la cabeza pedirle el favor a cierta persona, pero por el momento intentaría apañárselas sola; lo que menos necesitaba era deber nada a nadie, menos a él, que podría echárselo en cara más tarde. Puede que algún tipo de baile o una cena… Pero eran cosas demasiado caras como para poder pagarlas. Tendría que ingeniárselas. Ahora debía centrarse en ayudar a la niña antes de que fuese tarde.

No pudo evitar echarse a reír de forma sincera ante las palabras del médico. ¿Cómo era posible que nunca hubiera dibujado? Era bastante raro y la mujer no iba a quedarse con ello dentro.

-Vamos, es imposible que jamás en su vida haya cogido un poco de tinta y se haya puesto a dibujar aunque fuese un sol. ¿En serio nunca lo ha hecho?

Mientras decía esto, acompañaba al médico de vuelta a las mesas donde estaba con los niños. Señaló un asiento libre en la mesa de los mayores que, a pesar de la reticencia inicial, ahora parecían muy concentrados en la tarea de dibujar mucho mar e intentar que pareciese decente y que tuviera espuma. Ivette se sentó a su lado y le entregó una pluma.

-Señor Aliranta, creo que ellos serán mejores profesores que yo. ¿Ha visto qué maravilla de paisaje? Cualquiera diría que se trata de un trozo de papel -comentó a la vez que acercaba la cara hasta una de las pinturas, como si la oliera-. Increíble… si huele a mar...

En cuanto los niños vieron eso, varios se acercaron a oler y fruncieron la nariz por el olor de la tinta aún húmeda. Todos la llamaron mentirosa y ellos se hicieron los ofendidos. Ivette le encargó a uno de los más grandes que enseñase al doctor cómo debía delinear el barco que ya habían pintado con un par de botes de óleos que les habían dejado las monjas. Por su parte, fue hasta la zona de los más pequeños y se arrodilló en el suelo con ellos para continuar ayudándoles en su tarea. Debían terminar aquellas láminas cuanto antes para poder realizar la representación ante Pauline.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Jue Dic 17, 2020 3:59 am

- Honestamente sólo he cogido la tinta para escribir un par de cartas, pero nada más creativo – Respondió observando como atención usaba ella el pincel – Me temo que la creatividad y el arte no es lo mío, aunque por supuesto, admiro a los grandes maestros como Davinci o Donatello –

Dejó escapar una risa apagada cuando los niños le llamaron mentirosa cuando habían olido la tinta y no el mar. Ivette era sin duda una excelente profesora, lo que estaba evidenciando en el poco tiempo que llevaban en el orfanato era prueba de lo bien que debía ejercer su trabajo. Se dejo guiar por el chico más grande y comenzó a delinear el barco con una mano más temblorosa de lo que hubiese deseado. ¡Qué ironía poder sostener un escarpelo como cirujano sin problemas y que su mano temblara sosteniendo un pincel!

- Esto de enseñar… se nota que es su vocación – Comentó terminando de delinear lo que le habían pedido, los niños continuaban concentrados en el trabajo y no le estaban prestando atención a la conversación – La forma en la que usted interactúa con los niños es… ¿Como decirlo? Muy maternal – Concluyó con una media sonrisa – Sus hijos deben de ser muy afortunados de tener una madre que les tenga tanta paciencia –

Pensar en ello le hizo sentir cierta tristeza que llevaba mucho tiempo sin sentir. Recordó a su última esposa y el dolor que había sentido al no poder darle hijos. Las lágrimas de ella y la fuerza con la que había sostenido ese pañuelo entre sus manos como si su vida dependiera de ello. Habían sido lágrimas de impotencia y profunda decepción. Erkki había creído que su corazón se había partido en dos de solo verle llorar.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Vie Dic 25, 2020 6:25 pm


Observaba de tanto en tanto al médico para ver que llevase bien todo aquello. Lo cierto es que se le veía un poco apurado, algo que le hizo bastante gracia a la mujer. Ella, por su parte, seguía pintando con los más pequeños, ayudándoles a que no se mancharan demasiado con tinta y que viesen cómo hacer las líneas correctas para que pareciese que el barco se movía. Obviamente no eran Da Vincis, pero se les daba bastante bien seguir instrucciones.

Ante las primeras palabras de Erkki, Ivette sonrió un poco. La verdad es que le encantaba su trabajo y los niños se le daban bien, por eso escogió ser profesora. No había sido algo al azar. Sin embargo, su expresión cambió cuando hizo referencia a su posible maternidad. La sonrisa desapareció del rostro de la joven y miró hacia otro lado.

-Lo serán cuando los tenga. O eso espero. Mi maternidad aún no ha llegado, doctor, aunque espero que lo haga en algún momento. Ya sea de forma natural o ayudando a alguno de estos granujas. Mientras tanto, me conformo con mi profesión, que me da más dolores de cabeza que un hijo, créame.

Poco a poco recobró el buen humor. No había tenido hijos, pero esperaba tenerlos y le emocionaba la idea, pero si no ocurría no iba a ser su ruina. Podría afrontarlo, igual que afrontó otro tipo de cosas. Ser madre le gustaría, pero su mundo no giraba en torno a eso, no en ese momento al menos.

-Bueno... -comentó mientras se levantaba, ayudando a los niños para que hicieran lo mismo-. Creo que esto ya está. Doctor, nos gustaría poder salir al patio. Gracias a su contribución y a estos dibujos, podemos contarle una bonita historia a Pauline a través de las ventanas. No habrá riesgo alguno y seguro que lo pasa bien. ¿Qué opina?

Tanto ella como los niños esperaron la respuesta del médico un poco expectantes. Igual la idea no había sido tan buena, Ivette se sentía algo culpable por haber hecho creer a los niños que era buena idea para que ahora le dijesen que no podía ser, pero verles trabajar en equipo de aquella manera la había animado a seguir hasta el final. Ahora era decisión del doctor.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Lun Dic 28, 2020 5:11 am

Levantó el rostro de la pintura y alcanzó a divisar cierto cambio de expresión cuando había mencionado que tuviera hijos, el tono de voz también denotaba que el comentario no se había sentido del todo bien con tal comentario. Tragó saliva avergonzado por haber asumido que a su edad tendría hijos. Por qué Erkki podía notar que era una mujer madura, no era que tuviera arrugas o nada por el estilo, pero no era una jovencita, además la forma en la que expresaba dejaba entrever que había tenido experiencias pasadas.

- Disculpe… no fue mi intención asumir cosas sobre su vida privada – Se apresuró a decir y volvió su vista a la pintura, había metido la pata y lo sabía. De repente se sintió como un adolescente que por primera vez le habla a una chica y no sabe que decir para no molestarla.

Afortunadamente habían terminado las pinturas y el cambio de tema fue bienvenido de momento, se levantó y los niños le rodearon con expresión expectante, esperando por su respuesta, se les notaba la emoción, Ivette había logrado generarles gran anticipación en poco tiempo, algo que, definitivamente solo una buena profesora lograría.

- ¡Me parece una excelente idea! - Exclamó y los niños gritaron a unísono correteando por el lugar – Seguro que con esta sorpresa tan bonita, Pauline se sentirá mucho mejor y se aliviará más pronto – Agregó y luego se dirigió a Ivette – Puede llevarlos al patio, le avisaré a las monjas para que le colaboren, yo iré a la habitación y me aseguraré de que Pauline vea todo –

En realidad, no era cierto que la niña iba a recuperarse más pronto por ver esas pinturas, la pobre necesitaría bastante cuidado y asistencia médica para poder superar la enfermedad y como Doctor se sentía algo incómodo de dar falsas esperanzas a los niños, sin embargo, verles tan entusiasmados y felices, le hizo pensar, que una mentira piadosa no les caería tan mal. En ese momento una de las monjas entró a la sala y Erkki se dirigió a ella y le explicó la situación, la monja sonrió encantada con todo lo que estaba sucediendo, seguramente nunca había visto a los niños tan contentos.

- Iré a ver a Pauline – Les indicó y salió de la habitación. El corredor se sentía frío, muy diferente al calor del salón y se preguntó si parte de ese calor, era emanado por el amable corazón de la Madame Lachenal.

Pronto llegó al cuarto de Pauline, la niña se encontraba recostada en la cama con expresión aburrida, se veía tan pálida y frágil como una muñeca. Al verle se sentó inmediatamente con algo de dificultad y el Vampiro se acercó a ella para que no hiciera tanto esfuerzo. Las cortinas de la ventana estaban cerradas, así que sin decirle nada aún, las corrió, esperando a que los niños y la profesora se organizaran en el patio antes de decirle nada a la pequeña.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Sáb Ene 02, 2021 5:13 pm


Todos esperaban impacientes la reacción del doctor, la cual arrancó unos gritos de alegría por parte de los niños y una sonrisa por parte de Ivette. Observó cómo los niños se arremolinaban, gritando y dando saltos de alegría. Aún le apenaba las deficientes condiciones en las que se encontraban los pequeños, pero a la vez se sentía extremadamente dichosa por ser ella la que les trajese todas aquellas sonrisas a sus rostros algo demacrados por la falta de alimento y el frío.

Ante las palabras del médico, la mujer asintió y acompañó a los niños sin perder mucho más tiempo. Todos cogieron las láminas de papel, los pocos juguetes que les servirían a modo de marionetas y todo lo que pudiera serles útil. A uno de los mayores se le ocurrió que podía usar una de las banquetas junto con los cuencos de la comida para hacer diferentes sonidos. Fue así cómo se pusieron todos en el patio que daba a la habitación donde se encontraba la pequeña, en fila.

Esperaron hasta que Erkki estuviera con la chiquilla y le indicara que mirase a través de las ventanas antes de comenzar. Ivette tenía una imaginación desbordante, así que comenzó a contar la historia que le había narrado el señor Andersen, pero con ligeras modificaciones. El mundo para esos niños era ya lo suficiente difícil como para también aumentar su malestar matando a la protagonista de la historia.

Más pronto que tarde todo el lugar se inundó con el aura típica de los cuentos: los niños iban moviendo las láminas que hacían de mar a la vez que otros movían el improvisado barco, haciendo que surcara los mares. Una de las pequeñas guiaba la marioneta que hacía de sirenita como si estuviese nadando y se produjo el rescate del marinero caído que después resultó ser un príncipe.

Cuanto más avanzaba la historia, más se daba cuenta la mujer de que los niños dejaban de prestar atención a las láminas para prestar atención a lo que la chica les estaba contando, así que tuvo que ser ella, de forma más reducida, la que movía todo lo que podía para hacer el cuento más interactivo. Para cuando terminó la historia, todos estaban tan metidos y con las bocas tan abiertas que no supieron cómo reaccionar. Al final sí que les gustó, ya que todos pidieron otra historia y todos querían jugar para ser la sirenita o los marineros.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Dom Ene 03, 2021 2:02 am

Pauline se tuvo que poner de pie sobre la cama para poder alcanzar a ver por la ventana, era realmente baja para su edad, pero era de esperarse, la falta de alimentos apropiados hacía que los niños del orfanato no pudieran desarrollar huesos fuertes y su estatura se quedara estancada. El Vampiro se paró al lado de la pared y le explicó a la niña que la profesora Ivette y los demás le habían preparado un espectáculo sorpresa. Al comienzo la pequeña no había sabido como reaccionar ante toda la atención que estaba recibiendo de manera tan inesperada y se había quedado estupefacta observando el cuento sin decir nada.

Pronto su expresión cambió de sorpresa a genuina alegría y una enorme sonrisa se dibujó en su redondo rostro mientras apoyaba sus manitas contra la ventana. Los brazos de la niña ya habían comenzado a llenarse de pústulas, Erkki sabía que estaba en la etapa más contagiosa de la enfermedad. Como Vampiro no podía enfermarse como los mortales, después de cientos de años trabajando en hospitales, nunca se había enfermado, ni siquiera estando cerca de leprosos en las condiciones más paupérrimas, por lo que podía quedarse en esa habitación con la niña todo el tiempo que fuese necesario.

El cuento acabó al cabo de un rato y Erkki se encontró observando a la profesora por más tiempo de lo necesario. La admiraba, aquella mujer había podido organizar un evento en cuestión de minutos y había logrado coordinar a todos los niños para que pintaran, cortaran, y pegaran los carteles. Se encontró sonriéndole, sintiendo una calidad dentro de su pecho que hacía mucho tiempo no sentía. Desde la ventana, Ivette lucía de repente más hermosa que la primera vez que la había visto en el hospital, su piel parecía más tersa, sus ojos más brillantes, sus labios más carnosos.

- Doctor ¿Puedo bajar a jugar yo también? – La pregunta de la niña acompañada de una manita que le halaba el abrigo, le hizo salir de sus pensamientos y se giró hacía ella agachándose para quedar a su altura.

- No, aún debes quedarte un tiempo más aquí para recuperarte – Le explicó y la niña comenzó a hacer pucheros – Pero mira que lindo el cuento de la sirenita, todos han trabajado fuertemente para verte sonreír, tu también vas a portarte bien y a recuperarte ¿Verdad? – La niña asintió y volvió a mirar por la ventana, los niños habían comenzado a jugar y un par de monjas habían salido al patio e intentaban hacer que volvieran dentro.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Ivette Lachenal el Miér Ene 06, 2021 2:51 pm


Cuando el cuento terminó todos los niños se desperdigaron, pero otros tantos se pegaron a ella haciendo preguntas de todo tipo sobre ese fantástico mundo bajo el mar, sobre si existían de verdad ese tipo de seres y si podían convertirse ellos también en sirenas y tritones. Ivette sonrió de forma comprensiva, pero una sobra cruzó su mirada al recordar la conversación con Ranjit sobre los sobrenaturales. Además, la preocupación que tenía con respecto a Baltazar con ese tema la inquietaba. Los sentimientos que tenía hacia el zar eran intensos, puede que demasiado. A pesar de que la mujer no sabía que era un licántropo, tenía sus sospechas, sobre todo después de haber pasado tanto tiempo con él. Sus pensamientos se borraron de golpe en cuanto una de las niñas pequeñas tiró de su falda para llamar la atención.

Tras contestar a varias de sus preguntas se sintió observada y miró hacia la ventana de Pauline. El doctor la estaba mirando con una sonrisa y correspondió también con una. Sintió de alguna forma que había sido un agradecimiento silencioso por lo que había hecho por Pauline, aunque no tenía por qué, lo hacía con muchísimo gusto. Volvió a centrar la atención en los niños y los acompañó de nuevo adentro cuando las monjas así lo quisieron. Era demasiado tarde como para que estuvieran allí y el frío estaba apremiando.

Una vez dentro, los guiaron hasta sus dormitorios. Ivette estaba ayudando a arroparlos a todos cuando unos cuantos se quedaron sentados en la cama, mirándola y pidiendo su atención.

-Señorita Lachenal, ¿podría contarnos otro cuento para dormir? Las hermanas no se saben muchos y ya conocemos todos de memoria...

Ivette no pudo evitar echarse a reír, aunque pronto cerró con fuerza los labios al percatarse de que las mujeres seguían allí. Casi la reprimen por su atrevimiento, pero pidió perdón antes de que eso ocurriera.

-Por supuesto. Creo que, para dormir, lo mejor es que os cuente la historia de los tres caballeros de cola rizada cuyas casas estaban en peligro inminente.

Con esa premisa, todos los niños se quedaron boquiabiertos. Conforme la mujer iba hablando, también cambiaba de posición, moviéndose de cama en cama, arropándolos a todos y haciendo que se recostaran. Poco a poco los niños fueron bostezando y cayendo rendidos sobre sus almohadas. Ivette quedó sola con ellos a petición propia mientras terminaba de contarles el cuento. Cogió la lámpara de aceite cuando estaba terminando la narración y se acercó hasta la puerta. En cuanto finalizó, salió de la habitación y la cerró.

Se quedó unos minutos reflexionando en silencio en medio del pasillo. Su rostro se ensombreció ligeramente. Sí quería tener hijos, por supuesto que sí. Adoraba a los niños. Pero su vida en aquel momento no era la idónea para hacerlo, no poseía grandes riquezas y dudaba si su relación actual podría llegar a tan buen puerto como para eso. No, no podía preocuparse por niños ahora, tenía otros problemas que atender.


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Y0WhC2m
Ivette Lachenal
Ivette Lachenal
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 104
Puntos : 137
Reputación : 51
Fecha de inscripción : 25/10/2020
Localización : París

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Erkki Aliranta el Vie Ene 08, 2021 9:39 pm

Erkki aprovechó que las monjas se estaban llevando los niños para revisar a Pauline por última vez, le había preparado una medicina que había comprado con su dinero en el hospital, obviamente tenía acceso a todo tipo de medicamentos directamente al trabajar allí, pero si iba usarlos de manera particular, tenía que pagar por ello, el director del hospital, era ante todo, un hombre de negocios y ese sitio no obraba por caridad. Le dio a beber la infusión de te con hiervas a la pequeña y le arropó cuidadosamente en la cama, la temperatura estaba bajando lentamente y no quería que además de la varicela también pescara un resfriado. Su cuerpo no aguantaría.

Salió de la habitación al cabo de una hora, cuando se había quedado dormida y caminó por el pasillo en busca de la profesora. Una de las monjas que estaba limpiando el desorden que había quedado en el gran salón le dijo que, Ivette había ido a los dormitorios a ayudar a acostar a los niños, el vampiro sonrió complacido y dirigió a los dormitorios subiendo por las escaleras hasta el tercer piso. Cuando volteó hacía la derecha, se encontró a la profesora de pie en la puerta cerrada del dormitorio, el recinto estaba en completo silencio y una sombra de preocupación parecía haber lavado su rostro.

- Veo que ha logrado que todos se vayan a dormir – Exclamó al verla, en realidad quería preguntarle por esa expresión, pero recordó la forma en como ella había contestado cuando había hecho el comentario sobre si tenía hijos y tragó saliva sin saber si debía hacer un comentario al respecto – Le he dado la medicina a Pauline y también se ha quedado dormida –

Se quedó de pie observándola, de repente sentía un enorme deseo de conocer más sobre ella, lo poco que había logrado entrever de su personalidad, le tenía fascinado ¿Pero como lograr eso sin hacerla sentir incómoda?

- ¿Aún sigue en pie la oferta del café? – Preguntó volviendo a sonreír – Creo que podríamos encontrar… algún restaurante abierto… - Bajó la mirada al suelo, sintiéndose avergonzado ¿Qué le estaba pasando?


Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki4-signature

Spoiler:
Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Erkki-firma3

#Being a doctor is God's will. He put me in this path to heal not to destroy#
Erkki Aliranta
Erkki Aliranta
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 438
Puntos : 437
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 22/06/2010
Localización : En el hospital

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta] Empty Re: Aprendiendo a valorar [Erkki Aliranta]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.