Victorian Vampires
Forbidden Secrecies → Privado 2WJvCGs


Unirse al foro, es rápido y fácil

Victorian Vampires
Forbidden Secrecies → Privado 2WJvCGs
PARÍS, FRANCIA
AÑO 1842

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
NICOLÁS D' LENFENT

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP



OCTAVIUS RINALDI

MODERADOR

ENVIAR MP
MODERADOR

MODERADOR

ENVIAR MP



ESTACIÓN


Espacios libres: 04/40
Afiliaciones élite: ABIERTAS
Última limpieza: 28/11/22


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas

<

Forbidden Secrecies → Privado

2 participantes

Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Dom Ene 09, 2022 12:26 am

Su regreso a la capital había sido una experiencia llena de sentimientos encontrados. Había hallado algo de paz, o al menos distaba mucho de lo que imaginó en su cabeza atolondrada. No fue sencillo sobrevivir el tiempo que estuvo alejado de su familia, así como tampoco lo fue para la chiquilla de cabellos cenizos. ¿Donde podría estar? Después de haberse separado Oliver, camino en ambas caras de la moneda, hallando una forma de encaminarse en el arte, pero, de la mano de la experiencia dolorosa de haberle perdido un año después. El francés para ese entonces ya tenía el conocimiento suficiente para valerse por su mismo y era algo que no pudo agradecerle a su madre, o al menos no como hubiese querido.

La tarde era fría debido al cambio climático, sin embargo, agradecía que no estuviese nevando o lloviendo, pues, aunque tenía un refugio donde pernoctar, el artista novel disfrutaba mucho de los paseos en las calles parisinas, el olor del adoquín y la multitud de personas llenando las plazoletas. Contrariamente a lo que sus ojos taciturnos reflejaban al mundo, poseía una tenacidad al observar cada detalle que le rodeaba. Sus pasos, le guiaron hasta un inmueble del cual había escuchado hablar, pero que difícilmente se atrevía a pisar. Desde su estancia en Inglaterra, sintió cierta curiosidad hacia las personas de su mismo sexo. Aunque no era un deseo meramente sexual, sino más bien, la atracción que pudiera plasmar en sus dibujos viniendo de una figura masculina.

Se quedó pensativo a unos cuantos pasos de la puerta del lugar, respiró hondo y empujado por la curiosidad se adentró en la jungla de tabúes para la sociedad. Miró ambos lados de la acera para corroborar que nadie le hubiese seguido ¿Qué pensaría la gente al verle adentrarse? En el interior había pocas personas lo que le mantuvo tranquilo. Una mujer se aproximó viéndole de pies a cabeza, pues aparentemente era solo un chiquillo de dieciséis años, no se atrevió a cuestionarle pues era el lugar menos indicado para hacerlo. Frotó sus manos y por fin pudo articular palabra.

Me gustaría beber algo, por favor –dijo de inmediato. La mujer arqueó una ceja y se retiro para traer consigo la petición del muchacho. Oliver en su vida había probado una gota de alcohol.

Cuando la mujer se marchó, el cambiante recapacitó sobre su estadía ¿Qué demonios buscaba encontrar? Resopló y se levantó de su asiento para dirigirse a la salida, su imprudencia de movimientos le hicieron toparse contra el cuerpo de alguien más.

Disculpe –soltó sin hacer contacto visual inmediato.


Última edición por Oliver Aissaguer el Jue Ago 04, 2022 5:23 pm, editado 2 veces


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Lun Abr 04, 2022 2:54 pm

Cerré mi libreta con un brusco movimiento y bebí lo que restaba de mi bebida. Sentado en una mesa de aquel lugar de mala muerte —aunque, siendo sincero, sólo arruinaría mi reputación—, volví a repasar los acontecimientos que me llevaron hasta ese punto, quizás en un intento por darle relevancia al caso que acababa de dar por perdido. Después de todo, no todos los días se investigaba el homicidio de un Barón que resultaba ser un marica.

Siguiendo el soplo de un sirviente cercano a la víctima, llegué a la entrada de aquel recinto socialmente prohibido pero que cuyo permiso tácito de las autoridades le dejaba seguir funcionando clandestinamente. Pocos eran los policías que se aventuraban a entrar ya fuera por un caso o por curiosidad; en aquellos callejones las paredes tenían ojos y hablaban. Aguardé hasta que algún incauto entrara para ocultarme en su sombra y entrar sin ser percibido y fui directo a la mesa más cercana a la puerta, al mismo asiento que ahora ocupaba.

El lugar, para ser tan denostado, era particularmente agradable. A simple vista estaba limpio y olía bien, apenas habían algunos sujetos dispersos por el salón, bien lejos unos de otros, probablemente para mantener a salvo sus identidades.

En un ambiente tan sobrio y elegante, tomarse un trago no venía a mal. Nada más aparecer la mujer que traía mi bebida le enseñé mi placa; la policía no era bienvenida en ese lugar y ambos lo sabíamos, su repudio fue instantáneo pero no fue difícil negociar: respondería mis preguntas si no quería que los desgraciados que trabajan allí acabasen en la horca.

Y, bueno, respondió. Aquella información era suficiente para desechar el caso, ningún juez querría mencionar a un Barón con inclinación por los muchachos y ni un sólo franco más sería invertido en la búsqueda de su asesino. Era lamentable la forma en que funcionaba el sistema, pero nada se podía hacer. Viéndome con el resto de la tarde libre, tomar un trago no se veía mal. O, mejor aún, dos.

Pedí una nueva ronda y me fui al baño, mientras lavaba mis manos le sentí. Un aura juvenil que captó de inmediato mi atención más por su perfume que por otra cosa. Con toda claridad escuché cómo pedía por una bebida y salí del baño con intenciones de observarle, curioso, a ver si en realidad representaba algún peligro. Nada mas cruzar la puerta un muchacho se dio de bruces conmigo en un brusco e inesperado movimiento.

Deberías ver al frente y no al suelo —le llamé la atención, sonriendo felinamente al oír su timida disculpa. Al verle de cerca pude apreciar lo joven que era para dicho lugar—. No es muy cortés pedir un trago y luego marcharte sin haberlo probado. ¿Es tu primera vez aquí? —Pregunté invitándole con un gesto de mi mano a que tomara asiento en mi mesa.


Última edición por Christopher Morgan el Dom Jul 31, 2022 10:11 pm, editado 1 vez


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Sáb Mayo 07, 2022 8:30 pm

Sentirse atraído por alguien de su mismo sexo no era algo que Oliver hubiera planeado. Su crecimiento había sido de lo más “normal” sin ninguna situación que destacar hasta cuando cumplió trece años. Esa noche cruzó la calle para ingresar a una taberna que estaba a solo dos calles de su casa, buscando a su padre, el olor que el lugar despedía no era precisamente algo que resultara agradable, pero tuvo que contener la respiración hasta que eventualmente se acostumbró al mismo. Sus ojos cerúleos se movieron inquietos de un lado a otro. Norman, el hombre de la barra tenía un aspecto desalineado y de inmediato reconoció a Oliver sin decirle palabra alguna. En más de una ocasión su madre había perdido los estribos buscando a su esposo en ese sitio siendo el rubio solo un crío. Así que, de cierto modo, los Aissaguer eran ya “conocidos”

Solo negó con la cabeza y de inmediato Oliver salió del lugar, cuando dio media vuelta su cuerpo fue apenas tocado por el roce de un hombre de no más de treinta años. Oliver se quedó mirándolo por un par de segundos, el porte, el perfil de su rostro y el aroma que flotaba a su alrededor, serian pesadillas que le perseguirían a partir de ese día. Dicha eventualidad causaría una curiosidad en él de volver a verle pero que por razones obvias no diría porque sí, ya había suficientes problemas en casa como para que sus padres tuvieran que cargar con la vergüenza de tener un hijo con inclinaciones extrañas. Hasta ese entonces solo la sensación permaneció intacta. Era ese lado oscuro lo que había corrompido sus valores para encaminarle hasta ese lugar. La voz ajena le tomó por sorpresa y le obligó a subir su mirada para hallar el origen de la misma.

Lo siento, yo …. –dijo con torpeza— buscaba a alguien que trabaja en la barra, pero supongo que hoy no vino.

Mintió lo mejor que pudo para que aquella situación no resultara más incomoda de lo que ya era por el simple hecho de que alguien más le viera ahí. Si su memoria no le fallaba era la primera vez que se topaba con el extraño, así que no había nada de qué preocuparse, ambos se despedirían y solo habría sido una curiosa coincidencia, no obstante, el ademán le colocó en una disyuntiva.

Contando esta vez, una –dijo directamente mientras tomaba asiento— Soy Oliver.

Estiró la mano al extraño. Deseó haber salido antes para no tener que responder, pero era tarde, ya había accedido a la invitación e incluso se había presentado con su nombre de pila.


Última edición por Oliver Aissaguer el Jue Ago 04, 2022 5:25 pm, editado 2 veces


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Sáb Jun 04, 2022 9:35 pm

Mis ojos siguen cada uno de sus movimientos y rápidamente descarto al muchacho como una posible amenaza. Visiblemente incómodo el menor me devuelve la mirada y balbucea una excusa genérica; asiento y sonrío amable al percibir cierta nostalgia en su semblante con la cual me es fácil empatizar. Para sorpresa mía, en lugar de escurrirse y desaparecer por la puerta el muchacho acepta mi invitación y tímidamente toma asiento en mi mesa.

Quizás pueda acompañarte mientras le esperas —sugerí, estrechando su mano con mayor confianza y tomando asiento junto a él—. Un placer, Oliver —repetí lentamente su nombre, manía de policía cuando quería grabarme algo bien en la cabeza—. Yo soy Henry —me presenté con el nombre que me bautizó mi madre humana, sin encontrar necesario ocultar mi verdadera identidad.

En realidad, desde el fallecimiento de mi familia nadie había vuelto a llamarme con aquel nombre.

La mesera regresó con nuestras bebidas y tras dedicarnos un breve vistazo que no pasé por alto, se retiró en silencio a su lugar tras la barra. Inmediatamente mi atención regresó a Oliver, recorriéndolo disimuladamente con la mirada para descifrar qué clase de persona era. A juzgar por sus prendas parece ser un joven de clase media sin mucho a destacar aunque su expresión nerviosa y su aura no dejan de recordarme a un pajarillo asustado. Me pregunto si estará acompañado de otros a los que pueda considerar su clan o familia.

Levanté mi vaso, haciendo el ademán de un brindis antes de beber un trago.

¿Eres nuevo en la ciudad? Tengo buena memoria y no recuerdo haberte visto antes por aquí —comento sin saber muy bien cómo romper el hielo sin ser demasiado brusco o directo. Reconozco que mis habilidades sociales no son las más desarrolladas y tienden a ser peores bajo los efectos del alcohol—. Posees un interesante aroma —se me escapa, esperando a que no se lo tome a mal.


Última edición por Christopher Morgan el Dom Jul 31, 2022 10:16 pm, editado 1 vez


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Vie Jul 01, 2022 5:15 pm

No fue sino hasta que el desconocido tomó asiento delante suyo que reconoció ese tono peculiar alrededor. No quiso ser intruso en sus pensamientos así que evitó contacto visual en primera instancia para limitarse a escuchar lo que este le decía. ¿Cuántos hombres habían cruzado su camino después de haber llegado a París? Hasta ahora, ninguno. Por lo también sabia que debía ser cauteloso al momento de actuar. Aunque, para ser sinceros, había algo en el que también atraía su atención como nadie lo había hecho antes. Como una polilla que es atraída hacia la luz, eventualmente los ojos celestes de Oliver cayeron de lleno en aquella figura. El cabello revuelto, anatomía corpulenta y facciones duras. Nada diferente a lo que en ocasiones le tocaba ver dentro de las calles francesas, sin embargo, el que este visitara el mismo lugar quizás podría significar algo particularmente prohibido.

Claro –respondió enseguida y asintió— El gusto es mío Henry –carraspeó la garganta antes de preguntar, aunque dándose el tiempo suficiente para estrechar la mano y corresponder a la presentación ajena— Lo soy, bueno, soy francés de nacimiento, Marsella para ser exacto, estuve viviendo un par de años en Inglaterra y hace poco tiempo que volví, así que puede decirse que soy nuevo o algo similar.

Río nervioso, socializar no era su fuerte claro estaba, pero trataba de mostrarse sereno ante la situación.

Supongo que también eres francés, o llevas mucho tiempo ya en la ciudad para adaptarte a sus repentinos cambios de clima.

Aunque ya era primavera, de vez en cuando eran sorprendidos por lluvias ligeras y eso era solo una pizca de lo que París albergaba para sus visitantes. Trató de retrasar el hecho de tener que tomar un poco del líquido que yacía en el vaso, pero lo impostergable debía suceder y llevó el mismo hacia sus labios para probar. El sabor fue áspero al inicio, pero se diluyó con suavidad en su garganta, la mueca que el rubio denotó en sus facciones dejó en claro que no sabía beber.

¿Cómo dices? –respingó enseguida y encogió los hombros mientras colocaba el vaso nuevamente sobre la mesa— Es… que estuve la mayor parte del día en el jardín botánico, eh, soy artista y de vez en cuando busco espacios donde consigo inspiración ¿te gustaría echar un vistazo?

Esa pregunta no era algo típico en él, quizás el trago había terminado de darle valor para empezar a ser un poco más sociable.


Última edición por Oliver Aissaguer el Jue Ago 04, 2022 5:26 pm, editado 2 veces


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Dom Jul 31, 2022 11:45 pm

Oír mi verdadero nombre salir de labios ajenos me despierta lejanos recuerdos y una extraña sensación de confort que resultaba agradable. Escucho atentamente su explicación y en cuanto menciona mi vieja Inglaterra siento que mis pupilas se dilatan ligeramente, como las de un felino. ¡Pues claro, cómo no reconocer el acento! Cada vez más entusiasmado con mi inesperado y joven acompañante, sonrío de lado procurando no intimidarle y aunque mi expresión es relajada soy consciente de cómo los humanos se incomodan con mi presencia, como si intuyeran estar frente a un experimentado depredador.

Soy oriundo de Sussex. Take it easy! —exclamo en mi idioma natal, bebiendo otro trago del delicioso gin y percibiendo ya el consecuente mareo—. Llevo algo más de un año en la ciudad, las lluvias de aquí no son nada comparadas con los aluviones del sur de la isla.

Dejo el vaso vacío sobre la mesa y entonces el muchacho finalmente bebe; su mueca basta para saber que no está acostumbrado a consumir destilados y no puedo evitar una escueta carcajada. Gracias al alcohol, el mal trago de otro caso sin resolver —nominalmente, claro, pues aunque la ley no actuara yo mismo me encargaría de cazar al asesino—, gradualmente desaparece y consigo deshacerme de toda posible tensión.

¿En qué zona de Inglaterra viviste? Creo que reconozco cierto acento en tu hablar —comento inclinándome ligeramente hacia él coincidiendo con su respingar; cerca de sus manos el aroma es más intenso, algo vegetal que acelera mis palpitaciones sin explicación alguna. Humedezco mis labios con la lengua, escuchándole aunque mis ojos siguen atentos el movimiento de sus manos al gesticular.

Así que un artista, eso es inesperado.

¿También has venido aquí en busca de inspiración? —Pregunto curioso, asintiendo a su ofrecimiento con comedida expectación—. Claro que me gustaría ver, suena bastante interesante y más aún cuando el artista es tan joven y está sentado frente a mí —nuevamente, mis nulas habilidades blandas al momento de mantener una conversación.

Extrañamente distraído, me inclino un poco más hasta que, en el movimiento de sus manos al sacar aquello que quiera enseñarme, logro identificar el olor. ¡Efectivamente, se trata de catnip! Aquella variedad de menta que por algún motivo consigue someter a los felinos a un estado de catarsis y adictiva felicidad se hallaba impregnada en Oliver como una oscura tentación. Incluso mis colmillos asomaron debido al estímulo y la falta de recato consecuencia del alcohol.

La situación se estaba volviendo peligrosa para ambos. El instinto me hizo relamerme y deseé estar en el bosque para poder cambiar libremente y refregar la cabeza contra las manos del muchacho. Debía calmarme y qué mejor que concentrarme en su arte para no comenzar a ronronear.


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Jue Ago 04, 2022 6:16 pm

Había transcurrido un tiempo considerable escuchando a Henry. Demasiado tiempo a decir verdad conversando con un completo extraño, pero que, a decir verdad, le parecía de lo más familiar, aunque solo supiera su origen y su nombre de pila. Oliver era un chico educado sin lugar a duda, su madre había inculcado mas de un valor en él, pero, eran los remordimientos y las vejaciones vividas lo que le mantenían aun reservado para ser un poco más sociable. ¿Podría ser entonces el alcohol en su organismo el causante de semejante desborde de elocuencia?

¿Sussex? –inquirió levantando ligeramente su ceja izquierda— por desgracia solo conozco el nombre –dijo avergonzado— algunos de mis clientes en las calles, lo mencionaban constantemente, un artista que va de un lado a otro, conoce al mundo así, del relato de otros.

No mentía. Era pésimo haciéndolo, de modo que si quería conservar la platica en ese perfil, debía solo ser sincero y antes que inventar una historia propia de una novela, prefirió que Henry supiera parte de vida en esa parte del viejo continente. Se armó de valor después de su confesión corta y tomó nuevamente del vaso, quizás después del segundo o tercer trago su garganta se acostumbraría al sabor áspero. Parpadeo, como si su cuerpo estuviese pidiendo una pausa antes de procesar lo que la reacción conlleva.

Londres –respondió enseguida –en Marsella hay un par de puertos, mi padre fue un comerciante marino, así que la visión del río Támesis era lo más cercano a casa que podía estar, supongo que cuando estás lejos de casa, aprecias tus raíces a través de lo que se ve.

Encogió los hombros y se decidió a beber un poco más. Tosió y sonrió acción seguida como consecuencia de lo que su oyente expresaba, empezaba a perder la noción con esa rapidez, movió su cabeza y colocó el vaso vacío sobre la mesa.

¿Por qué no? –dijo con un semblante menos entero que como había iniciado la charla— se puede ver arte en cualquier parte de la capital ¿no es eso lo que llamó tu atención cuando llegaste aquí?

Una pregunta demasiado personal viniendo del vástago de los Aissaguer. Asintió y llevó sus manos hacia el interior de su bolsa de cuero. No había forma que la dejara en algún sitio, pues, había demasiadas cosas de valor en ella, los dibujos de sus padres, así como los pinceles. Con sumo cuidado sacó el ejemplar de lo que recientemente realizaba en los adentros del jardín botánico.

¿Qué piensas? –dijo mostrándole su arte un poco más cerca, se lamió los labios producto de un posible nerviosismo, mirando el perfil del hombre que hasta ese entonces había logrado por segunda vez, despertar su curiosidad.


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Sáb Sep 03, 2022 4:15 pm

Ya fuese debido al alcohol, el penetrante aroma de la menta o a la misma conversación, el tiempo parecía suspenderse etéreo y estático a nuestro alrededor y la única evidencia de su paso eran los vasos cuyo contenido era cada vez menor. Ya lejos de mi rol de detective pero esforzándome por mantener la apariencia de un simple humano, sigo atento los movimientos de las manos del joven francés concentrado en mantener a raya cualquier posible instinto animal. 

No es sólo el vegetal aroma el que me cautiva, ni su voz cuyo timbre tímido poco a poco desaparece tras el constante consumo de alcohol. Mientras más le observo y oigo, más profundos creo que se vuelven aquellos ojos claros cuya cristalina agua invita a sumergirse en los misterios del muchacho. Bajo su postura nerviosa y tras aquel tono melancólico en sus palabras puedo percibir un alma solitaria e incomprendida que no sólo me infunde curiosidad, sino también, interés. 

Aquella es una forma muy poética de viajar y concebir las bellezas del mundo —menciono viéndole beber. Hay cierta gracia en la forma en que parpadea y se estremece cada que el líquido baja por su garganta, movimientos y gestos casi imperceptibles que sólo mis ojos felinos consiguen captar con expectación. 

Otra frase cargada de melancolía antes de volver a beber, como si Oliver fuese la materialización de mi propia nostalgia y soledad. 

Un extranjero allá por donde vaya, no importa si es París, Londres o Sussex. La muerte de mis padres humanos me había arrebatado el único hogar que había conocido, uno en donde no necesitaba fingir ser de la misma especie para obtener la calidez y el apoyo que otorga una familia real. Unirme al Cuerpo de Policía de París había sido, tal vez, un gesto desesperado para sentirme nuevamente cercano a mis raíces, tal y como el menor mencionaba haber hecho en su caso. 

De alguna manera, aquella empatía que compartía con el joven francés me hizo sentirle inexplicablemente cercano, otra alma solitaria que no encaja en la sociedad. Quizás era por ello que ambos nos encontrábamos en aquel sitio ahora, un escondrijo prohibido donde la única máscara es la que se impone uno mismo. 

Aquella última pregunta es el derrumbe de una barrera, en donde la formalidad pasa a un segundo plano en pos del interés que comenzábamos a sentir el uno por el otro. Mirándole a los ojos ladeé la cabeza con una media sonrisa, un gesto felino y natural mientras mis fosas nasales se impregnan del atractivo aroma de la menta.

No entiendo mucho de arte, a decir verdad —confieso encogiendo los hombros sin que me importe demasiado, aunque tras una breve pausa ordeno mejor mis ideas y consigo darle forma a una mejor explicación—. Creo que cualquier forma de expresión puede considerarse atractiva, interesante o conmovedora a su manera, no sólo aquellas obras que se exhiben en los museos —mi vista entonces se desvía hacia la obra que me enseña y contengo el aliento, acercándome para apreciar mejor los detalles y apenas notando el roce de mis hombros con los suyos.

La pintura era vibrante, fría y nostálgica, con una delicada belleza que no ocultaba la sensibilidad del artista. Parecía el surreal concepto del alma del joven Oliver.

Vaya, creo que nunca había visto nada igual. Sin duda tienes gran talento para capturar la belleza de aquello que nos rodea —señalo sin dejar de ver la obra con admiración, siguiendo los trazos, apreciando los colores e intentando desentrañar por qué me parece tan melancólica y cautivadora. Quizás, se debía en parte a haber estado charlando con su creador.

Casi por inercia busco con la vista a la camarera y con un gesto le pido por una segunda ronda de tragos. Una extraña duda asoma por mi mente y no sé si es debido al alcohol o al impulso animal incentivado por la menta, pero con la esperanza de extender aquel encuentro una última ronda no parece mala idea. Las mejillas del muchacho se hallan encendidas por el casual rubor que provoca el destilado y asumo que mi rostro ha de estar igual, su tímida sonrisa me invita a mantener la mía aunque a ratos olvido que con la cercanía podría apreciar mis colmillos. Ante el mareo del gin me siento menos cuidadoso y tras un breve vistazo alrededor, no dudo en preguntar:

¿No te apetece tomar un trago más en un sitio más privado? —sugiero, pensando en pagar por algún salón o estudio apartado, si es que aquel sitio ofrecía algo más que sólo habitaciones para encuentros sexuales. Sin haber jamás frecuentado burdeles o casas de remolienda, espero no dejar demasiado en evidencia mi ignorancia sobre el tema.


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Sáb Sep 24, 2022 8:53 pm

Con el paso de los días, el novel artista trataba de dar lo mejor de sí para anclarse en ese lugar de fantasía. Atrás habían quedado los días de nostalgia a lado de sus padres, en los rincones de su modesta casona, sin duda la mejor época de su vida sin tomar en cuenta la evidente ausencia de su padre. Y ahí estaba, pisando un terreno inhóspito. Porque quizá solo en sus sueños más salvajes había pensado en permanecer tanto tiempo tan cerca de otro hombre. Las palabras de Henry resonaban en los pasillos de su cabeza, causaban eco, solo se limitaba a escuchar, era evidente que los argumentos del francés se quedaban cortos ante la presencia del otro, de modo que debía pensar bien antes de responder. Su oyente muy probablemente ya había notado que el efecto de la bebida empezaba a causar estragos en sus movimientos y en su habla, aunque era limitada –por obvias razones–

Ciertamente lo es –respondió ante las palabras de su oyente. Era cierto, su recorrido era breve por el globo, pero esperaba que con el tiempo y mucho ahínco pudiera dar a conocer su talento y de ese modo viajar un poco más.

Pero, en ese preciso instante, su destino le había dirigido a la capital francesa. Tenia la convicción de hallar a Melodie, por alguna razón sabia que era un buen lugar para iniciar su búsqueda, misma que retomaría cuando el efecto del alcohol cesara y los ojos de Henry dejaran de recorrerle.

Creo –articuló con torpeza— que el arte es percibido de distinta manera en los ojos de quien lo mira, así que, el juicio que tenga acerca de este esbozo será el correcto.

Asintió enseguida.

Admirar el arte de manera más íntima da una percepción distinta –dijo y no pudo evitar quedarse con los ojos fijo sobre el rostro del hombre, el roce de su cuerpo con el otro no le sobresaltó en lo absoluto, sintió una sensación extraña en el estómago causado por la adrenalina.

Lo reitero, hay mucho que ver en todas partes –balbuceó apenas audible y bebió lo poco que aun quedaba en el vaso. Nuevamente el par de orbes aceituna volvieron a quedarse sobre la faz de Henry—Cla…claro.

La mujer volvió para indicarles que uno de los espacios con más privacidad estaba disponible con los tragos ya servidos. Se levantó de la mesa y guardó el boceto sin maltratarlo, se encaminó hacia la habitación y en el breve trayecto no dijo palabra alguna ¿Qué estaba haciendo? Su curiosidad estaba yendo demasiado lejos, pero no había marcha atrás, la invitación estaba hecha y el rubio aceptó sin chistar. Se internó colocando su morral a un lado, sin embargo, en el intento de incorporarse nuevamente, el espacio entre ambos quedó abolido y fue inevitable estar frente a frente.


Última edición por Oliver Aissaguer el Lun Dic 26, 2022 11:45 pm, editado 1 vez


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Sáb Nov 12, 2022 5:30 pm

De entre todas las criaturas que caminan por la Tierra, sólo en los humanos he visto la capacidad de crear aquello que ellos llaman "arte". Hasta donde podía apreciar, no se trataba tan sólo de piedras esculpidas, sonidos al aire o trazos y diseños aleatorios, sino de la capacidad de comunicar algo sin usar las palabras; un lenguaje diferente que, dada mi naturaleza, no podía comprender del todo, pero que llamaba profundamente mi atención. Los humanos podían ser criaturas simples, y aún así algunos son capaces de crear la música más conmovedora y reproducir las imágenes más exóticas.

Quizás por eso, hablar con Oliver me resulta tan interesante.

Sus palabras se repiten en mi mente y rápidamente la idea de que él es diferente al resto de los humanos va tomando solidez. Asiento un par de veces mostrándome de acuerdo y no es sino hasta que la camarera irrumpe con el aviso de que nuestra sala está lista, que me percato de la forma firme e inescrupulosa en que me he quedado absorto mirando el rostro del muchacho.

Sin pasar por alto que él me observase de igual forma, me levanto y espero a que guarde sus cosas y tome la delantera para avanzar por el camino indicado. Ligeramente cabizbajo, su nuca expuesta y parte de su cuello me resultan una tentación y vuelve a emerger el depredador que yace en mí. ¿Deseo probar su sangre, su carne tal vez?

Más bien es un anhelo diferente que nace en mi pecho en lugar de mi estómago, quizás incentivado por la ingesta de alcohol.

Nada más entrar al pequeño salón la puerta se cierra tras de mí y en la confianza de encontrarnos completamente a solas mis manos se aferran a su cintura, reteniéndole frente a mí sin que pueda apartarse. Su aroma entremezclado con la menta invade de lleno mis fosas nasales y poco me importa que él también sea un macho; mis colmillos asoman con hambre e inclino la cabeza robándole un demandante beso.

Si hay un lugar adecuado para ese tipo de comportamientos, es éste. Tras unos momentos me aparto viendo su reacción, esperando haber interpretado sus señales adecuadamente. Él me interesa y no me incomoda hacérselo saber.

Eres tan interesante como el arte que realizas. Me pregunto si tendré la oportunidad de apreciarte más íntimamente también... —ronroneo con tono sugerente contra su oreja, guiándole amablemente a sentarse junto a mí y extendiéndole el vaso de gin—. Brindemos, a tu salud.


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Olivier Aissaguer Lun Dic 26, 2022 11:44 pm

Los latidos de su corazón golpeaban fuertemente contra su pecho.

Un extraño “pum pum” que retumbaba en sus oídos. ¿Había sido causa del alcohol? Muy probablemente, porque también era ese deseo recurrente de saber que se sentía estar tan cerca de alguien de su mismo género. Estaba realmente afectando su raciocinio, podía notarlo porque su hablar era menos pausado y se atrevía a cuestionar e invadir un terreno demasiado personal en sus preguntas. Después de todo era la primera vez que ingería semejantes cantidades del líquido amargo. Los ojos aceituna del francés de vez en cuando se perdían en los labios ajenos, la forma en que se movían al hablar y su lenguaje corporal.

Sucedió en un abrir y cerrar de ojos que el tacto ajeno le tomó descuidado, aprisionando su cuerpo contra el ajeno. Oliver respiró con dificultad, apenas dándole tiempo para cerrar los ojos y sentir la barbilla áspera, el olor ajeno invadiendo lentamente sus prendas y su cuerpo. Se resistió ligeramente hasta que la sensación de humedad en los labios fue agradable, cálida. Relajó sus hombros, e incluso colocó sus manos sobre los hombros de Henry, apenas rozando, con los dedos temblorosos explorando tierras inhóspitas.

Realmente estaba disfrutando de esa sensación. Fue casi inevitable sentir como su miembro despertaba ligeramente. El escalofrío recorrió su cuello cuando el otro desgranaba semejante confesión al ras de su oído.

Henry…– dijo apenas audible, había olvidado las formalidades de un inicio limitándose únicamente a llamarlo por su nombre de pila, debía detenerse antes de que el cuerpo del rubio respondiera a ese estimulo. ¿Qué podía responder ante semejante sugerencia? Experimentó cierto alivio cuando se separó de él y aceptó tomar asiento a lado suyo, aunque el espacio seguía reduciéndose cada vez más.

Salud –dijo sin pensarlo dos veces acabando de beberlo todo de un solo trago. Con ese último, parpadeó un par de veces para poder centrarse nuevamente en su realidad—No, no más alcohol –dijo y sonrió de medio lado— Estoy perdiendo el juicio como podrá haberlo notado, mi vista y mi razón están completamente fuera de sí y creo que, me he quedado sin argumentos, quizá no volvamos a cruzar nuestros caminos, solo quería decirle que, es la primera vez que esto sucede, no voy de un lado a otro buscando encuentros, de hecho, no sé en qué momento decidí cruzar la calle.

Era algo complicado de explicar. Henry no le estaba pidiendo justificación a lo sucedido y estaba, aun así, mostrándose inexperto.


Forbidden Secrecies → Privado 0d3BQXG
bohemian youth:
Olivier Aissaguer
Olivier Aissaguer
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 03/04/2021

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Christopher Morgan Dom Ene 15, 2023 5:00 pm

Por un momento, me quedé absorto pensando en el sabor del gin en los labios ajenos, el maridaje perfecto a tan amargo licor se escondía tras la mirada del artista novel, aguardando por el catador indicado que supiera valorarlo. Bebí despacio, aún quedaba contenido en mi copa mientras que la ajena ya se hallaba vacía y allí estaba Olivier, a todas luces nervioso por mis avances y entorpecido por el alcohol, dándome una explicación que no necesitaba.

Lo siento, no quise que mis acciones se entendieran como que te considero esa clase de persona —me disculpé de inmediato con expresión contrariada—. En realidad creo que eres adorable —Agregué, desviando la vista. Torcí el gesto. Maldición, sin querer había metido la pata al no pensar bien antes de actuar y había incomodado al muchacho. 

Admito que no me es fácil interpretar y entender a los humanos, aunque mi trabajo exija habilidades blandas y psicología. Como buen cazador y debido a mi naturaleza salvaje, rastrear y buscar son las cosas que mejor se me dan y en muy escasas ocasiones he tenido la necesidad o el interés de cortejar a otra criatura.

Para mí, esto también es algo nuevo —justifiqué a la vez, un tanto ansioso, quizás porque el alcohol ya estaba afectando mi raciocinio. Pensé en decirle la verdad, revelarle mi identidad y las razones que me habían llevado hasta allí, pero temí que tanta información le abrumara y le empujara a apartarse definitivamente.

Me enderecé en mi lugar y le concedí un poco de espacio; un último trago que distrajera mi cabeza de sus instintos básicos. En este punto ambos estábamos evidentemente ebrios y demasiado susceptibles a la presencia del otro; erráticos y calientes, corríamos el riesgo de traspasar nuestras propias fronteras y no era mi intención hacerlo de aquella manera. Porque en verdad, deseaba conocerle y verle una vez más.

Creo que será mejor regresar a nuestros hogares antes de que nuestros sentidos se nublen por completo —propuse entonces, sacando algunas monedas del bolsillo y dejándolas cuidadosamente apiladas sobre la mesa, entre las dos copas vacías. Parpadeé un par de veces antes de ponerme de pie y le ofrecí mi brazo con una leve sonrisa. Para nadie sería extraño dos ebrios bamboleándose en las calles—. Vamos, te acompañaré a tomar un cabriolé. Así sabré que llegarás a salvo.


Forbidden Secrecies → Privado MhRqYC5
Image by Amanda van den Bosch

Felidae:

Be a Firefly:
Christopher Morgan
Christopher Morgan
Cambiante Clase Media
Cambiante Clase Media

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 12/12/2021

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Volver arriba Ir abajo

Forbidden Secrecies → Privado Empty Re: Forbidden Secrecies → Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.