Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://victorianvampires.foroes.org


Últimos temas


Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Ir abajo

Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Jue Sep 20, 2018 11:44 am

Acechaba desde hacía un mes a la familia Argent, una de tantas que aun no había sido aniquilada por los Acer pero que pronto dejarían de correr tanta dicha. Bastien había regresado a París tras varios años de ausencia, mas no lo había hecho solo si no con dos chavales y una niña ¿quienes eran? Pronto lo descubriría. Era minucioso en mi labor, no cometía asesinatos impíos, no era un lobo sanguinario, si no uno sometido a una maldición, una que se remontaba varios siglos atrás cuando su familia traicionó a la mía abriendo así la caza de sangre.
Durante demasiado tiempo Nymeria había mermado a los míos, peor ahora, desaparecida en combate, de nuevo exponía su linaje y yo sería el encargado de aniquilarlo y acabar con esa maldición que ataba a mi hija a no poder ser una chica mas si no una guerrera condenada a cazar y a matar.
Solo cuando el ultimo Argent fuera eliminado de la faz de la tierra, los Acer seríamos libres y viceversa.

Descarté a la chica morena en una taberna, me la crucé y eso bastó para con la cercanía captar su olor con la suficiente intensidad como para saber que no era una Argent. Esa noche asistirían a una fiesta, Connor  y Seth acudirían al Palacio Royal para como todos los jóvenes socializar y seguramente exponerse como pavos reales para cazar una buena futura esposa.
Bastian tenía interés que se juntaran con una familia amiga de antaño, de ahí el intercambio de misivas que habían intercambiado.

Esa noche vestido de gala y con un antifaz cubriendo mi rostro me adentré invitación en mano por las puertas del palacio, sonrisas, copa de vino blanco y damas bailando mostrando sus encantos. Afilé mi mirada buscando a esos dos que debían ser mis victimas, al fondo rodeados de mujeres ambos reían ajenos al peligro hoy que no estaban de caza.

Me aproximaba a paso lento, merodeando como lo hacen los depredadores cuando sin quererlo una joven que bailaba en la pista de baile tropezó conmigo en uno de los giros, la chica corrió a disculparse al tirarme la copa ligeramente en el traje.
-No os preocupéis -dije viendo que lso chicos se movían decidido a seguirlos, mas la joven insistió en no dejarme marchar sucio y no queriendo llamar la atención cedí con un leve movimiento de cabeza.

La chica era una Marcerau, mi suerte empezaba a cambiar pues si no me equivocaba esa era la familia mas cercana a los Argent, al final quizás la presa vendría sola hasta el depredador.
-Encantado  señorita ¿bailamos? -apunté afilando la sonrisa esperando que los dos pavos reales picaran al ver su hegemonía tocada.


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Yara Argent el Jue Sep 20, 2018 5:15 pm

Lorelien se había vestido con las mejores galas, no era una muchacha fea, sólo tenía los ojos grandes, un poco separados y la nariz algo recta, que le otorgaba el aspecto de tener siempre cara de sorpresa, como los búhos. Estaba bastante impaciente por llegar a esa fiesta, porque por lo visto acudirían también los Argent y los Dobois, y ella estaba bastante loca por Ferdinand Dubois, el segundo hijo, 28 años, castaño con una barba de dos dias bien cuidada, alto y musculoso.

La señora Marceau le había dicho que la mantuviera "a salvo", que hiciera de alcahueta, pegada a ella para que la joven no se descarriase. Llegaron a la fiesta temprano y de inmediato Lorelien fue al corrillo de chismosas que tenía por amigas, a Yara le tocó esperar con otras acompañantes, criadas o similares. Ya había gente pero se llenó todavía más, los hombres se pavoneaban erguidos y portando uniformes militares o chaqués de buena factura, exhibiendo mujeres engalanadas y perfumadas en demasía. Las jóvenes suspiraban por los solteros más cotizados y ella se aburría enormemente, sólo podía mirar como su señora cotilleaba o bailaba.

Cuando llevaban ya diez o doce canciones sin parar de bailar de mano en mano, se levantó para ir a buscar unas copas, seguramente Lorelien hiciera un descanso y necesitase beber. No solía empinar el codo, al servicio no le estaba permitido beber mientras trabajaban y tenía poco tiempo libre, pero esta vez escogió una copa de champán y se la bebió de un trago, menuda fiesta más aburrida. Cogió dos más para ir donde la señorita cuando vio que ésta se chocaba con un joven. Resopló al ver como le hacía ojitos, si seguía con el flirteo su señora la iba a regañar porque daría mucho que hablar. Se acercó con las dos copas, por sus vestimentas se veía a la legua que no era una invitada ilustre sino la alcahueta de la joven.

Señorita Marceau...debería tomar algo, hace calor y ha bailado mucho. vamos a descansar un poco.

Gracias Yara pero quiero bailar.

Pero eso no es posible, el caballero está manchado y...El señor Doboise ha preguntado por usted.— esto ultimo lo dijo susurrado sólo a la joven, que de inmediato se despidió de Metztli para ir en busca de su objetivo.

Exhaló el aire despacio viéndola acudir al corro de arpías y se giró hacia el señorito que estaba ahí esperando. Sacó un pañuelo y le limpió la solapa.

Ya está, no se mueva..— Podría haberlo dicho con otro tono, pero lo cierto es que los ricos y sus estupideces a veces la ponían de muy mal humor. estaba harta de las tonterías de Lorelien, era caprichosa, boba y no servía ni para hacer dos sumas bien, de verse en la calle moriría de hambre en cuatro días. Pero el trabajo no abundaba y ella no tenía más familia que los Marceau, vestía ropa limpia, vivía en una mansión y no podía elegir otras cosas porque el sueldo que cobraba era irrisorio. Alguna vez había pensado en establecerse por su cuenta, abrir un negocio, una tienda quizás, pero no tenía el capital para comenzar, pretendía ahorrar para ello, pero las cosas eran a veces complicadas. Y sólo con que se cayese al suelo una de las pulseras que portaban esas chicas tontas en las manos, podría empezar. Pero no era una ladrona, no podría dormir por las noches si hiciera algo así, con lo que debía fastidiarse y seguir aguantando hasta que pudiera establecerse de forma independiente.— Si quiere puede enviar la factura del tinte. Lo siento, que tenga buena noche.

Sería tan sólo lo correcta que debía ser, como le tocaba dado su papel, y poco más, tampoco pretendía entablar amistad con nadie de otro estrato social, eso no traía más que problemas y más problemas.




I hate you, I love you:


I wish...:
avatar
Yara Argent
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Seth Argent el Mar Sep 25, 2018 5:56 am

Mi abuelo era bastante persistente, cuando algo se le metía en la cabeza si o si debía llevarse a cabo, no llevaba bien los retos y menos si venía de nosotros, supongo que por eso desde niños nos educo en la importancia de la disciplina no solo en nuestro trabajo, si no en el día a día.
Eramos jóvenes, no siempre obedecíamos, pero habíamos aprendido de algún modo a lidiar con el viejo y este no dado a la manga ancha nos llevaba bastante rectos aunque fuera a base de estricta vigilancia.

Bastien había intercambiado misivas con la falía Marceau, hacían una fiesta en el palacio Royal, una para que socializara la gente joven y se cerraran negocios de interés para los mas adultos. Lo que era cierto es que en estos tiempos y para gente como nosotros le matrimonio era eso, un mero negocio que dejaba el amor  a un lado para hablar de posición, dinero y otros menesteres que me amurrian enormemente.
Bastien llegaría mas tarde, pero nosotros allí estábamos perfectamente vestidos para la ocasión sonriendo a toda dama que osara intercambiar con nosotros miradas.

No éramos malos con el don de la palabra, menos cuando estábamos juntos que entre bromas siempre acabamos ligandonos a la mas guapa, que por desgracia para el viejo no siempre coincidía con la mas rica.
Copa de champan en mano unas cuantas damas escuchaban a Connor contar una de sus batallitas, él siempre acaba siendo el lama de la fiesta yo era algo mas..reservado, lo justo para resultar a veces antipático, misterioso o interesante, depende de lo que la dama me gustara.*



 :eugen:  :
avatar:
avatar
Seth Argent
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 12
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 17/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Connor Drake el Mar Sep 25, 2018 5:56 am

En verdad no es que Connor fuera más dicharachero que Seth, pues éste tenía mucha más jeta, es que sencillamente al ser americano todas solían preguntarle sobre las terribles montañas rocosas, los osos grizzlie y esas tonterías que les llenaban la cabeza, creyendo que los americanos prácticamente eran unos salvajes que vivían a un rifle pegados. Pero él aprovechaba la ocasión para hacerse de notar un poco, ya que Seth solía ser el centro de atención al ser un Argent de verdad, Connor sólo era el amigo, el compinche o el invitado.

Y allí estábamos ambos… mirándonos frente a frente. Bestia contra humano, animal contra persona…sólo uno de los dos podía seguir vivo y…¡Zas! Soltó la garra.— justo cuando hacía un movimiento para darle más énfasis teatral, Lorelien Marceau tropezó con un tipo de mirada de acero y le derramó el champán encima. Vaya casualidad. Los ojos se tornaron hacia ese pequeño desastre y algunas risitas se escucharon de fondo, pero nada más, en seguida volvieron a prestarle atención al americano.

Connor detectó en Seth una mirada intrigante, había visto algo, se conocían demasiado bien como para no saber que el sabueso había olido una presa.*

Ladeé la cabeza en un gesto que según mi abuelo era demasiado lobuno para un Argent, desde niño había crecido sintiendo el odio hacía esas bestias, esas que arrancaron la vida de mi madre y de no haber intervenido mi abuelo, seguramente también la propia hubiera acabado en el cementerio.
Aquel que había tropezado con la dama Marceau no era un hombre normal, podía llamarlo instinto pero me apostaría la mano con Connor y no la perdería a que estábamos frente a una de esas bestias inhumanas a las que dábamos caza.
-Seth..- la voz suave de una de las jóvenes reclamando mi atención me devolvió a la conversación.
-Perdona -susurré - ando algo...indispuesto, demasiado champan -me escudé con un guiño de ojo dejando así a Connor como anfitrión de los Argent muy bien acompañado.

Caminé hacia la pareja que ahora bailaba, mas en ese instante en el que estaba lo suficiente cerca, la señorita Lorain me intercepto, no me había quitado la mirada de encima y con descaro me pidió un baile.
Al otro lado la sirvienta de los Marceau había sacado de las zarpas del lobo su presa y le limpiaba el traje al tipo dispuesta a despedirse nada mas sacara la mancha de champan.*

Connor Drake
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 15
Puntos : 12
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Sáb Sep 29, 2018 3:22 pm

Mi diestra sujetaba con firmeza la espalda ajena, la dama sonreía buscando a través de mi antifaz el nombre del hombre que escondía, la chica era jovial, inocente y quería bailar, una humana sin mas metida ahora en medio de una gesta ancestral.
-Si te lo digo tendré que matarte -susurré en su oído haciéndola girar para captar así la atención de los Argent.

Al recogerla una chica de cabellos dorados y silueta fina, seguramente por sus ropas una sirvienta le trajo a su señora una copa que beber y le pidió que se clamara y fuera con ella a tomar asiento, pero la chica estaba pasándoselo bien y denegó la propuesta, al menos hasta que la alcahueta, con un don sutil de inteligencia le hablo de un hombre por el que seguramente bebía los vientos y con el que quizás me había confundido de ahí su interés por conocer mi nombre.

La doncella se despidió de mi con una reverencia y corrió al encuentro de sus amigas mientras yo enarcaba una ceja centrándome ahora en la chica que acaba de robarme la presa y que limpiaba afanosa la mancha de mi traje para poder poner tras su señora pies en polvorosa.
El salón estaban abarrotado de gente, perfumes caros que complicaban muy mucho mi capacidad de llegar a conclusiones mediante el olfato mas cuando la rubia deslizo su mano por mi pecho un tufo a sangre condenada llegó a mi forzándome a abrir los ojos como platos mientras mi interés crecía dentro como la carcoma así como la sed.
-Esperá -pedí cuando esta hizo ademan de largarse.

La joven se detuvo bajando su mirada hasta la muñeca que había atrapado con mi diestra.
-Espera, la pieza no ha terminado, me habéis dejado sin pareja de baile ¿no seria de justicia que al menos no me dejarais aquí pactando como a un patán?
La chica elevó la mirada confundida, seguramente dispuesta a abrir la boca para alegar en su defensa que su estatus social no le permitía relacionarse con tipos de mi condición y que era pues de derecho rehusar mi invitación.
-Por favor -pedí elevando mi diestra mientras la zurda iba a la espalda y doblegaba la espalda ligeramente en una reverencia.

La rubia dudaba, mas finalmente su mano acarició la miá y sin mas nuestros cuerpos se pegaron para seguir le ritmo de aquel delicado vals.
-¿y vos sois? -pregunte queriendo asegurar lo que mi nariz me decía ya.


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Yara Argent el Lun Oct 15, 2018 3:36 am

La señorita Marceau tras comprobar que el caballero que la tenía suspirando en verdad no había preguntado por ella, agarró a Seth para bailar, entendía que Yara debía protegerla, que su madre la envió como alcahueta y era lonormal, la chica sólo hacía su trabajo. Pero si su deber era controlarla, el de Lorelien era intentar saltarse las normas, era el juego del ratón y el gato en la aburrida vida de una dama.

La sirvienta acabó de limpiarle el traje al caballero y cuando iba a marcharse éste la agarró de la muñeca proponiéndole un baile. ¿Estaba loco? ella era sólo una sirvienta, no debía mezclarse con los de la clase alta, pero sin saber muy bien por qué, quizás intrigada por esos ojos hipnóticos, se encontró bailando con el licántropo, aunque obviamente ella no podía saber lo que era.

Yara...soy la dama de compañía de la señorita Marceau.— Como si eso no hubiera quedado claro antes.— ¿y usted es...?

A Metztli seguramen te le pareciese extraño, ¿una Argent trabajando en el servicio? pero es que Yara no sabía que era una Argent. Hija bastarda de un inquisidor consagrado a la Iglesia, ese era un pecado demasiado grande que ocultar. Ni siquiera Bastien lo sabía, porque seguramente habría tomado a la muchacha bajo su tutela para entrenarla, debía saber lo que ocultaba el mundo de las sombras y estar preparada para ello. Pero el inquisidor creyó que sie quedaba en el servicio de una casa noble, no tendría oportunidad de toparse con ningún Acer. Craso error.

Giró la cabeza para buscar a Lorelien, para ver si ésta andaba cerca o se había vuelto a escabullir, y de pronto la vio al otro extremo del salón bailando con Seth. Eso ya estaba mejor. Sabía que Seth era un caradura, pero era hijo de los Argent, amigos de la familia, así que la señora, la madre de Lorelien, no la reñíría mucho por haberla dejado con el cazador.

Disculpe pero... esto no es apropiado, usted debe bailar con las damas, no con el servicio.— Aunque debía admitir que tras la sorpresa inicial, le había gustado por un momento salirse de su rol de sabueso, siempre persiguiendo a la señorita. La pieza estaba acabando, Yara sabía bailarla, porque en las clases de baile de Lorelien, la hacían bailar a ella como pareja para practicar. Con un poco de suerte, eso sólo quedaría como una anécdota, el caballero iba algo borracho, la chica le derramó la copa, la sirvienta se lo limpió y el caballero lo tomó a broma haciendo bailar a la sirvienta. Fin del asunto.




I hate you, I love you:


I wish...:
avatar
Yara Argent
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Mar Oct 16, 2018 7:09 am

La Argent, pues para ese momento no albergaba dudas de ello, giraba entre mis brazos olvidando seguramente, formalismos protocolarios. En sus labios una sonrisa y en sus mejillas cierto rubor que daba color a su pálida piel, ladeé la cabeza en un gesto muy lobuno cuando aseguró ser Yara una mera sirvienta, pero eso no podía ser ¿y si solo jugaba? Era algo muy típico en la clase alta, damas aburridas de ser ricas que ansiaban por una noche calzarse los zapatos de una sirvienta ¿que mejor noche para ello que la de mascaras?
Ladeé la sonrisa creyendo tener la respuesta y antes de soltarla para que pudiera irse pues me recordaba que señores y criadas no debían enredarse en la pista de baile y menos aun en la vida, la afiancé contra mi cuerpo con seguridad.
-No ha terminado la canción, aun suenan las últimas notas ¿vas a abandonarme así, corriendo, sin zapato de cristal que me ayudé a buscarte después de la ultima campanada? -pregunté con un deje de mofa en mi voz.

Ese cuento era típico entre las damas, una que jugo a ser señora cuando solo era sirvienta y llegaba en una calabaza a la fiesta, en este caso creo que las tornar eran a la inversa.
-Vamos, hoy nadie es quien dice ser ¿por que presentarme pues? ¿Para que se hacen las fiestas de mascaras si no para ocultar nuestras caras? Que gracia tendría pues presentarnos ¿no se acabaría la magia?

Los últimos acordes nos obligaron a separarnos, el saludo protocolario que podía significar una retirada o todo lo contrario.
-¿aceptas tomar una copa conmigo? -desvié mi mirada hacia donde se dirigía la ajena, su “señora” bailaba con Seth Argent, otro de esos que debía caer para acabar con la maldición que atañía a mi familia, solo derramando la sangre del ultimo Argent lo lograría y mi hija sería libre -vamos, tu señora parece estar divirtiéndose con el muchacho, creo no va a echarte de menos por contra para mi sería una gran perdida, sois muy bella -susurré en su oído como quien no quería la cosa -solo una y prometo portarme como todo un caballero.

No le di tiempo a responder, cacé dos copas de champan al vuelo y dejé una de ellas en su diestra sin borrar esa sonrisa engreída.
-Ya no podéis decirme que no o quedaría como un burdo hombre frente a todos ¿salimos a la balconada? Allí podemos hablar con mas calma


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Yara Argent el Dom Nov 11, 2018 3:23 pm

El caballero la atrapó antes de que pudiera salir de la pista de baile en busca de Lorelien y lejos de aquel extraño al que le había manchado el traje y que no debería estar tratando. No debería, no estaba bien visto, pero claro era más fácil decirlo cuando el rostro está cubierto por una máscara.

No, yo no puedo beber, estoy trabajando y…— sin más se encontró con una copa de champán y caminando hacia el balcón. Se le había acercado más de la cuenta y eso la había puesto en alerta, iba con la espalda muy recta y claramente estaba en tensión.— ¿qué…? yo…¿qué hacemos aquí? Si me despisto seguro que se mete en líos y la señora me echará la bronca.*

Debía reconocer que la pequeña Argent era resistente y eso que estaba usando mis mejores armas de seducción, pocas eran las mujeres que se resistían a mi afilada sonrisa y a mi ojos lobunos y por ocntrá esa mujer seguía empeñada en "custodiar la valía" de su dueña como si en ello le fuera la vida.

-La dama esta bailando con un buen partido, dudo os necesite y yo por contra ando manchado y sin pareja ¿que menos que hacerme compañía? -susurré para que se quedara.
Seguía tensa, peor eso era algo que podía conseguir evitar, mas teniendo en cuenta que mi intención era alejarla de la multitud.

-Cuarto menguante -susurré acaparando la atención de la joven -sabéis como identificar las fases de la luna? -pregunté señalando con el dedo la cuna plata -mi padre me enseño a que Gaia es mentirosa, como toda buena mujer, es por eso, que si en el cielo parece crecer, es menguante y por contra cuando parece que se hace mas pequeña es porque es creciente.




I hate you, I love you:


I wish...:
avatar
Yara Argent
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Dom Nov 11, 2018 3:25 pm

Mis explicaciones consiguieron distraer la mente de Yara en otra cosa que no fuera salir corriendo, acaricié su espalda con mi mano despacio mientras mi vista seguía fija en mi señora la dama blanca.
-¿Y si me acompañáis al laberinto, dicen que en su centro hay una bella fuente que refleja la luna, quizás ahí no nos mienta al ser reflejada por sus cristalinas aguas ¿que me decís? ¿os atrevéis?*

No podía decir que las mujeres no fueran mentirosas, ella bien lo sabía, escuchaba secretos a través de paredes, vivía en primera persona como las mujeres de la casa tejían sus telas de araña para atrapar a quienes trataban de agraviar a su familia. Eran capaces de destruir reputaciones, romper familias y cortar herencias susurrando palabras aquí o allá. En parte ella también ocultaba su cara, como la luna, ya que no quería que el resto del servicio la desbancara, ser la alcahueta o como finamente la llamaban “dama de compañía” de una chica rica y noble, era mucho mejor que fregar orinales, así que le tocaba mantener el tipo y jugar bien sus cartas.

Dicen que la luna era la amante del sol y que alguien los maldijo a no encontrarse nunca. Supongo que es la historia más vieja del mundo, y que hoy en día aún hay gente a la que le sucede.— se encogió de hombros. ¿El laberinto? El caballero estaba flipando, seguramente hubiera bebido más de la cuenta. ¿Qué estúpida se marchaba a un lugar así con un desconocido?.— No, no, lo siento, pero eso ya es… demasiado para mi. Que tenga una buena noche.— depositó la copa en una baranda con la intención de marcharse pero el licántropo la agarró de la muñeca. Elevó los ojos frunciendo el ceño ¿la estaba reteniendo? Dio un tirón seco tratando de zafarse pero él era más fuerte y ella no pensaba que allí pudiera sucederle eso con la gente a tan poca distancia, si gritaba la escucharían y acudirían en su ayuda.*

-Os contaré una interesante historía, una que sellará vuestro destino al mío y os dará respuestas, unas que al parecer no conocéis ¿me equivoco? ¿acaso sabéis la identidad real de vuestros padres? ¿Y si este camino hacia el laberinto os quitara la mascara que habéis llevado puesta por demasiados años?¿no queréis escuchar la historia? ¿no os merece la pena desenmascararme a mi?
No quería que gritara, allí había demasiada gente, así que tenía que lograr que esta treta funcionase y no se me ocurría otra -por favor señorita ...acompañadme, no puedo decir que n ose arrepentirá, peor estoy seguro que será gratificante por fin descubrir la verdad.*


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Seth Argent el Miér Nov 14, 2018 4:22 am

En aquella fiesta el hedor a chucho echaba para atrás, aquel hombre que bailaba con la doncella era peligroso, solo había que mirar como sus ojos lobunos asediaban a la victima, pero si algo no me quedaba claro es porque meterse en una fiesta ante los ojos de tantos presentes para acorralara una dama del montón que bien podía haber encontrado en cualquier callejón.

La joven señorita bailaba conmigo no dispuesta a soltarme, trataba de acaparar mi atención con risas tibias, conversación alegre y yo como podía iba asintiendo mientras danzado trataba de acercarme al depredador.

Connor se había dado cuenta de todo esto, intercambiamos miradas cómplices, no podíamos descubrirnos como cazadores delante de toda la inocente humanidad que solo sabía de esas bestias de la noche lo que las fabulas contaban y que no les daban mayor veracidad que al hombre del saco que por las noches se llevan a los niños que no duermen.

Con un movimiento de cabeza le indiqué a Connor que no lo perdiera de vista, pero el licano ya sacaba con suma delicadeza a la rubia hacia la balconada no se bien con que excusa.

-debe ser el alcohol, pero creo que necesito un poco de aire -le dije a la doncella con la que bailaba – voy al balcón.

Si pensaba me libraría de la dama me equivocaba porque esta aseguró venir conmigo ,eso si, tomando dos copas de champan mas para animar mas nuestro encuentro.



 :eugen:  :
avatar:
avatar
Seth Argent
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 16
Puntos : 12
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 17/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Connor Drake el Miér Nov 14, 2018 4:29 am

Desde su posición rodeado de jóvenes curiosas a las que les brillaban los ojos de emoción, pues las fiestas eran lo único "interesante" de sus vidas, dispuestas a cazar marido, observó la maniobra de Seth y negó levemente con la cabeza sonriendo de medio lado. Seth no se andaba con tonterías, la joven Marceau lo agarró para un baile y él no perdió la comba. Pero cuando se fijó mejor, vio que en verdad estaba acechando a la criada de los Marceau y al tipo de máscara negra. Si se entretenía mejor en analizar sus movimientos, ciertamente tenía ese "nosequé" sobrenaturalmente sospechoso. Eran ya muchos años cazando bestias como para no detectar ciertos ínfimos detalles, como la forma de ladear la cabeza para captar mejor todos los sonidos de alrededor, o levantar levemente el hocico al captar un olor muy fuerte.

Regresó sus ojos al círculo de muchachas y a la primera que halló más cerca le sonrió tendiéndole la mano.

—¿Un baile? espero dejaros los pies enteros.— bromeó mientras la arrastraba hasta la pista cerca de dónde bailaban Seth y Lorelien y también Yara y Metztli.

Debería estar pendiente de su acompañante y el baile no se le daba especialmente bien, pero se esforzó en no pisarla demasiado, sin embargo su atención pasaba intermitentemente entre Seth y la otra pareja. Con su hermano de armas intercambiaba un diálogo mudo con la mirada, ambos sabían que ese tipo no era trigo limpio y se estaban poniendo en guardia para estar preparados. En ese momento la pareja salió hacia fuera y como Seth se estaba deshaciendo de una Lorelien algo irritada por ese desplante, se apresuró a cubrirle las espaldas. Se acercó con su pareja a la joven Marceau y tomándola del brazo la acompañó a la mesa de dulces.

— Señoritas, vayan escogiendo dulces, que a la vuelta nos los zamparemos, este Seth que no tolera el alcohol... en fin. Vuelvo en seguida.

Connor Drake
Cazador Clase Media
Cazador Clase Media

Mensajes : 15
Puntos : 12
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 18/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Yara Argent el Jue Dic 06, 2018 2:44 pm


Se había estado revolviendo para soltarse pero las palabras del extraño hicieron honda mella en su ánimo. ¿Sus padres? No tenía ni idea de quiénes eran, alguien la dejó en un cesto en la puerta de los Marceau.

¿qué sabes de ellos? ¿qué puedes saber tú de ellos? Nadie sabe quiénes…— se detuvo cuando lo dijo en alto porque ahora que lo pensaba, podrían saberlo y habérselo ocultado, eso era algo que pasaba algunas veces en las familias de alta clase, y que escondían para mantener su reputación. Podría también ser un farol, eso sería lo más probable. Decía que podría desenmascararlo a él, que así sabría quién era él.— ¿quién eres?…— alargó la mano cogiendo el antifaz del extraño y retirándoselo de la cara, había visto sus ojos, su sonrisa y el seductor tono de voz, pero quería verlo entero, no sabía qué estaba buscando, podía ser cualquiera, podría estar mintiendo pero al menos se merecía estar en igualdad de condiciones.*

Sin antifaz mis lobunos ojos se hundieron en sus dos mares, bien, ahora ambos conocíamos parte de los secretos del otro y aun así había grandes silencios entre nosotros.Tiré de ella con sutileza encaminándome hacía el laberinto mientras empezaba a contar una melodiosa historia que sin duda daría respuestas a sus preguntas.

-Año 897, ahí empieza esta leyenda y como todas o la mayoría lo hace con una guerra. En aquella época los reyes Capeto comenzaron la conquista de la Galia. Entre las filas de sus soldados destacaban dos familias, los Acer y los Argent. Esta historia se escribe con acero, plata y sin duda sangre. Ambas familias lucharon con violencia y lealtad al lado de sus reyes peor no esperaban el trágico final que les esperaba. Los hechiceros de la Galia sintiendo todo perdido condenaron a sendas familias a una maldición, una que hizo llorar a Gaia lagrimas de sangre. Ambas familias tendrían que destruirse hasta que solo una quedara en pie. En inicio, se buscaron opciones, soluciones, pactos, se sacrificaba cada año al miembro de una familia como tributo, peor pronto eso dejó de ser suficiente, nadie quería matar a los suyos y la guerra se recrudecido. Mientras nosotros, los Acer nos retiramos al bosque convertidos en bestia y con la idea de entrenar a nuestros hijos para no sucumbir ante los Argent, estos fundaron una sociedad de cazadores con el firme propósito de aniquilarnos. Así empieza nuestra historia, nuestra maldición, la que corre por tu venas y las mías. ¿Adivina?Si, tu eres una Argent y yo un Acer y hoy , aquí y ahora -dije dentro del laberinto torciendo la sonrisa -estaré mas cerca de que el último de los tuyos sucumba ante los míos.*




I hate you, I love you:


I wish...:
avatar
Yara Argent
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Sáb Dic 08, 2018 6:20 am

Escuchó la historia con atención, iba a decir que no entendía muy bien por qué contaba la historia de los Argent, esa familia que era conocida de los Marceau, pero pronto el extraño le soltó la bomba. Según él era una Argent y por alguna extraña historia que contenía una maldición debía matarla. Se cruzó de brazos y esbozó una sonrisa mirándolo.

Ya entiendo…es una broma ¿no? Admito que me han contado historias absurdas, sobre todo excusas, para ligar conmigo, pero esto…Esto es es sin duda la más rocambolesca. ¿Una Argent? Lo dudo mucho. No sé quien te ha contado que soy huérfana, y si hay algo de todo esto que me ha molestado es que lo uses para… para lo que pretendas hacer.— se detuvo antes de entrar de lleno en el laberinto.— Si fuera una Argent ¿qué diablos hago trabajando de sirvienta? ¿por qué no me enviaron a… no sé, un internado? Mira, da igual. Lo más repulsivo de esto es que no todo vale a la hora de fastidiar a alguien.

Negó con la cabeza y se dio la vuelta dándole la espalda, dispuesta a cruzar de nuevo el jardín sin ni siquiera despedirse. Eso había sido de mal gusto, contarle una historia inverosímil para recordarle que era huérfana y tratar de hacerle creer que pertenecía a una noble familia. Sería una sirvienta pero tenía dignidad.*

No tenía respuesta para esas mundanas pregunta,s peor a estas alturas de la noche no albergaba dudas de lo que era, una Argent y por eso cuando se giró y haciendo gala de esa velocidad sobrenatural que era propia de mi raza me planté delante de ella con los ojos en un intenso amarillo radioactivo taponando con mi cuerpo la salida del laberinto.

-¿como se te da correr? -pregunté ladeando la cabeza en un gesto muy lobuno.

Frente a sus aterrados ojos caí contra el suelo, mis huesos empezaron a partirse crujiendo y quebrándose para el horror de la dama mientras mi rostro cambiaba y donde hubo labios ahora emergía un afilado hocico plagado de grandes fauces. Aullé sacudiendome la sangre y los trozos de carnaza de mi pelaje mientras caminaba despacio, pata tras pata hacia una mujer que como un conejo agazapado parecía esperar su muerte. Vaya, apostaba a que me plantaría mas cara, a fin de cuentas era una Argent.*


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Yara Argent el Vie Ene 04, 2019 12:56 pm

Si lo poco que había bebido llevaba alucinógenos o no, no lo sabía, pero aquello tenía una pinta terrorífica, no había visto jamás a un licántropo ni a un sobrenatural, se quedó paralizada, hipnotizada por el terror al verlo cambiar, al verlo emerger como si fuera una bestia interior que desgarraba su estuche humano y se abalanzaba como una fiera. Esos segundos le parecieron eternos, reculando hacia atrás hasta chocar la espalda contra uno de los setos del laberinto. Entonces fue consciente del verdadero peligro en el que se encontraba y reaccionó, corrió por la gravilla a toda velocidad, presa del pánico, gritando “ayuda”, no veía de qué forma librarse de ese monstruo, en ese momento sólo quería poner la máxima distancia entre él y su cuerpo e imprimió más velocidad a sus piernas, pero se enredó la falda en una rama que sobresalía y se fue al suelo, poniendo las manos al caer, arañándoselas en la caída.*

Iba a abalanzarme contra ella, la carrera había sido breve pero intensa, pero llegaba el final de la presa y con su sangre derramada se alzaría la victoria del depredador sobre la misma.

Ya paladeaba su sangre escurriendo por mis fauces cuando otro lobo se interpuso en mi camino y ambos cuerpos acabamos rodando por los suelos.Mordiscos que despuntaron al aire buscando el cuello ajeno, desgarrar carnaza, someter al otro. Impío el maldito que se atrevía a traicionar a los suyos, no tardé en reconocerlo, Vashni, casado con una Argent.

Le mostré los dientes mientras ambos nos enfrentábamos ahora a un duelo silencioso, el pelaje negro del alfa se teñía de carmesí, no debería ser tan necio como para enfrentarse a mi y aun así prefería poner su vida en juego por salvar a uno de esos humanos que un día quebró su manada, la del árbol enroscado.

De nuevo nuestros cuerpos colisionaron, fuertes en una lucha sin igual en el que Vashni parecería y también ella, la que me alejaba de mi objetivo, liberar a mi hija de la maldición y con ello a los hijos de sus hijos. Nada iba a detenerme en esta causa que si no era justa o si, ya carecía de importancia pues solo terminaría con muerte, dolor y lagrimas.

Ruido, llegaban muchos, los cazadores entre otros y eso implicaba que debía aplazar el momento gruñí molesto, no sería la última vez que nos viéramos y como llegué me fui dejando en el suelo solo el antifaz y la ropa echa añicos.

-Sube -dijo el otro lobo a la niña que estaba tumbada en el suelo, no hablo por supuesto, fue algo mental que la Argent no entendía pero escuchó en su mente de forma clara.*




I hate you, I love you:


I wish...:
avatar
Yara Argent
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Mëtztli Acer el Vie Ene 04, 2019 12:58 pm

Aquello había sido espeluznante y no sabía que pudiera llegar a ponerse tan nerviosa, estaba aterrorizada, se levantó y trató de aparentar cierta calma, pero temblaba como un cascabel. La orden mental fue clara, y aunque en ese momento era incapaz de analizarlo, luego más tarde sí que cayó en la cuenta que no había pronunciado palabra alguna. Pero lo pronto se apresuró a llegar a donde la gente se estaba aproximando al escuchar los gritos. ¿Qué iba a decirles? ¿que le atacó una fiera medio humana y medio lobuna? Simplemente alegó que una bestia la había atacado y poco más. Lo dejó en manos de los cazadores que de inmediato montaron un dispositivo de batida y Yara se perdió entre la gente buscando a su señora para marcharse.*



Yara no sabía qué había sucedido exactamente en esa fiesta, era incapaz de admitir la existencia de seres como la bestia que la atacó, era demasiado espeluznante. La noche había sido extraña, absurda y su vida había corrido peligro a manos de un demente que decía que ella era una Argent, cuando eso era altamente improbable. Pero conforme pasaron los días, con la información que pudo obtener de los cazadores y de lo que vivió, una sombra de duda se cernía sobre su cabeza. ¿Y si ese desconocido estuviera en lo cierto? Y si hubiera algo de verdad en sus palabras que sonaban a locura? Ella no sabía su origen, nunca se lo planteó y ahora cabía la posibilidad de que pudiera averiguar más sobre su identidad.

En su día libre decidió caminar hacia la mansión Argent pidiendo hablar con Bastien, el jefe del clan. Posiblemente éste no quisiera recibirla, era sólo una criada, así que probó suerte sin más esperanza que la de hacer algunas preguntas.*

Los dos cazadores y ese maldito lobo enamorado de una de ellas habían truncado mi ataque, de haber logrado matar a la rubia, hubiera quedado un Argent menos sobre la faz de la tierra, pocos eran ya los que la habitaban y se replegaban en Paris como meras ratas. La libertad de mi hija pasaba porque acabara con toda esa maldita estirpe, de no hacerlo, si ellos lograban destruirme ella sería la siguiente cazadora, adquiriría mis tatuajes y dedicaría como yo su vida a destruir Argent, no podría ser una chica normal como todas las demás, a ella pasarían mis poderes pero con ellos mi maldición también.

Durante las siguientes noches me dediqué a asediar a un par de Argent, unos chicos que cazaban en la zona norte, Askar me había informado de su presencia, él podía darles muerte pero preferí hacerlo yo mismo ya que de escaparse perdería su rastro y mientras uno quedara sobre la faz de la tierra no encontraría el fin de la maldición.


Metztli, Yara and Hope:
avatar
Mëtztli Acer
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 28
Puntos : 24
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tenemos un problema, tu quieres matarme y a mi me preocupa poco tu bienestar.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.